Revisión oficiosa de la ley 55 de julio 2 de 1993 "por medio de la cual se aprueba el convenio no. 170 Y la recomendacion no. 177 sobre la seguridad en la utilizacion de productos quimicos en el trabajo, adoptados por la 77a reunión general de la O. I. T., Ginebra, 1990."




descargar 189.13 Kb.
títuloRevisión oficiosa de la ley 55 de julio 2 de 1993 "por medio de la cual se aprueba el convenio no. 170 Y la recomendacion no. 177 sobre la seguridad en la utilizacion de productos quimicos en el trabajo, adoptados por la 77a reunión general de la O. I. T., Ginebra, 1990."
página3/4
fecha de publicación10.02.2016
tamaño189.13 Kb.
tipoReunión
med.se-todo.com > Derecho > Reunión
1   2   3   4

VIGILANCIA MEDICA

18. 1) Debería exigirse al empleador o a la instancia competente en virtud de la legislación y la práctica ncionales que, mediante un método en consonacia con dicha legislación y práctica, dispongan la vigilanacia médica de los trabajadores que sea necesaria:

a) para evaluar el estado de salud de los trabajadores con respecto a los riesgos derivados de su exposición a productos químicos;

b) para diagnosticar enfermedades y lesiones en el trabajo debidas a la exposición a productos químicos peligrosos.

2) Cuando los resultados de las pruebas y exámenes médicos revelen efectos clínicos o preclínicos, se deberían tomar medidas para prevenir o reducir la exposición de los trabajadores interesados y para prevenir un deterioro ulterior de su salud.

3) Los resultaldos de los exámenes médicos deberían utilizarse para determinar el estado de salud con respecto a la exposición a productos químicos, y en modo alguno con fines discriminatorios para con los trabajadores.

4) Los registros de control médico de los trabajadores deberían conservarse por un período de tiempo y por personas determinadas por la autoridad competente.

5) Los trabajadores deberían tener acceso a sus propios registro médicos, ya sea persnalmente o por intermedio de sus propios médicos.

6) Debería respetarse el carácter confidencial de los registro médicos personales, de acuerdo con los principios de la ética médica generalmente aceptados.

7) Los resultados de los exámenes médicos deberían ser explicados claramente a los trabajadores interesados.

8) Los trabajadores y sus representantes deberían tener acceso a los estudios realizados a partir de los registro médicos, si éstos no identifican individualmente a los trabajadores.

9) Los resultados de los registros médicos deberían ser facilitados para elaborar estadísticas de salud y estudios epidemiológicos adecuados, con la condición de que el anonimato se mantenga, cuando esto pueda contribuir al reconocimiento y control de las enfermedades profesionales.

PRIMERO AUXILIOS Y EMERGENCIAS

19. De conformidad con las disposiciones establecidas por la autoridad competente, debería exigirse a los empleadores que prevean procedimientos (incluyendo medios para dispensar primeros auxilios) para actuar en casos de emergencia y de accidente resultante de la utilización de productos químicos peligrosos en el trabajo, y que velen porque sus trabajadores reciban formación en tales procedimientos.

IV COOPERACION

20. Los empleadores y los trabajadores y sus representantes deberían cooperar lo más estrechamente posible en la aplicación de las medidas prescritas de conformidad con la Recomendación.

21. Debería exigirse a los trabajadores:

a) que velen, en cuanto sea posible, por su propia seguridad y salud y por la seguridad y salud de las demás personas a quienes puedan afectar sus actos u omisiones en el trabajo, con arreglo a la capacitación que posean y a las instrucciones recibidas de su empleador;

b) que utilicen correctamente todos los medios de que disponen para su protección o la de los demás;

c) que señalen sin demora a su supervisor toda situación que, a su juicio, pueda entrañar un riesgo, y a la que no puedan hacer frente adecuadamente ellos mismos.

22. El material publicitario relativo a productos químicos peligrosos destinados a ser utilizados en el trabajo debería llamar la atención sobre los peligros que presentan y la necesidad de tomar precauciones.

23. Los proveedores deberían, previa solicitud, proporcionar a los empleadores toda información de que disponga y que sea necesaria para la evaluación de cualquier riesgo inusual que pueda resultar del uso particular de un producto químico en el trabajo.
V DERECHOS DE LOS TRABAJADORES

24. 1) Los trabajadores y sus representantes deberían tener derecho a:

a) obtener del empleador las fichas de datos de seguridad y otras informaciones que les permitan tomar las precauciones adecuadas, en cooperación con el empleador, para proteger a los trabajadores contra los riesgos potenciales que entraña la utilización de productos químicos peligrosos en el trabajo;

b) solicitar al empleador o a la autoridad competente que realice investigaciones sobre los riesgos potenciales que entrañe la utilización de productos químicos en el trabajo, y participar en dichas investigaciones.

2 Cuando la información solicitada sea confidencial, de acuerdo con el artículo 1, párrafo 2, b), y el artículo 18, párrafo 4 del Convenio, los empleadores podrán pedir a los trabajadores o a sus representantes que limiten su utilización a la evaluación y prevención de los riesgos potenciales que entrañe la utilización de productos químicos en el trabajo, y que tomen las medidas razonables para esta información no sea revelada a posibles competidores.

3) De conformidad con la Declaración tripartita de principios sobre las empresas multinacionales y la política social, las empresas multinacionales deberían comunicar a los trabajadores interesados, a los representantes de los trabajadores, a la autoridad competente y a las organizaciones de empleadores y de trabajadores en todos los países en que operen, si lo solicitan, las informaciones acerca de las normas y procedimientos relativos a la utilización de los productos químicos peligrosos, que sean pertinentes para sus operaciones locales y que dichas empresas observan en otros países.

25. 1) Los trabajadores deberían tener el derecho:

a) de alertar, a sus representantes, al empleador o a la autoridad competente, sobre los peligros potenciales que puedan surgir de la utilización de productos químicos en el trabajo.

b) de apartarse de cualquier peligro derivado de la utilización de productos químicos cuando tengan motivos razonables para creer que existe un riesgo grave e inminente para su seguridad o su salud, debiendo señalarlo sin demora a su supervisor;

c) en caso de que su estado de salud aumente el riesgo de sufrir daños, por ejemplo por sensibilización a un producto químico peligroso, a ser ocupado en un trabajo alternativo que no requiera la utilización de ese producto, siempre que se disponga de tal trabajo y que los trabajadores interesados estén calificados o puedan ser razonablemente formados para tal trabajo alternativo;

d) a obtener una compensación si en el caso previsto en el apartado que precede pierde su empleo;

e) a un tratamiento médico adecuado y a una indemnización en concepto de accidente o enfermedad provocados por la utilización de productos químicos en el trabajo.

2) Los trabajadores que se aparten de cualquier peligro, de conformidad con las disposiciones del apartado b) del supárrafo 1), o que ejerzan cualquiera de sus derechos con arreglo a esta Recomendación deberían estar protegidos contra las consecuencias indebidas de este acto.

3) Cuando los trabajadores se hayan apartado de un peligro de conformidad con las disposiciones del apartado b) del subpárrafo 1), los empleadores, en colaboración con los trabajadores y sus representantes, deberían investigar inmediatamente aquel peligro y tomar todas las medidas correctivas que fuesen necesarias.

4) En caso de embarazo o lactancia, las trabajadoras deberían tener el derecho a un trabajo alternativo que no implique la exposición a productos químicos peligrosos para la salud del feto o del lactante, o su utilización, siempre que tal trabajo esté disponible, y el derecho a regresar a sus ocupaciones previas en el momento adecuado.

26. Los trabajadores deberían recibir:

a) información sobre la clasificación y el etiquetado de productos químicos y sobre fichas de datos de seguridad en una forma y en idiomas que puedan comprender fácilmente;

b) información sobre los riesgos que pueda entrañar la utilización de productos químicos peligrosos en su trabajo;

c) instrucciones escritas u orales basadas en las fichas de datos de seguridad y, si fuera menester, especificas para el lugar de trabajo;

d) formación y, en caso necesario, readiestramiento sobre los métodos disponibles de prevención y control de dichos riesgos, así como sobre los métodos adecuados para protegerse contra ellos, en particular métodos idóneos de almacenamiento, transporte y eliminación de desechos, así como medias de urgencia y de primeros auxilios.



III. PRUEBAS
Por intermedio de la Secretaría General de la Corte Constitucional, el Magistrado Sustanciador ofició a la Ministra de Relaciones Exteriores para que informara, en el término de diez (10) días, sobre los pormenores atinentes a la celebración del Convenio y la Recomendación de la referencia.
Se ofició, también, a los Presidentes del Senado de la República y de la Cámara de Representantes, para que remitieran copias auténticas de los antecedentes legislativos del proyecto que culminó con la expedición de la ley 55 de 1993, y la certificación del quórum deliberatorio y decisorio con que fue aprobada.
Por consiguiente, obran en el expediente los siguientes documentos:
a) Los siguientes ejemplares de la Gaceta del Congreso:
- Gaceta Nro. 38, del 26 de agosto de 1992.
- Gaceta Nro. 135, del 30 de octubre de 1992.
- Gaceta Nro. 148, del 9 de noviembre de 1992.
- Gaceta Nro. 210, del 15 de diciembre de 1992.
- Gaceta Nro. 123, del 10 de mayo de 1993.
- Gaceta Nro. 282, del 19 de agosto de 1993.
b) Informe del Secretario General del Senado de la República sobre el trámite de la ley, de fecha agosto 9 de 1993.
c) Informe del Secretario General de la Cámara de Representantes sobre el trámite de la ley, de fecha 5 de agosto de 1993.
d) Constancia suscrita por Subsecretario General de la Cámara de Representantes, sobre la votación que en esa Corporación recibió el proyecto de ley en estudio.
f) Fax enviado por el embajador de Colombia ante la ONU, doctor Eduardo Mestre Sarmiento sobre las votaciones registradas en la septuagésima Conferencia Internacional del Trabajo, en relación con el Convenio número 170 y la Recomendación No. 177, así como, los nombres de las personas que participaron en dicha reunión por Colombia.
IV. INTERVENCIONES.
Mediante comunicación OJ.T. 24844, del 11 de agosto de 1993, la Jefe de la Oficina Jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores, en relación con la participación de Colombia ante la Organización Internacional de Trabajo, explicó
"1. La Conferencia General de Representantes de los miembros de la O.I.T, tienen la facultadad para adoptar un convenio internacional o una recomendación por la mayoría de los dos tercios de los votos emitidos por los delegados presentes.
"2. ...el Estado Colombiano es miembro de la Organización Internacional del Trabajo y una de sus obligaciones es someter el Convenio y la Recomendación aprobada por la Conferencia General en el término de un año, a partir de la clausura de la reunión, al trámite previsto en su legislación interna a efectos de revestir estos instrumentos de carácter obligatorio."
Por otra parte, mediante poder otorgado por la señora Ministra de Relaciones Exteriores, el apoderado del Ministerio presenta las razones que justifican la constitucionalidad del Convenio No. 170 y la Recomendación 177 que se examina.
En su escrito, pone de presente la importancia tanto del Convenio como de la Recomendación, afirmando que, en el texto de los dos documentos, no se evidencia contrariedad alguna con la Carta.
V. CONCEPTO DEL PROCURADOR GENERAL DE LA NACION.
En oficio No. 328, del 26 de octubre de 1993, el Procurador General de la Nación, rindió el concepto de rigor.
El primer aspecto analizado por el Ministerio Público, es el relativo a la competencia de la Corte Constitucional para conocer de la constitucionalidad tanto de la ley aprobatoria del Convenio y la Recomendación, como del texto contentivo de cada uno de ellos.
Respecto de la celebración del Convenio, afirma que, si bien en el expediente aparecen los documentos que acreditan la validez tanto del Convenio como de la Recomendación, no está plenamente acreditada la representación del Estado Colombiano, por deficiencia en el material probatorio aportado. Considera que al no estar plenamente probada la representación del Estado Colombiano, debe darse aplicación al artículo 8o. de la Convención de Viena, según el cual, la confirmación ulterior del tratado por quien tenía la capacidad para representar al Estado, permite que el tratado produzca efectos jurídicos para éste.
Razón por la cual, una vez aprobado el texto tanto del Convenio como el de la Recomendación por el Presidente de la República, se subsanó cualquier vicio de representación que pudiera existir.
En lo que hace a la tramitación de la ley aprobatoria en el Congreso de la República, afirma el Procurador, que se cumplieron todos los trámites exigidos para ello, tanto en la Constitución como en la ley. Aspecto éste que hace la ley constitucional.
En relación con el aspecto material de la ley, afirma el Procurador que las disposiciones del Convenio y de la Recomendación en nada se oponen al texto constitucional.

Después de hacer un análisis de algunos apartes de los textos en revisión, resaltando su importancia y la forma como se complementan con algunas normas de la Constitución, afirma:
" Con estas medidas se pretende no sólo proteger a los trabajadores contra las enfermedades y accidentes provocados por los productos químicos en el trabajo, sino también a la población en general y al medio ambiente."
Igualmente, señala cómo la legislación interna ha venido desde hace algunos años, preocupándose por la salud de los trabajadores introduciendo normas que buscan crear medidas de control en el uso de productos químicos, logrando no sólo el bienestar de los trabajadores, sino de la población en general.
Por lo anterior, y en relación con la adopción del Convenio No. 170 y la Recomendación No. 177, manifiesta:
" La incorporación del nuevo Convenio y de la Recomendación a la legislación interna, sin lugar a dudas, se proyecta como un mecanismo que contribuye a promover la aplicación, de manera más efectiva, de las medidas allí contempladas, lo mismo que las disposiciones existentes sobre el tema de la salud ocupacional en Colombia."
En consecuencia, finaliza el Ministerio Público su concepto, solicitando a la Corte Constitucional declarar exequibles el Convenio No. 170, la Recomendación No. 177 de 1990 y la ley 55 de 1993, aprobatoria de los mismos.


VI. CONSIDERACIONES DE LA CORTE CONSTITUCIONAL
Primero. Competencia
De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 241, numeral 10, de la Constitución, esta Corte es competente para decidir definitivamente sobre la exequibilidad de los tratados internacionales y de las leyes que los aprueban.
Segundo. Examen formal y material del Acuerdo y de la ley 55 de julio 2 de 1993 "por medio de la cual se aprueba el CONVENIO No. 170 Y LA RECOMENDACION No. 177 sobre la SEGURIDAD EN LA UTILIZACION DE PRODUCTOS QUIMICOS EN EL TRABAJO, adoptados por la 77a. reunión general de la O.I.T., Ginebra, 1990."
Tanto el Convenio No. 170 y la Recomendación No. 177 que se revisan, fueron aprobadas en la septuagésima Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo, convocada por el Consejo de Administración de la oficina del trabajo, y reunida en la ciudad de Ginebra el 6 de junio de 1990.
- Examen del cumplimiento de formalidades constitucionales en la expedición de la ley 55 de 1993.
- Aprobación Presidencial.- El 9 de abril de 1992, tanto el Convenio No. 170, como la Recomendación No. 177 que se examinan, fueron aprobados por el Presidente de la República y la Ministra de Relaciones Exteriores, para ser sometidos a la consideración del Congreso de la República, para los efectos constitucionales.
-Trámite del proyecto ante el Senado de la República.
El 20 de agosto de 1992, la Ministra de Relaciones Exteriores, doctora Noemí Sanín de Rubio y el Ministro de Trabajo y Seguridad Social, doctor Luis Fernando Ramírez Acuña, presentaron a consideración del Senado de la República, los textos correspondientes al Convenio y la Recomendación que aquí se revisan, con la respectiva exposición de motivos.
Recibidos los textos, en la Secretaría General del Senado de la República -oficina tramitación de leyes-, el mismo 20 de agosto, se les identificó con el número de proyecto 115 de 1992 y se remitieron a la Comisión II Constitucional Permanente del Senado y a la Imprenta Nacional, con el fin de que fuera publicado en la Gaceta Legislativa del Congreso, publicación que se efectuó el 26 de agosto de 1993, en la Gaceta Legislativa No. 38, página 15.
Se dió así cumplimiento al artículo 157, numeral 1o. de la Constitución, que exige que todo proyecto de ley debe ser publicado oficialmente por el Congreso, antes de darle curso en la comisión respectiva.
El 9 de septiembre de 1992, se designó como ponente para primer y segundo debate al Senador Mario Laserna Pinzón, quien presentó las respectivas ponencias, publicadas en la Gaceta Legislativa No. 135 del 30 de octubre de 1992.
El 21 de octubre, se aprobó por unanimidad la ponencia. El 29 de octubre se ordenó incluír en el orden del día de la plenaria, la ponencia para segundo debate.
El 3 de noviembre de 1992, se dió en la plenaria del Senado el segundo debate al proyecto de ley en mención, fecha en la que fue aprobado por los 97 senadores asistentes.
- Trámite del proyecto ante la Cámara de Representantes.
Una vez aprobado el proyecto de ley No. 155 por la plenaria del Senado de la República, éste fue remitido, el 5 de noviembre de 1992, a la Secretaría General de la Cámara de Representantes, donde se identificó con el número 139. La Presidencia hizo el respectivo reparto a la Comisión Segunda Permanente Constitucional, allí se designó como ponente al Representante Guillermo MartínezGuerra Zambrano, y se ordenó su publicación a la Imprenta Nacional.
El 30 de marzo de 1993, el proyecto de ley, es aprobado por unanimidad, en primer debate, llevado acabo en la Comisión Segunda de la Cámara de Representantes. El 11 de mayo, es enviado a la plenaria, para segundo debate. El 8 de junio es aprobado por unanimidad.
Las ponencias, tanto para primer como para segundo debate, fueron publicadas respectivamente, en las Gacetas legislativas números 210, del 15 de diciembre de 1992 y 123, del 10 de mayo de 1993.
Examinado así el trámite dado a la ley 55 de 1993, para su aprobación, se observa que fueron cumplidos los requisitos establecidos en los artículos 157 y 160 de la Constitución.
El 17 de junio de 1993, el Presidente del Senado remitió al Presidente de la República, todos los antecedentes legislativos del proyecto de ley, para la correspondiente sanción. Sancionada la ley el 2 de julio de 1993, le correspondió el número 55 de 1993 "por medio de la cual se aprueba el CONVENIO No. 170 Y LA RECOMENDACION No. 177 sobre la SEGURIDAD EN LA UTILIZACION DE PRODUCTOS QUIMICOS EN EL TRABAJO, adoptados por la 77a. reunión general de la O.I.T., Ginebra, 1990."
En la Gaceta del Congreso Nro. 282, del 19 de agosto de 1993, se publicó el texto de la ley y su aprobación.
El 9 de julio de 1993, la Corte Constitucional recibió la ley que apruebó el Convenio y la Recomendación de la referencia. Es decir, dentro del término estipulado en el artículo 241, numeral 10., de la Constitución.
En conclusión, el trámite formal previsto en la Carta para la expedición de esta ley, fue cumplido en su integridad.
1   2   3   4

similar:

Revisión oficiosa de la ley 55 de julio 2 de 1993 \"por medio de la cual se aprueba el convenio no. 170 Y la recomendacion no. 177 sobre la seguridad en la utilizacion de productos quimicos en el trabajo, adoptados por la 77a reunión general de la O. I. T., Ginebra, 1990.\" iconPor medio de la cual se aprueba el "Convenio número 170 y la Recomendación...

Revisión oficiosa de la ley 55 de julio 2 de 1993 \"por medio de la cual se aprueba el convenio no. 170 Y la recomendacion no. 177 sobre la seguridad en la utilizacion de productos quimicos en el trabajo, adoptados por la 77a reunión general de la O. I. T., Ginebra, 1990.\" iconConvenio 170 sobre la seguridad en la utilizacion de los productos quimicos en el trabajo

Revisión oficiosa de la ley 55 de julio 2 de 1993 \"por medio de la cual se aprueba el convenio no. 170 Y la recomendacion no. 177 sobre la seguridad en la utilizacion de productos quimicos en el trabajo, adoptados por la 77a reunión general de la O. I. T., Ginebra, 1990.\" iconPor medio de la cual se aprueba la "Convención sobre la prohibición...

Revisión oficiosa de la ley 55 de julio 2 de 1993 \"por medio de la cual se aprueba el convenio no. 170 Y la recomendacion no. 177 sobre la seguridad en la utilizacion de productos quimicos en el trabajo, adoptados por la 77a reunión general de la O. I. T., Ginebra, 1990.\" iconPor medio de la cual se aprueba la “Convención Internacional contra...

Revisión oficiosa de la ley 55 de julio 2 de 1993 \"por medio de la cual se aprueba el convenio no. 170 Y la recomendacion no. 177 sobre la seguridad en la utilizacion de productos quimicos en el trabajo, adoptados por la 77a reunión general de la O. I. T., Ginebra, 1990.\" icon"Por el cual se reglamenta la Ley 142 de 1994, la Ley 632 de 2000...

Revisión oficiosa de la ley 55 de julio 2 de 1993 \"por medio de la cual se aprueba el convenio no. 170 Y la recomendacion no. 177 sobre la seguridad en la utilizacion de productos quimicos en el trabajo, adoptados por la 77a reunión general de la O. I. T., Ginebra, 1990.\" iconDerogado por el Decreto182/2005, de 26 de julio, por el que se aprueba...

Revisión oficiosa de la ley 55 de julio 2 de 1993 \"por medio de la cual se aprueba el convenio no. 170 Y la recomendacion no. 177 sobre la seguridad en la utilizacion de productos quimicos en el trabajo, adoptados por la 77a reunión general de la O. I. T., Ginebra, 1990.\" iconEl Convenio No. 184 Internacional del Trabajo ratificado por la Ley...

Revisión oficiosa de la ley 55 de julio 2 de 1993 \"por medio de la cual se aprueba el convenio no. 170 Y la recomendacion no. 177 sobre la seguridad en la utilizacion de productos quimicos en el trabajo, adoptados por la 77a reunión general de la O. I. T., Ginebra, 1990.\" iconPor medio de la cual se expide el CÓdigo general del proceso y se

Revisión oficiosa de la ley 55 de julio 2 de 1993 \"por medio de la cual se aprueba el convenio no. 170 Y la recomendacion no. 177 sobre la seguridad en la utilizacion de productos quimicos en el trabajo, adoptados por la 77a reunión general de la O. I. T., Ginebra, 1990.\" iconDiario Oficial No. 41. 214, de 8 de febrero de 1994 Por la cual se...

Revisión oficiosa de la ley 55 de julio 2 de 1993 \"por medio de la cual se aprueba el convenio no. 170 Y la recomendacion no. 177 sobre la seguridad en la utilizacion de productos quimicos en el trabajo, adoptados por la 77a reunión general de la O. I. T., Ginebra, 1990.\" icon"Por el cual se reglamenta el artículo 4° de la ley 1562 sobre la...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com