En busca de los presupuestos normativos de la imputación objetiva




descargar 216 Kb.
títuloEn busca de los presupuestos normativos de la imputación objetiva
página5/5
fecha de publicación07.04.2016
tamaño216 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5
BERND SCHÜNEMANN, Sobre el estado de la teoría del delito. Cuadernos Civitas. p.187.

46 FEIJOO SÁNCHEZ, Imputación Objetiva., p.115

47 Ejemplo extraído de FEIJOO SANCHEZ, Imputación Objetiva, p.114

48 Así, FEIJOO SÁNCHEZ, Imputación objetiva.,p .198; BACIGALUPO, PG, p.189 ss

49 Vid. En la doctrina española, MUÑOZ CONDE, PG, p. 314; OCTAVIO DE TOLEDO / HUERTA TOCILDO, Derecho Penal. Parte General, 2ªed., Madrid, 1986, p..95.

50 Vid. FEIJOO SÁNCHEZ, Imputación objetiva, p. 200

51 La dogmática penal contemporánea considera que el riesgo permitido obedece sin dudas a una ponderación social de intereses: CORCOY BIDASOLA, El delito imprudente. p. 321; FRISCH, Tipo penal e Imputación Objetiva (Trad. Manuel Cancio Melia, Jean Vallejo, Yesid Reyes, y otros), Madrid, 1995, p.43 y ss; BACIGALUPO, en Manual de Derecho Penal. parte general, Edit. Temis, Santa Fe de Bogotá – Colombia, 1996, p.215, quien asegura que en la vida social moderna el riesgo de la producción de lesiones de bienes jurídicos es paralelo al avance de la mecanización de la misma. Puede hablarse – afirma el profesor BACIGALUPO- en consecuencia, de un riesgo permitido, es decir, de la tolerancia social de un cierto grado de riesgo para los bienes jurídicos. En tráfico automotor importa un grado mayor de riesgo de accidentes que la circulación a pie, pero se lo autoriza en función de las ventajas que globalmente produce la vida social; LUZON PEÑA, Curso de Derecho Penal., p. 643

52 FEIJOO SANCHEZ, Imputación objetiva., p. 203

53 Ibidem

54 También en este sentido, SAMSOM, Citado por MTNEZ ESCAMILLA, La imputación objetiva del resultado, p. 135

55 Vid., Ítem 3.2

56 Así, FRISCH, Tipo penal e imputación objetiva,. p.46

57 FEIJOO SÁNCHEZ, Imputación Objetiva, p.219

58 Vid. GÜNTHER JAKOBS, Derecho Penal, 7/65

59 RGUES MOURULLO, Derecho Penal. Parte General, 2ª ed., Madrid, 1978, p. 227; Sobre los conceptos de libertad y autonomía de HEGEL, LARENZ Y HONIG, consúltese la tesis de RUEDA MARTÍN MARIA ÁNGELES, la Teoría de la Imputación Objetiva del Resultado en el Delito doloso de Acción, Bosch, p. 73 y ss.

60 Véase una exposición del principio de autorresponsabilidad con el de accesoriedad y sus respectivas problemáticas, en PEÑARANDA RAMOS, la participación en el delito y el principio de accesoriedad, Madrid, 1990, p. 336.

61 LESCH, Intervención delictiva e imputación objetiva, (Trad. Javier Sánchez- Vera y Gómez -Trelles) en Anuario de Derecho Penal y Ciencias Penales, Madrid, 1995, p.935

62 Vid. FEIJOO SÁNCHEZ, Imputación Objetiva, p. 345 (nota 9). Quien critica, con acierto, la tesis de SCHUMAN, puesto que no se puede aceptar la transposición –intentado por SHUMANN- de la teoría de la impresión desde la doctrina de la tentativa a la de participación, al fundamentar la solidaridad con el injusto ajeno en que se trata de algo socio-psicológicamente peligroso para la fuerza vinculante del derecho, que es apropiado para impresionar el sentimiento de paz jurídica y que por ello supone un ejemplo insoportable.

63 LESCH, Intervención delictiva, p.936

64A favor de un concepto restrictivo de autoría con su consecuente principio de accesoriedad limitada en la participación, véase las consideraciones de: DIAZ Y GARCIA CONLLEDO, La Autoría en Derecho Penal, Barcelona, 1991, p..253 y ss; También, LOPEZ PEREGRIN, La complicidad en el delito, Valencia, 1997, p..372. Para este autor, un concepto restrictivo de autor es fácilmente conciliable con los principio de intervención mínima y de legalidad, por permitir una construcción más exacta y estricta de las conductas típicas.

65 Más complejo, son los casos donde el autor principal ha adoptado la resolución de realizar un delito, se encuentra en la fase de actos preparatorios y existen datos objetivos que lo demuestran: un sujeto va a comprar pan y le comunica al panadero que envenenará a su esposa con el pan. FEIJO SANCHEZ asegura que en un estado respetuoso con la libertad de actuación y consiente de su carácter fragmentario debe pronunciarse a favor de la atipicidad o a favor de la menor penalidad de delito de omisión simple cuando la conducta tiene también un sentido socialmente adecuado. Vid. FEIJOO SANCHEZ, Imputación Objetiva, p. 403. prosigue FEIJOO en que es preciso tener en cuenta las consideraciones del texto para evitar desvalorar penalmente de forma distinta situaciones valorativamente equivalentes, en las que no existe ningún dato normativamente relevante que fundamente un desvalor distinto más alla de la relación naturalística de causalidad. (402)

66 TORIO LOPEZ, Naturaleza y ámbito de la Teoría de la Imputación Objetiva. En: ADP 86, p.45 ss, quien manifiesta la relevancia de determinar los requisitos objetivos de la inducción.

67 BALDO LAVILLA, Algunos aspectos conceptuales de la inducción. En: ADP 89, pp.1093

68 Para mayor referencias, MIR PUIG. PG. 15/47. Según doctrina mayoritaria, no cabe la inducción en supuestos en los que el autor ya había decidido realizar la conducta que se ha inducido (omnímodo facturus). A no ser que, debido a esa inducción, la persona varíe de forma esencial la forma de realizar el delito de manera tal, que el autor desista de su delito ya decidido e inicie uno nuevo.

69 Vid. CHOCLAN MONTALVO, Deber de Cuidado y delito imprudente, Barcelona, 1998, p. 113


70 Sobre el principio de confianza, Vid, WELZEL, Derecho penal alemán, p. 188; ROXIN, Derecho Penal, PG, p. 1004 y ss, VILLAVICENCIO TERREROS, Lecciones de Derecho Penal, PG, p. 261; Especialmente como manifestación del principio de la prohibición de regreso, JAKOBS, Derecho Penal, PG, p. 253

71 ARROYO ZAPATERO, La Protección penal de la Seguridad en el Trabajo, Madrid, 1981, (nota 30), p.179; REYES, p.147 ; ROMEO CASANOVA, El médico y el Derecho Penal I: La actividad curativa (Licitud y responsabilidad penal), Barcelona, 1981, pág. 76;

72 A favor del mencionado “principio de defensa”, Cfr. MIRENTXU CORCOY BIDASOLO, El delito imprudente., págs. 331 a 333 y 376

73 Esta diferenciación fue formulada inicialmente por ROXIN dentro del fin de protección de la norma y ahora como dentro del alcance de tipo penal. Vid, ROXIN, Derecho Penal, PG, p. 386

74 Vid. en este sentido, CANCIO MELIA, Conducta de la víctima e Imputación Objetiva en Derecho Penal, Barcelona, 1998, p.182 y ss.

75 Vid. ROXIN, La ulterior imputación al tipo objetivo en La Imputación Objetiva en el Derecho Penal (Trad. Manuel Abanto Vásquez. Incluye artículo introductotio de la Dra. Paz de la Cuesta Aguado), p.133

76 Vid. ROXIN, La ulterior imputación., p.135

77 Vid. ROXIN, La ulterior imputación., p. 143

78] Vid., ROXIN, Derecho Penal, PG, p.357; CANCIO MELIA, Conducta de la víctima, p.189 y ss.

79 Vid., ROXIN, Derecho Penal, PG, p. 387

80 Las criticas severas con relación a un análisis detenido del argumento a Maggiore ad minus, CANCIO MELIA, Conducta de la victima, p.192 y ss.

81 Esta posición es mantenida en España, por LUZÓN PEÑA. Vid., sobre ello, CANCIO MELIA, Conducta de la víctima, p.200. Asumiendo la posición de LUZÓN PEÑA, GARCIA ALVAREZ, La puesta en peligro de la vida e integridad física asumida voluntariamente por su titular, Valencia, Tirant Lo Blanch, 1999. Esta autora considera que el camino correcto para diferenciar las autopuestas en peligro de las puestas en peligro por tercero consentidas pasa por delimitar las esferas de autoría y participación y que la caracterización de una conducta como autolesiva o como autopuesta en peligro ha de realizarse de acuerdo con el criterio que se emplee para delimitar la autoría de la participación (p.107, 250 y ss). GARCIA ALVAREZ entiende que “existirá una autopuesta en peligro cuando el titular del bien jurídico arriesgado determine objetiva y positivamente por sí, a través de otro del que se sirve como instrumento o junto con otro (s), de común acuerdo, la conducta de riesgo” (p.161) o “cuando interviniendo en ella. Voluntariamente, el titular del bien jurídico arriesgado (queriendo ponerse en peligro e, incluso, contribuyendo activamente la conducta de riesgo), fuese únicamente el tercero el que ostentase el dominio del hecho entendido como determinación objetiva del curso de los acontecimientos” (p.369)

82 Véase, para mayores referencias, las acertadas críticas a la tesis de GARCIA ALVAREZ, que hace FEIJOO SÁNCHEZ, en Imputación Objetiva, p. 464 y ss.

83 Vid., CANCIO MELIA, Conducta de la víctima, p. 197. Coincidiendo con las críticas de CANCIO MELIA, GARCIA CAVERO, P.,La imputación Objetiva en los Delitos Imprudentes (Comentario a la Sentencia de la Corte Suprema del 13 de abril de 1995, R.N. nº 4288-79), p.203

84 Vid., así CANCIO MELIA, Conducta de la victima, Barcelona, p. 197

85ZACZYK concibe a l principio de autorresponsabilidad como un concepto pre jurídico, que trata de explicar y dota de contenido partiendo de la filosofía practica de KANT. Así, considera que este principio tiene un significado positivo y general e independiente de la existencia de una norma jurídica, al que no se le ha dado un significado originario ni del que se ha agotado su sentido jurídico. El fundamento de este concepto prejuridico, lo encuentra en la libertad. Una libertad autónoma, presidida por la autodeterminación, de tal modo que la persona no actúa según las leyes, sino que, como ser racional, según la representación de las leyes, es decir, tiene una voluntad, y esa voluntad, debe actuar inspirada por el imperativo categórico Kantiano, buscando la generalidad, es decir, que su actuación se oriente a la consecución de su conversión en una ley general, de tal modo, que el “imperativo categórico sea la ratio cognoscendi de la libertad, y ésta la ratio essendi del imperativo categórico. Por estas razones, ZACZYK, considera que la autorresponsabilidad tiene un doble significado: por un lado, se trata del uso de libertad de uno, y, por otro lado, se valora la corrección jurídica de su actuación a través del respeto de la libertad del otro. Sin embargo, CANCIO hace las siguientes observaciones a la tesis de ZACZYK: “No queda acreditado por qué razón el horizonte de referencia de la autorresponsabilidad debe quedar limitado al contexto creado y dominado de modo consciente por la víctima...la propuesta de ZACZYK se presenta, entonces, como una teoría de la imputación a la víctima que se detiene en la imprudencia consciente (270)”. La conclusión de CANCIO es la siguiente: “la tajante exclusión del ámbito relevante de los supuestos de desconocimiento de la situación de riesgo por parte de la víctima simplifica en exceso una problemática que requiere un tratamiento más diferenciado que la mera afirmación de la irrelevancia de toda conducta de la víctima sin referencia subjetiva a los elementos de riesgo” (p.271). o. en fin, el principal reproche que le hace CANCIO A ZACZYK es que su concepto de autorresponsabilidad es un concepto muy subjetivo e individual. (p. 47).Véase, para un análisis agudo de la posición de ZACZYK respecto del principio de autorresponsabilidad y su aplicación al ámbito de la teoría de la imputación objetiva, en: RAQUEL ROSO CADENILLAS, Autoría mediata, Imputación Objetiva, y Autopuestas en Peligro. A propósito de la dela STS.26-02-200 (A1149).Ponente. Excmo. Sr. Dr. Enrique Bacigalupo Zapatero. p.17y18,en www.unifr.ch/derechopenal/articulos/pdf/noviembre05/AUTORIA_MEDIATA.pdf.

86 CANCIO MELIA, Conducta de la víctima.,p. 390

87 CANCIO MELIA, Conducta de la víctima. p.280, 308

88 CANCIO MELIA, Conducta de la víctima, p.347 ss. CANCIO propone en la teoría del tipo, un criterio e imputación a la victima o de imputación al ámbito de responsabilidad de la víctima dentro de la teoría de la imputación objetiva, en concreto con relación a la imputación del comportamiento. Se trata de un problema del tipo objetivo común a delios dolosos e imprudentes como barrera de imputación previa a la consideración del lado subjetivo. CANCIO engloba sin muchos problema su posición con la teoría de la alcance del tipo de ROXIN como tercer eslabón dentro de la imputación objetiva.

89 FEIJOO SÁNCHEZ, Imputación Objetiva, p.460

90 HELGERTH, PRITTWITZ, SCHÜNEMANN, KREY, citados por FEIJOO SÁNCHEZ, Imputación. p.496

91 JAKOBS, PG 2ª, 7/130, 21/56 ss., 21/78 a.

92 Vid., SCS de 13 de abril de 1998, R.N. nº 4288-97. Asimismo, es digno de resaltar la exposición y desarrollo crítico del profesor GARCIA CAVERO respecto de esta sentencia. GARCIA (En La imputación Objetiva en los Delitos Imprudentes, p.198) alega, perfectamente, que no es una regla de experiencia la que determina la inexistencia de un deber de cuidado, sino el principio de confianza que permite al organizador del festival confiar en que el puente será utilizado como vía de acceso y no como plataforma de baile. Asegura además GARCIA que si bien la sentencia no precisa el fundamento de la impunidad de la participación en una autopuesta en peligro, la opinión de la doctrina es casi unánime al afirmar esta impunidad. En su opinión, esta impunidad se debe a que las posibles contribuciones del organizador del festival no desplazan en el caso concreto la competencia de la víctima para dominar el peligro. GARCIA (p.204) señala que para establecer si la víctima tiene un papel determinante que permite imputarle de manera exclusiva la realización de un hecho lesivo es necesario tener en cuenta, primeramente, la contribución del partícipe y precisar su relevancia sobre el posterior desarrollo los hechos.

93 CANCIO MELIA, Conducta de la víctima, p.. 354

94 CANCIO MELIA., Conducta de la víctima, p. 361

95A mi modo de ver, en esta sentencia el Tribunal Español valoró únicamente el comportamiento de la víctima e ignoró de forma absoluta el riesgo creado por el otro interviniente en los hechos. La sentencia del 17/09/1999 es la que insiste en este extremo, al considerar “...que la fractura subcapilat...se ha producido porque el perjudicado se ha introducido por propia decisión en la situación peligroso que él mismo provocó con su primera agresión...” Tal forma de parecer recuerda bastante a la regla versarista en virtud d e la cual el que es causa de la causa es causa del mal causado, o, en el mejor de los casos, a las teorías individualizadoras de la causalidad que trataban de distinguir entre causa y condición. En este mismo sentido se ha pronunciado GIMBERNET, criticando a las teoría individualizadoras: “...en sede de la causalidad, que es donde sistemáticamente se fundamenta nuestros Tribunales Penales, la conducta del autor o de la víctima es causal o no lo es, pero no se puede decir que haya conductas más causales, principales, preponderantes o eficientes que otros que serían simplemente favorecedoras p auxiliares respecto del resultado...”. Vid., En Delitos Cualificados por el resultado y Causalidad, , p. 94 y 95.

96 Vid, en este sentido, las críticas a la Sentencia del Tribunal Español del 17 de septiembre de 1999, TISNADO SOLÍS, Análisis dogmático sobre la Imputación Objetiva y el ámbito de responsabilidad de la víctima en la doctrina de Sentencia del Tribunal Supremo Español del 17/09/1999., p. 58 y ss.

97 FEIJOO SANCHEZ, B., Actuación de la Víctima e Imputación Objetiva (Comentario a la STS. de fecha 17 de septiembre de 1999), en Revista de Derecho Penal y criminología, 2ª época, Nº 05 (2000), p.266

98 CANCIO MELIA, Conducta de la Víctima., p. 342

99 CANCIO MELIA, M,. Conducta de la Víctima., p. 360

100 FEIJOO SANCHEZ, B.,Actuación de La Víctima. p. 313
1   2   3   4   5

similar:

En busca de los presupuestos normativos de la imputación objetiva iconAproximación a la teoría de la imputación objetiva

En busca de los presupuestos normativos de la imputación objetiva iconResumen el presente proyecto es una iniciativa que busca la inclusión...

En busca de los presupuestos normativos de la imputación objetiva iconPrograma presupuestos

En busca de los presupuestos normativos de la imputación objetiva iconEl sabio busca la luz y los locos se la dan

En busca de los presupuestos normativos de la imputación objetiva icon2 documentos normativos para consulta

En busca de los presupuestos normativos de la imputación objetiva iconDiseño organizacional y documentos normativos

En busca de los presupuestos normativos de la imputación objetiva iconImpensar la ciudad o en busca de los nuevos paradigmas. Un necesario recorrido epistemológico

En busca de los presupuestos normativos de la imputación objetiva iconLección objetiva evangelísitca

En busca de los presupuestos normativos de la imputación objetiva iconResumen : Este trabajo busca presentar críticamente los conceptos...

En busca de los presupuestos normativos de la imputación objetiva iconEditorial argos vergara, S. A. Barcelona
«objetiva». Ésta es la razón principal por la que estoy agradecido a las personas que a continuación se citan


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com