¿Salto tecnológico o salto al vacío? Los desafíos de la producción de alimentos de los próximos 30 años




descargar 104.04 Kb.
título¿Salto tecnológico o salto al vacío? Los desafíos de la producción de alimentos de los próximos 30 años
página1/3
fecha de publicación15.02.2016
tamaño104.04 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
  1   2   3


FORO BIOTECNOLOGIA
¿Salto tecnológico o salto al vacío? Los desafíos de la producción de alimentos de los próximos 30 años
Moderador Eduardo Rojas eduardo80rp@gmail.com

23 de agosto de 2012

Las proyecciones de crecimiento de la población mundial indican que tendremos que responder a la demanda alimentaria de entre 8,900 y 10,600 millones de personas para el año 2050; en uno de los escenarios más conservadores, este incremento representa un 47%[1]. Se estima además, que para que los países del mundo puedan alimentar a su población, es necesario incrementar la producción de alimentos del planeta en general entre un 50% y un 75% y prácticamente en el 100% para los países en desarrollo.[2]
Este reto, dantesco en sí mismo, se suma a otra serie de condicionantes que ponen en riesgo la seguridad alimentaria global y generan grandes desequilibrios en el mercado. Estos desequilibrios se traducen en menor cantidad de alimentos a mayores precios, para las poblaciones con menos recursos económicos. En los próximos 30 años no solo tenemos la obligación de doblar la producción de alimentos, sino que también debemos hacerlo tomando en cuenta el cambio climático, la huella de carbono de la producción agrícola, la sostenibilidad de los recursos agua y suelo, la reducción en la dependencia del petróleo, la reducción de insumos sintéticos, la demanda de los mercados por alimentos más nutritivos y todo esto, desde una perspectiva de protección del medio ambiente y de compromiso ético con la calidad de vida que tendrán nuestros hijos y nietos. En pocas palabras, nos encontramos – nuevamente – entre la espada y la pared: tenemos la obligación de adoptar un nuevo salto tecnológico en la producción de alimentos. Otra revolución, pero esta vez, sí tiene que ser realmente verde.
Biotecnología en el crecimiento verde incluyente
En el marco de la reunión del G-20 realizada en Los Cabos, México, en Junio de 2012; los líderes de las 20 naciones más desarrolladas del orbe, proponen impulsar el desarrollo y la prosperidad de la población actual y las futuras generaciones, encontrando vías que permitan el crecimiento económico, la protección del ambiente y la inclusión social a largo plazo. Esta propuesta requiere del apoyo a la innovación tecnológica sostenible de la producción agrícola mundial.
La aplicación de la biotecnología en las diferentes formas de producción agrícola, es una de las herramientas más efectivas en el corto plazo que se pueden utilizar para promover el siguiente salto tecnológico. El amplio espectro de recursos biotecnológicos que pueden aplicarse para solventar problemas de producción agrícola obliga a preguntarse ¿Por qué esta herramienta ha sido adoptada y promovida por los países de forma tan pausada? Si los resultados de las aplicaciones biotecnológicas ofrecen resultados tangibles en tiempos significativamente más cortos y teniendo menos de 30 años para replantear todo el sistema de producción de alimentos a nivel global ¿qué estamos esperando?

La biotecnología bien entendida
Ante estas preguntas, son múltiples las respuestas – y muchas de ellas airadas – sin embargo, la biotecnología forma parte integral de la agricultura misma y su aplicación sumada a diferentes tecnologías de producción y prácticas agronómicas, potencian en gran medida sus efectos positivos. El uso de marcadores moleculares, por ejemplo, acelera en gran medida el proceso de mejoramiento genético tradicional. De forma similar, la biotecnología orgánica permite desarrollar mejores formas de producción de insumos agrícolas amigables con el ambiente como abonos orgánicos, mejores procesos de composteo, sistemas de control biológico, mecanismos de rastreo e identificación molecular; tanto de productos orgánicos para certificación como de patógenos u otras amenazas para este nicho de mercado de alto poder adquisitivo.
Adicionalmente, la bioprospección (búsqueda e investigación de especies con aplicaciones adaptables a las necesidades humanas) representa una gran ventana para obtener grandes beneficios de la biodiversidad disponible en nuestros países, de una forma sostenible y responsable con la conservación del ambiente. Consecuentemente, la protección de la biodiversidad representa no solo un beneficio ambiental sino también una inversión en la capacidad tecnológica de un país: en términos económicos, un bosque conservado representa una mayor oportunidad de beneficio económico a largo plazo para un país, que su explotación directa. Sus beneficios permean en todos los ámbitos de la agricultura y la industria.
Otra de las posibles vinculaciones de la biotecnología en la respuesta a este reto global consiste en la recuperación de suelos contaminados por metales pesados, salinidad o por acciones del ser humano como derrames de combustibles fósiles o contaminación de cuerpos de agua. La aplicación de la bioremediación es frecuentemente utilizada en desastres ecológicos o en sistemas de tratamiento de aguas residuales industriales y urbanas, sin embargo, su uso es apenas incipiente en la recuperación de suelos para la producción agrícola.
La aplicación de la biotecnología orientada a controlar factores bióticos disminuyendo la necesidad de pesticidas; en el desarrollo de variedades vegetales tolerantes a factores abióticos como sequía inundación o salinidad; en la producción de energía a partir de biomasa; en el fortalecimiento del contenido nutricional de alimentos; en el incremento en la eficiencia de materias primas para procesamiento como oleaginosas o pulpa; en la reducción de los insumos necesarios para la producción; en la reutilización y procesamiento de desechos agrícolas en la agricultura en pequeña escala entre muchas otras aplicaciones que representan beneficios reales. Con tantos ejemplos, con tantas posibilidades, ante tantos retos por delante, surge de nuevo la pregunta ¿qué estamos esperando?
La manzana de la discordia
La utilización de la biotecnología es ampliamente aceptada – e inclusive celebrada – tanto en aplicaciones médicas, como industriales o de conservación y recuperación ambiental. Entonces, ¿qué pasa en el sector agrícola? La aplicación de la biotecnología a la agricultura ha sido desafortunadamente reducida a una sola cosa: la transgénesis. De su amplia gama de aportes, una única aplicación levanta acaloradas discusiones y motiva disputas comerciales a nivel internacional. Inclusive el simple uso de la palabra “biotecnología” puede representar un costo político alto para los tomadores de decisiones en los países ¿Es realmente justa esta visión reducida de la biotecnología agrícola? ¿Es sano reducir la biotecnología como un todo a la discusión de una sola técnica?

Mucho se ha aprendido desde la última vez que el mundo estuvo entre la espada y la pared en la producción de alimentos, antes de la primera revolución “verde”. Hemos logrado desarrollar herramientas más confiables para determinar y evaluar el impacto ambiental del desarrollo tecnológico, ya no podemos darnos el lujo de caminar sin calcular el siguiente paso. El desgaste ambiental del planeta en los últimos 60 años ha sido alto y constante. Es nuestra generación la que lleva la responsabilidad de pensar diferente, de prepararse lo mejor posible para manejar la demanda de alimentos de forma sostenible: eficiente, ambiental y socialmente incluyente.

Con esta visión en mente, hace veinte años se discutió de forma amplia sobre el impacto que podría tener la tecnología transgénica en el ambiente. Se desarrolló un minucioso sistema de regulación internacional y un cuidadoso escrutinio a la producción agrícola con tecnología GM en todo el mundo. Por veinte años se ha discutido ampliamente las ventajas, los riesgos y las oportunidades que esta tecnología representa. Tras dos décadas de experiencia y con abundante evidencia producto de investigaciones, comparaciones y monitoreo, nos enfrentamos cada vez más pronto a la ineludible realidad ¿Qué hemos aprendido? ¿Qué hemos encontrado? ¿Qué nos dice la información científica que hemos recopilado? ¿Qué decisión debemos tomar?
Los países son los dueños y soberanos de sus decisiones. Las decisiones que se tomen en los próximos 10 años van a marcar indefectiblemente el rumbo de su sociedad, su esperanza de vida y su estabilidad misma por las próximas décadas. Los tomadores de decisiones deben armarse de información científica – seria y validada – para contemplar sin miramientos nuestra realidad, nuestro futuro y preguntarse: ¿Somos capaces de producir de forma ambientalmente sostenible el doble de alimentos con menos de los recursos que necesitamos actualmente? ¿Podemos hacerlo en el tiempo que tenemos? ¿Qué esperan las futuras generaciones de nuestras decisiones?

Por otra parte, usted como ciudadano, ¿qué decisión tomaría?
[1]United Nations Department of Economic and Social Affairs/Population Division. 2004. World Population to 2300, United Nations, New York

[2]Declaración de Líderes del G20, Los Cabos México, 2012

Ardiles Ana Laura 29 de agosto

Considero que es de suma importancia avanzar en el desarrollo de la biotecnología "BIEN ENTENDIDA". Esto implica que exista un mayor apoyo a las investigaciones en el campo y mayor difusión a la población en términos que puedan ser entendidos y que no se presten a confusiones tal como ha pasado con los OGM.
Creo que la gran cuestión está en qué punto los beneficios económicos individuales o de unos pocos sobrepasan a los beneficios a la salud, ya que esto va en detrimento del objetivo inicial que sería palear el déficit de alimentos en el futuro.

Lo más importante es hablar claro que no se oculte información científica-tecnológica, ni que se tergiverse la información.

Nery Francisco Herrera Pineda 29 de agosto

Para responder a la decisión que debo tomar como ciudadano, quiero hacer un planteamiento que tiene ver con los últimos 3 cuestionamientos que plantea: los seres humanos somos pensantes, y los problemas de cada quien, se los debe de resolver él mismo, sin olvidarse que vive en una comunidad y puede recibir algún tipo de ayuda de sus pares. Con respecto al tiempo, este es un factor determinante en los problemas, ya que si no se resuelven los problemas en el momento indicado, se convierten en un caos. Además hay que recordar que como seres biológicos nos reproducimos, actividad que es responsabilidad de las personas de hoy, no de las del mañana, estamos comprometidos con las generaciones futuras, pues se les tiene que dejar un buen lugar para que vivan.
Ante estos retos, mi valoración hacia la biotecnología es positiva, lo único que debe de ser manejada pensando en el bienestar de la sociedad en general, no de unos pocos. Esto implica que se tiene que asegurar la estabilidad del medio ambiente y la seguridad del alimento de la humanidad. En este contexto yo apoyaría una serie de acciones, como las siguientes:
1. Trabajar con proyectos de producción agropecuaria con un modelo cíclico

2. Impulsar procesos de investigación con innovación tecnológica

3. Generar procesos de empoderamiento en los productores sobre la biotecnología

4. Mejorar la formación de los universitarios, especialmente en los países subdesarrollados

5. Fomentar el trabajo de REDES para que los países avanzados les ayuden a los menos avanzados.

6. En mi hogar, consumir lo necesario y apoyar procesos de desarrollo sostenible.
João Biché Danune 29 de agosto

Os grandes desafios actuais da humanidade, nas áreas de desenvolvimento sustentável estão focalizadas com base em:

a) Erradicar a fome e a pobreza no mundo;

b) mitigar os efeitos da Mudança Climática;

c) Manter a biodiversidade do planeta.
Gostaria de recordar a todos que, em todos estes desafios o SOLO, e concretamente o carbono orgânico do solo, desempenha um papel essencial. Vou tentar resumir estes 3 tópicos:


  1. Erradicar a fome: mais de 99% da alimentação mundial depende do ecossistema do solo;

  2. Mitigar a MC: o solo é o sumidouro de carbono-C na biosfera e pode actuar como regulador do fluxo de outros gases de efeito de estufa;

  3. Manter a biodiversidade: o solo é a maior fonte de biodiversidade (macro e microorganismos próprios), supõe um dos principais bancos de genes e é um factor chave no controlo da diversidade biológica nos ecossistemas terrestres.


De seguida gostaria também de falar de 2 opções para melhorar a segurança alimentar:

1 - Mudança de hábitos de alimentação (dieta vegetariana, alimentos de origem marinha),

2 - Aumento de rendimento das culturas por unidade de área e de input. Isto implica melhorar a productividade dos solos; adopção de práticas de manejo que aumentem o rendimento de fertilizantes e de regadio e por último, a questão mais"polémica" - introdução de alimentos genéticamente modificados. Não vou terminar esta minha primeira intervenão sobre este tema sem falar das MELHORES ESTRATÉGIAS:
i- Desenvolvimento de tecnologias inovadoras que sequestrem o C no solo, para aumentar a resiliência do sistema solo/ecossistema/sociedade e capazes de aproveitar ao máximo cada gota de chuva,

ii - Implementação de políticas de protecção do solo e suas funções vitais para a sobrevivência dos ecossistemas e optimizar sua capacidade para produzir bens e serviços;

iii - Recuperar solos degradados.
Para satisfazer as procuras futuras, as novas tecnologias devem cumprir os seguintes requisitos:

1 - Limitar a concentração atmosférica de CO2 através de mudanças nas práticas agrícolas e sistemas de uso de terra,

2 - aumentar ou manter os serviços dos ecossistemas e minimizar sua vulnerabilidade à mudança climática (MC);

3 - Aumentar a estabilidade e diversidade dos ecosistemas e

4 - restaurar os ecossistemas degradados.
Permitam-me que remate com uma maravilhosa citação de Lal (2008): "Se não se restaurarem os solos, o rendimento das culturas diminuirá mesmo que não se reduzam as chuvas; a fome perpectuar-se-á inclusivé com ênfase da biotecnologia e os alimentos genéticamente modificados; os conflitos civis e, a instabilidade política atormentará os países em desenvolvimento apesar dos sermões sobre direitos humanos e ideais democráticos; e a humanidade sofrerá inclusivé com grandes progressos científicos"
Fico a espera da vossa réplica, para voltar á "carga", mas não nos devemos esuqecer que o SOLO ´é o elemento chave nas sinergias entre as 3 componentes das Convecções do Rio: Mudança climática, Biodiversidade e Luta Contra a Desertificação. Não podemos pensar a biotecnologia só em termos de OGM. Podemos e devemos abordar a questão dos OGM's sem tabús, nem preconceitos, mas sem esconder os benefícios e malefícios que eventualmente poderão advir da sua utilização. A Biotecnologia vai muito mais além que os OGM's. Se não levarmos a sério a problemática dos SOLOS como acabei de aboradar, então não vale a pena falar de biotecnologia, ogm's, etc, etc...

José Antonio Cortez Torrez 29 de agosto

La producción transgénica es una realidad en América Latina y asumo que se va incrementar de mayor manera a futuro.

UNASUR, tiene su punto de vista expresado en el documento "Marcos Regulatorios de Bioseguridad y Situación de las Aprobaciones Comerciales de Organismos Genéticamente Modificados en los Países del Consejo Agropecuario del Sur".

http://www.consejocas.org/data/cas_documentos/345050.boletin.pdf
Algunos países ya han regulado la producción de alguna variedad en particular, sin embargo, los problemas no son necesariamente técnicos, sino, son de tipo social - religioso. Habría que aceptar escenarios futuros, donde hay alimentos necesarios disponibles, frente a una posición fatal de aceptar destinos enrumbados por la selección natural y otros conceptos.
José Sánchez Narvaez ITACAB Convenio Andrés Bello 29 de agosto
João cita a Lal, quien tiene una visión pesimista del desarrollo, pero no le faltan motivos. Ya lo hemos dicho antes, el problema del desarrollo no es científico ni tecnológico; es social, psicológico, político, participativo de empoderamiento e inclusión; de lo contrario hace muchos años se hubiera solucionado.
También creo que los desafíos del milenio son muchos, interrelacionados y complejos. La solución debe verse desde lo holístico, donde la participación de los pobladores rurales es vital y76, como lo dice el documento base de este Foro: la biotecnología debe ser bien entendida,

  • Mejoramiento genético

  • Mejora de agricultura orgánica y agroecología

  • Control biológico de plagas y enfermedades

  • Análisis, estudio, identificación y aislamiento de principios medicinales de plantas de la biodiversidad

  • Transformación de la biodiversidad en bienes alimenticios, medicinales, industriales y de otros usos (paisajísticos, rituales, maderables, turísticos, etc.) pero sin desconocer el derecho de los pueblos originarios a beneficiarse de sus conocimientos ancestrales y, sin atentar contra el medioambiente.


Lo importante es ¿para quién se trabaja el desarrollo y la erradicación del hambre? La biotecnología puede ser un instrumento invalorable para lograrlo, como también puede ser un instrumento de poder y exclusión que perpetúa la situación actual. Las buenas intenciones no bastan y la ética también debe estar presente. Recuerdo que un presidente Sudamericano decía: “…hemos recibido un país al borde del abismo… pero nosotros hemos dado un paso adelante…”
Como dice el nombre del Foro ¿salto tecnológico o salto al vacío? Eso depende de quién conduzca el proceso y cuáles son sus reales intenciones. Perdonen, pero me cuesta creer que las grandes transnacionales estén preocupadas por el hambre de los más pobres.
  1   2   3

similar:

¿Salto tecnológico o salto al vacío? Los desafíos de la producción de alimentos de los próximos 30 años iconTests de salto vertical (I): Aspectos funcionales

¿Salto tecnológico o salto al vacío? Los desafíos de la producción de alimentos de los próximos 30 años iconProblemas actuales del constructivismo. De la teoría a la práctica
«¿Construcción o instrucción?», que por sí solo expresa algunos de los interrogantes clave que este debate tendrá que responder en...

¿Salto tecnológico o salto al vacío? Los desafíos de la producción de alimentos de los próximos 30 años iconResumen El café es un cultivo permanente, se siembra y empieza a...

¿Salto tecnológico o salto al vacío? Los desafíos de la producción de alimentos de los próximos 30 años iconSer fieles a los Equipos Docentes, es saber ver los signos de los...

¿Salto tecnológico o salto al vacío? Los desafíos de la producción de alimentos de los próximos 30 años iconCarrera: produccion, mecatronica, analisis y tecnologia de los alimentos, turismo

¿Salto tecnológico o salto al vacío? Los desafíos de la producción de alimentos de los próximos 30 años iconSíntesis de lo publicado
«salto» en el tiempo, Jasón, el mayor de la usaf que dirige la operación y autor del diario en el que se narra esta aventura, experimenta...

¿Salto tecnológico o salto al vacío? Los desafíos de la producción de alimentos de los próximos 30 años iconDesde el periodo prehistórico, 6000 años a. C. los seres humanos...

¿Salto tecnológico o salto al vacío? Los desafíos de la producción de alimentos de los próximos 30 años iconEs un periodo que de la historia que se encuentra entre los años...

¿Salto tecnológico o salto al vacío? Los desafíos de la producción de alimentos de los próximos 30 años iconDesde hace nueve años los hombres de ciencia han venido discutiendo...

¿Salto tecnológico o salto al vacío? Los desafíos de la producción de alimentos de los próximos 30 años iconLos 15 Desafíos Globales


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com