Esquema de la Clase: Introducción. ¿Para Qué Estás Saliendo Con Esa Persona?




descargar 159.53 Kb.
títuloEsquema de la Clase: Introducción. ¿Para Qué Estás Saliendo Con Esa Persona?
página1/7
fecha de publicación03.02.2016
tamaño159.53 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7
Las Citas al Estilo Judío – La Búsqueda del Alma Gemela

En las clases previas de Morashá sobre el matrimonio, el amor, Taharat HaMishpajá y la Mikve, presentamos cuál es el objetivo: una larga vida matrimonial construida sobre el amor, la confianza, el cuidado y el crecimiento personal; y también presentamos cuáles son las herramientas para lograr ese objetivo. Vimos que el matrimonio judío es el camino esencial de toda la vida para que los individuos puedan lograr desarrollar su máximo potencial. En este contexto, ahora podemos referirnos al tema de las citas y de las relaciones prematrimoniales. Desde la perspectiva judía, las citas no constituyen un deporte recreacional, sino que es algo que queda reservado únicamente para aquellas personas que son maduras y suficientemente serias como para buscar a su compañero para toda la vida. Por supuesto que puede ser divertido. Pero ya sea que tengas veinte o noventa años, la diversión es solamente una parte del medio para lograr el objetivo: el matrimonio.
Teniendo en mente el entendimiento de lo que son las almas gemelas, un modelo funcional del amor y el objetivo del matrimonio, el proceso de las citas adquiere una perspectiva completamente nueva. En esta clase analizaremos la relación entre el hombre y la mujer y de qué manera las pautas del judaísmo nos guían en esta esfera y llevan a que las citas sean algo mucho más significativo y satisfactorio. También entenderemos cuáles son las herramientas que nos ayudarán a descubrir y a casarnos con nuestro ezer kenegdó – nuestra alma gemela. Al hacerlo, analizaremos las siguientes preguntas:


  • ¿Cuál es la actitud del judaísmo hacia el deseo sexual?

  • ¿Cuál es la postura del judaísmo respecto a las relaciones físicas íntimas antes del matrimonio?

  • ¿Cómo podemos mantener la objetividad y evitar la confusión emocional de las citas?

  • ¿Cómo podemos prepararnos a nosotros mismos para encontrarnos con alguien con el objetivo de llegar a casarnos?

Esquema de la Clase:

Introducción. ¿Para Qué Estás Saliendo Con Esa Persona?



Sección I. El Poder Nuclear del Deseo
Parte A. El Propósito Principal del Deseo – Revelar la Unidad de D'os

Parte B. Para Bien o Para Mal

Parte C. El Deseo es Sagrado

Parte D. ¿Qué es lo Que Pierdes? ¿Qué es lo que Ganas?


Parte E. ¿Puedo Ponerlo a Prueba?


Sección II. Frágil: No Tocar
Parte A. Proteger el Compromiso

Parte B. Mantener la Objetividad

Parte C. Mantenerlo Como Algo Especial

Parte D. Desarrollar el Lado Espiritual


Sección III. Prepararse Para Tener Citas Con el Objetivo de Casarse
Parte A. Prefacio a las Citas - ¿Quién Soy?

Parte B. Buscada: Mi Alma Gemela

Parte C. Mantén los Ojos en la Pelota

Parte D. La Atracción Física es Indispensable

Parte E. Ser Realistas

Parte F: ¿Cómo Sé Que es la Persona Correcta?

Introducción. ¿Para Qué Estás Saliendo Con Esa Persona?


Hace poco mi madre me pidió que le explicara qué diferencia hay cuando digo que tengo una cita con alguien a diferencia de cuando digo que estoy saliendo con alguien o viendo a alguien. Y me resultó difícil explicarlo porque las diversas opciones se superponían y confundían mi mente. Pero en un momento, hace cuatro años, tuve un novio. Y sé que fue mi novio porque él me dijo: "Quiero que seas mi novia". Y yo le dije: "Bueno".

Estuvimos saliendo durante más de un año y cuando nuestra relación terminó pensé que mi angustiado corazón se iba a partir en dos. Después me fui de la casa de mi madre en Brooklyn a un departamento en el East Village, y a partir de allí todo fue confuso.

Así fue que algunos días después de la charla con mi madre, cuando estaba en el centro bebiendo té con mi amigo Steven, le pregunté qué pensaba sobre las citas. Él tiene una novia hace mucho tiempo y sentí curiosidad por saber cómo consideraba él su relación.

"Lo principal" –me dijo- "es que a mí no me importa si ella duerme con otros. Quiero decir: ella no es mi propiedad, ¿verdad? A mí simplemente me gusta estar con ella, pasar tiempo juntos. Porque en verdad eso es todo lo que realmente hay entre nosotros. Yo no quiero que ella me pertenezca ni quiero pertenecerle a nadie".

Tragué con fuerza y miré a la mesa del lado, en la cual había dos hombres sentados uno frente al otro. Uno me miró por encima de su hombro y me sonrió con la boca cerrada.

Steven explico que no se trata de fidelidad sino de expectativas. Nadie puede esperar que él no desee dormir con otras personas y por lo tanto él no puede esperar que ella piense de otra manera. Ambos son jóvenes y viven en Nueva York. Y como todo el mundo en Nueva York sabe, siempre existe la posibilidad de encontrar a alguien, en algún lugar en cualquier momento. (Marguerite Fields, "¿Quieres ser mi novio? Por favor, define a qué te refieres" de www.nytimes.com, 4 de mayo 2008 – Ganador del concurso nacional de ensayos del Sunday Styles)

Este ensayo del New York Times describe una relación de deseos sin ningún parámetro. Mucha gente en la actualidad se conforma con salir con alguien y mantener relaciones informales, argumentando que no necesitan un "nexo legal" para manifestar su amor por su pareja. Dentro de este contexto, la intimidad sexual está depositada en quien no lo merece en absoluto. Y el resultado es un alto costo para todos los involucrados
En contraste con la idea moderna de las "citas recreativas" representadas más arriba, las citas dentro del marco del judaísmo se refieren a la búsqueda activa de nuestra alma gemela, otra persona con la cual poder construir una vida y una familia. El judaísmo sostiene que existe una enorme diferencia entre una relación con compromiso y otra que carece del mismo. Aplicadas correctamente dentro del contexto del matrimonio, las relaciones sexuales son una poderosa fuerza unificadora; mal utilizadas y abusadas en el marco de un escenario casual, no sólo son contra productivas sino que de hecho son emocional y espiritualmente destructivas.
En esta clase exploraremos la naturaleza del deseo sexual y la manera en la cual puede ser canalizado para volverse una expresión creativa dentro de una relación. Una vez que hayamos entendido cómo debe utilizarse su poder, estaremos en una mejor posición para ver de qué manera en verdad se abusa de él en el mundo moderno. En el proceso analizaremos qué podemos hacer para evitar los riesgos y los escollos de las citas que prevalecen tanto hoy en día.



Sección I. El Poder Nuclear del Deseo
Si le preguntas a alguien: "El poder nuclear, ¿es bueno o malo?", te responderán: "Depende de cómo se lo utilice. Puede provocar terrible destrucción masiva o puede revolucionar nuestra moderna crisis energética". Todos están de acuerdo en un punto: el potencial masivo de la energía nuclear sólo puede ser aprovechado bajo circunstancias sumamente especiales.
El deseo sexual se asemeja a la energía nuclear en cuanto que es una fuerza poderosa con un enorme potencial, ya sea para una maravillosa creatividad o para una devastadora destrucción. En esta sección analizaremos cuál es la manera en la cual el judaísmo entiende el propósito del deseo. De qué manera, si es utilizado de forma correcta puede ser positivo y si es mal utilizado puede ser negativo.
Parte A. El Propósito Principal del Deseo – Revelar la Unidad de D'os
Para entender de qué manera el deseo puede tener efectos tan opuestos, necesitamos entender el objetivo del judaísmo, lo cual puede ser resumido como:
1. Devarim (Deuteronomio) 6:4-5 – El objetivo del judaísmo es reconocer la unidad de D'os. Alcanzamos este estado de unidad a través del amor con todos los deseos de nuestro corazón.

Oye Israel, el Eterno es nuestro D'os, el Eterno es Uno. Amarás al Eterno tu D'os con todo tu corazón, con toda tu alma y con todos tus recursos....

שמע ישראל יקוק אלהינו יקוק אחד: ואהבת את יקוק אלהיך בכל לבבך ובכל נפשך ובכל מאדך:


Todo lo que está mal en el mundo, toda la angustia, los conflictos y el dolor, son resultado de nuestra incapacidad de percibir la unidad perfecta que nos une – la unidad de D'os. En un nivel personal, cuando buscamos a nuestra alma gemela –un deseo de sentir una completitud perfecta- también estamos ansiando revelar la perfecta unidad de D'os entre nosotros. Esto se debe a que en un nivel espiritual el amor crea unidad, tal como nos dice el versículo que debemos revelar la unidad de D'os a través del amor: "Amarás al Eterno tu D'os...". La máxima expresión de nuestro amor e identificación con D'os corregirá al y revelará Su absoluta unidad, perfeccionando de esta manera a la creación, tal como dijo el profeta:
2. Zejariá (Zacarías) 14:9 – Nuestro amor por D'os se reflejará en un mundo con multiplicidad, unido gracias a Su unidad.

Y D'os será el Rey sobre todo el mundo – en ese día D'os será Uno y Su Nombre será uno.

והיה יקוק למלך על כל הארץ ביום ההוא יהיה יקוק אחד ושמו אחד:


De manera similar a lo que ocurre con las almas gemelas, veremos a nuestra propia individualidad como una parte de la Unidad de D'os y Él se relacionará con nosotros como con una parte de Su Unidad.
3. Rab Aryeh Kaplan, Hecho en el Cielo, página 8 – El amor crea uno a partir de muchos.

La palabra hebrea para amor, ahavá, tiene el mismo valor numérico que la palabra hebrea ejad que significa "uno". En su sentido más profundo, el amor toma a dos personas y las convierte en una.


Esto nos otorga las bases para poder entender al amor y al deseo.
Parte B. Para Bien o Para Mal
Como ya hemos mencionado, el deseo es como la energía nuclear. Cuando es utilizado correctamente, puede llevar al mundo a la perfección. Mal utilizado, puede provocar una masiva destrucción emocional. Si piensas que estamos exagerando, considera lo siguiente:
1. Talmud Bavli, Sotá 17a – La unión apropiada del hombre y la mujer trae la Presencia de D'os.

Rabi Akiva enseñó: Cuando un hombre y una mujer lo merecen, la Presencia de D'os se encuentra entre ellos. Si no lo merecen, el fuego los consume.

דריש ר"ע איש ואשה זכו שכינה ביניהן לא זכו אש אוכלתן.


La relación masculino-femenina en el contexto adecuado, es un conducto para la expresión de la Presencia de D'os en la tierra. Bajo las condiciones erróneas, oculta Su Presencia. Las relaciones pueden caer en enfrentamientos desgastantes y dejar sólo destrucción y dolor tras de sí, de manera similar a lo que ocurre con el poder nuclear sin control. (En un nivel personal, cualquiera que ha sido "utilizado" en una relación o que ha sufrido un quiebre puede entender fácilmente el daño emocional que ha sufrido, por lo menos la primera vez que eso sucedió).
2. Rashi sobre Sotá 17a – Lo masculino y lo femenino sólo está separado porque D'os no está entre ellos; cuando Él está, entonces son uno.

"La Presencia de D'os está entre ellos" – porque D'os dividió Su Nombre y lo colocó entre ellos dos. La letra iud está en la palabra ish (hombre), y la letra hei está en la palabra ishá (mujer). (Juntas, la iud y la hei forman uno de los Nombres Divinos). Cuando ellos no lo merecen un fuego los consume – porque D'os quita Su Nombre y ellos quedan siendo "fuego". [En hebreo, las palabras relativas al hombre y a la mujer constan de las letras alef yshin, las cuales juntas forman la palabra esh, o fuego].

שכינה ביניהם – שהרי חלק את שמו ושיכנו ביניהם; יו"ד באיש וה"י באשה. לא זכו אש אוכלתן – שהקב"ה מסלק שמו מביניהן ונמצאו אש ואש.
[איש ואשה, אש ואש]


Lo que experimentamos en un nivel emocional como una felicidad perfecta, unidad y satisfacción es un reflejo del hecho de estar revelando la perfecta unidad de D'os entre nosotros. Esto es lo que llamamos amor verdadero, acercarnos y sentir placer al percibir las cualidades Divinas en nuestro compañero.
Sin embargo, la división del nombre de D'os en primer lugar es causada por la pasión descontrolada que puede apoderarse de nosotros. En última instancia esto puede llegar a cegarnos e impedir que podamos verdaderamente percibir las cualidades Divinas en nuestra pareja, enfocándonos sólo en nosotros mismos. Con el tiempo esto se experimenta como una desgarradora desconexión, vacío e insensibilidad hacia el amor – la división del nombre de D'os, porque hemos sacado a D'os de la escena. En definitiva: o experimentamos el placer de la unidad de D'os o el dolor de su ausencia.
Ahora podemos entender el simple "principio emocional" que explica cuándo el deseo es productivo y cuándo es destructivo. El deseo producirá o una verdadera conexión o separación. La pregunta que debemos formularnos a nosotros mismos antes de comenzar cualquier relación es: ¿Cuál será el producto de mi deseo? A menudo, nuestro intelecto conoce la respuesta correcta. Nuestro objetivo es obtener el coraje emocional que nos permita hacerle caso a esa voz, y preservar nuestro deseo para establecer un amor verdadero y duradero con nuestra alma gemela.

Para que funcione, una relación precisa "parámetros de seguridad" que permitan canalizar la energía nuclear del deseo en una expresión creativa.


3. Rab Dr. Iosef Breuer, Ensayos del Rab Breuer, página 245-246 – Cuando es canalizado de la manera adecuada, el deseo construye el amor y la unión.

Mientras que el marido judío [y la esposa] observe el código Divino del matrimonio, amará a su esposa. Porque su amor no será el resultado de una pasión pasajera o de una atracción momentánea, sino que será un verdadero amor que es una dichosa devoción mutua, el entendimiento compartido de tener ideales comunes en la vida. Y en el curso de su vida matrimonial –"rodeados por un cerco de rosas" (Sanhedrín 37a) de la recurrente contención tímida y sagrada- este amor encontrará una perpetua renovación que lo mantendrá vivo como en el momento de la boda. Cada año le otorga más fuerza e intensidad a este amor, porque este amor recibe en la misma medida que da… Mientras lo mantengas, tu matrimonio permanecerá eternamente joven, porque D'os seguirá habitando en tu matrimonio...


Una vez más vemos que el deseo correctamente canalizado le brinda a la pareja una fuerza unificadora.
Parte C. El Deseo es Sagrado
En la clase sobre casarse con el alma gemela vimos que cuando el Templo fue destruido y los Querubines fueron revelados ante los ojos del mundo, los no judíos de la época confundieron esta expresión del deseo de cercanía de D'os para con el pueblo judío con la lujuria (porque los querubines se abrazaban el uno al otro). Sin embargo, la perspectiva judía ve más allá de la fachada física del deseo y percibe la pureza de su raíz espiritual. En este sentido, no es mucho lo que ha cambiado. En la actualidad el mundo sigue tan confuso como antes con respecto a la manera de manejar el deseo.
1. Rabanit Tehilá Abramov, El Secreto de la Femineidad Judía, páginas 30-33 – Considerar a las relaciones matrimoniales como una experiencia espiritual hace que éstas se eleven por encima de la clásica dicotomía de hedonismo versus ascetismo.

La proliferación de clínicas, especialistas, manuales y consejeros ofreciendo el "secreto" para las relaciones íntimas sin problemas dan testimonio de la dificultad que tiene la sociedad moderna para encontrar el adecuado equilibrio dentro del reino de las relaciones sexuales.
La dificultad en construir una perspectiva equilibrada es consecuencia de la incapacidad de la sociedad occidental de asumir el tema de la sexualidad. A lo largo de la historia, encontramos dos enfoques básicos:

  • El culto al placer físico personificado por el hedonismo de la sociedad griega. La búsqueda de la belleza y del disfrute material es considerado como un fin en sí mismo;

  • La condena a la sexualidad personificada por el ascetismo de los primeros cristianos. El sexo es considerado como una expresión de la naturaleza pecadora del hombre.


Debemos notar que ambos enfoques consideran a la mujer de una forma despreciativa. Para los griegos, ella era un objeto sexual del cual se podía disfrutar y después se lo podía descartar. Para los cristianos, la mujer es una tentadora y una fuente de deseo. El matrimonio fue aceptado por el mundo cristiano sólo como una manera de controlar lo pecaminoso del hombre. Pero el ideal cristiano era y sigue siendo la vida célibe.
¿Por qué el hombre occidental no fue capaz de sobreponerse a esta dicotomía tan poco saludable? Porque él opera desde una perspectiva materialista. Éste es el punto común que une a los dos enfoques anteriores, El hedonismo griego acepta el materialismo; el ascetismo cristiano lo rechaza.
En contraste, el judaísmo funciona desde la perspectiva de que el mundo es Divino, que D'os lo ha investido con un aspecto de Su potencial creativo. Cuando proclamamos: "Oye Israel, el Eterno es nuestro D'os, el Eterno es Uno", no estamos meramente negando la existencia de una segunda divinidad; estamos enfatizando de qué manera Su Unidad trasciende, domina e impregna cada aspecto de la creación. Si esto es cierto con respecto al mundo en general, por cierto también debe serlo con respecto a la verdadera unión entre el hombre y la mujer.


Sin embargo, las Fuentes judías establecen límites para poder utilizar el poder volátil del deseo de una manera que deje que las personas se sientan no sólo inocentes sino también elevadas y satisfechas.
2. Rambán, Igueret HaKodesh, Capítulo 2 – Las relaciones matrimoniales son sagradas.

Debes saber que el acto de unión es un tema sagrado y puro cuando se lo lleva adelante de la manera adecuada, en el momento correcto y con las intenciones adecuadas. La persona no debe pensar que hay nada degradante ni indecoroso en el acto de la unión, que D'os no lo permita.

דע כי חבור זה הוא ענין קדוש ונקי כשיהיה הדבר כפי מה שראוי ובזמן הראוי ובכוונה הנכונה. ואל יחשוב אדם כי בחבור הראוי יש גנאי וכיעור ח"ו.


Existen dos diferencias principales entre el enfoque judío y no judío del deseo. En primer lugar existen parámetros claros respecto a la manera de utilizarlo, en oposición al permiso sin obstáculos que se le otorga en el mundo en general. En segundo lugar, en contraste con la idea de que el deseo es una fuerza física, el judaísmo entiende que el deseo es una fuerza espiritual que cuando es correctamente aplicada puede llegar a producir unión.

  1   2   3   4   5   6   7

similar:

Esquema de la Clase: Introducción. ¿Para Qué Estás Saliendo Con Esa Persona? icon¿Qué representan las cadenas o hileras de eslabones dibujadas en...

Esquema de la Clase: Introducción. ¿Para Qué Estás Saliendo Con Esa Persona? icon¿Estás Alineado Con La Persona Que Realmente Eres?

Esquema de la Clase: Introducción. ¿Para Qué Estás Saliendo Con Esa Persona? icon¿Qué provoca el enfrentamiento de Sempronio y Celestina?(pp. 120-121)...
«pecado» para Celestina? ¿Qué remedio infalible le sugiere a Areúsa para curar su mal? (p. 154) ¿Qué última lección le da Celestina...

Esquema de la Clase: Introducción. ¿Para Qué Estás Saliendo Con Esa Persona? icon¿Qué aspecto tiene una persona con acondroplasia?

Esquema de la Clase: Introducción. ¿Para Qué Estás Saliendo Con Esa Persona? iconFormación de la clase obrera (1886-1920)
«¡Viva la comuna!». Sin embargo, estas expresiones políticas del artesanado no fueron lo predominante de su actividad a fines del...

Esquema de la Clase: Introducción. ¿Para Qué Estás Saliendo Con Esa Persona? iconLuego de observar el siguiente esquema indica para cada uno de los...

Esquema de la Clase: Introducción. ¿Para Qué Estás Saliendo Con Esa Persona? iconCapítulo 9 Ayudas técnicas para personas con sordoceguera
«personas con discapacidad», como «cualquier producto, instrumento, equipo o sistema técnico usado por una persona con discapacidad,...

Esquema de la Clase: Introducción. ¿Para Qué Estás Saliendo Con Esa Persona? iconIntroducción a la Respuesta a la Intervención (RtI): ¿En qué consiste,...

Esquema de la Clase: Introducción. ¿Para Qué Estás Saliendo Con Esa Persona? icon¿QUÉ es esa cosa llamada ciencia?

Esquema de la Clase: Introducción. ¿Para Qué Estás Saliendo Con Esa Persona? iconPara Rob, que me proporcionó el mejor incentivo que te puede dar...
«Espera… ¿qué hay de esa señora mayor que vive junto al canal?» Eso sí que es poco digno


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com