1 Una persona influyente tiene …




descargar 0.69 Mb.
título1 Una persona influyente tiene …
página1/15
fecha de publicación07.04.2016
tamaño0.69 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15


Seamos

personas de

influencia

John C. Maxwell

Jim Dornan
Un Sello de Editorial Caribe

Betania es un sello de Editorial Caribe,

Una división de Thomas Nelson, Inc.

© 1998 EDITORIAL CARIBE

Nashville, TN—Miami, FL

www.editorialcaribe.com

E-Mail: caribe@editorialcaribe.com

Título en inglés: Becoming a Person of Influence

© 1997 por Maxwell Motivation, Inc.

Publicado por Thomas Nelson Publishers

Traductor: Javier Quiñonez Ortiz

ISBN: 0-88113-508-9

Reservados todos los derechos.

Prohibida la reproducción total

o parcial de esta obra sin la debida

autorización de los editores.

Impreso en EE.UU.

Printed in U.S.A.

A todos aquellos que nos afectan,
sobre todo a Eric Dornan
cuya vida, experiencias, y actitud
contribuyen de manera muy significativa
a la habilidad de Jim y Nancy
para influir positivamente en la gente.


Contenido

Prefacio

Reconocimientos

Introducción

1

Una persona influyente tiene …

Integridad con las personas

2

Una persona influyente …

Nutre a los demás

3

Una persona influyente tiene …

Fe en las personas

4

Una persona influyente …

Escucha a las personas

5

Una persona influyente …

Entiende a las personas

6

Una persona influyente …

Amplía a las personas

7

Una persona influyente …

Navega por otraspersonas

8

Una persona influyente …

Se conecta con laspersonas

9

Una persona influyente …

Fortalece a las personas

10

Una persona influyente …

Reproduce otros influyentes

Prefacio

Cuando nos conocimos, hace unos cuantos años, de inmediato sentimos una gran química entre los dos, como la de hermanos. Teníamos mucho en común, pese a provenir de diferentes trasfondos. Jim pasó los últimos treinta años en el ambiente de los negocios enseñando a las personas cómo conseguir éxito. En el proceso, construyó una organización de negocios mundial. Por otra parte, John ha invertido los últimos veintiocho años trabajando con organizaciones sin fines de lucro como pastor, ejecutivo denominacional, y conferencista motivador. En los Estados Unidos se le reconoce como uno de los principales entrenadores en liderazgo y desarrollo personal.

Lo que tenemos en común es que comprendemos a la gente y el impacto positivo que una persona puede tener en otras. Y todo se resume en una idea: influencia. Conocemos el poder de la influencia, y queremos comunicárselo.

Así que únase a nosotros y continúe leyendo. Le daremos muchos de nuestros conocimientos, le contaremos relatos entretenidos e informativos, y enseñaremos principios dinámicos que tienen el poder de cambiar su vida, y la de aquellos que pueda influir.

Reconocimientos

Estas son personas especiales en nuestras vidas cuyo ánimo y asistencia hicieron posible esta obra:

A Margaret Maxwell, cuyo apoyo positivo facilitó que su esposo se convirtiera en una persona influyente.

A Nancy Dornan, que influye de manera increíble en su esposo, su familia, y cientos de miles de personas alrededor del mundo.

A Mea Brink, por sus ideas y ayuda en este proyecto.

A Stephanie Wetzel, por su trabajo editorial.

A Linda Eggers, la mejor ayudante que alguien pueda tener.

A Charlie Wetzel, nuestro escritor, por su aporte a este libro.

Introducción

Cuando usted era niño, ¿qué deseaba ser al crecer? ¿Soñó con ser un famoso actor o cantante? ¿Qué de ser presidente de su país? Quizás quiso convertirse en un atleta olímpico o una de las personas más adineradas del mundo. Todos tenemos sueños y ambiciones. Sin duda, alcanzó algunas de las suyas. No importa, sin embargo, cuánto éxito tenga ahora, todavía tiene metas y sueños por cumplir. Y nuestro deseo es ayudarlo a realizar esos sueños para que desarrolle su potencial.

Comencemos realizando un pequeño experimento. Observe la siguiente lista de personas. Es un grupo bastante diverso, pero todos tienen algo en común. Veamos si puede averiguarlo.

JOHN GRISHAM

GEORGE GALLUP

ROBERT E. LEE

DENNIS RODMAN

JAMES DOBSON

DAN RATHER

MADONNA

HIDEO NOMO

JERRY Y PATTY BEAUMONT

RICH DEVOS

MADRE TERESA

BETH MEYERS

PABLO PICASSO

ADOLFO HITLER

TIGER WOODS

ANTHONY BONACOURSI

ALANIS MORRISETTE

GLENN LEATHERWOOD

BILL CLINTON

JOHN WESLEY

ARNOLD SCHWARZENEGGER

La influencia no nos llega
instantáneamente.
Crece por etapas.


¿Sabe qué es? ¿Qué tienen en común? No son sus profesiones, ciertamente. Los nombres provienen de listas de escritores y políticos, figuras del deporte y artistas, evangelistas y dictadores, actores y empresarios profesionales. Se incluyeron hombres y mujeres. Algunos son solteros y otros casados. Tienen edades diferentes. Y representan muchas etnias y nacionalidades. Algunas de esas personas son famosas, quizá reconozca sus nombres. Pero, indudablemente jamás escuchó otros. Entonces, ¿cuál es la clave? ¿Qué tienen en común? La respuesta es que cada uno de ellos es una persona influyente.

TODO EL MUNDO ES INFLUYENTE

Creamos esta lista casi al azar, seleccionando personas conocidas así como algunos cercanos a nosotros. Usted podría hacer lo mismo con facilidad. Lo hicimos para ilustrar un punto: Todo el mundo influye a otras personas. No importa quién o cuál es su trabajo. Un político, como el presidente de los EE.UU., tiene tremenda influencia en cientos de millones de personas, no solo en este país sino alrededor del mundo. Y los artistas populares, como Madonna y Arnold Schwarzenegger, muchas veces influyen a toda una generación de personas en una o más culturas. Una maestra, como Glenn Leatherwood, que instruyó a John y a cientos de otros niños en la Escuela Dominical, impactó las vidas de sus estudiantes y también influyó indirectamente en todas las personas que esos niños llegaron a influir.

Sin embargo, usted no tiene que ser importante para ser una persona influyente. Es más, si su vida se vincula de alguna manera con otras personas, usted influye. Todo lo que hace en el hogar, la iglesia, su trabajo, o en el campo de pelota afecta las vidas de otras personas. El filósofo y poeta estadounidense Ralph Waldo Emerson dijo: «Cada hombre es un héroe y un oráculo para alguien, y para esa persona, lo que diga tiene valor adicional».

Si usted desea tener éxito o afectar positivamente a nuestro mundo, necesita ser una persona influyente. Sin la influencia, no hay éxito. Por ejemplo, si es un vendedor que desea vender más productos, necesita poder influir a sus clientes. Si es gerente, su éxito depende de la habilidad para influir a sus empleados. Si es entrenador, solo puede organizar un equipo ganador influyendo en sus jugadores. Si es pastor, su habilidad de alcanzar personas y hacer que su iglesia crezca depende de su influencia en la congregación. Si desea criar una familia fuerte y saludable, tiene que influir a sus niños de manera positiva. No importa cuáles sean sus metas en la vida, puede ser más efectivo, y su contribución puede ser más duradera si aprende a convertirse en una persona influyente.

Si su vida se vincula de
alguna manera con otras personas,
usted influye.


Un relato divertido acerca del impacto de la influencia nos llega del gobierno del presidente Calvin Coolidge. Un huésped de la Casa Blanca desayunaba con Coolidge cierta mañana; deseaba darle una buena impresión al presidente. Y notó que Coolidge, a quien le sirvieron el café, agarró la taza, vertió parte de su contenido en un platillo hondo, y calmadamente le añadió un poco de crema y azúcar. Como no deseaba violar ninguna regla de etiqueta, el visitante siguió el ejemplo del comandante en jefe: derramó parte de su café en su platillo, y le añadió crema y azúcar. Luego esperó que el presidente hiciera su próxima movida. Se horrorizó cuando vio poner el platillo en el suelo para el gato. Nadie informó qué hizo el visitante después.

SU INFLUENCIA NO ES IGUAL
CON TODAS LAS PERSONAS


La influencia es algo curioso. Aunque impactamos a casi todos los que nos rodean, no tenemos el mismo nivel con todas las personas. Para ver este principio en acción, trate de ordenarle algo al perro de su mejor amigo la próxima vez que lo visite.

Quizás no haya pensado mucho en ello, pero tal vez sepa instintivamente a cuáles personas influye mucho y a cuáles no. Por ejemplo, piense en cuatro o cinco personas con las que trabaja. Cuando les presenta una idea o una sugerencia, ¿responden todos de la misma manera? Por supuesto que no. Uno podría pensar que todas sus ideas son inspiradas.

Otro podría percibir todo lo que usted dice con escepticismo. (No hay duda de que puede identificarse con la persona a quien influye.) Pero a esa misma persona escéptica le podría encantar cada idea presentada por su jefe o uno de sus colegas. Eso simplemente muestra que su influencia con ella podría no ser tan fuerte como con otra.

Una vez que empiece a prestarle más atención a las respuestas de las personas a usted y a otros, verá que las personas responden según su nivel de influencia. Y reconocerá, rápidamente, cuánta influencia ejerce con ciertas personas en su vida. Hasta podría notar que su influencia tiene niveles diferentes en su hogar. Si está casado y tiene dos o más niños, piense en cómo interactúan con usted. Un niño podrá responderle especialmente bien, mientras a otro le va mejor con su esposa. El asunto es cuál padre tiene más influencia en el niño.

ETAPAS DE LA INFLUENCIA
Y SU IMPACTO


Si lee el libro de John, Desarrolle el líder que está en usted, tal vez recuerde la descripción de los cinco niveles de liderazgo que aparece en el capítulo 1. Imagíneselo así:

El liderazgo (un uso específico de la influencia) alcanza su nivel más bajo cuando solo se basa en la posición. Y aumenta, y alcanza un nivel más alto, a medida que desarrolla relaciones con otros. Es ahí cuando ellos le permiten dirigir más allá de los límites de su descripción laboral. A medida que usted y sus seguidores sean más productivos en su trabajo, su liderazgo avanzará al nivel 3. Y cuando empiece a desarrollar a las personas y ayudarlas a alcanzar su potencial, su liderazgo se moverá al nivel 4. Solo unos pocos alcanzan el nivel 5 ya que requiere que la persona se pase toda una vida desarrollando a otros hasta lo sumo de su potencial.1

La influencia opera de manera parecida. No nos llega instantáneamente. Al contrario, crece por etapas. Imagíneselo, más o menos, así:

Consideremos cada nivel:

Nivel 1: Modelaje

Al principio las personas son influidas por lo que ven. Si tiene niños, tal vez lo note. No importa qué les diga a los niños que hagan, su inclinación natural es seguir lo que lo ven hacer. La mayoría de las personas verán la influencia de usted en sus vidas si lo perciben como alguien positivo, confiable y con cualidades admirables. Al conocerlo mejor, si les agrada lo que ven, aumentará su credibilidad y el potencial de su influencia.

Cuando usted conoce personas, inicialmente carece de influencia sobre ellas. Si las conoce a través de alguien en quien confían y habla bien de usted, puede «tomar prestada» parte de la influencia de esa persona. Ellas supondrán que se puede creer en usted hasta que lo conozcan mejor. Pero tan pronto como tengan la oportunidad de observarlo, las acciones suyas edificarán o destruirán esa influencia.

Una excepción interesante a este proceso de modelaje sucede en el caso de las personalidades. Debido a su obsesión con la televisión, las películas, y los medios, muchos son influidos fuertemente por personas que jamás han conocido. Casi nunca lo son por el individuo mismo, sino por la imagen de esa persona. Y es probable que esa imagen no sea una representación exacta del artista, político, deportista o animador. Sin embargo, admiran a esa persona y son influidos por las acciones y las actitudes que creen representadas en esa persona.

Uno puede ser un modelo para las
masas, pero para alcanzar los niveles más altos de influencia, hay que
trabajar con individuos.


Nivel 2: Motivación

El modelaje puede ser una influencia poderosa, positiva o negativamente. Incluso es algo que puede hacerse a la distancia. Pero si en verdad desea impactar significativamente las vidas de otras personas, tiene que hacerlo de cerca. Eso lo lleva al segundo nivel de influencia: la motivación.

Uno se convierte en motivador influyente cuando anima a las personas y se comunica con ellas a nivel emocional. El proceso hace dos cosas: (1) Crea un puente entre usted y ellos, y (2) edifica su confianza y sentido de dignidad. Cuando las personas se sienten a gusto con usted y consigo mismo durante los momentos en que lo acompañan, su nivel de influencia aumenta de modo significativo.

Nivel 3: Tutoría

Cuando usted alcanza un nivel de motivación que influye en otros, puede comenzar a ver un impacto positivo en sus vidas. Para aumentar ese impacto y hacerlo duradero, tiene que avanzar al próximo nivel de influencia: la tutoría.

Ser mentor es derramar su vida en otras personas y ayudarlos a alcanzar su potencial. El poder de la mentoría es tan fuerte que uno realmente puede ver cambiar la vida de las personas que influye ante sus propios ojos. A medida que se entrega, ayudándolos a vencer obstáculos en sus vidas y mostrándoles cómo crecer personal y profesionalmente, puede ayudarlos a alcanzar todo un nuevo nivel de vida. Usted, verdaderamente, puede marcar la diferencia en sus vidas.

Nivel 4: Multiplicación

El nivel más alto de influencia que usted puede tener en las vidas ajenas es el de multiplicación. Como multiplicador de su influencia, puede ayudar a las personas a quienes influye a conver-tirse en influyentes positivos en las vidas de otros y legar no solo lo que recibieron de parte suya, sino también lo que aprendieron y cosecharon por cuenta propia. Pocas personas llegan al cuarto nivel de influencia, pero todos tienen el potencial para hacerlo. Requiere abnegación, generosidad, y compromiso. También toma tiempo. Para avanzar a otro nivel de influencia con las personas, hay que prestarles más atención individual. Puede ser un modelo para las masas, pero para alcanzar los niveles más altos de influencia, tiene que trabajar con individuos.

Bill Westafer, un amigo de John, que anteriormente trabajaba en la Iglesia Skyline, en San Diego, observó: «Hay personas cuyos sentimientos y bienestar yacen dentro del campo de mi influencia. Jamás escaparé a eso». Es un buen concepto que todos debemos recordar. Si dirige a muchas personas o tiene una posición de envergadura, el aumento de su influencia le otorga más responsabilidad. Lo que dice, y, más importante aún, lo que hace, es un modelo para los que le siguen. Sus acciones reflejarán su influencia.

SU INFLUENCIA ES
POSITIVA O NEGATIVA


Ahora que reconoce su influencia en los demás, debe pensar cómo usarla. Probablemente se percató de que Dennis Rodman, el jugador profesional de básketbol, estaba en la lista de personas influyentes al comienzo de esta introducción. Muchas veces hemos oído a Dennis Rodman decir que no desea ser un modelo. Simplemente desea ser él mismo. Dennis no entiende (o rehúsa reconocer) que ya es un modelo. No lo puede rechazar. Es un ejemplo para todos en su familia, sus vecinos, y las personas en la tienda del vecindario donde compra. Y por la profesión que eligió, es modelo para millones de personas; influye en más gente que si hubiera elegido ser mecánico automotriz, por ejemplo. Influye en otros, y eligió la clase de influencia que tiene.

Aunque usted haya tenido un efecto
negativo en los demás, puede
cambiar eso y hacer que su impacto
sea positivo.


La leyenda del béisbol, Jackie Robinson, señaló: «Una vida no es significativa excepto por su impacto en otras vidas». El impacto de Robinson en las personas en los EE.UU. fue increíble. A mediados de los cuarenta, se convirtió en el primer atleta afroestadounidense en jugar en el béisbol de las grandes ligas a pesar del prejuicio, las burlas raciales, el abuso, y las amenazas de muerte. Y lo hizo con carácter y dignidad. Brad Herzog, autor de The Sports 100 [Los 100 del deporte], identificó a Robinson como la persona más influyente en la historia deportiva estadounidense:

Primero, están los que cambiaron la manera en que se jugaba … Luego están los hombres y mujeres cuya presencia y trayectoria alteraron fundamental y permanentemente el escenario deportivo … Y, por último, el puñado de figuras deportivas cuya influencia transcendió los campos de juego e impactó la cultura estadounidense … Robinson, más que nadie, era los tres tipos en uno.2

Martin Luther King, uno de los estadounidenses más influyentes del siglo veinte, reconoció el impacto positivo que hizo Jackie Robinson en su vida y la causa por la que luchó. King le dijo al pionero del béisbol, Don Newcombe: «Jamás sabrán lo que usted, Jackie y Roy [Campanella] hicieron para facilitar mi trabajo».

La mayoría del tiempo reconocemos la influencia que tenemos en los seres más cercanos a nuestras vidas, para bien o para mal. Pero a veces ignoramos el impacto que podemos tener en otras personas a nuestro alrededor. El autor anónimo de este poema tal vez pensaba en eso al escribir:

Mi vida tocará docenas de vidas antes de que termine este día,
Dejará innumerables señas para bien o para mal antes que se ponga el sol,


Este es el deseo que siempre anhelé, la oración que siempre oré;
Señor, que mi vida ayude a otras vidas que toque
por el camino.


A medida que interactúe hoy con su familia, sus compañeros de trabajo, y el empleado de la tienda, reconozca que su vida toca a muchas otras. Ciertamente, su influencia en los familiares es mayor que en los extraños que conoce. Y de tener una ocupación relevante, influye en personas desconocidas. Pero usted impacta aun en sus interacciones diarias con las personas. Puede hacer que los pocos momentos en los que interactúa con un dependiente de una tienda o un cajero en un banco sean una experiencia miserable, o puede hacer que se sonrían y alegrar su día. La elección es suya.

LOS QUE INFLUYEN POSITIVAMENTE
AÑADEN VALOR A OTRAS PERSONAS


A medida que escala los niveles de influencia superiores y llega a influir activamente, puede comenzar a afectar positivamente a las personas y añadir valor a sus vidas. Eso aplica a cualquiera que influya en forma positiva. La niñera que le lee al niño lo motiva a amar los libros y lo ayuda a convertirse en un estudiante constante. La maestra que pone su fe, confianza, y amor en una niñita, la ayuda a sentirse valiosa y buena consigo misma. El jefe que delega tareas a sus empleados y les da autoridad, así como responsabilidad, amplía sus horizontes y los fortalece para que lleguen a ser mejores trabajadores y personas. Los padres que saben cómo y cuándo hacerles gracia a sus niños los ayudan a permanecer receptivos y comunicativos, aun durante los años previos a la adolescencia. Todas estas personas añaden valor duradero a las vidas de otros.

No sabemos qué clase de influencia tenga en otros ahora, al leer este libro. Sus acciones podrían tocar la vida de miles de personas. O podría influir a dos o tres compañeros de trabajo y familiares. La cantidad de personas no es lo más relevante. Es muy importante que recuerde que su nivel de influencia no es estático. Aunque impactara negativamente a otros en el pasado, puede cambiar eso y hacer que su impacto sea positivo. Y si hasta ahora su nivel de influencia fue relativamente bajo, puede aumentarlo y convertirse en alguien influyente que ayuda a otros.

En efecto, de eso se trata este libro. Queremos ayudarle a convertirse en una persona muy influyente, sin importar en qué etapa de la vida esté o qué hace para ganarse la vida. Puede tener un impacto increíblemente bueno en la vida de otros. Puede añadir tremendo valor a sus vidas.

¿QUIÉN ESTÁ EN LA LISTA
DE INFLUENCIA?


Todos deberían sentarse y hacer una lista de las personas que añadieron valor a su vida. Dijimos que la lista al principio de esta introducción contiene los nombres de algunas personas que nos influyen. Algunos de los nombres son grandes. Por ejemplo, John considera al evangelista del siglo dieciocho John Wesley como una influencia significativa en su vida y profesión. Wesley fue un líder dinámico, predicador, y crítico social. Durante su vida, trastocó la iglesia cristiana en Inglaterra y los EE.UU., y hoy sus pensamientos y enseñanzas siguen influyendo el funcionamiento de las iglesias y las creencias de los cristianos. John considera que Wesley es la persona más grande que haya vivido desde el apóstol Pablo.

Otras personas mencionadas en esa lista no son muy conocidas, pero eso no desmerece en manera alguna su nivel de influencia. Por ejemplo, Jerry y Patty Beaumont tuvieron un profundo impacto en la vida de Jim y su esposa, Nancy. He aquí su historia:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15

similar:

1 Una persona influyente tiene … icon¿Qué aspecto tiene una persona con acondroplasia?

1 Una persona influyente tiene … iconEl hombre roto por los demonios de la economía
«La economía tiene necesidad de la ética para su correcto funcionamiento; no de una ética cualquiera, sino de una ética amiga de...

1 Una persona influyente tiene … iconSinopsis verónica es una joven que tiene los mismos sueños y deseos...

1 Una persona influyente tiene … iconLas células cancerígenas aparecen de 6 a 10 veces en la vida de una...

1 Una persona influyente tiene … iconLlegará una época en la que una investigación diligente y prolongada...

1 Una persona influyente tiene … iconLlegará una época en la que una investigación diligente y prolongada...

1 Una persona influyente tiene … iconAdquirir desde jóvenes tales o cuales hábitos no tiene poca importancia:...

1 Una persona influyente tiene … iconAdquirir desde jóvenes tales o cuales hábitos no tiene poca importancia:...

1 Una persona influyente tiene … iconToda sustancia tiene un conjunto único de propiedades (características...

1 Una persona influyente tiene … iconVamos a ver otro de los grandes problemas que tiene el organismo....


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com