1. El envejecimiento global: un triunfo y un desafío




descargar 352.97 Kb.
título1. El envejecimiento global: un triunfo y un desafío
página1/9
fecha de publicación25.08.2017
tamaño352.97 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9
Envejecimiento activo: un marco político*

Organización Mundial de la Salud Grupo Orgánico de Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental Departamento de Prevención de las Enfermedades No Transmisibles y Promoción de la Salud

Envejecimiento y Ciclo Vital

Este marco político pretende aportar información al de­bate y a la formulación de planes de acción que promuevan la salud y el envejecimiento activo. Fue desarrollado por el Programa de Envejecimiento y Ciclo Vital de la OMS como contribución a la Segunda Asamblea Mundial de las Na­ciones Unidas sobre el Envejecimiento, celebrada en abril de 2002 en Madrid, España. La versión preliminar, publica­da en 2001 con el título de Salud y envejecimiento: Un do­cumento para el debate, fue traducida al francés y al espa­ñol y ampliamente divulgada durante todo ese año en bus­ca de aportaciones (se incluyó en talleres especializados que se realizaron en Brasil, Canadá, los Países Bajos, Es­paña y el Reino Unido). En enero de 2002, se convocó una reunión del grupo de expertos en el Centro de la OMS para el Desarrollo de la Salud (WKC) en Kobe, Japón, con 29 participantes procedentes de 21 países. Para completar esta versión final, se reunieron los comentarios detallados y las recomendaciones de esta reunión, así como los que se recibieron a lo largo del proceso de consultas previo.

Se está preparando una monografía complementaria ti­tulada Envejecimiento Activo: de los Hechos a la Acción en colaboración con la Asociación Internacional de Ge­rontología (IAG), que estará disponible en http://www. who.int/hpr/ageing, donde también se facilita más informa­ción sobre el envejecimiento desde la perspectiva del ciclo vital.

Contribución de la Organización Mundial de la Salud a la Segunda Asamblea de las Naciones Unidas sobre el Envejecimiento, Madrid, España. Abril de 2002.

ÍNDICE

Introducción

    1. 1. El envejecimiento global: un triunfo y un desafío.

    2. La revolución demográfica.

    3. El rápido envejecimiento de la población en los paí­ses en vías de desarrollo.

  1. 2. El envejecimiento activo: concepto y fundamen­tación.


* Texto traducido por el Dr. Pedro J. Regalado Doña. Médico geriatra.

  1. ¿Qué es el «envejecimiento activo»?

  2. Un acercamiento al envejecimiento activo desde el ci­clo vital.

  3. Políticas y programas del envejecimiento activo.




    1. 3. Los determinantes del envejecimiento activo: com­prensión de la evidencia empírica.

    2. Determinantes transversales: la cultura y el género.

    3. Determinantes relacionados con los sistemas sanita­rios y los servicios sociales.

    4. Determinantes conductuales.

    5. Determinantes relacionados con los factores perso­nales.

    6. Determinantes relacionados con el entorno físico.

    7. Determinantes relacionados con el entorno social.

    8. Determinantes económicos.

    9. 4. Los desafíos de una población que envejece.

    10. Desafío 1: la doble carga de la enfermedad.

    11. Desafío 2: mayor riesgo de discapacidad.

    12. Desafío 3: proporcionar atención a las poblaciones que envejecen.

    13. Desafío 4: la feminización del envejecimiento.

    14. Desafío 5: la ética y las desigualdades.

    15. Desafío 6: la economía de una población que enve­jece.

    16. Desafío 7: la forja un nuevo paradigma.

    17. 5. La respuesta política.

    18. La acción intersectorial.

    19. Propuestas políticas fundamentales.

      1. 1. Salud.

      2. 2. Participación.

      3. 3. Seguridad.

    20. La OMS y el envejecimiento.

    21. La colaboración internacional.

    22. Conclusiones.

  1. 6. Referencias bibliográficas.


¿CON CUÁNTOS AÑOS SE ES MAYOR?

Este folleto usa el estándar de las Naciones Unidas de 60 años de edad para describir a las personas «ancia­nas». Esta edad puede parecer joven en el mundo desa-rrollado y en aquellos países en vías de desarrollo donde ya se han producido importantes progresos en la espe­ranza de vida. Sin embargo, independientemente de la edad que se utilice en los diferentes contextos, es impor­tante reconocer que la edad cronológica no es un indica­dor exacto de los cambios que acompañan al envejeci­miento. Existen considerables variaciones en el estado de salud, la participación y los niveles de independencia en­tre las personas ancianas de la misma edad. Los respon­sables políticos tienen que tenerlo en cuenta cuando dise­ñen políticas y programas para sus poblaciones de perso­nas «ancianas». Promulgar amplias políticas sociales basadas únicamente en la edad cronológica puede ser discriminatorio y contraproducente para el bienestar de las personas de edad avanzada.

Este texto y la versión preliminar del documento fueron elaborados por Peggy Edwards, asesora de Health Cana­dá que permaneció en la OMS durante seis meses, bajo la orientación del Programa de Envejecimiento y Ciclo Vital de la OMS. Se agradece encarecidamente el apoyo pres­tado por Health Canadá en todas las fases de este pro­yecto.

INTRODUCCIÓN

El envejecimiento de la población plantea muchas cuestiones fundamentales a los responsables políticos. ¿Cómo podemos ayudar a las personas a que sigan sien­do independientes y activas a medida que envejecen? ¿Cómo podemos reforzar las políticas de promoción y prevención de la salud, especialmente las dirigidas a las personas ancianas? Ya que la población vive más años, ¿cómo se puede mejorar la calidad de vida en la edad avanzada? ¿Hará quebrar tal cantidad de personas de edad avanzada nuestros sistemas sanitarios y sociales? ¿Cómo repartir de forma equilibrada el cuidado de las per­sonas que necesitan asistencia a medida que envejecen entre la familia y el estado? ¿Cómo reconocer y apoyar el importante papel que desempeñan estas personas a me­dida que envejecen cuidando de otros?

Este documento se ha diseñado para abordar estas cuestiones y otros problemas del envejecimiento de la po­blación. Va dirigido a los dirigentes gubernamentales de todos los niveles, al sector no gubernamental y al sector privado: a todos cuantos son responsables de formular las políticas y los programas sobre el envejecimiento. Aborda la salud desde una amplia perspectiva y reconoce el he­cho de que la salud sólo puede crearse y mantenerse me­diante la participación de múltiples sectores. Sugiere que los profesionales sanitarios deben tomar la iniciativa si he­mos de alcanzar el objetivo de que las personas mayores sanas sigan siendo un recurso para sus familias, comuni­dades y economías, como se indicó en la Declaración de Brasilia de las Naciones Unidas sobre Envejecimiento y Salud en 1996.

  • La primera parte describe el rápido crecimiento mun­dial de la población mayor de 60 años, especialmente en los países en vías de desarrollo.

  • La segunda parte explora el concepto y los funda­mentos del «envejecimiento activo» como objetivo para la elaboración de políticas y programas.

  • La tercera parte resume la evidencia experimental so­bre los factores que determinan si los individuos y las po­blaciones disfrutarán o no de una calidad de vida positiva a medida que envejezcan.

  • La cuarta parte se ocupa de los siete desafíos funda­mentales relacionados con el envejecimiento de la pobla­ción para los gobiernos, los sectores no gubernamentales y los sectores académico y privado.

  • La quinta parte proporciona un marco político para el envejecimiento activo y sugerencias concretas para las propuestas políticas fundamentales, con la intención de que éstas sirvan de base para desarrollar acciones más específicas a escala regional, nacional y local, de confor­midad con el plan de acción adoptado en 2002 por la Se­gunda Asamblea Mundial de las Naciones Unidas sobre el Envejecimiento.


1. EL ENVEJECIMIENTO GLOBAL: UN TRIUNFO Y UN DESAFÍO

«El envejecimiento de la población es, ante todo y so­bre todo, una historia del éxito de las políticas de salud pú­blica, así como del desarrollo social y económico...»

Gro Harlem Brundtland, Directora General de Organización Mundial de la Salud, 1999.

El envejecimiento de la población es uno de los mayo­res triunfos de la humanidad y también uno de nuestros mayores desafíos. Al entrar en el siglo XXI, el envejeci­miento a escala mundial impondrá mayores exigencias económicas y sociales a todos los países. Al mismo tiem­po, las personas de edad avanzada ofrecen valiosos re­cursos, a menudo ignorados, que realizan una importante contribución a la estructura de nuestras sociedades.

La Organización Mundial de la Salud sostiene que los países podrán afrontar el envejecimiento si los gobiernos, las organizaciones internacionales y la sociedad civil, pro­mulgan políticas y programas de «envejecimiento activo» que mejoren la salud, la participación y la seguridad de los ciudadanos de mayor edad. Ha llegado el momento de ha­cer planes y actuar.

En todos los países, y sobre todo en los países en vías de desarrollo, las medidas para ayudar a que las personas ancianas sigan sanas y activas son, más que un lujo, una auténtica necesidad.

Este tipo de políticas y programas han de basarse en los derechos, las necesidades, las preferencias y las ca­pacidades de las personas mayores. Además, también tie-nen que considerar una perspectiva del ciclo vital que re­conozca la importante influencia de las experiencias vita­les anteriores en la manera de envejecer de las personas.

La revolución demográfica

En todo el mundo, la proporción de personas que tie­nen 60 años, y más, está creciendo con más rapidez que ningún otro grupo de edad. Entre 1970 y 2025, se prevé que la población con más edad aumente en unos 694 mi­llones, o el 223 por ciento. En 2025, habrá un total de cer­ca de 1,2 millardos de personas con más de 60 años. Para el año 2050, habrá 2 millardos, con el 80 por ciento de ellas viviendo en los países en vías de desarrollo.

La composición de sus edades –es decir, los porcenta­jes de niños, jóvenes, adultos y ancianos en un país dado– es un importante elemento que han de tener en cuenta los responsables políticos. El envejecimiento de la

TABLA 1. Países con más de 10 millones de habitantes con la mayor proporción de personas mayores de 60 años de edad. Año 2002 y proyección en 2025

Fuente: NN.UU., 2001.

Figura 1. Pirámide de población global en 2002 y 2025. Fuente: NN.UU., 2001.

población se refiere a una disminución de la proporción de niños y jóvenes y un aumento de la proporción de perso­nas de 60 años y más. A medida que la población enve­jezca, la pirámide de población triangular de 2002 será sustituida en 2025 por una estructura de tipo más cilíndri­co (fig. 1).

Unas tasas de fertilidad decrecientes y un aumento de la longevidad son factores que asegurarán el «envejeci­miento» continuo de la población mundial, a pesar de la regresión en la expectativa de vida de algunos países afri­canos (a causa del SIDA) y de algunos estados reciente­mente independizados (debido al aumento de las muertes causadas por las enfermedades cardiovasculares y la vio­lencia). En todo el mundo se observan fuertes disminucio­nes de las tasas de fertilidad y se calcula que, para el año 2025, 120 países habrán alcanzado tasas de fertilidad to­tal por debajo de la tasa de sustitución (tasa de fertilidad media de 2,1 niños por mujer); esto representa un aumen­to considerable del número de países respecto a 1975, cuando sólo 22 países tenían una tasa de fertilidad total inferior o igual a la tasa de sustitución. La cifra actual es de 70 países.

Hasta ahora, el envejecimiento de la población se ha asociado principalmente con las regiones más desarrolla­das del mundo. Por ejemplo, actualmente nueve de los diez países con más de 10 millones de habitantes y la ma­yor proporción de personas mayores está en Europa (ta­bla 1). Se esperan pocos cambios en la clasificación para el año 2025, cuando las personas mayores de 60 años constituirán alrededor de un tercio de la población en paí­ses como Japón, Alemania e Italia, seguidos de cerca por otros países europeos (tabla 1).

Lo que se conoce peor es la velocidad y la importancia del envejecimiento de la población en las regiones menos desarrolladas. Actualmente la mayoría de las personas ancianas, alrededor del 70 por ciento, viven en países en vías de desarrollo (tabla 2). Estas cifras continuarán au­mentando a un ritmo rápido.

TABLA 2. Cifras absolutas de personas (en millones) mayores TABLA 3. Tasa de dependencia de la ancianidad por países / re-de 60 años de edad en países con una población total que se giones seleccionadas

acerca a los 100 millones de habitantes o los supera (en 2002)

Fuente: NN.UU., 2001.

En todos los países, especialmente en los desarrolla­dos, la propia población anciana también está enveje­ciendo.

El número de personas mayores de 80 años actual­mente es de unos 69 millones, la mayor parte de las cua­les vive en las regiones más desarrolladas. Aunque esas personas constituyen sólo alrededor del uno por ciento de la población mundial y del tres por ciento de la pobla­ción de las regiones desarrolladas, este grupo etario es el sector de más rápido crecimiento de la población an­ciana.

Tanto en los países desarrollados como en los que es­tán en vías de desarrollo, el envejecimiento de la pobla­ción suscita la preocupación sobre si una mano de obra menguante será capaz de sostener a esa parte de la po­blación que comúnmente se cree que depende de otros (es decir, los niños y las personas mayores).

La tasa de dependencia de la ancianidad (esto es, la población total de 60 años y más dividida por la población de 15 a 60 años) (tabla 3) la usan principalmente los eco­nomistas y actuarios de seguros que pronostican las im­plicaciones financieras de las políticas de pensiones. Sin embargo, también es útil para quienes se interesan por la gestión y planificación de los servicios de asistencia.

Las tasas de dependencia de la ancianidad cambian rápidamente en todo el mundo. En Japón, por ejemplo, existen actualmente 39 personas mayores de 60 años por cada 100 personas del grupo de edad de los 15 a los 60. En 2025 esta cifra aumentará a 66.

Sin embargo, la mayoría de las personas ancianas de todos los países siguen siendo un recurso vital para sus familias y comunidades. Muchos continúan trabajando en los sectores laborales tanto formales como informales. Por tanto, como indicador para predecir las necesidades de la población, la tasa de dependencia sólo tiene un uso limi­

Fuente: NN.UU., 2001.

tado. Se necesitan índices más sofisticados para reflejar con mayor exactitud la «dependencia», antes que catego­rizar equivocadamente a individuos que siguen siendo completamente capaces e independientes.

Al mismo tiempo, es necesario que las políticas y los programas de envejecimiento activo permitan a las perso­nas seguir trabajando de acuerdo con sus capacidades y preferencias a medida que envejecen, y prevenir o retra­sar las discapacidades y enfermedades crónicas que son costosas tanto para los individuos, como para las familias y el sistema de atención sanitaria. Esto se expone con ma­yor amplitud en la sección sobre el trabajo (página 89) y en el Desafío 2: mayor riesgo de discapacidad (página 91) y el Desafío 6: la economía de una población que enveje­ce (página 96).

  1   2   3   4   5   6   7   8   9

similar:

1. El envejecimiento global: un triunfo y un desafío iconEquipamiento obligatorio desafio de los volcanes 2006

1. El envejecimiento global: un triunfo y un desafío iconAplicación de funciones en un experimento químico: desafío al conocimiento fragmentado

1. El envejecimiento global: un triunfo y un desafío iconEl triunfo santa teresa

1. El envejecimiento global: un triunfo y un desafío iconEl triunfo santa teresa

1. El envejecimiento global: un triunfo y un desafío iconInstitución educativa el triunfo santa teresa

1. El envejecimiento global: un triunfo y un desafío iconInstitución educativa el triunfo santa teresa

1. El envejecimiento global: un triunfo y un desafío iconEl desafío de aristóteles
«¡Hasta la vista! ¡Que tenga un buen día!», todos respondían con una abierta sonrisa

1. El envejecimiento global: un triunfo y un desafío iconGeneralidades sobre el Envejecimiento

1. El envejecimiento global: un triunfo y un desafío iconArrugas y envejecimiento cutáneo

1. El envejecimiento global: un triunfo y un desafío iconPrograma sobre Envejecimiento y Salud


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com