Bibliografía Introducción




descargar 263.39 Kb.
títuloBibliografía Introducción
página2/8
fecha de publicación05.11.2015
tamaño263.39 Kb.
tipoBibliografía
med.se-todo.com > Biología > Bibliografía
1   2   3   4   5   6   7   8

11. El hipotalamo

Situado en posición ventral con relación al tálamo y formando e piso y la pared lateral del tercer ventrículo, comprende varios núcleos que se hallan en conexión con el tálamo, el tronco cerebral, la hipófisis y la corteza. Algunos de estos centros son: los tubérculos mamilares y varios fascículos de fibras nerviosas ascendentes y descendentes: fascículo supraopticohipofisiario, fascículo longitudinal dorsal, haz mamilotalámico, por ejemplo.

Funciones:

* Controla la hipófisis y, a través de ella, se constituye en regulador endocrino.

* Activa el mecanismo de la expresión emocional.

* Excita e integra las reacciones viscerales y somáticas de la emoción.

* Interviene en el control de la vigilia y del sueño.

* Es el centro de la regulación térmica del cuerpo.

* Controla el metabolismo de las grasas.

* Regula el hambre y la sed.

Para formarse una idea de la situación del hipotálamo, pueden consultarse las figuras correspondientes a los puntos: pedúnculos cerebrales y tálamo, tratando de relacionar ambas y las indicaciones anteriores sobre la situación del hipotálamo.
12. El cuerpo estriado

Son masas de sustancia gris, situadas en el interior de los hemisferios cerebrales, formadas por los núcleos: caudado, lenticular y la cápsula interna, que los separa.

Recibe fibras del tálamo y de la corteza y las que de él nacen se dirigen al tálamo, al hipotálamo y a otros centros.

Funciones:

Se conoce muy poco sobre el cuerpo estriado. Generalmente se le considera como "posada motriz", y se estima que es un eslabón importante en la vía motriz. Pero son aspectos poco conocidos.

Para situar el cuerpo estriado en el cerebro pueden consultarse las figuras de los puntos: encéfalo y tálamo.
13. La corteza cerebral

La corteza cerebral es una lámina gris, formada por cuerpos de neuronas, que cubre los hemisferios cerebrales y cuyo grosor varía de 1,25 mm en el lóbulo occipital a 4 mm en el lóbulo anterior.

Se calcula que en la corteza del cerebro humano hay unos siete millones de neuronas.

Aproximadamente la mitad de la corteza forma las paredes de los surcos de los hemisferios y no está expuesta en la superficie cerebral.

Las neuronas de la corteza están dispuestas en capas bastante diferenciadas. Las fibras nerviosas que nacen de ellas establecen múltiples conexiones entre las distintas capas y zonas, lo que permite que una señal llegada a la corteza se extienda y persista. Así mismo, los impulsos eferentes que nacen de un área pueden llegar por las conexiones a otras, o a zonas cercanas a la primera haciendo que continúe la actividad.

Las neuronas de asociación hacen que los impulsos que llegan a la corteza duren un tiempo considerable y se extiendan a gran número de neuronas. Así un pequeño ruido percibido por la corteza puede suscitar una actividad prolongada de las neuronas del área correspondiente y provocar una respuesta externa.
Areas corticales

La corteza cerebral, también llamada "córtex", presenta diferencias que han hecho que se la divida en áreas con características propias, en cuanto a su composición de las capas celulares, al espesor, por el número de fibras aferentes y eferentes y por las funciones que cumplen.

Teniendo en cuenta el aspecto funcional, se encuentran en la corteza:
Areas motrices

La principal área motora, 4 de Brodmann, se halla situada delante del surco central o cisura de rolando. Posee células gigantes de las que nacen las vías corticoespinal y corticobulbar con axones para los músculos estriados del organismo.

En la parte más alta de esta área se localiza la zona para los movimientos de los miembros más distantes: pies, rodillas, cadera; y en las partes más bajas los músculos para la masticación, deglución, caza cabeza, cuello y las zonas más próximas de las extremidades.

Además de esta área, existe otra situada por delante de ella, que se considera promotora y cuya lesión produce pérdida temporal de las destrezas adquiridas.

Estás áreas envían los impulsos para la acción voluntaria, participando en la misma otros centros, ya que el sistema nervioso funciona en forma integral.

Como las vías aferentes y eferentes cruzan a nivel de la médula o del bulbo, el hemisferio cerebral derecho rige los movimientos del lado corporal izquierdo, y el hemisferio izquierdo los del lado derecho.
Areas sensoriales

Son las áreas en las que terminan las fibras sensitivas que transmiten impulsos visuales, auditivos, olfativos y sensaciones desde la superficie del cuerpo y tejidos profundos

Están distribuidas de la siguiente forma:
Área somestésica:

Recibe, a través del tálamo, los impulsos que rigen la sensibilidad corporal general procedentes de la piel, los tejidos, músculos, articulaciones y tendones del lado opuesto del cuerpo.

Se halla en la circunvolución central posterior, detrás de la Cisura de rolando y frente a la representación motora.
Funciones del Área Somestésica:

* Apreciación de las diferencias de peso.

* Discriminación espacial.

* Localización táctil.

* Apreciación de tamaño y forma.

* Semejanzas o diferencias de temperatura.

* Todos los aspectos de la sensación que requieren comparación y juicio.

Área visual:

Esta situada en el lóbulo occipital. En ella se aprecian zonas específicas para la visión de la mácula o central; para la periferia de la retina y para las mitades superior e inferior de la retina.

Área auditiva:

Se halla situada en los lóbulos temporales, por debajo de la cisura lateral o de silvio.

Parece ser que cada oído tiene representación bilateral en la corteza por lo que al extirpar un lóbulo temporal no se sufre mayor disminución de la audición.

Área olfativa:

Se sitúa en loa circunvolución del hipocampo, próxima a la auditiva. Las investigaciones han revelado poco sobre esta área.

Área gustativa:

Los pocos datos que hay sobre ella indican que se halla en el extremo inferior de la circunvolución central posterior.

Areas de asociación

Son áreas que no reciben directamente impulsos sensitivos sino que correlacionan los impulsos recibidos de oros centros.

En los últimos años cada vez se utiliza menos esta expresión porque se conocen mejor las conexiones tálamo-corticales y las funciones de las distintas áreas.

Funciones de la Corteza:

* Retroalimentación: toda área que recibe fibras de otro entro, envía fibras en sentido contrario. Por ejemplo, hay vías córtico-talámicas y tálamo-corticales.

* Recorticalización: Una señal puede pasar varias veces por un analizador cortical para ser depurada.

* Facilitación cuando se aplican estímulos consecutivos; e inhibición por fatiga.

* Toda sensación consciente es fruto de extensa actividad cortical, en la que participan distintas áreas de las fibras de asociación. El funcionamiento cerebral es global e integrado.

* Los lóbulos frontales participan en la conducta, la personalidad, la memoria, la experiencia afectiva y la conciencia del yo. La sección de los mismos mediante la lobotomía produce depresión, falta de impulso para la acción, pérdida de la capacidad de adaptación a situaciones inesperadas.

* A través de la corteza se establecen reflejos condicionados, si bien no es necesaria para todas las respuestas condicionadas.

* Las áreas corticales relacionadas con el lenguaje (área de Broca), se encuentran en un solo hemisferio: el izquierdo en las personas diestras y el derecho en las zurdas. En caso de lesión de este hemisferio puede cumplir su misión el otro.

* La memoria depende de la corteza, áreas de asociación, aunque intervienen en ella conexiones del tronco cerebral.

* La corteza actúa: retardando la reacción al estímulo; eligiendo la respuesta; contribuyendo a integrar la acción. Para ello: analiza, sintetiza, correlaciona, integra, modifica.

14. Conclusión

De acuerdo a la investigación realizada, cabe destacar que la actividad de los centros cerebrales no es de exclusividad, es decir, cada centro cumple con una función predominante, pero interviene también en otras.

Si bien, las células nerviosas dañadas no se recuperan, sí pueden recuperarse algunas funciones, debido a que la concurrencia de diversos centros para una misma función lo hace posible cuando las alteraciones son limitadas.

La diferencia existente entre hombre y animal, se basa en el poder que tiene el hombre para abstraer, inventar símbolos y tener un lenguaje articulado.

Las máquinas cibernéticas pueden aprender, recordar, calcular. Son inferiores con relación al hombre, pues sólo hacen esas operaciones ante un solo problema, ellas no pueden programarse a sí mismas, mientras que el hombre conserva sus recuerdos y es capaz de programar dichas máquinas.
15. Bibliografía

Gerardo Relloso S., S.M.S. PSICOLOGÍA Ciclo Diversificado (Ciencias y Humanidades). Ediciones Cobo. Edición 1988. Caracas – Venezuela.

ENCICLOPEDIA AUTODIDACTICA. ANATOMÍA. LEXUS, Edición 2001

Potenciales Eléctricos de Membrana Celular
Indice

1. Introducción

2. Desarrollo
1. Introducción.
En las membranas de casi todas las células del organismo hay potenciales eléctricos. Algunas células como las nerviosas y musculares son excitables, es difícil capaces de generar impulsos electroquímicos rápidamente cambiantes en sus membranas. Casi en todos lo casos estos impulsos se pueden utilizar para transmitir señales a lo largo de las membranas nerviosas o musculares.

La finalidad de este trabajo es dar explicaciones a los potenciales de membrana generados tanto en reposo como durante la acción por las células nerviosas y musculares.
2. Desarrollo
Antes de estudiar el potencial de reposo y de acción, se debe tener conocimiento de ciertas definiciones tales como:
* Ion: partícula con carga eléctrica.

* Canal Iónico: es una proteína de membrana a veces específica que transporta iones y otras moléculas pequeñas a través de la membrana por difusión pasiva o facilitada, es decir, sin uso de energía.

* Polaridad: es la capacidad de un cuerpo de tener dos polos con características distintas.

* Impulso Nervioso: es el transporte de información a través de los nervios, y por medio de sustancias como el Sodio y el Potasio y su interacción con la membrana.

* Potencial de Reposo: es el estado en donde no se transmiten impulsos por las neuronas.

* Potencial de Acción: es la transmisión de impulso a través de la neurona cambiando las concentraciones intracelulares y extracelulares de ciertos iones.

* Potencial de Membrana: es el voltaje que le dan a la membrana las concentraciones de los iones en ambos lados de ella.
Como se ha dicho, el potencial de reposo es el estado en donde no se transmiten impulsos por las neuronas y este potencial está dado por la permeabilidad de los canales iónicos. El sitio de transmisión del impulso nervioso en las neuronas es el axón.

Los canales iónicos para el potencial de acción son específicos y sensibles al voltaje, es decir, este los puede activar o desactivar.
Las concentraciones de los iones sodio (Na) y potasio (K) deben ser de:

Entonces, el sodio debe ser mayormente extracelular y el potasio debe ser mayormente intracelular, en condiciones normales y durante el periodo de reposo. Como ambos iones tienen carga positiva, le dan una carga al ambiente donde se encuentran; pero en realidad, el espacio extracelular tiene carga positiva, debido a la positividad del Na, pero el espacio intracelular, tiene carga negativa debido a que hay mayor Na extracelular que K intracelular aunque este también sea positivo. Es decir, hay mas positividad afuera de la célula; además, las proteínas intracelulares tienen carga negativa, lo cual hace que intracelularmente haya una positividad menor que extracelularmente, a tal grado que el espacio intracelular se considere negativo.

Estas cargas intra y extracelulares le dan a la membrana una polaridad, positiva en su cara extracelular y negativa en su cara intracelular, además le dan carga llamada potencial de membrana, y es de –90 mili Volts, es estado de reposo.

Para que se lleve a cabo el potencial de acción se debe excitar eléctricamente a la neurona, entonces los canales de sodio se hacen miles de veces mas permeables de lo normal, y la difusión de este al interior de la membrana, es muy grande. Esta entrada de cargas positivas le quita la polaridad a la membrana ya que ambos lados de ella son positivos, esta fase se llama despolarización. Esta despolarización lleva al potencial de membrana a +40 mV en menos de un milisegundo. Esta carga de membrana hace que se cierren los canales de Na, y se permeabilicen los de K, haciendo que este difunda al exterior de la célula y creando un potencial de membrana de cerca de – 100 mV que luego se reestabiliza a – 90 mV. Ahora, los iones están intercambiados, es decir, el Na mayormente adentro, y el K mayormente afuera. El mecanismo que se encarga de devolver estos iones a sus sitios originales es la ATPasa, vulgarmente llamada bomba de sodio y potasio. Esta proteína de membrana requiere ATP para intercambiar los iones, por cada dos iones K que entran, salen tres Na. Esto le devuelve su estado mayormente positivo al espacio extracelular.

Durante un impulso y otro hay un periodo refractario, en el cual no puede haber otro impulso nervioso. La duración de ese periodo es de 1/2500 segundos, es decir, en un segundo pueden haber 2500 impulsos nerviosos o potenciales de acción.

Cuando los iones Na fluyen al interior de la célula, desencadenan el mismo ciclo en el sitio celular adyacente y así se transmite el impulso a lo largo de todo el axón.
Hay cuatro puntos muy importantes que deben tenerse en mente:
1. El potencial de acción no disminuye a los largo de la fibra nerviosa.

2. el potencial de acción es un fenómeno todo o nada, es decir, si no se llega al umbral, no ocurre el P. De A.

3. una vez pasado por una parte de axón, el potencial de acción no puede reactivarse por un periodo refractario.

4. el aumento del estímulo no aumenta el potencial, pero si aumenta la frecuencia de los impulsos.
La vaina de mielina que se enrolla en forma de espiral alrededor de la célula de Schwann y esta a su vez rodea a la fibra nerviosa. Su función es aumentar la velocidad del impulso nervioso a través de la fibra. La vaina de mielina no tiene una continuidad uniforme, está segmentada a los largo de la fibra; los espacios entre esos segmentos, se llaman nodo de Ranvier.

En las fibras pequeñas amielínicas, el potencial de acción tiene una velocidad de 0.25 m/s. En las grandes fibras mielínicas se transmiten a velocidad de 100 m/s.

rganos de los sentidos
Indice

1. Introducción

2. Sentido de la vista

3. Sentido del tacto

4. Sentido del olfato

5. Sentido del gusto

6. Sentido del oído

7. Conclusión

8. Bibliografía
1. Introducción
Se entiende por "sentidos" las funciones mediante las cuales el hombre recibe las impresiones de los objetos exteriores por intermedio de los órganos de relación.

Para recibir estímulos externos, el sistema nervioso cuenta con receptores sensoriales denominados exteroceptores.

Las sensaciones que producen se denominan exteroceptivas.

Se entiende por sensación, a la imagen o representación cociente de estimulo.

Los receptores están localizados en los órganos de los sentidos: en la piel para la sensibilidad táctil y termolgesia, en la boca para el gusto, en las fosas nasales, en las fosas nasales para el olfato, en los ojos para la visión y en los oídos para la audición.

El impulso nervioso producido por un estimulo, es conducido al cerebro por el sistema nervioso parasimpático, que es el encargado de establecer la relación del individuo con el medio donde es elaborado en los centros y transformado en sensación táctil, térmica, dolorosa, gustativa, olfativa, visual y auditiva.
Las funciones sensoriales se realizan en tres etapas:
* Recepción

* Transmisión

* Percepción
Los estímulos necesitan una determinada intensidad para ser captados por los receptores, esta intensidad mínima se llama umbral de excitación. Además para que actúen con eficacia deben ser específicos por ejemplo: el ojo es estimulado por la luz y el oído por el sonido.

De acuerdo con la naturaleza del estimulo, los receptores pueden ser químicos (quimioreceptores), mecánicos (mecareceptores) o luminosos (fotoreceptores).

Los quimioreceptores son los que captan estímulos como las sustancias alimenticias y los olores. Los mecareceptores son los que captan estímulos mecánicos como roces, presión, dolor temperatura y sonido. Los fotoreceptores son sensibles a la luz y se localiza a los ojos.
1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

Bibliografía Introducción iconBibliografía Introducción

Bibliografía Introducción iconBibliografía. Introducción

Bibliografía Introducción iconBibliografía introduccióN

Bibliografía Introducción iconBibliografía introduccion

Bibliografía Introducción iconBibliografía 09 introduccion

Bibliografía Introducción icon8. Bibliografía Introducción

Bibliografía Introducción iconBibliografía Introducción

Bibliografía Introducción iconBibliografía introduccióN

Bibliografía Introducción iconBibliografía introduccióN

Bibliografía Introducción iconBibliografía. IntroduccióN


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com