Fisiologia de la nutricion dr. Alfredo passero




descargar 41.58 Kb.
títuloFisiologia de la nutricion dr. Alfredo passero
fecha de publicación29.12.2015
tamaño41.58 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Biología > Documentos
FISIOLOGIA DE LA NUTRICION
DR. ALFREDO PASSERO


 

El aparato digestivo se extiende desde la boca hasta el ano. Consiste en el tubo digestivo y sus órganos anexos como hígado, vesícula y páncreas.

El aparato digestivo cumple distintas funciones:

 

  • La motilidad, que incluye la trituración de los alimentos por medio de la masticación, la mezcla de los nutrientes para que se absorban y propulsar esos alimentos hacia esas zonas donde van a absorberse.

  • La digestión enzimática, con la secreción de distintas sustancias, enzimas, que van a actuar sobre los alimentos. La digestión comienza en la boca y se continúa a nivel del estómago.

  • La absorción de nutrientes que se realiza en su mayor parte en el intestino delgado (yeyuno).

  • El transporte de los nutrientes absorbidos a los tejidos del organismo a través de la sangre y la linfa.

  • La excreción, mediante la defecación, de todos los materiales de desecho no absorbidos; y,

  • La defensa del organismo que se realiza de dos formas: 1) de manera inespecífica por la lizozima, lactoferrina, ácido clorhídrico, mucus y la motilidad que sirve como barredor de todos aquellos productos de desecho; y 2) de manera específica mediante la secreción de Ig A secretora.

Estas funciones del aparato digestivo se cumplen gracias a la actividad motora del mismo, ya que a través de la motilidad del tubo digestivo se permite la trituración del alimento para hacer que se convierta en partículas más pequeñas para que sobre ellas puedan actuar las enzimas digestivas y así producirse el proceso de digestión.

En este proceso los nutrientes entran en contacto y se mezclan con los distintos jugos digestivos: salivales, gástricos, intestinales y pancreáticos. Luego se produce la homogenización del alimento y se transporta este alimento ingerido a zonas específicas donde se va a producir la absorción.

También es importante una correcta función secretora de las enzimas hidrolíticas que van a participar en el proceso de digestión, es necesaria una buena secreción de ácido clorhídrico, de sales biliares por el hígado y de sal y agua para mantener la fluidez del quimo.

En cuanto a la función de absorción, debe considerarse la superficie de mucosa absortiva, ya que lesiones o alteraciones de la misma van a impedir una correcta absorción de nutrientes.

Toda esta motilidad del tubo digestivo va a tener una regulación nerviosa simpática y parasimpática y una regulación hormonal.

DIGESTION Y ABSORCION

La digestión y la absorción son las etapas previas que deben recorrer normalmente los productos que ingresan al tracto gastrointestinal para ser incorporados al organismo.

De los nutrientes que ingresan, menos del 5% son excretados por heces. Más del 95% del agua se absorbe. Normalmente un sujeto ingiere alrededor de 1,5 a 2 litros de agua y se secreta por todo el tubo digestivo entre 6 a 7 litros, de estos 9 litros totales, 8,5 litros van a absorberse y el resto se eliminará por materia fecal, la cual tiene una proporción de 70 a 80% de agua.

Los mecanismos de absorción se adaptan tanto a la naturaleza y cantidad de nutrientes como a las necesidades del organismo. En sujetos a los cuales se les da una dieta rica en carbohidratos, el páncreas va a secretar mayor cantidad de amilasa, que es la enzima encargada de la digestión de los mismos. Otro ejemplo es el de la fibra dietética que normalmente no es digerida por el intestino por falta de las enzimas capaces de digerirla, se absorbe en el colon por acción bacteriana que la transforma en ácidos grasos de cadena corta (AGCC). También el mecanismo absortivo se adapta a determinadas situaciones como la resección intestinal, donde en aquellos sujetos a los que se les ha extraído un 50% de su intestino, otras partes del mismo intestino toman esa función adaptándose a la situación. También la adaptación ocurre en circunstancias donde el organismo necesita mayor cantidad de nutrientes como la lactancia, la gestación y el desarrollo, donde se produce su mejor absorción.!

Los mecanismos por los cuales se adapta la mucosa digestiva y absortiva son dos:

  1. Hipertrofia de la mucosa y,

  2. Adaptación específica reversible.

La hipertrofia de la mucosa se produce por un aumento del número de células (enterocitos) y altura de la vellosidad. El intestino delgado tiene pliegues y vellosidades, cada célula tiene microvellosidades que son las que aumentan la superficie de absorción. Hay estímulos que producen esta hipertrofia, como ser el tipo y calidad del alimento, la secreción pancreatobiliar y hay mediadores, hormonas peptídicas que se secretan en el propio intestino (gastrina, colecistokinina, enteroglucagón) y factores de crecimiento.

La adaptación específica reversible se produce por:

  1. Aumento de la secreción de enzimas pancreáticas que se liberan en el intestino delgado donde se realiza la absorción.

  2. Aumento de la respuesta mucosa debido en primer lugar al aumento en el número de enzimas de la membrana del ribete en cepillo, y segundo por aumento en el número y actividad de transportadores específicos de las sustancias que se han ingerido y que se tienen que absorber.

Los mecanismos de absorción que tiene el tubo digestivo fundamentalmente son cuatro: el transporte activo, la difusión ,la difusión facilitada y el arrastre por solvente.

En el transporte activo hay un gasto de energía, ya que las sustancias se absorben en contra de gradiente, esto es de un sitio de menor concentración a uno de mayor concentración. Para este transporte se necesita de un transportador. Algunos de las sustancias que se absorben utilizando este sistema son la glucosa, aminoácidos, galactosa, di y tripéptidos, Na+, HCO3, hierro, vitamina B12 y Ca+.

La difusión se produce a favor de gradiente de concentración, no requiere de un gasto de energía y no necesita de transportadores. De esta manera se absorben los ácidos grasos, monogliceridos, colesterol, vitaminas liposolubles A, D, E y K y el agua.

La difusión facilitada también se produce a favor de gradiente y no gasta energía, pero a diferencia de la difusión, si utiliza transportadores por lo que es un mecanismo más rápido. Un ejemplo de nutriente que se absorbe de esta manera el monosacárido fructuosa.

El último mecanismo mencionado es el de arrastre por solvente, donde el nutriente se cotransporta con otra sustancia que lo arrastra. La glucosa utiliza este mecanismo uniéndose al Na+.

LOS NUTRIENTES

 

 

HIDRATOS DE CARBONO:

Se clasifican en:

  • Monosacáridos: glucosa, fructuosa, galactosa.

  • Disacáridos: lactosa (azúcar de la leche), sacarosa (azúcar de caña y remolacha) y maltosa (producto de la degradación del glucógeno y del almidón)

  • Polisacáridos: almidón, glucógeno y fibras.

Estos hidratos de carbono absorbidos pasan a la sangre y se almacenan en hígado y en músculo como glucógeno, representando esta reserva un 5% del peso del órgano en cuestión.

LIPIDOS

En sujetos normales se ingieren fundamentalmente como triglicéridos (95%), fosfolípidos y colesterol.

Se almacenan como reserva energética en tejido adiposo y músculo esquelético como triglicéridos, los que están formados por una molécula de glicerol y tres ácidos grasos.

Los lípidos constituyen la principal fuente de energía en ejercicios prolongados.

PROTEINAS

Las proteínas de origen animal son de alto valor biológico, ya que contienen aminoácidos esenciales que no son sintetizados por el organismo y que deben ser incorporados con la alimentación.

Los aminoácidos que se absorben en el intestino, los que se producen por la degradación de las proteínas tisulares y los sintetizados en el organismo, se unen para formar un fondo metabólico común o “pool” metabólico de aminoácidos y así van a ser utilizados para síntesis de proteínas corporales (proteínas tisulares, hemoglobina, enzimas, hormonas, etc.), síntesis de compuestos nitrogenados no proteicos (hormonas, purinas y pirimidinas) y para la producción secundaria de energía.

La importancia de la digestión de estos tres principios: carbohidratos, lípidos y proteínas, es su utilización en la célula muscular y su oxidación para obtener la energía necesaria para una actividad determinada.

ENZIMAS DIGESTIVAS

La digestión comienza en la boca a través de la secreción de las glándulas salivales de dos enzimas que van a actuar sobre los hidratos de carbono, fundamentalmente el almidón. Es una alfa amilasa salival que al actuar sobre el almidón y glucógeno produce dextrinas limitantes, maltosa y maltotriosa.

La lipasa lingual actúa en la boca participando en la digestión de los triglicéridos, dando como productos finales ácidos grasos y diglicéridos.

A nivel del estómago se secretan pepsinas que van a digerir las proteínas y polipéptidos. Estas enzimas van a ser secretadas en forma inactiva como pepsinógenos. También se secreta una lipasa gástrica que actúa sobre los triglicéridos dando ácidos grasos y glicerol.

En la mucosa intestinal se secretan una gran variedad de enzimas como la enteropeptidasa, aminopeptidasas y dipéptidasas las que se van a encargar de desdoblar proteínas y dipéptidos; maltasa que actuando sobre la maltosa y maltotriosa da glucosa como producto final, lactasa que desdobla la lactosa en glucosa y galactosa, sacarasa que desdobla la sacarosa dando glucosa y fructuosa; y nucleasas que actuando sobre los ácidos nucleicos originan pentosa y bases púricas y pirimidínicas.

Las enzimas pancreáticas son secretadas por estímulos hormonales, son vertidas al aparato digestivo con proenzimas que tienen que ser activadas en el mismo por otras enzimas: la enteroquinasa y la tripsina. La tripsina (tripsinógeno), la quimiotripsina (quimiotripsinógeno), elastasa (proelastasa) y las carboxipeptidasas (procarboxipeptidasas) van a actuar sobre las proteínas y los polipéptidos. Otras enzimas son: la colipasa (procolipasa) que actúa sobre las gotas de grasa y facilita la exposición del sitio activo de la lipasa pancreática, ésta va a desdoblar triglicéridos, también hay una hidrolasa de ésteres de colesterol dando colesterol y ácidos grasos como productos finales.

 

 

Elección de la bebida adecuada para la hidratación durante el ejercicio en el calor:


A medida que realizamos un ejercicio la velocidad de producción de calor en nuestro organismo aumenta. Para deshacerse de ese calor adicional y con el fin de mantener la temperatura corporal, entra en juego la sudoración, por medio de la cual podemos eliminar grandes cantidades de calor al medio ambiente.

Cuando la actividad física se intensifica o prolonga, las pérdidas de agua y electrolitos por sudor aumentan, sobre todo si la temperatura y la humedad son elevadas. Para el organismo es fundamental equilibrar estas pérdidas de líquidos para poder seguir realizando trabajo mecánico, podríamos comparar esto con un automóvil, cuando el agua del radiador se agota, la máquina se sobrecalienta y cesa de funcionar.

La deshidratación ocurre por una inadecuada incorporación de líquido; como consecuencia aumenta la temperatura interna y la frecuencia cardiaca, sobreviene un estado de fatiga y una disminución del rendimiento.

Muchos deportistas de todos los niveles, desconocen la composición de las diversas bebidas y comenten errores a la hora de elegir el arma adecuada para hidratar el cuerpo eficazmente.

La clave para una correcta hidratación reside en una bebida que cumpla una serie de puntos fundamentales, como ser:

  • Debe reponer el líquido perdido por sudoración en forma rápida y efectiva. Esta condición no es común, ya que muchas no están bien formuladas y permanecen durante más tiempo en el sistema digestivo.

  • Debe proporcionar electrolitos.

  • Debe contener una cantidad óptima de carbohidratos.

  • Debe tener buen sabor. El sabor es un factor clave de la cantidad de líquido que un individuo va a ingerir durante la actividad física, la intensidad del sabor, la sensación dentro de la boca, y hasta el color y el envase donde está alojada puede determinar que la persona tome más o menos cantidad. Como el gusto es una cuestión personal, se recomienda que cada uno pruebe la bebida durante el ejercicio, debido a que, si bien en el reposo, ésta puede ser sabrosa, durante la actividad, sobre todo si se desarrolla en el calor, la misma puede tornarse demasiado dulce.

Existen dos factores que gobiernan el proceso de hidratación:

El vaciado gástrico o tiempo que tardan en salir los líquidos del estómago (se mide en ml/min) y la absorción intestinal. Es en la primera parte del intestino delgado donde se absorben la mayor cantidad de los fluidos ingeridos.

Muchas de las características que posee una bebida influyen directamente sobre estos factores, por lo tanto, la velocidad con que abandona el estómago, pasa al intestino y se absorbe, depende de variables, entre las cuales podemos citar:

  • Temperatura,

  • Cantidad o volumen ingerido

  • Contenido de carbohidratos

  • Osmolaridad

  • PH

Temperatura:

Ciertos estudios indicaron que las bebidas frescas, entre los 8º C 15º C, vacían el estómago más rápidamente que las calientes. En climas cálidos tomar líquidos frescos puede ser más satisfactorio ya que tienen mejor sabor e incitan a beber más..

Volumen ingerido:

Cuanto mayor sea la cantidad de líquido incorporada más alta será la velocidad de vaciado gástrico, esto es un factor a tener en cuenta ya que el beber volúmenes más abundantes recuperaría más rápidamente lo que se ha perdido por sudoración.

Sin embargo, en muchos deportistas el ingerir grandes magnitudes de líquidos puede traer como consecuencia malestar gastrointestinal y si bien la aceptación de mayores volúmenes es entrenable, se recomienda probar durante los entrenamientos las cantidades e intervalos de tiempo para asegurar una correcta hidratación.

La sed es un mal indicador de la necesidad de beber, cuando esta sensación llega, la pérdida de líquidos puede ser irrecuperable, por lo tanto debemos anticiparnos, bebiendo antes, durante y después de la actividad física.

En los deportes de equipo, muchas veces, durante el encuentro, hay pocas posibilidades de ingerir líquidos, por lo tanto hay que comenzar muy bien hidratados y aprovechar cada pausa para beber abundantemente.

Contenido de carbohidratos:

Este combustible es fundamental para mantener la intensidad de ejercicio durante períodos prolongados, incorporar una cantidad adecuada (50-80 g/hr. de ejercicio) puede retrasar la fatiga. No solo en los deportes de resistencia los hidratos de carbono juegan un papel fundamental, sino también en deportes como fútbol, básquet, rugby, etc., donde su ingesta, principalmente a través de bebidas, mejoró el rendimiento, sobre todo al final del partido donde las distancias recorridas y el número de piques fueron mayores.

La función de los carbohidratos en una bebida no sólo es la de aportar energía, mejora el sabor y además intensifica, juntamente con el sodio, la absorción de agua en el intestino Los que más frecuentemente encontramos son:

  • Monosacáridos: Glucosa y fructosa

  • Disacáridos: sacarosa

  • Polisacáridos: Maltodextrinas (contiene de 5 a 10 moléculas de glucosa)

Es conveniente que una bebida tenga las presencia de dos o más tipos diferentes de hidratos de carbono en las proporciones adecuadas (Ej. Glucosa y fructosa) ya que estos son transportados, a través del intestino, por vías diferentes, brindando una mayor absorción de agua y de los propios carbohidratos.

La cantidad de estos sustratos es muy importante ya que afecta directamente la velocidad de salida de la bebida del estómago e intestino. Una concentración adecuada estaría entre el 5-8% (P/V)

Para incorporar la cantidad de hidratos de carbono necesaria por hora de ejercicio cuando la concentración varía en el segmento mencionado debemos ingerir al menos un litro.

Es muy común que la persona que realiza una actividad física en el calor y que lleva la bebida con la concentración adecuada no beba lo suficiente, lo que trae aparejado una inadecuada ingestión de líquidos para hacer frente a una alta tasa de sudoración y además no incorpore de esta forma los carbohidratos necesarios, llegando el cansancio mucho antes.

Osmolaridad:

La osmolaridad es una medición de la presión osmótica que un fluído ejerce a través de una membrana biológica.

Dos soluciones se dicen isotónicas si tienen la misma presión osmótica, si esta es diferente, a la de mayor presión se le llama hipertónica y a la de menor hipotónica.

La osmolaridad está influenciada por el número de partículas, cuanto mayor número de partículas disueltas tenga una solución mayor será su osmolaridad.

En el intestino los fluídos se mueven en dos direcciones: una que denominamos absorción, desde el lumen intestinal, a las células intestinales y de allí a la sangre, la opuesta desde la sangre y las células intestinales a lumen intestinal que llamamos secreción.

La cantidad de carbohidratos afecta la osmolaridad en una solución, por lo tanto la bebidas que son hipertónicas (> 400mOsm/Kg) incrementan la secreción y retrasan el proceso de hidratación.

Las bebidas gaseosas y los jugos de frutas no solo tienen una concentración demasiado alta, sino también la osmolaridad ( en muchos casos supera los 600 mOsm/Kg).

Como la osmolaridad viene dada por el número de partículas, y las maltodextrinas, aportan por partícula, varias moléculas de glucosa, se podría tener una bebida con más energía sin afectar la osmolaridad, además estas no son tan dulces, lo que permite adecuar mejor el sabor.

PH:

Los refrescos corbonatados, tienen el inconveniente de que el gas puede producir malestares en el individuo que realiza ejercicio.

Los principales ingredientes de las bebidas gaseosas son azúcar, colorantes, saborizantes, ácidos, conservantes, agua y dióxido de carbono.

El agregado de gas tiene el objetivo de potenciar el sabor, dar a la bebida una apariencia espumosa y efervescente, y contribuir a una acción preservante bajando levemente el PH (PH H20=7)

El agregado de ácidos (se utiliza para influir en el sabor y como preservante) puede disminuir aún más el PH afectando la salida de los líquidos del estómago.

También debemos evitar el consumo de este tipo de bebidas luego del ejercicio, no solamente por su elevada concentración y osmolaridad si no que el gas genera una sensación de plenitud y no se continua bebiendo.

Funciones de los electrolitos:

Sodio:

Los objetivos de la inclusión de sodio (Na+) en una solución de rehidratación son:

  • Reemplazar el que se ha perdido por sudoración: cuando se ejercita durante mucho tiempo la pérdida de este electrolito por medio del sudor puede ser importante, y debemos incorporarlo debido a que juega un papel fundamental junto con el cloro (Cl-) en la distribución y mantenimiento del volumen de agua extracelular.

  • Mejora la absorción: junto con la glucosa (comparten un sistema de transporte a través del intestino) acentúan marcadamente la absorción de líquidos.

  • Sabor: incrementa el sabor estimulando la necesidad de beber.

  • Cloro: el anión cloruro maximiza la absorción de agua y Na+

  • Potasio: en largos entrenamientos o competencias la inclusión de K+ (catión principal dentro de las células) e podría ser beneficioso para reponer el que se ha perdido pos sudoración.

Las cantidades de estos electrolitos que usualmente encontramos en las bebidas bien formuladas varían en un rango entre 10-30 mEq para el sodio y el anión cloruro y de 3 a 5 mEq para el potasio.

Los jugos de frutas y muchas bebidas gaseosas contienen potasio pero no una cantidad suficiente de sodio, el agua común no solamente tiene el inconveniente de no poseer la cantidad de electrolitos y carbohidratos necesarios, si no que al no tener sabor bloquea el estímulo a beber más.

Otros componentes:

La inclusión de ciertos aminoácidos se fundamenta en que estos pueden llegar a estimular la absorción de agua y Na+, también se ha propuesto que los aminoácidos de cadena ramificada (valina, leucina e isoleucina) pueden mejorar la perfomance debido a la reducción de la fatiga evitando la entrada del aminoácido triptofano al cerebro, sin embargo todavía no hay consenso científico para el agregado de estas sustancias, prestando atención sobre todo en el efecto que produce determinadas cantidades en el sabor de la bebida.

Algunas bebidas deportivas también incluyen cafeína (250-300 mg/l). Se estableció que una dosificación de 3 a 9 mg/Kg de peso puede mejorar el rendimiento sobre todo en deportes de resistencia.

El agregado de vitaminas y otros minerales no mejora la eficacia de la bebida.

 

 

 

Leonardo Ferraretto

Profesor de Nutrición Aplicada

Licenciatura en Educación física y Deportes

Universidad Abierta Interamericana de Rosario

Profesor de Nutrición Deportiva

Grupos de Estudios 757

Rosario


similar:

Fisiologia de la nutricion dr. Alfredo passero iconNutricióN. Aspectos importantes de la nutrición durante la adolescencia...

Fisiologia de la nutricion dr. Alfredo passero iconIntroducción a la nutrición y nutrición deportiva: conceptos básicos

Fisiologia de la nutricion dr. Alfredo passero iconAlfredo gonzalez hernandez

Fisiologia de la nutricion dr. Alfredo passero iconAlfredo agamez melendez

Fisiologia de la nutricion dr. Alfredo passero iconJose alfredo lopez serrano

Fisiologia de la nutricion dr. Alfredo passero iconJose alfredo martinez perez

Fisiologia de la nutricion dr. Alfredo passero iconJosé Alfredo Heredia Hernández

Fisiologia de la nutricion dr. Alfredo passero iconResumen El soporte nutricional es el aporte de los nutrientes necesarios...

Fisiologia de la nutricion dr. Alfredo passero iconInstitucion educativa alfredo garcia plan de asignatura

Fisiologia de la nutricion dr. Alfredo passero iconXii olimpiadas de ciencias naturales aplicada a agropecuaria “profesor alfredo avila”


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com