Competencias, Currículo y Aprendizaje




descargar 1.23 Mb.
títuloCompetencias, Currículo y Aprendizaje
página9/32
fecha de publicación26.12.2015
tamaño1.23 Mb.
tipoCompetencia
med.se-todo.com > Documentos > Competencia
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   32

Dividir
Es establecer la extensión de un concepto según determinado referente. Ejemplo: al dividir el concepto “árbol”, que abarca el conjunto de todos los árboles existentes en la naturaleza, debemos usar un solo referente, ya sea el tipo de hojas, la longitud del tronco, la familia o el género, etc. Cuando decimos que “los tratados internacionales se dividen en justos, injustos, verbales y escritos”, dividimos incorrectamente al usar simultáneamente dos criterios diferentes de división: justicia (justos e injustos) y tipos de comunicación (verbales y escritos).

Clasificar
Es construir tipologías según categorías o atributos homogéneos. Se basa en la división del concepto, pero a diferencia de ésta, la clasificación constituye una distribución de conceptos que a menudo posee valor científico durante mucho tiempo. La clasificación puede ser: a) Arbitraria: cuando los referentes para clasificar no son intrínsecos a la naturaleza del concepto. Ejemplo: clasificar los estudiantes en grupos según el orden alfabético de sus apellidos, o clasificar el triángulo según su tamaño; b) Natural: cuando se distribuyen y organizan los conceptos con base en características inherentes a su naturaleza. Es el caso cuando se clasifican los estudiantes según su edad o su rendimiento académico, o cuando se clasifican los triángulos teniendo en cuenta la amplitud de sus ángulos.

Construir hipótesis
En general, construir hipótesis es suponer, predecir algo que no está al alcance de nuestro saber. En el ámbito de la ciencia, la hipótesis es una suposición sujeta a los cánones del conocimiento científico, lo cual implica plantearla, desarrollarla, demostrarla, refutarla, etc., según la naturaleza de cada ciencia.

Competencias emocionales/competencias intelectuales
Entre las competencias emocionales e intelectuales existe una intricada relación. Ello es así porque en la vida encontramos a menudo situaciones confusas, borrosas, ante las cuales los gráficos, las matrices y las teorías académicas sirven de poco. Pero ante este tipo de incertidumbres aparece la “astucia intuitiva instantánea”, las “corazonadas”, que Goleman92 describe como aquéllas sensaciones profundas que nos envían información crítica, “rara”, la cual no debemos ignorar. Según este autor quienes desconocen sus sentimientos se hayan en enorme desventaja ya que son ajenos a esa realidad crucial para triunfar en la vida, son “analfabetas emocionales”, les falta “oído emocional”.
Dice Tolle93 que quien quiera conocer realmente su mente debe observar y sentir la emoción que refleja su cuerpo, pero si existe un aparente conflicto entre mente y cuerpo, el pensamiento será la mentira y la emoción la verdad. No la verdad última sobre quien es, pero si la verdad relativa del estado mental en ese momento.
Martínez94 se pregunta: ¿dónde se encuentra el conocimiento?, ante lo cual se responde: no parece que esté en las bibliotecas, ni en los manuales ni en las bases de datos. Existe en las cabezas de las personas y en su corazón. Si estamos de acuerdo en esto, entonces el conocimiento depende en gran medida de las emociones, las ganas, los estados de ánimo.
Morin95 plantea la relación inteligencia-afectividad desde los siguientes tópicos:

  • En el mundo de los mamíferos, pero sobre todo en el humano, el desarrollo de la inteligencia es inseparable de la afectividad, tal como se manifiesta en la curiosidad y la pasión.

  • La afectividad puede asfixiar el conocimiento pero también puede fortalecerlo.

  • Existe una estrecha relación entre inteligencia y afectividad. La capacidad de razonamiento puede ser disminuida y hasta destruida por un déficit de emoción, mientras que el debilitamiento de la capacidad para reaccionar emocionalmente puede llegar a ser la causa de comportamientos irracionales.

  • No existe un estado superior de la razón que domine la emoción sino un “bucle inteligencia afecto”.

  • De cierta manera, es indispensable emocionarse para comportarse racionalmente.


Desde la perspectiva de Morin96, de no darse la proporcionada relación inteligencia racional-inteligencia emocional, podemos ser muy brillantes intelectualmente, pero muy torpes y descontrolados afectivamente, y viceversa. Un ejecutivo altamente calificado pero insoportable puede llevar al traste la más importante empresa. Las habilidades de la inteligencia emocional son sinérgicas con las habilidades intelectuales y cognitivas, combinación ésta muy propia de los trabajadores excelentes.
Según Goleman97, considerar la existencia del pensamiento puro, la racionalidad desprovista de emociones, es una ficción, una ilusión fundamentada en la falta de atención a los sentimientos sutiles que se suceden en las personas durante cada día. Todo lo que hacemos, pensamos, imaginamos o recordamos, nos produce sensaciones. El pensamiento y las sensaciones están entretejidos fuertemente.

Competencias comunicativas
La comunicación es connatural al ser humano, sobre todo cuando vivimos en un mundo repleto de diversidad de información y conocimiento que circulan a través de múltiples medios. Requerimos de información para comprender lo que acontece, pero a la vez necesitamos comprender la información para actuar. En este sentido, la comprensión es la esencia de la comunicación.
La comprensión es vital en cualquier tipo de aprendizaje y desempeño, pero es imprescindible en el aprendizaje escolarizado. Sin ella sólo se logra memorización, en el sentido de repetir sin comprender. Es ineludible, entonces, comprender la comprensión, preguntarse ¿qué es la comprensión? Tina Blythe y colaboradores98 responden a esta pregunta desde la perspectiva del desempeño: la comprensión es la capacidad de hacer con algo una variedad de cosas que requieren habilidades de pensamiento (explicar, demostrar, dar ejemplos, generalizar, establecer analogías, etc.), para volver a presentar ese algo de una manera ampliada, nueva, innovadora, propositiva. Hablar, escuchar, leer y escribir son los medios genuinos para comunicarse entre los humanos.
La comprensión se manifiesta mediante las competencias comunicativas, entendidas éstas en su más amplio sentido como las capacidades del hablante para establecer relaciones socioculturales e interactuar con su medio, mediadas por una postura ética99. En la comprensión también están presentes las competencias intelectuales, emocionales y, en cierto sentido, las intuitivas.


La siguiente es una síntesis de las habilidades que caracterizan los tres tipos de competencias comunicativas (interpretativas, argumentativas y propositivas) en el ámbito del aprendizaje escolarizado, las cuales han sido asumidas por el Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior (ICFES) para evaluar a los bachilleres colombianos (Pruebas de Estado) y a los estudiantes de últimos semestres de educación superior (Exámenes de Calidad de la Educación Superior, ECAES), pero que también son requeridas por el Ministerio de Educación Nacional en la formación y el desempeño profesional100.



En el siguiente gráfico representamos la estructura de las competencias comunicativas.


Destaquemos algunos elementos esenciales de la competencia interpretativa relacionados con los “significados sociales” que las personas asignan al contexto en donde habitan. Blumer101 le denomina a este proceder “interaccionismo simbólico”, el cual fundamenta en tres premisas básicas:

  • Las personas actúan ante las cosas y las otras personas acorde con los significados que les atribuyen a éstas, no exclusivamente con base en los estímulos o a los patrones culturales, pues es el significado lo que determina la acción.

  • Los significados son productos sociales que surgen durante la interacción social, mediante el aprendizaje obtenido de otras personas, es decir, una persona aprende de las otras a ver el mundo de determinada manera.

  • Los actores sociales asignan significados a las situaciones, a las otras personas, a las cosas y a sí mismos a través de un proceso de interpretación, el cual tiene dos pasos: a) El actor se atribuye así mismo el significado que tienen las cosas; b) En virtud de este proceso de comunicación consigo mismo, la interpretación se convierte en un acto ejecutor de significados: seleccionar, controlar, suspender, reagrupar y transformar significados según la situación en la que se esté inmerso.


Este proceso de interpretación actúa como intermediario entre los significados o predisposiciones de las personas al actuar de cierto modo y la acción en si misma. Las personas están constantemente interpretando y definiendo en la medida que viven situaciones diferentes. Distintos sujetos dicen y hacen cosas diversas debido fundamentalmente a tres razones:


  • Cada persona ha tenido distintas experiencias y ha aprendido diferentes significados sociales. Por ejemplo, cada quien puede ver un hecho dependiendo de su posición en una institución.

  • Cada persona se halla en situaciones diferentes. Si queremos comprender porque algunos jóvenes se convierten en delincuentes y otros no, tenemos que considerar las situaciones que enfrentan.

  • La manera en que una persona interprete algo dependerá de los significados de que disponga y de cómo aprecie una situación.


Desde la perspectiva del “interaccionismo simbólico”, todas las organizaciones sociales, las culturas y los grupos están constituidos por actores inmersos en un proceso constante de interpretación del mundo que les rodea. Aunque estas personas pueden actuar dentro de dichas organizaciones, culturas o grupos, son sus interpretaciones y definiciones de la situación las que determinan la acción, más que las normas, los valores o los roles.
Las competencias comunicativas son inherentes al ser humano, pero las personas las poseen en diferentes niveles de desarrollo y complejidad. El “Pibe” Valderrama es un excelente futbolista, pero cuando lo entrevistan, casi siempre responde: “todo bien, todo bien”, expresión muy reconocida en Colombia. Pedirle a esta estrella del deporte que arengue a sus seguidores con discursos, solicitándole al Ministerio de Educación que dote a las organizaciones escolares con canchas de fútbol, sería un exabrupto. En este caso, según la teoría de Gardner, la inteligencia cinético-corporal y la espacial están mucho más desarrolladas que la inteligencia lingüística.
Gardner102 identificó inicialmente siete tipos universales de inteligencia, las cuales poseen una bases biológica innata y un grado significativo de independencia entre ellas, pero, excepto en individuos anormales, dichas inteligencias trabajan siempre sincrónicamente en cualquier desempeño adulto mínimamente complejo. La siguiente es una síntesis de las habilidades básicas que conforman los núcleos de cada tipo de inteligencia:

  • Inteligencia musical: sensibilidad ante la melodía, el ritmo, el tono y su coordinación con los instrumentos. Se encuentra bastante desarrollada en músicos, cantantes, trovadores.

  • Inteligencia cinético-corporal: manejar el cuerpo o partes de él, particularmente manos y pies, ya sea para expresar emociones y movimientos (danzarines, bailadores, deportistas), usar instrumentos de diversos tipos (mecánicos, cirujanos, pintores) o crear nuevos productos (diseñadores de diferentes tipos).

  • Inteligencia lógico-matemática: observar, razonar matemáticamente, resolver problemas, a menudo rápidamente, manejar variables y plantear hipótesis. Es muy notoria en investigadores y científicos.

  • Inteligencia lingüística: expresar claramente ideas, perspectivas, pensamientos, sentimientos, agudeza. Es típica de los grandes oradores, escritores, poetas, conversadores.

  • Inteligencia espacial: plantear y resolver problemas espaciales, visualizar objetos desde ángulos diferentes. Se evidencia en máximo grado en deportistas, navegantes, arquitectos, escultores.

  • Inteligencia interpersonal: entender, motivar y ayudar a otros, detectar y, diferenciar las emociones, intenciones, motivaciones, deseos y temperamentos entre las personas, a pesar de que se oculten. Muy notoria entre líderes religiosos, políticos, profesores, terapeutas, padres de familia.

  • Inteligencia intrapersonal: identificar los aspectos internos por parte de la propia persona, tener acceso a su vida emocional y ser capaz de construir un modelo viable y eficaz de si mismo. Es típica de los místicos y religiosos.


Posteriormente Gardner y su equipo de la Universidad de Harvard identificaron la Inteligencia naturalista, aquella que utilizamos cuando observamos y estudiamos la naturaleza. Es la que usan preferencialmente los biólogos y herbolarios.
La inteligencia interpersonal y la inteligencia intrapersonal conforman la inteligencia emocional, cuya teoría es desarrollada por Goleman103, quien además es el autor de la inteligencia social104 y las emociones destructivas105.
Gardner asocia los diferentes tipos de inteligencias con las competencias ejercidas en determinado contexto: “una inteligencia implica la habilidad necesaria para resolver problemas o para elaborar productos que son de importancia en un contexto cultural o en una comunidad determinada. La capacidad para resolver problemas permite abordar una situación en la cual se persigue un objetivo, así como determinar el camino adecuado que conduce a dicho objetivo106.

Competencias investigativas
Todo concepto tiene un núcleo esencial, general, el cual asume características particulares según el sentido que le demos. El núcleo esencial del concepto investigación es la pregunta, surgida desde la ignorancia, la duda, la búsqueda, el asombro, actitudes éstas asumidas por todo ser humano ante lo desconocido. Pero el concepto investigación también adquiere significados particulares, desde los más simples a los más complejos, dependiendo de qué conocer (objeto de investigación), cómo conocer (método), para qué conocer (propósito) y quién conoce (investigador). De allí las diversas tipologías de investigación según los criterios usados para clasificarla.



La investigación, como una de las funciones esenciales de la educación superior, debe contribuir con la formación integral de los estudiantes y el desempeño de los profesores. La ciencia y la tecnología son fundamentales en un porvenir mejor para la humanidad y adquieren un mayor significado en la dinámica del quehacer universitario. Si la investigación no se interrelaciona intensivamente con el resto de los procesos académicos, particularmente con la docencia y el aprendizaje, éstos serán cada vez menos pertinentes y actualizados, y la participación activa de la educación superior en el desarrollo de la sociedad se debilitará paulatinamente.
En Colombia, el Consejo Nacional de Acreditación (CNA)107 identifica dos dimensiones de la investigación: investigación formativa (¿o formación investigativa?) e investigación propiamente dicha o en sentido estricto. Según el CNA, la investigación formativa se refiere a la dinámica de las relaciones con el conocimiento en todos los procesos académicos, en donde el aprendizaje es asumido como construcción de conocimiento y la enseñanza como objeto de reflexión sistemática sobre la relación teoría-experiencia pedagógica. En este sentido, el aprendizaje permanente del estudiante y del profesor en sus respectivas actividades académicas es asimilable a un proceso de investigación.
La investigación formativa también debe contribuir a estimular y desarrollar el espíritu científico, la vocación y el interés por el conocimiento y la ciencia, su rigor, validez y confiabilidad. Para ello debe prestarse especial atención a la incorporación de los estudiantes desde el comienzo de sus estudios en actividades investigativas, particularmente en los semilleros de investigación.
La investigación propiamente dicha o en sentido estricto, según el CNA108, se caracteriza por la producción de conocimiento significativo en el contexto de un paradigma, cuya originalidad puede ser reconocida por la comunidad académica correspondiente. Además, continúa el ente acreditador109, debe materializarse en líneas, proyectos y programas de investigación, resultados, infraestructura, recursos para su realización (bibliografías actualizadas, laboratorios, instrumentos, recursos informáticos, etc.), calificación académica de los investigadores, existencia estable de grupos de investigadores, publicaciones especializadas e indexadas, vínculos con pares académicos nacionales e internacionales, patentes, registros y desarrollos tecnológicos, premios y distinciones por trabajos de investigación, programas de maestrías y doctorados vinculados a la investigación, temáticas de tesis y trabajos de grado, formación de escuelas e investigación interdisciplinaria y transdisciplinaria.
Como puede verse, la investigación formativa y en sentido estricto poseen sus propias particularidades, pero se interrelacionan intensivamente. En algunos casos la investigación formativa puede ser una fase inicial de la investigación en sentido estricto, pero siempre estará presente en ella. Para que la primera se transforme en la segunda el conocimiento debe volverse paradigmático (convertirse, por ejemplo, en modelo de trabajo) y adquirir un reconocimiento universal por la comunidad académica110.
Coherente con estos tipos de investigación, el currículo debe establecer la naturaleza y los niveles de complejidad de la investigación que se realiza en pregrado, maestría y doctorado, de tal manera que puedan relacionarse, profundizarse y lograr resultados pertinentes y aplicables.
Cuando el profesor incorpora con decisión y compromiso permanentes la investigación formativa, en su modalidad de investigación en el aula, a su actividad pedagógica cotidiana, él es el primero en transformarse al tener, entre otras, las siguientes posibilidades de cambios personales:

  • Liberarse progresivamente de los modelos mentales, las creencias y los valores fundamentales propios de la cultura organizacional en donde trabaja, la cual aspira a modificar.

  • Mejorar su práctica docente y los valores inherentes a ella, tales como la autonomía, la tolerancia y el respeto.

  • Comprender más y mejor a sus estudiantes: cómo viven, cómo se comportan, qué los motiva o desmotiva, cómo se relacionan entre sí, cuáles son las diferencias y conflictos entre ellos, de tipo social, religioso, sexual, etc.

  • Aprender a detectar los acontecimientos críticos que alteran el aprendizaje de los estudiantes, los cuales repercuten negativamente en su formación.

  • Profundizar en el estudio particular de un estudiante o grupo de éstos en relación con sus progresos o dificultades académicas, personales, emocionales, comportamentales, etc.


Mediante la investigación formativa los estudiantes pueden adquirir y desarrollar competencias investigativas transversales, expresadas en habilidades y destrezas adquiridas en el aprendizaje de las disciplinas de estudio, las prácticas y demás actividades curriculares, desde los primeros años hasta los grados más avanzados de la formación superior, en diferentes niveles de complejidad y desempeño. Entre estas competencias destacamos:

  • Identificar, proponer y resolver problemas inherentes a su campo de formación.

  • Comprender y aplicar metodologías, técnicas e instrumentos de recolección, sistematización, medición, análisis, validación e interpretación de información.

  • Escribir ensayos y compartirlos con sus pares y profesores.

  • Planificar actividades investigativas.

  • Trabajar individualmente y en equipos, sobre todo en los semilleros de investigación.

  • Ser flexible y adaptarse a situaciones nuevas.

  • Asumir posturas y valores éticos y ciudadanos mediante la adquisición de compromisos y responsabilidades en la búsqueda de la verdad, la convivencia pacífica, la justicia, la solidaridad, la libertad, el respeto al otro, etc.


Entre algunas perspectivas de aprendizaje en estudiantes y profesores que pueden desarrollarse mediante la investigación formativa encontramos111:

  • Asumir lo familiar como extraño, lo común como problemático, lo invisible como visible, todo lo cual puede documentarse sistemáticamente.

  • Adquirir conocimientos específicos a través del estudio y la documentación de determinados detalles de la práctica concreta.

  • Considerar los significados que tienen los acontecimientos para las personas que participan en ellos.

  • Comparar diferentes contextos, más allá de las circunstancias inmediatas del medio local.


Se aspira, entonces, a estimular y posibilitar en extensión y profundidad el espíritu investigativo: desarrollo y autonomía personal para la comprensión, reflexión y creatividad en el ámbito del conocimiento, el arte, la ciencia y la cultura en general. El precepto kantiano, “atrévete a pensar por ti mismo”, adquiere así trascendental importancia.
Los siguientes escenarios de aprendizaje son muy propicios para adquirir y fortalecer el espíritu y las competencias investigativas:


  • Estudios de casos interdisciplinarios.

  • Diseño, desarrollo y sustentación de proyectos de investigación en diferentes niveles de profundización (pregrado y postgrados).

  • Eventos académicos institucionales, locales, regionales, nacionales e internacionales.

  • Pasantías en investigación, en los ámbitos local, regional, nacional e internacional.

  • Semilleros de investigación.


1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   32

similar:

Competencias, Currículo y Aprendizaje iconCompetencias básicas correspondientes a cada una de las Áreas del currículo, se regula

Competencias, Currículo y Aprendizaje iconCapacitación a los Docentes de la espoch en el uso de las tic por...

Competencias, Currículo y Aprendizaje iconFactores del proceso enseñanza- aprendizaje para un aprendizaje matemático significativo

Competencias, Currículo y Aprendizaje iconServicio nacional de aprendizaje sena guía de aprendizaje

Competencias, Currículo y Aprendizaje iconAwla es un sistema de aprendizaje online de idiomas, diseñado específicamente...

Competencias, Currículo y Aprendizaje iconCurrículo datos personales

Competencias, Currículo y Aprendizaje iconEl currículo como selección cultural

Competencias, Currículo y Aprendizaje iconDepartamento de currículo y admin. Educativa

Competencias, Currículo y Aprendizaje iconCurrículo Dr. Erik Rodrigo López Huerta

Competencias, Currículo y Aprendizaje iconDirección Nacional de Currículo y Tecnología Educativa


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com