Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN




descargar 0.55 Mb.
títuloEste libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN
página4/30
fecha de publicación23.08.2016
tamaño0.55 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Biología > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   30

La Reencarnación Según el Evangelio



Muchos pensadores cristianos combaten las ideas sobre la reencarnación mientras que ellas en nada vienen a empañar el mensaje cristalino de Jesús que emerge de las páginas del Evangelio.

Jesús no habló abiertamente sobre la reencarnación, pero dejó claro que ese concepto era familiar entre sus discípulos, como está en Mt 16, 13-14, cuando Jesús los interrogó sobre su propia identidad, diciendo: «¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre? Y ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; y otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas».

Naturalmente, con excepción de Juan el Bautista, esa identificación no podría referirse a personas de la época sino a personas que participaron, en el pasado, de la vida religiosa del pueblo hebreo, y una de las mismas podría haber regresado en la persona de Jesús.

Del mismo modo, idéntica pregunta fue formulada por sacerdotes y levitas a Juan el Bautista cuando le preguntaron: «¿Eres tú Elías?» (Juan 1, 21), evidenciado que Elías podría haber regresado en la persona de Juan el Bautista, como está escrito que él habría de regresar.

En el pasaje sobre el ciego de nacimiento, los discípulos preguntaron a Jesús: «Rabí, ¿quién pecó, este o sus padres, para que naciese ciego?» (Juan 9, 1-2).

Los discípulos tenían discernimiento para apreciar que el origen de su mal no sería del cuerpo físico, sino que podría estar relacionado a faltas de sus padres o de ellos mismos, naturalmente en vidas pasadas.

Jesús no contestó las causas posibles, y respondió: «Ni él pecó ni sus padres; si no que fue así para que se manifestare en él las obras de Dios». (Juan 9,3).

Los libros sagrados del Cristianismo traen otras referencias claras sobre la reencarnación.

En Malaquías 4, 5 está escrito: «He aquí, yo os envío a Elías el profeta, antes que venga el día de Jehová grande y terrible».

Ese mensaje tiene continuación en el Evangelio de San Mateo, cuando Jesús prevenía a los discípulos sobre la Pasión, y Él les preguntaba diciendo: «¿Por qué dicen entonces los escribas que es menester que Elías venga primero? Y Jesús respondiendo les dice: En verdad Elías vendrá primero, y restaurará todas las cosas; pero os digo que ya Elías vino, y no le conocieron; antes hicieron en él todo lo que quisieron: así también el Hijo del hombre, padecerá de ellos. Los discípulos entonces entendieron, que les habló de Juan el Bautista. (Mateo 17, 10-13). Esa enseñanza no da lugar a dudas de que Elías, anunciado en Malaquías 4,5, era la propia entidad que encarnó como Juan el Bautista, el que vino antes, el precursor del Cristianismo y que fue decapitado por mandato del Rey Herodes, tetrarca de Galilea, tal como está en el Evangelio de San Mateo 14, 10-11.

Jesús habló sobre la reencarnación de Juan el Bautista en otra oportunidad, cuando enaltecía sus cualidades, diciendo «Porque todos los profetas y la ley hasta Juan profetizaron» (Mt 11,13) y completando la afirmación, dice: «Y, si queréis dar crédito, es este el Elías que había de venir. Quien tenga oídos para oír que oiga» (Mt 11, 14-15).

Jesús conoce el corazón de los hombres, y sabe que muchas veces ellos se comportan como ciegos o sordos, delante de las verdades que todavía no llegan a comprender.

En el diálogo con Nicodemo, hay una referencia que sugiere reencarnación. Ese diálogo puede ser dividido en dos partes. En la primera, Jesús dice: «En verdad, en verdad te digo que aquel que no naciere de nuevo, no podrá ver el reino de Dios»; (Juan 3,3). Y, enseguida completó diciendo:

«En verdad, en verdad te digo que aquel que no naciera de agua y de Espíritu, no podrá entrar en el reino de Dios». (Juan 3,5).

Esos dos conceptos «nacer de nuevo» y «nacer de agua y de Espíritu», no tienen significado reencarnacionista. Pueden significar la realización de la reforma íntima en razón de un despertar interior, o de alcanzar una percepción íntima con relación a la Luz espiritual.

Así, Saulo de Tarso nació de nuevo, hizo su reforma íntima al encontrarse con Jesús en el camino de Damasco y, completamente renovado, dice más tarde: «Ya no soy yo quien vive, sino Cristo es quien vive en mí». (Gal 2, 20).

Fenómeno idéntico ocurrió con María Magdalena, que realizó su encuentro con el Divino Maestro y se liberó de los siete obsesores que la atormentaban. Hizo su reforma íntima y transformó completamente su vida, convirtiéndose una de las más bellas almas femeninas de la Espiritualidad.

Jesús es el Señor del agua y del Espíritu y puede promover la reforma íntima de los que tengan merecimiento.

Nacer del agua tiene un significado oculto y puede ser entendido por lo que Jesús dice a la mujer samaritana, sobre el agua viva: «Mas el que bebiere del agua que yo le daré, para siempre no tendrá sed: mas el agua que yo le daré, será en él una fuente de agua que salte para vida eterna».

(Juan 4, 14).

En la segunda parte del diálogo con Nicodemo, Jesús dice: «Lo que es nacido de la carne es carne y lo que es nacido de Espíritu es espíritu»: (Juan 3,6). Este mensaje puede ser interpretado como reencarnacionista.

El nacimiento del cuerpo, simbolizado por la carne, es un fenómeno biológico, semejante al que se realiza entre los seres del reino animal, según las leyes biológicas; y el nacimiento de espíritu o alma es un fenómeno propio de los seres humanos y se realiza según las leyes espirituales, a través de la reencarnación.

Y, podemos completar esa afirmación con las palabras del sabio Rabí de Galilea: «¡Quién tenga oídos para oír, que oiga!». (Lc 8,8)
Capítulo III

EL VALOR DEL PENSAMIENTO RECTO
El pensamiento es una forma de energía de emisión continua, que fluye del alma, a través del cerebro. Es elaborado sin esfuerzo, como expresión natural del alma, y se propaga a través del fluido cósmico universal, pudiendo alcanzar distancias considerables en pocos segundos, diferente de lo que ocurre con el sonido que se propaga a través del aire, a una velocidad de 340 m/s, alcanzando una distancia limitada.

André Luiz destaca la atribución del alma, en el organismo humano, como responsable del.pensamiento, afirmando en el libro Mecanismos de la Mediumnidad: «Es pensamiento continuo, flujo energético incesante, revestido de poder curativo inimaginable».

Como expresión del alma, el pensamiento tiene un alto significado en la vida de cada uno.

Si el ser humano pudiese evaluar el alcance de los pensamientos bien orientados, dejaría los círculos ilusorios y poco significativos de ciertos ambientes que lo rodean, y bucearía en las aguas límpidas y puras de los pensamientos rectos, y encontraría condiciones para proyectarse, progresivamente, a planos más elevados de conocimientos, de evolución, de salud, de alegría y de bienestar, visto que esa modalidad de pensamiento constituye un requisito fundamental para que la persona pueda alcanzar el equilibrio y la harmonía de la mente y del cuerpo.

Los pensamientos rectos o positivos de amor, de buen ánimo, de coraje, de aprobación, de fe, son edificantes y promueven la salud, el bienestar, el progreso, la riqueza, la alegría, en fin, todos los bienes de la vida. Los pensamientos impregnados de emociones neutras, son indiferentes. Los impregnados de emociones negativas, como los de rabia, de odio, de envidia, de celos, de miedo, de maledicencia, de vanidad, de mentira, de calumnia, de agresividad, son mensajeros del mal, del dolor, del sufrimiento, del fracaso, en fin, perjudiciales a la vida.

El pensamiento recto es el pensamiento positivo, que se identifica con la energía creadora del Universo. Todo lo que fue hecho por el pensamiento de Dios es recto, siendo contrario al pensamiento negativo que es falso y no se identifica con la obra de la Creación. Del mismo modo, todo lo que fue hecho en el Universo, por el hombre, fue elaborado por su pensamiento recto, que expresa la continuidad del pensamiento del Creador.

El pensamiento recto se identifica con la luz, y el pensamiento negativo se confunde con las tinieblas. En ese concepto, las personas que tienen pensamientos positivos viven en la luz, y las que se complacen en los pensamientos negativos viven sumergidas en tinieblas.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   30

similar:

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconEste libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión,...

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconEste libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión,...

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconEste libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión,...

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconEste libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión,...

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconLa rueda de la vida elizabeth kübler-ross este libro fue pasado a...

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconEste libro fue pasado a formato digital para facilitar la difusión,...

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconEste libro fue pasado a formato digital para facilitar la difusión,...

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconEste libro fue pasado a formato digital para facilitar la difusión,...

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconEste libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión,...
...

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconEste libro fue pasado a formato digital para facilitar la difusión,...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com