Dirección de investigación y postgrado




descargar 273.53 Kb.
títuloDirección de investigación y postgrado
página4/8
fecha de publicación22.08.2016
tamaño273.53 Kb.
tipoDirección
med.se-todo.com > Documentos > Dirección
1   2   3   4   5   6   7   8

La silla

Hoy en día es habitual la utilización de asientos con apoyabrazos, ya que éstos facilitan el cambio de postura y reducen la carga muscular de la zona cuello-hombro. Es recomendable que sean ajustables en altura, especialmente en puestos que deban ser ocupados por más de una persona (por rotación o por turnicidad), de manera que se asegure que cumplen su función y no obligan a posturas forzadas de los brazos, por una altura excesiva o del cuerpo, por altura insuficiente. También pueden ser de utilidad los reposabrazos abatibles en puestos en los que se alterne la tarea de ordenador con otro tipo de tarea.
Características recomendadas de la silla:

  • Debe tener una base estable de cinco patas con ruedas giratorias, la resistencia de las ruedas debe evitar desplazamientos involuntarios.

  • Debe proporcionar una posición cómoda.

  • La altura debe ser fácilmente ajustable (la variación de la altura mínima debe ser entre 40 y 52 cm desde el suelo).

  • El respaldo debe ser ajustable en altura e inclinación (de 0 a 30° hacia atrás). Es importante que la parte inferior de la espalda quede bien apoyada (curvatura lumbar).

  • Debe poder girar libremente a ambos lados.

  • El borde delantero de la silla debe estar curvado (borde en cascada). Este debería ser de un material transpirable, sin embargo, debe tenerse en cuenta que en puestos en los que se esté expuesto a ambientes de polvo o a la manipulación de productos químicos, deberá elegirse un tipo de material no absorbente.

  • Si la silla dispone de brazos, estos deben ser totalmente ajustables. Los brazos de la silla no deben interferir en el ajuste de la misma o impedir que se acerque a la mesa.

  • Ajuste la silla de modo que la superficie de trabajo quede a la altura del codo.

  • Si la silla tiene un asiento regulable, debe inclinarlo ligeramente hacia adelante para transferir alguna tensión de la espina dorsal a los muslos o pies. De este modo se alivia el cansancio en la espalda.



Una correcta relación mesa/silla debe permitir una postura adecuada. Cuando esto no ocurre puede recurrirse a la utilización de reposapiés. La Guía especifica que el reposapiés (el Real Decreto 488/1997 establece que deberá ponerse a "disposición de quienes lo deseen") puede ser necesario en aquellos casos en que la altura de la mesa no sea ajustable y la altura a la que el usuario ha de regularse la silla no le permita apoyar adecuadamente los pies en el suelo.

La Postura

Mientras esté sentado en la estación de trabajo, su espalda debe estar derecha o ligeramente inclinada hacia atrás y apoyada en el respaldo.
Los brazos deben estar relajados y sueltos, los codos próximos a los dos lados de su cuerpo y las manos más o menos paralelas al suelo. Las muñecas deben estar lo más derechas posible mientras utilice el teclado o el ratón. No debe haber una curvatura mayor de 10 grados hacia arriba, hacia abajo o hacia los lados.
Los muslos deben estar en posición horizontal o ligeramente inclinados hacia adelante, la parte inferior de la pierna debe tener un ángulo casi recto al muslo. Los pies deben descansar cómodamente en el suelo (sin inclinación). Si fuera necesario, utilice un reposa pies para obtener mayor comodidad.

La cabeza debe estar derecha o ligeramente inclinada hacia adelante (pero nunca superando un ángulo de 15°)
Procure no forzar la cabeza ni el tronco en un ángulo incómodo mientras esté trabajando. Cambie de posición con frecuencia para evitar el cansancio.


Espacio de trabajo y entorno

Para evitar la rigidez muscular, debe contar con suficiente espacio alrededor y variar de posición a menudo.

Para no fatigar la vista, el techo, paredes y suelo deben tener un nivel medio de reflectancia (aproximadamente 75%, 40% y 30% respectivamente). Intente evitar contraste excesivo entre la pantalla y el medio que la rodea.

El entorno de trabajo debe ser silencioso y sin distracciones (el ruido de fondo debería ser inferior a los 55 dBA).

La humedad relativa en el ambiente debe oscilar entre un 40 y un 60%.

La temperatura recomendada para la habitación oscila entre 19 y 23°C.

El espacio de trabajo debe estar bien ventilado (igual que cualquier ambiente interior).
Cableado

Se deberán tener en cuenta algunas consideraciones en este aspecto:


  • La disposición del cableado en el lugar de trabajo no ha de suponer en su trayecto un obstáculo para las zonas de paso.

  • La longitud que se emplee debería ser suficientemente holgada como para introducir cualquier modificación en el equipo (periféricos, cambio de ubicación de un elemento, etc.).

  • Se recomienda que los enchufes y las tomas de corriente tengan el menor recorrido posible

  • El acceso a las conexiones principales debe ser fácil. • No se recomienda conectar más de tres enchufes por toma.

  • Utilizar puestas a tierra y diferenciales de alta sensibilidad.

  • El cableado de transmisión de datos ha de estar separado del cableado eléctrico.

  • Se han de establecer rutinas de mantenimiento de las conexiones y del propio cableado, de forma que la seguridad del trabajador quede garantizada, sin que este hecho interrumpa las actividades del operador.


Iluminación

La iluminación debe permitir la lectura de documentos y del teclado sin dificultad, los niveles recomendados son:


  • No demasiado luminoso: los valores superiores a 1000 lux se consideran demasiado luminosos. El valor recomendado oscila entre 300 y 500 lux.

  • Para trabajar en pantalla 300 lux suelen ser suficientes.

  • Para leer documentos se recomienda 500 lux.


Si se necesita más luz para realizar una tarea en concreto, utilice una lámpara de mesa (flexo) en vez de aumentar la iluminación general.
La luz exterior se debe suavizar o difuminar para evitar brillos y reflejos molestos. Cuando la luz del sol suponga un problema, es recomendable el uso de cortinas, persianas adaptables o cubiertas para el monitor.
Procure no situar el monitor delante de ventanas donde el brillo, demasiado contraste o los reflejos interfieran en la visualización de la pantalla. Intente situar el monitor de manera que la pantalla quede en un ángulo adecuado con respecto a la ventana.
Orientación del monitor respecto a fuentes de luz
La orientación del monitor en referencia a las distintas fuentes de luz que concurren en el entorno del puesto de trabajo resulta fundamental a la hora de disminuir los riesgos de fatiga ocular y posiciones corporales incorrectas que pudieran derivarse de este hecho.
El usuario de pantallas de ordenador debe adaptar su visión a tres contrastes de iluminación diferentes: el de la pantalla, el de los textos y el del teclado.

Para evitar deslumbramientos, las pantallas deben ser mates, lo mismo que las teclas (de color claro con los signos oscuros) y de tono distinto para cada tipo de función. El operador debe poder regular la luminosidad del monitor.
Otras medidas a tener en cuenta para evitar reflexiones son:


  • Las paredes y las superficies no deben estar pintadas en colores brillantes.

  • El campo situado tanto delante como detrás del operador debe ser de luminancia lo más débil posible para evitar contrastes y reflejos, respectivamente (evitar ventanas, luces artificiales directas y paredes en las que se refleje la luz solar).

  • La pantalla debe quedar alejada de las ventanas para que la sobre iluminación diurna no dificulte la adaptación de los ojos del operador a la relativa oscuridad de la pantalla.

  • Las líneas de visión del operador a la pantalla debería ser paralela a las lámparas del techo.

  • Las lámparas de techo no deben estar colocadas encima del operador y deben estar provistas de difusores para conseguir una más uniforme distribución de la luz.




Resumen de las recomendaciones



3.- EL TRABAJO EN POSICIÓN BÍPEDA (DE PIE)




El estar de pie es una postura humana natural y por si misma no representa ningún riesgo particular para la salud. Sin embargo, trabajar de pie de manera regular puede provocar dolor en los pies, hinchazón de las piernas, venas varicosas, fatiga muscular general, dolor en la parte baja de la espalda, rigidez en el cuello y los hombros y otros problemas de salud. Existen quejas comunes entre los vendedores, operadores de máquinas, trabajadores de línea de ensamblaje y otros cuyos trabajos requieren permanecer de pie períodos prolongados.







Mientras se está trabajando, la postura corporal del trabajador se ve afectada por el ordenamiento del área de trabajo y por las diversas tareas que el trabajador realiza. El diseño físico de la estación de trabajo, y las herramientas, y la colocación de llaves, controles y presentaciones que un trabajador necesita para operar u observar determina o limita las posiciones corporales que el trabajador puede asumir cuando está trabajando. Como resultado, la cantidad de posiciones corporales de trabajo disponibles se ve limitada y las posiciones por si mismas son más rígidas. Esto le da al trabajador menos libertad para moverse y para descansar los músculos que están trabajando. Esta falta de flexibilidad para seleccionar las posturas corporales contribuye a problemas de salud.
Estas condiciones ocurren comúnmente en donde el trabajo está diseñado sin considerar las características del cuerpo humano. Cuando el diseño de trabajo ignora las necesidades básicas del cuerpo humano (y de los trabajadores individuales) el trabajo puede provocar malestar a corto plazo y puede eventualmente llevar a problemas de salud crónicos y severos.







Mantener el cuerpo en una posición vertical requiere considerable esfuerzo muscular que es particularmente dañino incluso cuando se permanece de pie sin movimiento. Efectivamente reduce el suministro de sangre a los músculos cargados. Un flujo insuficiente de sangre acelera el inicio de la fatiga y provoca dolor en los músculos de las piernas, espalda y cuello (éstos son músculos que se utilizan para mantener una posición vertical).
El trabajador sufre no solo de tensión muscular sino que también de otros malestares. El permanecer de pie frecuentemente y de manera prolongada, sin algún alivio al caminar, hace que la sangre se aglutine en las piernas y los pies. Cuando permanecer de pie se da de manera continua por períodos prolongados, puede resultar inflamación de las venas. Esta inflamación puede progresar con el tiempo hasta llegar a venas varicosas dolorosas y crónicas. El permanecer de pie de manera excesiva también contribuye a que las articulaciones de la columna, caderas, rodillas y pies se inmovilicen temporalmente o se bloqueen. Esta inmovilidad puede posteriormente llevar a enfermedades reumáticas debido al daño degenerativo en los tendones y ligamentos (las estructuras que unen músculos y huesos).




Recomendaciones para mejorar el diseño del lugar de trabajo

En un lugar de trabajo bien diseñado, el trabajador tiene la oportunidad de escoger entre una variedad de posiciones de trabajo bien balanceadas y cambiar entre ellas frecuentemente.
Las mesas de trabajo y los bancos deben ser ajustables. Poder ajustar la altura de trabajo es particularmente importante para ajustar la estación de trabajo al tamaño corporal individual del trabajador y a la tarea particular del trabajador. La ajustabilidad garantiza que el empleado realice su trabajo en posiciones corporales bien balanceadas. Si la estación de trabajo no puede ajustarse, se debe considerar incorporar plataformas para levantar a los trabajadores más pequeños o pedestales en la parte superior de las estaciones de trabajo para los trabajadores altos.
La organización del espacio de trabajo es otro aspecto importante. Debe de haber suficiente espacio para moverse alrededor y para cambiar la posición del cuerpo. El brindar rieles integrados para los pies o descansa pies portátiles permite al trabajador cambiar el peso del cuerpo de una pierna a la otra. Los soportes para los codos para trabajo de precisión ayudan a reducir la tensión en la parte superior de los brazos y el cuello. Controles y herramientas deben colocarse para que el trabajador pueda contactarlos más fácilmente sin tener que girar o inclinarse.
En donde es posible, Se debe dar un asiento para que el trabajador pueda hacer el trabajo ya sea de pie, ya sea sentado. El asiento debe colocar al trabajador a una altura que se acomode con el tipo de trabajo que se está haciendo. Para que el trabajo que requiere permanecer únicamente de pie, se debe suministrar un asiento en cualquier caso para permitir al trabajador sentarse ocasionalmente. Los asientos en el lugar de trabajo expanden una variedad de posibles posturas corporales y dan al trabajador más flexibilidad.
Los beneficios de una mayor flexibilidad de una variedad de posturas corporales se multiplican por dos. El número de músculos involucrados en el trabajo aumenta lo que iguala la distribución de cargas en diferentes partes del cuerpo. Por lo tanto, hay menos tensión en los músculos y articulaciones de la persona para mantener su posición vertical. Mientras que, el cambiar las posturas corporales mejora el suministro sanguíneo a los músculos que están trabajando. Ambos efectos contribuyen a la reducción de la fatiga general.
La calidad del calzado y el tipo de materiales del piso son también factores importantes que contribuyen con la comodidad de permanecer de pie.







Los principios básicos de un buen diseño de trabajo para trabajos que son de pie son:

  • Cambiar las posiciones de trabajo frecuentemente para que el trabajo en una posición sea de una razonable corta duración .

  • Evitar inclinarse, estirarse y girar en extremo.

  • Poner el ritmo de trabajo adecuado.

  • Permitir que los trabajadores tengan períodos de descanso convenientes para relajarse; los ejercicios también pueden ayudar.

  • Suministrar instrucción sobre prácticas de trabajo adecuadas y el uso de los recesos de descanso.

  • Permitir a los trabajadores un período de ajuste cuando regresan a trabajar después de una ausencia por vacaciones o enfermedad para que regresen gradualmente a su ritmo regular de trabajo.




¿Cómo reducen las prácticas de trabajo los efectos adversos por trabajar de pie?

Una estación de trabajo bien diseñada se combina con un trabajo bien diseñado para hacer posible trabajar en una posición balanceada sin tensión innecesaria sobre el cuerpo. A pesar de que el desempeño real de la tarea depende del trabajador (incluyendo como se levanta el trabajador, como se mueve o hace levantamientos), las prácticas de trabajo pueden hacer que el trabajo sea más seguro o más peligroso. La capacitación adecuada moldea los hábitos de trabajo de las personas y con un supervisor que motive al trabajador a utilizar las habilidades que ha aprendido.
Es importante que el trabajador esté informado de los riesgos de salud en el lugar de trabajo. El trabajador debe entender cuáles movimientos corporales y cuáles posiciones contribuyen al malestar y que las condiciones que provocan un malestar medio pueden llevar a lesiones crónicas a largo plazo. La capacitación del trabajador también debe incluir información de cómo ajustar los diseños específicos del lugar de trabajo para tener la ventaja individual de reducir o eliminar los peligros de salud.
El trabajador debe estar consciente de que los períodos de descanso son elementos importantes del trabajo .Los períodos de descanso deben utilizarse para relajarse cuando los músculos están cansados, para moverse cuando los músculos están rígidos, para caminar cuando el trabajo restringe la habilidad del trabajador de cambiar de postura o posición, etc., etc. El trabajador también debe ser motivado a reportar malestares experimentados durante el trabajo. Esto puede resultar en condiciones de trabajo corregidas.
Todos estos elementos capacitación y supervisión, acopladas con el aporte del trabajador activo ó puede resultar en prácticas de trabajo sonoras. Se puede recordar que una estación de trabajo bien diseñada y un lugar de trabajo son esenciales para un trabajo seguro y saludable. Sin ellos, las buenas prácticas de trabajo no son efectivas.




¿Qué es un ejemplo de una estación de trabajo diseñada para un trabajador que permanece de pie?

El diseño del lugar de trabajo debe ser apropiado a la variedad de formas y tamaños de trabajadores y brindar soporte para terminar las diferentes tareas.

Las diferentes tareas requieren diferentes alturas de superficie de trabajo:


  • Trabajo de precisión, como escribir o ensamblaje electrónico -5 cm por encima de la altura del codo; se necesita soporte para el codo.

  • Trabajo liviano, como línea de ensamblaje o trabajos mecánicos -cerca de 5 a 10 cm por debajo de la altura del codo.

  • Trabajo pesado, que demanda fuerza hacia abajo -de 20-40 cm por debajo de la altura del codo.








Figura Nº 5
1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

Dirección de investigación y postgrado iconDirección de investigación y postgrado

Dirección de investigación y postgrado iconDirección de investigación y postgrado

Dirección de investigación y postgrado iconDirección de Estudios de Postgrado e Investigación

Dirección de investigación y postgrado iconDirección General de Postgrado

Dirección de investigación y postgrado iconDirección de investigacióN

Dirección de investigación y postgrado iconDirección de investigacióN

Dirección de investigación y postgrado iconDirección de Conservación de Ecosistemas. Dirección General de Investigación...

Dirección de investigación y postgrado iconCursos de postgrado. 6

Dirección de investigación y postgrado iconEscuela de postgrado

Dirección de investigación y postgrado iconPostgrado se dermatología


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com