La mayoría de los problemas medioambientales se generan por el empleo de combustibles fósiles




descargar 193.5 Kb.
títuloLa mayoría de los problemas medioambientales se generan por el empleo de combustibles fósiles
página3/5
fecha de publicación22.08.2016
tamaño193.5 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5

 


También denominado anhídrido carbónico, su importancia radica en su contribución al efecto invernadero, cifrada en un 60%.

Este gas se produce en la respiración de los seres vivos, en la oxidación de la materia orgánica y en la quema de combustibles fósiles, constituyendo los océanos y la vegetación los principales sumideros de CO2.

Las emisiones antropogénicas de dióxido de carbono son variables según el país de que se trate: por ejemplo, en los Estados Unidos se deben fundamentalmente al transporte; en los países de la OPEP, a las centrales de petróleo; en China, a las industrias y térmicas y, en los países más pobres, a la quema de leña para obtener calor.



El aumento de CO2 durante el siglo XX se debió en un 80% a la quema de combustibles fósiles y en un 30% a la deforestación.

Gracias a las mediciones realizadas desde globos en la Antártida se han podido demostrar las correlaciones directas que existen entre las concentraciones de los gases causantes del efecto invernadero y la temperatura media de la superficie de la Tierra.

De esta manera, la concentración de CO2 ha pasado de 280 ppm (partes por millón) en la era preindustrial (año 1800) a alcanzar la cifra récord a nivel mundial de 387 ppm en el año 2008 (GPC/Nature).

En la actualidad, desde el año 2000, el ritmo de crecimiento de la concentración de CO2aumenta en 2,1 ppm al año (tabla 3.3).

DESCRIPCIÓN

1990

1995

2000

2005

2007

% CAMBIO 90-07

CO2 en millones de toneladas

20.980

21.810

23.497

27.147

28.962

38.0%

Población mundial en millones

5.259

5.675

6.072

6.382

6.535

25.7%

CO2 per cápita en toneladas

3.99

3.84

3.87

4.20

4.38

9.8%



Tabla 3.3.

Emisiones de CO2 en el mundo procedentes de combustibles fósiles (1990-2007). 
Fuente: AIE. 3125292591 - marisela gomez Jhon Freddy Avianca.

En la figura 3.5 se ilustran las principales emisiones per cápita de CO2 (en toneladas) por regiones durante el año 2007.



Figura 3.5: Principales emisiones de toneladas de CO2 per cápita y por regiones durante el año 2007.

Fuente: AIE. Citado por Monell, A. (2009). La UE pide más a Obama. Artículo aparecido en La Vanguardía, 7/12/09.
La figura 3.6 ilustra el total de emisiones de CO(en millones de t) por regiones, durante el año 2007, debidas a la quema de combustibles fósiles.


Figura 3.6: Emisiones de CO2, por regiones y en millones de toneladas, producidas por la quema de combustibles fósiles en el año 2007. Fuente: AIE. Íbidem.

Según la Agencia Holandesa de Medio Ambiente (junio, 2009), la crisis y la subida de precios del petróleo, ralentizó en el año 2008 la velocidad de crecimiento de las emisiones de CO2 a valores del 1,7%, cuando el incremento medio hasta entonces había sido de un 3,8%. Hay que hacer notar que, del total de este incremento, China es responsable del 45% y la India del 10%.

Asimismo, durante el año 2008, los países en desarrollo fueron responsables del 50,3% de las emisiones de CO2, mientras que los países "anexo", es decir, aquellos estados desarrollados y en transición hacia una economía de mercado como Rusia, emitieron alrededor del 46,6%, siendo la contribución del transporte internacional de un 3,2%1.



En EE.UU las emisiones de CO2 en el año 2008 se redujeron el 3% y, en la UE15, el 1,5%. En la India crecieron el 7%, en China el 6% y en Rusia el 2%.

Para finalizar, mencionar que cada uno de los tipos de combustibles fósiles genera una cantidad diferente de dióxido de carbono por unidad de energía liberada. Por ejemplo, el carbón está mayoritariamente constituido por carbono, de manera que casi todo el subproducto de la combustión será CO2. Por otro lado, la combustión del gas natural, que está constituido por metano, producirá vapor de agua y dióxido de carbono y, por tanto, su emisión de CO2 por unidad de energía será menor que la generada por el carbón.

El petróleo está en un término medio entre el carbón y el gas natural, en lo referente a emisiones de dióxido de carbono. Por esta razón, a pesar de la mayor abundancia del carbón, se intenta que haya una tendencia hacia el empleo del gas natural en las centrales térmicas.

1 Este estudio no tiene en cuenta las emisiones de los incendios, silvicultura y usos del suelo, que constituyen aproximadamente el 20% de la emisiones de CO2.

El metano (CH4)

 

Después del dióxido de carbono, el metano constituye el segundo gas en importancia con una contribución al efecto invernadero cifrada en un 16%.

Este gas constituye un subproducto generado a partir de la combustión de la biomasa o del carbón. Sin embargo, también se libera de la ventilación del gas natural y en la putrefacción de la materia orgánica en zonas húmedas y pobres en oxígeno, por lo que su emisión está fuertemente relacionada con las actividades agropecuarias.

Los principales productores de metano son los vertederos, determinados cultivos como los arrozales y, sobre todo, los gases expedidos por los animales durante su ciclo digestivo. Otras fuentes de metano son, en menor grado, los incendios forestales y la actividad de ciertos insectos como las termitas.



El este y sureste asiático constituyen las principales áreas productoras de metano.

La reducción del metano en la atmósfera se considera factible por ser un combustible que puede ser aprovechado como fuente energética alternativa. Asimismo, la corta supervivencia del metano (12 años), provocada por la oxidación de éste por radicales OH presentes en la atmósfera, contribuye a su minimización. Sin embargo, la presencia de otros contaminantes en aumento -como el CO- tiende a desplazar a estos radicales.

El metano, debido a su estructura molecular, tiene mucha más eficiencia que el dióxido de carbono (23 veces más) en el proceso de absorción de la radiación de onda larga emitida por la Tierra, aunque su contribución total al efecto invernadero es menor, ya que su concentración en la atmósfera es también más pequeña.

La concentración actual de metano es de tan sólo 1,7 ppm. No obstante, este dato supone más del doble del valor obtenido durante la época preindustrial, cifrado en 0,7 ppm.

Los óxidos de nitrógeno (N2O)

 Contribuyen alrededor de un 6% al efecto invernadero. Se liberan en la degradación de los fertilizantes nitrogenados y otros residuos animales. A pesar de su baja concentración en la atmósfera, la capacidad de absorción de una molécula de estos gases es unas 300 veces superior a otra de dióxido de carbono.

Halocarbonos

 

A diferencia de los anteriores, su origen se debe exclusivamente a la actividad humana, ya que durante el período preindustrial su concentración en la atmósfera era inexistente.

Los halocarbonos contribuyen a un 15% del efecto invernadero y engloban a los compuestos de carbono que contienen flúor, cloro, bromo o yodo.

Tienen un gran poder de absorción de calor -muy superior al CO2- y una supervivencia muy larga en la atmósfera.

Su concentración en la atmósfera es pequeñísima (0,5 ppmmv)1, y son más conocidos por su capacidad de destrucción de la capa de ozono que por su contribución al efecto invernadero.



Los halocarbonos que contienen cloro y bromo son también los principales responsables del agotamiento de la capa de ozono.

Los halocarbonos contemplados en el Protocolo de Kioto son los hidrofluorocarbonos (HFCs) y los perfluorocarbonos (PFCs). Los primeros se emplean para reemplazar las sustancias agotadoras de la capa de ozono, mientras que los PFCs se utilizan como productos intermedios en la fundición de aluminio y en la fabricación de semiconductores.

1 Parte por mil millones de volumen.

Hexafluoruro de azufre (SF6) 

El hexafluoruro de azufre es el gas con un mayor potencial de calentamiento global. Se genera durante la producción de ciertos tipos de aluminio, en fundiciones de este metal o magnesio, y puede emitirse a la atmósfera debido a fugas o accidentes con el equipo eléctrico de alto voltaje que emplea este elemento químico como aislante.

Consecuencias del calentamiento global del planeta

 

La consecuencia más inmediata y catastrófica del calentamiento global de la superficie terrestre es la subida del nivel del mar como resultado de la expansión térmica de los océanos y del deshielo de los glaciares.



Desde principios del siglo XX, el nivel del mar ha subido 18cm aproximadamente y se prevé que para el año 2100 se alcancen los 50cm.

La elevación del nivel del mar provocaría, entre otras, la inundación de las zonas costeras (Egipto, Vietnam y Bangladesh son las más vulnerables), la desaparición de islas (de hecho, algunas islas del Pacífico Sur ya han quedado sumergidas por las aguas), la erosión de las playas, la aparición de tormentas y un incremento en la salinidad de los estuarios.

Asimismo, el incremento de la temperatura supondrá cambios en el ciclo hidrológico del planeta y en la circulación general de las corrientes de aire (Fenómeno del Niño), con lo que se acentuarán las pérdidas de los glaciares de montaña, las sequías, las inundaciones, los incendios, etc.

Por otro lado, muchas especies de animales se verán obligadas a cambiar su hábitat, lo que redundará en su cadena alimenticia y en una pérdida de la biodiversidad, que puede llevar a la extinción de algunos ejemplares.

La magnitud de las repercusiones políticas, económicas y sociales no se puede cuantificar: proliferación de plagas que arrasarán las cosechas, aparición de enfermedades propias de zonas tórridas en regiones septentrionales, mayor incidencia en enfermedades cardiorrespiratorias, etc.

Nadie sabe a ciencia cierta el grado de influencia que pueda tener la actividad humana en todas estas catástrofes y si éstas ocurrirán o no. De todas formas, se impone adoptar políticas y medidas -tanto preventivas como correctivas- por parte de los países más implicados para evitar esta alarmante situación.

Impacto económico: el informe Stern1

 

El Informe Stern debe su nombre a Sir Nicholas Stern, un economista que estudió -por encargo del gobierno británico- el impacto del cambio climático y el calentamiento global en la economía mundial.

Se trata de un documento de 700 páginas de extensión, publicado en el año 2006, y que tuvo una gran repercusión al ser elaborado por un economista y no por un climatólogo.

Dicho informe advierte sobre los posibles impactos económicos del cambio climático en caso de no controlarse el nivel de emisión de los gases de efecto invernadero. En este sentido, el coste de los daños que se producirían podría representar pérdidas de hasta el 20% del PBI mundial.



Según dicho informe, una inversión anual del 1% del PBI evitaría las peores consecuencias del cambio climático.

El Informe Stern propone la posibilidad de reducir las emisiones mediante:

- una mejora de la eficiencia en el uso de la energía;

- la introducción de cambios en la demanda de productos;

- una mayor conciencia de la necesidad de consumir productos de baja emisión de carbono; y,

- la adopción de tecnologías más limpias en los sectores de la energía, calefacción y transporte.

Asimismo, hace especial hincapié en la necesidad de estrategias políticas firmes que motiven estas medidas y destaca la importancia de generar una respuesta internacional basada en una visión compartida respecto a los objetivos y el marco en el que actuar.

1 El documento completo en inglés se puede consultar en las direcciones:
http://webarchive.nationalarchives.gov.uk,
http://www.hm-treasury.gov.uk/independent_reviews/stern_review_economics_climate_change/stern_review_report.cfm [Leído: 11 de enero de 2010, GMT+1].

1   2   3   4   5

similar:

La mayoría de los problemas medioambientales se generan por el empleo de combustibles fósiles iconLos combustibles fósiles son el petróleo, el carbón y el gas natural....

La mayoría de los problemas medioambientales se generan por el empleo de combustibles fósiles iconLos Combustibles Fósiles

La mayoría de los problemas medioambientales se generan por el empleo de combustibles fósiles iconTrabajo experimental: propiedades de los combustibles fósiles

La mayoría de los problemas medioambientales se generan por el empleo de combustibles fósiles iconHistoria global del medio ambiente en la era de los combustibles fósiles (1800-2007)

La mayoría de los problemas medioambientales se generan por el empleo de combustibles fósiles iconLos combustibles fósiles son el petróleo, el carbón y el gas natural,...

La mayoría de los problemas medioambientales se generan por el empleo de combustibles fósiles iconResumen El aprendizaje basado en problemas, abp, es a la vez, una...

La mayoría de los problemas medioambientales se generan por el empleo de combustibles fósiles iconEs el caso de los aniones y cationes que se generan en atmósferas...

La mayoría de los problemas medioambientales se generan por el empleo de combustibles fósiles iconA: preposición. Tiene un sinnúmero de usos y, aunque la mayoría no...

La mayoría de los problemas medioambientales se generan por el empleo de combustibles fósiles iconLenguaje técnico: Es también llamado tecnicismo o voces técnicas...

La mayoría de los problemas medioambientales se generan por el empleo de combustibles fósiles iconEs de todos conocido el problema de las infecciones nosocomiales,...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com