Uso del agua de bebida como vía de administración de tratamientos antibióticos




descargar 60.71 Kb.
títuloUso del agua de bebida como vía de administración de tratamientos antibióticos
fecha de publicación24.11.2015
tamaño60.71 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Biología > Documentos



DOSSIER TÉCNICO





Uso del agua de bebida como vía de administración de tratamientos antibióticos.
Cada día tenemos todos más asumido que la medicación más flexible, rentable y segura cuando queremos tratar colectividades es la que utiliza el agua de bebida como vía de administración. Los motivos son muy claros:
Fácil manejo: no requiere manipular el medicamento más que en una sola ocasión.

Flexibilidad: permite medicar períodos cortos, pulsos, dosis variables.

Seguridad i fiabilidad: controlamos el tiempo de medicación con mucha precisión (máximo control del período de supresión).

Rapidez: ante un brote de infección podemos alcanzar nuestro objetivo en muy poco tiempo (un animal enfermo deja antes y en mayor cantidad de comer que de beber).

Sin estrés: el animal no percibe cambios (siempre que la palatabilidad no se altere). No cambia sus hábitos ni sufre ningún trauma (pinchazo).
En definitiva, es la vía más rentable y segura para los tratamientos colectivos en todas las especies ganaderas.
Si alguna desventaja presenta esta vía, las podemos resumir en:


  • requerimientos (control consumos de agua, caudal de la bomba dosificadora, solución medicada previa).

  • influenciable (factores químico-físicos del agua, excipientes azúcares).

  • requiere limpieza periódica (para evitar formación de biofilm en conducciones).

  • discontinuo (no para largos tratamientos).



En contraposición, la utilización del pienso como vía de tratamiento conlleva mayores inconvenientes como son:



  • Riesgo (residuos en silos).

  • Poco control de la dosificación (cantidad real consumida por animal).

  • Lento: no podemos atajar un brote agudo con rapidez.

  • Influenciable (materias primas, procesado, peso animal, apetito, enfermedad).

  • Inestable: ciertos antibióticos y vitaminas pierden actividad con el paso del tiempo y con las temperaturas de granulación.


Las únicas ventajas que conlleva el uso del pienso como vía de medicación se resumen en:


  • Manejo mínimo: no precisamos unas instalaciones ni una mano de obra especiales.

  • Permite medicar en continuo: ideal para profilaxis de larga duración

  • Relativo bajo coste.


Factores influyentes sobre el consumo de agua

El consumo de agua de los animales no depende sólo de su estado de salud y de la dieta que ingieren, sino que existen varios factores tanto o más influyentes, como son:



  1. La calidad del agua (gérmenes, sales, pH, dureza, cloración).

  2. La luz solar (hora del día, temperatura).

  3. La edad de los animales (fase del ciclo productivo).


1. La calidad del agua
Cuando hablamos de la calidad del agua debemos conocer, antes de nada, los parámetros objetivos que se establecen para aceptar un agua como "potable". No se trata sólo de recontar el número de gérmenes presentes, si no que además se deben medir los niveles de iones que contiene el agua, así como de describir los aspectos organolépticos siguiendo una escala patrón.

Características del agua potable

Parámetros Niveles aceptados


Gérmenes totales/ml < 100 UFC

Coliformes totales/100 ml < 5 UFC

E. coli/ 100 ml < 5 UFC

Streptococos fecales/100 ml < 5 UFC

Clostridium/ 100 ml < 10 UFC

Salmonella Ausencia

pH 6,5 - 8,5

Dureza (Ca++ y Mg++) 15 -30 º F


Materia orgánica < 5 mg/lt

Nitratos < 50 mg/lt

Amonio < 0,5 mg/lt

Cloruros < 200 mg/lt

Hierro < 0,2 mg/lt

Color

Olor Aceptables para el consumo

Sabor y ausencia de cambios anormales

Turbidez




Por lo que respecta a la presencia de gérmenes, tanto coliformes como totales, la situación depende en su totalidad de la fuente u origen del agua que utilicemos y del sistema de filtraje y depuración. Así, un agua procedente de capas freáticas aportará unos niveles de gérmenes muy elevados si nos encontramos en zonas de elevada densidad ganadera (filtraciones de purines), mientras que si disponemos de acceso a la red pública, los niveles de coliformes y estreptococos fecales estarán siempre bajo mínimos.

El riesgo de contaminación de las capas freáticas depende, además, de la permeabilidad de los acuíferos a las citadas contaminaciones del suelo. Concretamente las zonas con mejor calidad de agua (cuencas del norte de España) son las que menor riesgo presentan a esta contaminación.



Respecto a la dureza del agua, la situación actual en nuestro país está claramente marcada por la predominancia de aguas duras o muy duras en casi todas las cuencas. La presencia de grandes cantidades de iones de calcio y magnesio es un hecho más que habitual en las aguas que llegan a las granjas y, por lo tanto, en el agua que queremos utilizar para medicar nuestros animales

Sólo las cuencas del norte de España gozan de un agua con una buena calidad según los parámetros estandarizados (Índice de Calidad ICG)



1.2. La presencia de cloro activo

Los niveles normales de cloro en el agua están entre 0,5 y 1 mg de cloro / litro de agua. Los valores mínimo y máximo aceptados están entre 0,20 y 2 ppm de cloro.
El proceso de cloración de las aguas debe ser suficiente para permitir dos efectos :


  • Presencia de cloro residual libre ( lo que da la capacidad real de desinfección)

  • La eliminación del nitrógeno de las aguas.


Debido al elevado poder oxidante del cloro y sus compuestos, al clorar el agua se produce la oxidación de todas las sustancias fácilmente oxidables (o reductoras) que ésta contiene, a la vez que se transforma el cloro en ión cloruro. En definitiva, no existe cloro residual libre mientras se mantengan activas estas reacciones y, por lo tanto, no hay capacidad desinfectante.
Cuando todas las sustancias fácilmente oxidables han reaccionado empieza la reacción de oxidación (destrucción) de las proteínas celulares o de los sistemas enzimáticos de los microorganismos presentes en el agua, provocando de esta forma la desinfección de la misma.
La dosis de cloro necesaria para que todas las sustancias que contengan nitrógeno fácilmente oxidables se oxiden se denomina Cloración al breakpoint. La adición de hipoclorito más allá del breakpoint da como resultado un aumento directamente proporcional del cloro libre disponible.
A la cantidad de cloro que debe añadirse para alcanzar un nivel deseado de cloro residual se llama Demanda de cloro.
También la presencia de materias orgánicas en el agua influye mucho en la demanda de cloro (se trata de mayor cantidad de sustancias oxidables). Partiendo de la base que se considera que un residuo de 0,2 - 0,4 ppm de cloro ofrece un amplio margen de seguridad. Para alcanzar estas concentraciones de cloro en aguas relativamente puras es suficiente con añadir 0,5 ppm de cloro en agua. Para la desinfección de aguas potencialmente contaminadas (=elevada presencia de materia orgánica) se recomienda la adición de hasta 2 ppm de cloro.


Desinfectantes en base a cloro



Hipoclorito sódico (lejía): NaClO



Se ha de tener en cuenta que el hipoclorito sódico puede presentarse en dos formas: anhidro, que contiene un 95 % de cloro disponible, y pentahidratado, que contiene un 43 % de cloro disponible.
La hidrólisis del hipoclorito sódico depende del pH del medio. A pH < 7,5 la hidrólisis será elevada, transformándose el hipoclorito en ácido hipocloroso según la siguiente reacción:

CLO¯+ H20 = HOCL + OH¯



El ácido hipocloroso es un ácido débil. A pH 7,5 la concentración de ácido hipocloroso e hipoclorito será del 50 % para cada especie. A valores de pH mayores de 7,5 predominará la forma ionizada (hipoclorito), y a pH menores de 7,5 predomina el ácido sin ionizar.
El agua con hipoclorito sódico tiene un pH ligeramente básico que aumentará al incrementarse la cantidad de hipoclorito que se le añada para la desinfección. Por ello es un desinfectante eficaz en caso de aguas con pH bajos (ácidas).
La eficacia desinfectante del hipoclorito sódico es buena pero sólo en sistemas de conducción de aguas blandas. En presencia de gran cantidad de materia orgánica o en el caso de aguas duras pierde gran parte de su actividad.
En resumen, el hipoclorito sódico, a pesar de ser un desinfectante rápido y de bajo coste, presenta grandes desventajas que desaconsejan su uso en la mayoría de los casos:


  • Ineficaz en aguas duras y/o alcalinas.

  • Favorece la incrustación de cal en las conducciones.

  • Es corrosivo.

  • Es tóxico a elevadas dosis.

  • Es volátil (emanación de gases).

  • Tiene un espectro de acción limitado.

  • Da olor y sabor al agua (posible rechazo por los animales).

Otros desinfectantes clorados:





  1. Cloro gas (Cl2): bajo coste pero muy tóxico y difícil de manejar (precisa una torre de absorción).

  2. Dióxido de cloro (ClO2): coste muy elevado y requiere instalaciones específicas (equipo de generación, manejo de sustancias químicas). Habitual en plantas de tratamiento de aguas para consumo humano.

  3. Cloraminas: Poca actividad desinfectante y nula virucida.


La forma de administración del cloro al agua es quizá tanto o más problemática que el tipo de desinfectante utilizado. El uso extendido de pastillas de cloro directamente en el tanque o depósito de agua no garantiza de ninguna manera la desinfección total del agua. De hecho, gran parte de los depósitos “teóricamente” tratados con pastillas de cloro presentan enormes deficiencias, tanto en el grado de desinfección como en la homogeneidad de dicha cloración.
En caso de que existiera, un subministrador automático de cloro en pastillas que asegurara un contacto continuo y homogéneo del cloro con el agua a tratar sería un modelo ideal. Este dosificador debería cumplir además con una condición indispensable para su uso en las explotaciones ganaderas: debería ser un sistema de fácil manejo y mínimo mantenimiento.
Los dosificadores de cloro (o cloradores) existentes hasta la fecha no suelen ser suficientemente precisos ni fáciles de manipular como para garantizar una cómoda y correcta adición de cloro a las conducciones

ALTERNATIVAS a la cloración



Ozono:

A pesar de tener una gran actividad desinfectante, tanto bactericida como virucida, el elevado coste que conlleva su aplicación (instalaciones, manejo, personal especializado) lo hacen casi inviable en explotaciones ganaderas.

Radiación ultravioleta:



Su utilización en tratamiento de aguas potables no está extendido, por el contrario sí se utiliza en tratamiento de aguas residuales. La inversión inicial es muy elevada así como el coste energético de funcionamiento, lo que hacen que este sistema sea poco rentable para el sector ganadero.


Peróxido de hidrógeno:

A pesar de que su coste suele ser más elevado que las sustancias clorantes, presenta grandes ventajas que le hacen uno de los desinfectantes ideales de aguas para ganadería:


  1. Es rápido.

  2. No es corrosivo.

  3. No es tóxico (100% biodegradable).

  4. Tiene un amplio espectro de acción, bactericida y virucida.

  5. No se inactiva con la presencia de materia orgánica.

  6. No da sabor ni olor al agua.

  7. Ayuda a la eliminación del biofilm de las conducciones.


3. La luz solar:

La influencia de la luz solar sobre el consumo de agua ha sido uno de los factores más estudiado en el manejo de las producciones intensivas, tanto en avicultura como en porcino. Los resultados de dichos estudios arrojan alguna conclusión de enorme interés a la hora de establecer pautas de tratamiento en el agua. Parece evidenciarse un patrón de consumo, tanto de agua como de alimento, claramente afectado por las horas de luz. Así, conocemos que en porcino las horas de máximo consumo de agua coinciden con las de mayor cantidad de luz solar (al inicio de la toma de alimento y al finalizar ésta). En avicultura, el control de las horas de luz mediante luz artificial ha permitido modular los consumos según los intereses productivos y de manejo.
Es de vital importancia conocer con la mayor precisión posible el patrón de consumo de agua de los animales a tratar, ya que ello nos facilitará conocer con exactitud el momento más idóneo para realizar la medicación del agua sin el riesgo de perder actividad antiinfecciosa (sustancias poco estables en disolución).



La temperatura ambiental es otro factor fundamental que afecta al consumo de agua, aunque todavía lo es más la temperatura propia del agua de bebida. Así, podemos observar como un agua cercana a los 20 ºC es la más aceptada (mayor consumo) por parte de cerdas en gestación.





Tª del agua

kg de pienso

Agua ingerida/día

G.M.D.

I.C.

lt/Kg p.v.

lt/Kg pienso

Tª ambiente fría (22 º C)

11 º C

2,19

0,049

1,5

685

3,2

30 º C

1,68

0,057

2,3

593

2,8

Tª ambiente caliente

(35/25 º C)

11 º C

1,75

0,156

6,0

588

3,0

30 º C

1,74

0,098

3,8

520

3,4


4. La edad y la fase productiva del animal

Otro de los factores más influyentes en el consumo de agua por parte de los animales es su edad o la fase del ciclo productivo en que se encuentran. Las diferencias de consumo entre un animal joven (lactante o destetado) son enormes respecto a las de un reproductor adulto, y más si se trata de una hembra en plena fase de lactación. En condiciones normales (con los demás factores citados estandarizados), las necesidades de agua por ejemplo de un cerdo al final de la lactación (se acercan al medio litro, mientras que ese mismo cerdo a final del engorde (con aprox. 100 kg de peso vivo) llegan a más de 8 litros.

Requerimientos medios de agua en porcino



E
volución del consumo objetivo de agua en porcino



lt.

Recomendaciones para la medicación

del agua con DOXINYL


La doxiciclina, principio activo de DOXINYL, es un antibiótico que se oxida fácilmente (como todas las tetraciclinas), proceso que comporta un oscurecimiento del principio activo y de la solución en la que se encuentre.

Este proceso se produce al añadir cualquier tetraciclina a un agua con concentraciones elevadas de un oxidante fuerte como el cloro: el oscurecimiento del agua de bebida tras la adición de tetraciclinas se debe a la degradación de las mismas, con la consiguiente pérdida de actividad del antibiótico y deplección del cloro en el agua.

Es muy recomendable determinar la Demanda de cloro del agua de cada pozo para así saber la cantidad de hipoclorito que se debe añadir y, por lo tanto, para que el exceso de cloro no interfiera con la doxiciclina.

Los niveles de cloro son inversamente proporcionales al tiempo de contacto del agente oxidante con el agua, por lo que se puede probar de disminuir la cantidad que se añade de cloro al agua pero aumentando el tiempo de contacto antes de añadir la medicación. Por ejemplo, se puede añadir 1 ppm de cloro al agua y dejarla actuar durante 1 hora antes de añadir DOXINYL, o bien añadir 0,5 ppm de cloro pero con un tiempo de espera de 2 horas antes de la adición de DOXINYL.

Aún así, si deseamos continuar añadiendo un exceso de cloro, este puede ser neutralizado por la adición de pequeñas cantidades de ácido cítrico o tiosulfato sódico que, a la vez, van a mejorar la solubilidad de la medicación en el tanque.

(Por ejemplo, en el Servicio de Aguas de Barcelona se emplea el tiosulfato sódico como "tamponador" del exceso de cloro: para una concentración de cloro libre de 2 ppm suelen utilizar 1 ml de una solución de tiosulfato sódico al 3 % p/v por cada litro de agua).

INVESA recomienda, en caso necesario, utilizar ácidos orgánicos como el ácido cítrico con el uso de Doxinyl®, a una proporción de 1:1 (la misma cantidad de doxiciclina que de ácido cítrico). Más necesario será el uso del ácido cítrico cuanto más elevado sean los valores de dureza y contenido en materia orgánica del agua a medicar.

En el caso de medicar con Doxiciclina 500 Ganadexil se recomienda utilizar el acidificante de forma rutinaria en todo tipo de aguas excepto en la costa norte de España (ver tabla de calidad de las aguas por cuencas higrográficas).

En caso de duda consultar con el Dept. Técnico antes de recomendar cualquier pauta.


similar:

Uso del agua de bebida como vía de administración de tratamientos antibióticos iconProyecto de Norma Oficial Mexicana nom-000-ssa1-2010, Agua para uso...

Uso del agua de bebida como vía de administración de tratamientos antibióticos iconGuía de administración de medicamentos Vía Parenteral del Hospital...

Uso del agua de bebida como vía de administración de tratamientos antibióticos iconGuía de administración de medicamentos Vía Parenteral del Hospital...

Uso del agua de bebida como vía de administración de tratamientos antibióticos iconResumen : La escasez de agua en México, ha provocado el uso de aguas...

Uso del agua de bebida como vía de administración de tratamientos antibióticos iconResumen se admite que la vía dopaminérgica mesolímbica a través del...

Uso del agua de bebida como vía de administración de tratamientos antibióticos iconAdministración de líquidos por vía oral o parenteral, para prevenir...

Uso del agua de bebida como vía de administración de tratamientos antibióticos iconSolución de yodo 010 M, hcl 3 M, almidón 5%, bebida de frutas como...

Uso del agua de bebida como vía de administración de tratamientos antibióticos iconO infusión de café es la bebida que se logra por la infusión en agua...

Uso del agua de bebida como vía de administración de tratamientos antibióticos iconAgua a través de nuestras plantas de tratamiento de aguas residuales;...

Uso del agua de bebida como vía de administración de tratamientos antibióticos iconTalasoterapia deriva de thalassa "mar" en griego y therapeia que...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com