Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN




descargar 0.55 Mb.
títuloEste libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN
página9/30
fecha de publicación23.08.2016
tamaño0.55 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Biología > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   30

Causas del Sufrimiento



El sufrimiento no es propio del mundo en que vivimos, pues la Tierra es un planeta maravilloso, bello, dadivoso y saludable, posibilitando la vida plena a los seres de los reinos vegetal, animal y humano, en diferentes regiones.

No provienen, igualmente, de la voluntad de Dios que sus hijos estén sometidos a sufrimientos físicos y morales, en situaciones tan diferentes.

No es resultado, tampoco, de la fragilidad humana, pues el ser humano es fuerte y dotado de recursos extraordinarios, pudiendo sobrevivir en diferentes regiones, en condiciones ambientales adversas, aunque los niños de tierna edad sean frágiles, y necesiten de la protección de los adultos para que puedan sobrevivir.

Naturalmente, el sufrimiento no viene por casualidad. Aunque sus causas no siempre puedan ser conocidas, se sabe que es un efecto y todo efecto tiene una causa. Salvo las fatalidades, que no pueden ser controladas, las posibles causas de los sufrimientos deben ser procuradas en la conducta del propio ser humano, donde se encuentran las razones del mal, la culpa de cada uno por sus propias tribulaciones.

Por inmadurez espiritual, por ignorancia u otro motivo, el ser humano comete tres tipos de agresiones: sobre sí mismos, sobre sus semejantes y sobre el medio que le rodea.

Las faltas cometidas hacia sí mismo están relacionadas al mal uso del pensamiento, cuando impregnado de emociones negativas, como las del odio, rabia, envidia, celos, calumnia, maldad, maledicencia; otras, debidas a los vicios, como del tabaco, de las bebidas alcohólicas y de las drogas; a los disturbios de la sexualidad; y los resultantes de descontroles alimentarios; u otras formas de autoagresión, como la pereza, la ociosidad o el exceso de actividades.

Con relación a los semejantes, el ser humano puede cometer faltas por acción o por omisión. Hablando sobre ese tema, el padre Vieira decía en sus Sermones que muchos serán juzgados por las malas acciones que cometieron, pero todos nosotros seremos castigados por la omisión de no practicar el bien, cuando tuvimos la oportunidad de hacerlo.

En relación con el ambiente en que vive, el ser humano comete innumerables agravios al mismo. Son notorias las poluciones del aire, de las aguas y del ambiente, la devastación de los árboles, así como la polución por la energía nuclear, altamente perjudicial a los seres vivos.

Deben ser consideradas, todavía, las malformaciones hereditarias y congénitas, explicables por las leyes biológicas, igualmente dañinas a los seres humanos.

No solamente las causas referidas, sino también las malformaciones kármicas están relacionadas entre las causas del sufrimiento humano. Las acciones humanas son reguladas por la ley de la reciprocidad o de causa y efecto, según el cual toda causa genera un efecto equivalente, igual y en sentido contrario, abrazando el propio destino del hombre. Si la persona practicó el mal y el retorno no ocurre en la misma existencia, podrá acontecer en una existencia futura, bajo la forma de males kármicos, igualmente causantes de sufrimientos del cuerpo y del alma.

Más allá de esas modalidades de acciones causantes de disturbios, el ser humano está, todavía, sujeto a la influencia de entidades espirituales, y de las acciones mentales de otros seres humanos, influyéndole varias modalidades de sufrimientos anímicos y orgánicos.

Sabiéndose que el pensamiento es una forma de energía que puede ser utilizada tanto para el bien, como para el mal, se comprende que las acciones mentales deben ser realizadas con mucha vigilancia, para que sean conducidas hacia fines edificantes, generando la salud, la paz y la alegría.

Comportamiento Delante del Sufrimiento



Hay ciertas formas de sufrimiento que pueden surgir sin causa aparente, en personas correctas, que miran por su propia salud, por sus compromisos familiares y sociales, así como con los preceptos de la religión de su preferencia y que, al ser atacadas por enfermedades más o menos graves, o por problemas aparentemente difíciles, manifiestan reacciones agresivas, de indignación, de rabia, alegando que están siendo injustificadas, mientras que otras personas, en peores situaciones, disfrutan las alegrías de la vida.

Reconocemos que somos casi siempre responsables de nuestro propio destino, y debemos aceptar con resignación todo lo que puede sacudir nuestra alma, como el dolor, la desgracia, las pérdidas económicas y las decepciones con los semejantes, como enseñanzas útiles, constituyendo motivo para meditación y para procurar mantener buen ánimo y tener condiciones para descubrir nuevos horizontes, que estén en harmonía con las leyes espirituales, apelando para la oración que nos aproxima a Dios, nuestro Padre, y a Jesús nuestro Maestro y Salvador.

1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   30

similar:

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconEste libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión,...

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconEste libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión,...

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconEste libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión,...

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconEste libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión,...

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconLa rueda de la vida elizabeth kübler-ross este libro fue pasado a...

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconEste libro fue pasado a formato digital para facilitar la difusión,...

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconEste libro fue pasado a formato digital para facilitar la difusión,...

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconEste libro fue pasado a formato digital para facilitar la difusión,...

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconEste libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión,...
...

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HernáN iconEste libro fue pasado a formato digital para facilitar la difusión,...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com