El sabio busca la luz y los locos se la dan




descargar 2.36 Mb.
títuloEl sabio busca la luz y los locos se la dan
página17/40
fecha de publicación03.02.2016
tamaño2.36 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   ...   13   14   15   16   17   18   19   20   ...   40

TERCERA PARTE



De regreso al mundo

INTRODUCCIÓN
Cuando todavía tiene alguien algo que escribir por esa misma razón ya no es perfecto, puesto los libros se componen de palabras que van a tomar el sentido de la percepción propia al estado de conciencia de cada ser humano que las lee y que por supuesto, no es perfecto.

El verdadero Sabio vive el eterno presente y por esa misma razón no tiene nada que escribir.

Parece ser que lo único que nos mueve a dar un mensaje es el amor a la humanidad.
Cada ser humano maneja sus conceptos de acuerdo a lo que comprende de ellos. Por ejemplo, sobre la Iluminación cada cual piensa lo que ellos mismos consideran verdadero. Algunos hablan incluso de la Iluminación basados en el plexo solar y su correcta función o en la apertura del tercer ojo (el chakra Agna); hablan incluso de la Iluminación a través del Tanta yoga, es decir, la sexualidad cuyo centro fundamental está en la apertura del chakra Svadhisthana ó Muladhara (en la base de la columna vertebral).

Y es que realmente todos somos iluminados en mayor o menor escala. Desde que nos sentimos vivos todos estamos evidentemente Iluminados. Es como hablar de la conciencia y en si, todos los seres humanos somos conscientes, aún el inconsciente. Si preguntamos al que consideramos inconsciente si es una persona consciente es casi seguro que nos diga que sí, que está perfectamente consciente. Pero como hemos dicho, hay “conciencia de la inconsciencia sin solución”.

Por eso el Sendero Viviente es una cuestión íntima entre nosotros y la multidimensionalidad de la vida, nosotros y nuestro Padre-Madre; el Cristo-Virgen.

Cuando hablamos de la verdad aparecen infinidad de imitadores. Pero también, como siempre ocurre con los verdaderos científicos, existe la esperanza de que la humanidad descubra que en ella está la luz. Que juzguen solamente para juzgarse a sí mismos.

La Iluminación, es imposible. Pero como enseña Jesucristo, “para Dios no hay imposibles”.

Esto significa que no somos nosotros como “yo inferior” quien se ilumina, sino más bien Dios quien se Ilumina en nosotros.

Lo más cercano que conozco respecto a este tipo de experiencia trascendente-inmanente es que el mundo se convierte en una gran cámara donde todo lo que pensamos se cumple.

Como una cámara mágica en una habitación subterránea que realmente se encuentra dentro de la Gran pirámide, la pirámide de Keops-Thot.

Se dice que cuando alguien entra en esta cámara subterránea todo lo que piensa se hace real. Y se cuenta que algunos turistas han sido presas del terror y han perdido la vida. Esta es la razón por la que tuvieron que clausurar esa cámara subterránea.

A esta cámara la llamaría: “Cámara de Iluminación”.

Así que aunque conservemos nuestro cuerpo físico, dejamos de estar en la tercera dimensión.

Todo se convierte categóricamente en mental. En realidad existen las fuerzas oscuras y los demonios, pero son nuestros miedos, angustias y falta de pureza lo que los atrae a nuestra mente y nos hace sus presas.
Como estudiantes del Sendero Verdadero, tenemos que saber que en el umbral hacia la multidimensionalidad hay "un moderador" que nos protege. Y en cuanto adquirimos la Iluminación se convierte en un vigilante real.

Al respecto solo los ocultistas conocen con exactitud el asunto, pero a veces la información se hace extensiva al público. Por ejemplo, hay un viejo libro del siglo XIX llamado “Zanoni” donde se habla de ese moderador llamado El Vigilante del Umbral. Es un Ángel muy experimentado que modera todo lo que pasa en la mente del Iluminado, a fin de tratar de protegerlo de su propia locura o impurezas.

El Vigilante del Umbral a todo mundo le inspira respecto, hasta los ocultistas hablan de él con cierto temor, porque si tenemos miedo se nos aparece como el diablo y si nos superamos y amamos aparece como un amigo. Y es que realmente, como humanos, estamos acostumbrados a asociar a una persona débil con una persona “buena”. Y alguien auténticamente BUENO puede parecernos malo.

Este Ángel no tiene tiempo para explicarnos que todo lo hace porque es bueno y a veces nos parece malo. Así como los realmente malos nos parecen “tan buenos”.

El Vigilante del Umbral simplemente cuida y controla que fuerzas ajenas no vayan a dañarnos en nuestro reciente nacimiento en un mundo que desconocemos completamente.

Generalmente son removidos en nuestra mente todo los hábitos malsanos de la infancia y nos convertimos en uno con la tierra y con el cielo que comenzamos a reconocer como a seres vivientes y es esto lo que va a marcarnos para que ya nunca más podamos volver a ser los mismos, es decir, seres inconscientes.

Todas nuestras ideas pueden volverse contra nosotros si no logramos controlar nuestra mente y convertirnos en eminentemente positivos. Si hemos estudiado sobre muchas dimensiones, mundos paralelos, muertos, el diablo, la lujuria, la maldad, los poderes de Dios de una forma desequilibrada. De todas maneras esas ideas se convierten en reales.
Todo esto no era claro como el agua y tenía que ir descubriéndolo, lenta pero infaliblemente

RENACIMIENTO

.

Salí abruptamente de mi Retiro entre el 21 y 22 de febrero, justo a la entrada del signo de Piscis.

En la mañana después de la primera noche que pasé ya en mi casa de Netzahualcoyotl, me enteré que tenían dos días de haber enterrado a un vecino que vivía muy cerca.

Pero aquí no terminaba este asunto, sino que en el transcurso de esa semana fallecieron un pariente de mi cuñado y la familia se alisto para asistir a dos velatorios más. No estaba dispuesto a quedarme aparte, porque necesitaba estar cerca de ellos y todo lo que le pasaba a la gente me llenaba de interés, después de tantos meses sin tratarlos directamente.

Asistí a estos velatorios y mientras lo hacía, fui comprendiendo que precisamente algo de mí había muerto.

Así que conforme la gente reunida en los rosarios realizaba sus oraciones, era cómo si también rezaran por mí. Sobre todo porque estas plegarias me estaban dando una fortaleza muy especial.

Mi padre había quitado su negocio de la colonia obrera y sobrevivía como podía, haciendo trabajos por su cuenta. Este abuelo fué como un padre para mis hijos, pero él como siempre, estaba enfermo. Pero esta vez había ya una variante admirable, porque siendo un asiduo consumidor de carne animal en sus alimentos, sin embargo, de un tiempo para acá, estaba intentando hacer dietas vegetarianas, pues la carne le hacía mucho daño.

A principios de marzo de ese año, todavía me sentía muy débil y estaba asistiendo a ciertas terapias de “limpia con yerbas” y esas cosas, que aceptaba, pues mi familia me lo ofrecía con todo lo mejor de ellos. Y uno de estos días hubo fiesta en mi casa. Llegaron a nuestra casa casi todos mis sobrinos pequeños. Eran cerca de veinte niños, y para mí fue muy reconfortante encontrarme entre sus gritos y risas. ¡Era todo tan extraño! Como si hubiera vuelto a nacer o me hubiese precipitado y estuviera de nuevo en un mundo que ya no podía ser el mismo que cuando lo dejé.

Definitivamente estaba regresando al mundo porqué era un misterio lo que la divinidad me tenía preparado.
Trate de localizar a mi compañera de Retiro pero ella rehuía lo mas que podía. Su parte humana estaba tomando el control de su vida y ya no brillaba su rostro con su esencia total, sino sólo a momentos y me decía:

- Quiero volver a tener una vida humana y simple.

Yo no podía olvidarla ni ella tampoco a mí. Sin embargo, no entendía porque ya nuestra relación no era la misma.
En cuanto salí de mi Retiro y regrese a mi casa en Netzahualcoyotl tuve que hacerme cargo de los niños, pero mi estado de salud física y mental no era óptimo, así que mis movimientos eran lentos. Decidí regresar a dar conferencias en la zona norte: Ecatepec, Villa de las flores. Aquí fui recibido amorosamente por la hermana que antes ya me había tendido su mano para permitirme dar clase de astrología en este lugar. De inmediato comencé a formar un grupo.

Luego inicie otro en Cuautitlan cerca de Satélite.

Sin embargo, el dinero era muy insuficiente porque esta gente me veía simplemente como un profesor de astrología pero no como un Iniciado y menos como alguien que venía de un Retiro.

Hablé en privado al respecto de esto de mi Retiro, con esta hermana que era la dueña del centro de Villa y otra hermana Gegnian que ya me conocía desde años atrás, por considerar que ambas pertenecían a la G.F.U. y me mostraban especial estima.

Les dije que había experimentado la Iluminación después de un Retiro de cuarenta meses. Me lo creyeron a medias pero les simpatizaba y me sostuvieron anímicamente durante este delicado trayecto, lo mejor que pudieron.
Al poco tiempo me invitaron al Asrham de Cuahutla de la G.F.U. y acepte. Ellas pagaron mi pasaje de ida y era importante para mi ver como estaban las cosas en la G.F.U..

Me hicieron entrar directamente al Santuario y allí entre los más asiduos asistentes de Escuela Iniciática, encontré de nuevo a mi viejo amor. La hermana que regreso de oriente y cuando más enamorados estábamos, había decidido cortar nuestra relación.

Aquí estaba otra vez, siempre con su coquetería y sus caprichos femeninos, perseguida por su pareja que se veía muy enamorada de ella, pero sobre todo cautivado por el magnetismo sexual que le inspiraba.

Una pequeña de unos 4 años brincoteaba por aquí y por allá y me di cuenta que era su hijita.

Por respeto, ese día fui vestido con ropa clara.

Y en cuanto ella me reconoció los colores le subieron al rostro en una expresión de emoción, en lo cual ella era una maestra para ocultarlas.

Después de dos horas de convivencia fraternal jugando extraños juegos juveniles, propuestos por los encargados de coordinarlos. Se presento un hermano de la Jerarquía para dar la Ceremonia Cósmica llamada “Antenaje”.

Todavía en ese momento estaba dispuesto a volver con ella, si mi antigua amada hubiera tenido una reacción extraordinaria como para dejar a su pareja. Pensaba en aceptarla incluso con su única hijita, o los dos o tres hijos que tuviera.

La diferencia es que ahora ya me pertenecía a mi mismo y mis emociones no eran el fundamento de mi relación de pareja.

Cuando termino el antenaje, como se acostumbra, nos sentamos en la alfombra a fin de escuchar al Jerarca y los comentarios de los asistentes. En un momento dado ella pidió la palabra y dijo con emoción:

- Todo aquí se ha hecho rutinario. Pero este día en especial es muy diferente. Es evidente que esta vez hay Maestros aquí, con nosotros.

Terminada su declaración, encontró la forma de irse escabullendo hacia la entrada del recinto y ya no volví a verla, cuando hice mi recorrido hacia la salida del Asrham.

Inmediatamente que terminó esa plática me despedí de mis hermanas de Villa de las flores y regrese a la ciudad de México.
El anhelo de estas hermanas era que regresara a la escuela de Gegnian de la G.F.U. pero yo no estaba en óptimas condiciones para hacerlo y además ¿Cómo podía regresar a una rutina demasiado lenta respecto a todo lo experimentado en mi camino?
El dinero no me alcanzaba porque las cuotas de mis alumnos eran demasiado módicas y no podía pedirles más.

Las personas tenían su propia vida, de manera por ejemplo, cuando llegaban las vacaciones o fin de año nadie piensa si al instructor le hace falta un poco más de dinero. Yo tampoco lo haría con un instructor que me diera clases de astrología, cocina o cualquier otra cosa. En realidad como personas vivimos relativamente conscientes.
Así que en mi casa de Netzahualcoyotl junte algunos desperdicios de fierro que mi padre había acumulado de su viejo taller y me puse a venderlo en lugares donde se compra "fierro viejo". Así fue como por un tiempo sacaba un poco de dinero extra.
A veces regresaba de dar mis charlas casi a las doce de la noche pues tenía que ir a Villa de las Flores o hasta Cuautitlan Izcalli.
Afortunadamente cuando habían pasado más de dos meses desde que salí de mi Retiro, uno de mis hermanos me ofreció que fuera su empleado, colocando persianas en casas particulares.

Esto fué algo increíble, no por el sueldo que era bastante humilde, sino por la experiencia que me estaba brindando la vida. Porque después de estar tan lejos de la gente, de pronto me veía entrando al interior de las casas de todo tipo de personas. Lo mismo gente muy humilde que bastante acomodada. Entré a más de trescientas casas en un lapso de dos meses y pude ver cómo vivía la gente.

Seguramente para mi hermano esto no era ninguna maravilla, pero para un hombre que ha experimentado en carne propia lo que es un Retiro, todo se convierte en asombroso ver a la gente desde su intimidad doméstica.

Era como si me hubiera convertido en inspector para aquilatar directamente como se encontraba la humanidad. Revisando como experimentan sus vidas particulares, “detrás de la puerta que da a la calle”. Por ejemplo, algunas personas eran de clase media baja o clase acomodada y nos invitaban a sentarnos a la mesa para comer. Otros eran tan recelosos que se preocupaban porque no les pisáramos su alfombra con zapatos.

Además mi estado anímico era muy delicado así que debía bañarme a escondidas en alguna de las casas, para que pudiera soportar toda la jornada. En este sentido mi hermano fue muy comprensivo y vigilaba que los dueños no sospecharan que no solamente habíamos pasado a su baño a lavarnos las manos sino a remojarme todo el cuerpo. Por fortuna ninguno se dio cuenta.
Mientras vivía todo esto me resistía a perder a mi grupo de astrología que había dejado formado desde los tiempos de Chaya Michan, antes de mi Retiro, así que junte todas sus direcciones y comencé a llamarles por teléfono. A uno de ellos, que me había seguido con mucho interés le encargue que hablara a todos los demás y así logré juntarlos dándoles una cita para un día específico. Pero ellos ya no estaban listos para mí. Los había rebasado en mucho. Solamente había una cara sonriente del que iba convertirse en una piedra angular de mi naciente grupo.

Se trataba de un Ingeniero de profesión, joven y entusiasta a quien pude platicar de muchas cosas de lo que había vivido como Iniciado y además, como es que había logrado la Iluminación. Pero mi amigo todavía estaba atrapado en su vida de trabajo, pues ejercía como ingeniero y un buen día me dijo que se iba a Canadá.
Mientras él estaba planeando su viaje yo decidí regresar con Chaya Michan. Entre al centro del Oro y comencé a entusiasmar a la joven secretaria que apenas conocí en este momento, le hable de sus lindos ojos y comencé a bromear con ella. Hasta que la convencí de que Chaya me quería mucho y lo conocía de tiempo atrás.

Para darle fuerza a mis palabras. Subí al Pent-house, en la parte superior del edificio, donde vivía Chaya. Lo salude y me reconoció sin entusiasmarse. Por suerte bajo a las oficinas a dar algunas instrucciones y delante de la secretaria le dije que ya estábamos de acuerdo para que anunciara una conferencia en el radio. Acepto. Y de un día para otro ya estaba otra vez invitado a la radio, par anunciar mi Escuela.

Pero esta vez ya no contaba con el apoyo de Chaya Michan, simplemente me ignoraba. No significaba nada para su trabajo, así que las ganancias fueron mínimas.

Sin embargo, conocí y forme algunos grupos pequeños en los centros de Chaya Michan y algunas mujeres deseaban andar conmigo pero yo no estaba en la mejor disposición. Realmente no me interesaba otra mujer. Había conocido sus abismos y para mí todas estas mujeres que querían tener sexo conmigo simplemente no eran para mí. Algunas realmente se enamoraron, pero simplemente nada podía hacer.

Recuerdo claramente que una tarde una de ellas me esperó y fuimos caminando por Insurgentes hacia la glorieta del metro. Una vez que estábamos allí rechacé la oferta que me hacía de acostarme con ella. En ese instante dentro de mi mente una voz con fuerza atronadora dijo:

- Con este acto estas ganando la eternidad.

Fue una voz que prácticamente, trono en mi cabeza, de tal manera que reconocí venía de mi Padre Celestial. No es algo fácil de explicar pero me recordó mucho aquella parte del Evangelio donde Juan Bautista estaba bautizando a Jesucristo y del cielo se escucha la voz:

- ¡Este es mi Hijo muy amado en quien tengo mi complacencia!
Pero no me daba por vencido teniendo, además, que meditar por lo menos cuatro horas diarias para poder sobrevivir interiormente.
Para mi se convirtió en una necesidad urgente la formación de un grupo fuerte y por esta razón empecé a apuntar en mi libreta de direcciones todos aquellos lugares que parecieran dedicarse a la psicología, metafísica, ocultismo etc. Visité varios sitios, incluso fui a lugares de provincia como Toluca.

Una vez llamé a un consultorio de psicología y la persona que me contesto era una mujer que en cuanto supo que yo quería dar psicoastrología me cortó de inmediato.
Localicé a algún viejo cliente de mi padre y ayudado por mi hermano, hicimos alguna instalación de aire acondicionado. Pero el dinero era poco, necesitaba más estabilidad mínima. Algo me movía a no dejarme caer. Una fuerza interior estaba conmigo a pesar de la adversidad y el enorme dolor que tenía por la inaceptable lejanía de mi compañera.
Una tarde cayó en mis manos, por medio de una antigua amiga de mi ex-grupo de Chaya Michan, una dirección de una persona dedicada a la metafísica. Se llamaba Aurora, un nombre bastante significativo para la aurora de un grupo bajo los lineamientos de lo que traía como Sendero Viviente. Me trato muy amablemente y un día que le llame por teléfono me dijo:

- ¡Que bueno que me llama porque quiero conocerlo ya que usted me hizo mi carta natal hace muchos años y esa grabación la escucho por lo menos cada dos meses y eso es lo que me da ánimos para seguir adelante con mi vida!

Concertamos una cita y cuando me conoció físicamente ella estaba sorprendida porque pensaba que se trataba de un hombre con aspecto más maduro que el que yo tenía. Pero aun así invitó a 4 personas y en casa de mi hermano (que todavía vivía por el parque de los álamos), no citamos.

Así que trabajaba a ratos con Chaya Michan y también con este pequeño grupo de cuatro personas. Luego un día llego el que era compañero de Aurora y se convirtió en mi entusiasta seguidor. También a él le comenté que había experimentado la Iluminación y trato de ayudarme y así ayudarse a sí mismo. Inmediatamente tomo el lugar de discípulo. Me ofreció que le enseñara de manera particular y entonces, me decidí a prepararlo.

Llegaba a su pequeño negocio en la colonia guerrero y hacíamos a un lado algunas máquinas entonces, sus dos o tres trabajadores realizaban la sesión de yoga antes de su hora de entrada al trabajo que allí mismo realizaban, pues era una pequeña fábrica de brochas. En el patio de esta vieja casa, nos bañábamos a “cubetadas”.

Fue mas de un año de ardua actividad y lo que me pagaba me servía, pero era muy poco por el servicio que le estaba dando. Sin embargo, cuando supo que tenía que publicar un libro y que ya lo estaba preparando, él me ofreció diez mil pesos que había juntado de su labor como instructor de metafísica en el centro principal de la Hermandad Saint Germain. Le pregunte sobre que tipo de libro le gustaría publicar y me lo dejo a mi criterio.

Ya desde que salí de mi Retiro habia garabateado algunas notas. Se trataba del libro donde relataba quien era el Maestro Estrada y el Maestre de la Ferriere.

Estaba escribiendo y registrando en derechos de autor otros libros que para mí eran importantes.
Me llevé la vieja computadora de mi compañera de Retiro a mi casa, que le vendí “a medias” a mi hermana, para poder pagar la última renta del departamento donde concluí mi Retiro. Y en ella comencé a almacenar los borradores de libros que deseaba publicar y que había escrito durante mi Retiro.

Fue un trabajo titánico el primer borrador de “Camino de Rosas sin Espinas”.

Busque el apoyo de un hermano de la G.F.U. que trabajaba en un conocido periódico de México, pero el ya no deseaba ser mi alumno porque yo había pecado, dejando a una mujer acuariana por una mujer desconocida que fue mi perdición. Además estaba sumamente molesto por mi aparición, pues ya tenía un grupito de astrología en el instituto Oro, usando conocimientos que le trasmití cuando yo era director de la Escuela de Astrología y de Naturismo.

Le ofrecí que unificáramos nuestros esfuerzos en el instituto Oro y se negó rotundamente.
Ahora solo me quedaba el deseo de publicar un libro. Algún alumno del Oro parecía capaz de asumir el gasto pero el plan se vino abajo. Estos jóvenes no me daban la carga.

Pero cuando apareció la oportunidad que me ofrecía Ángel, el compañero de Aurora, decidí que lo mas digno no era publicar El Camino de Rosas sino un libro que tratara de la vida de los Maestres. Le titule: “Línea Cristhica” -El Evangelio de la Nueva Era-.

Fue un libro definitivamente adelantado a su época, incluso para los de la G.F.U..

Cuando estaba revisando el borrador en mi vieja computadora, apareció un letrero que decía:

“Trabajemos juntos por Venezuela”.

Corría y luego volvía a aparecer, indefinidamente.

Esto me sorprendió mucho porque en el libro escribí sobre Venezuela como “La Nueva Jerusalem”.

Esto no era casual. Tal vez era basura que tenía la computadora en su información, pero en este caso era demasiada coincidencia.
Todavía veía esporádicamente a mi compañera de Retiro, porque había asuntos pendientes, como el que hacer con las cosas que formaron nuestro hogar en el último departamento. Ella realmente quería olvidarse de todo y para que todo fuera perfecto en el manejo de la energía, decidí que lo mejor era dejarle todo lo material a ella. Me refiero a las cosas usuales de una casa como el refrigerador, lavadora, etcétera.

Entonces, me di cuenta que también tenia que dejar mis libros.

Además, no quería que apuntes personales, alrededor de ocho cuadernos tipo profesional donde había escrito todos los mensajes de las canalizaciones que ella tuvo con los Maestros, quedaran en la nada. Ella no los apreciaba y yo no los deseaba si ella no estaba conmigo. Así llegue un día al departamento y sin que ella estuviera presente empecé a romper hoja por hoja de todo los apuntes que había hecho durante todo mi Retiro. Estaba en esta penosa labor cuando ella entró y se quedó admirada de ver ese montón de hojas que ahora ya no valían nada. Me dolió tanto como si hubiera visto quemarse la biblioteca de Alejandría.

Definitivamente yo no estaba dispuesto a dejar mensajes tan preciados en alguien que ahora deseaba una vida simplemente humana. Y además fue un acto de renuncia a lo más amado que solo podía quedarse dentro de nosotros mismos. Fue en realidad una corazonada de que esto debía permanecer solamente en mi memoria sin detalles extremos de cómo pensaban en verdad, el Maestre de la Ferriere, Estrada, el Tibetano y otros más. Esta intuición me hizo descansar. Eran las últimas visitas a este departamento y cada cual ya se iba a vivir a su casa.

Me lleve mis apuntes personales, los Propósitos Psicológicos del Maestre y un enorme medallón de cobre hecho a mano, lo mismo que su cadena. Era el símbolo del COMANDANTE DE “UL”. Medallón que solo tenía en ese tamaño el Iluminado que ella había reconocido como su maestro, antes de conocerme.
A los pocos meses mi padre enfermo nuevamente y tuvo que ser hospitalizado de emergencia, estaba agonizando. Los médicos lo pudieron controlar por alrededor de un mes y en ese lapso fue que decidí hacer una visita directamente a nuestro centro Ave Fénix, en Arboledas. Algo no había concluido completamente y quería llegar al final en esto. Pues me sentía con derecho y a la vez quería asegurarme que ella realmente no era para mí.

Así que llegue un día por la tarde y no había nadie. Volví al siguiente día y allí estaba mi compañera, que ya acostumbraba quedarse a dormir aquí. Se asustó muchísimo cuando me vio. Lo que menos deseaba es que me presentara a este lugar. Algo extraño sucedía a su persona, una fuerza extraña la tenía en su poder. Me saludó muy normal pero nerviosa y me dijo:

- Sabía que este día algo delicado iba a ocurrir, porque acabo de ver las efemérides y vi que la Luna se encuentra en Escorpión.

Esto me hizo pensar en las mujeres y en el mito griego referido a Orfeo, el amante de la música que finalmente, cuando las mujeres se dieron cuenta que no podía ser de ninguna de ellas en particular, pues todas lo amaban con locura, entonces, cuenta la mitología que su cuerpo fue desmembrado brutalmente por todas ellas, para tener por lo menos así, cada una de ellas tener una parte de él. Escorpión simboliza esta obsesión malsana cuando no logra renacer como Ave Fénix y si la Luna se encuentra aquí, se dice esta “en caída”, siendo que ésta representa a las mujeres.

Ella se preocupó porque subiera a una de las oficinas del instituto, como para darle tiempo al tiempo. Mientras tanto yo observaba el lugar: La buena computadora que habían comprado, las habitaciones, los muebles de la oficina y todo con gran interés y cierta nostalgia.

En esto estábamos cuando llegaron las tías de mi compañera y el que había intentado ser mi alumno. Baje detrás de ella a saludarlos y al ver juntos a este alumno y mi compañera, por primera vez me di clara cuenta que ella lo había escogido a él, sobretodo porque él se dispuso a defenderla. Quise acercarme a ella pero todos la protegieron y mi ex alumno en el afán de evitar que me le acercara, se abalanzo sobre mí, apretando con ambas manos mi cuello, no precisamente para intentar estrangularme sino buscando presionar firmemente cierto punto en esta zona. Finalmente, apretó un punto en especial y me hizo desmayar.

Era la primera vez y única vez que perdí realmente el conocimiento. En la caída mi cabeza pegó en seco contra el suelo y empezó a sangrar. Pero cuando perdí el conocimiento sucedió lo más maravilloso que haya experimentado jamás. Entre a un plano superior y fuí atendido por seres de Luz. No recuerdo los detalles pero definitivamente me llenaron de tanta luz que cuando volví en mí estaba yo radiante de felicidad, lleno de todo perdón y amor.

De inmediato experimente que todos los lazos que los Maestros en el afán de servirnos, habían CONECTADO entre mi compañera de Retiro y yo, fueron rotos en un solo instante. Además de llenarme con su infinito amor.

Por eso al volver en mí, me sentí liberado y feliz.

Cuando recupere el conocimiento mi ex alumno se puso en guardia por si me veía dispuesto a insistir, mientras que ya mi compañera estaba resguardada por sus mujeres, lejos de la escena. Fue la última vez que la vi.

Me levante todavía en este éxtasis y la luz seguía danzando en mi ser. Le pedí un trapo mojado con agua para detener la hemorragia y poder retirarme de allí y ya nunca más volver.

Estaba lleno de una placidez que no puedo explicar, fue verdaderamente entrar a planos interiores y poder estar sintiendo su sabor y presencia para el resto de mi vida, Es la experiencia plena y real de estar en un mundo perfecto y sublime.

Me fui caminando por la calle y en el primer teléfono que encontré le llamé a la madre de mi compañera de retiro y le di las gracias por todo. Le dije que ahora entendía que ella, su hija, quería seguir su vida humana y seguramente tener otra pareja. Pero que yo me iba bien y a ella –su madre-, le regalaba mis libros en agradecimiento por todo. Ella los aceptó con gran regocijo. Como siempre, una fina mujer.
De allí fui directo al hospital para visitar a mi padre. A los pocos días mi padre recuperó el conocimiento y en cuanto despertó, se puso a darnos besos a todos.

Los médicos dijeron que ya no había remedio. Pero mi padre no quería morir en un hospital, sino en su casa. Por esto los dieron de alta.

Después de unos 10 días mi padre falleció. Me mantuve con gran entereza, ambos nos despedimos sin guardarnos ningún rencor. Y entonces me di cuenta que este suceso simbolizaba de manera muy real mi propio renacer, pues el Sol representa en astrología a nuestro Padre. Y por todo lo vivido recientemente, yo estaba volviendo a nacer.

En el mes siguiente tuve una fiebre muy fuerte, mi corazón estaba “muy presionado” pero entre este delirio apareció en mi “campo mental” y con mucha claridad un hombre vestido completamente de blanco con una vibración sublime. Entendí que se trataba de una Ascendido Maestro de Sabiduría y me dijo:

- ¡Permíteme ayudar!

No respondí con palabras sino con la veneración que ese ser me despertó en ese segundo que pude verlo con claridad para no olvidarlo jamás. Era un Maestro Ascendido que había tomado un tamaño “miniatura” y entró a mi corazón. Una vez aquí, movió algo, como haciéndome ajustes especiales muy urgentes y se fue.

Entonces sentí un gran descanso en mi corazón, como si toda la energía que yo insistía en llevar hacia la coronilla de la cabeza de pronto encontrara una estabilidad justo en el corazón.
Quería saber porque era yo una persona que esta experimentando todas estas cosas y, pensé en que debía haber alguien que hubiera logrado la Iluminación.

Una tarde llegaba de dar mis clases en un centro de Chaya ubicado junto a Plaza Satélite y en mi interior “baje la guardia”, cosa que aprovecharon energías indeseables que empezaron a golpear donde más me dolía. Fui con mi madre para que me abrazara. Y se preocupo de tal manera que concertó una cita con un médico especial que trabajaba con un prestigiado astrólogo, que daba sus servicios rumbo a Chapultepec.

VISITANDO A OTRO ILUMINADO
Esa noche dije dentro de mi mismo:

- Padre por tu bondad infinita si existe otra persona que haya experimentado la Iluminación permíteme conocerlo para que esto que me pasa pueda comprenderlo.

Al día siguiente mi madre y 2 de mis hermanos me llevaron a ese centro holístico de curación. Me recibió en su consultorio un hombre muy amable unos 5 años mayor que yo y me preguntó qué me ocurría. Le dije:

- Se me ha abierto el séptimo chakra, he pasado por la Iluminación.

El doctor que me escuchaba no se inmuto, pero me hizo varias preguntas al respecto y luego agregó:

- A mí también se me ha abierto el séptimo chakra, soy un Iluminado. Pero no se puede hablar de esto hermano. Nadie puede comprenderlo sino el que lo ha vivido. Entiendo que la sexualidad elevando la energía es lo que té ha ayudado para lograrlo. También como tú, yo practique mucho yoga y pertenecía a la G.F.U. Viví largo tiempo con una mujer que me permitió elevar mí energía. ¡Y sabes! De miles que buscan El Sendero haciendo yoga, rituales y cosas como estas, solamente uno alcanza la Iluminación.

Lo escuchaba con admiración.

Cuando salí de allí me di cuenta que la telepatía y otras facultades iban a irse convirtiendo en algo inherente en mí y que si la manejaba negativamente habría reverberancia dentro de mi mente y atraería entidades negativas que comenzarían a molestarme. Si lo hacia bien, por lo menos estaría tranquilo.

Di gracias a Dios por haberme permitido conocer a alguien que había experimentado este estado especial y entonces realmente comencé el proceso del control de tal estado.

Me llevé un poco más de un año lograr lo elemental para poder vivir mejor, pero esto es apenas el principio.

Sólo entonces comencé a MEDITAR o como diría el Maestre de la Ferriere, pasar de La Meditación a LA CONCENTRACIÓN. Entendí a lo que se refería el sabio Patanjali cuando hablaba de pasar de la meditación a la Concentración. Yo le llamé: “Contacto con Dios”.

PRIMEROS CONTACTOS
Usaba la acupuntura para tratar de equilibrarme. Todas estas noches solía ponerme agujas de acupuntura en ciertos puntos de mi cuerpo, tratando de acordarme como lo hacía mi compañera, Luego me di cuenta que en realidad podía distinguir guiado por mi intuición, donde quedaba el punto donde debía poner la aguja.
Una vez estaba orando a quien conocía con el nombre de “Kuan Yin” la diosa de la Misericordia. Mi forma de pedirle era:

- Amada anciana lléname con tu amor...

Y al poco tiempo se me presenta en mi mente, envuelta en su irradiación violeta. Era una jovencita de apenas dieciocho años, pero divinamente atractiva. Inmediatamente me enamoré de ella y me dijo con una graciosa ternura indescriptible:

- ¡Ni tan anciana, hermano!

Sentí su radiación tan fuerte y real que supe que en verdad existían los seres de Luz.
Pero ya había sufrido lo suficiente como para no confiar en todos los mensajes que rebotaban en mi mente. Sin embargo, tampoco dejaba de recurrir a la luz. Así que no sabía como comportarme, cuando escuché una voz que por primera vez era clara y me dijo:

- ¡Gracias por tu servicio!

Quise defenderme y bloquear el mensaje pero después agregó:

-Yo soy Lady Rowena.

Era una voz tierna.

A la semana siguiente viendo la televisión, estaban pasando la historia de quien había sido la reina Lady Rowena, defendiendo a los desvalidos de la injusticia.
Mas adelante visite una papelería cerca de mi casa y me atendía una jovencita que me agrado mucho, se llamaba América.

Me gustaba y ella se esforzaba en cumplir mis encargos de sacar buenas copias fotostáticas para mis folletos que vendía a mis alumnos.

Como no sabía como no enamorarme de ella, quien se decía ser Lady Rowena me habló:

-Ámala con todas tus fuerzas y tu corazón y sigue tu camino.

Me di cuenta que amando es como nos liberamos. No es luchando, sino dejando que lo que debe ser, sea. Sin aceptar menos que solamente esto. Es decir, sin permitir interferencias de nuestro “yo inferior”.

Entonces la envolví en
1   ...   13   14   15   16   17   18   19   20   ...   40

similar:

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconEn busca de la luz interior

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconEn busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconResumen el presente proyecto es una iniciativa que busca la inclusión...

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconEn busca de los presupuestos normativos de la imputación objetiva

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconImpensar la ciudad o en busca de los nuevos paradigmas. Un necesario recorrido epistemológico

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconNuevas tendencias de mercadotecnia dan los resultados que usted desea

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconLa Bombilla de Luz Incandescente ¡y se hizo la luz!

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconLos colores son las acciones y los sufrimientos de la luz” (J. W. V. Goethe)

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconLas ondas de luz son una forma de energía electromagnética y la idea...

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconFilosofando entre genios y locos americo


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com