Estado Nutricional de Plantines de Coníferas Exóticas en Viveros del Noroeste de la Patagonia Argentina *




descargar 118.08 Kb.
títuloEstado Nutricional de Plantines de Coníferas Exóticas en Viveros del Noroeste de la Patagonia Argentina *
fecha de publicación30.01.2016
tamaño118.08 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos




Estado Nutricional de Plantines de Coníferas Exóticas en Viveros del Noroeste de la Patagonia Argentina *
Basil, G.(1), Leanza, M. (1), Mazzarino, M.J. (2,4), Roselli, L. (2), Lugano, L. (3) y L. Tejera(3).

(1) INTA-Campo Forestal Gral. San Martín, email: gbasil@red42.com.ar ; (2) Grupo de Suelos del CRUB (Univ. Nac. del Comahue) email: suelos@crub.uncoma.edu.ar ; (3) INTA–Campo Agroforestal Trevelin, email: intatrev@ar.inter.net ; (4) CONICET.
Trabajo presentado en las VI Jornadas Técnicas de Viveristas Forestales de la Patagonia, Esquel 15-16 de Noviembre de 2001, organizadas por INTA, Univ. Nac. De la Patagonia, CIEFAP y Municipalidad de Esquel – Chubut, Argentina.

INTRODUCCION
Si bien los análisis de suelos son importantes para determinar el estado nutricional de viveros forestales, se considera que la concentración de nutrientes en el tejido de los plantines es una medida de la capacidad del suelo para liberar nutrientes fácilmente disponibles y, por lo tanto, constituye una herramienta eficaz para calibrar los métodos de análisis de suelos. La interpretación del análisis foliar se basa generalmente en la comparación de los datos obtenidos, tanto de concentraciones como de las relaciones entre nutrientes, con valores críticos establecidos a nivel mundial para diferentes especies.

En un estudio previo se trabajó con muestras de plantines de coníferas del vivero INTA–CFGSM (Las Golondrinas-Chubut) (Basil et al., 2000). Comparando los valores obtenidos para Pino Ponderosa y Pino Oregón con las concentraciones y relaciones entre nutrientes recomendadas en Chile y EE.UU., se concluyó que el nitrógeno (N) se encuentra cercano a un consumo de lujo (probable exceso), existe deficiencia de potasio (K) y posible deficiencia de fósforo (P) y, como consecuencia, se produce desbalance nutricional (bajas relaciones P/N y K/N).

A fin de establecer valores de referencia regionales sobre el estado nutricional de viveros de coníferas exóticas se realizó un relevamiento nutricional en viveros de la región con los siguientes objetivos:

  1. Determinar el estado nutricional de plantines de Pino Ponderosa y Pino Oregón en edad de plantación 1+1, 1+2, 2+0 y 2+1, a través de la determinación de las concentraciones de N, P, K y carbono (C) en tejido foliar

  2. Comparar las concentraciones o relaciones de concentración de nutrientes con los valores de referencia disponibles en la bibliografía y los determinados durante la temporada 1999 en el vivero del INTA-CFGSM.

  3. Determinar la fertilidad química de los suelos y relacionar los resultados con los provenientes de análisis foliares, a fin de establecer la conveniencia de utilización de ambos tipos de análisis para evaluar el estado nutricional de los viveros.


METODOLOGIA
Muestreo de Tejido Foliar

Se trabajó con muestras de aproximadamente 30 - 50 g de materia fresca (cantidad ideal: 10 g de materia seca). Las muestras se extrajeron de cada vivero durante el invierno, de las especies y edades que se detallan en la Tabla 1; se lavaron rápidamente con agua común y fueron enviadas frescas al Laboratorio de Agua y Suelos del Centro Regional Universitario Bariloche (CRUB), donde se procedió a su secado y molido. De una superficie de aproximadamente 250 m2, se extrajeron 5 muestras de acículas de cada especie y edad (cada una compuesta por varias submuestras de plantines). Se analizaron 3 muestras (3 repeticiones), manteniéndose las restantes para confirmación de resultados en caso de alta variabilidad.
* Publicado en Informaciones Agronómicas del Cono Sur, Nº15, Septiembre 2002.

Tabla 1. Especies y edades analizadas en distintos viveros forestales de la región.

Viveros

Localidades de Chubut

Sup. Vivero (ha)

Pino Ponderosa

Pino Oregon

A


Las Golondrinas

2

1+1, 1+2

1+1, 1+2

B

Lago Puelo

3

1+1

1+1

C

Epuyén

6

2+0, 3+0




D

Esquel

2

1+0, 1+1




E

Trevelin

2

2+0




F

Corcovado

2

1+1





Muestreo de Suelos

Los suelos se analizaron a partir de muestras compuestas (constituída por 3 submuestras) de los sectores de donde se tomaron los plantines (calidad de suelos homogénea de acuerdo a la experiencia del viverista). Las muestras fueron extraídas de los primeros 15 cm, previa eliminación de hojarasca o restos vegetales superficiales, secadas al aire y analizadas en el laboratorio del CRUB. Se analizaron los viveros B, C, D y F, en los viveros A y E se contaba con análisis previos.
Análisis químicos y físico-químicos

En tejido vegetal se determinaron las concentraciones de C, N, P y K. Nitrógeno se determinó por semi-micro Kjeldahl; C por calcinación en mufla a 550ºC durante 4 horas (Schlesinger y Hasey, 1981); P por extracción con HCl-HNO3 (diluidos) a partir de muestras calcinadas y posterior determinación por el método ascórbico-molibdato (Richards, 1993; Sparks et al., 1996); y K en las muestras extraídas para P por fotometría de llama (Sparks et al., 1996).

La fertilidad de los suelos se caracterizó en muestras secas al aire y tamizadas por malla de 2 mm, a través de la determinación de: pH en agua (1:2,5), conductividad eléctrica (1:5), P extraíble en bicarbonato de sodio (P-Olsen), C orgánico (Walkley-Black), N total (semi-micro Kjeldahl) y cationes intercambiables (Ca, Mg y K extraídos con acetato de amonio 1N) (Sparks et al., 1996). Carbono y N total se determinaron sobre muestras tamizadas por malla de 0,5 mm. También se determinó pH en NaF 1N como indicador de la influencia de cenizas volcánicas y, consecuentemente, de alta retención de P en el suelo (Fieldes y Perrot, 1966).
Análisis de los resultados

Para los análisis foliares, se calculó el promedio de las concentraciones y relaciones de nutrientes por especie y edad y se compararon con los valores de referencia de la bibliografía. Los resultados de los análisis de suelo se relacionaron con los de los análisis foliares.

RESULTADOS Y DISCUSION



Análisis de suelos

Todos los suelos analizados son volcánicos (pH en NaF >9,2-9,4) y, por lo tanto, presentan carga variable (intercambio aniónico o catiónico dependiendo del pH), y alta capacidad de retención de P y de estabilización de la materia orgánica. El análisis de los datos que se presentan en la Tabla 2 permite concluir lo siguiente:

a) pH en agua: Considerando que la bibliografía especializada recomienda valores de pH 5-6 para viveros de coníferas (Van der Driessche, 1984), todos los viveros presentan valores ligeramente altos y uno más extremo correspondiente al vivero D. El pH en KCl es 1-1,5 unidades más bajo que en agua, indicando que el sistema de intercambio iónico predominante en todos los suelos es el de intercambio catiónico (almacenamiento y bajo riesgo de lavado de calcio, magnesio y K, en este orden).

b) Materia Orgánica y Nitrógeno: Los niveles son adecuados, con excepción de los viveros D y F, donde son bajos. La clasificación de “bajo” es respecto a valores de referencia de suelos volcánicos. Para N total, como en el caso de la materia orgánica, los valores correspondientes a D y F son bajos.
c) Fósforo: Considerando que el valor crítico de P disponible aconsejado por el método de Olsen es 10-15 mg/kg (Allan y Killorn, 1996; Kamprath y Watson, 1980), los valores obtenidos son mayoritariamente bajos (< 10 mg/kg). Cuando se fertiliza con P en éstos suelos volcánicos, el mismo tiende a ser fuertemente retenido en los alofanos, y su disponibilidad es baja. En general, las plantas nativas y muchas exóticas, entre ellas las coníferas de rápido crecimiento, se adaptan a esta carencia a través de asociaciones con micorrizas, exudados de enzimas fosfatasas, etc. que le permiten adquirir P a partir del P total.

d) Potasio: El K es bajo y similar en todos los viveros, con excepción del vivero D, donde es muy alto y sin embargo sus plantas no tienen más K en acículas que las demás.

Tabla 2. Características de los suelos de los viveros analizados. Las celdas con dos datos detallan los valores mínimos y máximos encontrados; nd: no determinado.


Variables

Unidades

Vivero

A

B

C

D

E

F

PH H2O




6,5 - 6,6

6,3

6,6 - 6,9

7,2

6,3 - 6,5

6,4

PH KCl




5,4 - 5,5

5,1

5,4 - 5,8

5,8

5,0 - 5,1

5,2

PH NaF




nd

11

10,4 - 10,5

11

nd

10,9

CE

uS/cm

nd

30,8

27,2 - 34,6

48,4

nd

21,4

N

%

0,20 - 0,31

0,28

0,26 - 0,29

0,12

0,35 - 0,36

0,18

C

%

3,7 - 5,1

3,8

4,0-4,3

1,7

3,8-3,9

2,2

C/N




13 - 21

13,6

14,8 - 15,4

14,2

10,5 - 11,2

12,2

P

mg/kg

5,3 - 9,4

4,9

2,8 - 3,4

5,3

24,6-40,6

6,1

K

cmol/kg

0,25-0,40

0,69

0,66

1,69

0,81-1,19

0,49

Ca+Mg

cmol/kg

nd

11,1

8,8 - 10,3

7

nd

6,2



Análisis foliares

Los resultados de concentraciones foliares y relaciones entre nutrientes de los viveros considerados (Tabla 3) en comparación con valores de referencia de Chile y EE.UU. (Tablas 4, 5 y 6) y valores tentativos establecidos por INTA-CFGSM y Grupo de Suelos-CRUB (Tabla 7), permiten concluir que:

a) Sólo en el caso del vivero E, las concentraciones y balance de nutrientes fueron adecuados.

b) En los demás viveros, se observaron tendencias similares a las encontradas previamente para el INTA-CFGSM: posible exceso de N, deficiencia de K y P y desbalance entre nutrientes. Para las plantas de 3 años, como se carece de valores de referencia de concentraciones, sólo se puede concluir que los nutrientes están desbalanceados.
Tabla 3. Análisis foliares detallados por vivero (PON: Pino Ponderosa; OR: Pino Oregon).

Vivero

Especie y tipo de planta

C (%)

P (%)

K (%)

N (%)

P/N

K/N

A

PON 1+1

48,8

0,16

0,62

1,85

0,09

0,34




PON 1+2

48,7

0,17

0,50

1,98

0,09

0,25




OR 1+1

48,4

0,14

0,68

1,83

0,08

0,38




OR 1+2

47,4

0,33

0,68

2,08

0,16

0,33

B

OR 1+1

48,5

0,12

0,49

1,79

0,07

0,28




PON 1+1

48,6

0,13

0,53

1,92

0,07

0,27

C – ALTO

PON 2+0

48,4

0,18

0,73

2,01

0,09

0,36




PON 3+0

48,8

0,12

0,63

1,50

0,08

0,42

C – BAJO

PON 2+0

48,5

0,16

0,62

1,79

0,09

0,35

D

PON 1+0

47,4

0,23

0,60

1,99

0,12

0,30




PON 1+1

48,5

0,16

0,60

1,93

0,08

0,31

E

PON 2+0

48,5

0,16

0,74

1,54

0,11

0,49

F

PON 1+1

48,2

0,16

0,59

2,10

0,07

0,28



Tabla 4. Valores críticos de concentraciones y relación N/P establecidos para Pino Ponderosa por el Laboratorio de Nutrición y Suelos Forestales de la Universidad Austral de Chile.


Variable

N

P

N/P

K

Ca

Mg

Fe

Mn

Cu

Zn

B




------------------ % ------------------------

------------- mg/kg -----------------

Nivel Crítico(*)

1,0

0,1

>15

0,5

0,1

0,08

30

30

3

15

8

(*) Inicio de síntomas y/o daños fisiológicos.
Tabla 5. Relaciones de nutrientes respecto al nitrógeno(*) para plantines de Pino Oregón en vivero (Weetman y Wells, 1990).

Nutrientes

Pino Oregón

Nitrógeno

1,00

Fósforo

0,30

Potasio

0,50

Calcio

0,04

Magnesio

0,05

Azufre

0,09

(*) Para determinar el nivel óptimo de cada nutriente, multiplicar el nivel de N por la fracción decimal. Por ejemplo, para determinar el nivel óptimo de P para una concentración de N de 2,0 %, multiplicar 2,0 x 0,30. La resultante (0,6 %) corresponde al nivel óptimo de P para dicha concentración de N.
Tabla 6. Rango medio de concentraciones en plántulas de un año de Pino Oregón, para variedades de la costa y continentales en EE.UU. (Binkley, 1986).


Especies

N (%)

P (%)

K (%)

Ca (%)

Variedades de la costa

1,4-1,8

0,17-0,23

0,74-0,95

0,22-0,38

Variedades continentales

1,7-2,1

0,22-0,28

0,74-0,95

0,22-0,40


Tabla 7. Concentraciones y relaciones nutricionales propuestas tentativamente por el grupo de trabajo INTA-CFGSM y Grupo de Suelos-CRUB para plantines de coníferas exóticas.





N %

P %

K %

K/N

P/N

Valores Promedios

1,6

0,14 - 0,22

0,6 - 0,8

0,4 - 0,5

0,09 - 0,14



CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES
De lo analizado hasta el momento se recomienda:

  1. No trabajar con fórmulas combinadas de fertilizantes (N-P-K) que contengan iguales proporciones de elementos, sino con los elementos necesarios en función del diagnóstico; evitar el uso de altas proporciones de N en la fórmula porque se observa una tendencia a exceso de N en los plantines, que conduce a un desbalance con respecto a los demás nutrientes; controlar los niveles de K y P porque tienden a ser bajos; asegurar una adecuada provisión de materia orgánica en el suelo a través del uso de abonos orgánicos para evitar compactación y pérdidas de cationes y mantener niveles bajos de pH; utilizar fertilizantes acidificantes, por ej., nitrato de amonio, sulfato de K, superfosfato, etc., y/o abonos orgánicos, si los pH son altos.

  2. Para la evaluación del estado nutricional es necesario incorporar el análisis foliar de concentraciones y las relaciones entre nutrientes (P/N, K/N). Las relaciones entre nutrientes se independizan de la edad, obviando el efecto de variación de concentración de C, contemplan el equilibrio necesario entre nutrientes y permiten formular los fertilizantes para tratar de acercarse al equilibrio óptimo.

  3. Si bien los análisis foliares constituyen una herramienta de diagnóstico más efectiva que los análisis de suelos, para suelos de la región se aconsejan los siguientes análisis: pH en agua (para establecer si los suelos se encuentran dentro de los valores aconsejados de 5-6); pH en fluoruro de sodio (es un indicador de suelos volcánicos y, por lo tanto, de los niveles esperables de materia orgánica y de retención de P); C orgánico (indicador del nivel de materia orgánica e, indirectamente, del mantenimiento de pH ligeramente ácidos, adecuada aireación y almacenamiento de nutrientes) y N total (que combinado con el C permite establecer la relación C/N y estimar aproximadamente la capacidad de liberación de N disponible).


AGRADECIMIENTOS

Los fondos fueron aportados por el INTA-CFGSM, los viveros participantes e INPOFOS Cono Sur, por lo que agradecemos la colaboración brindada, sin la cual no hubiera sido posible este trabajo.
REFERENCIAS

  • Basil, G.; Leanza, M., Mazzarino, M. J. y L. Roselli. 2000. Estado nutricional de plantines de vivero. Análisis foliar de diferentes especies de pino. Patagonia Forestal 3: 4-5.

  • Schlesinger, W.H. y M.M. Hasey. 1981. Decomposition of chaparral shrub foliage: losses of organic and inorganic constituents from deciduous and evergreen leaves. Ecology 62: 762-774.

  • Richards, J.E. 1993. Chemical characterization of plant tissue. En: Carter, M.R. (ed.) Soil Sampling and Methods of Analysis. Chapter 15: 115-139. Canadian Society of Soil Science.

  • Sparks, D.L., Page, A.L., Helmke, P.A., Loeppert, R.H., Soltanpour, P.N., Tabatabai, M.A., Johnton, C.T. y M.E. Sumner (eds.). 1996. Methods of Soil Analysis. Part 3. Chemical Methods. SSSA Book Series Nr. 5. SSSA, ASA, Madison, Wisconsin.

  • Fieldes, M. y K.N. Perrot. 1966. The nature of allophane in soils. III. Rapid field and laboratory test for allophane. New Zealand Journal of Soil Science 9:623-629.

  • van den Driessche, R. 1984. Soil fertility in forest nurseries. En: Duryea, M.L. & T. Landis (eds.). Forest Nursery Production of Bareroot Seedlings. Martinus Nijhoff/Dr.W. Junk Publishers, Holanda. p. 63-74.

  • Allan, D.L. y Killorn, R.. 1996. Assessing soil nitrogen, phosphorus and potassium for crop nutrition and environmental risk. In: Doran, J.W. & Jones, A.J. (eds.) Methods for assessing soil quality, pp. 187-201. SSSA Spec. Publ. No. 49. SSSA Inc., Madison.

  • Kamprath, E.J. y Watson, M.E. 1980. Conventional soil and tissue tests for assessing the phosphorus status of soils. In: Khasawneh, F.E.; Sample, S. y Kamprath, E.J. (eds.) The role of phosphorus in agriculture, pp. 433-464. ASA, CSSA & SSSA, Madison.

  • Weetman, G.F. y C.G. Wells. 1990. Plant analyses as an aid in fertilizing forests. En: Westerman, R.L. (ed.) Soil Testing and Plant Analysis. Third Ed. SSSA Book Series, No. 3. Madison, USA. Chapter 25:659-690.

  • Binkley, D. 1986. Forest Nutrition Management. John Wiley & Sons, USA.290 p.

similar:

Estado Nutricional de Plantines de Coníferas Exóticas en Viveros del Noroeste de la Patagonia Argentina * icon3 Métodos de valoración del estado nutricional

Estado Nutricional de Plantines de Coníferas Exóticas en Viveros del Noroeste de la Patagonia Argentina * iconEvaluacion del estado nutricional en el anciano cecilia albala brevis*

Estado Nutricional de Plantines de Coníferas Exóticas en Viveros del Noroeste de la Patagonia Argentina * iconEvaluacion del estado nutricional del adulto

Estado Nutricional de Plantines de Coníferas Exóticas en Viveros del Noroeste de la Patagonia Argentina * iconLa dictadura cívico-militar argentina: 1976-1983 la implementación...

Estado Nutricional de Plantines de Coníferas Exóticas en Viveros del Noroeste de la Patagonia Argentina * iconPrimero. Se modifican los anexos 10 y 11 de la Orden de 31 de marzo...
«Boletín Oficial del Estado» de 13 de enero de 1986), 28 de octubre de 1991 («Boletín Oficial del Estado» de 13 de noviembre de 1991),...

Estado Nutricional de Plantines de Coníferas Exóticas en Viveros del Noroeste de la Patagonia Argentina * iconInvestigación e innovación del noroeste doctorado en pedagogíA

Estado Nutricional de Plantines de Coníferas Exóticas en Viveros del Noroeste de la Patagonia Argentina * iconCentro de Investigación e Innovación Educativa del Noroeste, S. C

Estado Nutricional de Plantines de Coníferas Exóticas en Viveros del Noroeste de la Patagonia Argentina * iconQuesillo. Queso artesanal del noroeste argentino

Estado Nutricional de Plantines de Coníferas Exóticas en Viveros del Noroeste de la Patagonia Argentina * iconC entro de investigación e innovación educativa del noroeste, S. C. Campus, culiacáN

Estado Nutricional de Plantines de Coníferas Exóticas en Viveros del Noroeste de la Patagonia Argentina * iconEstado gaseoso: Teoría cinético molecular. Ley de los gases ideales....


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com