El sabio busca la luz y los locos se la dan




descargar 2.36 Mb.
títuloEl sabio busca la luz y los locos se la dan
página33/40
fecha de publicación03.02.2016
tamaño2.36 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   ...   29   30   31   32   33   34   35   36   ...   40

Quetzalcóatl, la serpiente emplumada, que según el mito, perseguido por Tezcatlipoca, salió huyendo de su reino en Tula. Se dirigió hacia el éste a Tlillan Tlapallan, y en el año 1 Caña llegó a “la orilla celeste del agua divina, a la costa del mar, se paró, lloró, cogió sus arreos, aderezó su insignia de plumas y su

máscara verde. Luego se atavió; él mismo se prendió fuego y se quemó: por esto se llama el Quemadero ahí donde fué Quetzalcóatl a quemarse, se dice que cuando ardió, al punto se encumbraron sus cenizas, y que aparecieron a verlas todas las aves preciosas, que se remontan y visitan el cielo. Al acabarse sus cenizas, al momento vieron encumbrarse el corazón de Quetzalcóatl, según sabían fue al cielo y entró en el cielo. Decían los viejos que se convirtió en la estrella que al alba sale; así como dicen que apareció, cuando murió Quetzalcóati, a quien por eso cuando nombran Señor del Alba (Tlahuizcalpantecuhtli). Decían que cuando él murió, sólo cuatro días no apareció, porque entonces fué a morar entre los muertos; y que también en cuatro días se proveyó de flechas; por lo cual a los 8 días apareció la gran estrella que llamaban Quetzalcóatl. Añadían que entonces se entronizó como “Señor”.


Según los Anales de Cuautitlán, Quetzalcóatl, desaparece tres veces de la vista del mundo. De las cuales dos baja al Mictlan; una, a recoger los huesos de los hombres para crear la nueva humanidad; y otra, cuándo se inmola en la hoguera. En una tercera ocasión, se oculta también a los ojos del mundo, se prepara para morir y permanece cuatro días dentro de una caja de piedra.

Estas desapariciones, se refieren sin duda a las conjunciones de Venus.

En estos mitos de Quetzalcóatl, una vez más, resalta la importancia dada a la purificación mediante el fuego, como en transformación de Nanahuatzin en sol. Notamos también semejanza entre ambos personajes: las dos deidades eran enfermos; Quetzalcóatl estaba lleno de verrugas, con las cuencas hundidas y la cara hinchada, de aspecto tan desagradable que no se atrevía a presentarse ante sus súbditos.

La relación de Xólotl con Venus y con Quetzalcóatl, resulta obvia; Ambos se consideraban un medio de unión entre cielo y tierra: Quetzalcóatl, como dios del viento, se encuentra entre los dos ámbitos; y Xólotl, como dios del rayo, nace en el cielo y cae en la tierra. Los 2 dioses bajan al inframundo: Quetzalcóatl, por primera vez, en busca de los huesos para crear la nueva humanidad y, después al quemarse, -antes de renacer- como estrella matutina; Xólotl también crea al hombre, y guía a hombres y dioses muertos por el inframundo.

La deidad del planeta Venus, también está relacionada con el dios del fuego, y el señor del tiempo, Quetzalcóatl debió ser purificado mediante el fuego.

(La Ciencia Celeste de los Aztecas, de Hannerl Gossler)

QUETZALCOATL SENDERO VIVIENTE
En el “Universo de Quetzalcoatl” la autora Laurette Séjourré nos introduce a la cultura mexicana de una forma original. Ella le daba importancia fundamental a Quetzalcoatl como la base de toda la cultura mexica.

Para ella, el método empírico de reducción (Deducción: De lo particular a lo general) no es el adecuado para estudiar los símbolos en monumentos religiosos y menos aún sagrados. Lo que se requiere es el “método científico INDUCTIVO” que va de lo general a lo particular.

LA VIDA, es INDUCTIVA. El monumento es “el centro”. En éste sentido un hindú afirma que en su casa está el “centro del mundo”.

Todos somos, EL CENTRO del UNIVERSO. Esta es la realidad espiritual (espiral).

YO SOY el Centro del Universo.

Los espacios sagrados de los infinitos, “centros del mundo” tienen otra estructura y experiencia que el espacio profano.

Es el espacio, que se contempla hacia adentro del Ser, no hacia afuera. Son procesos psíquicos. El símbolo entrega su mensaje y cumple su función, aún cuando su significado escape a la conciencia. Aunque paradójicamente depende del estado conciencia.

Por ejemplo, una choza lleva una abertura en su parte superior para que escape el humo. Si ésta tienda es una tienda celeste entonces, la Estrella Polar indica una abertura análoga. De esta forma tenemos que esa tienda física, se encuentra simbólicamente en el “centro del mundo”.

Laurette, sigue este método al tratar de explicar a la RELIGIÓN NAHUATL. Porque para ella: “una cultura forma una unidad orgánica”, por ello debe estudiarse desde su CENTRO y no desde uno de sus aspectos periféricos.

La vida es el centro de todo. Su origen, fin y razón de ser. El centro de todo es éste HOMBRE (MUJER) Cósmico que sólo sufre superficialmente la acción erosiva del tiempo.

La MENTE, es CREATIVA o no hay MENTE. “Todo es mental”.

Dios es el pensamiento, lo pensado y el pensador (triunidad).

El centro de una cultura es su CENTRO CREADOR, la “clave” del resto de los documentos.

La ICONOGRAFÍA, representa un lenguaje simbólico viviente.

Los objetos de una cultura eterna deben leerse como se leen los CÓDICES.

Así se leen los edificios sagrados.

Para el México antiguo como para toda cultura de carácter eterno LA MARCHA DEL COSMOS es un asunto de Estado, donde hay leyes que rigen la búsqueda espiritual de los ciudadanos. Siempre en INTIMIDAD con el cosmos. Son los pueblos vueltos hacia el infinito, respirando LO SAGRADO.

Esta política toma en cuenta la necesidad de perfeccionamiento interior. Y así es fácil comprender que en su origen, los Aztecas practicaban, “los sacrificios humanos” es su verdadero sentido, es decir, como energía y no en el corrompido literal que tuvieron al final, antes de ser conquistados por los extranjeros en 1521. Esos sacrificios, se refieren originalmente a la entrega del yo transitorio al YO ETERNO, de la periferia al centro.

Los antecesores de los Aztecas son los TOLTECAS, que en lenguaje Náhuatl significa: Grandes Artistas.

Son una leyenda, y para ellos todo es leyenda. Grandeza moral e impulso creador conjuntados.
Su HÉROE central es QUETZALCOATL. Un rey de supra humana pureza, que un día impulsado por la necesidad de trascendencia completa, se embriaga, lo cual significa que entra en Contemplación con el TODO, cae en ÉXTASIS.

Luego, se enamora de la bella Xochipetatl, símbolo de la humanidad. Esto le implica echarse sobre de sí “Los pecados del mundo”, porque siempre que una pareja de seres superiores se enamora, queda entre ellos la redención de la humanidad, para que su amor sea posible. Por éso, la leyenda cuenta que inconsolable sé auto inmola abandonando su bien amado Reino de TULA (que en uno de sus significados es: CENTRO), encendiendo la hoguera a la cual se lanza: (El fuego espiritual, los siete rayos, o las siete llamas). De ésta manera, SU CORAZÓN es liberado por las llamas y se eleva al cielo transformado en el planeta Venus (Amor incondicional). Esta transformación ocurre después de visitar al Señor del mundo subterráneo, al que arrancará los restos de sus padres. Significa que cambia la genealogía de la humanidad dando origen a una nueva raza.

Quetzalcoatl es el REY de TULA, y como tal es una divinidad creadora, pues todo nace del Centro.

Abandona a sus súbditos, (sus discípulos) por amar demasiado la bebida, (el Samadhi, el nirvana, estado místico). Solamente después, cuando se convierte en cuerpo celeste, se le adora como Señor de la Aurora.

Los Toltecas tenían grandes sacerdotes del Dios Quetzalcoatl yendo en pos del Sol.

Es Quetzalcoatl ésta fuente del hombre andrógino convertido en Luz.

Por eso, la creación del Sol, es también Quetzalcoatl a partir de un ser humano común y corriente y por lo tanto, todavía defectuoso o deforme y que voluntariamente enciende su cuerpo, con el fuego septenario sagrado que lo convierte en un Sol anunciador de una nueva era.

Quetzalcoatl no es solamente un individuo social, sino el arquetipo central de una estructura real de vida: El Sendero Viviente. Que de una masa perecedera (mortal) se convierte en pura Energía Luminosa.

Por éso se comprende que representa al Sol en MOVIMIENTO, y el movimiento es Creador. La era entera debido a la Presencia del Sendero Viviente, se le llama “del Movimiento”.

En el imperio azteca, el más alto dignatario es el sacerdote y lleva el título de Quetzalcoatl, como una Realeza en la Línea de los Quetzalcoatls. Y habitualmente se encarga de representar los principales episodios de su vida.

También en ésto se explica la multiplicación de Reyes que abandonan periódicamente su ciudad para dirigirse hacia el País del Sol.

QUETZAL, significa Pájaro, y CÓATL es Serpiente, o sea: Serpiente Emplumada.

El Pájaro presenta el cielo en el árbol de la vida.

El Águila, representa siempre el Sol y desciende para recibir las ofrendas de los mortales (Cuauhtemoc significa “Águila que desciende”).

El COLIBRÍ, presenta al Sol en su nacimiento y también al alma que se eleva de la Tierra.
La Serpiente, simboliza la materia. Se le asocia a divinidades femeninas como la Tierra, y el Agua.

Pero este “monstruo de la tierra”, que es la serpiente, que muchas veces se le representa con las fauces abiertas de un reptil, es la materia como sinónimo de muerte y de “la nada”. Sin embargo, es de estos esqueletos y serpientes que surge nuevamente el germen de vida. Por esto un elevado Maestro ama a la humanidad y no sé separa de ella de manera real.

Al reptil se le asocia a la supremacía del Movimiento, presentándose como serpientes entrelazadas, tal como en El Gran Arcano y el Caduceo.

Esto significa, que la materia no es inerte o devoradora de vida, sino más bien, generadora.

A veces su cola, se transforma en una segunda cabeza, otras se muerde la cola representando lo infinito. Y otras más se mueve en espiral. La serpiente levantándose del suelo se convierte en pájaro.

Es también el Águila devorando a la serpiente, (símbolo para la fundación de la Gran Tenochtitlan), y la serpiente sirviendo como material para extraer el fuego, (Gran Arcano).

Siempre sé trata del reptil transformando su naturaleza primera. Son las llamas abrazando su cuerpo y es la voluntad de amar para vencer las leyes naturales, uniéndose a los elementos transformadores.

Es en éste sentido que la serpiente es generadora de la vida.

Y al mismo tiempo que el reptil tiende a unirse al cielo, el pájaro es el águila que desciende (Cuauhtémoc) hacia la Tierra. Este doble movimiento de fuerzas se refiere a dos espirales opuestas: LA DOBLE ESPIRAL.

Así es como el reptil logra erigirse completamente sin abandonar el suelo pero complementándose con el pájaro.

Se une la pesada materia y la sustancia halada.

Quetzalcoatl es el símbolo, del advenimiento de la conciencia. Es el hombre-dios que puede actuar en función de una realidad invisible. Es el rey místico, el PODER.

El Rey de Tula tiene BARBA, por eso es el hombre barbado, atributo de sabiduría.

La materia florece a través del sacrificio de lo vil por lo sublime. En realidad se sacrifica lo inútil pero no lo útil porque, “nadie puede renunciar a lo que le pertenece”.

Sobre la nuca de Quetzalcoatl, (el puente ANTAKARANA), quedan dos triángulos yuxtapuestos y entrelazados, que podemos reconocer como la estrella de David, la doble espiral.
Además, el atributo más importante de su cuerpo es EL CARACOL.

En Teotihuacan, el corte transversal del caracol es constante en sus murales.

EL CARACOL, es entre los antiguos sabios mexicanos signo de GENERACIÓN, NACIMIENTO. Haciendo de Quetzalcoatl el procreador del hombre.

En los jeroglíficos mayas, EL CARACOL significa CONCLUSIÓN, TOTALIDAD. Por esto, un caracol señala el fin de un período astronómico.

En Teotihuacan y en Mesoamérica en general, existen caracoles para marcar un ciclo temporal.

El caracol, es generador de espiritualidad, embellecido con plumas, evocando así niveles superiores.

El Rey emerge del caracol mismo.
Así como las piedras preciosas son emblema de la esencia indestructible, y es por ésto que son colocadas en el corazón humano (La Llama Triple). Es la transformación, luz que surge del corazón encendido.

Y estas piedras preciosas se convierten en el “Verbo Encarnado”, cuando se colocan en la boca del muerto (inmortal).

El conocimiento interior llega así al mundo.

La existencia del Reino de Tula, termina en una ruptura del orden natural. Es el reptil en su voluntad de superación.

Siempre la meta se alcanza después de largos esfuerzos sin esfuerzo: Movimiento del sin-movimiento.

Este MOVIMIENTO del SIN-MOVIMIENTO es para el Rey de Tula, LA PEREGRINACIÓN (por ejemplo, las siete peregrinaciones, y La Señal del Hijo del Hombre).

Para la serpiente es la tentativa de erguirse: Se trata de Kundalini, la energía sagrada en la base de la columna vertebral que sube, activando todos los chakras y saliendo por el séptimo chakra a través de la cabeza del ser humano produciendo la Iluminación. Entonces el Cielo y la Tierra se unen.

El soberano obedece a su propia ley que es fuente y principio de MOVIMIENTO. Sujeto al pecado carnal, sin embargo, EL PEREGRINAJE, es el deseo de transformación que lleva de retorno al origen.
Quetzalcoatl es Venus sobre el planeta Tierra.

Y Venus nace de la ceniza de Quetzalcoatl. Venus representa al amor.

Quetzalcoatl ya es Venus cuando baja al inframundo en busca de la luz perdida.

Siempre Venus y la Tierra entrelazados, sin comienzo ni fin. Porque el movimiento es circular y periódicamente conduce hacia la cima de la espiral: El País del Sol, TULA: El Sol Central o EL CENTRO DE NUESTRA GALAXIA, (La Vía Láctea).

Es el retorno eterno a la fuente que nos engendra, después de un peligroso pasaje por los abismos terrestres.

En el año Venusino, en relación a la Tierra cuando entra en conjunción Venus, se funde con los rayos solares. Es la Iluminación de la serpiente en pleno vuelo. También puede ocurrir en otras configuraciones astronómicas, por ejemplo, con Urano, símbolo del rayo cuando entra en conjunción con el Sol).

En el centro del Movimiento esta un ojo, es el Ojo de Dios o tercer ojo que se abre.

La era de Quetzalcoatl, inicia en el “4 MOVIMIENTO” o sea, una conjunción del Sol con el planeta. Entonces, alcanza su luminosidad más pura (su liberación).

Venus es símbolo de totalidad lo mismo que el caracol.

El caracol, para los mayas es representado como la terminación de un ciclo, y Quetzalcoatl se funde en Venus al inicio de otro, convirtiéndose en el Señor de la Aurora.

Todo en relación a la imagen del Sol, tal como aparece en Mitla. Los peruanos y el Dios Aramu-Muru son los guardianes del DISCO SOLAR.

Una estilización en el corte del caracol, resulta en el signo de “ojos estelares”.

La mano, también el símbolo de totalidad o acabamiento. Así que la mano y tres cortes de caracol atravesados por una flecha, (Sagitario) constituye el nombre jeroglífico de Quetzalcoatl después de su trasmutación en luz.

La mano y el caracol son jeroglífico de unidad y de acabamiento.

Xólotl y Quetzalcoatl

Xólotl es el doble de Quetzalcoatl, su reflejo terrestre. Significa a la vez PERRO y GEMELO. Se presenta al desnudo y contrahecho y sin embargo, lleva a la luz encarnada.

Xólotl es representado cayendo del cielo, portando una antorcha.

Xólotl tiene la misión móvil de llevar la chispa, de un extremo del mundo hacia el otro. Esté es su tipo de movimiento.

Una vez que Quetzalcoatl alcanza la Iluminación representada por el pájaro, se pone en marcha para cumplir su Misión.

El doble de Sol, es el Tigre. De manera que el Perro y el Tigre, tienen el mismo valor simbólico.

El viaje subterráneo es ilustrado por el Tigre en marcha. Así que cuando Quetzalcoatl termina su Misión, y es coronado Señor de la Aurora, es el Tigre y no el Perro al que se refieren sus insignias para evocar la victoria sobre las tinieblas.

La Luz se entrega en el país libre de gravedad, (Gravitación CERO).

Xólotl, y Tigre simbolizan también el rayo, el fuego celeste.

El rey de Tula, pone puentes en algunas partes para facilitar el avance de sus discípulos.

Xólotl, no lleva en los infiernos la partícula luminosa. Por eso el Tigre sugiere movimiento, fuerza invencible, la obstinación (DISCIPLINA) del Discípulo.

Xólotl, y el Tigre son guerreros por excelencia, peregrinos en el inframundo. Se trata de un esfuerzo sin esfuerzo.

El objetivo es lograr que el Tigre se humanice.

En Monte-Alban y el sur de Veracruz, se muestra mucho al Tigre, como encargado del mensaje de Quetzalcoatl.

Relacionado a esto tenemos la forma de HACHA, símbolo del Sendero Viviente o sea: “caminar por el filo de la navaja; Es el signo del rayo del hombre-Tigre que frecuentemente también se refiere a los CABALLEROS TIGRES, guerreros por excelencia. Se trata del esfuerzo por superar la materia que envuelve al fuego original y de la defensa de esté fuego contra su posible contaminación por la inercia.

Xólotl, llega a aparecer con una máscara ciega, (símbolo de la personalidad) y lucha por arrebatarle los restos de los difuntos, disputándolos con el Señor de la muerte.

Esta es la voluntad de salvar la existencia humana del aniquilamiento total. Además,

Xólotl, realiza la Unión cósmica: EL QUINCUNCE: se refiere a los seis puntos cardinales. Los cuatro conocidos, y el que lleva como un eje hacia el cielo y hacia las profundidades. Es el jeroglífico del acto de unificación.

Xólotl, cayendo a los abismos expresa la idea de QUINTA REGIÓN. Se refiere al centro y dirección hacia todas partes. Es el origen del QUINTO SOL.

El SOL DEL CENTRO, es el que rige en la era de Quetzalcoatl. Así que Xólotl, es Quetzalcoatl disfrazado de mortal.

En este sentido es que Nanauatzin es una simple variante de Xólotl.

Antes que Quetzalcoatl, transformara su corazón en el planeta Venus, permanece ocho días en el País de los muertos, (recordar la relación del número 8 con El Gran Arcano y el movimiento curvo y continuo de la serpiente).

Xólotl, bajo el aspecto de perro conduce a las almas de los difuntos a través del bajo mundo que sólo él conoce, ya que solamente él ha regresado aquí.

Por ésto entre los aztecas los perros acompañan a los difuntos. Cosa diferente o tal vez demasiado coincidente es la de los egipcios que simbolizan a Sirio con el perro y le llaman “La estrella perro” (Sirio).

La creación del QUINTO SOL requiere “el sacrificio” para de ésta manera obtener el éxito. El que no logra convertirse en Sol queda en la categoría del Luna.

Xólotl, a media noche, desnudo y completamente solo emprende pesadas tareas en el espeso bosque. Experimenta tinieblas y soledad al arrojarse a los infiernos. Pero a Xólotl, lo sostiene su pasión, teniendo un estrecho parentesco con el Dios del deseo. También sé relaciona con Autetéotl Dios de la voluptuosidad.

Iztlacoliuhqui, es el doble del ser divino y aparece con una máscara ciega que encierra todo el rostro y un bonete, atravesado por una flecha. Su nombre significa: “Cuchillo curvo de obsidiana”. Algunos lo reconocen como el dios del hielo o del frío. Cetl es dios del frío. El momento de la aurora es el momento más frío. Iztlacoliuhqui, simboliza a la detención de toda sensación exterior, la muerte hacia el mundo.
Tezcatlipoca, es el estado de vigilia y dinamismo, el espectáculo de la vida, la malla la ilusión. Significa: El espejo humeante.

Se representa como un Dios, eternamente joven y es el que camina mejor y primero. Como la movilidad del Tigre.

Es patrono de la “casa de los jóvenes” (principalmente en guerreros).

También estimula el libido sexual, y al mismo tiempo figura como confesor, pues es el dueño de los bienes de este mundo, los cuales puede dispensar o recobrar. Amigo de los poderosos, que lo adulan o lo insultan y es dueño de los esclavos de quienes es el protector titular.

Tezcatlipoca preside el día de la muerte. No se refiere a una actitud interior sino más bien a una “condición humana”, peligros mortales, esperanzas embriagadoras. Por éso es como un espejo que “da humo, niebla o sombra”. Sin embargo, a pesar de esa superficie opaca y deformadora, resplandece y refleja las cosas en su verdad perfecta.
Con relación a ésto, cuenta la leyenda que Quetzalcoatl, cuando ha bajado a los infiernos y habiéndose apoderado de las osamentas de sus ancestros, sufre miedo y pánico y entonces, al correr hacia la salida del lugar, rompe los huesos de los que se había apoderado. Teniendo que dejarlos en los infiernos, de alguna manera ésto significa que la genealogía biológica, continúa sus senderos de mortalidad. Quetzalcoatl llora, y su doble Xólotl, lo consuela. Entonces su figura aparece como ridícula, como un héroe que fracasa. Ilustración de los procesos que se viven hacia el desprendimiento de las apariencias de este mundo. Así es como tenemos EL GRAN ARCANO, (figura del infinito o número 8). Donde hay una relación continua entre la tercera dimensión y su devenir mortal (el círculo inferior del Gran Arcano) con la multidimensionalidad y su segura inmortalidad (el círculo superior del Gran Arcano).

En Veracruz Xólotl aparece como Quetzalcoatl.

También tenemos la relación de ambos con la Mariposa, que representa la materia ígnea (Kundalini).
Quetzalcoatl es siempre portador de las flechas que arrancó al reino de la muerte.

El TONALLO, está formado por cuatro puntos en el cuadro, con él “en el centro” aparece ya como el jeroglífico del hombre-planeta. Esto en realidad queda relacionado al Quincunce, que no es otra cosa que una figura en cruz, deducida de dos triángulos con vértice común, recordemos los dos triángulos yuxtapuestos en la nuca de Quetzalcoatl. Este símbolo innegablemente tiene relación con EL MERKABA.

En Tulancingo esta El TONALLO, pero sólo más allá de Tulancingo encontramos el CENTRO del QUINCUNCE, EL MERKABA, retorno de Quetzalcoatl al Paraíso.

El corazón, se representa también con el jeroglífico del Quincunce. Lo mismo ocurre con el QUINTO SOL.

Yóllotl, significa corazón, derivado de OLLIN (Movimiento). Y - OLL - OTL se refiere a “su movilidad”, “La razón de su movimiento”.

En realidad, a fuente de la vida que conduce a la liberación de la energía iluminante que el corazón encierra.

Yoliliztli: Vida, es derivado de OLLIN que significa Movimiento, con sólo agregarle el sufijo: Liztli. De modo que se lee: “La movilidad de los vivientes”.

Los conquistadores tradujeron el término: Te-yolia como ALMA: “Lo que produce vida o movimiento en la gente”.

Este MOVIMIENTO entonces, produce un profundo trastorno en la materia. Pues OLLIN (movimiento) es también el nombre, símbolo y jeroglífico para el “temblor de Tierra”.
Es como el asunto de ir en busca de TULA o TULE, en TAJÍN-TRUENO, cuando las profecías de temblores están vigentes, y todo ello produce un profundo cambio en el mundo, que en realidad es un gran organismo viviente.
Los dos triángulos, con vértice común del cual todos los otros emanan, como espirales, es el signo germen de todo el mensaje de Quetzalcoatl: EL MERKABA. Entonces la estructura entera sé desarrolla con una simplicidad tan inexorable como la del árbol emergiendo de su semilla. Una vez desarrollada esta estructura presenta un todo que se impone a la manera de UN ORGANISMO VIVIENTE.

El humano, es el instrumento destinado a liberar la particular dinámica sumergida en la materia, y entonces se erige en dueño del devenir. De esta transformación interna surge la transformación entera de toda la humanidad.

La fé en el individuo es el fin en sí.

A Quetzalcoatl también le llamaban: “Al que nadie lo creo o formo, sino que el solo, por su propia autoridad y su voluntad, lo hace todo”.

Ese FORJAR, es con EL PENSAMIENTO entregado al “Señor Mío”, el Yo Soy o Padre Celestial, es decir, CRISTHO.
También la flecha, tiene que ver con el nombre jeroglífico de Quetzalcoatl: I JUNCO, presenta esta unidad por fusión. En Teotihuacan un círculo formado por una con dos manos y atravesado por una flecha, presenta la fecha mítica CEÁCATL (I JUNCO).

La transformación de la sociedad ocurre realmente dentro de nuestro propio ser. Por eso la gran ciudad o la metrópoli, se designa con el nombre de TULLAN que significa: “Lugar de los juncos”, no sólo porque las capitales nahuas se construían en el inmenso lago, sino también, porque Quetzalcoatl está asociado al JUNCO, puesto que su jeroglífico es CE ÁCATL es decir, I JUNCO. “4 movimiento” vio nacer al Quinto Sol, conjunción solar con Venus. El día I JUNCO del que Quetzalcoatl saca su nombre y evoca la fecha en la que el Rey de Tula se convirtió en Estrella Matutina.

En el Génesis bíblico el Universo, y nuestro mundo surgen de las AGUAS, como los Juncos.

TULLAN, (lugar de los juncos) es la ciudad que es obra, no de criaturas cualquiera, sino de aquellos que han alcanzado la perfección interior.

El JUNCO, simboliza a la naturaleza surgiendo del agua, o sea, “liberada”. La planta transformada en flecha. Pues con estas fechas de junco, es que el Señor de la Aurora (Tlahuizcalpantecuhtli) lanza sus dardos luminosos sobre la Tierra.

Es la materia tocada por el aliento, el junco pensante.

La flauta es generalmente de junco, instrumento fundamental de los discípulos de Quetzalcoatl.

Para Quetzalcoatl, el florecimiento social del mundo hacia el exterior se conserva INMACULADO, porque necesariamente es un reflejo del florecimiento interior dentro del individuo.

Es de ésta manera como materia y espíritu se funden, lo mismo que lo finito y lo infinito.

Así, en vez de negar la espiritualización, LLENA.

Es la realización del hombre-mujer como súper-hombres a través del GRUPO.

Quetzalcoatl es EMERGENCIA VITAL.

El lugar de JUNCOS es donde moran los corazones iluminados, el AZTLAN, o ASRHAM, (lugar donde vive un Gurú con sus Discípulos), lugar donde el individuo se espiritualiza. La proyección hacia la realidad surge de la fuerza interior.
Xólotl, es el “Kirón deforme”, (astronómicamente se refiere a un planetoide que se encuentra entre Saturno y Urano) y se transforma en el Quinto Sol.

También a Teotihuacan se le llama Tula: El lugar donde los hombres han conocido una primera iluminación y se preparan para alcanzar la categoría de Sol

Así es como el señor Quetzalcoatl, boga hacia el país del Sol en una barca formada por una serpiente de plumas: El Camino de Rosas sin Espinas. Y surge transformado en quinto Sol.
XOCHIPILLI es el Señor de las Flores y todos sus emblemas son signos del ALMA: La flor, la mariposa y el pájaro, siempre representan al LIBERADO: El Camino de Rosas sin Espinas.

La integridad individual o cósmica se realiza por medio de la acción sobre el mundo objetivo.
(El Universo de Quetzalcoatl de Laurette Séjourré –compilado-)


En una revista llamada “El Enigma de los Mayas,” se habla del misterio de Quetzalcoatl. Allí se explica que los TOLTECAS, vivían en un país llamado TOLLAN o TULA. Se habla de Tula como la ciudad del altiplano mexicano y se piensa que fue allí, donde los Toltecas permanecieron hasta la llegada de los Chichimecas, un pueblo bárbaro venido del Norte. Sin embargo, también podría tratarse del lugar llamado TAJÍN dado que varios milenios atrás allí vivieron los Toltecas.

Cuando se habla de Tula, los sabios se han referido a esto, no sólo como a un lugar físico sino a un lugar espiritual. Los Toltecas no son solamente aquellas culturas semi- esotéricas que existieron hace mil años, sino que se trata de una cultura muy antigua. Algunos llegan a hablar de cien siglos atrás.

El Tajín, está muy relacionado a los Toltecas como Aztlan, la Tierra original de los Aztecas, lo esta con la ATLÁNTIDA.

Lo que queda de los vestigios Toltecas, son principalmente los enormes “guardianes de piedra”. Esos gigantes parecen llevar en su mano el ATLATL, lanza dardos y sus pectorales tienen forma de mariposa.

1   ...   29   30   31   32   33   34   35   36   ...   40

similar:

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconEn busca de la luz interior

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconEn busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconResumen el presente proyecto es una iniciativa que busca la inclusión...

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconEn busca de los presupuestos normativos de la imputación objetiva

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconImpensar la ciudad o en busca de los nuevos paradigmas. Un necesario recorrido epistemológico

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconNuevas tendencias de mercadotecnia dan los resultados que usted desea

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconLa Bombilla de Luz Incandescente ¡y se hizo la luz!

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconLos colores son las acciones y los sufrimientos de la luz” (J. W. V. Goethe)

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconLas ondas de luz son una forma de energía electromagnética y la idea...

El sabio busca la luz y los locos se la dan iconFilosofando entre genios y locos americo


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com