Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos.




descargar 165.39 Kb.
títuloResumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos.
página9/13
fecha de publicación02.11.2015
tamaño165.39 Kb.
tipoResumen
med.se-todo.com > Documentos > Resumen
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13

6. LA DOBLE INSTITUCIONALIZACIÓN DE LOS CONCEPTOS CIENTÍFICOS



A esta institucionalización de los términos y expresiones del lenguaje ordinario, se añade -en el caso de los conceptos científicos- una segunda segunda institucionalización, ésta ya consciente, sistemática y corporativa. Buena parte del trabajo científico consiste, efectivamente, en depurar –escrupulosa y metódicamente- aquellas metafóras instituyentes que estuvieron en el origen de una hipótesis o concepto nuevos de toda la ganga de adherencias simbólicas, tomadas del lenguaje común o del de alguna otra disciplina científica. Se ha llegado incluso a afirmar que la única diferencia entre el texto científico y el literario se cifra en la cantidad de recursos retóricos puestos corporativamente en juego para impedir aflorar toda la actividad social en que se sustentan, actividad social que aquí se nos ha manifestado en la construcción metafórica de los conceptos. La institucionalización del concepto así reelaborado por la comunidad científica se refuerza, además, constantemente a través del sistema educativo, en el que el significado de los conceptos científicos nunca se presenta genéticamente (es decir, recorriendo sus diferentes reelaboraciones históricas, todas metafóricas) sino mediante puras –o sea, depuradas- definiciones formales.

En esta operación orwelliana de reescritura incesante18, el sentido simbólico de la metáfora matriz se vacía en el mero significado formal y, en un segundo momento, éste significado se vacía a su vez –tanto más cuanto la disciplina científica en cuestión más se acerca al ideal matemático de todas las ciencias- en el puro significante, en expresiones que no tienen otro sentido ni sigfnicado que el que les prestan las reglas del juego formal en el que se inscriben, es decir, el que les atribuye la sintaxis que articula su funcionamiento operacional. Lo cual queda de manifiesto paradigmáticamente en la institucionalización de los conceptos matemáticos, como quiere mostrar el siguiente ejemplo.

6.1. La ‘’ : un concepto agrícola.



Seguramente nunca hasta este momento el lector, convenientemente socializado en ciertas matemáticas, se habrá parado a pensar que la ‘raíz cuadrada’ es un concepto metafórico. De una raíz, puede predicarse con propiedad que sea profunda, comestible o -en todo caso, y ya trasladándonos del ámbito botánico al geométrico- fractal, pero ¿cuadrada? Aquí conviene hacer una precisión: la expresión ‘raíz cuadrada’ es una abreviatura de la expresión original ‘raíz del cuadrado’, por lo que es en ésta en la que nos centraremos. En los momentos en que tal concepto es aún una metáfora viva, la comunidad matemática aún no ha canonizado una expresión entre todas las que circulan. Aún en el llamado Renacimiento, el portugués Pero Nunes habla de “lado criando cuadrado”, mientras que para el italiano Bombelli se trata de “el lado de un número no cuadrado, el cual es imposible de poder nombrar, pero se dice Radice sorda, o bien indiscreta, como sabemos”. En la cita de Bombelli se manifiesta ejemplarmente la situación que teorizábamos en el § 4.2., cuando el científico focaliza metafóricamente en un sujeto el concepto que aportará la solución a un problema, solución que aún le resulta “imposible de poder nombrar”. Y, como un bricoleur, al decir de Lévi-Strauss, va ensayando con términos que recoge del lenguaje corriente: ‘radice sorda’, ‘radice indiscreta’, ‘lado criando cuadrado’... Es precisamente esta ebullición instituyente la que nos pone en la pista de las connotaciones y evocaciones que una particular visión del mundo pone en juego para construir el concepto. El término ‘sordo’ hace referencia al hecho de que –aún- no puede nombrarse o decirse ni, por tanto, oírse. Pero términos como ‘radice’ o ‘radix’ o el de ‘criar’ en Nunes indican que se está estableciendo más o menos inconscientemente una semejanza entre un campo geométrico (en el que hay objetos como ‘lados’ y ‘cuadrados’) y otro biológico (en el que hay ‘raíces’ y ‘crianzas’). Esta semejanza es la que hace posible la analogía:
Raíz Lado

 = 

Planta Cuadrado
Es decir, la relación de un lado con su cuadrado (o sea, con el cuadrado que lo tiene por lado) es como la relación de una raíz con la planta a la que sustenta. De esta analogía se sigue la metáfora ‘raíz del cuadrado’ al tomar la raíz como sujeto (sobre el que se focaliza el problema de nombrar el lado de un cuadrado dado) y el cuadrado como término; operación sibólica que acabará institucionalizandose en el término ya técnico de ‘raíz’. La conexión de la metáfora con el concepto actual puede hacerse restableciendo todas las elipsis que ha ido introduciendo el trabajo de depuración y olvido que ha llevado de la primera al segundo: calcular (lo que seguimos expresando como extraer la raíz de 9) es hallar la longitud del lado capaz de criar o engendrar un cuadrado de superficie 9. Tal solución o raíz es 3 porque el cuadrado –que se engendra a partir- de 3 es 9 (o, más depurado aún de significados adheridos, 32=9).




3







Figura 3
La biologización de las formas geométricas no parece en los textos matemáticos medievales y renancentistas una operación metafórica sino literal. Para unas sociedades aún fundamentalmente agrícolas y, en buena medida, animistas, nada más propio que percibir un segmento como algo dotado de vitalidad y potencia propia, capaz de engendrar y alimentar o criar algo que crece nutriéndose de él; y recíprocamente, no menos natural es concebir ese algo (el cuadrado) enraizado en un suelo (el lado) que lo nutre y aporta su sustancia, posibilitando su despliegue para ir haciéndose espacio (Figura 3). Pero tampoco ahora estamos haciendo poesía, o al menos no más de la que hacían los matemáticos de la época cuando hacían matemáticas. Los términos nuevos empleados en la descripción anterior son usados como términos matemáticos en los textos griegos o en sus traducciones latinas, que es donde se inspiran los matemáticos renacentistas. Así, Euclides habla de la ‘potencia’ () del lado para referirse al cuadrado, término que en los textos latinos se traduce por substantia. De modo que hablar de cuadrados que extraen su sustento o sustancia de una raíz que les presta su potencia no es –para esas sociedades- ninguna figura poética, sino una expresión literal, es decir, una expresión propiamente matemática.

Pero la lógica que impone la metáfora a la construcción de conceptos y resolución de problemas científicos no se limita al momento instituyente de aquélla sino que seguirá gobernando la lógica de la investigación durante todo el tiempo que cierta tradición de investigación –como la del álgebra durante casi dos milenios- la mantenga como concepto. Así, la toma de conciencia -propia de la sensibilidad manierista- de los recursos retóricos del lenguaje y, en particular, de la metáfora como generadora de nuevos significados (véase, por ejemplo, la obra de Rabelais), será la que permita poner entre comillas una expresión como ‘raíz cuadrada’, es decir, ver en ella lo que hay de metáfora, de ficción, en lugar de tomarla como una expresión natural. Sólo desde esa conciencia del carácter metafórico de la raíz cuadrada podrá la ficción prolongarse más allá de sí misma y conceder sentido –para los matemáticos manieristas- a una expresión como ‘raíz cuadrada de un número negativo’, que es por completo incoherente con la asociación entre ‘lado’ y ‘raíz’ que proponía la analogía latente bajo la metáfora original ¿Cómo puede –si no es por ficción, convenio o artificio- un lado/raíz engendrar, no un cuadrado/planta, sino la falta del mismo?. La misma conciencia de que la ficción y la metáfora engendran realidades nuevas es la que logrará, en pintura, que trucos como el trampantojo y la perspectiva resulten realistas y, en matemáticas, que los ‘números ficticios’ se tomen como verdaderos números. Y serán de nuevo razones -o sinrazones- culturales las que, con el neo-realismo que sucederá a su vez al barroco, exigirán tomar las metáforas al pie de la letra, por lo que volverán a quedar sin sentido esos números ‘imaginarios’, ‘ficticios’ o ‘absurdos’19. La historia de la operación matemática ‘raíz cuadrada’ exige así -para poder ser entendida en toda su profundidad- pensarse como la historia de una operación metafórica, sujeta por tanto a los mismos avatares que irán sufriendo los demás lenguajes (literario, pictórico, filosófico...) -avatares que, por cierto, en nada se parecen a ese progreso acumulativo del saber con que suele falsearse la historia de las ciencias.

El sujeto de la metáfora, ése en el que se focaliza la resolución de los problemas científicos, no es ese objeto encastrado en el aparato ideal de la lengua que habitualmente manejan los lingüístas, sino un sujeto histórico y social20. Y, paralelamente, las soluciones y conceptualizanes que van adoptando los problemas científicos son también constitutivamente históricas y sociales. Así, buena parte de lo que se tiene como historia externa de la ciencia es historia interna. La evolución del álgebra, por ejemplo, es indisociable de la evolución de las relaciones que mantiene el hombre con las plantas y la tierra, que irán modificando las connotaciones que el sujeto metafórico ‘raíz’ traslade en cada momento y lugar al término algebraico correspondiente. Para el hombre griego, el medieval e incluso el renacentista, arraigados todos ellos a la tierra, es natural percibir un cuadrado como algo también enraizado en el suelo, del cual extrae –como casi todo en su mundo- su sustento o sustancia. Para él la expresión ‘raíz del cuadrado’ es más literal que metafórica. Esa expresión empieza a percibirse como metafórica cuando, con el Barroco, el centro de gravedad de la vida social se desplace del campo a las ciudades. Las condiciones para que los cuadrados se desarraiguen sólo se darán con la violencia de ese desarraigo general que supondrá el paso del orden medieval al orden burgués, donde ya no será la tierra -y, con ella, los bienes también raíces, como los cuadrados- la principal generadora de valor y riqueza.

Se impone aquí una observación: la metáfora es mucho más que la analogía, y el análisis metafórico alcanza más calado que el basado en la consideración de las teorías científicas como modelos analógicos, al modo de los emprendidos por M. Black o M. Hess. Como habíamos señalado, la analogía es reversible, la metáfora no. La metáfora, al estar orientada, condiciona el sentido de los significados que transporta. Por ello, el establecimiento de una analogía en un momento determinado no implica la emergencia de todas las metáforas que esa analogía hace posibles. Una vez más, son factores sociales los que seleccionan qué metáforas, de entre las permitidas por esa analogía, emergerán efectivamente. Así, la percepción de las figuras geométricas en términos vegetales que, como hemos visto, se da en ciertas épocas históricas no conlleva la percepción inversa, es decir, la de los vegetales y seres animados en general en términos geométricos. Para que una raíz pueda llegar a pensarse como cuadrada habrá de invertirse la perspectiva, de modo que el mundo de la vida -y, en particular, el de las plantas- llegue a poder pensarse more geometrico, lo cual no ocurrirá hasta la época de Galileo, en la que ya sí es pensable una naturaleza escrita en lenguaje matemático. El cubismo no será sino la apoteosis de ese racionalismo para el que ya sí resultan naturales los pechos cónicos, los bodegones con frutas cúbicas y las raíces cuadradas.

1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13

similar:

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconOriginalmente, la hermeneútica fue una técnica para la interpretación...

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconResumen el presente trabajo propone un modelo pedagógico que a partir...

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconEl análisis gravimétrico se define como un método cuantitativo basado...

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconFanatismo dentro de nuestra sociedad basado en los textos de Víctor...

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconResumen en la actualidad resulta interesante analizar el trabajo...

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconQuímica La ley de los Gases Ideales. Mezclas de Gases
«en una mezcla de gases, la presión total ejercida por los mismos es la suma de las presiones que cada gas ejercería si estuviese...

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconResumen La enseñanza por medio del estudio o análisis de casos es...

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconResumen En base a una sociología del sistema educativo, y a las crecientes...

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconResumen El aprendizaje basado en problemas, abp, es a la vez, una...

Resumen aquí se propone un método de análisis de textos y discursos basado en una hermenéutica sociológica de las metáforas usadas en los mismos. iconResumen Este trabajo propone rastrear la formación de la categoría...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com