Primeros auxilios por traumatismos químicos y biológicos




descargar 98.53 Kb.
títuloPrimeros auxilios por traumatismos químicos y biológicos
fecha de publicación27.10.2015
tamaño98.53 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Biología > Documentos
Primeros auxilios por traumatismos químicos y biológicos


  • Ana Pedroche

  • Andrés Padilla

  • Bertha Ortiz

  • Giovanna Giliberto

  • Soraya Gancino

Traumatismos químicos y biológicos:

Los traumatismos son las lesiones que se producen en el organismo por la acción violenta de un agente externo. Durante la evaluación de la escena, se podrá determinar el agente causante del traumatismo.

Los traumatismos químicos son aquellos que por sus características pueden dañar directa o indirectamente a las personas, los bienes y/o al medio ambiente. Un preparado es peligroso cuando contenga al menos 1 sustancia peligrosa

Existen diferentes categorías de peligrosidad, y son: explosivos, comburentes, inflamables, tóxicos, nocivos, corrosivos, irritantes, sensibilizantes, (cancerígenos), teratogénicos, mutagénicos, tóxicos para la reproducción y tóxicos para el medio ambiente.

Estas características de peligrosidad se agrupan en 4 apartados en función de sus propiedades de la siguiente manera:

1. Por sus propiedades físico-químicas:

  • Explosivos

  • Comburentes

Inflamables dentro de los cuales: fácilmente inflamables y extremadamente inflamables.

2. Por sus propiedades toxicológicas:

  • Tóxicos

  • Muy tóxicos

  • Nocivos

  • Irritantes

  • Sensibilizantes

3. Por sus efectos sobre la salud humana:

- Carcinogénicos o cancerígenos

- Mutagénicos

- Teratogénicos

- Tóxicos para la reproducción

4. Por sus efectos en el medio ambiente:

- Los peligrosos para el medio ambiente

- Vías de penetración.

Vías de penetración de los agentes químicos:

  • Vía respiratoria: es la más común de todas. La inhalación de agentes químicos junto con el aire que respiramos en el medio ambiente laboral es habitual. Los filtros naturales de la nariz, boca y en general el aparato respiratorio no son suficientes para frenar la entrada de lo que precisamente es peligroso: vapores, polvos, gases y aerosoles.



  • Vía dérmica: muchos agentes químicos penetran por la epidermis por el simple contacto, al perderse la totalidad o parte de los aceites protectores por la acción de los disolventes y penetrar hasta llegar al torrente sanguíneo.



  • Vía digestiva: la ingestión de agentes químicos puede producirse en el aparato digestivo tanto por la dificultad de proteger esa vía como por los malos usos del trabajador.



  • Vía parenteral: es la forma más directa de contaminarse pero también la menos habitual. Es necesaria la existencia de heridas o llagas para que pueda tener lugar una infección de ese tipo.

Exclusivamente se trata como agente biológico peligroso aquel capaz de causar alteración en la salud humana, y se clasifican según sus características en los siguientes grupos:

Virus: son la forma más simple de vida. Para reproducirse deben penetrar en algún ser vivo. Por ejemplo: la rabia.

Bacterias: organismos más complejos que los virus y que a diferencia de ellos pueden vivir fuera de un ser vivo. Por ejemplo: tétanos

Protozoos: organismos unicelulares con ciclo vital complejo, que necesitan de varios receptores para completar su desarrollo. Ejemplo: amebiasis y toxoplasmosis

Hongos: son formas de vida de carácter vegetal cuyo habitad natural es el suelo, pero se pueden convertir en parásitos de animales y vegetales. Ejemplo: la candiditis.

Gusanos parásitos: son organismos animales que penetran en el ser humano por diferentes vías y que en algunos seres viven temporalmente, inoculando toxinas, producen alergias respiratorias y de contacto.

Las personas que tienen mayor riesgo de contraer una enfermedad, derivada del contacto con un agente biológico son los que tienen contacto con animales o productos de origen animal, los que trabajan en laboratorios biológicos o clínicos, o los que trabajan en el sector sanitario.

traumatismos primeros auxilios cruz roja enfermeria socorrismo

La intoxicación:

Una intoxicación se produce por exposición, ingestión, inyección o inhalación de una sustancia tóxica siempre y cuando sea de composición química ya que si el compuesto es natural se le llamara ingesta excesiva y esto por cualquier sustancia sea natural, químico, procesada o creada.

Las intoxicaciones accidentales o voluntarias debidas al consumo de medicamentos son las más frecuentes. Otros tóxicos son: productos industriales, domésticos, de jardinería, drogas, monóxido de carbono y alcohol en un uso excesivo. La gravedad de la intoxicación depende de la toxicidad del producto, del modo de introducción, de la dosis ingerida y de la edad de la víctima. Es fundamental detectar los signos de riesgo vital: comprobar el estado de conciencia, la respiración y también el pulso.

Tipos de clasificación de la intoxicación:

1. Digestiva:

- Alimentos en mal estado (pescado, agua contaminada).

- Marisco, huevos, salsas...

- Venenos (insecticidas, raticidas)

- Tóxicos vegetales (setas o hierbas)

- Medicamentos (sobredosis, caducados)

- Productos de limpieza de uso doméstico.

2. Respiratoria:

- Gases (butano, CO, CO2)

- Aerosoles (insecticidas)

- Humos (incendios)

- Vapores (pegamentos, fermentaciones)

3. Parenteral:

- Picaduras de animales.

- Inyección de sustancias.

4. Cutánea:

- Insecticidas

- Desengrasados industriales.

Sintomatología:

Las señales de alarma que indican que una persona está intoxicada dependen en gran medida del tipo de tóxico y la vía de entrada al organismo, así como de la sensibilidad de la víctima.

Entre los síntomas de intoxicación o envenenamiento más generales solemos encontrarnos con:

  • Síntomas neurológicos: Como dolor de cabeza, pérdida de conciencia, estupor, somnolencia, confusión, convulsiones, mareos.



  • Síntomas respiratorios: Como falta de aliento, tos, sensación de ahogo, dolor al inhalar.



  • Síntomas digestivos: Vómitos, diarrea, falta de apetito, náuseas, mal aliento (olor extraño o inusual), quemaduras en labios y boca.



  • Síntomas cutáneos: Como erupciones en la piel, quemaduras, sensación de hormigueo en manos.



  • Síntomas generales: Visión doble, fiebre, palpitaciones, labios azulados, irritabilidad, descontrol de los esfínteres, dolores generalizados.

Efectos a largo plazo de una intoxicación:

Algunos de los agentes tóxicos que existen son especialmente dañinos, y o bien no llegan a eliminarse totalmente del cuerpo, o pueden alterar el organismo de tal manera que provoque daños irreversibles.

  • Efectos carcinógenos: Se refiere a ciertas sustancias que al pasar por las células las altera, haciendo que se reproduzcan descontroladamente, dando lugar a tumores malignos y, dependiendo de la zona del cuerpo donde actúe, ciertos tipos de cáncer.



  • Efectos genotóxicos: Son aquellos agentes que van a provocar un cambio en la estructura genética de la persona, alterando el ADN y pudiendo provocar grandes daños, incluso la muerte.



  • Efectos teratogénicos: Son tipos de tóxicos que pueden atravesar la placenta de una mujer embarazada, provocando malformaciones en el feto y abortos tardíos.

Manifestaciones de la intoxicación:

Según su forma de actuar, los venenos se clasifican en dos grupos fundamentales. Existen tóxicos locales (que actúan dañando la piel o mucosas) y generales (que ingresan al organismo por una vía apropiada y producen efectos deletéreos al distribuirse en el organismo). En algunos casos el efecto ocurre sólo en un determinado sitio (el órgano blanco específico), mientras que en otros el efecto es generalizado; este se trata del "efecto sistémico".

- Intoxicación aguda: ocurren horas o -máximo- días después de la exposición al tóxico. La muerte es una resultante frecuente de intoxicaciones de tipo agudo, aunque pueden también ocurrir fenómenos no letales (trastornos respiratorios, diarrea u otros problemas derivados de la acción de tóxicos en cantidades menores a las necesarias para producir la muerte).

- Intoxicación subaguda ("subcrónica"): exposiciones repetidas a tóxicos durante varias semanas o meses. Siendo frecuentemente causados por la exposición prolongada a contaminantes ambientales; la exposición laboral al plomo en el ser humano.

- Intoxicación crónica: representa el daño acumulativo sobre diversos órganos y sistemas de venenos diversos, el que toma meses o años en presentarse como una entidad clínicamente reconocible. Los tóxicos que actúan de esta manera se denominan "tóxicos acumulativos"; la acumulación orgánica del tóxico pasa generalmente desapercibida hasta que -al sobrepasarse un umbral de daño- se manifieste como entidad clínicamente reconocible. La bronquitis crónica del fumador y la cirrosis hepática del alcohólico constituyen bien conocidos ejemplos.

- Carcinogénesis: trata de un complejo proceso de diferenciación y crecimiento anormal de células que conduce al cáncer. Diversos tóxicos pueden actuar como iniciadores de cambios precancerosos celulares, y también como promotores del progreso de éstas hacia el cáncer.

- Genotoxicidad: en este caso el tóxico daña el ADN celular, alterando su expresión genética ("mutación"). Si la mutación ocurre en una célula germinal, el progenitor no es dañado pero el defecto es transmitido a generaciones futuras. Si la mutación ocurre en células somáticas, ella puede causar alteración del crecimiento celular (que puede llevar a cáncer).

Actuaciones de primeros auxilios en intoxicaciones:

Dependerán de la gravedad del estado de la víctima y del agente toxico.

Si la situación es una emergencia, avisar al 112 e iniciar el algoritmo de soporte vital básico. Tener cuidado de que los posibles vómitos no obstruyan la vía respiratoria o no sean aspirados.

1. Actuación en caso de intoxicación por contacto:

Estas recomendaciones quieren evitar la absorción del toxico a través de la piel y serán más eficaces cuando antes se lleven a cabo. Por eso se tienen que seguir antes de trasladar a la persona a un centro sanitario.

  • Si el toxico ha entrado a través de la piel, como es el caso de la gasolina o el de los insecticidas, quitarle la ropa impregnada y lavar la piel afectada durante 10-15 minutos con agua y jabón.



  • Si le ha tocado los ojos, mantenerlos abiertos y lavarlos con un chorro de agua durante un mínimo de 30 minutos para evitar las lesiones corneales.

2. Actuaciones en caso de intoxicación por inhalación:

Cuando la persona está respirando un gas toxico, lo primero que se tiene que hacer es evitar que lo siga respirando, pero siempre pendiente de tu seguridad.

Para evitar la asfixia por un gas toxico no sirve de nada intentar no respira durante el salvamento ni tampoco ponerse un paño tapando la boca o nariz.

Por otra parte, cuando el problema es el humo de un incendio, si es útil entrar acolchado o arrastrándose y en estos casos el paño tapando la nariz evitara una parte de la irritación por el humo.

Los consejos generales son:

  • Cerrar la salida del gas toxico, si es posible; abrir las ventanas o sacar la persona al exterior, según el caso.



  • Si le cuesta respirar, sentarla semireclinada mientras se recupera. Si la situación es más grave, pedir asistencia médica urgente. Hay que llevarla al hospital, aunque solo sea para una revisión.

Hay dos gases particularmente peligrosos: el monóxido de carbono y el ácido sulfhídrico. Sus efectos son casi instantáneos una vez respirando.

  • Monóxido de carbono: es un gas asfixiante “silencioso”, ya que no tiene olor ni color y no es irritante. Hay que tener presente que se origina en todas las combustiones y, si el sitio no está ventilado, se acumula con mucha facilidad en el ambiente.

La intoxicación comienza con dolor de cabeza, palpitaciones, zumbido en los oídos y sensación de pesadez y de pérdida de fuerza, la persona accidentada cae al suelo y pierde la consciencia y, si el monóxido de carbono sigue actuando, acabara muriendo. Para el salvamento y las atenciones generales a estas víctimas, hay que seguir las pautas generales.

  • Ácido sulfhídrico: es un gas muy toxico y que causa la muerte en pocos segundos. Se forma en las fosas sépticas, también llamadas pozos negros, o en el mosto en fermentación. No se debe entrar a salvar a las victimas si no se dispone de un equipo de respiración autónomo.

3. Actuaciones en caso de intoxicación por vía oral:

Si el toxico ha entrado por vía oral, hay que llevar a la víctima al hospital. Pero si la ingestión es reciente, es imprescindible retrasar o evitar la absorción del toxico en el tubo digestivo. Hay medidas que conviene llevarlas a cabo antes de trasladar a la víctima, algunos son:

  • Darle a la víctima carbón activado (un carbón vegetal especial, que bloquea el toxico, de venta en farmacias) una dosis de 25-30 gramos en el adulto disueltos en 200-250 ml de agua tibia. Hay que agitar durante varios minutos. Se le dará a beber con una pajita, para disminuir sus características.

carbón activado granular envase comercial de carbón activado (polvo finamente pulverizado)

Carbón activado granula Envase comercial de carbón activado

  • Si la persona está consciente, hay que tratar de provocarle el vómito dándole una cucharada de jabón para lavavajillas. El resto de opciones para provocar el vómito están descartadas, por ineficaces o incluso peligrosas para la víctima. Si vomita y se ha manchado la ropa, preferiblemente hay que limpiarlo y cambiarlo.

No se debe hacer vomitar a las personas inconscientes o que sufran convulsiones. Tampoco a las que hayan tragado productos corrosivos, jabones y champús, lejías, colonias y perfumes, pintura o niños menores de seis meses.  En estos casos, hay que llamar al 112 y seguir sus instrucciones.

  • Favorecer la eliminación del toxico que aun este en el tubo digestivo. Para conseguirlo, hay que calcular que antes de llegar al hospital habrán pasado seis horas desde la ingestión del toxico, darle un laxante fuerte y de efecto rápido.

La intoxicación más común: la borrachera.

La borrachera o intoxicación etílica es la intoxicación provocada por el alcohol común en las bebidas, que es una sustancia que deprime el funcionamiento cerebral.

Como consecuencia de la perdida de las funciones cerebrales, la intoxicación alcohólica puede llevar a accidentes; peleas o incluso la muerte por hipotermia, por aspiración de vómitos o por depresión respiratoria.

http://1.bp.blogspot.com/-fpyykmjuqwa/veua5d2jvmi/aaaaaaaaqbk/iwknwuuy6is/s1600/homer%2bborracho.jpg

La progresión de los efectos de la intoxicación por alcohol sigue estas fases:

1. Intoxicación leve:

- Depresión de los centros de “freno social”. El individuo deja de estar inhibido por lo que no debería hacer y se siente excitado y a la vez indiferente a las consecuencias de lo que hace.

- Daño a las reacciones psicomotrices. Reacciona más lentamente a los estímulos externos, calcula peor las distancias y las velocidades de los objetos.

2. Intoxicación moderada:

- Perdida de los “frenos sociales”. Con muy poco o inexistente freno moral, la persona suelta su irritabilidad y agresividad.

- Daño a la coordinación. El habla o los movimientos y todas las reacciones a los estímulos se vuelven más lentas.

3. Intoxicación grave:

- Perdida casi completa de los sentidos y de la coordinación. La persona camina y habla con mucha descoordinación y dificultad, va cayendo en un estado de somnolencia.

4. Intoxicación muy grave:

- Perdida de conciencia, que puede llegar al coma. En los casos más graves, incluso con depresión de la función respiratoria y muerte.

http://fundacionaprender.org.ar/wp-content/uploads/estados1.jpg

La gravedad de la intoxicación por alcohol etílica depende de diferentes factores: principalmente de la dosis ingerida, pero también del tiempo que se tarda en ingerirla, de la hora del día en que se bebe, del sexo de la persona, de la cantidad de comida que acompañaba la bebida, del tipo de comida que ingería, de las enfermedades que sufre la persona que bebe, etc.

Las pautas de actuación empiezan por las medidas generales, con evaluación de emergencia y evaluación urgente, y las actuaciones posteriores necesarias:

  • Evitar que la persona beba más alcohol.



  • Si está consciente, obligarla a beber muchos líquidos; si puede ser, azucarados a excepciones de bebidas energéticas, cola, café (sobre todo con sal) y leche.
         



  • Si hace frio, taparla.



  • No hacerla vomitar si tiene la conciencia muy disminuida.



  • Si está en coma, ponerla en decúbito lateral y avisar a una ambulancia.



  • Utilizar ventilación artificial si la necesita.


Lesiones por mordeduras y picaduras:

Definición de Picaduras:

Las picaduras son pequeñas heridas punzantes producidas principalmente por insectos, artrópodos y animales marinos a través de las cuales inyectan toxinas que actúan localmente y en forma sistemática (en todo el cuerpo) de acuerdo con la clase de agente causante , la cantidad de toxico y la respuesta orgánica.

th[2].jpg

Definición de mordedura:

Son heridas ocasionadas por los dientes de un animal o por el hombre. Se caracterizan por ser laceradas, avulsivas o punzantes, presentan hemorragias y a veces shock.

Una persona mordida corre alto riesgo de infección (entre ellas el tétano) porque la boca de los animales está llena de bacterias.

th[9].jpg

Tipos de picaduras:

1. Picaduras de abejas, avispas y abejorros:

Las picaduras de estos insectos son los más frecuentes, pueden causar la muerte, casi siempre por reacción alérgica aguda producida por el veneno que inoculan.

La avispa puede utilizar su aguijón repetidamente mientras que la abeja especialmente la productora de miel, deja su aguijón y el saco venenoso adherido a la piel de la víctima.



  • Señales:

Todos reaccionamos de la misma forma a estas picaduras. Puede haber manifestaciones locales o generales.

  • Locales:

Se presentan con mayor frecuencia y pueden ser: dolor, inflamación en forma de ampolla blanca, firme y elevada, enrojecimiento y rasquiña de la piel en el área de la picadura.

  • Generales:

Se presentan por reacción alérgica: rasquiña generalizada, inflamación de labios y lengua, dolor de cabeza, malestar general, dolor de estómago (tipo cólico), sudoración abundante, dificultad para respirar y ansiedad, pudiendo llegar al shock, coma y muerte.

Primeros auxilios:

En toda picadura se debe hacer lo siguiente:

1. Tranquilizar a la persona.

2. Proporcionar reposo.

3. Retirar el aguijón. Raspe el aguijón con cuidado (en la misma dirección en la que penetro) utilizando el borde de una navaja, tarjeta, etc.

4. Aplicar compresas de agua fría o helada sobre el área afectada para reducir la inflamación y poder disminuir el dolor y la adsorción del veneno. (Ablandador de carne) disuelta con una cucharadita de agua. Si dispone del equipo de succión para animal ponzoñoso, (alacrán, araña, serpiente) aspire varias veces.

5. Cuando se presenta reacción alérgica, suministre un antialérgico (antihistamínico) y traslade a la víctima rápidamente al centro médico.

2. Picaduras de garrapatas:

Las picaduras de garrapatas se adhieren fuertemente a la piel o al cuero cabelludo.

Estas transmiten microorganismos causantes de diversas enfermedades (meningoenfalitis, fiebres, hemorragias, infecciones bacterianas diversas) aumentando este riesgo cuanto más tiempo permanezca adherida la garrapata a la piel.



  • Señales:

Reacción local de prurito (rasquiña) y enrojecimiento, calambres, parálisis y dificultad respiratoria).

Primeros auxilios:

1. Tapona el orificio de la lesión con aceite mineral, glicerina o vaselina para facilitar la extracción de la garrapata. Retírelas una vez que se halla desprendido, con la ayuda de unas pinzas, si no hay pinzas utilizar guantes o un plástico para poder proteger los dedos. No romperla dentro de la lesión porque se puede producir infección bacteriana.

2. Lave frotando la piel con agua y jabón, para remover los gérmenes que hayan quedado en la herida.

3. No es recomendable usar calor ni cigarrillo encendido porque lesionan la piel y no garantizan que las garrapatas se desprendan completamente.

Traslade al centro médico, si no puede quitarlas, si parte de ellas permanece en la piel, si se desarrolla una erupción o síntoma de gripa.

3. Picaduras de medusa:

Viven en colonias, tienen tentáculos que se extienden a varios metros en la superficie del agua.

Son habitantes de los mares con agua tibia y poco profunda y quietas, entre arrecifes y corales.



  • Señales:

Los tentáculos al entrar en contacto con la piel humana se adhieren secretando un líquido venenoso que causa dolor con sensación de ardor quemante, erupción y ronchas en la piel. En lesiones seberas se pueden presentar calambres, nauseas, vómitos. Problemas respiratorios y shock.

Primeros auxilios:

1. No utilizar agua dulce, ni frotar porque puede hacer estallar las bolsas donde se deposita el veneno.

2. Aplicar alcohol, harina, levadura o jabón de afeitar, luego se raspa este material con el filo de una navaja y se vuelve a lavar las aéreas con agua salada o, en última estancia, aplicar agua de mar caliente o arena caliente.

3. También es útil el bicarbonato de sodio disuelto en agua.

4. Estar atento a la presencia de manifestaciones de shock y atenderlo.

4. Mordeduras de serpiente:

Son apacibles y poco agresivas, huyen del hombre y cuando le muerde lo hacen en defensa propia, casi siempre en su medio ambiental natural. Bien porque la persona se interpone accidentalmente en su camino o porque se las molesta de algún modo. Las que viven en cautiverio son responsables de un número significativo de mordeduras, y entre sus víctimas se encuentran veterinarios, biólogos, guardas de zoológicos, coleccionistas y adiestradores. Las huellas de la mordedura de una serpiente venenosa se caracterizan por la presencia de pequeños orificios sangrantes y a veces uno solo. La distancia entre los dos colmillos nos da la idea de la profundidad a la que se encuentra el veneno; la profundidad cambia según la serpiente.

Las huellas de la mordedura de una serpiente no venenosa se caracterizan por una serie de puntos sangrantes en hilera paralela y superficial; no se presenta inflamación ni dolor.



Las manifestaciones y gravedad del envenenamiento producido por mordedura de serpiente, depende de:

  • Edad y tamaño de la víctima.



  • Condiciones de salud previas.



  • Especie y tamaño de la serpiente.



  • Mordedura accidental de animal previamente irritado.



  • Cantidad de veneno inoculado.



  • Duración en tiempo entre el accidente y la atención adecuada.



  • Acción del veneno.

Primeros auxilios:

1. Identificar el tipo de serpiente que causo la mordedura, ya que esto ayuda en el tratamiento que se presentara en el centro asistencial.

2. Seguir las siguientes medidas:

- Colocar a la víctima en reposo y tranquilizar.

- Lava el área afectada con agua y jabón, sin friccionar.

- No colocar hielo, no haya cortes en aéreas sobre las marcas de la mordedura.

- Si la víctima no va a recibir atención médica especializada antes de que transcurra 30 minutos, considere el succionar la herida con el equipo de succión para animal ponzoñoso.

5. Mordeduras de animales:

  • Consecuencias:

La grave infección que puede desencadenar la boca, está repleta de bacterias, que en el medio bucal resultan inofensivas, pero cuando se transmiten por la saliva a una herida abierta, el resultado es una infección que, de no tratarse con rapidez, se podría extender y acarrear complicaciones.

Entre estos animales los gatos son los que más bacterias contienen, en la saliva, pero por su tipo de dientes, no causan tantos daños en los tejidos como las mordeduras de perros. Se deben tener en cuenta las mordeduras de personas, pues la boca humana, contiene gran variedad de bacterias y pueden resultar incluso más dañinas que la de un animal, entre estos agentes dañinos, juega un papel muy importante la rabia, virus presente en la saliva de algunos mamíferos infectados, que si no se tratan ocasionan graves daños e incluso la muerte.

Tipos de mordeduras:

La herida va a depender de como el animal haya mordido, y de la parte del cuerpo de la víctima que haya resultado afectada.

  • Se clasifican en:

1. Leve o superficial: no penetran en las capas internas de la piel, solo la capa externa quedándose en la superficie, no tienen contagio o virus, respuesta, enrojecido, no muy doloroso. Estas lesiones son comunes en personas con mascotas.

2. Herida profunda: cuando hay rotura en la piel, adquiriendo cierta profundidad, como un pinchazo de un colmillo.

Si existe sangrado y riesgo de inflamación.

Desgarro: retiran parte de la piel, dejando al descubierto tejido profundo, pudiendo llegar a verse músculos y huesos. Llamativas y sangrientas, alto riesgo de infección y dificultad en la curación.

La gravedad de la herida también está determinada por las características de la persona afectada:

  • Niños: la piel y tejidos de los niños son más blandos que los de un adulto. En una mordedura que a una persona adulta no le provoca daños graves a un niño le provocaría heridas graves y profundas.



  • Ancianos: a las personas mayores le ocurre algo parecido que a los niños. La piel es más frágil, rompiéndose con facilidad, su sistema inmunitario suele estar disminuido y al igual que su capacidad de curación y habrá más riesgo de infección y dificultades en la regeneración de los tejidos rotos.



  • Personas con afecciones de salud: hay enfermedades que complican la curación e incluso de una herida simple.



  • La diabetes, por ejemplo, afecta al sistema vascular, haciendo muy difícil la creación de tejido nuevo y la protección de la herida.

Primeros auxilios:

1. Antes de manipular la herida, lavarse las manos con agua y jabón, y, si es posible utilizar guantes de látex o similar.

2. Si la mordedura no sangra mucho lavar la zona con agua y jabón abundante. Es un proceso doloroso garantizando la eliminación de gran parte de las bacterias.

3. Si la mordedura está sangrando abundantemente el objetivo será detener la hemorragia, presionando la herida con paños limpios o ropa hasta que se detenga el sangrado y poder comenzar a tratar.

4. Una vez parada la hemorragia y limpiada la herida, usar pomadas antisépticas, tapar la herida con apósitos estériles y gasa o vendas de algodón y acudir a emergencias, procurar dar datos lo más exactos posibles, explicar el tipo de animal que le mordió.

5. Si la mordedura está en la cara, el cuello o manos, llamar con rapidez a emergencias, pues son zonas delicadas y requieren atención especializada.

6. Si la mordedura sangra abundante y no paramos la hemorragia con los métodos de primeros auxilios, llamar al 112.

7. Si se sospecha que el animal que ha mordido tiene rabia acudir a emergencias.

Que no hacer:

  • No se debe intentar succionar el veneno de una serpiente.



  • No abandonar a la víctima, siempre observando su estado y permaneciendo a su lado.



  • No administrar antibióticos.



  • Si se observa comportamiento raro del animal no acercarse.


REACCIONES ALÉRGICAS

La alergia: es una reacción intensa del sistema inmunitario contra un agente extraño llamado alérgeno, ya sea; a alimentos, medicamentos etc. Que no son peligrosos para él cuerpo; el sistema inmunitario lo interpreta como peligroso y lo ataca, y con el ataque perjudica a la misma persona, no se conocen muy bien las causas.

La mayor probabilidad de padecer alergias, tienen personas con antecedentes familiares de alérgicos.

En muchas ocasiones se confunde una alergia con una intolerancia ya que pueden cursar síntomas similares, pero se trata de dos afecciones diferentes. Las intolerancias alimentarias, pueden hacer que una persona se encuentre mal. Pero las alergias alimentarias, no solo pueden hacer que alguien se encuentre mal sino que pueden ocasionar reacciones de riesgo fatal.

Suelen manifestarse unos minutos después de la exposición al alérgeno, generalmente antes de las 2 horas, en muy pocos casos la alergia se produce después de las 24h da la exposición.

La primera exposición puede producir sólo una reacción leve. Las exposiciones repetitivas pueden llevar a reacciones mucho más graves. Una vez que la persona ha tenido una exposición o una reacción alérgica, incluso una exposición muy limitada a una cantidad muy pequeña del alérgeno puede desencadenar una reacción grave.


  • Los alérgenos más comunes son:

  • Caspa de animales

  • Picaduras de abejas u otros insectos

  • Alimentos, en especial nueces, pescados y mariscos

  • Picaduras de insectos

  • Medicamentos

  • Plantas

  • Polen

  • Pueden ser muy variados dependiendo del tipo de alergia si es leve, moderada o grave.

Los síntomas más  comunes de una reacción alérgica leve son:


Los síntomas de una reacción alérgica moderada o grave son:

  • Dolor abdominal

  • Ruidos respiratorios anormales (chillones)

  • Ansiedad 

  • Molestia u opresión en el pecho

  • Tos

  • Diarrea

  • Dificultad respiratoria

  • Dificultad al tragar

  • Mareo o vértigo

  • Sofoco o enrojecimiento de la cara

  • Náuseas y vómitos

  • Palpitaciones

  • Hinchazón del rostro, los ojos o la lengua

  • Pérdida del conocimiento 

REACCIÓN ANAFILÁCTICA
Es una reacción alérgica grave en todo el cuerpo a un agente que se ha convertido en alérgeno.

Después de estar expuesto a una sustancia como el veneno de la picadura de abeja, el sistema inmunitario de la persona se vuelve sensible a ésta. Cuando la persona se expone al alérgeno de nuevo, se puede presentar una reacción alérgica. La anafilaxia sucede rápidamente después de la exposición. La enfermedad es grave y compromete a todo el cuerpo.

Los tejidos de diferentes partes del cuerpo liberan histamina y otras sustancias. Esto produce constricción de las vías respiratorias y lleva a que se presenten otros síntomas. Potencialmente mortal y puede suceder en cualquier momento. Los riesgos incluyen un antecedente de cualquier tipo de reacción alérgica.

La anafilaxia puede ocurrir como respuesta a cualquier alérgeno. Las causas comunes abarcan:

Los pólenes y otros alérgenos que se inhalan muy rara vez producen anafilaxia. Algunas personas tienen una reacción anafiláctica sin una causa conocida.

Síntomas:

Los síntomas se desarrollan rápidamente, generalmente en cuestión de segundos o minutos, y pueden comprender cualquiera de los siguientes:



ACTUACIONES EN PRIMEROS AUXILIOS

Para una reacción alérgica grave (anafilaxia), revise las vías aéreas, la respiración y la circulación. Un signo de advertencia de una hinchazón peligrosa de la garganta es una voz ronca o de susurro; las personas con alergias graves suelen llevar encima adrenalina también llamada epinefrina. Es una sustancia que forma el cuerpo de manera natural,  y la libera en situaciones de alarma, de stress, de miedo, de peligro. Sirve para que el cuerpo se prepare y se defienda mejor en situaciones de riesgo. La adrenalina se puede sintetizar en laboratorio y está disponible para su uso como medicamento.
Pasos a seguir:


  1. Llamar al número local de emergencias (112).

  2. Calmar y tranquilizar a la persona.




  1. Si la persona tiene un medicamento de emergencia para alergias a la mano como la adrenalina auto inyectable, ayúdela a tomárselo o inyectarse el medicamento. Evitar medicamentos orales si la persona está teniendo dificultad para respirar.




  1. Si la reacción alérgica es a raíz de una picadura de abeja, raspar el aguijón de la piel con algo firme (como una uña o tarjeta de crédito plástica). No usar pinzas, ya que el hecho de apretar el aguijón liberará más veneno.

  2. Tomar medidas para prevenir el shock. Procurar que la persona se tienda horizontalmente, elevar los pies más o menos (30 centímetros) y cubrirla con una chaqueta o manta. No poner a la persona en esta posición si se sospecha una lesión en la cabeza, el cuello, la espalda la pierna, en este caso no moverla, si tiene dificultades respiratorias ponerla sementada o si vomita ponerla en decúbito lateral.




  1. Vigilar que siempre mantenga la respiración espontanea.




  1. Si la persona entrara en parada cardiorrespiratoria comenzar con el RCP.

http://2.bp.blogspot.com/-umkrlo8xsna/us5dillxqri/aaaaaaaabfk/xoypvojgzva/s1600/alergiacanar.png

similar:

Primeros auxilios por traumatismos químicos y biológicos iconSe entienden por primeros auxilios, los cuidados inmediatos, adecuados...

Primeros auxilios por traumatismos químicos y biológicos iconPrimeros Auxilios

Primeros auxilios por traumatismos químicos y biológicos iconManual Primeros Auxilios

Primeros auxilios por traumatismos químicos y biológicos iconTema – Instrucciones de Primeros Auxilios

Primeros auxilios por traumatismos químicos y biológicos iconPrimeros auxilios en caso de accidente

Primeros auxilios por traumatismos químicos y biológicos iconEmergencias sanitarias y primeros auxilios

Primeros auxilios por traumatismos químicos y biológicos iconSeguridad en el laboratorio y primeros auxilios básicos

Primeros auxilios por traumatismos químicos y biológicos iconEducación para la salud y primeros auxilios

Primeros auxilios por traumatismos químicos y biológicos iconCursos pab: Primeros Auxilios Básicos

Primeros auxilios por traumatismos químicos y biológicos iconTaller de primeros auxilios para los usuarios


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com