Presentado por: sandra milena rubio hernandez codigo: 1310110




descargar 22.88 Kb.
títuloPresentado por: sandra milena rubio hernandez codigo: 1310110
fecha de publicación05.01.2016
tamaño22.88 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos




UNIVERSIDAD FRANCISCO DE PAULA SANTANDER

FACULTAD DE EDUCACION ARTES Y HUMANIDADES

LICENCIATURA EN BIOLOGIA Y QUIMICA

PRESENTADO POR: SANDRA MILENA RUBIO HERNANDEZ CODIGO: 1310110


PRESENTADO A: OSCAR ORLANDO PINILLA MANTILLA

PRACTICA PROFECIONAL
¿CUÁLES SON LOS LÍMITES DE LA CIENCIA?
Aunque el mundo ha visto el progreso científico asombroso, la pobreza, el desencanto y la ansiedad sin descanso expanden. Ciencia es por lo tanto, o bien no se está aplicando correctamente, o esta herramienta es incapaz de resolver los problemas sociales. Esto plantea la cuestión de ¿cuáles son los límites de la ciencia?, Para dar respuesta a estas preguntas, se sugiere una ciencia de la aplicación de la ciencia. La evidencia hasta ahora indica que la promesa de la ciencia para elevar al hombre de su existencia brutal, no se ha cumplido y en su lugar se ha convertido en un instrumento de dominación económica y las consiguientes perturbaciones ecológicas. Por lo tanto, se argumenta que las ciencias sociales deben tener una base más firme predictivo para descubrir los estímulos y las unidades químicas que determinan los valores y actitudes. Se postula que las metas más humanas para la ciencia pueden hacer tanto para ampliar sus poderes.
A pesar del ritmo asombroso y el alcance desconcertante del progreso científico, la calidad de la vida que están soportado la mayoría los seres humanos no mejora mucho, como se expresa en muchas publicaciones, incluyendo la serie Desarrollo Humano del PNUD (1990-1998). En cambio la pobreza, la ansiedad y desilusión, han aumentado significativamente. Tanto es así, que la ciencia parece irrelevante a las multitudes que participan en la tribulación de la supervivencia (Ventura y Henry, 1997).
Una amplia gama de las ciencias y tecnologías científicas actualmente existe, por lo que lo que parece que se necesita no es más ciencia, sino maneras de forma eficaz aplicar lo que ya está probado y comprobado. Sin embargo, muchos países en desarrollo siguen siendo reacios a invertir y planificar de manera efectiva, y el uso, el gran recurso de la ciencia y la tecnología.
Muchas conferencias se han montado en la cual los países subdesarrollados se animaron a invertir más en la ciencia y la tecnología, la más notable fue la Conferencia Mundial sobre la Ciencia y Tecnología para el Desarrollo en 1979 en Viena. Este esfuerzo ha sido continuado por la Comisión de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo (UNCSTD).
A CIENCIAS DE LA APLICACIÓN DE LA CIENCIA
Entre las muchas razones avanzada para explicar este hecho lamentable son la inercia nacional, falta de visión y voluntad en los círculos políticos y de negocios, dependencia manifiesta en el exterior influencias, déficit de imaginación entre los científicos locales, y corrupción de quienes se benefician de la situación actual. Sin lugar a dudas, se trata de factores causales en este dilema, sin embargo, la crónica y la naturaleza generalizada de la insuficiencia tecnológica en el los países en desarrollo, y problemas de tecnológica reacción y el determinismo, en los desarrollados, sugieren que esta no es la totalidad historia. Para investigar esta cuestión, la mejor herramienta de que disponemos es la ciencia misma.
La creación de una ciencia, a determinar el grado de eficacia a aplicar la ciencia para lograr desarrollo socio-económico, o simplemente, la ciencia de la aplicación de la ciencia, es por consiguiente un paso lógico y deseada.
Podría decirse que hay muchos elementos tácitos e interrelaciones complejas involucradas en esta cuestión. Pero esto no debe obstaculizar la tarea, porque los equipos y métodos para manejar datos complejos son ya bastante avanzada (ver Normile, 1999). La ciencia que se propone, inevitablemente, tendrá que mover lejos de investigar iso- fenómenos lada (una reducción ist enfoque), que se característica de la ciencia actual, a un más holística empeño. Y este esfuerzo tendrá que hacer frente no sólo con la física exacta cal, químicos, biológicos y ciencias matemáticas, pero también con la forma en que son desinfectados por los valores actuales, actitudes, creencias, expectativas, la ética y el comportamiento resultante, así como las peculiaridades de historia. Claramente, nuevas ciencias son necesarias no sólo para controlar los eventos individuales, sino también las relaciones entre los ellos, a fin de determinar lo que hace que toda la función adecuadamente. Aprender y adaptación, ya que los resultados científicos son aplica, es claramente vital para la posibilidades de éxito.
Por otra parte, simplemente porque vivimos en un sistema cerrado, finito, las alternativas tendrán que se encuentra a poco meditada de la pero la noción ampliamente alabado que no puede ser interminable y la expansión económica desenfrenada. El uso actual asocial e indisciplinado del conocimiento, aún mayor y un mayor consumo y la competencia, es claramente no sostenible. La ciencia de la evolución tiene se muestra claramente que la supervivencia dependerá ni de la competencia excesiva, ni en la ejercicio del poder sobre la derecha, sino más bien sobre la compatibilidad y cooperación (Axelrod, 1990; Augros y Spancion, 1995). Pero, ¿cómo invertir la cantidad alabado, firmemente arraigada, salvaje primordial, de comportamiento patrones, no se conoce todavía.

Tales cambios pueden en última instancia, basarse en la identificación de los estímulos, que crean valores humanos (Dubos, 1970, pp 228-260), y en los que pueden frenar la codicia y la abuso de poder.
EL PODER DE LA CIENCIA
El conocimiento científico tiene traído mayores niveles de producción, la comodidad, y expectativas en la vida cotidiana. Hombre en muchas maneras controla ahora su el destino y la naturaleza está siendo ponerlas al servicio de su caprichos y fantasías.

Ciencia sin duda es fundamental para la vida civilizada. El muy imagen de nosotros mismos está determinada por las oportunidades que se abren por la ciencia, y la medida del liderazgo está anclada en el reconocimiento de las decisiones y orientaciones que ofrece esta herramienta para la eco-crecimiento económico y el ajuste social. Los estrategas políticos han aprovechado los resultados científicos para emprender caliente y fría guerras, evocan nociones de la globalización y la liberalización, y ahora parece dispuesto a utilizar la ciencia de la hegemonía económica y de consumo explotación. La promulgación y aplicación de las normas exorbitantes de Propiedad Industrial por los países ricos y sus las grandes empresas dan fe de ello hecho, como se indica en la TRIP Acuerdo (TRIP, 1997) así como la expropiación de los datos y las inversiones que se describen en Wallach (1998). Bajo esta nueva ideología, la competencia global se supone que es mejor llevar al mundo, pero hasta ahora ha traído obsolescencia rápida, desperdicio excesivo de minerales, energía, agua y humanos mano de obra y un frenesí de comercio que cuenta financiera desarraigadas, la estabilidad económica y social. El bienestar del hombre ha sido perdido en esta apariencia de progreso.
Ciencia en este Nuevo Mundo fin aparece cada vez más ser un instrumento de política, intelectual y de capital dominación, que otras desventajas de los pobres y apesta estragos en los trabajadores. Hace muy poco, la mayoría de los científicos y laicos creían que la ciencia es intrínsecamente bueno, y que las tecnologías derivadas de que constituían el principales agentes de deseable el cambio y la inevitable sociales curso (Oelschlaeger, 1991).
Por desgracia, esta visión sigue siendo un sueño triste y en su lugar el hombre esté lleno de ansiedad, sueños incumplidos y la desilusión. Tanto así, llega fuera de sí mismo de respuestas religiosas, que ellos mismos son las causas de la la división y la lucha. Él es ahora acorralado por su propio poder, la codicia y el egoísmo.

No hay duda de que el hombre tiene, y puede, desarrollar incisiva tecnologías para controlar y transformar el medio ambiente, sin embargo, él no está más cerca de la belleza y la tranquilidad que busca (Dubos, 1970, pp 43-97).

Por otra parte, el conocimiento y sabiduría para erradicar la pobreza, por ejemplo, no existir en cualquier lugar, ya sea en el países industrializados o no industrializados (Ventura, 1998). Y a pesar de lo que podamos guiar un misil miles de millas para destruir una casa de campo de un enemigo, explorar la confines del universo y la última de la materia, que no puede garantizar que en un mundo de la abundancia, todos los niños son adecuadamente alimentado, que no aire limpio y el agua para la mayoría de nosotros, y no se puede prevenir la miseria de ser el inmutable derecho de nacimiento de los nacidos en la pobreza.
El hombre está claramente en una situación precaria, con mucho por vivir con, pero muy poco para vivir. Él está sumergida en una abundancia de bagatelas y sin sentido riquezas. El progreso ha llegado a significa simplemente seguir adelante, sin la atención de las consecuencias de sus tecnologías materialistas. Cuanto más tecnológicamente poderoso que llega a ser, más destructivo es a sí mismo ya su planeta.
Es evidente que hay algo fundamentalmente equivocado con nuestro comportamiento, o es simplemente que no tenemos reconocido que la ciencia tiene llegado a su límite.
LOS LÍMITES DE LA CIENCIA
La ciencia practicada hoy tiene su origen en el concepto de poder sobre la naturaleza, que surgió en la iglesia durante la siglo XVII, y florecido más tarde durante el alturas de la revolución industrial, cuando la naturaleza se representa como una máquina, para ser comprendido por el estudio de los sus partes componentes. Poco a poco, la ciencia comenzó a explicar las operaciones de las tecnologías existentes, a través de especialista estudios de cómo funcionaban las cosas, en los niveles más pequeños (ver Kranzberg y Davenport, 1972).
Ciencia, por lo tanto, se convirtió inconexa con respecto a la comprensión de las complejidades de situaciones de la vida. Se convirtió impersonal e indiferente. El síntoma de ello fue el hecho de que el lenguaje de las disciplinas científicas individuales se hizo incomprensible para el público lego, y la ciencia parecía divorciada de lo real problemas de la vida. A pesar de esto, los resultados científicos continúan dando forma a las culturas, no sólo a través de su aspectos técnicos, sino también en proporcionar nuevos puntos de vista y la generación de nuevas actitudes, como lo demuestra el hecho de que la teoría de la evolución fue responsable de la vigilancia y balances incorporados en el
Constitución de Estados Unidos. La clonación nos ha dado una nueva imagen de la mortalidad, y el estudio del universo ha puesto nuestro planeta en un nuevo punto de vista realista. Con independencia de todo esto, existe la creciente sensación de que las soluciones tecnológicas rara vez han resuelto sociales problemas (Swarewitz, 1996). ¿Es esto debido a las limitaciones de tecnologías científicas, o que los problemas, que son peculiarmente humana, no son fácilmente susceptibles de investigación científica? ¿O es debido al hecho de que una razonada científica enfoque aún no se ha aplicado a este tipo de situaciones? En la actualidad existe abundante evidencia de que hay suficiente conocimiento científico para proporcionar la mayor parte del material de deseos y necesidades de todo hombre. Recientemente, los trabajadores de política han llegado a la conclusión que la ciencia y la tecnología no son los factores limitantes en desarrollo (ver, por ejemplo, Streeten, 1992, Santiago, 1997), y esto también lo ha del Panel UNCSTD en Satisfacción de las Necesidades Básicas (1993-1995). Así que no es más ciencia, per se, es decir necesaria para aliviar las privaciones, más bien un mejor uso de lo existe la necesidad de promover la calidad del material duradero de la vida. Pero ¿qué hay de lo psicológico y de comportamiento necesidades del hombre? ¿Son estos dominios fuera del alcance de la ciencia?
Desafortunadamente, no hay manera confiable de utilizar la ciencia efectivamente. Tal vez, en lugar de concentrarse en la ciencia cómo hacer las cosas, la correspondiente pregunta puede ser, qué hacer entre todas las cosas que se puede hacer. Una ciencia de la selección y aplicación de ciencia sería claramente vale la pena. Esto es especialmente cierto en el caso de la pobreza, que aún no se ha visto como un tema apropiado para directo investigación científica y remediación, a pesar de que la ciencia y la tecnología tienen sido la principal responsable de la brecha amplia y creciente entre ricos y pobres.
Muchos de los países en desarrollo más pobres cuentan con la carcasa de la parte del mundo de más reconocidos centros científicos de excelencia. Sin embargo, su situaciones sociales de manera constante empeorar. Del mismo modo, en el los estados más ricos, las tecnologías científicas parecían tener el control del hombre y no el hombre de plomo tecnología de ING. Tanto es así, que teme la pérdida de puestos de trabajo, a la intimidad y la seguridad.

similar:

Presentado por: sandra milena rubio hernandez codigo: 1310110 iconPresentado por: sandra milena rubio hernandez codigo: 1310110

Presentado por: sandra milena rubio hernandez codigo: 1310110 iconCus- area de ciencias naturales y edu. Amb. Docente: Sandra Milena...

Presentado por: sandra milena rubio hernandez codigo: 1310110 iconPresentado a: Henry Vargas Díaz Presentado por

Presentado por: sandra milena rubio hernandez codigo: 1310110 iconPresentado por Interamerican Service Co. S. A. C., en representación...

Presentado por: sandra milena rubio hernandez codigo: 1310110 iconCÓdigo posiblemente el código más importante que ha logrado construir...

Presentado por: sandra milena rubio hernandez codigo: 1310110 iconElaborado por: servando hernández hdez

Presentado por: sandra milena rubio hernandez codigo: 1310110 iconNuevo rol del docente del siglo XXI autor: Ysmael Hernández L. y Marcos Hernández L

Presentado por: sandra milena rubio hernandez codigo: 1310110 iconPresentado por: juan david santacruz

Presentado por: sandra milena rubio hernandez codigo: 1310110 iconPresentado por: silvia sther cuadros

Presentado por: sandra milena rubio hernandez codigo: 1310110 iconTesis presentado por los bachilleres


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com