Resumen Siguiendo el llamamiento de Wolfram König, Presidente de la oficina Federal del Estado, (Agencia Federal para la protección contra las radiaciones) a




descargar 126.52 Kb.
títuloResumen Siguiendo el llamamiento de Wolfram König, Presidente de la oficina Federal del Estado, (Agencia Federal para la protección contra las radiaciones) a
página1/3
fecha de publicación05.02.2016
tamaño126.52 Kb.
tipoResumen
med.se-todo.com > Derecho > Resumen
  1   2   3
INFLUENCIA DE LA CERCANÍA DE UNA ANTENA DE TELEFONÍA MÓVIL SOBRE LA INCIDENCIA DEL CÁNCER.
Horst Eger, Klaus Uwe Hagen, Birgitt Lucas, Peter Vogel y Helmut Voit.

Kontakt: Dr. med. Klaus Uwe Hagen

Birgitt Lucas

Peter Vogel

Dr. med.Helmut Voit

Korrespondenz: Dr. med.Horst Eger

Marktplatz 16 95119 Naila

Tel.: 09282-1304

horst.eger@arcormail.de
Publicado en la revista: Umwelt·medizin·gesellschaft | 17 | 4/2004
Resumen

Siguiendo el llamamiento de Wolfram König, Presidente de la oficina Federal del Estado, (Agencia Federal para la protección contra las radiaciones) a todos los doctores en medicina para que colaborasen activamente en la investigación de los riesgos causados por radiaciones de telefonía móvil. La finalidad de nuestro estudio fue la de examinar si aquellas personas que vivían en un entorno alrededor de instalaciones de antenas de telefonía móvil, tenían un riesgo mayor de enfermar por tumores malignos.

La base de datos utilizada para el estudio procedía de archivos de Pcs con los historiales de pacientes que habían enfermado entre 1994 y 2004. Los datos de algo más de 1000 pacientes fueron evaluados para el estudio, asegurando su protección de datos, los cuales fueron completados sin ningún apoyo financiero externo. Ello debe ser considerado para continuar el proyecto en forma de registro.

El resultado del estudio muestra que la probabilidad de que aparecieran nuevos casos de cáncer era significativamente mayor en los pacientes que habían estado viviendo durante los últimos 10 años en solares situados a una distancia menor de 400 metros de antenas de telefonía móvil, las cuales habían estado operativas desde 1993, comparados con otros pacientes que habían vivido más alejados. Además los primeros enfermaban a una edad promedio de 8 años más joven.

En los años 1999-2004, después de cinco años de actividad de la estación base de telefonía móvil, el riesgo relativo de padecer cáncer se había triplicado entre los residentes de la zona más próxima a la estación base comparándola con los habitantes de Naila que habían residido en la zona exterior.
Con motivo del rapidísimo aumento del uso de la telefonía inalámbrica en los últimos años, se ha producido de forma directa un incremento de instalaciones de antenas de telefonía móvil cercanas a las zonas residenciales.

Por ello, el Presidente de las oficinas federales para protección contra radiaciones, Wolfgang König, hizo un llamamiento expreso a todos los médicos para que cooperasen de forma activa sobre las valoraciones de los riesgos producidos por radiaciones de telefonía móvil.

El objetivo de esta investigación fue examinar si los vecinos de las proximidades de antenas de telefonía móvil tenían un riesgo más elevado de contraer tumores malignos.

Los datos básicos fueron obtenidos de los historiales médicos proporcionados por la autoridad médica local (Krankenkasse) que se hallaban almacenados en distintos PCs. Durante el periodo que va de 1994 hasta 2004.

En el estudio que fue llevado a cabo sin financiación externa, fueron recogidos los datos de casi 1000 pacientes de Naila (Oberfranken) con la garantía de la protección legal de los datos.

Los resultados del estudio mostraron que la proporción de nuevos casos de cáncer en pacientes que habían vivido durante los últimos diez años a una distancia menor a 400 metros de estaciones base de telefonía móvil era significativamente más alta que la de otros pacientes que vivieron más alejados de la antena. Además los que vivieron a una distancia menor a 400 metros enfermaron a una edad promedio más joven. Entre 1999 y 2004, es decir tras cinco años o más de funcionamiento de la estación emisora, se triplicó el riesgo de tumor maligno para la población que más cerca tenía sus viviendas de dicha estación en comparación con el grupo que se encontraba fuera de la zona de los 400 metros distancia.

Introducción

Antes de esta investigación una serie de estudios proporcionaban una gran evidencia sobre los riesgos para la salud y el elevado riesgo de cáncer asociados a la proximidad física a las antenas de radiotransmisión. Haider et al. Informaron en 1993 en el estudio “Moosbrun” sobre una serie de manifestaciones de síntomas psicovegetativos que aparecen por debajo de los valores límite actuales de exposición a las ondas elecromagnéticas (1). En 1995, Abelin et al. en el estudio suizo de la estación de Swarzenburg, encontraron que se producían problemas de insomnio dosis-dependientes (5:1) y depresiones (4:1) alrededor de un emisor de onda corta que llevaba funcinando desde 1939 (2).

En varios estudios se encontró un incremento del riesgo de padecer leucemia en niños cerca de las antenas de radio y televisión en Hawai (3); un incremento de los casos de leucemia y mortalidad general en el área de los emisores de radio y televisión en Australia (4). En Inglaterra se diagnosticaron hasta 9 veces más casos de leucemia en personas que vivieron cerca de la antena emisora de Sutton Coldfield (5).

En una segunda investigación realizada alrededor de 20 antenas emisoras en Inglaterra, se encontró un significativo aumento del riesgo de padecer lecemia (6)

El estudio del Dr. Cherry indica una asociación entre el incremento de cáncer, el número de emisoras en funcionamiento y la distancia a las mismas (7).

Un estudio epidemiológico en torno a la estación emisora de Radio Vaticano, mostró por un lado, que los casos de leucemia en niños era 2,2 veces mayor en un radio de 6 Km. y que también la mortandad entre adultos por leucemia se había elevado (8).

Goldsmith publicó en 1997 el estudio “Lilienfeld”, que indica una probabilidad cuatro veces mayor de cáncer entre los trabajadores de la embajada americana en Moscú que estuvieron expuestos a las radiaciones de microondas en su lugar de trabajo durante la guerra fría. Lo que más sorrpendió fue que la dosis fue relativamente baja y que se encontraba por debajo de los límites legales de exposición de Alemania.(9).

Los tres estudios realizados sobre síntomas indican una correlacións significativa entre enfermedad y proximidad física a los radiotransmisores. En Francia, un estudio realizado por Santini et al. dio como resultado una relación significativa entre los siguientes síntomas: irritabilidad, tendencias depresivas, mareos (a menos de 100 m.), dolores de cabeza, insomnio, inapetencia, problemas de piel (a menos de 200 m.) y fatiga a menos de 300 m. de distancia a una estación emisora de telefonía móvil (10). En Austria la correlación entre la intensidad de la radiación y los problemas cardiovasculares fue significativa (11) y en España el resultado de otro estudio muestra una relación significativa entre la intensidad de la radiación y los dolores de cabeza, nauseas, pérdidas del apetito, malestar, trastornos del sueño, depresión, falta de concentración y mareos (12).

El cuerpo humano absorbe físicamente las microondas. Esto provoca una rotación e inversión de las moleculas dipolares que tiene un efecto de calentamiento (13). El hecho de que el cuerpo humano transmite radiación de microondas con una intensidad muy baja quiere decir que puesto que cada transmisor representa un receptor y transmisor al mismo tiempo, sabemos que el cuerpo humano también actúa como receptor no deseado de la radiación de una estación emisora

En Alemania, el límite máximo de seguridad vigente para radiación por microondas de alta frecuencia está basado únicamente en sus efectos térmicos. Estos límites son un billón de veces más altos que las radiaciones naturales que nos llegan desde el sol en esa gama de frecuencias.

En el presente estudio se investigó si también en las cercanías a estaciones de telefonía móvil se podía observar una influencia sobre la incidencia de cáncer, dado que no existen estudios sobre humanos en el campo de la frecuencia de 900 hasta 1800 MHz de larga duración que abarquen un tiempo de observación de 10 años para la investigación del riesgo de cáncer.

Hasta el momento no se ha realizado ninguna vigilancia continuada del estado de salud de la población que vive cerca de estaciones base de telefonía móvil.



Figura 1: Plano esquemático de la ubicación de las antenas.
Material y métodos
Área de estudio
En junio de 1993, la instalación de una antena de telefonía móvil fue permitida por la Administración federal de Correos y telecomunicaciones en las cercanías del pequeño estado del sur de Alemania de Naila, que comenzó su actividad en septiembre de 1993.

La emisora GSM tiene una potencia de 15 W por banda y una frecuencia de 935 Mhz. El tiempo total de transmisión del periodo de estudio fue aproximadamente 90.000 horas. En diciembre de 1997 se agregó una nueva instalación por parte de otra compañía. Los detalles se pueden encontrar en informes no publicados, apéndices 1-3 (14).

Para la comparación de resultados un área interna y otra externa fueron definidas. El área interna fue el interior de la distancia de 400 metros a la antena. El área externa fue la distancia mayor de 400 metros a la antena. La distancia promedio de las calles inspeccionadas en la zona interior o zona cercana (zona inferior a los 400 m.) fue de 266 m. y en la zona exterior o zona alejada (zona superior a los 400 m) de 1076 m.

Figura 2: De la altura de la antena h y del ángulo de inclinación a, resulta la distancia E donde se produce la incidencia del lóbulo principal en el suelo E= tangente (90-a)x h





La Figura 1 ilustra la zona de ubicación de las antenas 1 y 2 rodeadas cada una de ellas por un círculo de de 400 m de radio. La situación geográfica muestra la ubicación del emisor (560 m.s.n.m.) en el punto más elevado de un terreno con una suave inclinación que se encuentra a unos 525 m.s.n.m. a una distancia de 450 m. del punto más alto. Por la altura y el ángulo de inclinación del emisor es posible calcular la distancia a la que el lóbulo principal (de mayor intensidad) llega al suelo (ver la fig. 2).

Los valores más altos de radiación son de esperar en el área de mayor intensidad de radiación y en la superficie de máximo contacto con las reflexiones locales, mientras que la intensidad de radiación desciende con el cuadrado de la distancia al emisor.

En Naila, la superficie donde el lóbulo principal llega al suelo está aproximadamente a unos 350 m con un ángulo inferior a 6º (15). En el área interior existen emisiones adicionales causadas por los lóbulos secundarios del transmisor, esto significa que que por cálculos puramente matemáticos el área externa tiene una reducción significativa de la intensidad de la radiación que se puede entender como si fuera una lluvia muy fina. Tanto el cálculo de área alejada simulado en ordenador como también en las mediciones de la oficina de Baviera para la protección del medio ambiente, se muestra que la intensidad de radiación en la zona interior está 100 veces por encima de la intensidad existente en la zona exterior. Los valores medidos de todas la estaciones emisoras muestran también que en Naila la intensidad de radiación de la antena de telefonía móvil -en la zona interior- está claramente por encima de otros emisores de ondas electromagnéticas como radio, TV o radar (Toda la información está descrita en 14)

El informe científico StSch 4314 del Instituto “ECOLOG” evidencia una relación clara entre la distancia vertical y horizontal de la torre emisora y la carga de radiación que –es de esperar- recibe la población (16). La razón para establecer una distancia de 400 m. como frontera entre el área interior y exterior se debe a consideraciones físicas, y al estudio de Santini et. al. donde se informa de síntomas en personas que viven a una distancia de hasta 300 m alrededor de estaciones base de telefonía móvil (10).
Recopilación de datos

Las calles residenciales de las áreas interna y externa se seleccionaron al azar. Una residencia de ancianos situada en el área interior fue excluída del estudio por la edad de sus habitantes para no distorsionar la base de datos con enfermos de cáncer que no hubieran vivido durante el tiempo definido en la zona de estudio. Los datos obtenidos cubrieron cerca del 90% de los residentes, porque los cuatro médicos tomaron parte en el estudio durante más de diez años. Cada equipo buscó las listas de los pacientes en las calles seleccionadas que enfermaron con tumores desde 1994. La condición fue que los pacientes hubieran vivido en el mismo lugar de residencia durante los diez años que duraba todo el tiempo de observación para que estuvieran expuestos de igual forma especialmente durante la fase de descanso nocturna.

La información se recogió garantizando los principios de protección de datos y de forma anónima. Se tuvieron en cuenta y valoraron características de: sexo, edad, tipo de tumores y el momento del diagnóstico de la enfermedad lugar de residencia. Se registraron todos las enfermedades relativas a tumores malignos excepto el cáncer de piel, incluido el melanoma maligno. Las enfermedades fueron confirmadas a través tanto de diagnósticos del exterior, como a través de informaciones de altas y diagnósticos histológicos. La selección de los pacientes para el estudio tuvo lugar en las zonas que se iban a comparar según un esquema idéntico para todos.

La inclusión de los pacientes por propia iniciativa fue excluida. También al opinión subjetiva de los pacientes por el posible riesgo para la salud a causa de la telefonía móvil no se tomó en consideración.

Debido al gran sufrimiento producido por el diagnostico de cáncer que influía negativamente en la calidad de vida, era improbable la ocultación de la enfermedad ante el médico de familia, por lo que se puede deducir que el registro de datos no tenía lagunas.
Estudio Poblacional y relación demográfica:
En las áreas donde se recopilaron los datos estaban inscritos el 31-12-2003, 1045 habitantes. La estadística del registro para Naila dió como resultado al comienzo del estudio ( 1-1-1994) un reparto coincidente de edad para las dos áreas (“dentro” y “fuera”) (Tabla 1). El promedio total de edad al comienzo del estudio ( 1-1-1994) fue tanto en el área interior como en la exterior de 40´2 años. En el periodo de estudio, entre 1994 hasta 2004 fueron investigados de los archivos de los hospitales un total de 967 pacientes; de ellos 34 enfermaron de cáncer durante el periodo de observación (Tabla 3). El estudio abarcó a cerca del 90% de los residentes.


Población femenina población masculina total

Área interior 41,48 38,70 40,21

Área exterior 41,93 38,12 40,20

Total en Naila 43,55 39,13 41,45


Tabla 1: perspectiva general de la media de edades al principio del estudio en 1994


1994 dentro 22,4% fuera 22,8% total en Naila 24,8 %

2004 dentro 26,3% fuera 26,7% total en Naila 24,8 %


Tabla 2: porcentaje de pacientes mayores de 60 años por grupos separados dentro y fuera
La edad media de la población de Naila es un año mayor debido a las laguna arriba descrita de la residencia de ancianos que se dejó fuera del estudio. De los 9472 residentes que estaban registrados en Naila: 4979 (52,6%) eran mujeres y 4493 (47,4%) eran hombres. De acuerdo con el registro oficial, el día 1-1-1994 en el área exterior, el porcentaje era un 45,4% hombres y un 54,5% mujeres y en el área interior un 45,3% masculino y un 54,6 femenino. La población por encima de 60 años se representa en la Tabla 2.

Las diferencias sociales en Naila son pequeñas. Las grandes diferencias sociales en relación a los barrios de residencia que se pueden encontrar en los Estados Unidos no existen aquí. Tampoco existe diversidad étnica. En 1994 el porcentaje de personas extranjeras era de un 4%. Las grandes concentraciones industriales en Naila, además de las clásicas profesiones liberales son una fábrica de maquinaria textil, una fábrica de zapatos cerrada desde 1991 y una de elaboración de textiles; en el área de Servicios estaba activa y asentada una empresa de transportes. Los trabajadores de estas empresas no vivían en las instalaciones de las fábricas, sino que estaban repartidos por toda la ciudad. En las zonas interiores no existían cables de alta tensión, ni tampoco cableado eléctrico sobre las vías del tren.
  1   2   3

similar:

Resumen Siguiendo el llamamiento de Wolfram König, Presidente de la oficina Federal del Estado, (Agencia Federal para la protección contra las radiaciones) a  iconResumen En éste documento se presentan los objetivos y tendencias...

Resumen Siguiendo el llamamiento de Wolfram König, Presidente de la oficina Federal del Estado, (Agencia Federal para la protección contra las radiaciones) a  iconC. Procurador Federal de Protección al Ambiente

Resumen Siguiendo el llamamiento de Wolfram König, Presidente de la oficina Federal del Estado, (Agencia Federal para la protección contra las radiaciones) a  iconGobernador substituto del estado de nuevo león y presidente del consejo de proteccion civil

Resumen Siguiendo el llamamiento de Wolfram König, Presidente de la oficina Federal del Estado, (Agencia Federal para la protección contra las radiaciones) a  iconCon el fin de cumplir con lo establecido en la Ley Federal de Protección...

Resumen Siguiendo el llamamiento de Wolfram König, Presidente de la oficina Federal del Estado, (Agencia Federal para la protección contra las radiaciones) a  iconGobierno del distrito federal

Resumen Siguiendo el llamamiento de Wolfram König, Presidente de la oficina Federal del Estado, (Agencia Federal para la protección contra las radiaciones) a  iconEn este trabajo se estudia el proceso de diseño de las trabes cajón...

Resumen Siguiendo el llamamiento de Wolfram König, Presidente de la oficina Federal del Estado, (Agencia Federal para la protección contra las radiaciones) a  iconResumen los entrenadores de gimnasia y los administradores en los...

Resumen Siguiendo el llamamiento de Wolfram König, Presidente de la oficina Federal del Estado, (Agencia Federal para la protección contra las radiaciones) a  iconÓrgano del Gobierno del Distrito Federal

Resumen Siguiendo el llamamiento de Wolfram König, Presidente de la oficina Federal del Estado, (Agencia Federal para la protección contra las radiaciones) a  iconLa competencia del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa...

Resumen Siguiendo el llamamiento de Wolfram König, Presidente de la oficina Federal del Estado, (Agencia Federal para la protección contra las radiaciones) a  iconBoletín federal


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com