La primera expedición misionera salesiana al Amazonas






descargar 1.08 Mb.
títuloLa primera expedición misionera salesiana al Amazonas
página1/30
fecha de publicación28.10.2015
tamaño1.08 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   30
LA IGLESIA EN AMAZONAS


Primera Parte
LOS INICIOS


INTRODUCCION
La primera expedición misionera salesiana al Amazonas
Una Crónica de ayer:
«El 24 de agosto tuvo lugar en el Santuario de María Auxiliadora en Caracas, la despedida de los primeros salesianos.

Asistieron a la función el Excmo. Mons. Dr. Basilio De Sanctis, encargado de Negocios y Consejero de la Nunciatura; Mons. Dr. J. M. Pellín; R. P. Esteban Reverón; R.P. J. Fuentes Figueroa; representantes de los PP. Dominicos, Jesuítas y Redentoristas; los RR.PP. Bortolasso, Ojeda y Loga, directores de las casas salesianas de La Vega y Guaparo (1), las RR. HH. de San José de Tarbes, las Hijas de María Auxiliadora, las Franciscanas y muchos otros amigos y bienhechores de la Obra Salesiana.

Pronunció el discurso de despedida el R. P. Rottmayr S. S., antiguo misionero de la China, que con elocuentes palabras pintó la vida, los trabajos y peligros de estos misioneros que dentro de poco surcarán las olas del mar Caribe y del Orinoco para llegar al lugar de su destino.

Enseguida bendijo el Sr. Arzobispo los crucifijos, entregando uno a cada uno de los Misioneros. Después se impartió la bendición con S.D.M., y entonando el canto del «Itinerarium clericorum» el Excmo. Sr. Arzobispo, Mons. De Sanctis y los demás sacerdotes y seglares dieron el abrazo de despedida a los misioneros todavía en el presbiterio del Santuario».
Pasajeros a bordo
«Monseñor bajó el sábado 26 de agosto a La Guaira con el fin de preparar todo lo necesario para el embarque de las cajas, cajones, barriles, bultos etc.

El lunes 28 de agosto, a mediodía, bajaron los otros hermanos. Encontraron a Monseñor en pleno campo de trabajo, ya en la aduana, ya en el muelle y en todas las partes para arreglar lo mejor posible el traslado de los corotos al vapor «San Juan».

A media noche, por último, se embarcó la camioneta y la lancha. Y por fin pudo descansar un poco Monseñor, después de haber estado todo el día caminando de arriba para abajo, exponiéndose al sol y la lluvia, como abnegado representante del Divino Maestro.

De Caracas bajaron los RR.PP. Caroglio y Máximo, ecónomo y secretario inspectorial respectivamente,(2), el P. Juan Pablo González F. prefecto de Valencia, como representante de las casas salesianas de Valencia y Guaparo, para darnos el último abrazo fraternal; asegurándonos sus oraciones para el feliz éxito del viaje» (3).
La salida
“Pusieron a disposición de Monseñor un camarote que repartió generosamente con otros dos hermanos. El resto del personal pasó la noche en el puente sobre catres. Durante el día arreglamos nuestras cosas, y Monseñor se instaló en su lancha, encontrando en ella un lugar reservado».
Desde La Guaira a Carúpano
«Hacia las 10 am. llegamos a Higuerote. Seguimos a Píritu y llegamos el día 30, muy temprano y sin novedad, a Guanta donde nos esperó el R.P. Ramírez para ofrecernos los saludos de despedida de nuestros hermanos de Barcelona.

El 31 de agosto llegamos con mar tranquilo a Cumaná. El Excmo. Mons. Sixto Sosa, obispo de esta diócesis, vino a bordo para saludar a Monseñor y nos llevó en sendos autos para ver los edificios más importantes y algunas reliquias de la ciudad. (4)

Contemplamos con honda pena el lugar donde había estado la catedral, una plaza con piedras y una pequeña lápida que la recordaba. Comimos con Mons. Sosa y luego él mismo nos llevó en auto al muelle dándonos allí el último abrazo.

Finalmente, a la una de la madrugada del 29 de agosto, el buque «San Juan» da el último aviso con la sirena, leva anclas y se pone en camino. Como es un vapor de carga y en este viaje lleva exceso de pasajeros, tuvo que arreglarse cada uno lo mejor que pudo.

Encontramos en compañía de Mons. Sosa al Dr. José Iturriza, exalumno de Valencia (hermano del salesiano P. Francisco J. Iturriza.) También encontramos allí a los dos hermanos Candiales, alumnos de nuestro Colegio de Sarría.

En la misma noche salió el vapor. Amaneció en Punta Araya para cargar sal, y siguió para Pampatar, en donde encontramos al vapor «Cottica» adornado con las banderas de todas las naciones, para celebrar la fiesta de la Reina de Holanda.

Por la noche zarpó el «San Juan» y por la madrugada nos encontramos en Porlamar. Allí desembarcó pasajeros y equipajes y siguió para Carúpano. En este puerto estaba anclado el «Manzanares», de regreso de Ciudad Bolívar.»
Orinoco arriba
«Después de haber hecho sus operaciones, el vapor siguió para Río Caribe y Cristóbal Colón.

De este puerto zarpamos antes de medio día y entramos por el caño Pedernales hacia las 3 pm. en el Delta Amacuro. Las riberas están desoladas por la furia del último ciclón, los árboles sin hojas, las ramas y troncos destrozados y casi como quemados.

Un poco más tarde pudimos admirar una pequeña flotilla, tripulada por indios del Delta, que remaban muy cerca de nuestro vapor. ...( 5)

El 3 de Septiembre, muy temprano llegamos a Tucupita.

En esta primera etapa no hemos podido celebrar la Santa Misa, por la incomodidad del vapor, pero hoy domingo, celebró Monseñor el Santo Sacrificio, y nosotros recibimos todos la Santa Comunión.

Nos visitaron los PP. Capuchinos hablándonos de las dificultades que encuentran en su Misión y especialmente del mal estado de salud de sus compañeros. (6).

El día 4 del mismo mes, llegamos a San Felipe y el 5 a Ciudad Bolívar. Aquí tuvimos que dejar el vapor «San Juan» y trasbordarnos con todos nuestros equipajes al «Apure».

Celebramos en los días de permanencia en esta ciudad la Santa Misa en la Catedral. El Muy Rvdo. Pbro. Dr. Dámaso Cardozo y otros sacerdotes vinieron a saludarnos y el primero volvió más tarde para llevarnos en auto a pasear por la ciudad.

El «Apure» es un vapor fluvial muy cómodo, así que cada uno de nosotros pudo disfrutar de un camarote. Cada día tuvimos la dicha de celebrar la Santa Misa y hacer las prácticas de piedad en comunidad.

El 7 pasamos por Moitaco y Mapire y el 8 llegamos a Caicara. El 9 llegamos a La Urbana, primera parroquia de nuestra Prefectura Apostólica. Todos bajamos a tierra a dar un pequeño paseo. Monseñor se entendió con las autoridades locales, compró víveres y prometió hacer pronto su visita oficial» (7).
En Puerto Ayacucho
«El 11 de septiembre a mediodía, llegamos finalmente a Puerto Ayacucho.

Toda la población estaba reunida en el puerto, con vestidos de todos los colores. Así que el conjunto nos pareció una caja de pinturas.

Vino el Sr. Gobernador del Territorio Amazonas, Coronel Jesús Canelón G. con los otros empleados a saludar a Monseñor, y lo llevó a tomar posesión de su palacio: una choza con tres piezas y un locutorio, con techo sin paredes. Monseñor acomodó por el momento las cosas lo mejor que pudo levantando toldos. Y mandó construir otras cuatro casas enfrente de su «palacio» para poder instalarnos mejor (8)

Habían transcurrido 145 años desde que los últimos misioneros habían abandonado las tierras del Amazonas.

A los pocos días de poner pie en Puerto Ayacucho, se celebró con un acto solemne la colocación de la primera piedra de la futura Iglesia Catedral.

Dicha ceremonia quedó refrendada por la siguiente Acta:
«A veintinueve de octubre de mil novecientos treinta y tres, Fiesta de Cristo Rey, en la presencia del Sr. Coronel Jesús Canelón G., Gobernador del Territorio Amazonas, del Secretario don Hernán Monasterio C., del Sr. Jefe Civil de este Municipio don Samuel Oscar Lugo y del Juez don Antonio José Pérez y de muchos habitantes de la población de Puerto Ayacucho, procedió el Ilustrísimo y Reverendísimo Sr. don Enrique De Ferrari, Prefecto Apostólico del Alto Orinoco, al acto de la Bendición de la primera piedra de la Iglesia residencial de esta Prefectura Apostólica.»
De esto dan fe y firman:

- Jesús Canelón G., Gobernador.

- Hernán Monasterio, Secretario.

- Antonio José Pérez, Juez.

- Ignacio Burk, misionero

- Mons. Enrique de Ferrari, Prefecto Apostólico.

- Samuel Oscar Lugo, Jefe Civil.

- Pbro. José M.Bierold

- P. Alfredo Bonvecchio (9)
El 1º de octubre fue administrado el primer bautizo.

El 2 de octubre inauguró Monseñor la Escuela Mixta «Hermenegilda de Gómez», de la cual nos encargó el Gobernador del Territorio Amazonas, Coronel Jesús Canelón G. que nos ayudó mucho.

El 29 de octubre, fiesta de Cristo Rey, tuvo lugar la Primera Comunión de 30 niños y niñas. El mismo día, a las 8 pontificó Monseñor y enseguida bendijo la primera piedra de la nueva iglesia residencial de la Prefectura Apostólica. Monseñor cumplió con el rito, leyó el Acta en presencia del Gobernador, el Secretario de Gobierno, el Jefe Civil y los PP. Salesianos que, puesta en una botella a propósito, con monedas y medallas, fue depositada en el lugar preparado al efecto.

Por la tarde, Monseñor administró la confirmación a 13 personas, bendijo dos matrimonios y dio la bendición con S. D. M.» (10).
NOTAS:

(1) La casa salesiana de Naguanagua.

(2). El P. Martín Caroglio (1864-1953). Trabajó durante 50 años en Venezuela. Falleció en lacasa de Sarría el 5 de Agosto de 1.953. El P. Máximo Piwowarczyk, nació en Tarnowitz (Alta Silesia). Trabajó en Sarría, en El Moján y en Maracaibo. Fue Director del D. Bosco de Valencia y de la Casa Inspectorial, murió el 19 de octubre de 1.949 (Cfr. DELGADO Miguel, In memoriam, I

(3). AVAPA, Crónica de la Prefectura Apostólica, 4,5.

(4. Mons. Sixto Sosa, era Administrador Apostólico de la diócesis de Guayana cuando Mons. Massa y el P. Bálzola le propusieron el plan de visitar el Alto Orinoco desde la Prefectura Apostólica del Río Negro (Brasil).)

(5. El original manuscrito continúa diciendo: «que remaban cerca de nuestro vapor para presentarnos los saludos de sus hermanos del Alto Orinoco». (AVAPA, Crónica de la Prefectura, 8). Sin duda es la imaginación del P. Bierold que era quien pensaba en el Alto Orinoco y en sus habitantes, más que en los waraos del Delta.)

(6. La Misión o Vicariato Apostólico del Caroní fue fundado en 1922 y se le confió a los PP. Capuchinos de Castilla. En 1954 se erigirá el Vicariato Apostólico del Delta Amacuro).

(7. Desde Caicara hasta Atures, cerca del actual Puerto Ayacucho, estuvieron situadas las Misiones jesuitas de los siglos XVII y XVIII. Uno de esos centros misionales fue La Urbana).

(8. Sigue diciendo la Crónica de la Prefectura: «En uno de estos días, trabajando Monseñor debajo de un toldo, cayó encima de su cabeza una tabla que sostenía el toldo, causándole una grave herida en la coronilla.. .En todos estos días Monseñor dirigió y vigiló los trabajos, desempaquetó los baúles, cajas etc. Arregló la cocina, la despensa, el comedor, los dormitorios. El 25 de Septiembre se ocupó con el arreglo de la lancha, hizo un pequeño viaje de prueba y por la tarde la bendijo solemnemente en la misma playa, bautizándola con el nombre de Auxiliadora. María Auxiliadora es la Patrona de esta Misión.

(9. AVAPA, Documentos 1933, Carpeta de materiales del P. Stocco Pablo. Copia de 1933, de puño y letra del P. José Bierold. Existe también una fotocopia).

(10. AVAPA. Crónica de la Prefectura Apostólica del Alto Orinoco (193342), pp.5-12. Hasta aquí llega lo manuscrito por el P. Bierold. A partir de la página 13 comienza, a escribir esta Crónica el P. Ignacio Burk.)

Amazonas: un horizonte lejano
1. Características físico-naturales del Amazonas venezolano.
En el «Decreto de la división de la diócesis de Guayana y erección de la Prefectura Apostólica del Alto Orinoco» (5 de febrero de 1932), ratificado por el «Convenio de la Misión del Alto Orinoco» entre el ministro de Relaciones Interiores, Alfonso Mejía y Mons. De Ferrari, (20 de abril de 1937), se establecieron los límites de la misión salesiana:

«Artículo 2: Los linderos de la Prefectura Apostólica del Alto Orinoco confiado a la acción misionera de la referida Sociedad Salesiana, son los siguientes: Norte, Estado Apure, Río Orinoco de por medio; Este, ribera izquierda del río Chiviripa hasta sus afluentes y de allí en línea recta hasta la sierra Guamapi, el estado Bolívar y el Brasil; Sur, Brasil; Oeste, Colombia, río Orinoco, Atabapo, Guainía y Río Negro de por medio» (11)

La Prefectura Apostólica abarcaba entonces todo el Estado Amazonas actual más la región occidental del Estado Bolívar hasta el río Chiviripa. Esta zona guayanesa, cuyo centro poblacional más importante era La Urbana se reintegrará a la diócesis de Ciudad Bolívar el año 1954, aunque los salesianos continuaron trabajando en ella hasta la muerte del P. José Bierold en el año 1960.
2. El medio: ubicación, extensión y límites
El Estado Amazonas estuvo tradicionalmente ligado, en el aspecto administrativo-territorial, a la Provincia de Guayana, y a nivel continental forma parte de esa gigantesca región cubierta de selva pluviosa tropical que prevalece en un área de 5.750.000 Km2 llamada «Amazonía» y que incluye a la mayor parte de la cuenca del río Amazonas, extendiéndose hacia el norte sobre las Guayanas hasta la desembocadura del Orinoco.

La Guayana española que formó parte de la Provincia Nueva Andalucía con una superficie aproximada de 413.500 Km2 limita al Norte con el Orinoco, al este con el Océano Atlántico, Guayana y Brasil, al oeste con Colombia y al sur con Brasil.

Los límites del Estado Amazonas actualmente reconocidos, son los siguientes: al norte y este con el Distrito Cedeño del estado Bolívar, frente a Puerto Páez (68º15’), por los cerros de Payaraima, Serranía del Vadipuy Guampi hasta el Cerro Campanero, continúa por las sierras Maigualida,Uasadi-Jidi hasta el Cerro Cajidijidi, en las cabeceras del río Ventuari.

Por el este y por el sur limita con Brasil por las crestas de Judima y del Caransaca, de la sierra Parima, y por ésta hasta el hito P 5 (63º21’24"W; 2º23’19"N) en las cabeceras del Orinoco; sigue después por las sierras de Urucuzeiro, Curupira, Tapirapecó (sierra de Unturán) e Imerí hasta el punto extremo sur de Venezuela (65°32’26"W; 0°38’53"N). Continúa por la sierra de la Neblina hasta el cerro Cupí y salto Huá en el Maturacá y desde allí se concluye con una línea imaginaria con dirección 312° WNW hasta la piedra de Cocuy.

Al oeste, desde la piedra del Cocuy por la orilla del Río Negro hasta Victorino. De allí una línea imaginaria con rumbo 50° NEE hasta la isla Corona en el Atabapo. De aquí hasta la desembocadura del Meta, el Orinoco conforma la línea limítrofe del Estado.

3. Características Fisico-Naturales
El sustrato geológico del Edo. Amazonas, como parte del conjunto de Guayana, pertenece a las formaciones más antiguas de nuestro planeta, y que por lo tanto han sufrido fuertes procesos de erosión, lo que produjo sus formas típicas de relieve.

La acción erosiva, favorecida por las condiciones climáticas caracterizadas por altos índices de temperatura, precipitación y humedad han conducido por una parte, a la conformación de una extensa e intrincada red hidrográfica, y por otra, a la formación de sustratos dáficos muy pobres en nutrientes, ácidos y de fertilidad natural muy baja.

En esas condiciones se han establecido formaciones vegetacionales de bosques y sabanas, ricas en especies varias que han desarrollado peculiares mecanismos de adaptación. (12)

Los bosques húmedos tropicales que cubren más del 80% de la superficie del Estado, se desarrollan en el presente en condiciones estables con escasas fluctuaciones anuales en temperatura y humedad. De estos bosques es necesario contrastar una exhuberancia con relación a la pobreza de los suelos; su aparente uniformidad con relación a su gran diversidad de especies y por último, su gran diversidad con relación a su extrema fragilidad.
4. Fisiografía
Perteneciendo al conjunto fisiográfico de la Guayana, el Estado Amazonas en su fisiografía depende de los procesos de fractura, levantamiento, desnivelación y rebajamiento por las corrientes superficiales y subterráneas de agua que la han afectado.

En él se dan varios niveles y por lo general, en zonas elevadas de su topografía, no se corresponden con sistemas montañosos propiamente dichos sino que están conformados por relieves tabulares (Tepuy), por cerros más o menos aislados o dispersos, y superficies de aplanamiento profundamente alteradas, en las que los ríos han moldeado sus cursos.

Las superficies elevadas, con alturas superiores a los 500 m. de pendientes pronunciadas, constituidas por los macizos graníticos, altiplanicies y tepuyes, ocupan extensos sectores desde el extremo nor-occidental del Estado que van extendiéndose hacia el sur, conformando los lechos de los ríos Cataniapo, Cuao-Autana, Sipapo y Guayapo.

Hacia el este, configurando los límites del Estado con el Estado Bolívar, dan origen a las cabeceras de los ríos Marieta, Manapiare, Parucito y Ventuari. Las mesetas del Danto, del Viejo y los Cerros Parú, Uachamacare, Duida y Marahuaca son la continuación hacia el centro del Estado de este tipo de relieve que prosigue hacia el sureste por las elevaciones de Parima, sirviendo de nacimiento a los ríos Cuntinamo, Matacuni y Orinoco. Se extiende posteriormente hacia el este desde las cabeceras del Orinoco por las Sierras de Curupira, Tapirapeco, Neblina y Unturán, hasta su contacto con la penillanura Casiquiare-Río Negro.

Las zonas bajas están representadas por llanuras y peniplanicies y ocupa una extensa superficie entre el macizo del Cuao-Sipapo y la margen derecha del Orinoco al Norte; parte de la cuenca media y baja del Ventuari, al este la Planicie del río Orinoco, desde el raudal Peñascal hasta los raudales de Santa Bárbara, las planicies de San Fernando de Atabapo, Santa Barbara y la del Casiquiare-Río Negro.

Las áreas bajas ocupan el 69% de la superficie general del Estado Amazonas mientras que las elevadas ocupan el 31% (13)
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   30

similar:

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconPlantas medicinales de amazonas

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconExpedición Científica Al Polo Sur Geográfico

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconUniversidad Salesiana de Bolivia informática

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconUniversidad salesiana de bolivia ciencias de la educacióN

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconInstrucción Premilitar. Fundación Editorial Salesiana. 1er Año. Aura Rodríguez de Díaz

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconExpedición de la factura en fecha distinta al devengo, pagos anticipados,...

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconPrimera edición en inglés, 2003 Primera edición en español, 2006

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconLa última pregunta se formuló por primera vez, medio en broma, el...

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconResumen : Los documentos deben incluir un resumen de máximo 200 palabras...

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconPrimera parte


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com