Aceite de oliva: Estudio realizado por odepa de temporadas agrícolas 2003/04 y 2004/05




descargar 175.33 Kb.
títuloAceite de oliva: Estudio realizado por odepa de temporadas agrícolas 2003/04 y 2004/05
página4/4
fecha de publicación31.10.2015
tamaño175.33 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4

Sin embargo, es necesario destacar lo siguiente:

  • las exportaciones se deben principalmente a la participación importante de los envíos de aceitunas (98,9%) al exterior hasta 2002;

  • las importaciones dan cuenta del ingreso mayoritario de aceites de oliva (82,1%) hasta el año 2002, pero en 2003 se revierte en parte la situación al ingresar al país una mayor cantidad de aceitunas de mesa;

  • desde 2001, que tuvo el mayor saldo negativo del período 1994-2003, se observa algún mejoramiento de la balanza comercial del sector, debido al incremento de las exportaciones; sin embargo, continúa siendo negativa.

La balanza comercial del aceite de oliva, que se incluye en el cuadro 4, tiene un saldo negativo, por el momento, superior a 3 millones de dólares.

Cuadro 4. Aceite de oliva: Balanza Comercial

 Años

Exportaciones

Importaciones

Saldo

Toneladas

M US$ FOB

Toneladas

M US$ CIF

M US$

1994

0

1

565

1.617

-1.616

1995

0

0

775

2.872

-2.872

1996

0

1

649

3.343

-3.342

1997

13

95

869

3.582

-3.487

1998

2

18

1.114

3.680

-3.662

1999

10

53

993

3.091

-3.038

2000

4

19

1.475

4.353

-4.334

2001

3

12

1.767

4.395

-4.383

2002

10

26

1.371

3.774

-3.749

2003

54

159

1.315

4.029

-3.870

Ene-sep 2003

28

88

1.081

3.217

-3.129

Ene-sep 2004

49

296

952

3.782

-3.486

Fuente: Odepa con información del Servicio Nacional de Aduanas. Cifras sujetas a revisión por informes de variación de valor (IVV).

No obstante que las importaciones han disminuido en cantidad desde 2001, cuando se importó el máximo (1.767 toneladas), el valor de ellas ha aumentado, debido al incremento observado en los precios internacionales: de 2.873 dólares por tonelada en 2001, el precio del aceite de oliva virgen subió a 3.070 en 2003, y al mes de septiembre de 2004 alcanzó a US$ 4.018/ton.

Dependiendo de las empresas elaboradoras de aceite, éstas exportan entre un 25% a un 80% de su producción, habiendo algunas que destinarán el 100% al mercado externo cuando se encuentren en régimen. Como se observa en el gráfico 5, estas exportaciones han ido en aumento para alcanzar a 54 toneladas en 2003 (exportadas principalmente desde la III Región) y hasta septiembre de 2004, a 49 toneladas, por un valor FOB de 296.243 dólares.

Debido a la calidad del aceite de oliva extra virgen chileno, que compite destacadamente con los mejores aceites del mercado internacional, al mes de septiembre de 2004 las exportaciones aumentaron un 74% en cantidad y un 238% en valor, respecto de iguales meses de 2003. El precio promedio FOB alcanzó a los US$ 6.029/ton, un 95% superior al precio de 2003. La participación del aceite de oliva en el valor total de las exportaciones del sector olivícola subió de un 1% en 2000 a un 9,6 % en los meses de enero a septiembre de 2004.

Los países de destino de estas exportaciones han sido muy variados, explorándose mercados como Bélgica, Canadá, Sudáfrica, Argentina, Colombia y Costa Rica durante los meses de enero a septiembre de 2004, y otros mercados como Alemania, Brasil, EE.UU., Ecuador, España, Italia, Nueva Zelanda, Perú y Suiza en años anteriores.

Respecto del consumo mundial de aceite de oliva, como se señaló anteriormente, ha aumentado en cerca de 900.000 toneladas en diez años, por lo que se espera que mantenga esta tendencia en el futuro. Sin embargo, el consumo per cápita anual es muy variable y depende, entre otros factores, del ingreso, de la cultura y de la información de que dispongan los consumidores sobre las cualidades del aceite de oliva como un alimento beneficioso para la salud.

Cuadro 5. Aceite de oliva: producción, importaciones, exportaciones, disponibilidad aparente y consumo per cápita (toneladas).

2002

Producción

Disponibilidad aparente

Consumo per cápita kg/hab/año

Mundial

2.546.306

2.799.910

0,400

Europa

1.953.793

1.987.778

2,300

Oceanía

216

33.212

1,100

Amércia del Norte y Central

1.930

256.826

0,500

Africa

165.000

190.202

0,200

América del Sur

12.712

37.835

0,100

Asia

412.655

294.057

0,100

Chile

1.024

2.385

0,158

Fuente: elaborado por ODEPA con información propia, del Servicio Nacional de Aduanas y FAOSTAT.

Como se observa en el cuadro 5, el consumo per cápita promedio mundial de aceite de oliva bordea los 400 gramos por habitante al año, con máximos de 18,3 kg/hab/año en Grecia; 13,2, en Italia y 11,3, en España. A nivel mundial existen numerosos países en los cuales el consumo de aceite de oliva es mínimo y que dependen de las importaciones para su abastecimiento. Corea del Sur, Singapur e India, y los recientemente incorporados a la UE, son sólo ejemplos de la potencialidad como futuros mercados de nuestros aceites y, eventualmente, también presentan cierto potencial algunos países vecinos.

En 2003 la disponibilidad nacional aparente de los aceites refinados (12 especies, incluyendo al aceite de oliva) alcanzó a 206.750 toneladas, lo que significó un consumo per cápita de 13,5 kg/hab/año. En el total, el aceite de oliva representó un 1,2%, con un consumo per cápita estimado de 0,158 kg/hab/año. El estudio de LatinPanel, para el período abril 2003 a marzo 2004, mostró que el aceite de oliva representó el 3% del total de las ventas en facturación de la categoría de aceite. Se consumió en un 10,1% de los hogares nacionales y en un 41% de los hogares en el segmento ABC1.

Mientras en 1997 la producción nacional representaba el 18% de la disponibilidad total, en 2003 ésta alcanzaba al 48% del total. La tasa de crecimiento anual del consumo de aceite de oliva en Chile en el período 1997-2003 fue de 14,1% anual, con expectativas de que, a lo menos, se mantenga en ese valor en el futuro.

En este contexto, nuestro mercado nacional y exportador de aceites de oliva de excelente calidad tiene grandes desafíos a corto plazo: incrementar el consumo nacional, abrir nuevos mercados y aumentar las exportaciones a aquellos países que han disminuido sus producciones internas y, por otro lado, hacer un esfuerzo importante de promoción en aquellos países donde existen espacios de consumo.

Los desafíos futuros del sector olivícola nacional son importantes para consolidar una actividad duradera en el tiempo, que dé oportunidades de empleo agrícola e industrial y crecimiento económico en las regiones.

Junto con lograr niveles eficientes de producción agrícola e industrial, en la perspectiva de una olivicultura de calidad, es indispensable contar con un desarrollo armónico y coordinado del sector. Teniendo en cuenta que son múltiples los factores que influirán en el éxito de esta actividad productiva, es posible mencionar algunos que en la actualidad se visualizan como trascendentes:

  • Obtención de olivas de excelente calidad como materia prima, a través de un manejo orgánico o convencional de los huertos, que incluya programas de gestión o el uso de las buenas prácticas agrícolas (BPA), basada en esquemas voluntarios de certificación, que responderían a las nuevas exigencias del mercado internacional, donde la trazabilidad e inocuidad de los alimentos tiene una creciente valoración por parte de los consumidores.

  • Con miras a lo anterior, a través de una acción coordinada de los sectores privado y público, efectuar un manejo integrado de la plaga Orthezia olivicola en el valle de Azapa, la que disminuye el volumen y la calidad de la producción de aceitunas, poniendo en peligro además la producción de regiones cercanas (exportaciones de olivas a otras regiones y búsqueda de variedades nacionales entre los agricultores de una región a otra).

  • Mientras las almazaras de mayor capacidad instalada necesiten comprar olivas a otros productores, estímulo a Programas de Desarrollo de Proveedores (PdP), en los cuales pueden ser incluidos los pequeños y medianos productores, como una forma de consolidar el abastecimiento de materia prima de excelente calidad, considerando que la producción olivícola cuenta con dos líneas de producción: aceitunas de mesa y aceites de oliva, las cuales compiten, cuando las variedades así lo permiten, por la producción.

  • Promoción del uso de rotulación y certificados de origen correctos a fin de preservar la imagen país de los productos nacionales; evitar la triangulación de aceitunas de mesa y aceites de oliva y respetar las condiciones de acceso de nuestros productos estipuladas en los diversos tratados y acuerdos comerciales suscritos por Chile.

  • Aprobación en el Congreso de la modificación a la Ley 19.039, de «Propiedad industrial ». La aceituna de Azapa carece de la «denominación de origen » que impida que aceitunas de otras zonas o importadas se transen como aceitunas de Azapa. Actualmente la citada ley, que incorpora en su artículo 90 el tema, se encuentra en discusión en la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados.

  • Evaluar la conveniencia de adecuar un sistema de identificación de predios olivícolas en Chile a través del uso del Sistema de Información Geográfica (SIG), así como la Asociación Nacional de Productores de Semillas (ANPROS) desarrolló un sistema georeferencial para ordenar la producción de semillas en Chile, en lo que se refiere a los aislamientos, y la UE posee datos del sector en el Sistema Integrado de Gestión y Control (SIGC).

  • Fortalecimiento de la ANPAO y promoción del Plan Estratégico para el Posicionamiento Internacional del Aceite de Oliva Chileno, desarrollado conjuntamente entre la Gerencia de Alimentos de ProChile y Chilealimentos S.A.

Los principales agentes del sector estiman que la superficie plantada de olivares aceiteros debería crecer en los próximos cinco años, para llegar a 10.000 hectáreas, lo que permitiría exportar unas 17.000 toneladas de aceite extra virgen con «origen Chile », que al precio FOB de 2004 significarían US$ 140 millones, cifra que, si las condiciones de mercado son como las actuales, podría duplicarse en una década.

ODEPA, 22 de diciembre de 2004
1   2   3   4

similar:

Aceite de oliva: Estudio realizado por odepa de temporadas agrícolas 2003/04 y 2004/05 iconInvestigación establece los mecanismos moleculares que explican por...

Aceite de oliva: Estudio realizado por odepa de temporadas agrícolas 2003/04 y 2004/05 iconMaguro picante mise en place: cortar cebolleta, wasabi, aceite de...

Aceite de oliva: Estudio realizado por odepa de temporadas agrícolas 2003/04 y 2004/05 iconMaguro picante mise en place: cortar cebolleta, wasabi, aceite de...

Aceite de oliva: Estudio realizado por odepa de temporadas agrícolas 2003/04 y 2004/05 iconElaboración del aceite de oliva

Aceite de oliva: Estudio realizado por odepa de temporadas agrícolas 2003/04 y 2004/05 iconIrpf (Actividades agrícolas y ganaderas. Reducciones. 2004)

Aceite de oliva: Estudio realizado por odepa de temporadas agrícolas 2003/04 y 2004/05 iconOleoestepa presenta el programa de su próxima Fiesta Comarcal del Aceite de Oliva Virgen

Aceite de oliva: Estudio realizado por odepa de temporadas agrícolas 2003/04 y 2004/05 iconInforme final julio 2003 junio 2004

Aceite de oliva: Estudio realizado por odepa de temporadas agrícolas 2003/04 y 2004/05 icon1. Objetivos generales del Centro para el curso 2003/2004

Aceite de oliva: Estudio realizado por odepa de temporadas agrícolas 2003/04 y 2004/05 iconEl producto que hemos escogido a exportar e importar para realizar...

Aceite de oliva: Estudio realizado por odepa de temporadas agrícolas 2003/04 y 2004/05 iconLa masa de un vaso vacío es 342 g. Se mide, con una probeta graduada,...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com