En el siglo XVII, Newton fue el primero que, por medio de un prisma de cristal, descompuso la luz. Esta, al incidir sobre una pantalla, apareció en forma de una






descargar 369.4 Kb.
títuloEn el siglo XVII, Newton fue el primero que, por medio de un prisma de cristal, descompuso la luz. Esta, al incidir sobre una pantalla, apareció en forma de una
página4/10
fecha de publicación28.08.2016
tamaño369.4 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10



Está todo en la mente
La elección de colores no debería ser una lotería. Debería ser una decisión consciente. "Los colores tienen sentido y función", escribió Verner Panton. Pero Jeremy Myerson pregunta: "¿puede explicarse ese sentido por medio de la ciencia?".

¿Ha visto rojo alguna vez? ¿Se ha sentido de humor negro? ¿Se ha puesto verde? Hay una fuerte relación entre el color y el estado psicológico. Eso está claro. Pero la naturaleza exacta de esa relación, sea enteramente subjetiva o esté sujeta a un principio científico, ha dado origen a grandes controversias.


La cuestión de lo que experimenta una persona al contemplar el color azul, digamos, o que efecto tiene un color específico sobre el humor o la conducta, es esencial para los directores artísticos, los arquitectos, los filósofos y los pintores. La búsqueda de un orden que rija las ideas de la decoración en base a los colores, una matriz subyacente que pudiera explicar la totalidad de este fenómeno, lleva siglos siendo el santo grial de la creatividad. Pero incluso los mejores cerebros y las mentes más creativas han tenido grandes dificultades para abrirse camino a través de este complejo asunto. Y muchos lo han intentado, desde Aristóteles y Newton hasta Goethe y - en el siglo XX - el maestro del Bauhaus, Johannes Itten, el diseñador de muebles Verner Panton y el cineasta Derek Jarman.

La psicología del color no se ocupa tan sólo de la relación entre el individuo y un color, sino que también es necesario situar al individuo en el mundo real. La psicología del color tiene un importante componente cultural. Las distintas tonalidades del espectro significan cosas distintas para distintas gentes. Los alemanes aparentemente se "ponen amarillos de envidia". Los esquimales tienen más de cien palabras para referirse al color blanco, lo que los ayuda a distinguir entre distintos tipos de nieve.

Contemplando el mundo natural se aprenden importantes lecciones sobre la psicología del color. Si un insecto es amarillo y negro, existen buenas probabilidades de que pique. Al mismo tiempo, hay un código psicológico, fácilmente reconocible, en las marcas comerciales diseñadas por el hombre: cuatro partes rojas y una amarilla es inconfundiblemente McDonald's; si invertimos la relación, nos dice Kodak. Desde las abejas hasta las hamburguesas, la combinación de colores provoca una respuesta psicológica inmediata. A un importante nivel psicológico, es el color lo que ayuda a decidir, casi inconscientemente, si es más probable que satisfaga uno su hambre o que reciba un picotazo.

Las teorías del color se remontan a la antigüedad, pero fue al publicar Goethe su teoría del color en 1793 cuando se llegó por primera vez a una visión de la psicología del color que sostiene que una tonalidad dada produce una conducta premeditada específica. Fueron los invitados de Goethe los llamados a dar una respuesta pavloviana fija. Goethe pintó de distintos colores los dormitorios de su casa de Weimar. A los huéspedes indeseados se les daba una habitación azul, para que se fueran más rápidamente. El propio Goethe no era inmune a sus propios experimentos. En lo que pudiera verse como un temprano Feng Shui occidental, Goethe trabajaba en una habitación verde, en el jardín (consideraba al color verde como el color de la sensibilidad y el equilibrio, en el centro del espectro) y comía en un comedor de color amarillo cálido.

El color ha sido una de las preocupaciones centrales del diseño en el siglo XX. El gran diseñador danés Verner Panton (1926-1998) habló quizás en nombre de todos los diseñadores y directores artísticos cuando escribió que: " La elección de colores no debería ser una lotería. Debería ser una decisión consciente. Los colores tienen sentido y función". Y sin embargo, a pesar de trabajar con gran energía en libros, conferencias y exposiciones, para comprender el funcionamiento de los colores, Panton se vio obligado a concluir que "los colores son una percepción subjetiva, física. En realidad no existen en absoluto. El amarillo sólo es amarillo en nuestros pensamientos". Como dijo con respecto a su silla más famosa (hecha por Herman Miller en 1968, en rojo, azul, negro y blanco), "Uno se sienta más cómodamente sobre un color que le gusta". Así pues, Panton se sintió inspirado por el concepto de la utilización de los colores "para causar vibraciones en el alma", como dijo el pintor ruso Wassily Kandinsky en su ensayo de 1911 titulado "Sobre lo espiritual en el arte".

El principal teórico del color de la Bauhaus fue Johannes Itten, quien trabajó junto a Kandinsky. La obra de Itten es un intento de enfrentarse racionalmente a la elección de colores, de efectuar un ataque contra la idea de que no hay sino preferencias subjetivas. Pero la trayectoria de los últimos cien años de diseño ha minado este intento - y otros similares - de seudociencia.

En la memorable frase de Verner Panton con respecto a los sistemas de colores, "Lo bello puede ser feo. Lo feo puede ser bello". En 1950, el importante colorista estadounidense Faber Birren observó que "La investigación de los aspectos psicológicos del color es difícil, por el sencillo motivo de que las emociones humanas no son demasiado estables y la composición psíquica de los seres humanos varía de persona a persona". Más recientemente, en su A History of Colors ("Una historia de los colores"), escrita en 1991, el académico veneciano Manlio Brusatin argumentaba que en la investigación del color, los científicos intentan descubrir lo que los pintores saben instintivamente.

Brusatin considera imperdonables los intentos de desarrollo de un sólo sistema unificado de la psicología del color, y tanto la experiencia académica como la práctica probablemente le darían la razón. Todo es subjetivo, todo está en la mente. Una reciente exposición en el museo Victoria and Albert consideraba el significado simbólico del color rojo - en contraposición al científico - como signo cultural. El rojo evoca ideas de poder, sexualidad, condición social y patrimonio. El rojo también es un color de contrarios: el peligro contra la salvación de la Cruz Roja, el comunismo contra la realeza.

"Chroma" (1994), una ecléctica colección de los pensamientos del cineasta Derek Jarman sobre el color, escrita en los meses anteriores a su fallecimiento por SIDA, se concentraba en el color azul ("la sangre de la sensibilidad"). Estas exploraciones personales, emotivas, quizás nos dicen más sobre los verdaderos significados psicológicos de ciertos colores que todas las investigaciones académicas formales. Chris McManus, profesor de psicología del University College de Londres, admite que los psicólogos se han interesado sorprendentemente poco por los efectos del color sobre la conducta. A pesar de todas las complejas teorías con respecto a cómo vemos los colores, explica que "pocos científicos especializados en el color parecen tener una teoría sobre lo que es realmente el color y cómo afecta a la gente más allá de la mera percepción".

Este hueco ha sido rellenado, en alguna medida, por un pequeño ejercito de asesores sobre colores, encargados de museos y pronosticadores comerciales. En los márgenes de la teoría del color se encuentran los practicantes de curas por color de la New Age. Todo este trabajo ciertamente es más arte que ciencia, basado en corazonadas, experiencia, sentido común y una fe a prueba de balas, en contraposición a algo que pudiera asemejarse, aunque sólo fuera vagamente, a una teoría científica. A pesar de la dedicación de algunas de nuestras más grandes mentes, el color sigue desafiando todos los intentos de meterlo en una camisa de fuerza científica y sigue siendo exactamente esto: todo está en la mente.

Poderes curativos
Para los cínicos, los poderes curativos de los colores se sitúan en el extremo más excéntrico de las teorías New Age, justo un par de comunas más allá de las piedras de energía y la terapia con cristales. Puede uno burlarse - y así lo hacemos. Pero es un hecho bien establecido que las pastillas de azúcar de color azul producen más efecto placebo que las de color natural. A nivel subconsciente consideramos que una pastilla de color tiene más probabilidades de curarnos. La inclusión del color azul tiene un efecto directo sobre la capacidad de la mente para curar el cuerpo. Aquí es donde empieza la curación por colores y, para muchos, aquí es donde termina.

Pero hay mucha gente que está dispuesta a depositar su fe en más cosas que las pastillas azules. Las piedras preciosas de colores, las velas, las varitas mágicas, los prismas, las telas, los tratamientos por baños y las gafas de colores tienen su sitio en el arsenal del cromoterapeuta de la New Age. Dependiendo de si está usted dispuesto a tragarse todo esto, con efecto placebo y más cosas aun, el arcoiris de la terapia de colores se remonta a las enseñanzas de la Atlántida. Claro, la mayoría de los científicos niega hasta la misma existencia de la antigua civilización de la Atlántida, pero eso no constituye obstáculo alguno para el colorista empecinado.

La mayoría de las terapias New Age dan gran importancia a las ideas de energía y vibraciones y ambos conceptos encajan perfectamente con nuestros conocimientos científicos sobre la luz. La luz es la única forma de energía electromagnética que podemos percibir sensorialmente. Experimentamos esta energía bajo la forma de colores. El decir que como consecuencia de ello el color debe tener un importante efecto sobre nosotros es parcialmente cierto. Está demostrado que la exposición directa a la luz solar afecta las hormonas producidas por nuestro cuerpo. Pero la energía electromagnética nos afecta con independencia de que podamos verla o no. Si tiene usted alguna duda con respecto al poder de la energía electromagnética, pruebe a poner la mano en el camino de unas cuantas microondas.

Aun así, el efecto placebo de las píldoras coloreadas de azul debería servir de advertencia a aquellos que desean descartar sin más la terapia de colores. La fe es una potente fuerza y si esa fe ha sido depositada en la sumersión en los colores, es muy probable que ello pudiera cambiar el desarrollo de una enfermedad. Siempre se puede esperar un milagro.

Propiedades curativas
El ROJO se utiliza para quemar los cánceres y para secar las llagas o heridas supurantes. Se dice que calienta las zonas frías para reducir el dolor. El rojo es un poderoso agente curativo para las enfermedades de la sangre y de la circulación. Ayuda en casos de depresión, pero el rojo puede tener un efecto deletéreo en las personas con alta tensión sanguínea o ansiedad.

El NARANJA también es un color de energía. Se utiliza para aumentar la inmunidad y la potencia sexual, así como para ayudar en todos los casos de enfermedades digestivas y de enfermedades del pecho y los riñones.

El AMARILLO es el color del intelecto y se utiliza para la estimulación mental. Se dice que ayuda a pensar con mayor rapidez y que puede curar la dermatitis y otros problemas de la piel.

El VERDE es el color de la armonía y el equilibrio. Es bueno para los nervios cansados y ayuda en la zona del corazón. Equilibra las emociones y produce sensación de tranquilidad. El verde es un buen color curativo en general, ya que estimula el crecimiento.

El AZUL es el color de la verdad, la serenidad y la armonía. El azul es bueno para enfriar, reconstruir y proteger. Ayuda en las situaciones de fiebre, detiene las sangrías y sirve de ayuda en las irritaciones nerviosas. Pero demasiado azul pudiera hacer que se sienta uno frío, deprimido y apenado.

Viendo la luz
La terapia de colores no debe confundirse con la terapia de luz. Aunque la terapia de colores está muy interesada en usar muchos de los principios de la terapia de luz como punto de arranque para justificar su propia eficacia, la depresión causada y curada por la luz es un fenómeno médico reconocido, aunque dicho reconocimiento sea reciente.

El Trastorno Afectivo Estacional o TAE ("Seasonal Affective Disorder" o SAD en inglés) es un trastorno del humor, asociado con episodios depresivos y relacionado con las variaciones estacionales de la luz. La melatonina, una hormona relacionada con el sueño y segregada por la glándula pineal, en el cerebro, ha sido relacionada con el TAE. Esta hormona, que puede provocar síntomas de depresión, se produce en mayor cantidad en la obscuridad. En consecuencia, cuando los días son más cortos y más obscuros, aumenta la producción de esta hormona.

Se ha demostrado que la fototerapia o terapia de luz intensa suprime la secreción de melatonina en el cerebro. Aunque no ha habido resultados de investigaciones que relacionen de forma definida esta terapia con un efecto antidepresivo, mucha gente responde al tratamiento. El aparato más frecuentemente utilizado en la actualidad es un grupo de luces fluorescentes sobre un reflector y resguardo de metal con una pantalla de plástico. En los casos de síntomas suaves, el pasar tiempo al aire libre durante el día o el disponer las casas y los lugares de trabajo para que reciban más luz solar puede ser de ayuda. Un estudio descubrió que un paseo de una hora bajo el sol invernal es tan efectivo como dos horas y media bajo una intensa luz artificial.


1. Introducción

El color en las artes es el medio mas valioso para que una obra transmita las mismas sensaciones que el artista experimento frente a la escena o motivo original; usando el color con buen conocimiento de su naturaleza y efectos y adecuadamente será posible expresar lo alegre o triste, lo luminoso o sombrío, lo tranquilo o lo exaltado, etc.

Nada puede decir tanto ni tan bien de la personalidad de un artista, del carácter y cualidades de su mente creadora como el uso y distribución de sus colores, las tendencias de estos y sus contrastes y la música que en ellos se contiene.

El color en la arquitectura y decoración se desenvuelve de la misma manera que en el arte de la pintura, aunque en su actuación va mucho mas allá porque su fin es especialmente especifico, puede servir para favorecer, destacar, disimular y aun ocultar , para crear una sensación excitante o tranquila, para significar temperatura, tamaño, profundidad o peso y como la música, puede ser utilizada deliberadamente para despertar un sentimiento. El color es un mago que transforma, altera y lo embellece todo o que, cuando es mal utilizado, puede trastornar, desacordar y hasta anular la bella cualidad de los materiales mas ricos.

El color, como cualquier otra técnica, tiene también la suya, y esta sometido a ciertas leyes, que conociéndolas será posible dominar el arte de la armonización, conocer los medios útiles que sirven para evitar la monotonía en un combinación cromática, estimular la facultad del gusto selectivo y afirmar la sensibilidad.

El hogar de nuestros días no solo requiere color para embellecer y animar, sino color que resuelva las necesidades psicológicas de quienes vivan con el. La elección del color esta basada en factores estáticos y también en los psíquicos, culturales, sociales y económicos.

El nivel intelectual, el gusto de la comunidad, la localización y el clima también influyen en la elección del esquema y asimismo la finalidad o propósito de cada pieza. Pero entre todos estos factores del color, quizás sea el mas importante el psicológico, ¿por qué nos alegra, inquieta, tranquiliza o deprime un determinado conjunto o combinación cromática?

Un ejemplo: El color de un edificio es como el envase o presentación de un producto que actúa en estimulo de la atención y para crear una primera impresión, favorable o negativa.

Los colores del interior deben ser específicamente psicológicos, reposados o estimulantes porque el color influye sobre el espíritu y el cuerpo, sobre el carácter y el animo e incluso sobre los actos de nuestra vida; el cambio de un esquema de color afecta simultáneamente a nuestro temperamento y en consecuencia a nuestro comportamiento.

El color es luz, belleza, armonía y delicia de la vista, pero es sobre todo, equilibrio psíquico, confort y educacion

2. El Color

El Color

Es la impresión producida al incidir en la retina los rayos luminosos difundidos o reflejados por los cuerpos. Algunos colores toman nombre de los objetos o sustancias que los representan naturalmente. Orientado al espectro solar o espectral puro, cada uno de los siete colores en que se descompone la luz blanca del sol: rojo, naranja, amarillo, verde, azul turquesa y violeta. Del color se desprende una división que serian los primarios, tomándolos como base colores naturales, amarillo, rojo y azul y los secundarios que serian los que surgen como mezcla de estos que son el naranja, el verde y el violeta.

Los primarios o puros son cada uno de los de una terna de colores fundamentales.

Colores Fundamentales : Se los llama así a los de la terna de colores que, convenientemente mezclados, permiten formar cualquier color.

La elección de los mismos es arbitraria. Generalmente se acostumbra utilizar como fundamental el rojo, el verde y el azul o el violeta.

El color es luz, Newton fue quien primeramente concibió la teoría ondulatoria o propagación de rayos lumínicos, que mas tarde fue ampliada por Laplace y otros físicos.

Los que se designa como luz blanca es la impresión creada por el conjunto de radiaciones que son visibles por nuestro ojo; la luz blanca cuando es descompuesta produce el fenómeno de arco iris, estos son los que llamamos colores, el conjunto de estos, o franja continua de longitudes de onda creada por la luz al descomponerse, constituye el espectro.

Utilizamos la palabra color para designar dos conceptos totalmente diferentes. Solo deberíamos hablar de colores cuando designemos las percepciones del ojo. La percepción del color cambia cuando se modifica la fuente luminosa porque en principio, el color no es mas que una percepción en el órgano visual del observador. Los sentidos permiten al hombre captar los fenómenos del mundo que lo rodea. Los ojos son capaces de memorizar las diferencias de colores, pero casi nunca percibimos un color como es en realidad visualmente, tal como es físicamente.

Los seres vivos que poseen el órgano de la vista intacto son capaces de orientarse por determinadas radiaciones de energía. Con ello están en situación de captar ópticamente su entorno y de enjuiciar su situación y sus posibilidades de movimiento. Los obstáculos o peligros quedan registrados.

También aparecen los colores complementarios que serían los pares de colores puros cuya síntesis produce la sensación del color blanco, siendo, compensados cuando su unión da lugar a una sensación de color acromático, a su vez son complementarios todas aquellas gamas de colores que muestran los mismos aspectos, ya que no depende de la composición espectral del estímulo de color, sino de los valores de código que se forma en el órgano de la vista.

Las mezclas aditivas se obtienen fácilmente en un experimento psicológico que consiste en colocar diferentes colores en un disco, que se hace luego girar rápidamente mediante un motor. Si en tales condiciones los colores se suman para dar blanco o gris, se los llama complementarios.

3. Clasificación de los colores

Los colores, como ya sabemos, están clasificados en grupos de cálidos (amarillos y rojos) y fríos (verdes y azules). El fundamento de esta división radica simplemente en la sensación y experiencia humana más que en una razón de tipo científica.

Colores calidos:

Los colores cálidos en matices claros: cremas y rosas, sugieren delicadeza, feminidad, amabilidad, hospitalidad y regocijo y en los matices oscuros con predominio de rojo, vitalidad, poder, riqueza y estabilidad. Por asociación la luz solar y el fuego al rojo-anaranjado, al amarillo, etc.

La distinción entre colores cálidos y colores fríos es bastante corriente. Los términos "cálidos" y "fríos" apenas se refieren a los tintes puros, parecería que el rojo es un color cálido y el azul es frío. Los dos términos parecen adquirir su significado cuando se refieren a la desviación de un color dado en la dirección de otro color.

Un amarillo o un rojo azulado tienden a ser fríos, como también un rojo o un azul amarillento. Por el contrario un amarillo o azul rojizo parecen cálidos. El que determina el efecto no es el color principal, sino el color que se desvía ligeramente de él. Un azul rojizo parece cálido, mientras que un rojo azulado, parece frío. La mezcla de dos colores equilibrados no manifestarían claramente el efecto. El verde, mezcla de amarillo y azul, se aproximaría más al frío, mientras que las combinaciones del rojo con el azul para dar el púrpura, y con el amarillo, para dar el anaranjado , tenderían a la neutralidad o a la ambigüedad.

Parece que el equilibrio entre dos colores que integran una mezcla es sumamente inestable. Puede hacerse fácilmente que uno de ellos predominan sobre el otro.

El observador puede ver en un naranja (anaranjado), un rojo modificado por un amarillo o un amarillo modificado por un rojo. En la primera versión el color resultara frío, en la segunda, cálido.

El fenómeno de la asimilación y el contraste, hará que uno de los colores adquiera relieve a expensas del otro. De este modo la inestabilidad de la mezcla se reduce grandemente y por lo tanto su "temperatura" puede definirse con más seguridad. No es tanto el tinte dominante el que produce la cualidad expresiva, como sus aflicciones. Tal vez los tintes básicos constituyen valores bastante neutros, que se distinguen más bien por su carácter de singularidad y de reciprocidad que por su expresión específica. Y sólo cuando el color produce una atención dinámica al inclinarse hacia el otro color, revela sus características expresivas.

La expresión del color y su temperatura en particular son fluidos no sólo por el tinte, sino, por el valor de la claridad y la saturación.

Por lo tanto los valores de expresividad de los tintes pueden compararse sólo cuando los otros dos factores se mantienen constantes. Por ejemplo en el espectro solar todos los tintes están intensamente saturados, aunque no en el mismo grado. El color del espectro alcanza su máximo de valor de claridad en el amarillo y disminuye hacía ambos extremos, el rojo y el violeta. Un alto valor de claridad tiende a hacer que un color resulte frío y un grado bajo, cálido.

La saturación o croma se refiere a la pureza de un color.

Un color complementariamente puro sería producido sólo por una longitud de onda lumínica. Esta condición se advierte más de cerca en los tintes saturados del espectro. Cuando los colores de diferentes longitudes de onda se mezclan, la vibración resultante se hace compleja, y el color, es de un aspecto más desvaido . Cuando más semejantes las longitudes de onda que se mezclan, tanto más saturada será la mezcla. El mínimo de saturación de obtiene con colores que dan como resultado un gris acromático. Los colores que producen este efecto se conocen con el nombre de complementarios.

El grado de saturación obtenible varía con el valor de claridad del color. La impureza acentúa la cualidad de temperatura que establece el tinte modificante, haciendo que un color cálidos sea aún más cálido y uno frío, más frío.

El color produce una reacción que también provoca la estimulación del color, y se utilizan las palabras "cálido" y "frío" para caracterizar los colores, pues la cualidad expresiva en cuestión es más intensa y biológicamente más importante en el reino de la sensación de la temperatura.

Los colores cálidos parecen atraernos, mientras que los fríos nos mantienen a distancia. Pero las propiedades de calidez y frialdad no se refieren solamente a las reacciones del observador. Caracterizan también al objeto. Una persona fría se comporta como si ella misma sintiera el frío. Parece envolverse en si misma, a la defensiva, mal dispuesta a la entrega, limitada, cerrada, apartada. La persona cálida parece irradiar energía vital. Se aproxima francamente.

Colores frios:

Se los considera por asociación con el agua al azul, violeta y verdoso.

Los colores fríos en matices claros expresan delicadeza, frescura, expansión, descanso, soledad, esperanza y paz y en los matices oscuros con predominio de azul, melancolía, reserva, misterio, depresión y pesadez.

El clima influye mucho en el gusto por los colores. Las personas que viven en países cálidos y de mucho sol prefieren, los colores cálidos, mientras que aquellas otras otras que viven en latitudes frías y de poco sol muestran su gusto por los colores fríos.

4. Armonización de los colores y su busqueda

Existen dos formas compositivas del color:

  1. La Armonía

  2. El Contraste

Armonizar: Significa coordinar los diferentes valores que el color adquiere en una composición.

En las artes visuales, las cualidades expresivas constituyen un importante objeto de estudio en el campo del color. Los teorizadores se han referido sobre todo a lo que se conoce con el nombre de armonía del color.

Se intento clasificar todos los valores del color en un sistema universalmente valido y objetivo. Los primeros sistemas eran bidimensionales: describían la secuencia y las relaciones recíprocas de los tintes mediante un circulo. Mas tarde cuando el color se determinaba en tres dimensiones- tinte-claridad-saturación- se incorporaron esquemas tridimensionales.

Existe una diferencia entre los esquemas de color de forma regular, y los de forma irregular que tenemos a nuestra disposición en nuestros días.

Estos sistemas destinados a servir dos fines: lograr que cualquier color pueda identificarse objetivamente e indicar cuales colores armonizan entre si.

La armonía es esencial ya que si han de relacionarse entre si todos los colores de una composición, deben ajustarse a un todo unificado.

Existen objeciones mas fundamentales al principio sobre el cual se basan las reglas de la armonía del color. Este principio concibe una composición de colores como un conjunto donde todo se ajusta a todo.

La teoría tradicional de la armonía del color se refiere solo a la obtención de conexiones y al hecho de evitar separaciones y por lo tanto en el mejor de los casos, resulta incompleta.

En todas las armonías cromáticas se pueden observar tres colores:

  • uno dominante: que es el mas neutro y de mayor extensión, sirve para destacar los otros colores que conforman nuestra composición gráfica, especialmente al opuesto.

  • El tónico: es el complementario del color de dominio, es el mas potente en color y valor, y el que se utiliza como nota de animación o audacia en cualquier elemento (alfombra, cortina , etc.)

  • El de mediación: que actúa como conciliador y modo de transición entre cada uno de los dos anteriores, suele tener una situación en el circulo cromático cercano a la de color tónico.

Por ejemplo: en una composición armónica cuyo color dominante sea el amarillo, y el violeta sea el tónico, el mediador puede ser el rojo si la sensación que queremos transmitir sea de calidez, o un azul si queremos que sea mas bien fría.

De manera general el color de valor mas oscuro ira al suelo, el valor intermedio a las paredes y el mas claro al techo.

5. Contrastes-la interacción del color

Cada color ejerce sobre la persona que lo observa una triple acción.

  • Impresiona al que lo percibe, por cuanto que el color se ve y llama su atención.

  • Tiene capacidad de expresión, ya que cada color, expresa un significado y provoca una reacción y una emoción.

  • Construye, porque todo color posee un significado propio, y adquiere el valor de un símbolo, capaz de comunicar una idea.

El tono y el contraste afectan las dimensiones aparentes de los colores y la forma de sus áreas.

Un color claro sobre un fondo oscuro parece mas claro de lo que realmente es, y un color oscuro sobre un fondo claro parece aun mas oscuro.

Cuanto mas fuerte sea la intensidad de un color, tanto mas pequeña será la superficie que ocupe y cuanto mas débil sea la intensidad, tanto mayor debe ser el área que ocupe el color.

Con la extensión resulta similar, una forma clara sobre un fondo oscuro pareciera que lo invade, y en cambio una forma oscura sobre un fondo claro resulta invadida y parece encogerse.

Un efecto similar se produce al contrastar tonos cálidos y fríos.

El tono cálido parece mas extenso y el frío mas pequeño de lo que realmente es.

Cuando dicho efecto se coordina con la extensión de valores claros la ilusión resulta notable.

Los tonos cálidos avanzan sobre los tonos fríos, como los oscuros producen una impresión de mayores pesos, son utilizados los colores claros agrisados para las partes superiores de los edificios elevados, porque así expresan una mayor altura.

Los colores cálidos, son los mejores para formas y detalles que son vistos a poca distancia, los fríos, que tienen un enfoque menos definido, se prestan mejor para masas amplias y áreas grandes.

Los colores puros son mas luminosos con un fondo agrisado. En las ciudades de clima poco soleado están mas indicados los tonos neutros. En las ciudades con mucho sol son adecuados los colores cálidos en una matización suave.

Como el color intenso parece mas pesado que el pálido, el contraste podrá ser introducido en los detalles de la entrada o partes inferiores de la construcción. La textura tiene una fuerza atractiva superior a lo liso y que lo iluminado es mas requirente que lo oscuro, el contraste de colores produce un fuerte impacto sobre la perceptividad, el interés y la motividad.

Los colores cálidos tienden a salir y los fríos a entrar. Una pequeña vela amarillo-naranja en las profundidades del horizonte de la inmensidad azul del mar parecerá que pertenece al primer plano mas próximo, aun cuando este situado en el fondo del espacio, ya que.....Cezame no resolvió empíricamente esta modulación espacial y sentó la conclusión científica de que como el amarillo afecta por su longitud de onda e intensidad, mas que ningún otro color, el plano mas próximo o saliente habrá de ser en este color.

6. El campo de los colores es tridimensional

Cada color puede variar en tres dimensiones:

  • La diagonal: que señala la profundidad de campo, indica el tono del color.

Por ejemplo: el rojo mezclándolo con amarillo, varia al tono naranja.

  • La horizontal: que es la saturación o concentración, el rojo pierde poco apoco su saturación por la mezcla de blanco y se va haciendo mas clara hasta llegar a la falta de color, el blanco.

  • La vertical: muestra el oscurecimiento del rojo. Por medio de la mezcla del negro el color se hace cada vez mas oscuro hasta que al final ya no se distingue del negro.

Cuando están los tres colores, uno solo debe ser llevado al máximo de intensidad, el segundo debe disminuirse, y el tercero apenas sugerirse.

No hay color sin gris, el gris es en cierto modo el soporte, la justificación de toda armonía cromática.

7. Cualidades Tonales

La cualidad tonal de los colores - su grado de claridad - sirve para que la forma armonice con cuanto lo rodea. El color tonal aísla o funde, destaca e iguala a un edificio dentro de un grupo y crea en el una individualidad o un determinado efecto de animación cuando su localización ambiental tiene una tónica apagada o deprimente.

Al color lo percibimos como un tono. Ese tono tiene tres dimensiones que se las denomina cualidades tonales.

  1. Valor o claridad.

  2. Tinte, matiz.

  3. Intensidad.

Valor:

Es la intensidad luminosa del color. Es la cantidad de luz que puede reflejar una superficie. Una escala de valores tonales tiene como extremos el blanco y el negro.

El pigmento blanco representa el extremo de la escala de valores; el negro, el otro. Mezclándolos en proporciones diversas, obtenemos una amplia escala de grises intermedios distintos. Todos esos tonos son acromáticos. Pero también el valor es una dimensión de tonos acromáticos.

Todo pigmento posee un coeficiente de reflexión, es decir, valor, que varia desde muy claro hasta muy oscuro.

Cuando mezclamos pigmentos de distintos valores, el tono resultante será alguno intermedio entre ambos. Así, tenemos cuatro posibilidades de mezclar pigmentos para controlar el valor de los tonos.

  • Agregando blanco, se aumenta el valor.

  • Agregando negro se disminuye el valor.

  • Agregando un gris contrastante, aumenta o disminuye el valor.

  • Agregando un pigmento de valor distinto, se aumenta o disminuye el valor.

No podemos cambiar el valor de un pigmento cromático sin modificar al mismo tiempo otras dimensiones tonales.

  • Agregando negro, blanco o gris, se introduce un componente acromático. El valor se modificara y también el nivel de intensidad. El tono resultante será mas claro o mas oscuro y mas neutral.

Es posible que también se produzca algún cambio en el matiz, porque tanto el pigmento negro como el blanco tienden a enfriar la mezcla. Se produce una desviación hacia el matiz frío adyacente. Tal efecto es notable cuando mezclamos amarillo y negro: este actúa como un azul, disminuyendo el valor y la intensidad, cambiando el matiz hacia el verde.

Tinte-matiz:

Son las características cromáticas del color. Es la sumatoria de longitudes de onda que puede reflejar una superficie. El principio sobre el que descansa el matiz, se denomina mezcla sustractiva. Solo en el espectro o bajo condiciones especiales encontramos colores monocromáticos. Es decir que el color que vemos en los pigmentos es en realidad una sensación compuesta.

Al mezclar dos pigmentos con semicromos diferentes, el poder de reflexión de la mezcla es mayor para las longitudes de onda que son comunes a ambos. Algunas de las otras longitudes de onda se anulan recíprocamente.

El resultado es un nuevo semicromo que percibimos como un nuevo matiz.

Intensidad ( saturación ):

Es la intensidad cromática del color. Es el grado de pureza de tinte que puede reflejar una superficie. Un color saturado es aquel que se manifiesta con todo su potencial cromático, inalterado, completo.

La presencia o ausencia de color, no afecta al tono, que es constante.

La intensidad puede controlarse de cuatro maneras. Tres de ellas consisten en la adición de un neutro, blanco, negro o gris. La cuerta consiste en agregar el pigmento complementario.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

En el siglo XVII, Newton fue el primero que, por medio de un prisma de cristal, descompuso la luz. Esta, al incidir sobre una pantalla, apareció en forma de una iconLas ondas de luz son una forma de energía electromagnética y la idea...

En el siglo XVII, Newton fue el primero que, por medio de un prisma de cristal, descompuso la luz. Esta, al incidir sobre una pantalla, apareció en forma de una iconLa polarimetría es una técnica que se basa en la medición de la rotación...

En el siglo XVII, Newton fue el primero que, por medio de un prisma de cristal, descompuso la luz. Esta, al incidir sobre una pantalla, apareció en forma de una iconInvestiga y comparte la información por este medio sobre los diversos...

En el siglo XVII, Newton fue el primero que, por medio de un prisma de cristal, descompuso la luz. Esta, al incidir sobre una pantalla, apareció en forma de una iconLa calamina es una es una capa dura y lisa, de color gris azulado,...

En el siglo XVII, Newton fue el primero que, por medio de un prisma de cristal, descompuso la luz. Esta, al incidir sobre una pantalla, apareció en forma de una iconResumen En este experimento de campo se muestran los efectos (a medio...

En el siglo XVII, Newton fue el primero que, por medio de un prisma de cristal, descompuso la luz. Esta, al incidir sobre una pantalla, apareció en forma de una iconInvestigación: La adaptación es el proceso por el cual una especie...

En el siglo XVII, Newton fue el primero que, por medio de un prisma de cristal, descompuso la luz. Esta, al incidir sobre una pantalla, apareció en forma de una icon37. Al pasar sulfuro de hidrógeno por una solución de dicromato potásico,...

En el siglo XVII, Newton fue el primero que, por medio de un prisma de cristal, descompuso la luz. Esta, al incidir sobre una pantalla, apareció en forma de una iconUna onda es una propagación de una perturbación de alguna propiedad...

En el siglo XVII, Newton fue el primero que, por medio de un prisma de cristal, descompuso la luz. Esta, al incidir sobre una pantalla, apareció en forma de una iconÉrase una vez una niña muy guapa y muy buena a quien siempre se podía...

En el siglo XVII, Newton fue el primero que, por medio de un prisma de cristal, descompuso la luz. Esta, al incidir sobre una pantalla, apareció en forma de una iconPhilosophiae naturalis principia mathematica
«Newton fue el más grande genio que ha existido y también el más afortunado dado que sólo se puede encontrar una vez un sistema que...


Medicina





Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com