Teorias, enfoques y diseños curriculares






descargar 322.34 Kb.
títuloTeorias, enfoques y diseños curriculares
página1/9
fecha de publicación27.08.2016
tamaño322.34 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9
RECOPILACION SOBRE DURKHEIM

VIVIANA CAROLINA ECHEVERRI

JULIANA PIZARRO

ALEJANDRA BETANCUR

YERALDIN PINSON

JULIANA MESA

MARYBEL OSORIO

ANDERSON VELASQUEZ

SARAI LOPEZ

JOSE LUIS CARDONA

ANDREA

MARCELA CASTAÑO

LEIDY CARDONA

VANESA AGUIRRE

VIVIANA RESTREPO

BARBARA OSSA
TEORIAS, ENFOQUES Y DISEÑOS CURRICULARES

SEMESTRE I

FORMACION COMPLEMENTARIA 12
INSTITUCION EDUCATIVA NORMAL SUPERIOR DE

ENVIGADO

2010

EMILE DURKHEIM

Nació el 15 de abril de 1858 en Épinal (Lorena, Francia), en el seno de una familia de origen judío. En 1879 ingresó en la Escuela Normal Superior de París, donde estudió, entre otros, con Fustel de Coulanges. Lo apodaban "El Metafísico" debido a su marcado interés por las cuestiones filosóficas. En 1882 se licenció en Filosofía, disciplina en la que se formó bajo la influencia del positivismo y el evolucionismo.

Para abordar el análisis de la realidad social, cursó estudios específicos en Francia y Alemania durante 1785 y 1786, leyendo las obras de algunos de los precursores de la Sociología, entre ellos de los franceses Montesquieu y Tocqueville y de los alemanes Simmel, Tonnies y Wundt. Pero fue Auguste Comte quien lo marcó más profundamente, transformándolo en su heredero y continuador.
Enseñó Pedagogía y Ciencias Sociales en la Facultad de Letras de la Universidad de Burdeos desde 1887. En 1893 publicó su tesis doctoral, La división del trabajo social, y dos años después Las reglas del método sociológico. Durante 1896, sus cursos sobre Sociología se convirtieron en la primera cátedra de esta disciplina en Francia. Al año siguiente (1897) publicó El suicidio.Al comenzar el siglo XX (1902) fue nombrado profesor suplente de la Cátedra de Pedagogía de la Sorbona de París, donde obtendría la titularidad en 1906. En 1911 publicó su comunicación al Congreso de Filosofía de Bologna, Juicios de realidad y juicios de valor, y, en 1912, Las formas elementales de la vida religiosa. En 1913 se le permitió cambiar el nombre de su cátedra por el de "Sociología".
La muerte de su hijo (1915), en el frente de Salónica durante la Primera Guerra Mundial, lo sumió en la depresión y debilitó su salud causando su propia muerte (París, 1917). A su muerte fueron publicados Educación y Sociología (1922), Sociología y Filosofía (1924), La educación moral (1925) y El socialismo (1928).
Durkheim fue un ferviente defensor de la aplicación del método científico al estudio de los fenómenos sociales, a los que consideraba "hechos sociales que deben ser tratados como cosas".Al igual que Comte, Durkheim se interesó por el estudio de las bases de la estabilidad social. Y creyó encontrarlas en la moralidad y la religión, en los valores compartidos por cada sociedad. Esta conciencia colectiva es —según su interpretación— la que da a la sociedad cohesión y orden. Cuando una sociedad sufre la pérdida de los valores compartidos cae en un estado de "anomia" (sin norma, sin ley) y los individuos que la componen experimentan un creciente grado de ansiedad e insatisfacción.
En El suicidio estudia, con una base cuantitativa brindada por los registros oficiales de suicidios de países de la Europa occidental, el crecimiento de la tasa de suicidios en los países protestantes y lo compara con la tasa de suicidios de los países con mayor proporción de población católica. Ello le permite relacionar el mayor grado de libertad que brinda el protestantismo con el mayor nivel de anomia, la consiguiente agudización de la ansiedad y la más elevada tasa de suicidios que se registra en los países de mayoría protestante.
Durkheim entiende a la sociedad como una realidad espiritual que no puede reducirse a la mera suma de los individuos que la componen. Las leyes que rigen esta realidad espiritual difieren de las que rigen la psiquis del individuo. La tarea del científico social consiste, justamente, en estudiar las representaciones colectivas (derecho, moral, religión, etc.) que la sociedad impone al individuo.
En toda sociedad se da una solidaridad básica, que varía según sea el tipo de sociedad. En las sociedades primitivas se da una solidaridad que él denomina mecánica, por el lazo de sangre o parentesco. En las sociedades modernas, la solidaridad es orgánica y se funda en la división del trabajo, en la complementación para la obtención de los medios de subsistencia.
Durkheim consideraba a la religión como un componente esencial de la vida social. Por eso afirmaba: «Mientras haya hombre, habrá religión.» Según él, mediante la religión es la propia sociedad la que se diviniza a sí misma.
Émile Durkheim fue, sin lugar a dudas, uno de los principales responsables del surgimiento y reconocimiento de la Sociología como ciencia. Hizo todo lo que estuvo a su alcance por dotarla de un método científico que la pusiera en estrecha relación con los "hechos", con el fundamento empírico, y la distanciara de los juicios de valor. Su influencia se extendió más allá del campo sociológico, proyectándose sobre la Antropología, la Pedagogía, la Historia, el Derecho y la Filosofía.

EL SUICIDIO

EL SUICIDIO

Emile Durkheim


Emile Durkheim como sociólogo, en este libro “El Suicidio”, plantea una manera diferente de definirlo, no simplemente como un acto de quitarse la vida, sino como todo acto donde se renuncia a la existencia, tanto de manera directa o indirectamente. Esto implica, ver el suicidio no como un hecho autónomo, sino posiblemente obligado por la sociedad. En las ciencias sociales son escasas las obras que sobreviven a sus autores o a las circunstancias históricas que motivaron su publicación. Pero el suicidio es un libro aun vigente, que habla más que del suicidio de Durkheim, sino del actuar de toda una sociedad.
Este esta dividido en una primera parte que habla sobre los factores extrasociales y hace inventario de las causas no sociales comúnmente invocadas para dar cuenta del suicidio: los estados psicopáticos, la raza y herencia, el clima y los factores cósmicos, la imitación.
La segunda parte habla de las causas sociales y precisa la manera en que producen sus efectos. Entonces dividiéndolo en tres grandes tipos de suicidios: el suicidio egoísta que varia en razón inversa al grado de integración de los grupos sociales de los que forma parte el individuo. Los protestantes, los solteros y los viudos resultan los más expuestos. El suicidio altruista que se produce en grupos donde los individuos existen menos por si mismos que por y para el grupo del que forman parte, este es frecuente en las sociedades militares. El suicidio anomico que aumenta proporcionalmente ante el ajuste o el aflojamiento de las normas sociales y se ve en los periodos de crisis económica.
La tercera parte habla del suicidio como fenómeno social en general y precisa, a la vista de los resultados anteriores, en que consiste el elemento social del suicidio, analiza sus relaciones con los otros fenómenos sociales y propone remedios destinados a conjurar el mal y para hacer disminuir los índices del suicidio egoísta y anomico.

LIBRO PRIMERO

LOS FACTORES EXTRASOCIALES
CAPÍTULO I

EL SUICIDIO Y LOS ESTADOS PSICOPÁTICOS.
El término suicidio, en su concepto, bien pudiera creerse que es conocido por todo el mudo debido a su empleo en el lenguaje usual; sin embargo, ésta expresión resulta equívoca dado que fácilmente se presta para confusiones y desconocimiento de su verdadera naturaleza y su variación en cada caso.
Ahora bien, se vislumbra el suicidio como toda muerte voluntaria que resulta mediata o inmediatamente de un acto positivo o negativo realizado por la víctima misma, la cual en el momento en que decide poner fin a su vida es consciente del resultado de él.
De igual forma es fundamental precisar las posibles causas que suscitan al suicidio, las cuales aunque buscan un mismo fin contra la existencia se originan de múltiples manera desde causas orgánico-psicológicas como la herencia y la neurastenia, hasta las causas de naturaleza del medio físico como la raza, el clima, la temperatura, etc.
En el campo de la psiquiatría se considera que el suicidio es producto de una enajenación mental o locura, la que a su vez provoca la presencia de la monomanía que implica cierta obsesión por una idea falsa y fijación en un solo objeto, lesionando así sólo un sector mental; sin embargo a ésta afirmación se oponen la idea de que siempre que una facultad se lesiona se lesiona, las otras se afectan al mismo tiempo, por tanto no es posible una anomanía suicida; es decir, el suicidio pocas veces se produce por una turbación mental, puesto que quienes poseen tendencias al suicidio, transcurren su vida como un individuo del común y no muestran índices de conducta anormal.
Tras dicho postulado clínico se plantean las leyes que clasifican el suicidio tomando como referencia a Jousset y Moreau de Tours:

1°El suicidio Maniático:

Producto de una manía y consecuencia de alucinaciones o concepciones delirantes en las que el enfermo se mata para huir de un peligro o para obedecer una orden del mas allá.

2°El suicidio Melancólico:

Se produce por un estado de extrema depresión, el enfermo no aprecia ningún vínculo afectivo ni ningún placer.

3°El suicidio Obsesivo:

Se produce ansiedad por la muerte sin razón fija.

4°Suicidio Impulsivo o automático:

Es producto de la irracionalidad en la realidad y la imaginación del enfermo y lleva a cabo el evento brusca e inmediatamente.

Se muestra pues cómo dicha clasificación caracteriza al hombre normal y al alienado, pero también es evidente que el primero efectúa el evento debido a una causa objetiva y el segundo carece de toda relación con el mundo exterior.

Pese al influjo de los estados psicopáticos en la eventualidad, se estima que la tasa de suicidios no se aumenta por sus efectos vesánicos, por tanto se continúa en la búsqueda de las posibles causas que determina su procedencia.

Se remonta nuevamente a otra enfermedad nociva: La neurastenia. La neurastenia es el debilitamiento de las funciones neuronales y en consecuencia desequilibra el sistema nervioso provocando estremecimiento en la zona de dolor al evento más insignificante, pronta fatiga, entre otros. Se denota en el enfermo inestabilidad físico-social lo que le imposibilita una constitución mental y moral adaptada a su ambiente, ocasionándole incapacidad de contactar su entorno y susceptibilidad al fracaso, es así como el neurópata opta por el suicidio.
Nuevamente se concluye que este tipo de anomalías no implican un factor determinante de la causa del suicidio debido a que se logra demostrar que ésta es una predisposición muy general del mismo; igualmente se indagan en otras causas que se fusionan a este estado orgánico y por ende la aceleran para producir la autodestrucción.

CAPITULO II

EL SUICIDIO Y LOS ESTADOS PSICOLÓGICOS NORMALES.LA RAZA. LA HERENCIA.
Se continúa en la búsqueda de causas que pueden incidir en el hecho del suicidio y se reitera en hechos que pueden incurrir en esta tendencia: La Raza y la Herencia. Estos hechos no necesariamente se dan en un estado de conductas anormales, como las mencionadas anteriormente; si bien cabe la posibilidad, de responsabilizar a dichas causas, conviene enfatizar en las consecuencias que a ellas se adhieren.
En cuanto a la raza, esta es un agregado de individuos que sin duda presentan rasgos y características comunes derivadas de un mismo país, características que se filtran progresivamente en el organismo por efectos de la herencia.

Para efectos del suicidio se pretende mostrar cómo la raza no influye del todo en su surgimiento, pero a su vez es preciso demostrar cómo la tendencia al suicidio no está ligada a un estado hereditario del organismo.
Si la raza constituye pues un conjunto de atributos físicos particulares como la estatura y étnicos como las creencias y el lenguaje, no es posible asignar dichas condiciones a la evolución o prescindir de la herencia como lo postularon Prichard y Broca; por el contrario es claro que la herencia es determinante para el origen de tales connotaciones, poniendo como eje el parentesco y los rasgos que se transmiten generación a generación; sin embargo se cuestiona el hecho de la herencia del suicidio.
Entre los factores físicos que se destacan para comprobar la inquietud, están los de la barba y aun el cambio de la voz, se muestra pues como éstos surgen en la misma edad en que aparecieron en el sujeto precedente, a tal caso, si el suicidio es hereditario debería suceder de la misma manera; es decir, si un pariente da termino a su vida en la juventud, quien le sigue debe hacerlo en la misma edad, a esto se agrega que los suicidios en una raza se da en diferentes edades y por diferentes causas, desde la mentales, hasta las sociales. Tal noción desacredita toda suposición que apoye a los anteriores autores, demostrando que no es la tendencia al suicidio lo que se hereda, sino la afección mental. Por ejemplo, el hijo que se suicida a una edad indefinida al igual que su padre porque éste padecía una turbación mental, lo hace por la acción de la herencia pero son las causas las que impulsan a tal evento, lo que de nuevo confirma que sin las presencia del medio social la probabilidad del suicidio es remota.
CAPÍTULO III

EL SUICIDIO Y LOS FACTORES CÓSMICOS.
Algunos estudios muestran que la época del año donde más se cometen suicidios es en verano, a ello Morselli propone que el evento se da debido en parte a que la temperatura fomenta la actividad tanto social como cerebral y es en esto estados de mayor agitación y excitabilidad del sistema nervioso cuando se da un mayor número de muertes voluntarias. A tal hipótesis Durkheim expone que la temperatura afecta de formas diferentes a los individuos y señala su afirmación en datos estadísticos en los cuales se observa que tomando enero como punto de partida, el mes más frío del año, los suicidios van aumentando hasta alcanzar su punto álgido en el mes de Julio y a partir de agosto comienzan de nuevo a descender; además realizas ésta comparación entre diferentes países en los que se observa que el número de suicidios en un mes es prácticamente el mismo, siendo las temperaturas bastante diferentes de un país a otro.
Al hecho, inclina más su hipótesis a la intensidad de la vida colectiva, sin embargo, apoya en parte la ponencia de Morselli señalando la contradicción en el tiempo en el que se produce el suicidio; pues habría de creerse que el evento surge espacialmente bajo un cielo sombrío y en bajas temperaturas que tornan un ambiente más desolado, la contrariedad radica en que el incremento de los suicidios se da en verano, porque es en esta estación en la que la vida proporciona todo lo necesario por ejemplo la producción de arroz aumenta y por ende los precios disminuyen, a ello agrega Esquirol que el hombre deja su vida en el momento en que le resulta más fácil.
Se concluye entonces que no es precisamente el medio físico el que estimula de manera directa el suicidio, éste depende sobre todo de los factores sociales.

El suicidio suele ostentarse de disímiles representaciones, pero de ninguna de ellas se han encontrado las suficientes similitudes para precisar propensiones generales.

No es el caso entonces de los fenómenos sociales, en estos suele sobrevenir un avance a partir de la complexión moral de la sociedad que permite fijar el evento circunstancial de las muertes voluntarias, es decir, realmente son las directrices de la colectividad las que al involucrarse con el individuo lo estimulan a matarse.
Se debe adjudicar que los suicidios, generalmente, emanan de potencias extrínsecas a los sujetos, para este caso, la potencia indicada seria la social, porque bajo una óptica analítica constituiría la fuerza que decreta al individuo a obrar y posteriormente a solventar las acciones cometidas.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9

similar:

Teorias, enfoques y diseños curriculares iconUna reflexión teórica del currículum y los diferentes enfoques curriculares

Teorias, enfoques y diseños curriculares iconFilosofía de la Ciencia- resumen Exposición grupo Doctores en Ciencia y Tecnología de la Guajira
«filosofía de la ciencia», «teoría de la ciencia», o «lógica de la ciencia», etc. Quizás el término es lo menos problemático, pero...

Teorias, enfoques y diseños curriculares iconMaestría en educación diseños y estrategias instruccionales

Teorias, enfoques y diseños curriculares iconTema 1: Modernidad y racionalismo. Los ejes de la construcción del...

Teorias, enfoques y diseños curriculares iconComité permanente sobre el derecho de marcas, diseños industriales e indicaciones geográficas

Teorias, enfoques y diseños curriculares iconSobre adaptaciones curriculares

Teorias, enfoques y diseños curriculares iconEnfoques del pensamiento antropológico

Teorias, enfoques y diseños curriculares iconEnfoques teóricos de la sensación y la percepción

Teorias, enfoques y diseños curriculares iconLa estructura urbana – enfoques conceptuales

Teorias, enfoques y diseños curriculares iconEnfoques en Nutrición para Farmacéuticos


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com