El aislamiento de genes específicos de cromosomas eucarióticos es un proceso muy difícil y lento, para el cual se conocen dos métodos principales: Método forzado (shotgun) y obtención de adn complementario (adnc) a partir del arnm del gen. Método forzado (shotgun)




descargar 159.35 Kb.
títuloEl aislamiento de genes específicos de cromosomas eucarióticos es un proceso muy difícil y lento, para el cual se conocen dos métodos principales: Método forzado (shotgun) y obtención de adn complementario (adnc) a partir del arnm del gen. Método forzado (shotgun)
página4/6
fecha de publicación04.12.2015
tamaño159.35 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Biología > Documentos
1   2   3   4   5   6

Puede ser directa o inversa según el segmento cromosómatico se repita en el mismo orden o invertido. Los segmentos repetidos pueden estar más o menos distantes dentro del cromosoma, o bien seguidos. En este último caso, la duplicación se llama en tándem. La duplicación puede producirse por una serie de roturas y reuniones. El efecto de una duplicación depende de los genes a los que afecte. Los genes duplicados producirán generalmente las mismas consecuencias en el fenotipo que si estuvieran en su posición normal, y la transmisión de las duplicaciones es mendeliana.

ECUATORIAL
Placa ecuatorial - Pllano mediano de una célula en el que los cromosomas fisurados se agrupan durante la mitosis, antes de separarse en dos grupos iguales.


ENDONUCLEASAS DE RESTRICCIÓN - El descubrimiento de estas enzimas capaces de reconocer y cortar el ADN en puntos determinados, fue la pista que orientó hacia el modo en que se podían recombinar los genes en el laboratorio. Si se quieren unir dos ADNs, cada uno de los cuales procede de una especie diferente, podemos utilizar dichas enzimas como herramientas. Cada ADN se trata con una endonucleasa de restricción que origina en este caso un corte escalonado en las dos hebras dobles de ADN. Los extremos escalonados del ADN1 y el ADN2 son complementarios, con lo cual, una condición que tienen que tener los dos ADNs que se quiere unir es que tengan un pequeño fragmento igual en sus secuencias.

Los dos DNAs así cortados se mezclan, se calientan y enfrían suavemente. Sus extremos cohesivos se aparearán dando lugar a un nuevo ADN recombinado, con uniones no covalentes. Las uniones covalentes se consiguen añadiendo ADN ligasa y una fuente energética para formar los enlaces. (Corresponde a la forma A del esquema).

Otra enzima clave para unir ADNs es la transferasa terminal, que puede adicionar muchos residuos de desoxirribonucleótidos sucesivos al extremo 3' de las hebras del ADN. De este modo pueden construirse colas de poli G (nucleótidos de guanina) en los extremos 3' de las dos hebras de ADN dúplex y colas de poli C (nucleótidos de citosina) en los extremos 3' del otro ADN. Como estas colas son complementarias, permitirán que los dos ADNs se unan por complementareidad. Posteriormente, se forman los enlaces covalentes por la ADN ligasa.

ENFERMEDADES HEREDITARIAS - Son causadas por falta, deficiencia o distorsión de proteínas que a su vez han sido provocadas por errores en la información genética contenida en la secuencia de ADN. La genética molecular nacida de la conjunción de la genética y las técnicas de biología molecular ha permitido analizar directamente los genes y proteínas que están involucradas en enfermedades hereditarias. La mayoría de las enfermedades hereditarias carecen de causa primaria conocida, es decir no se ha caracterizado el gen/la proteína deficiente que las produce, aunque a la fecha decenas de genes y proteínas han sido identificados como causa o predisposición de algunas de ellas. Ejemplos como los genes cuyas mutaciones provocan la mucoviscidosis (CFTR), la enfermedad de Huntington (HD) u otros genes que predisponen a la diabetes (INS, DQB, GCK). La comparación entre los genes normales y mutados dan una explicación del mecanismo causal en estas enfermedades.

EPISOMA - Partícula celular del citoplasma, portadora de información genética.

EPISTASIS - Carácter dominante de un gen sobre otro no alelo.


FACTOR - Agente causal hereditario que determina cierto carácter en la descendencia.

GEN o GENE - Unidad básica de material hereditario, que ocupa un locus en un cromosoma, y determina la aparición de los caracteres hereditarios en plantas y animales. Germen transmitido de un carácter o rudimento del mismo, invisible hasta que, en 1932, fue fotografiado por el biólogo norteamericano John Belling. Se han localizado en los cromosomas. Por ello transmiten los padres a los hijos sus cualidades propias a través del núcleo de las células germinativas, en las cuales previamente se ha realizado la segregación de caracteres, ya que es imposible acumular en un individuo todas las cualidades de dos. Los genes son subdivisiones funcionales del ADN.

En biología clásica se definían como una parte del cromosoma que determinaba o especificaba un carácter, por ejemplo, el color de los ojos. Hoy sabemos que un gen codifica para una proteína determinada o para un ARN determinado. Los genes que codifican para cadenas polipeptídicas o para RNAs se denominan genes estructurales, ya que determinan la estructura de algún producto final del gen, tal como una enzima o una molécula de RNA estable.

El ADN contiene además otros segmentos o secuencias, cuya función es exclusivamente reguladora: segmentos que delimitan el comienzo y el final de los genes estructurales y segmentos que participan en la puesta en marcha de la transcripción de genes estructurales. Por lo tanto, los cromosomas contienen genes estructurales y secuencias reguladores. Mediante diversos procedimientos genéricos se han podido realizar mapas que muestran la disposición secuencial de muchos genes en los cromosomas.

El sitio del cromosoma en que se localiza un gen determinado se llama locus genético y cuando un gen que ocupa un locus determinado puede existir en dos o más formas diferentes, éstas se llaman alelos. Algunos genes están repetidos muchas veces en los cromosomas. Así, por ejemplo, los genes que codifican para las histonas tienen múltiples copias, ya que los embriones tempranos deben fabrican histonas muy rápidamente durante este período de rápido crecimiento.

La mayor parte de los genes eucarióticos que han sido estudiados tienen una característica estructural distintiva, que no se da en los procariontes, y consiste en que sus secuencias de ADN contienen uno o más segmentos de ADN que no codifican para la secuencia de aminoácidos del polipéptido. Estos segmentos que no se traducen se denominan intrones, mientras que los segmentos codificadores del gen se llaman exones.

GENÉTICA - Ciencia que se ocupa del estudio de la herencia biológica, y estudia la forma en que los genes actúan y se transmiten de ascendientes a descendientes. Los seres vivos se encuentran en un continuo estado de adaptación a los cambios que se producen constantemente en su ambiente. Las múltiples combinaciones que se pueden establecer entre las cuatro bases nitrogenadas del ADN (adenina, timina, guanina, y citosina) son la causa de los cambios producidos en la composición genética de las poblaciones y de la diversidad de los seres vivos. Estos cambios dan como resultado final el proceso de evolución de las especies, y como consecuencia de ésta los descendientes pueden ser muy distintos de sus antepasados. De creciente importancia son los estudios genéticos encaminados a prevenir la aparición de defectos físicos de tipo hereditario en los descendientes antes de su nacimiento.
Historia de la genética –


La Historia de la Genética: es casi tan antigua como la Humanidad. Desde bien temprano, el hombre ha podido observar que un organismo vivo solo engendra otro semejante, y que tanto el macho como la hembra eran necesarios para producir hijos, a los que trasmitían una serie de características, tales como el color de los ojos, el color del pelo, una nariz grande, etc; además, en la organización social de la humanidad, la herencia biológica ha sido siempre un factor muy importante, determinando la posesión de tierras, de riquezas y de poder.

Los antiguos egipcios ya sabían cómo producir frutos por fecundación artificial, mediante el cruzamiento de las flores masculinas de una palmera datilera con las femeninas de otras. Desde épocas muy remotas, el hombre ha manipulado animales domésticos y plantas, mediante la reproducción selectiva, para mejorar ciertas características en beneficio de una mejor alimentación.

La observación de ciertos animales o plantas daba lugar a la fabulación de leyendas que intentaban dar una explicación sobre la existencia de ciertos individuos. Así por ejemplo, los primeros naturalistas explicaban que el camello y el leopardo se apareaban de vez en cuando, para dar lugar a un animal tan extraordinario y tan poco común como la jirafa; y de hecho, la jirafa común aún lleva el nombre científico de Giraffa camelopardalis.

Las primeras teorías sobre la herencia fueron expuestas por Hipócrates (460-377 a.C.), para el cual existían una especie de semillas repartidas por todo el cuerpo y que se transmitían a los hijos en el momento de la concepción, por lo que éstos se parecían a sus padres. Un siglo después, Aristóteles rechazó estas teorías y propuso otras que permanecieron durante mucho tiempo vigentes. Según él, el semen de los machos podía contener partículas heredadas de generaciones pasadas; en la fecundación se producía una mezcla del flujo masculino con lo que él llamó el semen femenino (flujo menstrual), y a partir de esa mezcla se formaba la carne y la sangre de los individuos. Hasta el siglo XVII no aparece la teoría de la generación espontánea, según la cual algunas formas de vida, como moscas o gusanos, pueden surgir espontáneamente en el polvo o en el cieno.

Así, los ratones se desarrollan a partir de los granos húmedos y los piojos de las plantas se condensaban a partir de una gota de rocío. Esta teoría permaneció vigente hasta que Pasteur, en 1864, demostró que los microorganismos aparecían por causa del aire contaminado y no espontáneamente, como sostenían sus opositores.

En 1672, el holandés Reiner Graaf describió los folículos producidos por los ovarios, que hoy en día llevan su nombre, pero fue en 1827 cuando Karl Ernst von Baer descubrió el huevo (óvulo) en el interior de los folículos de De Graaff. Por aquella época había dos tendencias: por una parte, los espermistas, que afirmaban que en el líquido seminal del macho visto en el microscopio existían unas criaturas diminutas denominadas humúnculos u hombrecitos, y por otra parte, los ovistas, que afirmaban que era el huevo femenino el que contenía el futuro ser humano en miniatura, y los animáculos del macho sólo servían para estimular el crecimiento del huevo.

Los posteriores estudios realizados están muy ligados a la explicación de la evolución de las especies. Así por ejemplo, Lamarck en 1809, admite la influencia del medio sobre el desarrollo de los órganos de los animales y sostiene que esos caracteres adquiridos se hacen hereditarios, como ocurre con el cuello largo de la jirafa. La evolución, según Darwin, se produce cuando la selección natural actúa sobre los caracteres que pueden ser heredados, por tanto las mutaciones son para él responsables de la evolución de las especies.

La hipótesis más aceptada en el siglo XIX fue la de herencia por mezcla, de tal forma que al unirse los óvulos y espermatozoides se produce una combinación, cuyo resultado es una mezcla equitativa de ambos.

Por ejemplo, la descendencia de un animal de pelo blanco con otro de pelo negro sólo podría ser gris, y su progenie también lo sería pues, al mezclar el material hereditario blanco y gris, éste ya no podría volver a separarse. Evidentemente, esta teoría era incompatible con los estudios sostenidos por Darwin sobre la selección natural y las variaciones hereditarias. Sin embargo, fue también durante la primera mitad del siglo XIX, cuando se realizaron los primeros estudios de la transmisión de los caracteres biológicos en plantas.

Gregor Mendel es el verdadero fundador de la genética y sus experimentos de hibridación, realizados en el jardín de un monasterio del que llegó a ser abad, llevaron a una nueva comprensión del mecanismo de la herencia biológica y al nacimiento de la genética como ciencia. Así, el concepto de mezcla fue reemplazado por el concepto de unidad. Mendel realizó sus experimentos con el guisante común (Pisum sativum), una planta fácil de cultivar y de rápido crecimiento. Mendel demostró que la herencia de los caracteres, por él estudiados, era debida a la trasmisión, efectuada según unas leyes establecidas por él mismo, llamadas leyes de Mendel, de unas unidades que se redistribuyen en cada generación, a las cuales denominó Elemente y que hoy son conocidas como genes. (Véase Genética mendeliana).

Mendel publicó sus resultados en 1866, pero éstos pasaron desapercibidos durante 35 años, hasta que en 1900 su trabajo fue redescubierto independientemente por tres científicos a la vez (De Vries, Correns y Tschermak). A partir de entonces, fue también comprobada por otros investigadores mediante experimentos realizados tanto en plantas como en animales. Gracias a los avances en microscopía, en algunas disciplinas como la citología, se realizaron grandes progresos.

De tal forma que durante este período, se descubrieron los cromosomas y también se observaron sus primeros movimientos durante la mitosis celular, así como el proceso por el cual se forman los gametos, que son los portadores de la información genética que se trasmite a la siguiente generación (ver Gametogénesis). Los experimentos realizados en la mosca de la fruta (Drosophila melanogaster) realizados por Thomas Hunt Morgan y sus colaboradores, ayudó a establecer la teoría cromosómica de la herencia. Estos investigadores propusieron que los factores hereditarios se disponían de forma lineal en los cromosomas. Posteriores investigadores contribuyeron a la afirmación de que los genes están en los cromosomas y, por tanto, los genes que están en el mismo cromosoma tienden a heredarse juntos, por lo que se denominan genes ligados. Posteriormente, se aceptó que los genes son los responsables de la síntesis de proteínas, sosteniendo la teoría un gen-una enzima, y por tanto, al alterar la secuencia de nucleótidos de un gen faltaría una enzima determinada (véase Biosíntesis de proteínas en la voz Biosíntesis).

En 1954, Watson y Crick descubren la estructura del ADN, que representa el soporte del material hereditario. A partir de este momento se realizan numerosos estudios sobre replicación, biosíntesis de proteínas, biosíntesis de ARN, etc. Posteriormente, Francis Jacob y Jaques Monod demostraron la existencia de un sistema de regulación genética, en el que intervienen los denominados genes estructurales, genes reguladores y genes operadores (véase La hipótesis del operón en la voz Genética molecular).

La aportación de los conocimientos genéticos combinados con los de otras ciencias, como bioquímica, fisiología, etc., han supuesto decisivos avances para la comprensión del fenómeno de la vida y la evolución de los seres vivos. La genética molecular y la ingeniería genética permiten modificar a voluntad el material genético de un organismo vivo.


Genética cuantitativa - Estudia los caracteres continuamente variables, tanto en cantidad como en extensión. Estos caracteres pueden estar bajo la influencia de numerosos genes (herencia poligénica), así como de las influencias del medio. Cuando se combinan ambos casos se tiene una herencia multifactorial. El efecto de esos genes sobre un determinado carácter puede ser diferente, además, los genes pueden interactuar entre sí. Ejemplos de caracteres estudiados por la genética cuantitativa son el peso, la altura o el grado de pigmentación.
Genética humana - Estudia la herencia biológica del hombre. Básicamente, se trata de un estudio entre las semejanzas y diferencias hereditarias de los humanos, las causas que lo producen y la forma de transmisión. Es bien sabido que muchas enfermedades tienen un componente genético muy importante, entre ellas el cáncer; por ello, existe un gran interés en el estudio e identificación de genes implicados en enfermedades específicas. Sin embargo, las limitaciones que existen en el estudio de la genética humana son grandes, en relación con otras especies. Los experimentos de cruce, llevados a cabo tan fácilmente con guisantes, no son posibles con seres humanos.

1   2   3   4   5   6

similar:

El aislamiento de genes específicos de cromosomas eucarióticos es un proceso muy difícil y lento, para el cual se conocen dos métodos principales: Método forzado (shotgun) y obtención de adn complementario (adnc) a partir del arnm del gen. Método forzado (shotgun) iconGen: Fragmento de adn que codifica una proteína. Parte del cromosoma...

El aislamiento de genes específicos de cromosomas eucarióticos es un proceso muy difícil y lento, para el cual se conocen dos métodos principales: Método forzado (shotgun) y obtención de adn complementario (adnc) a partir del arnm del gen. Método forzado (shotgun) iconLiderazgo de las dos superpotencias, el forzado alineamiento de las...

El aislamiento de genes específicos de cromosomas eucarióticos es un proceso muy difícil y lento, para el cual se conocen dos métodos principales: Método forzado (shotgun) y obtención de adn complementario (adnc) a partir del arnm del gen. Método forzado (shotgun) icon1. Un caso histórico, a título de ejemplo, del método empleado en...

El aislamiento de genes específicos de cromosomas eucarióticos es un proceso muy difícil y lento, para el cual se conocen dos métodos principales: Método forzado (shotgun) y obtención de adn complementario (adnc) a partir del arnm del gen. Método forzado (shotgun) iconAdn: (Ácido Desoxirribonucleico.) El ácido desoxirribonucleico (adn)...

El aislamiento de genes específicos de cromosomas eucarióticos es un proceso muy difícil y lento, para el cual se conocen dos métodos principales: Método forzado (shotgun) y obtención de adn complementario (adnc) a partir del arnm del gen. Método forzado (shotgun) iconMétodos son procedimientos generales y técnicas son procedimientos...

El aislamiento de genes específicos de cromosomas eucarióticos es un proceso muy difícil y lento, para el cual se conocen dos métodos principales: Método forzado (shotgun) y obtención de adn complementario (adnc) a partir del arnm del gen. Método forzado (shotgun) iconTranscripción. Un fragmento de adn puede ser copiado hasta arnm para...

El aislamiento de genes específicos de cromosomas eucarióticos es un proceso muy difícil y lento, para el cual se conocen dos métodos principales: Método forzado (shotgun) y obtención de adn complementario (adnc) a partir del arnm del gen. Método forzado (shotgun) iconEl proceso es un método sistemático y organizado que se enfoca en...

El aislamiento de genes específicos de cromosomas eucarióticos es un proceso muy difícil y lento, para el cual se conocen dos métodos principales: Método forzado (shotgun) y obtención de adn complementario (adnc) a partir del arnm del gen. Método forzado (shotgun) iconObjetivo general conocer acerca de la esterilización y su proceso,...

El aislamiento de genes específicos de cromosomas eucarióticos es un proceso muy difícil y lento, para el cual se conocen dos métodos principales: Método forzado (shotgun) y obtención de adn complementario (adnc) a partir del arnm del gen. Método forzado (shotgun) iconEl proceso de atención de enfermería (pae) es un método sistemático...

El aislamiento de genes específicos de cromosomas eucarióticos es un proceso muy difícil y lento, para el cual se conocen dos métodos principales: Método forzado (shotgun) y obtención de adn complementario (adnc) a partir del arnm del gen. Método forzado (shotgun) iconTranscripcióN : etapa que se realiza en el núcleo donde se pasa de...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com