Trastornos de la personalidad o la conducta






descargar 32.19 Kb.
títuloTrastornos de la personalidad o la conducta
fecha de publicación22.01.2016
tamaño32.19 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD O LA CONDUCTA
Antes de comenzar a analizar los trastornos de la personalidad y la conducta es importante saber qué es la PERSONALIDAD, podríamos definirla como el conjunto de rasgos emocionales y de conducta que caracterizan a una persona en su vida diaria y que son relativamente estables y predecibles.
Solo cuando los rasgos de personalidad son inflexibles y desadaptativos, y causan deterioro funcional significativo o malestar subjetivo, puede diagnosticarse un trastorno de la personalidad.
Las características que suelen presentar las personas que padecen un trastorno en la personalidad y la conducta varían según los individuos y difieren dependiendo del diagnóstico. No obstante, todas presentan dificultades para enfrentarse a la vida y al medio. Existen unas características generales para este tipo de población:

  • Conductas que se adaptan mal, con un inicio precoz en la adolescencia o al comenzar la vida adulta

  • Conductas que afectan a todas las áreas de la personalidad, causando problemas a los demás y a sí mismos en casi todas las facetas de la vida

  • Dificultades en el control de los impulsos y en las necesidades de gratificación

  • Comportamientos estables, predecibles y que se mantienen durante casi toda la vida


Los trastornos de la personalidad están estructurados en tres grupos (según la clasificación del DSM-IV):

El grupo A comprende aquellas personas que suelen ser consideradas como extrañas o excéntricas. Estas personas son muy aisladas, desconfiadas, con dificultad para procesar la realidad que los rodea y no pueden diferenciar la información que proviene del exterior con la generada por ellos.

  • Trastorno paranoide: Desconfianza excesiva o injustificada, suspicacia, hipersensibilidad y restricción afectiva

  • Trastorno esquizoide: Dificultad para establecer relaciones sociales, ausencia de sentimientos cálidos y tiernos, indiferencia a la aprobación o crítica.

  • Trastorno esquizotípico: Anormalidades de la percepción, pensamiento, del lenguaje y de la conducta; que no llega a reunir los criterios para la esquizofrenia.

El grupo B comprende personas con una clara inclinación al dramatismo, muy emotivas y con conductas erráticas. A estas personas les cuesta mucho controlar sus impulsos. Son muy inestables emocionalmente, lo que les ocasiona ciertos problemas para adaptarse a su entorno.

  • Trastorno histriónico: Conducta teatral, reactiva y expresada intensamente, con relaciones interpersonales marcadas por la superficialidad, el egocentrismo, la hipocresía y la manipulación.

  • Trastorno narcisista: Sentimientos de importancia y grandiosidad, fantasías de éxito, necesidad exhibicionista de atención y admiración.

  • Trastorno antisocial: Conducta antisocial continua y crónica, en la que se violan los derechos de los demás. Se presenta antes de los 15 años y persiste en la edad adulta.

  • Trastorno límite: Inestabilidad en el estado de ánimo, la identidad, la autoimagen y la conducta interpersonal.

El grupo C comprende a personas que acostumbran a ser ansiosas, muy inseguras, con muchos miedos, que ponen en marcha una serie de mecanismos de defensa cuando se sienten amenazados, los cuales determinan los distintos tipos de personalidad.

  • Trastorno de la personalidad por evitación: Hipersensibilidad al rechazo, la humillación o la vergüenza. Retraimiento social a pesar del deseo de afecto, y baja autoestima.

  • Trastorno de la personalidad por dependencia: Pasividad para que los demás asuman las responsabilidades y decisiones propias. Subordinación e incapacidad para valerse solo. Falta de autoconfianza.

  • Trastorno obsesivo-compulsivo: Perfeccionismo, obstinación, indecisión, excesiva devoción al trabajo y al rendimiento. Dificultad para expresar emociones cálidas y tiernas.

Intervención en los trastornos de la personalidad y la conducta

Los trastornos de la personalidad suelen ser difíciles de tratar y pueden requerir atención a largo plazo para modificar los patrones de comportamiento y de pensamiento inadecuados. El tratamiento adecuado debe ser multidisciplinar. Parece ser que una combinación de psicoterapia y medicamentos ofrecen los mejores resultados. Los medicamentos pueden ser útiles para reducir la ansiedad, depresión y los impulsos perjudiciales. El alivio de dichos síntomas podría ayudar a la persona a controlar sus patrones dañinos de pensamiento e interacciones, que afectan las actividades cotidianas. No obstante, los medicamentos no corrigen las dificultades de carácter arraigadas. La psicoterapia a largo plazo y la terapia de grupo pueden ser de utilidad. Durante los periodos de mucha presión, comportamiento impulsivo y abuso de sustancias podría ser necesario hospitalizar a la persona por un tiempo corto.

Dada la gran cantidad de información que podría expresar y aportar en esta reseña, he decidido profundizar e investigar en un único trastorno de la personalidad: el trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. El motivo de mi elección es el interés personal que me suscita este trastorno, y el considerar que será de mayor utilidad el conocer este trastorno en su totalidad, no únicamente pinceladas que pueden dar lugar a dudas o falta de entendimiento.

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad
Se trata de un trastorno que se inicia en la infancia y se caracteriza por dificultades para mantener la atención, hiperactividad o exceso de movimiento e impulsividad o dificultades en el control de los impulsos.

Podemos diferenciar tres tipos de TDAH:


  • Tipo con predominio del déficit de atención

  • Tipo con predominio de la impulsividad-hiperactiva

  • Tipo combinado, donde predominan tanto síntomas de desatención como la impulsividad-hiperactividad


Etiología
Las causas que pueden provocar el TDAH son las siguientes:


  • Alteraciones cerebrales. Los estudios realizados mediante PET (una técnica de diagnóstico por imagen del cerebro que emplea un marcador radioactivo para mostrar la actividad química del cerebro) han descubierto diferencias notables entre individuos sanos y sujetos con TDAH. No obstante, no el mecanismo fisiológico subyacente que provoca el TDAH aún no se comprende totalmente.




  • Factores ambientales. Algunos de los factores causantes del TDAH pueden ser: estatus socioeconómico bajo en la familia, niños con un vínculo familiar desorganizado, problemas familiares (problemas en la pareja, relación padre-hijo hostil, estilos discordantes de comunicación en la familia…). También existen otro tipo de factores ambientales que pueden ser causa del TDAH, estos son: intoxicación por plomo, alcoholismo y drogas durante el embarazo, estrés durante el embarazo, privación materna, etc.




  • Genéticas. El TDAH también puede estar provocado por los genes. Hay pruebas sólidas extraídas de estudios realizados con gemelos, en casos de adopción y con familias que confirman la implicación genética en el TDAH. En estos estudios, aproximadamente la mitad de los progenitores con TDAH tiene un descendiente con la enfermedad. Entre el 10 y el 35 por ciento de los niños con TDAH tiene un familiar en primer grado con la enfermedad.


Características del TDAH
Las características de los niños con TDAH suelen presentarse en tres áreas principales del desarrollo: Desarrollo de la Conducta, Desarrollo Cognitivo, Desarrollo Socioemocional.
Desarrollo de la Conducta

El niño con TDAH presenta una serie de rasgos característicos en su conducta, alguno de ellos son:

  • Conducta desatada: comete errores constantes, no concluye las tareas, no se centra en la actividad o juegos, se distrae a menudo por cosas sin importancia…

  • Conducta hiperactiva y falta de autocontrol: constantes movimientos de manos y piernas, no es capaz de permanecer durante un tiempo sentado, gran hiperactividad en el aula y su hogar, habla en exceso y de forma desatada…

  • Conducta Impulsiva: impulsividad motriz, baja tolerancia a la frustración, precipitación en respuestas y actos, interrumpe constantemente, no evalúa las consecuencias de sus actos y comportamientos…

  • Problemas graves de comportamiento: entre el 30-50% de los niños con TDAH presentan problemas de conducta y agresividad.


Desarrollo Cognitivo

La conducta desatada que presenta el niño hiperactivo tiene un origen cognitivo, por ello podemos decir que se trata de una disfunción de la atención. Algunas de las manifestaciones o signos de esta problemática son:

  • Dificultad de atención controlada, es decir, en la que requiere un esfuerzo

  • Dificultad para aprender y recordar lo aprendido

  • Sensibilidad mayor a las variaciones del contexto

  • Manifiestan estilos de procesamiento cognitivo inadecuados para el aprendizaje escolar: estilo impulsivo (rápido-inexacto) frente a estilo reflexivo; estilo cognitivo dependiente del campo perceptivo frente a estilo independiente; y falta de flexibilidad cognitiva en el procesamiento de la información y en la elaboración de la respuesta.

  • Falta de estrategias para la resolución de problemas y para el aprendizaje


Desarrollo Socioemocional

Por lo general, los niños que presentan TDAH suelen manifestar un desarrollo emocional más inmaduro que el de otros niños de su misma edad. Esto se comprueba en diferentes actitudes como:

  • Baja autoestima y tolerancia a la frustración

  • Presentan un mayor porcentaje de episodios depresivos

  • Necesidad constante de la aprobación de los adultos

  • Necesidad de llamar la atención, ser el centro principal de todo

  • Dificultad en las relaciones sociales


Diagnóstico
El diagnóstico del niño con TDAH debe abarcar tres evaluaciones básicas: evaluación neuropsicológica, evaluación psicológica-cognitiva y evaluación psicopedagógica.


  • Evaluación Neuropsicológica. Es necesario determinar las causas del trastorno. Por ello se realizará una exhaustiva evaluación neuropsicológica, de este modo conoceremos la etiología del trastorno y si existe una alteración a nivel neurológico. En esta van a destacar la elaboración de las siguientes pruebas: Electroencefalograma, Cartografía cerebral y potenciales evocados.

  • Evaluación Psicológica-Cognitiva. Esta evaluación no está únicamente destinada al alumno, sino a su familia, profesores, entorno social…esto nos permitirá realizar una evaluación más profunda y cercana del niño, así la posterior intervención será más óptima y acertada. Es necesario utilizar los Cuestionarios de Conners. También realizaremos pruebas a nivel emocional, social y conductual.

  • Evaluación Psicopedagógica. Es una evaluación necesaria para el correcto funcionamiento e integración del alumno en su contexto escolar. Esta debe abarcar los siguientes ámbitos principalmente: pruebas de desarrollo intelectual, pruebas pedagógicas, pruebas cognitivas (estas tienen por objeto determinar los estilos cognitivos predominantes, su déficit de atención, estilo de aprendizaje…)


Intervención
La intervención con este tipo de educandos tiene que ser una intervención multidisciplinar, es decir, debe abarcar diversos ámbitos. La finalidad de la intervención multidisciplinar es alcanzar que el niño con TDAH sea capaz de conseguir por sí mismo una total autonomía en la regulación de su comportamiento (autocontrol, adaptación a las normas), una autonomía física (en las actividades de la vida diaria, en la organización y en la ordenación de sus actividades y materiales), una autonomía cognitiva (ser capaz de seleccionar la información relevante de la irrelevante, de autoevaluarse, de autocorregirse, de seleccionar estrategias adecuadas a cada situación…); y autonomía emocional (conseguir ser independiente de los adultos, con una autoestima ajustada y realista, con relaciones afectivas y sociales satisfactorias…)

Los ámbitos de los que consta esta intervención son los siguientes:

Intervención Médica. Es necesario tener una coordinación con los especialistas médicos, ya que el TDAH está relacionado con un trastorno de base neurológica, en el que existen irregularidades en la producción de determinados neurotransmisores.

Ha sido comprobado que la utilización de fármacos estimulantes produce un aumento de las catecolaminas, esto permite que los niños/as con este trastorno mejoren su nivel de atención y reduzcan su nivel de hiperactividad motriz. Es importante saber que, los fármacos no eliminan el trastorno, pero al reducir sus principales síntomas, facilitan de forma notable la adaptación social y escolar del niño, optimizando los posibles beneficios de la intervención desde otras perspectivas: psicológica y pedagógica, principalmente.
Intervención a través de Técnicas Cognitivo-Conductuales. En esta intervención utilizaremos la combinación de técnicas puramente conductistas con técnicas de reestructuración cognitiva, que requieren un cierto nivel de desarrollo y madurez intelectual.

Las principales técnicas conductistas a destacar:

  • Técnicas para aumentar las conductas positivas: Refuerzo positivo con puntos, Reconocimiento social y atención de los adultos

  • Técnicas para reducir las conductas negativas: Castigo, Retirada de atención y técnica de “tiempo fuera”, Coste de refuerzo, Práctica positiva

Las principales técnicas cognitivas a destacar:

  • Ofrecer modelos de conducta reflexiva y con aplicación de buenas estrategias de solución de problemas.

  • Técnicas para aprender a autoevaluarse correctamente: Autoevaluación general del comportamiento del niño/a, Autoevaluación específica y objetiva de las tareas realizadas en cada sesión.

  • Entrenamiento para atribuir de forma adecuada las consecuencias de los éxitos o los fracasos.

  • Entrenamiento autoinstruccional.

  • Entrenamiento en estrategias de solución de problemas.



Intervención Escolar. Es importarte intervenir y llevar a cabo un trabajo con el alumno con TDAH en su contexto escolar. Algunos de los elementos de la intervención escolar a llevar a cabo son:

>Coordinación y control del profesor-tutor. Éste será un elemento clave en el desarrollo del alumno. También es fundamental la coordinación de todos los docentes, para que la intervención a realizar con el alumno sea la misma, y esto no provoque dispersión y desconcentración en el educando con TDAH.

>Metodología adecuada. Modificar las condiciones del ambiente del aula para favorecer la concentración en clase, Estructurar las tareas escolares en tiempos cortos, con el fin de ayudar al niño/a a que pueda terminarlas, Utilizar técnicas conductuales siempre que sean necesarias.
Intervención Familiar. La coordinación con la familia es fundamental para el desarrollo del niño con TDAH. Por ello, debe existir una relación y colaboración entre los familiares y el equipo de especialistas que intervienen con el alumno. Esta colaboración es básica para la obtención y, sobre todo, la consolidación y generalización de los logros que se vayan consiguiendo con el educando.
Es importante que en el contexto familiar reine un ambiente, ordenado, sereno, relajante, afectivo y muy organizado. También es necesaria la existencia de unas normas claras y bien definidas. Estas normas deben representen una exigencia adaptada a la medida de sus posibilidades.





similar:

Trastornos de la personalidad o la conducta iconTema 11 los trastornos de personalidad tradiciones de pensamiento...

Trastornos de la personalidad o la conducta iconTrastornos de la personalidad

Trastornos de la personalidad o la conducta iconNeurobiologia de la personalidad y sus trastornos

Trastornos de la personalidad o la conducta iconOrigen de los trastornos de personalidad

Trastornos de la personalidad o la conducta iconAproximación histórica a la psicopatología de los trastornos de la conducta alimentaria

Trastornos de la personalidad o la conducta iconCapítulo IV. La personalidad jurídica antecedentes, concepto y definición...

Trastornos de la personalidad o la conducta iconRegulacion de la conducta alimentaria el acto de comer es una conducta...

Trastornos de la personalidad o la conducta iconCÓdigo de conducta y disciplina

Trastornos de la personalidad o la conducta iconFundamentos Biológicos de la Conducta: Cuestiones Resueltas

Trastornos de la personalidad o la conducta iconFundamentos de tipología y personalidad


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com