Bloque III pregunta teórica 1




descargar 20.24 Kb.
títuloBloque III pregunta teórica 1
fecha de publicación28.08.2016
tamaño20.24 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Contabilidad > Documentos

BLOQUE III Pregunta teórica 1

¿Cuáles son los problemas medioambientales de Canarias?

Señalar, entre otros, los problemas relacionados con la contaminación atmosférica, las aguas superficiales y subterráneas, la deforestación, la erosión del suelo, etc.


Las Islas Canarias, con sus algo más de 7.492 km², tiene en la actualidad (01-01-2014) según datos del ISTAC, una población total de 2.101.907 de habitantes. A ello hay que sumarle población no registrada, como los más de 10 millones de turistas que visitan cada año el Archipiélago, estudiantes, trabajadores temporales… Todo esto supone una carga muy difícil de afrontar para un territorio tan limitado.

Además, a nivel global estamos ante una situación de ‘cambio climático’ que afecta a todo el planeta, y de la cual Canarias no es ajena. Los últimos informes de los expertos apuntan a una subida del nivel de las aguas debido al calentamiento de la Tierra. Este hecho trae a Canarias consecuencias desastrosas, ya que llevaría aparejado la desaparición de muchas playas, las cuales son reclamo del turismo, nuestra mayor fuente de riqueza económica. Además, el proceso de cambio climático global también producirá un aumento de las temperaturas en verano e invierno y cambios en el régimen de las precipitaciones, que podrían dar lugar a sequías más largas o a frecuentes tormentas tropicales.

Concretamente en la actualidad, Canarias presenta una serie de problemas ambientales que necesitan una planificación y gestión adecuada, y en muchas casos, una alternativa a ciertos modelos de desarrollo que están afectando al medio ambiente de las Islas.

Los problemas principales son los relacionados con la contaminación atmosférica, la erosión del suelo, la deforestación, las aguas, la degradación de las zonas costeras, el medio ambiente urbano y una amplia biodiversidad amenazada.


  1. Problemas relacionados con la contaminación atmosférica

La contaminación atmosférica se genera principalmente a partir de los combustibles fósiles utilizados en el transporte y para la producción de energía.

  • La contaminación provocada por el tráfico es la más intensa en Canarias, debido a la gran densidad de vehículos y al reducido espacio en que se mueven. Para solucionarla es necesario reducir la cantidad de vehículos en circulación, potenciando el transporte colectivo.

  • En segundo lugar, destaca la contaminación que trae consigo la producción de energía, que se ve acrecentada en los últimos años por la demanda de las desalinizadoras y del turismo. Como consecuencia, la emisión de gases de efecto invernadero ha crecido muy por encima de lo permitido por el Protocolo de Kioto. Para reducir la contaminación ocasionada por la producción de energía eléctrica, el PDINCA (Plan de Desarrollo Industrial de Canarias) considera prioritario incrementar la producción de electricidad a partir de energías renovables como la eólica y la solar.




  1. Problemas relacionados con las aguas superficiales y subterráneas

  • El problema de la cantidad se debe a la escasez e irregularidad de las precipitaciones, junto al incremento del consumo de agua en relación con la extensión del regadío y el turismo. Ello ha dado lugar a problemas de sobreexplotación en muchas zonas, que han llevado a la desaparición de arroyos y al descenso del nivel de los acuíferos; estos últimos corren peligro de salinización cuando están próximos a la costa. Para mitigar el problema, se fomenta la desalinización y se han declarado de interés general las obras destinadas a la reutilización de aguas residuales, que permiten aprovechar para el riego las aguas depuradas.

  • El problema de la calidad del agua, que afecta especialmente a las subterráneas, se debe a las alteraciones que se producen por la intrusión marina, por condiciones postvolcánicas (temperatura y gases), por la recarga a partir de la infiltración de agua de lluvia cargada de sales y por la contaminación antrópica (productos químicos usados por la agricultura). El problema trata de solucionarse mediante la integración de todo el acuífero en la Red Oficial de Control, que vigila el nivel de carga del acuífero y la calidad de su agua.




  1. La deforestación

La deforestación se ha traducido en un retroceso notable de las formaciones vegetales originales, sobre todo de los bosques. Paralelamente se han producido otros dos fenómenos: un avance de los matorrales, tanto de la costa como de la montaña, y la aparición de formaciones secundarias (aulagares en el piso basal, jarales en las cotas intermedias y escobonales en las cumbres).

  • En el piso basal ha tenido lugar una reducción de los cardonales y tabaibales como consecuencia del pastoreo tradicional -que es selectivo en cuanto a las plantas- y de la instalación de cultivos. Además se está produciendo una importante degradación de las especies halófilas y psamófilas como resultado del desarrollo de las urbanizaciones turísticas.

  • En el piso de transición, gran cantidad de bosques han sido arrasados ya que sus áreas potenciales coinciden con los sectores de asentamiento tradicional de los núcleos de población y sus cultivos.

  • El fayal-brezal y la laurisilva también se han visto muy afectados, por la utilización tradicional de su madera para el carboneo y la construcción y por el aprovechamiento de sus varas y ramas como soporte de los cultivos. Actualmente, al haber desaparecido la mayoría de estos usos, el principal peligro son los incendios forestales, accidentales o intencionados.

  • Los pinares también han sufrido una intensa explotación de su madera.

Para hacer frente a la deforestación, el Plan Forestal de Canarias prevé actuaciones encaminadas a la ampliación de la cubierta forestal (repoblaciones centradas en las especies autóctonas), la prevención de incendios y el fomento de la investigación forestal.


  1. La erosión del suelo

Favorecida por las fuertes pendientes de muchas islas, se ve aumentada, como ya se dijo anteriormente, por la deforestación y el abandono de los cultivos de bancales en las zonas de medianías. Como consecuencia, el riesgo de desertificación es muy elevado, siendo las áreas más afectadas las islas de Lanzarote y Fuerteventura, así como el sur de Gran Canaria y Tenerife. Para evitar la pérdida acelerada de suelo, que se da en un 40% del territorio insular, se aterrazan los terrenos de cultivo de las medianías y se llevan a cabo labores de repoblación forestal.


  1. Otros problemas medioambientales en Canarias




  • La degradación de muchas zonas costeras tiene su origen, en gran parte, en el turismo y los problemas ligados a él (masificación constructiva, contaminación, sobreexplotación de recursos), que exigen la regeneración de los espacios degradados y la creación y mejora de infraestructuras, que permitan el aprovechamiento turístico y social de las costas en un contexto de respeto hacia el medio y desarrollo sostenible (acondicionamiento de los paseos marítimos, de los accesos, etc.). Además, para atajar este problema se han intentado imponer políticas de control de la actividad constructiva (moratoria).




  • El deterioro del medio ambiente urbano tiene como causas la excesiva presión urbanizadora, el crecimiento del tráfico y la eliminación de los residuos sólidos urbanos y de las aguas residuales.

La excesiva presión urbanizadora se debe a la pequeña dimensión territorial del archipiélago, unida a la creciente demanda de suelo para residencias e infraestructuras. Esta presión afecta sobre todo a las islas capitalinas donde se concentra una parte importante de la población canaria.

El crecimiento del tráfico de vehículos está generando graves problemas de congestión de unas infraestructuras que resultan insuficientes.

Otro grave problema es el de los residuos sólidos urbanos. Canarias ocupa el segundo lugar en la producción de residuos por persona entre las 17 comunidades autónomas españolas después de Baleares. A ello colabora en gran manera el turismo. Los problemas que ocasionan estos residuos son debidos a la falta de espacio para ubicar los vertederos y la falta de rentabilidad del reciclaje, dado que no se pueden aprovechar economías de escala por la necesidad de tratar en cada isla los residuos producidos y, además, su comercialización fuera de las islas es muy difícil por el alto coste del transporte. Para solucionar estos problemas se está fomentando la reducción del volumen de residuos, el reciclaje y la recuperación, que incluyen la fabricación de compost (existe una estación en Tenerife, en el municipio de Arico) y la creación de puntos limpios. Estos últimos son instalaciones que almacenan en contenedores específicos determinados residuos urbanos, previamente seleccionados por los ciudadanos. Los puntos comenzaron a funcionar en 1996, y la red se ha ido ampliando con el objetivo de dar cobertura a todos los habitantes de la comunidad, no solo por el beneficio económico que implican si no por el ahorro que suponen de materias primas y energía, y por ser una actividad generadora de empleo.

Finalmente, las ciudades canarias presentan también el problema del insuficiente tratamiento de las aguas residuales. En la actualidad existen alrededor de 100 estaciones depuradoras públicas, pero el último informe del Plan de eco gestión en la producción y distribución de agua de Canarias establece que hay necesidad de desarrollar la red de saneamiento y depuración ya que no hay cobertura total en cada isla de saneamiento y depuración. El plan pretende reducir los costes energéticos y optimizar los sistemas para conseguir un tratamiento integral de las aguas y su reutilización para el riego, con el consiguiente ahorro de agua. Además, es necesario el tratamiento y eliminación eficiente de los lodos que resultan de la depuración.


  • En Canarias la biodiversidad es muy amplia y cuenta con numerosos endemismos debido a su proximidad geográfica a dos continentes, a su naturaleza volcánica y a su diversidad climática. Esta biodiversidad se ve amenazada por la destrucción y alteración del hábitat de las especies, causada por la presión urbana, la deforestación, etc. Frente a este problema se están trazando planes de recuperación de los ecosistemas afectados y existe un Catálogo Regional de especies amenazadas, con el fin de diseñar programas de conservación.

Todas estas actuaciones medioambientales se acompañan de una preocupación creciente por la prevención, mediante el estudio del impacto ambiental de las diversas actividades económicas (Ley Canaria de Prevención del Impacto Ecológico) y por la participación pública en el cuidado del medio ambiente (etiquetado ecológico, aulas en la naturaleza, etc.).


similar:

Bloque III pregunta teórica 1 iconIii dimensión teórica conceptual

Bloque III pregunta teórica 1 iconPregunta 1 Correcta Puntúa 1,00 sobre 1,00 Marcar pregunta Texto de la pregunta

Bloque III pregunta teórica 1 iconMateriales para el bloque III

Bloque III pregunta teórica 1 iconBloque III: la litosfera – el relieve terrestre

Bloque III pregunta teórica 1 iconBloque III. El procesamiento personal y subjetivo

Bloque III pregunta teórica 1 iconBloque III. Identifica el ámbito de las ciencias sociales

Bloque III pregunta teórica 1 iconBloque III la transformacion de los materiales: la reaccion quimica

Bloque III pregunta teórica 1 iconCea guía para examen de ciencias III tercer bloque primera parte

Bloque III pregunta teórica 1 iconGuía Teórica: Biomoléculas

Bloque III pregunta teórica 1 iconGruping fundamentación teórica


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com