Espacios restringidos regulados por permisos




descargar 73.12 Kb.
títuloEspacios restringidos regulados por permisos
fecha de publicación25.10.2015
tamaño73.12 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos



ESPACIOS RESTRINGIDOS REGULADOS POR PERMISOS

Introducción
La norma 1910.146 de la Occupational Safety and Health Administration (OSHA) [Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de los Estados Unidos] que se refiere al ingreso seguro en los llamados espacios restringidos (o confinados, o cerrados) de trabajo se publicó el 14 de enero de 1992. La «regla final» pretende proteger a los trabajadores estadounidenses de atmósferas peligrosas, entrampamientos o sumergimientos por líquidos o pequeñas partículas como granos o aserrín.

¿QUIÉNES ESTÁN CUBIERTOS?

Sólo los empleados de la industria general son regulados bajo esta norma específica; la regla no se aplica al trabajo agrícola, la construcción o empleo marítimo. Otros estándares OSHA deberán ser revisados para esas ocupaciones.

LA NORMA EN PERSPECTIVA

El reglamento hace una diferenciación entre los espacios con peligros que pueden ser eliminados o controlados antes del ingreso; y los espacios que representan exposiciones continuas y/o peligrosas que colocan la seguridad y la salud de los empleados en inmediato peligro. A los empleadores se les exige determinar qué espacios restringidos en el lugar de trabajo representan condiciones de trabajo peligrosas y clasificarlos como "espacios restringidos que requieren permiso".

Un espacio restringido que amenaza la vida o que es muy peligroso deberá ser marcado o llevar fijado un aviso que diga «Espacio Restringido Peligroso, Prohibido el Ingreso sin Permiso» o un mensaje equivalente; de esa manera se alertará a los empleados sobre un peligro potencial. También pueden usarse otros medios, si son igualmente efectivos. El peligro efectivo debe ser establecido en la advertencia.

Los controles generales de ingreso y las reglas de entrenamiento previas al ingreso se aplican a todos los espacios restringidos cuyo ingreso requiera permiso. Entre otros requerimientos para los espacios restringidos que requieren permiso están los permisos de ingreso, los observadores o vigilantes, supervisores de ingreso, así como personal y procedimientos de rescate de emergencia. Algunos de los requerimientos para los espacios que requieren permiso pueden eliminarse o modificarse cuando el único peligro en un espacio restringido es una atmósfera que puede ser controlada mediante la introducción de ventilación del aire.

En los espacios que requieren permiso, deberá emplearse un medio efectivo para negar el ingreso no autorizado. Se requiere de procedimientos y equipos para evacuar el espacio durante las emergencias. Si la instalación tiene espacios restringidos cuyo ingreso requiere permiso, deberá prepararse un programa escrito de ingreso seguro, el cual se pondrá a disposición de los empleados, sus representantes y los funcionarios de OSHA para su revisión. La tabla I es un resumen de las acciones que exige el estándar.

DEFINICIONES

Espacios restringidos son aquellos espacios de trabajo, adecuados en tamaño y configuración para permitir el ingreso de empleados, pero que no están diseñados para la ocupación continua y que poseen medios limitados o restringidos de ingreso o salida.

Ingreso es la inclusión de una parte del cuerpo más allá del plano de una abertura hacia un espacio restringido y se presenta incluso cuando sólo una mano, un pie o la cabeza ha penetrado el espacio.

Un espacio restringido que requiere permiso es un espacio restringido que tiene una atmósfera insegura o potencialmente insegura y/o contiene otros peligros que son una amenaza para la vida o capaces de producir serios daños físicos. Entre los peligros se encuentran el potencial para quedar atrapado, para quedar sumergido, ser electrocutado, asfixiado o aplastado. Estos peligros por lo general le niegan al empleado lesionado la posibilidad de autorrescatarse.

La decisión de definir a estos espacios como espacios que requieren permiso depende de los peligros asociados con su respectiva configuración y/o atmósfera.

Los espacios restringidos incluyen bóvedas del servicio de electricidad, túneles, zanjas profundas, tanques cubiertos o sin techo, espacios cerrados usados para el transporte de productos y recintos similares. Los espacios con equipos mecánicos por lo general se consideran espacios restringidos, por ejemplo, las calderas industriales, hornos, equipos de cocina y procesamiento, así como espacios con bocas de acceso para ingreso/salida. Las instalaciones de almacenamiento tales como tanques estacionarios o móviles, vagones tanque, depósitos, barriles, tolvas y bóvedas pueden constituir espacios restringidos. Las alcantarillas, ductos y sistemas de tuberías de dimensiones suficientes para el ingreso humano están sujetos a este estándar. La norma implica que el espacio debe ser lo suficientemente amplio para acomodar al cuerpo completo. Algunos espacios restringidos son demasiado pequeños para permitir el ingreso de la persona completa, pero pueden constituir un peligro si parte del cuerpo ingresa en el espacio restringido, especialmente la cabeza. Sedgwick recomienda que los empleadores den a los espacios peligrosos de ingreso limitado el tratamiento de espacios que requieren permiso, si existe personal que deba ingresar, aunque sea parcialmente y por muy poco tiempo, en dichos espacios.

Atmósfera peligrosa es cualquier atmósfera que expone al empleado al peligro de muerte, lesión corporal grave, enfermedad aguda o que pueda disminuir o incapacitar al empleado en forma tal que su autorrescate sea imposible.

IDENTIFICACIÓN DE PELIGROS Y CLASIFICACIÓN DE ESPACIOS RESTRINGIDOS

Si el espacio restringido contiene un peligro regulado, deberá ser clasificado como un «espacio restringido que requiere permiso». Existe una excepción: si se puede eliminar el peligro de la atmósfera a través de ventilación mecánica y no existen otros peligros. Los peligros que pueden exigir que el empleador designe un espacio restringido como espacio confinado que requiere permiso incluyen situaciones y configuraciones en donde hay:

 Una atmósfera deficiente en oxígeno o enriquecida con el mismo elemento.

 Una atmósfera potencialmente explosiva o inflamable.

 Una atmósfera tóxica o potencialmente tóxica.

 Un potencial de quedar sumergido o atrapado.

 Una probabilidad de ser aplastado o, en todo caso, seriamente herido.

Existen otras condiciones peligrosas, por ejemplo, si hay presentes líquidos o sustancias granulares que esconden agujeros profundos en el piso; si existen peligros térmicos, si hay peligro de incendio al otro lado de particiones o paredes, o donde hay humos y gases de escape, transmisiones de poder, bombas o equipos rotativos.

Una atmósfera peligrosa puede ser el resultado de gases o polvos inflamables o explosivos. Los gases que excedan el diez por ciento o su límite inflamable inferior (LII) o polvos que excedan el LII son considerados atmósferas peligrosas para los fines de esta norma. Las atmósferas con deficiencia de oxígeno (debajo del 19,5%) o con oxígeno enriquecido (encima del 23,5%) son atmósferas peligrosas. El nivel atmosférico normal de oxígeno a la altitud del mar es de 20,9%.

Existe una atmósfera peligrosa si ésta contiene sustancias tóxicas que excedan los límites permitidos en la Subsección G (Salud Ocupacional y Control Ambiental) o en la Subsección Z (Sustancias Tóxicas y Peligrosas) de los reglamentos OSHA - es decir, la exposición coloca al empleado en peligro de lesionarse seriamente o de contraer una enfermedad aguda, incapacitándose de tal forma que haga imposible el autorrescate o, en todo caso, la atmósfera es inmediatamente peligrosa para la vida o la salud (IPVS). Los efectos irreversibles sobre la salud que ocasionan una muerte retardada son regulados como IPVS.

Algunas operaciones pueden contribuir a la contaminación del aire; por ejemplo, el uso de solventes de limpieza, soldadura o la aplicación de pinturas u otras capas. Las áreas húmedas pueden dar cuenta de peligros eléctricos; por lo tanto, en dichas situaciones se recomienda el uso de interruptores de circuito accionados por corriente de pérdida a tierra.

Cinco condiciones atmosféricas han sido responsables de aproximadamente el 95% de las muertes ocasionadas ambientalmente: dióxido de carbono, monóxido de carbono, otras deficiencias de oxígeno, sulfuro de hidrógeno y gases o partículas combustibles.

Un estudio de 193 muertes, realizado por el departamento de Ciencias de la Seguridad de San Diego para NIOSH, encontró que el 41% de las muertes se debió a condiciones atmosféricas; 24% fue por explosión o incendio; 8% se debió a atrapamientos en material inestable; 7% a golpes por objetos que cayeron; 6% a causa del estrés; 5% fueron aplastados o atrapados; 5% se electrocutó o recibió un choque eléctrico; y 4% murió por caídas o por otras causas diversas.

Un estudio que abarcó 17 estados, sobre accidentes fatales en espacios restringidos, encontró que en ninguno de los casos se estaban usando ventilación o dispositivos de advertencia (alarma) en el momento de la muerte. En el 24% de los casos, los muertos fueron supervisores o personal de gerencia. En el 35% de los lugares, el espacio restringido había sido probado al comienzo del turno, pero no durante el turno en el cual las condiciones atmosféricas cambiaron.

MANEJO Y CONTROLES DE INGENIERÍA

Los espacios clasificados como espacios restringidos que requieren permiso deben ser controlados. Además del requerimiento de la colocación de letreros, deberán tomarse las siguientes medidas para la seguridad de los empleados que tienen que entrar en un espacio restringido:

 Identificación y evaluación de los peligros antes de permitir cualquier ingreso.

 Un programa escrito de ingreso en espacios que requieren permiso, el cual especifique - condiciones aceptables de ingreso,

 étodos para el aislamiento del espacio que requiere permiso de ingreso;
- métodos para proteger a los ingresantes de peligros externos; y
- condiciones aceptables para la ocupación por toda la duración del período de trabajo autorizado.

 Procedimientos de ingreso controlado que nieguen la entrada a personal no autorizado.

 Capacitación del personal.

 Designación de un supervisor de ingreso.

 Designación de vigilante de ingreso en espacios restringidos.

 Ensayo del espacio restringido.

 Instalación de equipo de ventilación, si fuera necesario.

 Dispositivo de comunicación entre las personas que están dentro y aquéllas fuera del espacio restringido, incluyendo todo el equipo de comunicación que fuera necesario.

 Dispositivos de barrera y/o iluminación cuando sea necesario.

 Instalación de controles de ingeniería necesarios para obtener condiciones aceptables de ingreso y ocupación, incluyendo el aislamiento del espacio restringido.

Nota: El aislamiento se puede obtener obstruyendo o cegando sistemas; efectuando doble bloqueo y purga de sistemas de tuberías (dos válvulas con un drenaje entre ambas); retirando o desalineando secciones de tuberías; purgando o desactivando tuberías, ductos o conductos; cerrando y quitando los contactos de todas las fuentes de energía; o bloqueando o desconectando todas las uniones mecánicas.

 Asignación de equipos de protección personal, en caso de que los controles de ingeniería y administrativos en sí mismos no sean suficientes para proteger al personal ingresante.

 Disponibilidad de equipos de escape, incluyendo escaleras, arneses, muñequeras, etc.

 Certificación de que es seguro el ingreso a dicho espacio.

 Corrección de las deficiencias antes de la reanudación autorizada del ingreso, incluyendo aquellas deficiencias que hubieran causado lesiones o que estuvieron «a punto» de ocasionarlas.

 Un sistema de permiso de ingreso específico por tarea/empleado.

 Monitoreo atmosférico periódico o continuo.

 Reevaluación de los peligros del espacio restringido y de la adecuación de los procedimientos del programa.

 Controles de trabajo a alta temperatura (soldadura, corte, perforación, trituración, etc.), en los casos en que se aplique. Podrían ser deseables permisos separados.

 Equipos de rescate y emergencia y entrenamiento de respuesta.

 Revisión anual del programa: una revisión de los permisos expedidos y cancelados durante el último período de doce meses. La revisión debería permitirle al empleador reconocer cualquier deficiencia en el programa y corregirla.

 Requerimientos de conservación de registros.

 Procedimientos para garantizar que otros empleadores y/o contratistas tengan el mismo programa coordinado que el empleador huésped.

PROGRAMA ESCRITO DE INGRESO EN ESPACIOS QUE REQUIEREN PERMISO

A tenor del Artículo (c)(4) del estándar, se exige a los empleadores implementar los procedimientos necesarios para llevar a cabo los requerimientos específicos del programa de seguridad en espacios restringidos de OSHA, cuando sea necesario el ingreso a espacios restringidos que requieren permiso. El programa escrito deberá incluir los elementos que se enumeran en el acápite «Manejos y Controles de Ingeniería» que antecede.

Una manera común de cumplir este requisito es preparar un procedimiento que sirva para toda la compañía o para un departamento, en el cual se especifiquen los pasos que deberán tomarse antes de permitir el ingreso en espacios restringidos y la manera en que dichos pasos deberán llevarse a cabo; quién es responsable por aspectos específicos del programa; dónde puede obtenerse asistencia técnica; y cómo asegurará la compañía el cumplimiento de las disposiciones.

Los procedimientos específicos pueden integrarse en los manuales de operaciones y otros documentos y programas de capacitación, si fuera necesario. Por ejemplo, antes de que pueda efectuarse el mantenimiento periódico dentro de una bóveda de servicio de electricidad, la cuadrilla de mantenimiento podría recibir la orden de revisar y seguir una instrucción específica, detallada en el trabajo que ha de desarrollar: una instrucción que integraría los procedimientos de seguridad de espacios restringidos con los detalles de las tareas de mantenimiento que van a realizar. Estas instrucciones específicas pueden estar orientadas al permiso, a una o múltiples tareas, o bien pueden ser específicas de un grupo (departamento, profesión) de empleados.

ENSAYO DE ATMÓSFERAS EN ESPACIOS RESTRINGIDOS

El ensayo de atmósferas peligrosas es un procedimiento crítico y sólo debería ser efectuado por personal calificado que utilice equipo apropiadamente calibrado. El ensayo deberá realizarse en todo espacio restringido donde pueda existir una atmósfera peligrosa, antes de que pueda ejecutarse cualquier labor en dicho espacio. Hasta que no sea declarado aceptable el ingreso en dicho espacio, nadie podrá acceder a él, excepto para realizar allí los ensayos e inspecciones exigidas, y luego sólo después de que se hayan tomado las precauciones adecuadas para evitar daños o muerte a la persona que realiza las pruebas e inspecciones.

Se exige el ensayo periódico de la atmósfera para asegurar que las condiciones atmosféricas no se hayan deteriorado. Durante todas las operaciones de ensayo e inspección, si fuera necesario el ingreso para efectuar pruebas e inspecciones y la atmósfera en el espacio no está adecuadamente controlada por ventilación mecánica, o si existieran otras condiciones inseguras, se exige la implementación del procedimiento para espacios restringidos que requieren permiso. El procedimiento para espacios que requieren permiso podrá ser retirado una vez que se establezca que el aire en dicho espacio es seguro para poder ingresar bajo el procedimiento de ingreso alternativo, usando ventilación mecánica, que no hay otros peligros o, en todo caso, cuando se haya determinado que el espacio es seguro y que no se requiere ningún sistema de permiso.

Cuando se prueben atmósferas peligrosas, la persona que efectúa las pruebas deberá probar en primer lugar el contenido de oxígeno. El espectro seguro es de 19,5 a 23,5% de oxígeno que haya sido medido con un dispositivo graduado de lectura directa. A continuación, deberá probarse la atmósfera por presencia de gases y vapores inflamables; finalmente, por gases y vapores tóxicos. El orden de las pruebas es importante. Sobre la base de las lecturas obtenidas, deberán incluirse los requerimientos apropiados de ingeniería de seguridad, administrativos y de equipo de respiración en los procedimientos de permiso. A pesar de que el estándar no estipula calificaciones para la persona o personas que realizan las pruebas o inspecciones, en los apéndices de la norma se recomienda con insistencia que la persona que evalúa e interpreta las pruebas y datos sea ingeniero de seguridad registrado, higienista industrial certificado, profesional de seguridad certificado o consultor de OSHA. Otro personal también podría estar calificado, por ejemplo, un químico marino registrado. Una de las tareas de la persona que efectúa las pruebas es la de determinar qué pruebas se requieren.

Las responsabilidades de ensayo sólo deberían asignarse a personal bien capacitado y calificado.

La prueba requiere un enfoque disciplinado. Antes de establecer el procedimiento de prueba, es importante saber qué ha estado o podría haber estado en el espacio y qué trabajo se realizará en él. Este conocimiento ayudará a establecer qué pruebas son necesarias y con qué frecuencia se deben llevar a cabo. Tareas tales como la soldadura o la purga de líneas y tanques pueden crear atmósferas peligrosas. El helio, argón, nitrógeno, dióxido de carbono y otros gases usados en procesos de desactivación o purga pueden causar asfixia y muerte. Algunos de estos gases, por ejemplo el dióxido de carbono y el argón, son inodoros, incoloros y más pesados que el aire. Pueden ocupar los niveles más bajos de los espacios restringidos, en forma no diluida, y permanecer indetectables si no se cuenta con los instrumentos apropiados.

El uso de sustancias químicas puede crear atmósferas inseguras. Por ejemplo, el ácido sulfúrico diluido reacciona con el hierro para formar gas inflamable de hidrógeno; la pintura puede formar una atmósfera tanto tóxica como inflamable. Las sustancias pirofóricas se encenderán espontáneamente cuando se exponen al aire o al oxígeno, por ejemplo, los depósitos de carbono, óxido ferroso, sulfato ferroso y hierro. Estas sustancias son comunes en las industrias del petróleo y química. Abrir espacios con sustancias pirofóricas o ventilarlos puede resultar peligroso.

La materia orgánica en descomposición puede liberar sustancias tóxicas tales como el sulfuro de hidrógeno (H2S). Los solventes de limpieza y desengrasado pueden producir atmósferas tóxicas y/o inflamables. El monóxido de carbono, los freones y el amoníaco pueden resultar inmediatamente peligrosos para la vida y la salud (IDVS).

Los materiales que recubren las paredes, pisos u otras áreas del espacio restringido pueden ser peligrosos, contener gases o vapores peligrosos o absorber oxígeno cuando se revuelven. En consecuencia, todo trabajo en el que haya que revolver revestimientos debería revisarse debido a su potencial de crear una atmósfera peligrosa.

La electricidad estática, especialmente en atmósferas con menos de 50% de humedad, representa un peligro considerable en espacios deficientemente ventilados que contengan partículas de polvo de gránulos o sustancias químicas, o gases, vapores o nieblas inflamables. El calzado, ropa y herramientas pueden producir chispas si se dan las mezclas correctas de combustible y aire en el espacio restringido.

En algunos casos, la estructura del espacio hará necesario probar en múltiples niveles dentro del mismo espacio, como en un tanque o alcantarilla. Algunos gases son más livianos que el aire y residirán en las capas superiores del espacio; por el contrario, otros son más pesados y residirán en los niveles inferiores del espacio.

Las protuberancias del suelo, paredes o cielo raso pueden crear bolsillos de contaminantes del aire que no se encuentren en ningún otro lugar en el espacio. Por lo tanto es necesario un ensayo riguroso de todo el espacio con el objeto de detectar ciertas sustancias químicas.

En el apéndice B del estándar se recomienda la realización de pruebas cada 1,21m. en la dirección en la cual se moverá el personal y por lo menos 1,21m. también a cada lado y dentro de un radio de 1,21m. desde donde el personal estará trabajando. Estas son las recomendaciones mínimas. Las condiciones reales pueden necesitar procedimientos de prueba más extensivos.

Todas las condiciones halladas durante las pruebas del espacio restringido deberían registrarse en el permiso fijado cerca del ingreso del espacio mismo. El permiso deberá especificar las condiciones aceptables de ingreso.

PERMISOS

Se requiere un permiso para todo espacio restringido que contenga un peligro que puede ocasionar lesión grave, muerte o impedir el rescate de sí mismo, a menos que el peligro pueda ser controlado por simple ventilación mecánica. El permiso es controlado por el supervisor de ingreso en el espacio restringido. El permiso deberá ser completado y colocado cerca de la entrada al espacio que requiere el permiso, antes de que se autorice el ingreso al mismo. Las condiciones aceptables para el ingreso y los resultados de las pruebas atmosféricas tendrán que ser incluidos en el permiso junto con cualquier condición que sea necesaria para el ingreso, por ejemplo, equipo de protección personal. El permiso puede restringir actividades en el espacio bajo permiso, por ejemplo, las labores a altas temperaturas. No se permitirá ningún trabajo que haya sido expresamente sancionado con una restricción. La tabla II es un permiso muestra, desarrollado por Sedgwick, el cual podrá ser modificado para satisfacer los requisitos de situaciones de espacios restringidos específicos.

Si se emplea frecuentemente el ensayo, el permiso podrá ser reemplazado con frecuencia para mostrar los datos de prueba más recientes. El permiso podrá tomar la forma de una lista de verificación, pero debe contener toda la información requerida por el estándar OSHA. El permiso podrá escribirse únicamente por la duración de las tareas o trabajos asignados, identificados en el permiso. No es necesario limitar el permiso a un solo turno o a un día. Sin embargo, el empleador podrá limitar el permiso a un breve período de tiempo para propósitos de control.

El permiso deberá mantenerse en archivo por lo menos durante un año después de su cancelación por parte del supervisor de ingreso. Cualquier problema que se presente durante la operación de ingreso deberá anotarse en el permiso. Los permisos cancelados deberán formar parte del programa anual de revisión de permisos.

El permiso deberá identificar el espacio en el que se ingresará y las tareas o trabajos que en él se realizarán. Se anotarán en el permiso los nombres de los vigilantes de ingreso y del supervisor de ingreso, así como los peligros presentes en dicho espacio. Aún más, el permiso deberá especificar los controles que se han de usar, los requerimientos de aislación y otras condiciones de ingreso aceptable, antes de que se pueda realizar efectivamente el ingreso. Se deberá registrar en el permiso el equipo de prueba y los resultados de las pruebas iniciales y cualquier ensayo subsiguiente, así como las personas que realizaron las pruebas y cuándo las realizaron. Si se requiere uso de equipo de protección personal, esto deberá especificarse también en el formulario. Deberá fijarse en letreros la información sobre equipos y procedimientos de comunicación, sistemas de alarma, servicios de emergencia y rescate, equipo para emergencias y números telefónicos.

El permiso deberá contener una lista de las personas autorizadas a ingresar en el espacio, o especificar la nómina que el vigilante de ingreso usará para controlar el ingreso del personal. Deberá estar fechado, especificar el tiempo de validez del permiso y llevar la firma del supervisor de ingreso.

VIGILANTES DE ESPACIOS RESTRINGIDOS

Los vigilantes deben estar capacitados para reconocer los peligros asociados con los espacios restringidos, así como los signos de exposición y los efectos sobre el comportamiento que ocasiona la exposición peligrosa y que pueden requerir procedimientos de emergencia, incluyendo evacuación y/o rescate. El vigilante debe tener un buen conocimiento sobre los peligros existentes y se le deberá informar si éstos se modifican.

Dicho empleado deberá saber quiénes se encuentran en el espacio que requiere permiso, manteniendo una cuenta precisa del personal que está allí. El o ella deberá permanecer en comunicación con los ingresantes, estar consciente de la posición de los mismos y avisarles cuando sea necesario evacuar el recinto. Si fuera necesario, el vigilante solicitará rescate y otros servicios de emergencia.

En muchos casos, es difícil determinar visualmente si un ingresante está en peligro. El trabajo en espacios restringidos por lo general implica adoptar posiciones incómodas o postradas, similar a aquéllas en las que se podría encontrar a trabajadores inconscientes. Además, los trabajadores pueden ser oscurecidos total o parcialmente debido a barreras o componentes estructurales que se encuentran en el espacio. En tales situaciones, el monitoreo visual de los ingresantes que realiza el vigilante no es suficiente; son necesarias comunicaciones más sólidas, como la voz o medios mecánicos.

El vigilante podrá ingresar en el espacio sólo cuando haya sido relevado en el turno o para efectuar un rescate, pero únicamente si ha sido debidamente capacitado y está adecuadamente equipado. Si el vigilante no puede realizar las tareas que se le asignen y no ha sido relevado, el personal que se encuentra dentro del espacio restringido deberá abandonarlo hasta que se presente un vigilante. Este no podrá permitir el ingreso de persona alguna en el espacio, a menos que la misma esté autorizada para hacerlo y se den las condiciones aceptables para poder ingresar.

Los vigilantes podrán monitorear más de un espacio que requiere permiso, pero sólo si tienen capacidad para realizar todas las tareas indicadas anteriormente en cada espacio que requiere permiso y que deba ser monitoreado; en esas tareas se debe incluir la capacidad para responder ante una emergencia sin tener que descuidar sus responsabilidades de vigilancia sobre los demás espacios que requieren permiso y que le han sido asignados.

Dado que los vigilantes son cruciales para la seguridad del personal en espacios restringidos; y dado que ellos pueden asistir en trabajos de rescate, sólo deberían servir como vigilantes aquellos empleados física y emocionalmente capaces.

SUPERVISOR DE INGRESO EN ESPACIO RESTRINGIDOS

El supervisor es responsable tanto de la iniciación como de la terminación del permiso. Es responsable de asegurar que se efectúen y registren en el permiso todas las pruebas esenciales, así como de que los procedimientos y equipos para el ingreso y rescate se encuentren en su lugar antes de aprobar el permiso y permitir el ingreso. El supervisor es responsable de asegurar que los medios para llamar a los servicios de emergencia y rescate se encuentren en buenas condiciones operativas.

El supervisor debe conocer los peligros asociados con el espacio restringido y ser capaz de reconocer signos y síntomas de exposición a dichos peligros. Esto incluye conocimientos sobre la manera en que una persona puede verse expuesta y las consecuencias de una exposición. Debe asegurar que las condiciones y operaciones de ingreso sean consistentes con el permiso de ingreso, incluyendo la expulsión del recinto del personal no autorizado.

EMERGENCIAS Y RESCATES

El personal de rescate puede estar conformado por empleados o por personal no perteneciente al lugar, incluyendo los servicios públicos de emergencia. Todos los empleados y demás personas que puedan efectuar rescates deben estar adecuadamente capacitados -como mínimo, al nivel de capacitación recibida por los ingresantes autorizados- y provistos de equipo de protección personal. De lo contrario, no deberá permitírseles el ingreso en el espacio restringido. No se deberá permitir que personal no autorizado intente realizar rescates. Antes de que se pueda realizar el ingreso para intentar un rescate, deberá contarse con equipo de rescate apropiado. La responsabilidad de asegurar que se cumplan estás disposiciones recae en el empleador.

Estudios llevados a cabo en el pasado han mostrado que alrededor del 60% de todas las muertes comprendió a personal de rescate. En varios casos hubo muertes múltiples de rescatadores. El reconocimiento de este peligro ha llevado a restricciones obligatorias y a requerimientos de capacitación para el personal de emergencia.

La capacitación para rescates en espacios que requieren permiso debe ser asumida por los servicios de rescate, haciendo ensayos o prácticas por lo menos una vez al año, utilizando personas reales, maniquíes o muñecos. La capacitación se deberá realizar en el verdadero espacio que requiere permiso, o bien en un espacio representativo. La simulaciones deben incluir rescate a través de aberturas con configuraciones, accesibilidad y dimensiones similares.

Todo el personal de rescate debe tener capacitación básica en primeros auxilios y resucitación cardiopulmonar (RCP), con por lo menos un miembro del escuadrón de rescate que cuente con certificación actualizada en primeros auxilios y RCP. Todo el personal del servicio de rescate, sean o no empleados, deberá ser informado por el empleador sobre los peligros en el espacio restringido y se le proporcionará acceso a dicho espacio para efectuar un rescate.

Deberán ponerse a disposición los sistemas de recuperación y de rescate cada vez que se va a ingresar en un espacio que requiera permiso, a menos que el equipo haga que el ingreso sea imposible, no ayude en los esfuerzos de rescate sin necesidad de ingresar o aumente el riesgo de lesiones. El equipo de rescate deberá incluir arneses o muñequeras -siendo las primeras el método preferido- cuerdas retractables, dispositivos mecánicos para elevación vertical y todo otro equipo necesario para satisfacer los requisitos de la aplicación.

CAPACITACION

Antes de que a cualquier persona se le asignen tareas o trabajos asociados con la identificación de peligros, prueba, supervisión, monitoreo, ingreso u otro tipo de trabajo que tenga que ver con espacios restringidos regulados, dicha persona deberá ser capacitada para que obtenga la comprensión, conocimiento y habilidad para realizar tales tareas o trabajo de una manera segura. Si las condiciones cambiaran, podría ser necesaria capacitación adicional. Cada empleado deberá demostrar su entendimiento, conocimiento, habilidad y competencia. Se deberá conservar la documentación de capacitación adecuada para apoyar la certificación de capacitación individual. Para el personal de rescate es necesaria una capacitación especial.

No se ha especificado un período para la conservación de los registros de capacitación. Puesto que los registros deberán estar disponibles para poder ser revisados por los empleados, sus representantes y los funcionarios oficiales que constatan su cumplimiento, los registros deberán conservarse por todo el tiempo que se supone el empleado recibirá capacitación.

Dado que cada espacio que requiere permiso tiene sus peligros particulares, puede ser necesario aumentar la capacitación general con entrenamiento específico para cada recinto, a pesar de que no existe tal requerimiento en el estándar OSHA. Esto no sería necesario si el nuevo espacio no contuviera peligros nuevos contra los cuales el ingresante no hubiera sido aún capacitado. Sin embargo, cada vez que un ingresante entra en un espacio restringido que requiere permiso, dicha persona deberá tener conocimiento del espacio que requiere permiso, de los requerimientos del permiso y de todo cambio en los peligros.

En el estándar no existe el requerimiento del reentrenamiento periódico. Sin embargo, los niveles de retención disminuyen con el tiempo y la falta de uso. Dado que los empleados deben demostrar pericia en ingresar de forma segura en espacios restringidos, los empleadores podrán preferir establecer cierto tipo de reentrenamiento periódico, como parte de sus programas generales relativos a espacios restringidos.

PROCEDIMIENTOS ALTERNATIVOS PARA PELIGROS FÁCILMENTE CONTROLABLES

Bajo ciertas circunstancias es aceptable un programa reducido de ingreso en espacios restringidos. En general, si la ventilación mecánica continua -usando una fuente fresca de aire incontaminado- es capaz de eliminar el peligro atmosférico antes del ingreso y de continuar haciéndolo durante la ocupación del espacio, y si no existen otros peligros de espacio restringido, el empleador puede lograr el cumplimiento del estándar, sin un programa de permisos:

 Disponiendo que las condiciones sean seguras para eliminar la protección de la entrada.

 Garantizando que la entrada esté controlada por barreras u otros medios.

 Garantizando que no ingresen accidentalmente objetos extraños en el espacio.

 Comprobando inicialmente el contenido de oxígeno, gases y vapores inflamables en el espacio, a través de instrumentos de lectura directa.

 Inspeccionando el espacio antes de permitir el ingreso y, en adelante, de manera periódica.

 Comprobando y controlando periódicamente el espacio para asegurar las condiciones atmosféricas apropiadas.

 Certificando por escrito que es seguro el ingreso en dicho espacio.

 Proporcionando los datos pertinentes a cada empleado que ha de ingresar en el espacio restringido.

 Estableciendo e implementando procedimientos de evacuación

 Capacitando a los empleados.

Podrá ser necesario implementar el procedimiento completo sobre ingreso en espacios con permiso, incluyendo un permiso de entrada, para aquellas personas que inicialmente ingresen en el espacio para determinar si éste es seguro o puede ser controlado con este procedimiento alternativo. Se deberá emplear el sistema completo de permiso para la entrada cuando es necesario ingresar en el espacio para establecer los procedimientos de control. Por ejemplo, el personal que penetra en el espacio restringido para instalar el equipo de ventilación mecánica, deberá hacerlo bajo el procedimiento completo de ingreso en espacios que requieren permiso.

Si se descubre que se han desarrollado peligros en un espacio cuyo ingreso no requiere permiso, los empleados deberán evacuar el lugar hasta que sea revisado y reclasificado como espacio cuyo ingreso requiere permiso, o hasta que su entrada sea declarada segura y, por lo tanto, ya no requiera permiso.

CONTRATISTAS Y OTRO PERSONAL

El personal y empleados contratados de otro empleador deberán comportarse de la misma manera que el empleador anfitrión. No existen diferencias en los requerimientos del procedimiento de ingreso. Cuando el empleador anfitrión, otro empleador y el personal contratado ingresan en un espacio restringido, todos ellos deberán ser regulados por las mismas normas, coordinar sus actividades e informarse mutuamente de cualquier peligro, resultados de pruebas, etc.

SISTEMAS DE ALCANTARILLADO

Las alcantarillas contienen una variedad de contaminantes peligrosos del aire. Las alcantarillas, así como algunos otros drenajes laterales de servicios públicos, son continuos y difíciles -si no imposibles- de aislar. Estos espacios podrían contener vapores o gases flotantes. Casi nada puede ingresar a una alcantarilla o torrentera; en consecuencia, las condiciones pueden cambiar rápidamente. Por lo tanto, podrán ser necesarios procedimientos especiales, incluyendo el monitoreo continuo durante el ingreso y la permanencia en el espacio restringido. Los Apéndices C, D y E del estándar de OSHA proporcionan pautas adicionales para el ingreso en alcantarillas y espacios similares. Entre las pautas no obligatorias que se encuentran en los apéndices están:

 Pruebas del contenido de gases de sulfuro de hidrógeno a 10 partes por millón (10 ppm) o por encima de este valor; monóxido de carbono por encima de 50 ppm y otros contaminantes tóxicos del aire.

 Pruebas del contenido de gases explosivos o inflamables por más del 10% del límite inferior de inflamabilidad (LII).

 Pruebas de la deficiencia de oxígeno (menos del 19,5%).

 Disposiciones para que las bombas y líneas que, de acuerdo a lo razonablemente esperable pudieran ocasionar atmósferas peligrosas, sean desconectadas, cortadas o, en todo caso, bloqueadas y aisladas y cerradas o selladas. No es necesario clausurar todos los drenajes laterales o torrenteras; pero si existe posibilidad razonable de un entrampamiento (inundación como las producidas por las tormentas o equipos contra incendios) o de sustancias peligrosas, en ese caso deberán bloquearse dichas fuentes mientras se encuentre personal en dichos espacios. Esta situación es crítica en algunos ambientes industriales.

 Disposiciones para que se realicen las pruebas continuas que sean necesarias. Podrán usarse monitores de gas del tipo solo-alarma para la fase de comprobación continua, pero no son recomendables para las pruebas iniciales o de reingreso. Si la alarma suena, el personal deberá evacuar el espacio y no reingresar en el mismo hasta que le sea permitido de acuerdo con el procedimiento de permiso de ingreso, luego de efectuar nuevamente la respectiva comprobación con la instrumentación de lectura directa adecuada.

 Disposiciones para que se instale la ventilación mecánica que reduzca los contaminantes del aire. Esto puede hacerse en conjunción con la apertura de tomas de aire para inducir y mejorar el flujo del aire. Los contaminantes del aire se pueden formar rápidamente. Por eso, la ventilación y el monitoreo continuos podrán ser necesarios; se deberá prestar seria consideración a la posibilidad de dejar los ventiladores encendidos durante el trabajo dentro del espacio restringido.

 El uso de aparatos de respiración autónoma por parte de todas las personas que ingresen en un espacio peligroso. Los trabajadores que se encuentran en los alrededores también deberán contar con estos equipos o con equipos de respiración autónoma para fugas, los cuales estarán a su inmediata disposición.

 Disposiciones para que al menos una persona más permanezca fuera del espacio restringido.

 Disposiciones para el suministro de equipo de comunicaciones que conecte a los ingresantes con el personal que permanece en los alrededores del espacio restringido.

 Establecimiento de procedimientos de rescate.

 Disposiciones para equipos especiales que podrían ser necesarios, incluyendo iluminación y equipo de comunicaciones a prueba de explosiones, herramientas y ropa que no produce chispas, equipo de elevación, arneses, cuerdas salvavidas, ropa de protección y equipo de respiración con purificación de aire o equipo de respiración autónoma para fugas.

En otros espacios restringidos existen muchas situaciones similares. En los casos en que proceda, deberán emplearse procedimientos similares a los anteriormente indicados para eliminar los peligros.

Página de

similar:

Espacios restringidos regulados por permisos iconAlimentos que provienen de proveedores dudosos y sin aprobación –...

Espacios restringidos regulados por permisos iconCapítulo 3 La sordoceguera: una discapacidad singular
«real», al mundo que le rodea, viene determinado por su capacidad y habilidad para salvar las barreras y los espacios vacíos que...

Espacios restringidos regulados por permisos iconBibliografíA: m éndez, Ricardo.: Las actividades industriales. Editorial...
«Los espacios industriales». En Puyol, estébanez y otros; Geografía humana. Cátedra, 1988

Espacios restringidos regulados por permisos iconLos orbitales atómicos orbitan alrededor del núcleo de un átomo....

Espacios restringidos regulados por permisos iconDirección de Licencias, Permisos y Trámites Ambientales

Espacios restringidos regulados por permisos iconDirección de Licencias, Permisos y Trámites Ambientales

Espacios restringidos regulados por permisos iconDirección de Licencias, Permisos y Trámites Ambientales

Espacios restringidos regulados por permisos iconDirección de Licencias, Permisos y Trámites Ambientales

Espacios restringidos regulados por permisos iconDirección de Licencias, Permisos y Trámites Ambientales

Espacios restringidos regulados por permisos iconDirección de Licencias, Permisos y Trámites Ambientales


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com