Se autoriza la utilización hasta de una página completa dando crédito al autor. Otras copias, y hasta copias completas se podrían utilizar con algunas




descargar 1 Mb.
títuloSe autoriza la utilización hasta de una página completa dando crédito al autor. Otras copias, y hasta copias completas se podrían utilizar con algunas
página7/24
fecha de publicación10.03.2016
tamaño1 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   24

Capítulo 7 - Continúa la Historia de la SMM

En Mina continué enviando mensajes electrónicos a todos aquéllos en quien pude pensar. Envié mensajes al presidente de los Estados Unidos, a Bill Gates, a varias personas quienes hacían labores humanitarias, a todos los personajes de los programas de televisión que hacían cosas humanitarias como Oprah.

 

Continué enviando botellas gratis de SMM y también vendí las botellas de 4 onzas con 325 dosis por $20 dólares cada una o por $5 dólares a las personas del pueblo. Después cuando dupliqué la concentración, vendí las botellas de 4 onzas con 650 dosis por el mismo precio.


Mientras pasaba el tiempo, y las personas platicaban conmigo sobre varios problemas, continué encontrando nuevos usos para la SMM. Toda mi vida había tenido problemas con mis dientes. Me faltaba la mayoría de ellos y usaba placa dental postiza. Mis encías eran algo sensibles y mis dientes estaban de alguna manera sueltos en las encías.

 

Seguido me molestaban y en ese tiempo en particular me empezaron a doler y pensé que debería sacarme uno o dos. Decidí entonces que debía cepillarme los dientes con la SMM. Usé 6 gotas de SMM y ½ cucharada de vinagre mezcladas en un vaso y entonces esperé 3 minutos y agregué ⅓ de vaso de agua y la usé para cepillarme los dientes. Otra vez estaba maravillado. Toda la infección e irritación desapareció en horas.

 

En una semana mis encías se habían fortalecido. Cuando finalmente decidí sacarme un diente, le tomó al dentista una hora completa para sacarlo. Mis encías estaban muy fuertes y el diente estaba tan bien insertado en el hueso de la mandíbula que no pudo simplemente sujetarlo y jalarlo. No hubiera salido. No estoy seguro de que me lo debí sacar. Se veía perfectamente sano cuando estaba fuera. El dentista estaba más sorprendido que yo.

 

Desde entonces muchas personas han empezado a usar la SMM en su boca de la misma manera. Todos ellos quienes la han usado tuvieron los mismos resultados, una boca más saludable. Ha habido muchas personas quienes han sido capaces de arreglar los abscesos en sus dientes con sólo cepillar utilizando SMM.


Estoy seguro que Arnold estaba trabajando para conseguir el dinero para nuestro próximo viaje a África. Mi postura fue siempre que si usted me financia con suficiente dinero para un pasaje redondo de avión y algunos gastos de manutención, yo viajaría allá y hablaría con varias agencias gubernamentales y hospitales hasta encontrar algún lugar para hacer pruebas clínicas. La postura de Arnold era de que no iríamos a África hasta que tuviéramos una invitación. De acuerdo con Arnold siempre hubo suficiente dinero pero su insistencia en que necesitábamos una invitación nos mantuvo detenidos por años.

 

Peter Mwangi confirmó una invitación de un hospital en Kenia para ir a hacer pruebas clínicas. Recuerde, Peter era mí chofer en Kenia y Uganda a quien entrené para usar la SMM. Pudimos haber hecho las pruebas clínicas de 100 pacientes de malaria con pruebas de sangre antes y después por menos de $20,000 dólares incluyendo mis gastos de viaje. El dinero estaba disponible, pero Arnold quería ayudar a una persona que iba a Tanzania pero que no pudo hacer pruebas clínicas por varios meses.

 

Floyd Hammer y su esposa tenían varios proyectos en marcha. Una y otra vez durante un año Floyd Hammer tomó dinero de nuestra Fundación para la Solución de Malaria y nunca nos dio información sobre su uso. Le ayudamos a comprar una camioneta y le enviamos un gran paquete de alimentos a Tanzania y cuando Floyd escribió un reporte a su gente en los Estados Unidos nunca reconoció que le ayudamos.

 

Platicó que trató a personas con malaria pero nunca reconoció que estaba usando la SMM para tratar a los pacientes. Finalmente Arnold sólo dijo que no les enviaría más dinero. Pero si yo hubiera tenido el mismo dinero hubiera completado las pruebas clínicas en Kenia y hubiera tenido la prueba que todos estaban pidiendo.

La otra cosa que le pedí a Arnold que hiciera era simplemente contratar a Peter Mwangi, mi chofer, quien era muy bueno usando la SMM, para que continuara tratando y promoviendo la SMM. Él estaba viajando a hospitales, algunos de los cuales estaban dispuestos a probar la SMM. Pudo haber viajado a iglesias, orfanatos, hospitales y clínicas. Muchos confiaban en él y estaban dispuestos a usar la SMM.

 

En el mismo período de tiempo que estuvimos con Floyd, Peter hubiera tratado a miles de personas y en docenas de lugares si se estuviera usando la SMM. Desafortunadamente, ninguna de mis sugerencias fueron consideradas. Contratar a Peter, una persona de la localidad, en lugar de alguien de E.U. hubiera sido ridículamente barato. No hubiéramos tenido que pagar boleto de avión y hubiera trabajado por menos de $100 dólares al mes. Hubiéramos tenido que pagar la gasolina, algunos gastos y enviarle suficiente SMM.

 

Sus gastos serían 1/10 de lo que gastaría un misionero extranjero. Él hubiera hecho exactamente lo que nosotros quisiéramos. Arnold no confiaba en Peter, pero nunca lo conoció y yo trabajé con él por un mes todos los días. Éramos buenos amigos para cuando me fui. Por otra parte, Floyd tomó nuestro dinero, eran miles, y ni siquiera dio las gracias. El dinero que le pagamos a Floyd no sirvió para nada.


Arnold continuó cometiendo error tras error mientras todo el tiempo decía que las cosas tenían que hacerse a su manera. Él contrató al muchacho quien finalmente nos metió en muchos problemas y que nos impidió formar de manera legal la Fundación para la Solución de Malaria no lucrativa. Él contrató varias personas para hacer el sitio Web y cuando se habían pasado casi un año en eso, era todavía un sitio pobre.

 

Entonces contrató a otra persona para hacer el sitio y le pagó por adelantado y nunca obtuvo nada por su dinero porque el sitio nunca se realizó. Han pasado seis años desde que Arnold dijo que él nos conseguiría un sitio Web y todavía no tenemos uno. Envió miles de dólares a Floyd Hammer y nunca recibimos ningún reconocimiento o información respecto a los enfermos de malaria tratados con nuestra SMM.

 

Con el dinero que él continuó perdiendo, pude haber realizado muchas pruebas clínicas en Kenia con la evidencia que necesitamos para mostrar a otros. Aunque se equivocó una y otra vez, continuó inflexiblemente insistiendo que todo debía hacerse a su manera. Continuó insistiendo que la gente que nos iban a patrocinar, sólo patrocinarían si él tenía el control total.

 

Arnold efectivamente impidió que la SMM se usara mientras proclamaba que sí se estaba utilizando.

Arnold continuó diciéndome que aunque yo estaba en el consejo directivo de la Fundación para la Solución de Malaria, ésta iba a ser operada como una corporación. Básicamente, él dijo que él era el presidente y que las cosas se harían de acuerdo a sus especificaciones. Arnold y John continuaron diciendo que yo no debería decir cómo deberían hacerse las cosas. No había qué discutir con ninguno de ellos.

 

Cualquier discusión sobre las semanas anteriores o el año pasado, ambos se pondrían de acuerdo para decirme que mi memoria estaba mal. Cuando se presentaba cualquier discusión y yo intentaba decir algo ellos sólo gritaban más fuerte. Yo no podía discutir ninguna idea. Todo iba bien siempre y cuando mantenía mi boca cerrada. Pude haberme ido, y debí hacerlo, pero siempre había la promesa de que ellos obtendrían el dinero para ir a África para probar la SMM y de esta manera el mundo la aceptaría.

 

Mantuve mi boca cerrada porque esa promesa siempre estuvo frente a mí. Para ser un poco más justos, cuando regresamos de África la última vez, Arnold me llamó varias veces para preguntarme cómo hacer las cosas. Él dijo que necesitaba mi opinión, pero a medida que las cosas continuaran él haría las cosas como quisiera a pesar de mi opinión.

 

Hasta este punto, Arnold ha sido la única opción para mí. Entonces, finalmente me di cuenta que podía escribir este libro.

Hice un contrato con la Organización Mundial de la Salud (OMS).


Antes de mi viaje a Kenia y Uganda después de varias cartas a la OMS ellos evidentemente no querían aparecer como que no estaban escuchando. Respondieron una de las cartas diciendo que tenían un programa en el cual ellos probaron varias drogas que pudieran tener algunos efectos sobre la malaria. Dijeron que estaban interesados.

 

Después de algunas discusiones me enviaron un contrato a firmar. Negociamos un poco, cambiamos algunos puntos y finalmente firmamos el contrato. Les envié una botella de la SMM. Cerca de un año y medio más tarde, después de que regresé de África, finalmente obtuve una carta de ellos diciendo que estaban probando mi solución en un laboratorio separado. Ellos habían contratado un doctor para que les hiciera las pruebas. Yo estaba entusiasmado de saber que el doctor estaba en proceso de realizar las pruebas.

 

Él la probó en ratones y simplemente no funcionó de acuerdo con él. Yo estaba sorprendido pero él reportó que no curaría ratones ni los mejoraría, por lo tanto no había nada más que yo pudiera decir porque yo no estaba presente cuando se hicieron las pruebas.

 

Entonces, ¿35,000 pacientes recuperaron su salud pero no se pudo curar a un ratón? Lo siento, pero no le creo.

 

Hay un país en África que ni siquiera permitiría a la OMS acercarse a sus fronteras. Me parece que la OMS, si realmente hubieran estado interesados en ayudar al mundo como dicen que lo hacen, hubieran al menos hecho al SMM una prueba decente. Eso es especialmente verdadero después de que fueron informados del éxito que tuvimos en Kenia y Uganda.

 

Para ese tiempo más de 35,000 personas habían sido tratadas con éxito total. Al menos, todos los reportes dicen que todos se fueron sintiéndose bien.

 

También le informé al doctor de nuestro trabajo de campo, pero no estaba interesado. Si ellos hubieran estado un poco interesados me hubieran invitado para apoyar en las pruebas. El doctor que hizo las pruebas no tenía la menor idea de lo que era la SMM. No la entendió. No entendió la activación del vinagre y no entendió qué químicos eran. Él no quería saber.

 

Prefirió usar mi solución sin saber qué era. Mi evaluación de su desinterés es que él únicamente quería probar que no funcionaba y eso fue lo que hizo. Déjeme decirlo de nuevo, él estaba totalmente desinteresado en el hecho de que 35,000 pacientes de malaria habían sido exitosamente tratados en el campo. Platiqué con él mucho tiempo por teléfono, pero otra vez mostró total desinterés.

 

Obviamente todo lo que la OMS quería era la firma del doctor diciendo que la SMM no servía.


Había también un doctor en Israel quien también le hizo pruebas al SMM y dijo que no funcionaría. Pero, adivine qué, se rehusó a usar vinagre para activar al SMM. Dijo que el acetato era lo mismo y sólo usó acetato. Bueno, el hecho es que el acetato no es lo mismo que vinagre. Químicamente es totalmente diferente, pero él simplemente no usaría vinagre porque él sabía más.


Pensé que a usted le gustaría ver el contrato que tenía con la OMS. El contrato consta de varias páginas y aquí no hay espacio suficiente para mostrarlo, pero ellos (OMS) me enviaron una carta junto con el contrato.

 

Incluí la carta en la página siguiente y la traducción al español está a continuación de la carta para ayudarle a entenderla mejor. Si realmente está interesado en ver el contrato, sólo escríbame y le enviaré una copia del contrato.

 

Incluso usted puede venir conmigo y ver el contrato en papel.


ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD

Teléfono Central/Intercambio: 791 2111

Direct: 792 2665/3193

Email: pinkr@who.int

Sr. Jim Humble

Apartado Postal 185

1200 Doolittle St.

Mina, Nevada, 89422

Estados Unidos
Estimado Sr. Humble:

Se adjuntan dos copias firmadas del Acuerdo de Confidencialidad. Por favor firme cada hoja y regrésenos una copia y conserve otra para su archivo.


Nos gustaría dejar claro que si y de manera completa la idea de usar la Preparación OS-82 para una nueva indicación (por ejemplo en este caso malaria, leishmaniasis, tripanosomiasis, filariasis y/o onchocerciasis) no se encuentra en el dominio público a la fecha de divulgación por usted a la OMS/EET, y si no podemos demostrar que esa idea era conocida por OMS/EET antes de la divulgación, esta idea no cae en la excepción de párrafo 3 (a) y (b) del convenio adjunto.


Con los mejores deseos


Sinceramente suyo

Dr. Carlos M. Morel

Director
Programa Especial Para la Investigación y Entrenamiento en Enfermedades Tropicales (EET)


 

Arnold empezó a impulsar sus ideas sobre la SMM. Dijo que yo no podía seguir regalando.

 

Habíamos pasado por esto mismo una y otra vez. Quería que controláramos cada botella. Estoy seguro que desde el punto de vista de Arnold, cree que era el hombre quien tenía todo funcionando en África. Continúo conociendo personas y grupos que podrían financiarnos para ir a África. Yo continué viviendo aquí en el desierto y Arnold continuó sin permitirme conocer a ninguna de las personas que podría financiarnos en África.

 

Hoy escribí este párrafo simplemente porque le di a dos personas de la localidad una botella de SMM y Arnold se enteró y tuvimos una larga discusión sobre cómo yo podría ir a prisión por hacer eso. Hoy recibí una llamada de Arnold cuando dejaba San Francisco después de hablar con un prospecto de donador. Otro a quien no me permitiría conocer.


Aquí en el desierto, sólo escribiendo mensajes electrónicos a África, fui capaz de contar más de 5,000 personas tratadas y curadas de malaria desde marzo del 2004 a través de los amigos que hice en África. James no hubiera hecho nada durante este tiempo excepto decir lo que iba a hacer en África. Nada había pasado.


Un día en el desierto, cerca de un año después de haber regresado de Uganda, mientras trabajaba en el techo me caí y me rompí el cuello. Fui trasladado al hospital más cercano, pero no tenían el equipo necesario y me llevaron en avión a Reno. Finalmente me abrieron el cuello y me pusieron un tornillo de titanio en la segunda cervical de mi cuello (el mismo hueso que el actor de la película Superman se rompió). Hubieras visto el tornillo. Se ve como un tornillo para madera de 1 ½ pulgadas.

 

También me rompí la espalda. Mi espalda se alivió bastante rápido, pero mi cuello no se quería aliviar. El doctor dejó los huesos sin contacto. El tornillo debió haber tenido otra ½ vuelta. Pasaron seis meses y todavía no me aliviaba. El doctor estaba insistiendo en abrirme el cuello otra vez y poner dos tornillos más. Los veteranos del hospital dijeron que debí tener otra operación y ellos tenían otra idea de cómo hacerla. Sin embargo, no pudieron hacerlo en los siguientes seis meses.

 

Estaba entre la espada y la pared.


Finalmente un amigo en Canadá, Michael Haynes, sugirió que buscara el uso del magnetismo. En mi búsqueda en Internet encontré a un grupo de clínicas que estaban usando una nueva teoría del magnetismo y que estaban teniendo buenos resultados. El costo era muy alto. Después de obtener tanta información como me fue posible, compré algunos imanes de los más fuertes que hay en el mercado.

 

De hecho, son tan fuertes que son peligrosos. Pueden aplastar un dedo o cortarlo cuando se usan inapropiadamente. La nueva tecnología trabaja sobre el concepto básico de que el magnetismo debe tener un circuito magnético completo a través del cuerpo para obtener un máximo poder curativo. Durante este tiempo continué comunicándome a África con tantas personas como podía, además de enviar mensajes a varias organizaciones.

 

Con los imanes que compré construí una pieza curva de acero que permitiría tener un circuito magnético completo en mi cuello con el polo sur lo más cercano posible al hueso roto. Me puse los imanes por un total de cinco días y las noches las pasaba sentado para asegurarme de que estuvieran en su lugar. Al final de los cinco días mi cuello empezó a inflamarse. Volví con el doctor y tomó otros rayos X. El hueso estaba completamente sanado.

 

El doctor me quitó mi collarín. Dijo que ya no lo necesitaba más. Dijo que estaba contento de haber esperado antes de operarme. El no recordó que yo estaba usando imanes. No le importaba y no estaba interesado. De hecho, él hubiera preferido operarme. Él no decidió esperar para operarme. No me operó porque yo me negué.

 

Si hubiera sido su decisión, me habría operado.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   24

similar:

Se autoriza la utilización hasta de una página completa dando crédito al autor. Otras copias, y hasta copias completas se podrían utilizar con algunas iconInvestigación sobre el entendimiento humano
«Una proposición que no parece admitir muchas disputas es que todas nuestras ideas no son nada excepto copias de nuestras impresiones,...

Se autoriza la utilización hasta de una página completa dando crédito al autor. Otras copias, y hasta copias completas se podrían utilizar con algunas iconDespedidas adiós…good-bye Hasta luego…See you later Hasta mañana…See...

Se autoriza la utilización hasta de una página completa dando crédito al autor. Otras copias, y hasta copias completas se podrían utilizar con algunas iconLos orígenes del tenis se remontan hasta el siglo XIV en Francia,...

Se autoriza la utilización hasta de una página completa dando crédito al autor. Otras copias, y hasta copias completas se podrían utilizar con algunas iconRecursos : humanos, cuadernos, lápiz, tablero, copias etc

Se autoriza la utilización hasta de una página completa dando crédito al autor. Otras copias, y hasta copias completas se podrían utilizar con algunas iconArribo al Aeropuerto Juan Santamaría y trasladarlo hasta su hotel....

Se autoriza la utilización hasta de una página completa dando crédito al autor. Otras copias, y hasta copias completas se podrían utilizar con algunas iconEl desafío de aristóteles
«¡Hasta la vista! ¡Que tenga un buen día!», todos respondían con una abierta sonrisa

Se autoriza la utilización hasta de una página completa dando crédito al autor. Otras copias, y hasta copias completas se podrían utilizar con algunas iconRecursos humanos, tablero, cuadernos, hojas, copias, ábacos, materiales del medio

Se autoriza la utilización hasta de una página completa dando crédito al autor. Otras copias, y hasta copias completas se podrían utilizar con algunas iconRecursos humanos, tablero, marcadores, colores, copias, telas, platos, cuadernos, palillos, etc

Se autoriza la utilización hasta de una página completa dando crédito al autor. Otras copias, y hasta copias completas se podrían utilizar con algunas iconRecursos humanos, tablero, marcadores, colores, copias, cuadernos,...

Se autoriza la utilización hasta de una página completa dando crédito al autor. Otras copias, y hasta copias completas se podrían utilizar con algunas iconRecursos humanos, tablero, marcadores, colores, copias, cartillas, internet, animales del medio


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com