Ejercicios de pau. La biosfera. Soluciones




descargar 97.38 Kb.
títuloEjercicios de pau. La biosfera. Soluciones
página1/3
fecha de publicación16.01.2016
tamaño97.38 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
  1   2   3
EJERCICIOS DE PAU. LA BIOSFERA. SOLUCIONES

 

 

1

a) Puesto que el flujo de energía a lo largo de los niveles tróficos del ecosistema supone que sólo alrededor del 10% de la producción neta (energía acumulada) de un nivel trófico pasa al siguiente (regla del 10%), cuanto mayor sea el número de niveles a través de los que pasa la energía, menor será la cantidad disponible de esta. Si se recoge la cosecha del primer nivel trófico (productores) en forma de vegetales, la cantidad de energía acumulada y cosechada por unidad de área será mayor que si se extrae del nivel de consumidores primarios (ganado), ya que habrá que descontar la cantidad no aprovechada, la no asimilada y la consumida por la respiración en este nivel trófico. Los siguientes apartados ilustran estas afirmaciones.

b) Representa la extracción de la cosecha vegetal del primer nivel trófico, estando el máximo aprovechamiento en el hecho de que no existen las pérdidas asociadas al flujo a través del nivel de consumidores. La cadena tendría sólo dos eslabones, uno correspondiente al vegetal o vegetales cultivados (productores) y otro constituido por la especie humana (consumidores primarios).

c) En este caso se introduce un nivel intermedio más: una especie de herbívoro (consumidor primario), quedando la especie humana como consumidor secundario. Desde el punto de vista energético es diez veces menos eficiente que el modelo anterior por lo ya indicado. Además, es importante recordar las consecuencias ambientales que tiene la cría de ganado, como la necesidad de extensos pastizales a costa de tierras agrícolas o forestales.

d) La dieta actual de los países desarrollados no se corresponde con un modelo sostenible puesto que su elevada proporción de componentes de origen animal exige dedicar terrenos a la cría de ganado, mayoritariamente intensiva en estos países y extensiva en países en vías de desarrollo, que podrían ser aprovechados más eficientemente para la obtención de productos agrícolas destinados a la alimentación humana. Además de lo escasamente solidario de este modo de vida, hemos de recordar otros problemas ambientales asociados que lo hacen insostenible, como la deforestación para obtener pastos, la dedicación de terrenos agrícolas para alimentar ganado (cultivos forrajeros) en vez de alimentar personas (con la consiguiente pérdida entretanto: regla del 10%), la desviación de proteínas procedentes de la pesca (harinas de pescado) para alimentar ganado, la inversión energética en las explotaciones intensivas, en la producción de piensos, en los cultivos forrajeros, los problemas ambientales creados por los ingentes volúmenes de purines, la aportación de los gases digestivos de los rumiantes al efecto invernadero,... La recomendación sería reducir la proporción de carne en la dieta de los países desarrollados, por otra parte claramente hipercalórica, minimizando los problemas citados y permitiendo de paso un reparto más equitativo de los recursos en los países menos industrializados. Al mismo tiempo, ello redundaría positivamente en la salud de la población de los países desarrollados, ya que se reducirían drásticamente los factores responsables de algunas de las enfermedades con mayor incidencia, como hipercolesterolemia y afecciones cardiovasculares, obesidad, etc.
2.

a) Es una pirámide de producción que expresa, para cada nivel trófico, la cantidad de energía fijada por unidad de tiempo. La producción bruta representa la cantidad de energía asimilada en cada nivel, de la cual hay que restar la cantidad utilizada por ese nivel para su mantenimiento en los procesos respiratorios para obtener la cantidad real que se acumula como biomasa o producción neta, potencialmente disponible para ser aprovechada por el nivel trófico siguiente.

b) La regla del 10% ya está explicada. En el ejemplo se cumple con suficiente aproximación.

c) Lo anterior tiene como consecuencia que al cabo de unos pocos niveles tróficos la energía disponible no sea suficiente para sostener un nivel más. En una cadea con cuatro niveles, la energía disponible en el cuarto y último sería una milésima parte de la inicial:



3

a) La pirámide A es una pirámide de números, representa el número de individuos que componen la población del nivel considerado, y la pirámide B es de biomasa, que expresa la cantidad en peso de materia orgánica acumulada en cada nivel trófico.

b) La pirámide A presenta el número de individuos que hay en cada nivel trófico (productores, consumidores primarios, etc.). Generalmente el número disminuye a medida que se asciende de nivel (aunque hay excepciones) y suele ocurrir que también el tamaño de los individuos aumenta (el depredador es mayor que la presa). La pirámide B indica la cantidad de materia orgánica o biomasa que corresponde a cada nivel. Generalmente va disminuyendo a medida que se asciende, aunque hay excepciones en ecosistemas acuáticos.

c) La biomasa es la cantidad de materia orgánica que ha tenido su origen en procesos biológicos. Hay biomasa vegetal, resultado de la fotosíntesis, y biomasa animal, resultante de heterótrofos. Hay biomasa residual resultante de transformaciones por la acción humana (trozas, serrín, paja, residuos urbanos, estiércol). Esta biomasa residual se usa como fuente de energía (renovable) por combustión directa, o para obtener combustibles (alcohol, biogás) por diferentes procedimientos, como fermentación o pirólisis , o para obtener abonos.
4

a) La Productividad Primaria es la cantidad de carbono asimilado en la unidad de tiempo por los productores mediante la fotosíntesis, en relación con la energía lumínica que interviene en el proceso.

Si consideramos la reacción de síntesis del proceso;

CO2 (44g) + H2O (18g) + E (123 kc) > CH2O (30g) + O2 (32g),

y se analiza el rendimiento, 1 g de C precisa para su asimilación 10 kc, suponiendo que toda la energía se aprovecha para la reducción del C del CO2, y que el resultado final fuese la síntesis de azúcar.

b) Véase la pregunta 2.a.

c) La eficacia es muy baja, menos del 1% de la energía total incidente queda disponible para el siguiente nivel trófico. Entre los factores que limitan la producción primaria tenemos (página 50): temperatura y humedad, falta de nutrientes, sobre todo fósforo y nitrógeno y la configuración estructural del sistema de captación de la fotosíntesis:

Los productores presentan uno orgánulos captadores de energía llamados cloroplastos. Sólo los fotones de una determinada longitud de onda son capaces de incidir en ellos, haciendo que los enlaces alrededor de determinados átomos de carbono de los pigmentos adquieran configuraciones que retienen energía. La finalidad es convertir la energía electromagnética en química.

El número de puntos donde se realiza la conversión es inferior al de moléculas del pigmento. Cada cloroplasto se descompone en gran número de unidades y cada una contiene 300 moléculas de clorofila, dispuestas como si fuera una pantalla de captación y un solo elemento de conversión. Cada unidad de fotosíntesis es como un embudo que recoge agua de lluvia. Si excede la cantidad de lluvia de un determinado valor, termina por rebosar y se pierde.

5

a) El bosque intercambia materia con su entorno en forma de oxígeno captado en la respiración y producido en la fotosíntesis, dióxido de carbono producido en la respiración y utilizado como entrada en la fotosíntesis,;el agua, que entra como precipitación, agua superficial y edáfica, mientras es eliminada en forma de vapor a través de los procesos de evapotranspiración; otros nutrientes, tomados como iones en la solución edáfica por las plantas o que salen del sistema, también en forma de disolución, por lixiviación o lavado. En cuanto a la energía, la entrante el la energía de la radiación solar que es captada y fijada en la fotosíntesis en forma de energía química en la biomasa acumulada. La salida de energía se da a través de la disipación de calor y como calor latente de vaporización del agua.

b) El bosque corresponde a un sistema abierto ya que intercambia tanto materia como energía, como ya se ha descrito (recordemos que un sistema cerrado intercambia sólo energía, mientras que uno aislado no intercambiaría ni materia ni energía).

c) Respecto a la materia, se producirá un aumento de la emisión de CO2 resultante de la combustión de la materia orgánica y de consumo de O2 en esa misma combustión. Tras el incendio, al haberse reducido o desaparecido la biomasa vegetal, la fotosíntesis estará muy reducida y, con ello, la fijación de CO2 y la producción de O2. También se emitirá a la atmósfera una cierta cantidad de partículas sólidas que pueden ser transportadas por el viento saliendo del sistema para pasar, momentáneamente, a la atmósfera hasta su deposición. Consecuencia posterior al incendio es la probable pérdida de nutrientes por erosión del suelo desprovisto de vegetación.

Durante el incendio se producirá una importante emisión de energía calorífica de combustión a costa de la biomasa presente.

6

a) Se trata del ciclo del fósforo, cuya reserva principal se encuentra en forma de sedimentos oceánicos, por lo que su ritmo de circulación depende del ciclo geológico y se da a ritmos de millones de años. El esquema representa las etapas del ciclo en que el fósforo es movilizado por los procesos erosivos desde las rocas fosfatadas para ser transportado por las aguas continentales hasta el océano donde se acumulará en forma de sedimentos hasta que el ciclo geológico sitúe de nuevo esas rocas expuestas a la acción de los agentes erosivos. Una pequeña parte es recirculado en el seno de las aguas oceánicas al pasar a formar parte de estructuras vivas tanto vegetales como animales (peces-aves marinas-guano-sedimentos). El hombre interviene acelerando la parte superior del ciclo al extraer (flechas de trazos) fósforo tanto directamente de las rocas fosfatadas, como del guano o de organismos marinos, para fabricar abonos agrícolas. Pero la renovación de rocas fosfatadas continuará ocurriendo a ritmo geológico, de modo que se trata de un recurso no renovable que se puede agotar en breve (además, recordad los problemas asociados al uso excesivo de fertilizantes en relación con la contaminación de aguas subterráneas y eutrofización).

b) El fósforo es un factor limitante más importante que el nitrógeno porque junto a la lentitud de su ciclo, ocurre que existen mecanismos de fijación del nitrógeno atmosférico como el que llevan a cabo las bacterias simbióticas de leguminosas Rhizobium, o las cianobacterias (que también intervenían en el desarrollo de la eutrofización). En cambio, las pérdidas de fósforo en el ciclo son en gran medida irrecuperables.

c) La energía de apoyo o auxiliar (página 51) es la energía que es aportada por procesos externos al ciclo permitiendo un menor tiempo de reciclado. En este caso, la energía auxiliar es aportada por el hombre en la extracción de fósforo de las rocas, poniéndolo en circulación con mayor rapidez y en mayor cantidad de lo que lo hacen los procesos erosivos. Esto se traduce en un incremento de la producción primaria mediante el aporte de fertilizantes. A pesar de ese incremento, no se trata de un modelo sostenible puesto que, por un lado, exige la aplicación de energía externa (en general procedente de fuentes no renovables, como los combustibles fósiles) y, por otro, consume las reservas de fósforo a una tasa mayor que la de su renovación, que recordemos transcurre a ritmos de escala geológica.

7

a) Las fluctuaciones en las poblaciones presentes responden a la dinámica de un modelo depredador-presa (página 63). Así, vemos que en los momentos en que crecen las poblaciones de herbívoros HA y HB decrecen las de arbustos BU y gramíneas GR (los árboles BA apenas sufren variación, si acaso puede ser que exista una ligera variación, quizá debida a competencia con los arbustos). A su vez, la abundancia de herbívoros hace crecer enseguida la población del carnívoro CA que depreda sobre ellos. Pero al hacerlo disminuye la población de HA y HB, de modo que hay menos presas y esto provoca a su vez el descenso en CA, tras lo que se recupera la población HB, y así sucesivamente.

b) Los niveles tróficos representados corresponden a productores, los árboles (BA), arbustos (BU) y gramíneas (GR); consumidores primarios, serían los herbívoros (HA, HB), y consumidor secundario, es el carnívoro (CA). El número de niveles queda muy limitado como consecuencia de la ya citada regla del 10% (sería preciso explicar aquí su fundamento, repasa la pregunta 1 y 2).

c) Las cabras comerían fundamentalmente hojas, brotes y tallos de arbustos BU, reduciendo así su población de manera importante (sobrepastoreo). Por ese motivo, las cabras estarían compitiendo con la población de herbívoro HB que, a la vista de las gráficas parece depender de BU. Esta competencia haría descender la población de HB. Al reducirse la población de presas naturales del carnívoro, éste podría empezar a depredar sobre los rebaños de cabras y, tras un descenso inicial, tal vez incrementar su población a costa de la nueva abundancia de presas fáciles de capturar. Pero esto a su vez representa una situación de competencia con el hombre, que es quien introduce las cabras para su aprovechamiento, ocasionando la persecución del depredador (ahora sería "alimaña" según la denominación tradicional). [De modo similar se puede seguir especulando sobre las relaciones entre esas especies o plantear nuevas posiblidades.]
8 Nota: El pie de la figura dice así: "Proporción de los distintos elementos químicos (número de átomos) en la atmósfera, la hidrosfera, la litosfera y la biosfera. Rayado=>1%, Negro=>10%."

a) La primera gráfica permite apreciar la gran abundancia de nitrógeno en la atmósfera, pese a lo cual no es aprovechable para los seres vivos por ser una molécula inerte. Tan sólo unos pocos organismos procariotas y un hongo son capaces de fijarlo directamente desde su forma molecular.

b) La importancia económica radica en el incremento de la producción (y la productividad) que posibilita la fijación del N2 en formas asimilables para las plantas. Los organismos capaces de llevar a cabo esta fijación son (página 58): bacterias de vida libre como Azotobacter, bacterias simbióticas de las leguminosas como Rhizobium, cianobacterias planctónicas y el hongo actinomiceto Frankia. Por otra parte, entre las leguminosas que viven en simbiosis con Rhizobium hay multitud de especies de interés agrícola que, además del interés económico directo de su explotación, lo tienen también porque su cultivo enriquece el suelo en productos nitrogenados que pueden ser luego aprovechados por otros cultivos.

c) El hombre interviene de muy diferentes formas:

– fijando nitrógeno atmosférico mediante la fabricación de fertilizantes, amoníaco y otras sustancias químicas.

– emitiendo nitrógeno a la atmósfera por, entre otras cosas, exceso de abonado, uso de vehículos, exceso de riego y pisoteo de suelos que favorecen las condiciones de anaerobiosis en que viven las bacterias desnitrificantes.


 

 

9.

a) (respondida en la pregunta 4.a.)

b) En los primeros intervalos, un aumento de la intensidad de luz lleva consigo un aumento de la productividad. A partir de una determinada intensidad, por más que se aumente ésta, no lleva consigo un aumento de la productividad. Es como si ya no se pudiera asimilar lo que excede de un limite, y el resto de desperdiciase (páginas 52 y 53. Figuras 2.19., 2.10., 2.21.). Los receptores se saturan.

c) Los productores presentan unos orgánulos captadores de energía llamados cloroplastos. Sólo los fotones de una determinada longitud de onda son capaces de incidir en ellos, haciendo que los enlaces alrededor de determinados atomos de carbono de los pigmentos adquieran configuraciones que retienen energía.

La finalidad es convertir la energía electromagnética en química. El número de puntos donde se realiza la conversión es inferior al de moléculas del pigmento. Cada cloroplasto se descompone en gran número de unidades y cada una contiene 300 moléculas de clorofila, dispuestas como si fuera una pantalla de captación y un solo elemento de conversión. Cada unidad de fotosíntesis es como un embudo que recoge agua de lluvia. Si excede la cantidad de lluvia de un determinado valor, termina por rebosar y se pierde. La propia organización de la estructura fotosintética, que es uno de los factores limitantes de la producción primaria, explica el gráfico.
10.

a) Se calcula que más del 90% de los incendios forestales tienen su origen en causas debidas a la intervención humana y que tan sólo alrededor del 6% se dan por causas naturales. Entre estas causas naturales, la que tiene mayor incidencia es la originada por rayos en tormentas eléctricas, que además ocurren con mayor frecuencia a fines del verano en nuestras latitudes, cuando la masa forestal es más susceptible al fuego.

Los incendios causados por el hombre obedecen a causas variadas:

– quema de rastrojos y otros restos (práctica que además del evidente peligro de incendio, ocasiona el empobrecimiento del suelo agrícola al perder nutrientes, implica por tanto la necesidad de abonar y favorece la contaminación de suelos y aguas).

– quema de matorral o monte para ampliar tierras de cultivo o pastos, territorios de caza o eliminar "alimañas".

– negligencia de campistas y visitantes: colillas mal apagadas, hogueras, abandono de objetos de vidrio, etc. (suponen entre el 5 y el 10%)

– actos de venganza, represalia u otros relacionados con disputas por deslindes, expropiaciones, etc.

– actos de pirómanos.

– especulación en los negocios de la madera, urbanístico, equipamiento contra incendios, como medios aéreos, vehículos, etc.

– gestión deficiente del monte: falta de mantenimiento, repoblación con especies inadecuadas, diseño erróneo de la red de cortafuegos, inversiones en medios de extinción pero no en prevención ni en investigación,...

Los factores naturales de riesgo tienen que ver con:

* condiciones ambientales: las elevadas temperaturas y sequías prolongadas favorecen el inicio y propagación. A este respecto, la región mediterránea sufrirá un elevado riesgo de incendio. La presencia de viento también favorece la propagación.

* características y situación del bosque: el tipo de especies influye en cuanto a la cantidad de restos de hojas y ramillas que producen o su contenido en resinas u otras sustancias combustibles. La presencia de restos abundantes de vegetación, altamente combustibles, también incrementa el riesgo. Otras causas no naturales de riesgo se relacionan con la accesibilidad y frecuentación del bosque, mantenimiento y limpieza insuficientes, crecimiento urbanístico próximo,...

b) Los incendios forestales tienen efectos ambientales negativos sobre la economla, el medio social y el medio natural (suelo, fauna y flora, aguas, atmósfera). Entre estos efectos negativos podemos destacar la pérdida de:

– suelo por erosión al quedar desprovisto de vegetación y expuesto a la acción de las aguas de escorrentía.

– la materia orgánica superficial del suelo y los nutrientes. En suelos agrícolas ello implica además la posterior necesidad de aplicar abonos con el consiguiente riesgo de contaminar aguas y suelo.

– biodiversidad y regresión en la sucesión ecológica.

Entre las medidas de lucha contra los incendios forestales se pueden citar:

– Campañas educativas y de concienciación social acerca del valor que representan las masas forestales y la importancia de su conservación, así como sobre las conductas a adoptar y las medidas precautorias que es preciso tomar para evitar la génesis de incendios.

– Medidas preventivas centradas en un correcto mantenimiento de los bosques con:

* eliminación de restos de vegetación y ramas muertas, sobre todo al final del invierno.

* trazado adecuado de la red de cortafuegos y mantenimiento de los mismos.

* creación y conservación de vías de acceso para los equipos de extinción.

* formación y equipamiento adecuado del personal de los equipos de extinción.

* vigilancia permanente, en especial durante las temporadas de mayor riesgo. La intervención inmediata sobre los focos evita la propagación.

Las estadísticas realizadas en los últimos años han demostrado que, cuando se reacciona rápidamente en las etapas iniciales de los incendios, la superficie quemada se reduce drásticamente aún cuando el número de focos pueda ser muy elevado.

– Medidas mitigadoras de los efectos negativos sobre el suelo, como emplear troncos quemados para crear bancales con que reducir la acción erosiva en pendientes, repoblar con prontitud,...

– Prohibir la venta de madera procedente de incendios y la recalificación de terrenos que hayan sufrido un incendio para evitar la especulación.

c) Se conozca el alto valor que, directa e indirectamente, tienen los bosques como recurso natural, cultural, energético, paisajistico, etc. – recursos aprovechables directamente como la madera u otro productos, variable en función del tipo de bosque y especies presentes.

Los bosques tienen gran importancia como fuente de recursos:

– energéticos si se aprovecha su biomasa como base para la generación de energía (combustión, pirolisis).

– naturales al explotar, según el tipo de bosque, la madera, corcho, caza, pastos,...

– turísticos, como turismo, camping, pesca,...

– paisajísticos, conservando la fisonomía propia del territorio.

– bióticos, al representar la etapa culminante de la sucesión ecológica y ser la base por tanto de un ecosistema maduro y diverso, rico en especies tanto animales como vegetales, que es importante conservar.

– edáficos, ya que el bosque protege el suelo de la erosión, conservando el suelo fértil y la materia orgánica que contiene y que es fuente de nutrientes.

– hídricos, puesto que el bosque favorece la infiltración de las aguas de escorrentía reteniendo el agua que circulará lentamente a través del suelo alimentando las aguas superficiales. Esto además protege de riadas.
11.

a) La gráfica muestra un importante y brusco descenso en la población de atún Atlántico a lo largo de las dos décadas consideradas. La causa estriba en la sobreexplotación que se ha venido realizando de los recursos pesqueros con un aumento tanto en el número de buques que componen las flotas como en su capacidad y su eficacia, al incorporar las nuevas tecnologías a la localización y evaluación de los bancos en los caladeros. Esto ha conducido a la reducción mencionada en las poblaciones y a la estabilización del nivel de capturas a pesar de esa mayor eficacia extractiva. Como consecuencia ha aumentado la presión sobre las poblaciones al intentar recuperar el volumen de capturas, aumentando las capturas de juveniles y de especies no deseadas (descartes).

b) El mantenimiento de los recursos pesqueros en el marco de la sostenibilidad de los mismos implica emprender una explotación racional del recurso a un ritmo que permita su renovabilidad, es decir que no supere la capacidad reproductiva de la especie. Es preciso entonces imponer limitaciones en el volumen de capturas y en el tamaño de los ejemplares para evitar la captura de individuos que no hayan alcanzado la madurez reproductiva. También el establecimiento de épocas de veda (paro biológico) en los períodos de reproducción facilitará el mantenimiento de las poblaciones. Además, es preciso arbitrar los medios que permitan vigilar y hacer cumplir las restricciones impuestas. Por último, el fomento de la investigación sobre las especies objeto de pesca permitirá conocer mejor sus ciclos reproductivos y la investigaicón sobre cultivos marinos de otras especies (piscicultura) permitirá complementar la pesca y encontrar alternativas que reduzcan la presión sobre las poblaciones salvajes.

c) La mayor parte de los recursos naturales actualmente explotados están sometidos a tasas de extracción no sostenibles, por encima de la tasa de renovación o conservación. Podemos citar los recursos energéticos, basados en la explotación de combustibles fósiles no renovables, como carbón o petróleo, recursos mineros, recursos hídricos, sobre todo en el caso de las aguas subterráneas, recursos forestales, etc. El cambio en la tendencia pasa por adecuar el ritmo de explotación al de renovación o al de sustitución por nuevas fuentes de recursos.
12.

a) (véase la respuesta 4c)

b) Al aumentar la intensidad de la luz lo hace también producción primaria hasta que se alcanza la saturación de los elementos de captación y, a partir de entonces, aunque siga creciendo intensidad de la luz, la producción primaria no aumenta porque se alcanza la máxima capacidad de captación de energía. La curva que relaciona estas variables es la representada en la pregunta 9.

c) Se piden tres de los procedimientos que han permitido aumentar la producción primaria. Éstos podrían ser:

– La aplicación de la tecnología en los trabajos de laboreo agrícola. Esto exige aportar energía externa (exosomática), primero de origen animal y luego basada en la explotación de combustibles, fundamentalmente de origen petrolífero, que permite una mayor eficacia productiva, aunque no energética: se precisa una inversión energética mayor que la obtenida en forma de producto, aunque es posible trabajar mayores extensiones de terreno. En este mismo ámbito podríamos situar la aplicación de nuevas técnicas de regadío y de obtención del agua necesaria para ello a partir de aguas subterráneas profundas, construcción de embalses, trasvases, etc.

– La aplicación de productos destinados a combatir las plagas que compiten con nosotros en la obtención de la producción neta de la especie cultivada o que compiten con esta en la obtención de los nutrientes del suelo.

– El empleo de fertilizantes químicos que evitan la acción limitante que supone la escasez de determinados nutrientes en los suelos.

– El desarrollo de nuevos campos de conocimiento ha permitido una eficaz selección genética de variedades más productivas. La ingeniería genética además permite obtener variedades que además sean más resistentes a plagas o enfermedades e incluso puede que se obtengan otras cuya disposición de las unidades fotosintéticas sean más eficientes a la hora de aprovechar la energía de la radiación solar.
13.

a) Los factores más claramente limitantes de la producción primaria que se ponen de manifiesto en el mapa son los de tipo climático. Las áreas no incluidas como Tierras cultivadas vemos que corresponden, como en el mapa se indica a climas muy fríos, desiertos y selvas tropicales. En los dos primeros casos, el clima y la escasa o nula disponibilidad de agua consecuente al mismo impiden la expansión de las tierras de cultivo. En el caso de las selvas tropicales (ecuatoriales), donde el clima es favorable y se dispone de agua en abundancia, la limitación estriba por un lado en la difícil accesibilidad de estos territorios y de manera muy importante en la pobreza extrema del suelo. En contra de lo que a veces se piensa a la vista de la exuberancia vegetal que muestran las selvas lluviosas, su suelo es muy pobre en nutrientes debido a que las condiciones ambientales favorecen la rápida descomposición de la materia orgánica y el lavado de los nutrientes, así como la inmediata absorción e incorporación a la biomasa vegetal. Es decir, ocurre un rapidísimo reciclaje de los nutrientes, que entonces no permanecen en el suelo. Una vez que se rotura el bosque por tala o quema, los pocos nutrientes que quedan proporcionan tan sólo una o dos cosechas y es preciso roturar una nueva parcela si se quiere seguir cultivando. Este procedimiento, que es sostenible cuando se trata de alimentar grupos humanos reducidos y dispersos, se vuelve insostenible al aumentar la población porque ya no es posible respetar los 20 ó 30 años que necesita la selva para regenerarse. De esta manera se cae en una espiral de empobrecimiento del suelo que conduce a la erosión y pérdida del mismo.

b) Véase la respuesta 12.c.

c) La expansión de la agricultura a expensas de los bosques lluviosos supondría la pérdida de extensas áreas de los mismos, como por otra parte ya está ocurriendo, con consecuencias negativas no sólo en lo que se refiere al valor intrínseco de estas áreas, sino también sobre procesos de alcance global como pueden ser el equilibrio climático global o el ciclo hidrológico. Por otra parte, en estas masas forestales ecuatoriales está contenida una enorme reserva de biodiversidad que además de su propio valor como reserva genética de la biosfera, tiene valor tangible en tanto que representa un potencial ingente de nuevas sustancias químicas de posible aplicación médica.

d) Las soluciones aportadas deben contemplar su sostenibilidad, es decir no basarse en el empleo de fuentes energéticas no renovables, aplicación de fertilizantes químicos, empleo de pesticidas y herbicidas, regadíos fundamentados en la sobreexplotación de acuíferos, etc., es decir en soluciones transitorias, válidas a muy corto plazo pero con un futuro poco prometedor, como actualmente ocurre, sino en racionalizar los cultivos en el sentido de adecuar las especies al clima y suelo, rotación de cultivos, cultivos mixtos en franjas y pasillos que favorecen la retención de agua y protegen de la erosión, aplicación de abonos orgánicos, incluyendo restos de cosecha, control biológico de las plagas, uso racional del agua con sistemas de mayor eficiencia, etc.
14.

a ) Antes de analizar la gráfica hay que recordar la diferencia entre las artes de pesca mencionadas.

El arrastre consiste en una red en forma de bolsa o copo remolcada por el buque (arrastrero) que va recogiendo los peces a su paso. El tamaño y la forma varían ligeramente si se trata de arrastre de fondo o pelágico. En cualquier caso, el paso de malla y la velocidad de arrastre son factores críticos a la hora de seleccionar el tamaño mínimo de las capturas.

El palangre consiste en una larga línea o cabo principal, que puede tener kilómetros, del que penden otras líneas menores, en diversas configuraciones, con anzuelos cebados. También la profundidad a que se sitúa es variable.

En la gráfica observamos que el arrastre captura fundamentalmente por debajo de la talla mínima legal y desde luego muy lejos de la talla de primera madurez, lo que significa que se están eliminando de la población ejemplares jóvenes que no han llegado a reproducirse. El arrastre de fondo tiene una incidencia muy negativa sobre la conservación de las poblaciones de merluza ya que arrasa los fondos de la plataforma continental en donde estos animales llevan a cabo su reproducción.

El palangre en cambio captura ejemplares grandes que han superado ampliamente la talla de madurez reproductora, por lo que parece menos un método menos lesivo para las poblaciones de este pez.

La flota española explota seis especies del Atlántico y la variedad mediterránea de la merluza común mediante artes de arrastre (Lozano, 1978).

b) La captura de inmaduros no reproductores (llamada sobrepesca de crecimiento) tiene consecuencias nefastas para la conservación del recurso, ya que se está impidiendo que el potencial reproductor de la especie actúe como mecanismo de renovación. La talla mínima legal, muy por debajo de la talla de primera madurez, no está basada en criterios de sostenibilidad que permitan la reproducción de la merluza. Se debería exigir el que se fundamenten en criterios biológicos (lo mismo que las épocas de veda, si las hubiere) para asegurar la posibilidad de que el pez se reproduzca manteniendo los niveles de población. Sin embargo, las presiones económicas (y también sociolaborales de una flota sobredimensionada) hacen que se intenten mantener unos volúmenes de capturas que, actuando sobre poblaciones diezmadas por años de sobreexplotación, obligan al empleo de artes menos selectivas y más agresivas, capturando inmaduros.

c ) En primer lugar, las medidas encaminadas a fomentar la sostenibilidad podrían ser:

– Determinación de los ciclos reproductores de las especies objeto de pesca para...

– Establecer normas sobre tallas mínimas y épocas de captura que garanticen la posibilidad de reproducirse.

– Vigilancia estricta de la aplicación rigurosa de la normativa anterior.

– Reconversión de parte de la flota arrastrea a otros caladeros o a otras especies menos sobreexplotadas y hacia artes de pesca más selectivos (en especie y tamaño).

Búsqueda de alternativas en el desarrollo de la piscicultura, tanto marina como dulceacuícola.

– Divulgación de las tallas mínimas legalmente establecidas según procedencia (las tallas varían si el pescado procede del Mediterráneo o del Atlántico, por ejemplo la talla mínima de la Lubina es de 22 cm si procede del caladero de Canarias, pero sube hasta 36 cm si es del Cantábrico, Noroeste o Golfo de Cádiz) y control del cumplimiento a nivel de distribución y venta.

Las tallas mínimas han sido establecidas por Real Decreto 560/1995 de 7 de abril, que se puede consultar, vía internet, en la dirección del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en:

www.mapya.es/pesca/pags/tallas/decreto.htm

Se puede comprobar la talla de cualquier especie por caladero en el mismo sitio en:

www.mapya.es/pesca/pags/tallas/tallas.htm

En cuanto a las medidas realizables por los consumidores, prácticamente se reducen a evitar la compra y consumo de inmaduros, lo que obliga al conocimiento de las tallas mínimas según la procedencia del pescado, y a denunciar la venta de pescado que no cumpla esa norma. Por otra parte, los ciudadanos debemos exigir que se emprendan acciones encaminadas a garantizar la conservación de un recurso que, como la pesca, puede comprometer el futuro de nuestra alimentación. En contra juegan algunas de las costumbres o tradiciones, tales como el consumo del famoso "pescaíto frito" o el pequeño chanquete (Aphya minuta), cuya escasez por haber sido esquilmado durante décadas, hace que se venda como tal el boquerón (Engraulis encrasicholus) de tamaño inferior a la talla mínima legal, de unos 9 cm.
15.

a) El texto en sus cuatro párrafos presenta las respuestas en el mismo orden en que se piden. La premisa queda expuesta en el primer párrafo, es un hecho comprobado el comportamiento de la ardilla roja cuando alcanza la madurez. La hipótesis explicativa de tal comportamiento observado corresponde al segundo párrafo (El patrón de emigración sugiere...) y en el tercero se expone el método experimental llevado a la práctica. Por último, en el cuarto párrafo se expone la conclusión obtenida. El método expuesto admite la verificación por repetición tantas veces como sea necesario con tan sólo seguir la evolución de una o más poblaciones de ardilla.

b) Se habla de competencia en el caso en que organismos de la misma (intraespecífica) o diferente especie (interespecífica) intenten explotar un mismo recurso, que es insuficiente para satisfacer las necesidades de todos ellos. En este caso, la competencia suele conducir a la mortalidad diferencial y hace que dos especies no puedan coexistir si utilizan los mismos recursos, es decir si ocupan el mismo nicho ecológico (posición y función en el ecosistema o espacio funcional del ecosistema ocupado por una especie, es decir, el conju nto de sus características ecológicas como: hábitat espacio físico que ocupa, comportamiento trófico, períodos de actividad diaria y anual, movilidad, ...).
  1   2   3

similar:

Ejercicios de pau. La biosfera. Soluciones iconSoluciones pau bio glúcidos

Ejercicios de pau. La biosfera. Soluciones iconSoluciones pau. Proteínas y enzimas

Ejercicios de pau. La biosfera. Soluciones iconEjercicios pau cinética t7

Ejercicios de pau. La biosfera. Soluciones iconEjercicios pau quimica organica

Ejercicios de pau. La biosfera. Soluciones iconEjercicios pau (Castilla y León)

Ejercicios de pau. La biosfera. Soluciones iconSoluciones ejercicios 23, 24, 26, 27, 28, 31 y 32 3º eso

Ejercicios de pau. La biosfera. Soluciones iconEjercicios de soluciones y solubilidad

Ejercicios de pau. La biosfera. Soluciones iconSoluciones ejercicios 2, 5, 6, 7, 21, 23, 24, 26, 27, 28, 31 y 32 3º eso

Ejercicios de pau. La biosfera. Soluciones iconSoluciones de algunos ejercicios de la ficha 3

Ejercicios de pau. La biosfera. Soluciones iconSoluciones ejercicios de repaso 3º eso


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com