Dirección de investigación y postgrado




descargar 273.53 Kb.
títuloDirección de investigación y postgrado
página3/8
fecha de publicación22.08.2016
tamaño273.53 Kb.
tipoDirección
med.se-todo.com > Documentos > Dirección
1   2   3   4   5   6   7   8

Figura Nº 3.

La posición de trabajo debe ser lo más cómoda posible. En la figura nº 3, las flechas indican las zonas que hay que mejorar para evitar posibles lesiones. Para mejorar la posición de la trabajadora que está sentada a la derecha, se debe bajar la altura de la silla, inclinarla ligeramente hacia adelante y se le debe facilitar un escabel para que descanse los pies.







El asiento de trabajo

Un asiendo de trabajo adecuado debe satisfacer determinadas prescripciones ergonómicas. Siga las siguientes directrices al elegir un asiento:


  • El asiendo de trabajo debe ser adecuado para la labor que se vaya a desempeñar y para la altura de la mesa o el banco de trabajo.

  • Lo mejor es que la altura del asiento y del respaldo sean ajustables por separado. También se debe poder ajustar la inclinación del respaldo.

  • El asiento debe permitir al trabajador inclinarse hacia adelante o hacia atrás con facilidad.

  • El trabajador debe tener espacio suficiente para las piernas debajo de la mesa de trabajo y poder cambiar de posición de piernas con facilidad.

  • Los pies deben estar planos sobre el suelo. Si no es posible, se debe facilitar al trabajador un escabel, que ayudará además a eliminar la presión de la espalda sobre los muslos y las rodillas.

  • El asiento debe tener un respaldo en el que apoyar la parte inferior de la espalda.

  • El asiento debe inclinase ligeramente hacia abajo en el borde delantero.

  • Lo mejor sería que el asiento tuviese cinco patas para ser más estable.

  • Es preferible que los brazos del asiento se puedan quitar porque a algunos trabajadores no les resultan cómodos. En cualquier caso, los brazos del asiento no deben impedir al trabajador acercarse suficientemente a la mesa de trabajo.

  • El asiento debe estar tapizado con un tejido respirable para evitar resbalarse.


En algunos trabajos los soportes de los brazos y los brazos de los asientos pueden disminuir la fatiga de los brazos del trabajador.



Figura Nº 4. Uso de soportes de brazos y muñecas.
Para algunos trabajadores, sobre todo de los países en desarrollo, buena parte de la información que acabamos de exponer puede resultar algo idealista. Ahora bien, es esencial que los trabajadores y sus representantes entiendan que muchos problemas de salud y de seguridad guardan relación con la inaplicación de los principios de la ergonomía en el lugar de trabajo. Si entienden la importancia de la ergonomía, los trabajadores pueden empezar a mejorar su situación laboral, sobre todo si la dirección comprende las relaciones que hay entre la productividad y unas buenas condiciones ergonómicas.
Consideraciones en Puestos de Trabajo con Pantallas de Visualización de Datos
Instalación del Monitor

La mayoría de los monitores disponen de un dispositivo de inclinación y giro que facilita el ajuste de la posición del monitor. Se ajusta de acuerdo a las siguientes recomendaciones:

  • La distancia óptima entre los ojos y la pantalla depende del tamaño de los caracteres. La capacidad de lectura óptima está considerada como 21 minutos en arco. Esto corresponde a un tamaño de carácter de 3,7 mm a una distancia de 60 cm.

  • Si los ojos se encuentran a una distancia inferior a 50 cm de la pantalla, se pueden sufrir molestias. La distancia elegida por la mayoría de los usuarios es de 60 cm.

  • La distancia de visualización máxima está limitada por el tamaño del carácter (este ultimo en dependencia directa del tamaño del monitor) y por espacio disponible en el escritorio.

  • La parte superior de la pantalla debe encontrarse al mismo nivel de los ojos o ligeramente por debajo. Esto evita que el trabajador o usuario tenga que bajar la vista más de 15 ó 20 grados para ver el centro de la pantalla. En cualquier caso, y como norma general, nunca se debe bajar la vista en un ángulo mayor a 60 grados para realizar tareas normales como escribir o leer.




Angulo de la línea de visión



Angulo de visión

  • La posición ideal de la pantalla es en perpendicular a la línea de visión. Si se presentan reflejos molestos, se puede inclinar la pantalla ligeramente hacia adelante. No obstante, si con ello no se eliminan los reflejos, puede cambiar la situación del monitor en la mesa o incluso la posición de la misma.

  • Si aún así no se corrige el problema, y se cuenta con un monitor convencional de tubo de rayos catódicos (y no un moderno monitor de tecnología TFT) se recomienda utilizar un filtro antirreflectante o una cubierta de pantalla.


La Norma UNE-EN ISO 13406 sobre «Requisitos ergonómicos para trabajos con pantalla de visualización de panel plano" especifica que: las pantallas de panel plano reflectivas y transreflectivas proporcionan mejores resultados en entornos con una iluminación mayor que los aceptables para pantallas de tubo de rayos catódicos y para pantallas emisivas de panel plano.

La aparición de reflejos en la pantalla, sin que deslumbren, hace que se vean afectadas las condiciones de contraste para trabajar en la misma, además, se puede ver afectada la visión si persiste la exposición.
Estos reflejos se pueden controlar:

    1. Modificando las condiciones del entorno medioambiental donde se ubica la pantalla.

    2. Eligiendo el tipo de luminarias y la disposición de las mismas.

    3. Teniendo en cuenta otras fuentes de luz, como las ventanas, para así determinar la posición geométrica de la pantalla.

    4. Colocando la pantalla en la ubicación más idónea.

    5. Interviniendo sobre la propia pantalla, habitualmente, mediante un filtro.


El criterio para prevenir la aparición de reflejos debe recaer esencialmente en modificar las condiciones ambientales donde se ubica la pantalla.

  • Se debe ajustar el contraste y el brillo a una posición cómoda, la combinación más aconsejable es un contraste alto y el brillo bajo.

  • La suciedad suele acumularse gradualmente en la pantalla y a menudo pasa inadvertida, alterando notablemente los ajustes de brillo y contraste de la misma. Se debe limpiar regularmente con un paño humedecido en agua, nunca con alcohol u otros productos de limpieza.


Uso de un Atril

Cuando transfiera información de un documento a la pantalla, les puede resultar muy útil un atril (o si necesita leer mientras utiliza el sistema). Si utiliza un atril, debe encontrarse a la misma distancia de sus ojos que la pantalla, junto a esta y a la misma altura.

Para reducir la tensión del cuello y la vista cansada, reduzca al máximo el movimiento de ojos y la cabeza mientras utiliza el atril.

Desde el punto de vista del diseño ergonómico, además, es deseable que:


  • Se pueda colocar a la derecha o a la izquierda, a fin de poder ser útil tanto para personas diestras como zurdas.

  • Que la base donde reposan las hojas disponga de ranuras para que no se resbalen las hojas.

  • Su emplazamiento ha de permitir que el usuario no realice giros de cabeza y tronco.



El teclado

Este elemento deberá permitir al trabajador localizar y usar las teclas con rapidez y precisión, sin que le genere molestias o disconfort. Además, debe permitir la movilidad e independencia respecto al resto del equipo, y es necesario posibilitar su reubicación conforme a los cambios de tarea o de postura del usuario. Asimismo, algunas características del teclado, como su altura, grosor e inclinación (las publicaciones sobre el tema recomiendan que no se inclinen las muñecas más de 10 grados hacia arriba, abajo o a los lados) pueden influir en la adopción de posturas incorrectas y originar trastornos en los usuarios.
Para prevenir estos riesgos, el diseño del teclado debe cumplir una serie de requisitos, descritos en la normativa técnica. Sin embargo, también hay algunas recomendaciones para el trabajador:

  • No reposar las muñecas sobre un borde afilado, como el borde de una mesa.

  • Colocar el teclado frente a la pantalla o el atril, lo que consulte más a menudo.

  • Mantener las muñecas derechas y mover la mano entera o el antebrazo para pulsar las teclas de función o el teclado numérico.

  • Asegurarse que las manos se encuentren en una posición “neutra” o plano cuando está utilizando el teclado, esto significa que los antebrazos, las muñecas y las manos se encuentran en una línea recta.

  • Pulsar las teclas sólo con la fuerza necesaria para escribir, si teclea con demasiado énfasis puede formar innecesariamente el cuerpo, incluidos los tendones y músculos de las manos, muñecas y antebrazos, y aumentar con ello el riesgo de molestias o lesiones.


La utilización continuada del teclado ha demostrado que puede ser causa de patología osteomuscular, como por ejemplo la tendinitis, la tenosinovitis o el síndrome del túnel carpiano. El correcto diseño y la colocación del teclado, conjuntamente con el establecimiento de pausas y la reducción en los ritmos de trabajo, parecen reducir estas alteraciones.
Una variable que está en continua investigación es el papel que puede jugar el diseño del teclado. Existen en el mercado algunos diseños novedosos que suelen perseguir la reducción en las alteraciones músculo-esqueléticas debido a la postura forzada del segmento mano-muñeca (tienen como objetivo conseguir una postura natural) y al movimiento y la fuerza de los dedos y la prevención de alteraciones consecuentes como síndrome de túnel carpiano, tendinitis u otras.
A pesar de que se presentan como alternativas ergonómicas y aunque existen algunos estudios, la falta de evidencia hace que sea difícil todavía confirmar los beneficios de cada uno de los diseños propuestos. Algunos teclados pueden ser adecuados para algunas personas, en algunos puestos, pero no puede generalizarse que un diseño determinado sea más adecuado bajo cualquier circunstancia.
El más extendido es el teclado partido. En algún estudio sobre algunos nuevos diseños de teclados alternativos se ha llegado a la conclusión de que, una vez superado el periodo de adaptación, la mayoría de los usuarios prefiere este tipo de teclado a los tradicionales, alegando que permite una postura más cómoda y que reduce las molestias. La mayor parte de los usuarios aprende con rapidez a utilizarlos; una vez pasado un breve periodo en el que se reduce la rapidez y la precisión, en general, en muy pocos días se recupera el rendimiento habitual. El aprendizaje, lógicamente, puede costar algo más en personas con mayor experiencia cuyos movimientos se realizan de manera más automatizada.


Una utilidad de los teclados alternativos es la posibilidad de desarrollo de aplicaciones específicas que ofrezcan a las personas con discapacidad la posibilidad de comunicación o de integración al mundo laboral aumentando su participación en la sociedad y su grado de independencia. Actualmente existen diseños alternativos como solución al problema de accesibilidad a los ordenadores. La selección del dispositivo adecuado depende de las posibilidades de movimiento del usuario. Existen en el mercado: teclados más amplios para personas con capacidad de precisión reducida o de menor tamaño para personas con limitaciones en el movimiento; teclados para utilizar con una sola mano; teclados visuales, utilización de punteros, etc.
Para algunos trabajos de precisión, por ejemplo en la industria de artes gráficas (maquetas, publicidad) no es suficiente un teclado. Así, es necesario disponer de medios como la tabla gráfica, el "touch-screen" (pantalla táctil), el " joystick" (palanca de mandos) y el ratón. Respecto al ratón, debido a su uso, cada vez más generalizado y continuo, hay que destacar algunas características que se han de tener en cuenta:


  • Debe adaptarse a la curva de la mano.

  • El movimiento por la superficie sobre la que se desliza debe resultar fácil.

  • Se utilizará tan cerca del lado del teclado como sea posible.

  • Se sujetará entre el pulgar y el cuarto y quinto dedos. El segundo y el tercero deben descansar ligeramente sobre los botones del ratón.

  • Debe permitir el apoyo de parte de los dedos, mano o muñeca en la mesa de trabajo, favoreciendo así la precisión en su manejo.

  • Se mantendrá la muñeca recta (utilizar un reposabrazos, si es necesario). El manejo del ratón será versátil y adecuado a diestros y zurdos.


El escritorio, también conocido como mesa o superficie de trabajo.
Una de las preguntas más frecuentes es cuál es la medida recomendada para una mesa de ordenador. Se hace muy difícil establecer recomendaciones al respecto, ya que la superficie de trabajo dependerá de las tareas que deban realizarse y, sobre todo, de los elementos que sea necesario disponer en ella. Las medidas han de ser tales que permitan que el equipo de trabajo se pueda colocar correctamente. Para tareas generales de oficina, las medidas aproximadas mínimas de la superficie, pueden ser de 80 cm por 120 cm. Puede ser necesaria una anchura algo mayor a fin de asegurar que entre el teclado y el borde libre de la mesa quede una distancia de 5 a 10 cm., actuando así ese espacio de reposamanos. Estas medidas pueden variar de acuerdo a la legislación del país.
Es importante tener en cuenta la altura de la mesa con relación a la altura de la silla y de las personas usuarias: el conjunto ha de permitir la realización del trabajo facilitando el cambio postural, a partir de la postura de referencia. Para ello es recomendable que la mesa tenga una altura ajustable. La Guía establece que si se dispone de tableros ajustables en altura, el rango de regulación debe situarse entre el percentil 5 femenino y el 95 masculino de la población de posibles usuarios/as. Para aquellas personas que estén fuera de dichos límites, puede ser necesario recurrir a la adaptación individualizada.
En el caso de usar una bandeja ajustable de teclado, ésta deberá cumplir los siguientes criterios: posibilidad de ajuste y regulación a las medidas antropométricas de los usuarios, adaptación al cambio de postura (de pie y sentado), adaptabilidad al mobiliario o equipo de trabajo y movilidad del usuario. Esta bandeja, teniendo en cuenta criterios de diseño (Norma ISO 9241-5) como son el ajuste, el cambio de postura, la adaptabilidad y la movilidad, permite:


  • Situar el teclado y el ratón a una altura y en una posición más adecuada a las características antropométricas del trabajador; facilitando el apoyo de los pies sobre el suelo.

  • Trabajar de pie o sentado, fomentando así el confort de la espalda, reduciendo la carga muscular y los problemas músculo-esqueléticos.

  • Soportar correctamente el cuerpo y cambiar de posición, favoreciendo la circulación.

  • Utilizar el equipo diversas personas con características físicas diferentes, permitiendo, debido a la versatilidad en sus ajustes, cambios de postura y movimientos frecuentes. Además, proporciona una correcta posición de las muñecas.


Es muy frecuente, especialmente en instalaciones de ordenador en el propio domicilio, la utilización de mesas compactas en las que pueden situarse los distintos elementos del puesto. La principal ventaja que ofrece este tipo de mesas es el ahorro de espacio, sin embargo, pueden ser poco adecuadas en puestos en los que sea necesario utilizar otros elementos, ya que su superficie suele ser muy reducida, habiendo espacio sólo para el ordenador. En caso de disponer de esta mesa, es preciso asegurarse de que hay espacio suficiente para disponer los distintos elementos y equipos necesarios para la realización de la tarea y que sus dimensiones aseguren una postura adecuada a partir de los criterios de la "postura de referencia".
Un aspecto al que hay que prestar atención en caso de que se disponga de una superficie retráctil para el teclado, lo que podría optimizar en altura la disposición del teclado, es que dicha altura no impida que haya un espacio suficientemente holgado para las piernas. Para determinar con exactitud la medida adecuada, lo recomendable sería tener en cuenta el valor del percentil 95 (o 99) de la población usuaria. Algunas recomendaciones ergonómicas aconsejan un espacio mínimo de 18 cm.
Para reducir los reflejos o el brillo (y con ello las molestias visuales) la superficie de la mesa no debe ser reflectante (se recomienda un color mate). La altura de la superficie de trabajo debe ser regulable, la recomendada está entre 66 y 77 cm, son embargo si el escritorio está fijo debe encontrarse entre 72 y 75 cm.
1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

Dirección de investigación y postgrado iconDirección de investigación y postgrado

Dirección de investigación y postgrado iconDirección de investigación y postgrado

Dirección de investigación y postgrado iconDirección de Estudios de Postgrado e Investigación

Dirección de investigación y postgrado iconDirección General de Postgrado

Dirección de investigación y postgrado iconDirección de investigacióN

Dirección de investigación y postgrado iconDirección de investigacióN

Dirección de investigación y postgrado iconDirección de Conservación de Ecosistemas. Dirección General de Investigación...

Dirección de investigación y postgrado iconCursos de postgrado. 6

Dirección de investigación y postgrado iconEscuela de postgrado

Dirección de investigación y postgrado iconPostgrado se dermatología


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com