Manual de Supervivencia para pilotos de la fuerza aerea argentina






descargar 50.76 Kb.
títuloManual de Supervivencia para pilotos de la fuerza aerea argentina
fecha de publicación28.08.2016
tamaño50.76 Kb.
tipoManual
med.se-todo.com > Derecho > Manual

SUPERVIVENCIA EN EL MAR
volver al menú de supervivenciaVolver a página de Supervivencia

 

Por: Marcelo C. Ossó mco@cibernautica.com

INTRODUCCION

Sobrevivir en el mar depende de tres factores: Conocimientos, equipo y entrenamiento.

Sin alguno de estos tres requisitos, con suerte, uno puede salvar la situación, pero será más difícil y las posibilidades de salir airoso, menores. El momento de saber todo lo relativo al equipo de emergencia, donde se encuentra y cómo usarlo, es anterior al de abandonar el buque, no posterior. Conviene recordar que las acciones urgentes se basan en reacciones largamente meditadas.
Los consejos aquí expresados han sido extraídos del manual de supervivencia de la Armada de los Estados Unidos "SURVIVAL ON LAND AND SEA" y del "Manual de Supervivencia para PILOTOS DE LA FUERZA AEREA ARGENTINA", que fue escrito por personas que se han encontrado en situaciones comprometidas en el mar. Leer este apartado de Ciber-N@utica no solo le permitirá la posibilidad de salvar su vida, sino también la de quienes están con usted.
El lector verá que los consejos del manual, han sido escritos tomando en cuenta los naufragios de buques y no de embarcaciones deportivas, no obstante ello, consideramos que la mayoría de las ideas expresadas son perfectamente aplicables a la navegación deportiva ya que la condición de naufrago es igual, ya sea que hayamos abandonado un buque de 200 metros de eslora o de un velero de 7 metros. No obstante hemos tratado de adaptar determinados puntos a situaciones propias de la navegación deportiva.
ABANDONO DEL BUQUE

El factor más importante para la supervivencia en el mar está determinado por lo que se haga al recibir la orden de abandonar el buque o, si toda comunicación ha sido cortada, al decidir por propia iniciativa que se debe abandonar. Para estar preparado

Primero: tenga siempre un cuchillo con vaina en el cinturón, un silbato colgado del cuello, y un par de guantes livianos de cuero en el bolsillo posterior;
Segundo: una pequeña mochila o bolsa para equipo, con tiras para colgar al hombro, preparada como para llevar en caso de naufragio. Esta deberá contener un recipiente hermético lleno de agua, una linterna estanca colocada y sujeta, una frazada, un "sweater", una camisa y medias (esto último también en una envoltura impermeable), un paquete de primeros auxilios y anteojos oscuros. Si lleva consigo los artículos citados en primer término, podrá salvar la vida. Si lleva la mochila o bolsa de emergencia, podrá salvar la vida de otras personas también.

La experiencia en el Pacífico ha demostrado la ventaja de que los hombres lleven calzados los zapatos al abandonar el buque. Los zapatos son una gran desventaja al nadar sin el chaleco salvavidas, pero la falta de ellos es lamentable una vez en tierra, en un desierto. Esto también se hace sentir en el caso de ser salvado por una embarcación naval en áreas tropicales. Las planchas de la cubierta se calientan tanto por el sol, que no se puede caminar descalzo sobre ellas.

http://www.cibernautica.com.ar/imagen/supervi1.gif

Para abandonar el barco, hay que esperar que se detenga; se tratará de utilizar un bote salvavidas, saltando únicamente en caso de que sea imposible bajar por una manguera, cabo, red o escala. Recordar el calzarse los guantes y bajar tomándose con cada mano alternadamente y no deslizándose ya que se quemarían las manos y se las va a necesitar más tarde. Si es necesario saltar, cruzar los brazos fuertemente sobre el chaleco salvavidas y después de elegir un lugar despejado abajo, saltar con las piernas extendidas y los pies juntos.http://www.cibernautica.com.ar/imagen/supervi2.gif

Si se usa un chaleco salvavidas de corcho, arrojarlo primero y saltar detrás de él. No debe estar puesto al saltar pues puede golpearlo, destrozándolo. Si se usa un chaleco neumático de goma y se es buen nadador, salte antes de inflarlo y nade alejándose del buque todo lo que crea prudente antes de hacerlo. Si se usa un chaleco salvavidas de "kapok", asegúrese de que los cordones inferiores estén bien apretados y sujetos antes de saltar.

Si tiene que tirarse sin que se haya arriado un bote o balsa (en mar no totalmente calmo) hágalo por el costado de barlovento. Así el viento no empujará el buque a la deriva sobre uno. Se tendrá cuidado de no ser llevado nuevamente al buque por el mar. Para evitarlo, salte por proa o por popa, la que esté mas cerca del agua.

Si todavía funcionan las hélices salte por la proa. Nade sin tregua para alejarse del buque rodeando la proa o la popa. Una vez pasado el petróleo u otros peligros, descanse y nade o chapotee lentamente, hacia el objeto flotante o el grupo de sobrevivientes más cercano. Es mejor decidir en forma general a qué lado ir antes de tirarse al agua, porque se ve mucho mejor desde cubierta que desde el agua cuando se está nadando.
Si hay fuel oil flotando, se evitará en todo lo posible, manteniendo la cabeza alta y la boca cerrada. Tragar petróleo descompone y si penetra en los ojos los inflamará por unos días. Sin embargo, rara vez se han sufrido consecuencias graves por el contacto del petróleo en el mar, ni las heridas dieron indicios de demora en cicatrizarse. http://www.cibernautica.com.ar/imagen/supervi7.gif

Si hay que saltar del buque sobre petróleo ardiendo, se pueden evitar las quemaduras si se es buen nadador, por medio del siguiente procedimiento que ha sido experimentado con éxito. Salte a través de las llamas con los pies hacia abajo ; nade bajo el agua todo lo que sea posible, luego salga del agua impulsándose con una fuerte patada (como se hace al jugar water polo) y dando al mismo tiempo una brazada amplia para apartar las llamas con el objeto de respirar sobre el fuego; después zambúllase y siga nadando bajo el agua. De esta manera se ha logrado atravesar 180 metros de petróleo ardiendo. Para ello es necesario despojarse del salvavidas y otras prendas engorrosas.
Lógicamente todo hombre de mar deberá aprovechar cualquier oportunidad para aprender a nadar. No obstante, mantener la serenidad es tan importante como saber nadar. El chaleco salvavidas sostendrá a un hombre con toda su ropa. Muchos se han ahogado por perder serenidad y desplazarse en el agua sin rumbo fijo. No malgaste energías gritando o nadando innecesariamente. Nade o chapotee lentamente hacia un bote o balsa o cualquier objeto flotante que pueda servirle de sostén.
En embarcaciones deportivas no existe el riesgo de ser succionados por el buque al hundirse, razón por la cual no es tan necesario alejarse. En el Río de la Plata por su profundidad es probable que alguna parte de la embarcación quede fuera del agua, pudiendo sujetarnos a ella para esperar el rescate. Además recordar que comenzarán a buscarnos a partir de la posición que nosotros dimos, que en general coincide con la del naufragio si no hubo mucha deriva.
La inexperiencia, el desamparo, el miedo y la desesperación causados por ello, arrastran a la muerte a muchas personas que se encuentran en situaciones aparentemente sin salida.
Supervivencia en la mar significa aprovechar al máximo lo disponible, improvisar, con objeto de prolongar la vida en condiciones adversas. Las agresiones que originan la muerte del náufrago son:

Asfixia; mata en minutos.

Intemperie; mata en horas.

Sed; mata en días.

Hambre; mata en semanas.

Miedo; que ayudado por la intemperie, puede producir muerte en horas.
LUCHA CONTRA LA ASFIXIA

Distintos autores señalan la existencia de unas 200.000 víctimas de naufragio anualmente, de las cuales 150.000 perecen ahogadas y 50.000 sobreviven horas o días, gracias a los medios de salvamento. La muerte por ahogamiento se da principalmente durante el naufragio propiamente dicho.

Ciertos factores la favorecen:

El estado de la mar y su temperatura.

La insuficiencia de chalecos disponibles.

El diseño inadecuado de los mismos.

El peso de la ropa que lleva el náufrago.

 

COMO PROCEDER SIN EMBARCACION SALVAVIDAS

Flotar a toda costa. Una vez en el agua debemos vencer el impulso natural al pánico y alejarnos del lugar del siniestro (no siendo necesario si se trata de una embarcación deportiva). http://www.cibernautica.com.ar/imagen/supervi3.gif

Un chaleco salvavidas es importante, pero si no disponemos de él pondremos en juego nuestra habilidad. Si el calzado es pesado el náufrago se lo quitará, aunque siempre conservando los calcetines. La camisa y los pantalones, al estar húmedos, pueden inflarse y sostener parte del peso del cuerpo. Podemos, por tanto, mejorar nuestra flotabilidad quitándonos los pantalones y haciendo un nudo en cada pierna a la altura del tobillo, después los alzaremos sobre la cabeza y los sumergiremos violentamente hacia adelante. Se oprimirá la cintura bajo el agua dejando que las piernas infladas nos sostengan.
Otra posibilidad de mejorar la flotabilidad es abrocharse la camisa al revés, en torno al cuello, utilizando el faldón para coger aire. Si el cuello de la camisa fuera holgado, otra solución es atar las mangas una a la otra e inflada rodearse con ellas la cabeza. 

Brazada de flotación. Su objeto es procurar la flotabilidad, aprovechando el aire de los pulmones. Requiere una posición vertical y totalmente sumergida. El cuerpo debe estar como colgado dentro del agua. Para tomar aire se agitan, suave y alternativamente las piernas hacia adelante y hacia atrás. Los antebrazos se llevan hacia adelante y se levanta la cabeza. Por la nariz se expulsa el aire y por la boca se inspira, para volver a la posición de colgado en el agua. No es necesario renovar todo el aire de los pulmones. http://www.cibernautica.com.ar/imagen/supervi6.gif
Estos ardides elementales pueden transformar la sensación inicial de pánico en un primer éxito frente a la adversidad. No deberíamos dejar pasar la oportunidad de practicarlos, bien realizando un cursillo adecuado, bien cualquier día en una playa. Si los supervivientes son varios y flotan con chaleco, pueden ayudar a los que no lo posean, o a los más débiles, cogiéndose de los brazos y formando un círculo que rodee a los menos favorecidos. Además, de esta forma serán más visibles para los equipos de rescate.

 

LUCHA CONTRA LA INTEMPERIE

La temperatura de nuestro entorno es fundamental para poder alargar el tiempo de supervivencia. Si el náufrago se encuentra en el agua, sin posibilidad de subir a una balsa, debe tratar de mantener el cuerpo lo más templado posible. La cabeza, el tronco, la ingle son zonas a proteger prioritariamente, por ello es importante tomar ropa de abrigo al abandonar el barco. Si vestimos chaleco salvavidas podemos adoptar una postura que disminuya en lo posible la pérdida de calor. Mantendremos la cabeza, incluida la nuca, fuera del agua. Los antebrazos cruzados por delante del tronco, levantando entrelazadas las rodillas para cubrir el bajo vientre. http://www.cibernautica.com.ar/imagen/supervi4.gif

 

COMO PROCEDER EN UNA EMBARCACION SALVAVIDAS

La mitad de la batalla está ganada cuando se llega sano y salvo a la balsa o bote salvavidas. A pesar de las narraciones fantásticas que aparecen en los periódicos sobre casos excepcionales, las estadísticas demuestran que casi la mitad de los botes que estuvieron a la deriva durante más de 24 horas llegaron a zona segura en cinco días. Es una excepción que un bote salvavidas no sea rescatado dentro de las tres semanas. Si se tiene visión, conocimientos e iniciativa, las probabilidades de salvarse son muchas. Desde dicho instante lo que se haga afectará no sólo el propio bienestar y las propias probabilidades de salvarse, sino también las de los demás. http://www.cibernautica.com.ar/imagen/supervi5.gif

balsa salvavidas

No se excite para evitar el agotamiento. No cante ni grite, pues esto gasta energías y una humedad valiosa. Si alrededor de una balsa hay muchos náufragos, aferrarse pero no tratar de encaramarse a ella. Ayudar a subir a los heridos. Por más apiñado e incómodo que se encuentre, trate en lo posible de aparecer jovial, y si no fuera posible permanecer quieto. Tratar de aminorar en lo posible la gravedad de la situación, pues la supervivencia depende de que todos cumplan con su rutina animosamente y con prontitud. Es sumamente importante que se le asigne una tarea, aunque sea insignificante, a cada uno de los ocupantes del bote o balsa. Solamente se exceptuará los heridos graves y a los muy extenuados. Deberán cumplirse guardias como rutina estricta.

 

EXPOSICION A LOS ELEMENTOS DEL MAR

En la balsa o bote, se retorcerá la ropa mojada lo más pronto posible, pero no se deberá quitar toda a menos que el tiempo sea cálido y seco, y el viento moderado. Desvístase y seque la ropa de a una prenda por vez. Dedique especial atención a los pies. Quítese los zapatos y las medias, y séquelos. Si fuera posible, póngase medias secas. En este caso tener consigo un par de medias con envoltura impermeable dará buenos dividendos. Los pies deberán mantenerse secos y cubiertos. Si la embarcación está mojada, déjese los zapatos puestos, pero quíteselos si nota que los pies se inflaman.


Para protegerse de los vientos fríos, la lluvia, la espuma de mar, o en los trópicos, del sol, levantar una lona u otro material o armar un toldo con lo que se encuentre. No quitarse demasiada ropa : protege de las quemaduras del sol, que pueden ocurrir aun con tiempo nublado. La experiencia de hombres que durante semanas permanecieron en balsas, hasta ser eventualmente rescatados, indica que en los trópicos, una preparación sistemática de la resistencia a los rayos solares, con anterioridad a una emergencia, aminora las penurias de la exposición, siendo la natación, una buena manera de lograrlo y, como ya se de dijo, un verdadero seguro de vida. La epidermis tostada por el sol es una gran ayuda, pero la ropa es esencial durante el día para protegerse del resplandor solar, y durante la noche, del frío.


Se pueden proteger los ojos del reflejo del sol en el agua, improvisando algún tipo de anteojos o protectores con ranuras. Un trozo de género atado sobre la nariz ocultará el horizonte cuando se mira de frente, y reducirá el resplandor. El uso de una camisa o camiseta y algo para cubrir la cabeza, empapado en agua de vez en cuando, disminuirá los efectos del sol.


Permanecer sentado durante largos ratos con los pies mojados tiende a causar dolor y entumecimiento, seguido de inflamación y más tarde de ampollas o úlceras (el llamado "pie de inmersión"). Para evitarlo se tomarán las siguientes precauciones que han resultado eficaces:

Mantener la embarcación desaguada y lo más seca posible.

Tratar por todos los medios de que los pies estén secos.

Aflojar los cordones de los zapatos, ligas y ropa que dificulte en alguna forma la circulación de la sangre en las piernas.
Ejercitar y mover frecuentemente los dedos de los pies ; levantar éstos a la altura de las caderas por un rato y acostarse de espaldas y sostenerlos en el aire durante unos minutos de cuando en cuando. Si los pies y piernas se entumecen e inflaman, no debe aplicárseles masaje, ni calor, sino que se los mantendrá levantados y lo más secos posible. Quítese los zapatos si la hinchazón es grande. Como consecuencia de la estricta limitación en el racionamiento de comida y agua, las evacuaciones tenderán a volverse duras y secas y la orina escasa y concentrada.

Aunque deberá estimularse el intestino de todas formas, no podrá evitarse la constipación. La experiencia de muchos sobrevivientes de naufragios indica que ello no trae consecuencias para el futuro. A medida que la orina se torna más concentrada tiende a producir dolor al pasar. En estas circunstancias es prudente eliminarla una o dos veces al día, ya que el ardor provocado por el paso de mayor cantidad, probablemente no durará más que por el paso de menor cantidad. Hay que recordar que el alcohol no sirve para apagar la sed y que es peligroso tomarlo en estos casos. Los fumadores fuertes encuentran un sedante en el tabaco, especialmente en las largas guardias nocturnas, pero no posee otra virtud y aumenta la sed.

 

AGUA POTABLE EN EL MAR

El agua potable será la necesidad más urgente. Si la embarcación de emergencia está equipada con alambique o aparato químico para quitar la sal del agua de mar. Aprender antes a montarlo y a hacerlo funcionar. Probablemente habrá algo de agua en la embarcación y habrá que aparejar un equipo para juntar agua de lluvia. Usar la capa de ancla, del bote o de la vela, o cualquier trozo de lona; teniendo la precaución de desalar la superficie receptora, lo que haremos es: ante los primeros síntomas de lluvia, la limpiaremos con agua de mar, para disolver la sal depositada sobre ella, este lavado tiene que continuar, con las primeras gotas de lluvia ayudándonos con una esponja o camisa, una vez limpia la superficie, sí recogemos el agua de lluvia.

Se estimará el tiempo que se estará a la deriva y se racionará el agua de acuerdo con la estimación. Un hombre necesita aproximadamente medio litro de agua por día para mantenerse bien, pero puede sobrevivir con bastante menos de cuarto litro. Un hombre en perfecta salud puede vivir de ocho a doce días sin agua. El agua durará más si se la tiene en la boca por largo rato, enjuagándose o haciendo una gárgara primero y tragándola después.
Si no hay agua, no coma, ya que la digestión consume la humedad del cuerpo. Conservar el agua que hay en el cuerpo es casi tan importante como tener agua para beber. Para evitar la excesiva transpiración habrá que abstenerse de ejercicios innecesarios. Si hace calor se quitará (pero no tirará) toda la ropa excepto el cubre-cabeza, camisa, pantalones y medias, que son necesarios para evitar las quemaduras del sol. Se levantará un toldo para protegerse del sol, pero no debe interrumpir la brisa. Mantenga la ropa mojada con agua de mar a fin de que la evaporación enfríe el cuerpo, pero suspenda esto si siente escalofríos.
Enjuague la ropa en el mar por lo menos una vez al día para evitar acumulación de sal. Séquela al atardecer para evitar el enfriamiento excesivo por la noche. En tiempo fresco mantenga la ropa seca.
En el Ártico y en la Antártida, se puede beber el agua de las lagunas formadas por el hielo derretido por el sol y el hielo flotante de más de un año, si no se han puesto salobres por la salpicadura del agua salada. La ración de agua estará basada en un cálculo cuidadoso de las posibilidades de ser rescatado y la eventualidad de recoger agua de lluvia.

No beba agua de mar pues le aumentará la sed y le ocasionará una fuerte descompostura. Sin embargo, se puede obtener alivio humedeciendo los labios y enjuagándose la boca con agua de mar, y también humedeciendo las galletas con una pequeña cantidad de ella. Pero hay que recordar que el agua de mar, ingerida en cualquier forma en cantidades mayores es muy peligrosa.

No tomar orina ; contiene sustancias nocivas que aumentan enormemente la sed.

 

EL ALIMENTO EN EL MAR

El alimento no es tan importante como el agua. Un hombre puede subsistir varias semanas con agua sin comida. Sin embargo, cuanto más alimento se ingiera, mejores serán las probabilidades; por lo tanto cuente previamente las raciones de emergencia y aprenda la mejor manera de repartirlas y usarlas.
Distribuya la comida y el agua a intervalos regulares. Si no cuenta con un reloj para medir el tiempo, se distribuirán las raciones al amanecer, al mediodía y al atardecer. Deberá mantenerse una estricta y permanente vigilancia sobre los alimentos y el agua. Se designará a un hombre de confianza para tomar a su cargo el cuidado y racionamiento de los alimentos y el agua.
"Pesca" Si se puede pescar, se tendrá alimento y agua.

Asegurarse a bordo de que el envase que contiene el aparejo de pescar esté en la balsa. Contiene instrucciones completas, pero vale la pena repetirlas.
Si logra pescar, no se morirá de hambre, ni de sed. La carne de pescado, sacado del mar abierto, es buena para comer cocida o cruda; es saludable y nutritiva. Muchas tribus y algunos pueblos comen habitualmente con gusto pescado crudo.
En el caso de haber pescado mayor cantidad de la necesaria para el consumo, se masticará la carne para extraer el jugo. Para hacer esto se pone un trozo de pescado en la boca, succione el jugo y tráguelo, escupiendo después la pulpa. Haga esto cuando sienta sed, y tenga pescado.
El jugo de pescado tiene un gusto muy semejante al jugo de ostras crudas o almejas. Se ha comprobado que es saludable. Un método bueno para extraer el jugo es el siguiente: Tomar un trozo sin espinas, ni piel y cortarlo en pequeños trozos, envolverlo en un lienzo dejando dos extremos largos que se retuercen fuertemente entre dos hombres. Algo de jugo goteará. Esto ha sido experimentado con éxito variado en distintas ocasiones y no es enteramente seguro, pero desde que sobrará el tiempo, no se pierda nada con probar.

 

NAVEGACION SIN INSTRUMENTOS

La navegación en unas balsas salvavidas, es lógicamente, de los más elemental y su papel como factor de supervivencia, de menor importancia. Sí, un conocimiento general del lugar aproximado que uno se encuentra es de vital importancia. En embarcaciones deportivas es muy importante saber nuestra posición aunque sea en forma aproximada, ya que lo primero que se nos preguntará al radiar una llamada de emergencia es "cual es nuestra posición" para poder comenzar el operativo de búsqueda y rescate a partir de nuestra última ubicación.

.

"El viento y las corrientes" En general el movimiento de una balsa estará gobernado por los vientos y corrientes predominantes. Éstos pueden ser utilizados con inteligencia si el náufrago sabe en qué dirección desea ir. El viento y la corriente no van necesariamente en la misma dirección en un área determinada. Uno puede ser favorable y la otra desfavorable. Cuanto más baja sea la balsa y cuanto más bajo permanezcan sus ocupantes, mayor será el efecto de la corriente. Este efecto puede ser aumentado mediante el uso de un ancla de mar o rastra si la corriente se dirige hacia tierra o hacia un área en que estén operando patrullas. Por otra parte, si el viento fuera favorable, la balsa será aligerada tanto como sea práctico. Los sobrevivientes se sentarán erguidos para ofrecer mayor resistencia al viento. Cualquier forma de vela que se improvise será de gran ayuda. Puede usar el remo como timón.

"Orientación" Debe considerarse la utilidad de tener un rumbo u orientación bien definido. Es de nuestra ayuda tener algún conocimiento de las estrellas, el sol y la luna, simplemente algunos puntos de referencia en la bóveda celeste como los usados por los antiguos polinesios para navegar por todo el Pacífico Sur en sus canoas excavadas de remos exteriores, hace siglos.

.
"El sol" Sabemos que el sol sale por el este y se pone por el oeste, y que por lo tanto va de este a oeste. Con observar la sombra que produce algún objeto, la dirección de la misma nos marcará el occidente u oeste, por lo que perpendicularmente y hacia adelante de esta línea, tendremos el norte y hacia atrás el sur.

"La luna" Al igual que el sol, la luna parece describir una semi circunferencia en la bóveda celeste y por poco que se haya observado, se la habrá visto alguna vez, durante el período de luna llena, aparecer en forma de un disco rojizo sobre el horizonte.

Esta aparición es periódica y se reproduce en la misma forma cada 28 días, que es la duración de lo que se llama "período de lunación". El lugar en que aparece la luna llena sobre el horizonte, nos indicará la dirección del Este. En la misma época, a las 24.00 horas, su ubicación en el espacio nos indicará la dirección del Norte y a las 06.00 horas del día siguiente, nos indicará la posición del Oeste.


Como es sabido, en el transcurso de una semana, es decir, 7 días, la luna va reduciendo su tamaño acercándose a lo que se llama cuarto menguante, el que se produce en el séptimo día. En esta fecha, aparece recién a las 24.00 horas en el horizonte, indicando el Este y a las 06.00 horas, su posición nos indica la dirección del Norte. Pasada esa hora, generalmente la luz del sol nos impida verla. Transcurrido ese período, continúa la luna disminuyendo aparentemente de tamaño, a la vez que su aparición por el este se va retardando cada vez más, hasta que a los 14 días desde que apareció como luna llena, se nos presenta como luna nueva, resultándonos entonces invisible a simple vista. Posteriormente, aparece la luna bajo la forma de un creciente débil, para presentarse a los 21 días, contados de su aparición como luna llena en lo que se llama su cuarto creciente, en que se nos presenta a las 18.00 horas, indicándonos la dirección del Norte y a las 24.00 horas, la situación del oeste.

"Las estrellas" Las estrellas también se mueven en el cielo de Este a Oeste. Sus posiciones relativas entre sí permanecen fijas. Esto es conveniente para localizarlas, una vez que se conozcan las relaciones entre las estrellas y las constelaciones. Es un método más seguro y menos expuesto a errores que el que nos ofrece la luna.

No se encuentran las mismas estrellas en el mismo lugar del cielo todas las noches. Esto se debe a que el sol, causante de los días y las noches, se mueve hacia el Oeste alrededor de la tierra a una velocidad apenas mayor que las estrellas. En consecuencia las estrellas que recién aparecen en el horizonte a media noche en este mes, pueden estar bien altas a media noche del mes siguiente, o pueden no aparecer. Esto último sucede cuando cruzan el cielo a pocas horas del sol, lo que, naturalmente, sería durante el día, pues las estrellas viajan de día lo mismo que de noche.

Durante el día el cielo está tan iluminado que las estrellas no son visibles. En el hemisferio norte, es visible la Estrella Polar, la que indica la dirección del Norte, y la constelación más importante para identificar es la Osa Menor, que consta de siete estrellas. En el hemisferio Sur, la constelación más característica es la Cruz del Sur, conjunto de cuatro estrellas que se encuentran en la llamada Vía Láctea y de las que, la más luminosa, forma el pie de la cruz. Estas cuatro estrellas , se unen imaginariamente por líneas que unen los extremos de ambos brazos de la cruz y reciben la denominación de "Cruceros". El Polo Sur, se encuentra ubicado aproximadamente en la dirección de la prolongación del crucero mayor, proyectado cuatro veces hacia el horizonte. La Cruz del Sur no deberá confundirse con una cruz más grande, cercana conocida como Cruz Falsa. Esta última, aunque sus estrellas están más espaciadas, es menos brillante, tiene una estrella en el centro, siendo cinco en total. Se encuentra ubicada al Oeste de la Cruz del Sur.

La zona en el cielo que corresponde al Polo Sur, se encuentra libre de estrellas. Este punto es tan oscuro en comparación con el resto del cielo que es conocido como el Saco de Carbón. Si bien la Cruz del Sur es visible durante las noches claras del año, es a mediados de mayo que su forma característica se destaca con mayor precisión en la bóveda celeste, época ésta en que es más fácil reconocerla sin confundirla con otras constelaciones.

"Los planetas" Los planetas, como Marte, Júpiter y Venus, tienen gran semejanza con las estrellas, excepto que no titilan como éstas, ni cambian su aparente brillantez. A los planetas se los conoce como astros errantes, ya que se mueven entre las estrellas. Debido a sus hábitos errabundos no son de mucha ayuda a los sobrevivientes para determinar la dirección.

similar:

Manual de Supervivencia para pilotos de la fuerza aerea argentina iconManual de Supervivencia

Manual de Supervivencia para pilotos de la fuerza aerea argentina iconF, la fuerza requerida para iniciar o sostener el deslizamiento y N, la fuerza normal

Manual de Supervivencia para pilotos de la fuerza aerea argentina iconEn todos los actos cotidianos se emplea algo de fuerza. Al levantarnos,...

Manual de Supervivencia para pilotos de la fuerza aerea argentina iconPara formar un compuesto, los átomos de los elementos se unen mediante...

Manual de Supervivencia para pilotos de la fuerza aerea argentina iconAula pilotos da tam

Manual de Supervivencia para pilotos de la fuerza aerea argentina icon2. 1 definición de elementos de una fotografía aérea

Manual de Supervivencia para pilotos de la fuerza aerea argentina iconLa fuerza y sus efectos tipos de fuerza Formación en valores

Manual de Supervivencia para pilotos de la fuerza aerea argentina iconLas fuerzas hacen que los objetos empiecen a moverse, que se detenga,...

Manual de Supervivencia para pilotos de la fuerza aerea argentina iconRepública argentina “Gral Martin Miguel de Güemes Héroe de la Nación Argentina”

Manual de Supervivencia para pilotos de la fuerza aerea argentina iconBuawaigaai ayuyisaa "argentina" do ia kaawaea ummooemmi ia oyagaa*...


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com