Resumen el objetivo de este estudio es comprobar el efecto que tiene la práctica deportiva reglada sobre el rendimiento académico de los alumnos de eso en la provincia de Granada.




descargar 71.32 Kb.
títuloResumen el objetivo de este estudio es comprobar el efecto que tiene la práctica deportiva reglada sobre el rendimiento académico de los alumnos de eso en la provincia de Granada.
página1/3
fecha de publicación10.03.2016
tamaño71.32 Kb.
tipoResumen
med.se-todo.com > Derecho > Resumen
  1   2   3
EFECTO DE LA PRÁCTICA DEPORTIVA REGLADA EN EL RENDIMIENTO ACADÉMICO EN ALUMNOS DE E.S.O. DE LA PROVINCIA DE GRANADA.
Francisco J. Cuadrado Ortega

Andrés Del Jesús Cañete

Miguel Díaz Ruíz

César Gómez Encinas

RESUMEN

El objetivo de este estudio es comprobar el efecto que tiene la práctica deportiva reglada sobre el rendimiento académico de los alumnos de ESO en la provincia de Granada. Para ello se ha utilizado un cuestionario que ha sido realizado por escolares granadinos con la supervisión de encuestadores entrenados. La variable dependiente fue el rendimiento académico (nota media obtenida por el alumno en el trimestre anterior) y la variable independiente ha sido la realización de actividad física reglada. De esta manera, según los cuestionarios, los alumnos que realizaban actividad física reglada obtuvieron mejores notas que aquellos que no realizaban ninguna actividad física reglada.

El estudio parte de la hipótesis de que la práctica deportiva reglada favorece el incremento del rendimiento académico de los alumnos que la realizan con regularidad.

Los resultados obtenidos corroboran que los alumnos que realizan actividad física reglada después del horario escolar obtienen mejores calificaciones en las diferentes asignaturas que cursan en el instituto.

Como conclusión, se puede afirmar que la práctica deportiva reglada es una variable que hay que tener en cuenta ya que su realización, además de reportar beneficios sobre la salud, favorece la mejora del rendimiento académico en el alumnado.

PALABRAS CLAVE: Práctica deportiva reglada, rendimiento académico, ESO, alumnos granadinos.

INTRODUCCIÓN

Vamos a llevar a cabo este estudio con el objetivo de comprobar el efecto que tiene la práctica deportiva en el rendimiento académico en alumnos de Enseñanza Secundaria Obligatoria dentro de los centros de la provincia de Granada. Es decir, constatar si la actividad física tendrá efectos positivos, negativos o neutros sobre el rendimiento académico. Para contextualizar esta temática hemos realizado una exhaustiva revisión bibliográfica desde la que apoyar nuestra hipótesis y que va a ser desarrollada a continuación.

La adolescencia ha sido considerada como una etapa clave en la adquisición de los hábitos que configuran el estilo de vida saludable. Este período, comprendido entre la niñez y la adultez, se caracteriza por los importantes y diversos cambios que los jóvenes deben afrontar. Esto hace del período adolescente un período crítico para la experimentación con conductas nuevas que pueden suponer un riesgo para la salud y crítico también para la consolidación de estos cambios en estilos de vida insanos (Jessor, 1993). Comentar que en la adolescencia temprana (11-15 años) se empiezan a instalar hábitos menos saludables entre los jóvenes.

Se debe reconocer la importancia que tiene este tipo de investigación, pero de igual manera, se deben superar estas aproximaciones y recurrir a metodologías más complejas que permitan comprender multidisciplinarmente el fenómeno. De igual manera, es importante hallar otras formas de estimular la práctica de la actividad física, debido a los beneficios probados que tiene en los procesos cognitivos en niños, jóvenes adultos y ancianos, así como en la calidad de vida de personas con limitaciones mentales y físicas.

El documento Argentina en movimiento (2000), argumenta que "el estilo de vida sedentario no sólo atenta contra la calidad de vida de la población, provocando la aparición de enfermedades, sino que además, tiene un alto costo económico para el país. Un 20% del presupuesto destinado a los organismos y entidades relacionadas a la salud, podría ser redefinido si se logrará cambiar este estado de situación, con programas y proyectos que favorezcan el desarrollo de dichas actividades. De esta forma, los recursos disponibles serían orientados de manera eficiente hacia planes de prevención y mejoramiento de la salud pública y no solamente a cubrir las urgentes demandas coyunturales, que ocasionan las enfermedades".

En los últimos años se ha recomendado la práctica de ejercicio físico en todas las edades. Con frecuencia este consejo no se ha acompañado de orientaciones individuales respecto al tipo de ejercicio e intensidad deseable, lo que ha favorecido que un número elevado de personas se inicie en la práctica deportiva desconociendo sus aptitudes previas y sin ningún tipo de control. Este hecho ha dado lugar a graves lesiones en algunos casos y al abandono temprano de la práctica deportiva en otros. El juego libre, los ejercicios regulados y el deporte proporcionan una forma natural para que niños y jóvenes alcancen una aptitud física y mental adecuada.

En la actualidad se dispone de evidencia científica que avala el impacto positivo del ejercicio físico sobre la salud y la capacidad intelectual. Además puede también tener otras ventajas psicológicas y sociales que afecten la salud. Por ejemplo, la participación de los individuos en un deporte o en ejercicio físico, puede ayudar a construir una autoestima más sólida (Sonstroem, 1984) y una auto-imagen positiva de si mismo entre las mujeres (Maxwell y Tucker, 1992), y mejora la calidad de la vida entre niños y adultos (Laforge et el al., 1999). Estas ventajas son probablemente, debido a una combinación de la actividad física y los aspectos socioculturales que pueden acompañar esta actividad. El ser físicamente activo puede también reducir las conductas auto-destructivas y antisociales en la población joven (Mutrie y Parfitt, 1998).

Es importante señalar que la actividad física no es beneficiosa por sí sola, si no es teniendo en cuenta unos criterios y unas orientaciones correctas. Sánchez Bañuelos (1996, 2001) considera tres ámbitos fundamentales sobre los que influye la práctica de actividad física: fisiológico, psicológico y social.

A nivel psicológico, autores como Salvador y cols. (1995), Márquez (1995), Barriopedro, Eraña y Mallol (2001), Moya-Albiol y Salvador (2001) o Hülya (2003) analizan los beneficios psicológicos de la actividad física tanto en la prevención de trastornos mentales, como en tratamientos de ansiedad y estrés. Por otra parte, la percepción de habilidad motriz y de la apariencia física que es adquirida gracias a la práctica deportiva reglada, proporciona mayor autoestima y mayor independencia (Casimiro, 2002). En esta línea, Mendoza Laiz (2000:5) plantea que las personas que tienen más posibilidades de caer en una espiral de fracaso escolar y abandono prematuro de su formación académica suelen tener una baja autoestima, falta de autonomía, falta de responsabilidad, dificultad para manejar la ansiedad, escaso sentido crítico y dificultad para tomar decisiones.

A nivel social, autores como Villalba (2002:187) o Torralba (2005:41) consideran el deporte como un excelente medio de integración social. La práctica de actividad físico deportiva puede aportar valores sociales como respeto, cooperación, trabajo en equipo, compañerismo, responsabilidad, entre otros; y valores personales como creatividad disciplina, salud, sacrificio, humildad básicos en la formación integral y académica de los alumnos (Gutiérrez, 1995; Romero Granados, 2000; Giménez, 2003; Contreras, Velázquez y de la Torre, 2001; Blázquez, 1995). Gutiérrez y cols. (1999b) encuentran que los estudiantes que practican alguna actividad física presentan mejores niveles de autoestima física en todas sus dimensiones que los no practicantes. En este sentido, el entorno social ejerce una influencia que lleva a las personas a adoptar actitudes más o menos activas. Esta idea queda recogida en la teoría del aprendizaje cognoscitivo social (Bandura, 1986).

Desde hace bastante tiempo, se presumía que la actividad física podría tener relación con una mejoría de los procesos cognitivos que tienen su origen en el cerebro, pero gracias a una serie de estudios desarrollados por la Universidad de Illinois, en los Estados Unidos, esta suposición terminó siendo una comprobación empírica, que arrojó como resultado que, efectivamente, a mayor actividad aeróbica, menor degeneración neuronal. Enplenitud.com (2003).

Esta investigación dio como resultado, información que presentaba a la actividad física como una amiga de los procesos cerebrales, no es, sin embargo, la primera que se hace al respecto. Por ejemplo, se habían realizado varios trabajos en animales que demostraron que el ejercicio aeróbico podía estimular algunos componentes celulares y moleculares del cerebro (Neeper, Pinilla, Choi & Cotman, 1996).

Así mismo, ciertos estudios realizados en seres humanos, también habían demostrado que algunos procesos y habilidades cognitivas cerebrales en las personas mayores, eran mejores en los individuos que practicaban una actividad física que en aquellas que no lo hacían. Por ejemplo, en 1999, los mismos científicos que realizaron el estudio de la Universidad de Illinois, habían observado que un grupo de voluntarios, -que durante 60 años habían llevado una vida muy sedentaria-, luego de una caminata rápida y sostenida de 45 minutos, durante tres veces a la semana, habían logrado mejorar sus habilidades mentales, las cuales suelen declinar con la edad.

Pero los beneficios cognitivos no se limitan solamente a los datos hallados en las investigaciones realizadas con personas de edad avanzada. Existe evidencia, de que los procesos cognitivos en niños, que practican una actividad física de manera sistemática son mejores que los procesos de niños que son sedentarios (Stone, 1965). Sibley & Etnier (2002), hacen un análisis de la relación que existe entre procesos cognitivos y actividad física. En este texto, el autor plantea ampliamente los beneficios que tiene para el desarrollo cognitivo de los niños, el hecho de que estos practiquen una deporte de manera regular. Concluye que los beneficios de la actividad física son bastante altos y que por ello es necesario que se adopten políticas para estimular la actividad física entre esta población.

Estos mismos argumentos son planteados y sustentados por otros trabajos de investigación, como los llevados a cabo por tres científicos japoneses (BrainWork, 2002), que realizaron un estudio con jóvenes adultos sedentarios, a los cuales se les aplicó un protocolo de evaluación cognitiva, antes de someterlos a un programa de entrenamiento físico. El programa consistía en correr moderadamente por treinta minutos, tres veces a la semana por tres meses, al cabo de este tiempo, se les evaluó nuevamente. Los resultados mostraron mejor rendimiento en las pruebas que fueron aplicadas después del programa de entrenamiento físico. Las mejoras fueron básicamente en atención, control inhibitorio y memoria de trabajo.

No debe olvidarse entonces que el ejercicio físico ayuda a conservar en mejores condiciones las funciones cognitivas y sensoriales del cerebro. Juan Francisco Marcos Becerro, vicepresidente de la Federación de Medicina Deportiva, explica que la razón de la mejora, es la mayor producción de factor CO cerebral, provocada por la llegada al cerebro del factor de crecimiento IGF-1, que es producido por los músculos al realizar ejercicio. Estos hallazgos, le atribuyen a la actividad física un papel neuropreventivo, que hasta ahora, no se había tenido en cuenta en enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer, Parkinson, Huntington o esclerosis lateral amiotrófica.

Por lo que la práctica de actividades físico-deportivas ha sido considerada como un aspecto importante del comportamiento humano, lo que ha dado pie a numerosas investigaciones encaminadas a demostrar las relaciones existentes entre ésta y los diversos ámbitos del Ser Humano (físico, psicológico y social).

El deporte, como fenómeno social de importancia creciente en los últimos años, ha generado unas necesidades que han sido cubiertas en parte con el incremento cuantitativo de los servicios deportivos (infraestructura, recursos humanos, oferta de prácticas, etc.) con el fin de satisfacer una demanda deportiva que ha ido adquiriendo cada vez más unas dimensiones culturales, sociales y de mercado antes desconocidas y cada vez más complejas.

Así pues se requieren análisis que abarquen realidades globales sobre las tendencias deportivas de la población, en general (estudios nacionales, regionales...) y análisis de realidades concretas, como es el caso que nos ocupa de la provincia de Granada, que contribuyan al enriquecimiento de la base de información en el campo específico de los comportamientos y hábitos deportivos, así como de los factores (culturales, demográficos, económicos, sociales,...) que están asociados.

El panorama mundial está enmarcado por una creciente preocupación por las consecuencias que pueda traer consigo la poca práctica de actividad física o deporte. Recientes estudios señalan al sedentarismo como un factor que acompaña la aparición y gravedad de un número importante de enfermedades crónicas e incluso a peores niveles de rendimiento académico.

Existe evidencia importante que sugiere que la práctica de una actividad física puede mejorar las funciones cognitivas y propiciar un mejor bienestar en personas que padecen de alguna enfermedad mental. También se han determinado los beneficios que puede tener sobre el rendimiento académico de niños escolares y adolescentes (Hanneford, 1995).

Se ha encontrado una relación positiva entre la práctica de la actividad física y el rendimiento académico en varios estudios realizados por el departamento de educación del estado de California en los EE.UU. (Dwyer et al, 2001; Dwyer et al, 1983; Linder, 1999; Linder, 2002; Shephard, 1997 y Tremblay et. al, 2000) que apoyan la idea de que el dedicar un tiempo a actividades físicas en las escuelas, puede traer beneficios en el rendimiento académico de los escolares, e incluso sugieren que existen beneficios, de otro tipo, comparados con los que no practican deporte.

Es importante señalar que el rendimiento académico ha estado vinculado a un gran número de variables de tipo institucional, psicológicas, socioeconómicas y culturales.

Recientemente, se ha podido demostrar con claridad que la actividad neurocognitiva de los niños y jóvenes ejercen un papel importante en el desempeño académico, especialmente en asignaturas como matemáticas, calculo, química, biología y lenguas extrajeras como lo señalan Rebollo, et al (2002).

Hemos encontrado estudios más actuales como los de Moreno, Rodríguez y Gutiérrez (2003) los cuales señalan que en los últimos años se está produciendo una revalorización de la Educación Física así como de la práctica deportiva reglada, contenidos capaces de establecer una formación integral de la persona a través de manifestaciones motrices, auspiciado por el incremento importante de profesionales vinculados con esta área de conocimiento.

Actualmente se asiste a una revalorización sociocultural del cuerpo, constituyendo centro de interés y de preocupaciones: sociales (estéticas, relacionales, de ocio…), técnicas (rendimiento profesional: trabajo, estudios y deporte). La Educación Física deberá impulsar una formación integral a través del cuerpo.

Tanto Cagigal como Le Bouch apreciaron la gran potencionalidad educativa de la E.F. A través de las experiencias motrices se podría llegar a un mayor desarrollo de las capacidades humanas (extrapolación de los efectos de la ejercitación motriz al desarrollo intelectual de la persona). Diversas acciones motrices constituyen lo que entendemos por actividad física. En el caso de la E.F. las acciones motrices son medios para conseguir los aprendizajes y de esta manera alcanzar los fines educativos.

Los jóvenes que practican actividad adicional a la contemplada en los programas de formación en las escuelas tienden a mostrar mejores cualidades como un mejor funcionamiento del cerebro; en términos cognitivos, niveles más altos de concentración de energía, cambios en el cuerpo que mejoran la autoestima, y un mejor comportamiento que incide sobre los procesos de enseñanza-aprendizaje (Cocke, 2002; Dwyer et. al, 1983; Shephard, 1997; Tremblay, Inman y Willms, 2000).

Las cualidades del cerebro que se mejoraron se asociaron a la actividad física regular y consisten en el alto flujo de sangre que recibe el órgano, los cambios en los niveles hormonales, la asimilación de los nutrientes, y la mayor activación del mismo (Shephard, 1997). Cocke (2002) indica que “el ejercicio regular puede mejorar el funcionamiento cognoscitivo y aumentar, en el cerebro, los niveles de las sustancias responsables del mantenimiento de la salud de las neuronas”.

Diferente a las pruebas de medidas, Linder (1999) utilizó un cuestionario para recopilar datos sobre la actividad física y el funcionamiento académico de 4.690 estudiantes, entre 9 y 18 años de edad, en Hong Kong. Ambas pruebas fueron administradas por los investigadores en clase a los estudiantes. Cada uno de ellos terminó personalmente su cuestionario, clasificando su propia actividad física y rendimiento académico. Después del análisis de los datos, los resultados demostraron una correlación positiva, pero baja (más para las mujeres que para los hombres), en la cual los estudiantes que perciben que hacen más actividad física reportan un mayor rendimiento académico.

En dos estudios realizados a largo y medio plazo (reportados por Shephard, 1984), se compararon estudiantes de Bailey de una escuela que ofrecía educación física por un intervalo de 1 a 2 horas al día, con otra que no ofrecía ningún programa parecido y por el contrario se concentraba en temas académicos. Después de 9 años, los integrantes de la escuela que realizaban educación física dieron muestras de mejor salud, actitud, disciplina, entusiasmo y funcionamiento académico que los integrantes de la otra escuela. El segundo estudio trabajó con una escuela primaria en Aiken, SC. Las estadísticas mostraban a esta escuela en 25% por debajo del rendimiento académico de las restantes escuelas del distrito. La escuela decidió introducir un plan de estudios fuertes en artes (danza diaria, música, drama y artes visuales) y las estadísticas pasaron del 25% por debajo al 5% por encima en 6 años.

Un trabajo realizado por el doctor Kubota de la Universidad de Handa (Japón) ha sido presentado en San Diego (EEUU), con ocasión del congreso anual de la Sociedad Americana de Neurociencias (2002). En esta investigación se tomaron siete jóvenes sanos, que participaron en un programa de entrenamiento que consistió en correr durante 30 minutos, tres veces por semana durante tres meses. Además, cada uno completó una serie de 'tests' diseñados por ordenador, cuyo objetivo era comparar la capacidad para memorizar objetos y establecer la capacidad intelectual antes y después del plan de entrenamiento. Una vez transcurrido el período de seguimiento, las puntuaciones fueron contrastadas, mostrando que después del programa de actividad física los resultados en las pruebas aumentaron de forma significativa en todos los participantes. Además, se reportaron cambios en otra variables neurocognitivas como es velocidad de procesamiento de información.

Los resultados de las pruebas de capacidad intelectual, mostraron una clara mejoría en las funciones cognitivas de los lóbulos frontales del cerebro. Además, los autores observaron que las puntuaciones comenzaban a bajar sí los participantes abandonaban el entrenamiento. También descubrieron, que el consumo de oxígeno aumentaba paralelamente a las puntuaciones de los 'tests', confirmando así, que el mantenimiento de un flujo constante de sangre y oxígeno, preserva la funciones cognitivas. El doctor Kubota, director de la investigación, señala que el hecho de que las mejoras se perdieran al interrumpir la actividad física, indica que lo que se requiere realmente para este desarrollo intelectual, es la continuidad en el ejercicio físico.
Como conclusión, se puede afirmar que los alumnos que practican con frecuencia práctica deportiva reglada mejoran su rendimiento académico, por tanto, habría un crecimiento del rendimiento académico general si se incrementara el porcentaje de adolescentes que realizaran práctica deportiva reglada de manera asidua semanalmente.


MÉTODO

Población y muestra.

En esta investigación participaron 2.400 sujetos sobre una población total de 788.474 personas pertenecientes a la provincia de Granada. Ello supone un margen de error del 2% y un nivel de confianza del 95,5%.

El procedimiento de muestreo llevado a cabo constó de un muestreo por conglomerados polietápicos. La selección de las unidades de la primera etapa se realizó mediante estratificación aleatoria desproporcional. La selección de las unidades de la segunda etapa fue aleatoria simple. La tercera y cuarta etapa consistieron en una afijación proporcional, y la quinta y última etapa por rutas y tablas aleatorias.

  1   2   3

similar:

Resumen el objetivo de este estudio es comprobar el efecto que tiene la práctica deportiva reglada sobre el rendimiento académico de los alumnos de eso en la provincia de Granada. iconResumen el objetivo principal de este trabajo es determinar las implicaciones...

Resumen el objetivo de este estudio es comprobar el efecto que tiene la práctica deportiva reglada sobre el rendimiento académico de los alumnos de eso en la provincia de Granada. iconResumen: El estudio tuvo como objetivo general determinar el efecto...

Resumen el objetivo de este estudio es comprobar el efecto que tiene la práctica deportiva reglada sobre el rendimiento académico de los alumnos de eso en la provincia de Granada. iconResumen Con el objetivo de demostrar el efecto de las giberelinas...

Resumen el objetivo de este estudio es comprobar el efecto que tiene la práctica deportiva reglada sobre el rendimiento académico de los alumnos de eso en la provincia de Granada. iconResumen Este ensayo tiene como objetivo tratar de definir los ejes...

Resumen el objetivo de este estudio es comprobar el efecto que tiene la práctica deportiva reglada sobre el rendimiento académico de los alumnos de eso en la provincia de Granada. iconResumen El presente trabajo pretende hacer un estudio detallado sobre...

Resumen el objetivo de este estudio es comprobar el efecto que tiene la práctica deportiva reglada sobre el rendimiento académico de los alumnos de eso en la provincia de Granada. iconResumen con el objetivo de determinar el momento óptimo de corte...

Resumen el objetivo de este estudio es comprobar el efecto que tiene la práctica deportiva reglada sobre el rendimiento académico de los alumnos de eso en la provincia de Granada. iconResumen se realizó un estudio experimental con el objetivo de evaluar...

Resumen el objetivo de este estudio es comprobar el efecto que tiene la práctica deportiva reglada sobre el rendimiento académico de los alumnos de eso en la provincia de Granada. iconResumen: Esta práctica tiene como objetivo introducir al alumno al...

Resumen el objetivo de este estudio es comprobar el efecto que tiene la práctica deportiva reglada sobre el rendimiento académico de los alumnos de eso en la provincia de Granada. iconResumen en esta tercera práctica de laboratorio se realizaron mediciones...

Resumen el objetivo de este estudio es comprobar el efecto que tiene la práctica deportiva reglada sobre el rendimiento académico de los alumnos de eso en la provincia de Granada. iconEste link tiene por objetivo mostrar algunos tips de cómo se pueden...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com