El hígado es la glándula más grande del cuerpo y es una glándula exocrina importante, cuya secreción se denomina bilis. En los adultos su peso varía de 1000g y




descargar 70.69 Kb.
títuloEl hígado es la glándula más grande del cuerpo y es una glándula exocrina importante, cuya secreción se denomina bilis. En los adultos su peso varía de 1000g y
fecha de publicación19.08.2016
tamaño70.69 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
ANATOMÍA DEL HÍGADO

El hígado es la glándula más grande del cuerpo y es una glándula exocrina importante, cuya secreción se denomina bilis. En los adultos su peso varía de 1000g y 3000g. El hígado se localiza en la región del hipocondrio derecho del abdomen (no suele sobrepasar el límite del reborde costal), llenando el espacio de la cúpula diafragmática, donde puede alcanzar hasta la quinta costilla, y se relaciona con el corazón a través del centro frénico, a la izquierda de la cava inferior. Su consistencia es blanda y depresible, y está recubierto por una cápsula fibrosa, sobre la cual se aplica el peritoneo, parte de la superficie del hígado (excepto en el área desnuda del hígado, que corresponde a su superficie postero-superior).

El Hígado presenta 2 caras, diafragmática y visceral. La cara superior es lisa y por su forma se relaciona con el diafragma y se adapta a el. La cara inferior del hígado la cual es algo aplanada esta orientada hacia abajo, atrás y a la izquierda y presenta los lóbulos cuadrado y caudado, estos están delimitados por un grupo de cisuras y surcos dispuestos en forma de H. El hígado puede dividirse en lóbulos anatómicos derecho e izquierdo, los cuales están delimitados por la unión del ligamento falciforme y en la cara visceral por la cisura del ligamento venoso por detrás y por la cisura del ligamento redondo por delante.

El hígado se relaciona principalmente con estructuras situadas al lado izquierdo del abdomen, muchas de las cuales dejan una impresión en la cara inferior del lóbulo derecho del hígado.

Así, tenemos de atrás a delante la impresión cólica, la impresión duodenal, pegada a la fosa cística, y la impresión renal, menos marcada. En la cara inferior del lóbulo izquierdo están la impresión gástrica y la escotadura del esófago, en el borde posterior.

El hígado también se relaciona anatómicamente con el diafragma y con el corazón.

En la cara diafragmática se encuentra el ligamento falciforme, el cual se extiende hasta alcanzar la zona umbilical. Por su borde libre corre el ligamento redondo del hígado (restos de la vena umbilical embrionaria). Este resto de la vena umbilical se une a las venas subcutáneas periumbilicales que irradian desde el ombligo, las cuales drenan en la vena ilíaca externa y finalmente en la cava inferior.

El ligamento falciforme  que se extiende por el mesogastrio ventral y que contribuye a la formación del hígado. Este ligamento, al llegar a la parte posterior de la cara diafragmática del hígado, se divide en dos hojas, dando lugar al ligamento coronario (límite superior del área desnuda del hígado). Cada una de estas hojas se dirige hacia cada uno de los bordes derecho e izquierdo del hígado, en donde se une a la hoja peritoneal de la cara visceral del hígado, que se refleja sobre el diafragma, formando los ligamentos triangulares derecho e izquierdo .

El Hígado tiene un doble riego: de la arteria hepática propiamente dicha y la vena porta.

El drenaje linfático del hígado corre a cargo de vasos que desembocan en la vena cava inferior o en los ganglios hepáticos que siguen el recorrido inverso de la arteria hepática.

El hígado recibe nervios del plexo solar, de los nervios neumogástrico izquierdo y derecho y también del frénico derecho, por medio del plexo diafragmático. El aporte nervioso también le viene del plexo celíaco que inerva al hepático, mezcla de fibras simpáticas y parasimpáticas. Estos nervios llegan al hígado junto a la arteria hepática. Segrega la bilis que queda almacenada en la vesícula biliar.

HISTOLOGÍA DEL HÍGADO

El hígado tiene funciones tanto endocrina como exocrina; en el hígado la misma célula (el hepatocito) tiene a su cargo la formación de la secreción exocrina hepática, la bilis, y sus múltiples productos endocrinos. Además los hepatocitos convierten sustancias nocivas en materiales no tóxicos que se excretan en la bilis.

Los hepatocitos convierten gran parte del material nutritivo que se lleva al hígado en productos de almacenamiento como glucógeno que se libera a medida que el cuerpo requiere glucosa.

Los hepatocitos están dispuestos en lobulillos en forma de hexágonos (lobulillos clásicos).

Entre los componentes estructurales del hígado se encuentran los siguientes:

  • Parénquima: que consiste en trabeculas de hepatocitos bien organizadas que en el adulto normalmente tienen una sola célula de espesor y están separadas por capilares sinusoidales.

  • Estroma del tejido conjuntivo: que se continua con la capsula fibrosa de Glisson. En el estroma conjuntivo hay vasos sanguíneos, nervios, vasos linfáticos y conductos biliares.

  • Capilares sinusoidales (sinusoides): que son los vasos que hay entre las trabeculas hepatociticas.

  • Espacio perisinusoidal (espacio de Disse): que está situado entre el endotelio sinusoidal y los hepatocitos.

Hay tres maneras de describir la estructura del hígado en términos de unidad funcional:

  • El primero que se definió desde el punto de vista histológico fue el lobulillo hepático clásico es el modo tradicional de considerar la organización del parénquima hepático y puede verse con relativa facilidad. El lobulillo hepático clásico se ve en los cortes como una de tejido más o menos hexagonal. El lobulillo clásico consiste en pilas de trabeculas hepatociticas anastomosadas, de una célula de espesor, separadas por el sistema interconectado de sinusoides que irriga las células con una mezcla de sangre venosa y arterial.

Cada lobulillo mide alrededor de 2.0 * 0.7 micras. En el centro hay una venula de tamaño relativamente grande la llamada vena central o vena centrolobulillar en el cual desembocan los sinusoides. En los ángulos del hexágono están los espacios portales o espacios de ciernan que consisten en un tejido conjuntivo laxo estromal caracterizado por la presencia de las triadas portales.

En los bordes del espacio portal entre la estroma de tejido conjuntivo y los hepatocitos, hay un intersticio pequeño denominado espacio de Moll, se cree que este espacio es uno de los lugares donde se origina linfa en el hígado. En este concepto la sangre fluye de la periferia al centro del lobulillo hacia la vena central. La bilis, elaborada por células hepáticas penetra en espacios intercelulares pequeños, canalículos biliares, que se localizan entre los hepatocitos, y fluye a la periferia del lobulillo a los conductos biliares interlobulillares de las áreas portales.

  • El lobulillo porta pone de relieve las funciones exocrinas del hígado. La principal función exocrina del hígado es la secreción de bilis. En consecuencia el eje morfológico del lobulillo porta es el conducto biliar interlobulillar de la triada porta del lobulillo clásico sus bordes externos son líneas imaginarias trazadas entre las tres venas centrolobulillares mas cercanas a esa triada portal.




  • El acino hepático es la unidad estructural que posee la mejor concordancia entre perfusión sanguínea, actividad metabólica y patológica hepática. El acino hepático tiene forma romboidal y es la unidad funcional más pequeña del parénquima hepático, el eje menor del acino está definido por las ramas terminales de la triada portal que siguen el límite entre dos lobulillos clásicos. El eje mayor es una línea perpendicular trazada ente las dos venas centrolobulillares mas cercanas al eje menor.

Los sinusoides hepáticos están revestidos por un delgado endotelio discontinuo, el endotelio sinusoidal discontinuo tiene una lámina basal también discontinua que falta en muchos sitios.

La discontinuidad del endotelio es obvia por dos razones:

  • Hay fenestraciones grandes, sin diafragma en las células endoteliales.

  • Hay brechas amplias entre las células endoteliales contiguas.


Los sinusoides hepáticos difieren de otros sinusoides porque un tipo de células llamados macrófagos sinusoidal estrellado o células de kupffer y lámina es un componente habitual del revestimiento vascular.

Las células de kupffer pertenecen al sistema fagocítico momonuclear, al igual que otros integrantes del sistema fagocítico momonuclear las células de kupffer derivan de los monolitos.

Las prolongaciones de las células de kupffer con frecuencia parecen atravesar toda la luz del sinusoide e incluso pueden obstruirla parcialmente.

Espacio perisinusoidal o espacio de Disse: es el sitio de intercambio de materiales entre la sangre y los hepatocitos, este espacio está situado entre las superficies básales de los hepatocitos y las superficies básales de las células endoteliales y de las células de kupffer que tapizan los sinusoides. Las proteínas y lipoproteínas sintetizadas en el hepatocito se transfieren al sangre a través del espacio perisinusoidal todas las secreciones hepáticas, excepto la bilis, siguen esta vía.

Otro tipo de células que hay en el espacio perisinusoidal son las células estrelladas hepáticas o células de Ito. Estas células de origen mesenquimatoso son el sitio principal de depósito de la vitamina A hepática en la forma de esteres retinilicos dentro de inclusiones lipidias citoplasmáticas.

Hepatocitos son células poligonales, de unos 30µm de diámetro, que se agrupan en forma densa para formar placas anastomosantes de células hepáticas de una a dos células de grosor. Estas células muestran variaciones en sus propiedades estructurales, histoquímicas y bioquímicas, según su localización dentro de los lobulillos hepáticos.

Los núcleos de los hepatocitos son grandes y esferoidales y ocupan el centro de la célula. Los hepatocitos son células asociadas con el aparato digestivo que viven por un tiempo bastante prolongado; su vida media es de alrededor de 5 meses.

Los peroxisomas son abundantes en los hepatocitos, hay entre 200 y 300 peroxisomas por hepatocito. Su tamaño es relativamente grande y su diámetro varía de 0.2 a 1.0 micras. Los peroxisomas son sitios importantes de consumo de oxigeno y de esta forma realizan una función similar a la de las mitocondrias.

En los hepatocitos el retículo endoplasmatico liso puede ser extenso pero varía según la actividad metabólica.

Los lisosomas hapatociticos son tan heterogéneos que solo pueden identificarse con certeza por medios histoquímicos.

FISIOLOGÍA DEL HÍGADO

La mayor glándula del organismo y uno de los órganos mas complejos del mismo; sus funciones son numerosas, habiéndose identificado más de 500 .se divide en cuatro lóbulos, contiene hasta 100000 lobulillos y recibe dos tipos de irrigación sanguínea diferentes. La arteria hepática suministra la sangre oxigenada y la vena porta, sangre con sustancias nutritivas procedentes del estomago y los intestinos. En cualquier momento el hígado contiene aproximadamente medio litro de sangre, lo que corresponde mas o menos un 13% del la sangre del organismo. Algunas de las funciones mas importantes realizadas por el hígado son la producción de la bilis por los hepatocitos, la secreción de la glucosa, proteínas, vitaminas, la procesación de la hemoglobina para reutilizar su contenido férrico y la conversión del amonio toxico en urea. Las células hepáticas producen aproximadamente medio litro de bilis por día y se encargan además de destoxificar numerosas sustancias ingeridas, como el alcohol, nicotina y otros tóxicos, así como diversas sustancias producidas por el intestino.

Bilis

Secreción amarga de color amarillo verdoso producida en el hígado. Se almacena en la vesícula biliar y debe su color a la presencia de pigmentos biliares como la bilirrubina. La bilis sale de la vesícula biliar y atreves del conducto cístico pasa al duodeno, en respuesta a la presencia de alimentos grasos en este. Su función es emulsionar las grasas y prepararlas para su posterior digestión y absorción en el intestino delgado.

El hígado produce alrededor de 600 a 1200 ml de bilis al día. Este líquido, que es principalmente agua, contiene sales biliares (ácidos biliares), glucorónido de bilirrubina (pigmento biliar), fosfolípidos, lecitina, colesterol, electrólitos del plasma (en especial sodio y bicarbonato) e IgA. Absorbe grasa, elimina cerca de 80% del colesterol sintetizado por el hígado y excreta productos de desecho de origen sanguíneo como la bilirrubina. Las sales biliares constituyen casi la mitad de los componentes orgánicos de la bilis.

Bilirrubina

Pigmento de color amarillo anaranjado de la bilis formado principalmente por la de gradación de la hemoglobina de los hematíes tras la terminación de su periodo normal de vida. La bilirrubina no conjugada, insoluble en agua, normalmente se desplaza por la corriente sanguínea hacia el hígado donde es convertida en una forma conjugada hidrosoluble que se excreta por la bilis. Una persona sana produce alrededor de 250 mg de bilirrubina, de la cual la mayor parte es excretada el organismo atreves de las heces.

Bilirrubina conjugada: bilirrubina que ha sido modificada por las células hepáticas.

Bilirrubina no conjugada: bilirrubina que no ha sido modificada por las células hepáticas.

El exceso de glucosa en la circulación normalmente se polimeriza y se almacena en el hígado y en los músculos en forma de glucógeno, que a su vez es hidrolizado para producir glucosa que se libera a medida que se va necesitando.
Metabolismo de carbohidratos y proteínas

Las funciones adicionales del Hígado incluyen la conservación de los valores de glucosa en sangre, la desaminación de aminoácidos y la síntesis de muchas proteínas hematológicas.

El hígado conserva los valores normales de glucosa en sangre mediante el transporte de esta última de la sangre a los hepatocitos y su almacenamiento en forma de glucógeno. Cuando las concentraciones sanguíneas de glucosa disminuyen de lo normal, los hepatocitos hidrolizan glucógeno (glucogenólisis) en glucosa y la transportan fuera de las células al espacio de Disse.

Los hepatocitos también pueden sintetizar glucosa a partir de otros azúcares (como fructuosa y galactosa) o de fuentes no carbohidratos (p. ej., aminoácidos), un proceso que se conoce como gluconeogénesis.

Una de las funciones esenciales del hígado consiste en eliminar el amoniaco de origen sanguíneo mediante su conversión en urea. Existen dos fuentes mayores de amoniaco en sangre: la desaminación de aminoácidos por hepatocitos y la síntesis de amoniaco por acción bacteriana en el tubo digestivo.

Depósito de vitaminas

La vitamina A se deposita en mayor cantidad en el hígado, pero también se encuentran cantidades importantes de vitamina D y B12. El hígado contiene depósitos suficientes de vitamina para evitar la deficiencia de vitaminas A durante cerca de 10 meses, la de vitamina D unos cuatro meses y la de vitamina B12 por más de 12 meses.

Función inmunitaria

Los hepatocitos forman un complejo de IgA con componente secretorio y liberan la IgA secretoria a los canalículos biliares. La mayor parte de los anticuerpos IgA elaborados por células plasmáticas en la mucosa del tubo digestivo penetra al sistema circulatorio y se transporta al hígado. Los hepatocitos forman un complejo de IgA con el componente secretorio y liberan el complejo a la bilis, que a continuación pasa a la luz del duodeno. Por consiguiente, gran parte de la IgA luminal penetra en el intestino a través del colédoco, junto con la bilis. El resto de la IgA luminal se transporta por la mucosa intestinal a la luz mediante las células de absorción de la superficie.

Regeneración hepática

El hígado tiene una gran capacidad para regenerarse después de una agresión hepatotóxica o incluso cuando se extirpan tres cuartas partes del órgano.

Los hepatocitos son células de vida prolongada con un periodo de vida cercano a 150 días; en consecuencia sólo rara vez se encuentran figuras mitóticas. Sin embargo, cuando se administran medicamentos hapatotóxicos o se extirpa una porción del hígado, los hepatocitos proliferan y el hígado regenera su arquitectura y tamaño previos normales.

En el hígado se sintetizan:

Lipoproteínas: proteína conjugada en la cual los lípidos forman parte integral de la molécula. Contiene cantidades invariables de triglicéridos, colesterol, fosfolipidos y proteínas. Se clasifican de acuerdo a su composición y densidad.

Quilomicrones: lipoproteína de mayor tamaño entre todas las existentes en el organismo. Esta formado principalmente por triglicéridos y contiene pequeñas cantidades de colesterol, fosfolipidos y proteínas. Se sintetizan en el tracto gastrointestinal y transportan los compuestos de glicerina provenientes de la dieta desde la mucosa intestinal a través de conducto torácico al plasma y finalmente a los lugares de utilización. Las partículas restantes de quilomicrones son extraídas por el hígado.

Lipoproteínas de alta densidad: proteínas plasmáticas en la que el componente proteico predomina sobre el contenido de colesterol y triglicéridos. Interviene en el trasporte de colesterol y otros lípidos del plasma a los tejidos.

Lipoproteínas de baja densidad: proteínas plasmáticas cuyo contenido en colesterol y triglicéridos es relativamente mayor que el componente proteico propiamente dicho.

Lipoproteínas de muy baja densidad: proteínas plasmáticas compuesta principalmente de triglicéridos con pequeñas cantidades de colesterol, fosfolipidos y proteínas. Transporta los triglicéridos principalmente desde el hígado hasta puntos periféricos del organismo para su utilización y el almacenamiento.

Proteínas plasmáticas: Todas las proteínas plasmáticas con excepción de las gammaglobulinas son sintetizadas en el hígado. Por ejemplo:

La albumina, el fibrinógeno, la protrombina y las gammaglobulinas que constituyen aproximadamente el 6-7% del plasma sanguíneo. Estas sustancias colaboran en el mantenimiento del equilibrio hídrico, influyendo sobre la presión osmótica; además aumentan la viscosidad de la sangre y ayudan a mantener la presión arterial.

El fibrinógeno y la protrombina son esenciales para la coagulación sanguínea y las gammaglobulinas para la inmunorregulacion.

Glucógeno:

Polisacárido que constituye el componente más importante del almacenamiento de carbohidratos en las células animales. Se forma en la glucogénesis a partir de la glucosa.

Triglicéridos: compuesto formado por glicerol y tres ácidos grasos, forman parte de la mayoría de las grasas animales y vegetales y son los principales lípidos sanguíneos; circulan unidos a una proteína formando lipoproteína de alta y baja densidad.

Colesterol: alcohol esteroideo cristalino liposoluble que se encuentra en las grasas y aceites y la yema de huevo y que esta ampliamente distribuida por el organismo, especialmente en bilis, sangre, tejido nervioso, hígado riñón, y glándulas suprarrenales. Facilita la absorción y el transporte de los ácidos grasos y actúa como precursor de la síntesis de vitaminas diversas hormonas esteroideas.

ANATOMÍA DE LA VESICULA BILIAR

La vesícula biliar se encuentra en su fosa visceral del hígado, donde esta cubierta inferiormente y a sus lados por peritoneo. La parte principal de la vesícula biliar se denomina cuerpo. El cuello de la vesícula biliar se une al cuerpo con el conducto cístico, la porción superior del cuerpo, el cuello y la primera parte del conducto cístico generalmente tiene forma de S, disposición llamada sifón.

Mide de 7 a 10 cm de largo por 3 cm de diámetro transverso en el cuerpo; su capacidad es de 30 a 35 cc; es piriforme con el fondo hacia adelante llegando hasta el borde hepático, se continúa con el cuerpo y el cuello que termina en la ampolla y luego se continúa con el conducto cístico que se une al hepático común en ángulo agudo para formar el colédoco; las mucosas del conducto cístico y el cuello forman pliegues espirales. Los del conducto son muy regulares y por ello se les denomina válvulas espirales de Heister.

 La vesícula biliar es irrigada principalmente por la arteria cística que en la mayoría de casos es rama de la hepática derecha, en otros casos se desprende de la hepática común y con menos frecuencia de la hepática izquierda. El principal medio de fijación es el peritoneo que recubre a la vesícula en la zona que sobresale del lecho hepático.

HISTOLOGÍA DE LA VESICULA BILIAR

La vesícula biliar es un saco distensible con forma de pera que en los seres humanos contiene un volumen de alrededor de 50 ml de bilis, la vesícula biliar almacena y concentra la bilis y la libera al duodeno según se requiera.

La mucosa de la vesícula biliar tiene varias características distintivas, su superficie consiste en un epitelio simple cilíndrico. La luz de la vesícula biliar está recubierta por un epitelio cilíndrico simple cuyas células se componen de dos tipos: las células claras más comunes y las células en cepillo poco frecuentes. Los núcleos ovales de estas células se hallan en la base y el citoplasma supranuclear muestra gránulos secretorios ocasionales que contienen mucinógeno.

La región basal del citoplasma es particularmente rica en mitocondrias y proporciona energía abundante para la ATP-asa (bomba) de Na+ - K+ que se encuentra en la membrana celular basolateral.

La lámina propia está compuesta por un tejido conectivo laxo, está particularmente provista de capilares fenestrados y vénulas pequeñas pero no tiene vasos linfáticos.En el cuello de la vesícula biliar la lámina propia alberga glándulas tubuloalveolares simples, que producen una cantidad pequeña de moco para lubricar la luz de esta región contraída.

La pared de la vesícula biliar carece de la muscular de la mucosa y de la submucosa, por fuera de la lamina propia esta la muscular externa que posee fibras colágenas y elásticas abundantes entre los haces de células musculares lisas. En donde la vesícula esta adherida al hígado esta capa recibe el nombre de adventicia, la superficie vesicular que no está en contacto con el parénquima hepático está cubierta por una serosa que consiste en un mesotelio apoyado sobre una fina capa de tejido conectivo laxo.

Se transporta Na+ en forma activa de la región basolateral del epitelio cilíndrico simple de la vesícula biliar al espacio extracelular y es seguido pasivamente por cloruro (Cl-) y agua. A fin de compensar la pérdida de iones intracelulares, los canales de iones apicales permiten que penetren Na+ y Cl- en las células cilíndricas simples, lo que reduce la concentración de sal (NaCl) de la bilis. La necesidad de un equilibrio osmótico impulsa agua de la bilis a la célula cilíndrica simple y de ese modo concentra la bilis.

Las células I (células del SNED) del duodeno liberan la molecula de señalamiento colecistocinina en respuesta a una comida de grasa. Esta molécula entra en contacto con receptores de colecistocinina en las células de músculo liso de la vesícula biliar y ocasiona su contracción intermitente. Al mismo tiempo el contacto de receptores de colecistocinina con las células de músculo liso del esfínter de Oddi origina la relajación de los músculos del esfínter. Como resultado las fuerzas contráctiles rítmicas de la vesícula biliar inyectan la bilis a la luz del duodeno.

FISIOLOGÍA DE LA VESÍCULA BILIAR

La vesícula biliar almacena, concentra y libera bilis; la colecistocinina y los impulsos vagales estimulan la liberación de bilis.

Las principales funciones de la vesícula biliar consisten en almacenar, concentrar y liberar bilis, que el hígado produce de manera constante y debe seguir a la vesícula biliar. Esta actividad requiere que los esfínteres del colédoco, pancreático y de la ampolla permanezcan cerrados de tal modo que la bilis regrese del colédoco y el cístico para penetrar en la vesícula biliar.

La contracción de la vesícula biliar (efecto colecistoquinético) se coordina con la dilatación del esfínter de Oddi. Los alimentos que estimulan el pasaje de la bilis al duodeno mediante la contracción de la vesícula biliar son en primer lugar las grasas y en segundo lugar las proteínas. La yema de huevo, la nata y el sulfato de magnesio tienen un intenso efecto colecistoquinético y fueron empleadas como prueba de diagnóstico radiológico del estado de contractilidad de la vesícula biliar.


La bilis tiene dos funciones importantes: ayuda a la digestión y a la absorción de las grasas y es responsable de la eliminación de ciertos productos de desecho del cuerpo (particularmente la hemoglobina de los glóbulos rojos destruidos y el exceso de colesterol). Concretamente, las funciones de la bilis son las siguientes:


- Las sales biliares tienen una acción detergente sobre las partículas grasas de los alimentos, permitiendo su destrucción hasta un tamaño minúsculo. También ayudan a la absorción de grasas, como colesterol, ácidos grasos, monoglicéridos y otras grasas. En ausencia de sales biliares se pierde por el excremento hasta el 40% de las grasas y la persona desarrolla a menudo un déficit metabólico.


- Las sales biliares estimulan la secreción de agua por el intestino grueso para ayudar a que avance el contenido intestinal.


- Por la bilis se excretan varias proteínas que desempeñan un papel importante en la función biliar.


- La bilirrubina (el pigmento principal de la bilis) se excreta en la bilis como producto de desecho de los glóbulos rojos destruidos.


- Los fármacos y otros productos de desecho se excretan por la bilis y más tarde se eliminan del organismo.


Aproximadamente el 94 % de sales biliares se reabsorben en el intestino delgado, son captadas por el hígado y nuevamente secretadas por la bilis. Esta recirculación de las sales biliares es conocida como circulación enterohepática.

Todas las sales biliares del organismo recirculan unas 10 o 12 veces al día. En cada paso, una pequeña cantidad de éstas alcanza el colon, donde las bacterias las dividen en varios de sus componentes. Algunos de estos componentes son reabsorbidos; el resto son excretados con las heces. Las pequeñas cantidades de sales biliares que se pierden por las heces son sustituidas por otras nuevas formadas de manera continuada en el hígado.

ANATOMÍA DEL PÁNCREAS EXÓCRINO


La porción exocrina esta formada por unidades secretorias llamadas los acinos pancreáticos estos comprenden células glandulares, cuyas secreciones enzimáticas son vertidas en el sistema de conductos y por tanto en el duodeno.

El aparato excretorio esta constituido por dos conductos; un conducto principal (conducto de Wirsung) y un conducto accesorio (conducto de Santorini).

   Conducto de Wirsung: generalmente es la salida principal de la secreción pancreática, empieza en la cola del páncreas y se dirige hacia la derecha cerca de la cara posterior de la glándula. A nivel de la cabeza, tuerce hacia abajo, y atrás, se pone en contacto con el conducto colédoco y va a abrirse junto con este en la ampolla de Vater, para verter su producto en el duodeno por la carúncula mayor de Santorini.

   El conducto Accesorio toma su origen en la propia cavidad del conducto principal, a este nivel del punto en que este último cambia de dirección; desde allí atraviesa la cabeza del páncreas (drenando una parte de ella) y va a desembocar en el duodeno, en la carúncula menor de Santorini. El diámetro de este conducto crece de derecha a izquierda y la circulación se verifica en el mismo sentido; es a avalvular y puede ser considerado como una simple vía de derivación.

El Páncreas esta irrigado por las arterias pancreatoduodenales y por las ramas de la arteria esplénica. Las arterias pancreatoduodenales anterior superior y anterior inferior forman un arco por delante del a cabeza del páncreas y las arterias pancreatoduodenales posterior superior y posterior inferior forman un arco por detrás de la cabeza del páncreas. También recibe rama de la arteria esplénica estas incluyen la arteria pancreática dorsal, la arteria pancreática inferior, la arteria pancreática magna y las pancreáticas caudales.

Los vasos linfáticos que drenan el páncreas se extienden a todos los ganglios adyacentes: esplénicos, gástricos, mesentéricos, hepáticos y celiacos.

Este órgano esta inervado por fibras nerviosas de los plexos mesentéricas celiaco y superior. Estas fibras aferentes incluyen algunas relacionadas con reflejos y otras relacionadas con dolor. Las fibras del dolor del páncreas penetran en la médula espinal a través de los nervios esplácnicos.

HISTOLOGÍA DEL PÁNCREAS EXOCRINO

El páncreas exocrino es una glándula tubulocinar compuesta, que produce a diario alrededor de 1200 ml de un líquido rico en bicarbonato que contiene proenzimas digestivas. Cuarenta a ciencuenta células acinares forman un acino redondo a oval cuya luz está ocupada por tres o cuatro células centroacinares, el inicio del sistema de conductos del páncreas. La presencia de células centroacinares en el centro del ácino es una característica distintiva de esta glándula.

Las células acinares del páncreas exocrino elaboran, almacenan y liberan un gran número de enzimas amilasa pancreática, lipasa pancreática, ribonucleasa, desoxirribonucleasa (DNA-asa) y las proenzimas tripsinógeno, quimiotripsinógeno, procarboxipeptidasa y elastasa. Las células también producen inhibidor de tripsina, una proteína que protege la célula de la activación intracelular accidental de tripsina.

La liberación de las enzimas pancreáticas se efectúa mediante la hormona colecistocinina (pancreocimina) elaborada por las células del SNED del intestino delgado (en especial del duodeno) y también por la acetilcolina que las fibras parasimpáticas posganglionares liberan.

Las células centroacinares y los conductos intercalares elaboran un líquido seroso alcalino rico en bicarbonato, que neutraliza y amortigua el quimo ácido que penetra al duodeno. Este líquido contiene muy pocas enzimas y se libera por acción de la hormona secretina, elaborada por células enteroendocrinas del intestino delgado y tal vez, en conjunto con acetilcolina, de las parasimpáticas posganglionares. En consecuencia las secreciones ricas en enzimas y deficientes en enzimas se regulan por separado y las dos secreciones pueden liberarse en momentos distintos o de manera concomitante.

El mecanismo supuesto de la secreción de ion bicarbonato es facilitado por la enzima anhidrasa carbónica, que cataliza la formación de ácido carbónico (H2CO3) a partir de agua (H2O) y dióxido de carbono (CO2).

FISIOLOGÍA DEL PÁNCREAS EXOCRINO


El páncreas exócrino es la principal glándula digestiva del organismo, secreta alrededor de un litro de un líquido claro rico en bicarbonato cada día al intestino delgado. La secretina actúa en los conductos pancreáticos ocasionando la secreción copiosa de un jugo pancreático muy alcalino abundante en HC03 .Diariamente se secretan alrededor de 150 ml de jugo pancreático. El jugo pancreático, contiene las enzimas digestivas necesarias para la hidrólisis intraluminal (dentro de la luz del intestino) de los macronutrientes de la dieta (proteínas, almidón, grasas, y ácidos nucleicos) y de las vitaminas liposolubles a moléculas más pequeñas que pueden absorverse directamente en los enterocitos (células del intestino delgado) o seguir actuando formando parte de enzimas presentes en la bilis para permitir su posterior absorción.

En los humanos el jugo pancreático tiene una concentración de proteínas del 1 al 10 %. La mayor parte de estas proteínas son enzimas digestivas o cofactores, que incluyen 20 isozimas de 12 diferentes enzimas. El resto está formado por la secreción de un inhibidor de tripsina (que tiene una función protectora para evitar el daño al páncreas debido a una activación prematura de la tripsina en el tejido o en el jugo pancreático) y otras enzimas similares a la tripsina que no tienen una función primaria en la digestión, proteínas plasmáticas y glicoproteínas.
Las cuatro principales categorías de las enzimas digestivas son las proteasas (digieren proteínas y péptidos) amilasa (digiere almidón), lipasas (digieren triglicéridos y fosfolípidos) y nucleasas (digieren ácidos nucleicos).
Todas la proteasas como también la fosfolipasa son secretadas por el páncreas como proenzimas (zimogenos) inactivas. Luego de llegar al lumen intestinal, el tripsinógeno es convertido a tripsina por las enteropeptidasas, enzima que se encuentra en el ribete de la célula del intestino. La tripsina puede activar a otras proenzimas como así también al tripsinógeno. El contenido de polisacáridos de la enteropeptidasa aparentemente evita que dicha enzima(tripsina) se digiera a si misma antes de que pueda ejercer su efecto. La tripsina convierte los quimotripsinogenos en enzimas activas; también puede activar el tripsinogeno, por tanto, una vez que se forma la tripsina se presenta una reacción en cadena autocatalítica. La deficiencia de enteropeptidasa se presenta como una anormalidad congénita y ocasiona una malnutrición proteínica. Otro mecanismo protector adicional contra el efecto potencialmente perjudicial de la activación prematura de tripsina dentro del páncreas, es la habilidad de diversas moléculas similares a la tripsina sintetizadas por la célula acinosa y de la misma tripsina para destruir las moléculas nocivas de tripsina y tripsinógeno. En la pancreatitis aguda una enfermedad grave y algunas veces mortal, la fosfolipasa A2 se activa en los canales pancráticos, con la formación de lisolecitina a partir de la lecitina, que es un constituyente normal de la bilis. Esto produce la descomposición del tejido pancreático y la necrosis de la grasa circundante. En esta enfermedad se incrementan de manera notable las concentraciones circulantes de las enzimas digestivas. Por tanto las mediciones de las concentraciones plasmáticas de amilasa o lipasa pancreáticas son valiosas en el diagnóstico de la pancreatitis aguda.

De manera diferente a las otras enzimas digestivas, la amilasa, la lipasa y la ribonucleasa se secretan en su forma activa.
El pancreas exócrino tiene una reserva de enzimas mucho mayor de las necesarias para la digestión de los alimentos. La mayor reserva es de las enzimas necesarias para digerir los azúcares (carbohidratos) y las proteínas. Las reservas para la digestión de las grasas (lípidos) particularmente para la hidrólisis de triglicéridos es más limitada.

La secreción de jugo pancreático se encuentra principalmente bajo control hormonal; la secretina actúa sobre los conductos pancreáticos para producir una secreción copiosa de un jugo pancreático muy alcalino abundante en HCO3 y escaso de enzimas. E l efecto sobre las células de los canales se debe a un incremento del cAMP intracelular. Conforme se incrementa el volumen de la secreción pancreática, la concentración de Cl- es ésta disminuye y se incrementa la concentración de HCO3-. Aunque el HCO3- se secreta en los conductos pequeños se reabsorbe en los canales grandes en intercambio con el Cl-. L magnitud del intercambio es inversamente proporcional a la velocidad del flujo.
La coleocistoquinina y la acetilcolina actúan sobre las células acinosas en la vía de la fosfolipasa C para ocasionar la descarga de los gránulos de cimógeno y generar la producción del jugo pancreático abundante en enzimas pero bajo en volumen. La estimulación de los vagos produce de igual manera este último efecto. En la fibrosis quística el contenido de HCO3- y el volumen del jugo pancreático esta reducido y hay un incremento en la frecuencia de pancreatitis crónica.

ANEXOS:

Patologías Hepáticas

CIRROSIS HEPÁTICA HÍGADO GRASO HEPATOCARCINOMA



SINDROME DE GILBERT HEPATITIS C HEPATITIS A




LESIÓN MULTINODULAR HEPÁTICA

ENFERMEDAD POLIQUÍSTICA HEPÁTICA



HEPATITIS C



Patologías de la Vesícula Biliar

CÁLCULOS BILIARES





Patologías del Páncreas

PANCREATITIS AGUDA HEMORRAGICA



CÁNCER DE PÁNCREAS


similar:

El hígado es la glándula más grande del cuerpo y es una glándula exocrina importante, cuya secreción se denomina bilis. En los adultos su peso varía de 1000g y iconHipotiroidismo Es una enfermedad de la glándula tiroides caracterizada...

El hígado es la glándula más grande del cuerpo y es una glándula exocrina importante, cuya secreción se denomina bilis. En los adultos su peso varía de 1000g y iconExamen de secreción exocrina

El hígado es la glándula más grande del cuerpo y es una glándula exocrina importante, cuya secreción se denomina bilis. En los adultos su peso varía de 1000g y iconK: constante que varía con la longitud de onda utilizada y representa...

El hígado es la glándula más grande del cuerpo y es una glándula exocrina importante, cuya secreción se denomina bilis. En los adultos su peso varía de 1000g y iconLa Tiroides es la glándula endocrina que se encuentra en casi

El hígado es la glándula más grande del cuerpo y es una glándula exocrina importante, cuya secreción se denomina bilis. En los adultos su peso varía de 1000g y iconAnatomía por imagen de la glándula mamaria

El hígado es la glándula más grande del cuerpo y es una glándula exocrina importante, cuya secreción se denomina bilis. En los adultos su peso varía de 1000g y iconEs un tipo de computadora portátil mas grande que un teléfono, pero...

El hígado es la glándula más grande del cuerpo y es una glándula exocrina importante, cuya secreción se denomina bilis. En los adultos su peso varía de 1000g y iconLa coenzima q-10 (CoQ-10) es una sustancia parecida a una vitamina...

El hígado es la glándula más grande del cuerpo y es una glándula exocrina importante, cuya secreción se denomina bilis. En los adultos su peso varía de 1000g y icon1. El LI natural es una mezcla de 6 LI, peso atómico 6,0151, y 7...

El hígado es la glándula más grande del cuerpo y es una glándula exocrina importante, cuya secreción se denomina bilis. En los adultos su peso varía de 1000g y iconLas hdl participan en el transporte de colesterol en el sentido centrípeto,...

El hígado es la glándula más grande del cuerpo y es una glándula exocrina importante, cuya secreción se denomina bilis. En los adultos su peso varía de 1000g y iconEl agua es el compuesto químico no solo más abundante de la naturaleza,...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com