Estructura de las actividades económicas




descargar 79.81 Kb.
títuloEstructura de las actividades económicas
fecha de publicación24.08.2016
tamaño79.81 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA METROPOLITANA

CARRERA: INGENIERÍA EN COMERCIO INTERNACIONAL

ASIGNATURA: GEOGRAFÍA ECONÓMICA

PROFESOR: FERNANDO GUTIÉRREZ ASTETE

I.- LAS ACTIVIDADES ECONÓMICAS
Las actividades económicas que ha practicado el ser humano a lo largo de su historia han tenido como escenario el espacio geográfico, en el que se conjugan los elementos del medio natural y el social. Las transformaciones ene el medio natural han sido fundamentales para satisfacer las necesidades de poblaciones en constante crecimiento y evolución. La demanda de alimentos, así como de otros satisfactores de la vida moderna, estimulan la investigación y el estudio acucioso de los recursos naturales para diversificar su utilidad y uso.


    1. Estructura de las actividades económicas


Antes de revisar y estudiar los condicionantes sociales y naturales en las áreas productivas, hay que citar una clasificación de las actividades económicas que se funda en la relación que guardan con los elementos de la naturaleza y que va de lo simple a lo más complejo; actividades primarias, actividades secundarias y actividades terciarias. Este conjunto se denomina también pirámide de actividades económicas. La base está conformada precisamente por las actividades primarias que son aquellas que están más ligadas al elemento natural, y cuyo desarrollo y consumo tienen un contacto más directo con la naturaleza. Las secundarias y terciarias se ubican sobre la primera. Exigen mayor transformación y organización para su desarrollo y consumo. Las secundarias corresponden al industria, aquella que transforma la materia prima a diversos niveles. Las terciarias comprenden el comercio, los servicios, el fomento de los transportes y las comunicaciones, que facilitan el acceso y el consumo de los bienes de las dos actividades anteriores.


      1. Actividades primarias


Como actividades primarias se agrupan caza, pesca, agricultura, pastoreo, ganadería y silvicultura. Estas actividades van desde modos de producción primitiva que se practican todavía en sociedades subdesarrolladas o pobres de África, Asia y América Latina, hasta formas de producción avanzadas que aplican herramientas perfeccionadas; por ejemplo, la agricultura mecanizada del noroeste de Europa o la ganadería vacuna de los Países Bajos, la faja maicera de Estados Unidos, importante en el plano mundial por su gran rendimiento en términos económicos, y las pesquerías de Japón, Francia, Inglaterra o Noruega, explotadas con alta tecnología.
Las actividades primarias no pierden su carácter por el hecho de usar tecnología avanzada o por ser mecanizada, ya que finalmente dependen de su relación directa con el elemento natural (suelo, clima, agua, relieve, etc.)


      1. Actividades secundarias


Las actividades secundarias son las relativas a la industria, tanto ligera como pesada. La primera produce bienes de uso y consumo, como alimentos procesados, ropa o línea blanca, refrigeradores, estufas, etc. Comprende entre otras las industrias alimemtaria, textil y farmacéutica.
La industria pesada o de equipo fabrica los bienes de producción, es decir, la maquinaria que a su vez produce bienes de consumo. Pertenecen a este ramo las industrias metalúrgicas, del acero, química y del cemento.
Las característica primordial de las industrias es la transformación de la materia prima mediante procesos más o menos complejos. Entre otras actividades se cuenta la minería, porque los minerales extraídos pasan por diversos procesos de transformación que los someten a tratamiento diferenciales para su utilización en la industria.. Uno de los indicadores del grado de desarrollo de los países es un producción industrial


      1. Actividades terciarias


A las actividades terciarias, que comprenden los servicios, los transportes, y el comercio, corresponde la cúspide de la pirámide. Estas actividades mantienen una relación muy estrecha, aunque cada una tiene características propias. Así, el nivel de desarrollo de cualquiera trasciende a las demás. En efecto, el avance de los transportes propicia un mercado más ágil y fluido, con áreas de expansión cada vez más amplias. Al mismo tiempo, un comercio dinámico amplía el mercado interno y externo y posibilita el intercambio de productos diversificados, lo que requiere de más y mejor transporte. Asimismo, los servicios están presentes en gran medida en la organización de estas actividades, de ahí que un mayor avance de las ciencias y la tecnología genera un mejor transporte que fomenta un comercio más dinámico. Pero esta mejora de los transportes y la ampliación del comercio traen como efecto indirecto un desarrollo desigual y combinado. No es raro observar que pueblos de escaso desarrollo y pobres combinan etapas de evolución anteriores con las más modernas .Un ejemplo de ello es el uso de utensilios de la edad de piedra en algunas comunidades rurales de América Latina, que coexiste con las antenas parabólicas o con el consumo de alimentos procesados característicos de las sociedades industriales y modernas.

.
II.- POBLACIÓN

Difícilmente se puede hacer un estudio de geografía económica sin revisar y evaluar algunas variables poblacionales de las regiones económicas del mundo. Por ello, sin tratar de profundizar en os diversos aspectos demográficos se analizarán los elementos que intervienen de una u otra forma en el desarrollo de las actividades económicas, como son la estructura de la población por edades y sexo, la distribución de la población económicamente activa, la densidad demográfica y los movimientos migratorios, entre otros.
2.1 Estructura de la población por edades y sexo
Cada nación posee una estructura demográfica, producto de una evolución natural y social. La estructura de la población (EP) o pirámide demográfica es la composición del país por edades y sexo. La fuente para establecerla son los censos que se realizan cada determinado tiempo. La EP guarda relación directa con la población económicamente activa (PEA), y ambas circunscriben las posibilidades y los problemas que enfrentan las naciones. Si la PEA es mayor, se proyecta un mejor desarrollo por el incremento de la población productiva. En la proporción inversa, se tiene un gran potencial humano, que a futuro podría ser un gran porcentaje de PEA
De manera general, los países subdesarrollados y pobres presentan diversos problemas sociales, así como movimientos migratorios acelerados en busca de empleo hacia las grandes ciudades del país y hacia las regiones o naciones industrializadas. Esto, aunado a la demanda insatisfecha de servicios educativos, culturales, de asistencia médica y habitacional, produce la desarticulación social de la población joven, que a falta de la deseable evolución armoniosa se sumerge en situaciones deprimentes como el fenómeno de los “niños de la calle”, problema que se observa en la mayoría de los países del Tercer Mundo.
Otro aspecto de gran importancia en la EP es el relativo a la composición por sexo. Convencionalmente se consideraba que el hombre estaba destinado a la producción y la mujer a la reproducción y al cuidado de los hijos. Esta premisa comenzó a contradecirse de manera más evidente en las dos guerras mundiales, cuando las mujeres tuvieron que incorporarse a la vida productiva mientras los hombres se encontraban en el campo de batalla. Así se revolucionaron las posibilidades de acción para las mujeres en los sectores económicos, sociales e intelectuales.
En nuestros días, el análisis revela una EP sustancialmente diferente de la que se manifestaba hace un siglo, si bien este proceso de cambio exhibe diferencias que dependen de la cultura y el grado de desarrollo económico.
En los países subdesarrollados predomina aún la primera noción respecto a las funciones que deben desempeñar los sexos, a diferencia de aquellos que tiene mayor desarrollo donde se dan movimientos importantes de liberación sexual que proclaman la igualdad en las oportunidades de participar en la vida económica de la sociedad. En el extremo opuesto se observan pueblos con particularidades que ven estos cambios de funciones como atentados a sus principios religiosos y culturales, como Irán, la India, y algunos otros países de África y Asia.

2.2 Densidad de población
Generalmente, cuando se estudia a la población se recurre a los aspectos cuantitativos. Así, se habla de población absoluta, es decir, del numero total de habitantes de determinada región, país o ciudad, y de la densidad de población, que es el número de habitantes por kilómetro cuadrado.
Aparte de su aspecto estadístico, la relación entre población y espacio, permite observar la distribución geográfica de la población. De ser necesario, se pueden establecer las causas sean naturales o sociales de esta disposición y sus consecuencias. En el siglo XX, las zonas urbanas experimentaron un crecimiento acelerado principalmente por la migración del campo a la ciudad, fenómeno que se generalizó a principios de ese siglo, cuando las naciones europeas tuvieron su mayor densidad media.
2.2.1 El caso chileno
Para la mayor parte de los estudiosos, la población es el principal elemento constitutivo de un país. En efecto, las personas __a veces también llamadas recurso humano__ constituyen el componente esencial de una nación, pues son ellas, con su trabajo y actividades, las que dan vida y animan el territorio que habitan. De esta manera, conforman una sociedad que, con sus raíces en el pasado, se proyecta hacia el futuro.


  • Crecimiento


A comienzos de la vida republicana de Chile, en 1813, la población del país se estimó en cerca de un millón de habitantes. Así, por lo menos, se desprende del estudio del primer censo de población realizado ese año.
A lo largo del siglo XIX __ y en especial durante los último 150 años__ , la población nacional ha experimentado un vigoroso crecimiento, expresado en que si a fines de la pasada centuria alcanzaba a los 2.695.625 habitantes, en 1940 llegaba a 5.023.539 en 1982, a las 11.329.736 personas, en 1992 el ceso arrojó la cifra de 13.348.401 y finalmente el último censo realizado en el 2002 estimó una población de 15.116.135 habitantes (INE, 2002)


  • Causas del aumento de la población


En lo esencial, el aumento sostenido de la población nacional ha sido atribuido al mantenimiento, hasta 1962, de tasas de natalidad relativamente altas y a la disminución de la mortalidad. Esto se ha traducido en que la esperanza de vida de los chilenos al nacer sea de 75,21 años.
Entre las causas que explican esto, resulta esencial el mejoramiento de los índices económicos y sociales, lo que ha repercutido en una mejor calidad de vida de la población nacional.


  • Población urbana y rural


La población chilena es fundamentalmente urbana. Durante el siglo XIX, la población rural comenzó a disminuir respecto de la urbana. Así, en 1865 el 71 % de la población era rural, en 1875 esta cifra había bajado a 65% y en 1895 a 54,3%.
Hasta 1930 predominó la población rural, pero a contar del censo de 1940 la situación comenzó a revertirse a niveles dramáticos, ya el censo de 1992 mostró que la población rural sólo alcanzaba el 16,5 %del total de los habitantes del país. Los resultados del último censo realizado en el país indica que la población rural se ha reducido a 13.4 %.

En datos censales y estadísticos se cita la densidad media de la población, que es la división de la extensión territorial entre la población absoluta. Así en un país se dan diversas densidades; por ejemplo Chile tiene una densidad media, excluido el Territorio Antártico Chileno, estimada en 19,3 habitantes por kilómetro cuadrado.
Tomando en cuenta la superficie de cada una de las regiones de Chile, se concluye que la Región Metropolitana de Santiago, presenta la mayor densidad de población, con 380 habitantes por kilómetro cuadrado. Le siguen la V Región de Valparaíso con 91,9, y la VIII Región del Biobío con 50,7 habitantes por kilómetro cuadrado.
En cuanto a las regiones de menor densidad de población , luego de las extremo sur que llegan a sólo 0,6 habitantes por kilómetro cuadrado, como es el caso de la XI Región de Aysén, están la III Región de Atacama, con 3,4 y la II Región de Antofagasta, con 3,6 habitantes por kilómetro cuadrado, respectivamente.



  • Distribución de la población


Numerosos factores explicar la irregularidad en la localización de los habitantes del país.

Algunos son de carácter natural __como las condiciones climáticas o las características del relieve__ y otros, de orden cultural, como la evolución histórica de la nación en un espacio determinado.
Todo lo anterior ha llevado a que la gran mayoría de la población se concentre en la Zona Central. Entre las regiones Iv y X, inclusive, vive el 92,6% de ella; mientras que en las zonas extremas, el número de habitantes es muy reducido, alcanzando sólo al 7,4% del total nacional.
Teniendo presente __que de acuerdo a los datos obtenidos por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en el último censo de Población realizado en 2002, el país tenía 15.116.135 habitantes, el área más poblada resulta ser la Región Metropolitana de Santiago, con 6.061.185 habitantes. Esto es, el 40,09 % del total de la población de Chile.
Completan la lista de las tres regiones más pobladas del país la VIII Región del Biobío, con 1.861.562, lo que representa el 12,31% del total, y la V Región de Valparaíso, con 1.539.852 , equivalente al 10.18%.
En el rango opuesto, las regiones con menos población son las del extremo sur. Así, la XI Región del General Carlos Ibáñez del Campo__ tiene sólo el 0,52% del total nacional, y la XII Región __de Magallanes y de la Antártica Chilena__ ,el 2,2%. A ellas la siguen la III Región de Atacama, con el 2,5%.


  • Cambios biodemográficos


En las últimas década, el crecimiento de la población nacional presenta cifras moderadas. La tasa de natalidad se redujo de 37,4 por mil en 1960, a 21,7 en 1985 y a 19,7 en 1995. en tanto, entre 1960 y 1985, la tasa de mortalidad ha descendido de 12,4 por mil a 6,1, para reducirse a 5.9 en 1986, la más baja de Latinoamérica entonces. En la actualidad esta alcanza a 5,5 por mil.
La baja tasa de mortalidad se debe __entre otros motivos__ ala disminución de la tas de mortalidad infantil que, por 1.000 nacidos vivos, presenta la siguiente evolución: 14,6 en 1991, 13,1 en 1993 y 11,1 1n 1995.En la actualidad alcanza a una cifra inferior a 10.
Consecuencia de todo lo anterior ha sido el aumento de la esperanza de vida de la población nacional. De esta forma, si en 1920 ésta era de 31,5 años, en 1950 llegó a 57 años, en 1970 a 62, y en 1988 a 72 años. En la actualidad la esperanza de vida supera los 75 años.
Respecto de la tasa de crecimiento, en 1940 ésta era de 1,7 , en 1950 de 2,3 y en 1960 de 2,5. Desde entonces y como efecto del ingreso de la mujer a la vida del trabajo y al uso masivo de píldoras anticonceptivas, entre otros fenómenos, la tasa de crecimiento evidenció un descenso que la llevó a 1,8 en 1970, para luego estabilizarse en 1,6 aproximadamente.

2.3 Movimientos migratorios
La movilidad de los pueblos de un lugar a otro es un fenómeno tan antiguo como la aparición del hombre sobre la superficie de la Tierra. Las causas o los motivos de estos desplazamientos han sido distintos. En un comienzo, los hombres iban de un lugar a otro en busca de alimentos o bien huían de las condiciones climatológicas u otros fenómenos naturales. En ese andar recolectaban los frutos. Posteriormente, se dedicaron a la caza de animales que encontraban a su paso.
En los siglos XV a XVII, los pueblos siguieron ala búsqueda de nuevos horizontes que los proveyeran de una mayor diversidad de alimentos. Es el período de auge de los grandes viajeros, que al saber de la existencia de otro mundo con innumerables diferencias naturales y sociales emprendieron aventuras que tenían, entre otros propósitos, la conquista y la colonización. Los movimientos migratorios de colonización propiciaron una transformación del paisaje. Así ocurrió en los territorios del entonces naciente Estados Unidos cuya población, hasta ahora, se ha nutrido de grandes movimientos migratorios de diversas partes del mundo y con diferentes matices de acuerdo con el período histórico en que se dieron. Los movimientos migratorios tienen dos sentidos: la emigración, que es la salida de la población de un territorio, y la inmigración , que es el fenómeno inverso, la entrada de individuos de otras naciones a un territorio.
Actualmente, aunque las migraciones obedecen más o menos a las mismas razones, con el progreso de los transportes y las vías de comunicación se facilitan cada vez más. Al mismo tiempo, unos contextos sociopolíticos más complejos propician la expulsión de los emigrantes de algunas áreas geográficas o bien fomentan si arribo a otras.
La migración de los pueblos ha sido un fenómeno demográfico histórico ininterrumpido. En las sociedades actuales parece algo casi inevitable y hasta necesario que beneficia la evolución de las sociedades modernas al permitir la interacción socioeconómica a diferentes escalas. En términos de geografía económica, estos desplazamientos son de gran importancia para el desarrollo de las actividades productivas y no deben escapar al estudio del desenvolvimiento económico de las regiones del mundo. Para concluir este tema, se señala que la población mundial presenta cuatro tendencias generales:
1.- La población mundial sigue aumentando en forma considerable, sobre todo en las naciones subdesarrolladas y pobres.
2.- El desigual desarrollo económico se hace más evidente, profundiza los antagonismos entre pobres y ricos y provoca serios problemas sociales que diversifican la dinámica poblacional.
3.- Los movimientos migratorios van en aumento a diversas escalas según las partes del globo, lo que necesariamente repercute modificando la producción.
4.- Hay una mala distribución de la población en el mundo, de modo que se observan densidades medias contrastantes.


2.4 Condicionantes naturales de las actividades económicas
Los elementos naturales del espacio geográfico, también conocido entre los estudiosos de la geografía como medio físico son: el clima, el agua, el suelo y la geología de las regiones naturales del mundo que influyen de manera directa en las actividades económicas, sobre todo en las primarias que dependen de la naturaleza.
Los elementos naturales, como factores que inciden en las actividades económicas, tienen un valor relativo, ya que no basta con poseer los recursos favorables para contar con una economía óptima ni tampoco su falta condena a la pobreza nacional. Algunos ejemplos son las modificaciones o creaciones de condiciones climáticas adecuadas para las prácticas agrícolas donde no las hay, como el riego por goteo o la construcción de invernaderos en zonas de condiciones adversas. Por otro lado, hay naciones con innumerables recursos naturales cuyo desarrollo económico es mínimo. Es el caso de México, que ocupa el décimo lugar por su biodiversidad, gracias a la variedad de climas que posee, pero a pesar de ello sigue perteneciendo al grupo de los países subdesarrollados.
Con todo, las actividades agropecuarias, forestales y pesqueras todavía se encuentran ligadas al clima. No todos los pueblos tienen las posibilidades de aplicar los grandes avances tecnológicos y científicos por su alto costo, que los restringe a los países de mayor capacidad económica.

2.4.1 El clima

Quizá uno de los primeros elementos del medio natural asociado con la actividad económica es el clima, pues influye directamente en las actividades agropecuarias, al establecer las características de las franjas climáticas. Así de acuerdo con las regiones se tienen áreas de producción tropical. O bien zonas cerealeras en las regiones templadas, donde se dan las condiciones idóneas. En el caso de la explotación forestal hay una relación entre el clima y los diversos tipos de bosques con sus productos y subproductos diferentes: maderas duras, y finas, celulosa o maderas para la construcción, todas con sus propias cualidades.
Tan trascendental ha sido el clima que si en un mapa-mundi se asociara con la gran diversidad de la flora y fauna, resaltaría que fue una de las causas que propiciaron, por ejemplo, la gran escalada de colonización en América, África y Asia, continentes donde predominan los climas subtropical y tropical. En contraste, los climas de los países colonizadores son templados y este hecho ha sido el argumento básico de las expediciones geográficas de carácter determinista que justificó la colonización infiriendo qua había razones geográficas naturales, a saber, que unos hombres nacieron para dominar y otros para ser dominados. Desde luego, los primeros eran los habitantes de los climas templados y los segundos los de las regiones tropicales acusados de falta de raciocinio y voluntad.
2.4.2 El suelo
Uno de los aspectos más importantes de la Tierra es el suelo. Este recurso se define como la capa de la superficie terrestre capaz de sostener vegetación en sus diferentes niveles de complejidad. Al igual que el agua, se encuentra mal distribuido en el planeta, además de que en algunas partes del mundo no se aprovecha o incluso se desperdicia, mientras que en otras regiones se lucha por poseerlo.
Este recurso natural puede agotarse o perderse si se le da un uso inadecuado, de ahí que las teorías económicas que se ocupan de la agricultura postulen la ley del rendimiento decreciente, la cual dice que a mayor utilización del suelo o menor es su rendimiento o productividad.
El suelo visto como espacio habitable (la superficie de la Tierra) también es motivo de conflictos, ya que en muchas partes del mundo es in elemento de poder. Muchas de las guerras que se han liberado en el, transcurso de la historia han tenido por objeto la posesión del espacio. Dentro de los países, los grupos sociales se disputan este recurso, considerado una fuente de riqueza.
En resumen, el suelo se utiliza tanto para la producción como para el establecimiento de los asentamiento humanos, que a veces se convierte en grandes concentraciones urbanas donde se da al suelo un uso distinto que en la áreas rurales cuya densidad poblacional es baja. Este problema se ha agudizado más en los países subdesarrollados.

2.4.3 El relieve
En las formas que presenta la superficie de la Tierra, en esas grandes alturas que contrastan con las depresiones oceánicas, el hombre toma la primera decisión sobre su uso y la ubicación de su morada. Anteriormente se constituían las aldeas en las partes más elevadas de la región, pues su ubicación era estratégica, ya que desde ahí se podía observar la llegada de los invasores.. En cuanto a las actividades económicas, se sabe que las áreas agrícolas por excelencia eran los grandes valles aluviales, no solo por los beneficios que los ríos aportaban a la región, sino también por la factibilidad para la labranza. En cambio, la actividad minera se practicaba naturalmente en los yacimiento carboníferos o de minerales de los sistemas montañosos, como las minas de cobre en los Andes. El progreso de los transportes y las comunicaciones estuvo limitado por los accidentes geográficos. Las comunidades se mantenían aisladas unas de otras a causa de las formas del relieve. El comercio se desarrollaba de acuerdo con la accesibilidad de las áreas productivas y consumo; de esta manera algunos pueblos estaban en desventaja respecto de otros por no contar con una salida al mar, mientras que los que se establecieron en las costas se convirtieron en grandes comerciantes. Pero el hombre tuvo la capacidad de enfrentar de muchas maneras las limitantes del relieve, de tal forma que ahora los sistemas montañosos poseen un gran valor como recurso natural y dejaron de ser un determinante real de las actividades económicas y sociales. Aunque el relieve, ya no es un determinante del desarrollo de la vida social y económica del hombre, no es así para todo el mundo, pues aquí también se observan los efectos del desarrollo desigual. Así, mientras en algunas regiones las carreteras atraviesan las montañas, en otras las rodean, ascienden y descienden para salvarlas, y muchas otras comunidades se encuentran aisladas porque no han podido tender vías de acceso.
III.- ACTIVIDADES ECONÓMICAS VINCULADAS DIRECTAMENTE AL MEDIO NATURAL

3.1 Explotación forestal
La actividad forestal ha estado vinculada a la evolución de la humanidad. Inicialmente, la medra se usaba para la generación de calor, en la construcción de casas, en la elaboración de armas, utensilios de trabajo y de uso doméstico y en los medios de transporte. En el siglo XVIII, los bosques fueron objeto de una intensa explotación, pues las maderas se utilizaron como combustible en las fábricas y, al igual que otros recursos naturales, sirvieron de soporte para el auge de la industria. En el siglo XIX, el aprovechamiento de los bosques se diversificó aún más con la fabricación de papel elaborado a base de celulosa de madera. En los últimos años, la demanda de papel de madera se ha multiplicado considerablemente sobre todo en Europa y en la América anglosajona, mientras que en el sureste asiático su consumo es menor debido a que le papel se hace todavía de tela, bambú o paja de arroz. En cuanto a la explotación forestal, se concentra más del 80% en dos regiones: América __Canadá y Estados Unidos__ y en el noreste de Europa


3.2 Pesca
Varias condiciones naturales influyen en la actividad pesquera: los climas, las características geológicas de las costas, la amplitud de sus mares epicontinentales, la amplitud de la plataforma continental que concentra el plancton, las características continentales de donde proviene la materia orgánica, detritos para la producción de alimentos de las especies pesqueras y los recursos forestales.
La actividad pesquera se realiza en aguas dulces, como ríos, lagos, lagunas y presas; en aguas saladas, en los litorales, de banco y de mar abierto. En este último grupo se ubican por regiones climáticas en latitudes bajas y medias.

3.3 Agricultura
En la agricultura se conjuntan los elementos naturales con los de carácter económico y tecnológico para lograr una producción óptima . Los procesos de desarrollo son más lentos que en la industria. Las formas y los sistemas de la economía agrícola varían con el tiempo y en el espacio, a pesar de los avances.
3.3.1 Importancia del relieve para la agricultura
El relieve cumple una función importante en la economía agrícola. En la antigüedad, las principales regiones de cultivo eran los terrenos de poca pendiente o llanos, para facilitar la tarea y la distribución de la producción, por lo que era frecuente que se ubicaran en los valles aluviales. Sin embargo, por el aumento de la demanda de alimentos y el incremento de la masa de la población empobrecida, la agricultura se practica en las laderas de los montes, con excepción de las comunas chinas, donde se cultiva en pendiente sobre un sistema de terrazas.
3.3.2 Importancia dl clima para la agricultura
Los cultivos están regidos por las condiciones climáticas, que junto con los factores ambientales y el suelo definen los tipos de producción. De acuerdo con el clima, la producción agrícola se agrupa en las siguientes regiones:
Regiones de cereales

Agricultura de clima mediterráneo

Plantaciones tropicales

Agricultura de subsistencia

Agricultura comercial

3.4 Ganadería
La ganadería, que tiene sus antecedentes en el pastoreo (el cual aún es practicado por algunos pueblos atrasados de África y Asia), cuenta con los elementos naturales primordiales: el clima y la extensión y la calidad de los pastos. Esta elación de clima, espacio y alimentación divide la actividad ganadera en dos grandes grupos: por un lado, el ganado bovino, ovino, caprino, porcino y caballar, y por el otro, las aves de corral.
3.4.1 Ganado bovino
En la cría de ganado bovino se distinguen dos importantes ramas productivas: de lácteos y de carne. En el primer caso, las áreas productivas son características de los climas templados y fríos. En algunas zonas productoras, la actividad depende del espacio disponible, pues este ganado productor de leche no requiere mucha extensión para su desarrollo.
El ganado productor de carnes se cría con mejores resultados en las regiones esteparias, como son las grandes pampas argentinas, en Brasil y en Uruguay.
3.4.2 Ganado ovino y caprino (ovejas y cabras)
El ganado ovino y caprino se adapta a regiones poco favorables, de pastos pobres, que por lo general son de clima cálido seco a frío. Diversos pueblos practican el pastoreo de este ganado en busca de pastos. La producción de carne es importante, pero algunos países prefieren la producción de lana y se llega a obtener el 40% de lana y el 27% de carne, situación que se debe a la calidad de los pastos, ya que las ovejas que producen más carne son de regiones con mejores condiciones de pastizales y humedad. Las regiones geográficas que se destacan como productoras de carne de cordero, así como de lana, están en Australia, en la pampas argentinas, en el sur de Chile, en la Tierra del Fuego, en Nueva Zelanda, en el sur de África.


3.5 Industria
La actividad industrial también depende de las posibilidades naturales, sociales, y económicas que definen el tipo y la capacidad de producción de las naciones o regiones. La transformación de las materias primas obedece a las características determinadas por las variables presentes. Así, donde hay recurso naturales florece la industria pesada si se hace una inversión significativa de capitales, mientras que en los países pobres el establecimiento de industrias productoras de bienes de producción es casi nulo. El desarrollo de la industria está sujeto a la acción de múltiples aspectos, por ejemplo:
1.- La existencia de materias primas

2.- La posibilidad de obtener energía que permita llevar a cabo los procesos producción

3.- La posesión de capitales parta adquirir las técnicas más modernas de las ramas productivas de mayor demanda y circulación en el mercado

4.- El contar con transporte moderno y adecuado tanto para el desplazamiento de la producción como para trasladar la energía y las materias primas para el proceso productivo

3.6 Comercio
El comercio, como sistema más desarrollado y organizado, se practica principalmente en las ciudades que requieren del intercambio de bienes de consumo y que también necesitan comunicarse con otras regiones para hacer circular su producción y sus meterías primas. La diversificación y el volumen, así como la capacidad de desplazamiento al mercado, están en relación directa con el desarrollo económico de las naciones y con el poder de expansión que tengan. En la actualidad es necesario estudiar la actividad comercial en el contexto de los procesos de globalización, ya que no es posible tener un panorama amplio sin tomar en cuenta los organismos comerciales regionales o de bloques nacionales.
En términos generales el comercio se divide in interno, que se practica de manera local o nacional, y el externo o exterior, que se realiza más allá de las fronteras y que puede ser regional o internacional.

3.7 Comunicaciones y transportes
Si bien las comunicaciones y los transportes no son actividades económicas productivas, constituyen el eslabón central de las diversas áreas de producción, ya que permiten la circulación de las materias primas y de la producción misma, así como de la mano de obra que requieren procesos productivos.
En los últimos años se ha acelerado la evolución de las comunicaciones como factor de los procesos globalizadores de diversos sectores de las actividades humanas. Los sistemas automatizados agilizan la información necesaria para realizar los cambios financieros pertinentes; de igual forma, las negociaciones comerciales se mantienen insertadas en la economía y el mercado.
Aún hoy se ven convivir medios de transporte, como formas de circulación de productos y personas, muy distintos; así hay lugares donde se emplean animales de tiro para desplazarse, como en Bombay, en la india, o en El Cairo, Egipto, donde elefantes y camellos no han perdido su valor en la vida cotidiana. En contraste, en otras concentraciones se ven medios de transporte modernos, como los trenes metropolitanos que acortan distancias y reducen el tiempo de traslado. Para la circulación de la producción hay transportes con sistemas de refrigeración (camiones con frigoríficos que llevan productos pesqueros, frutas, carnes, etc.; barcos que llevan la pesca de altamar a las áreas costeras)
En cuanto a las vías de comunicación es sorprendente ver cómo el hombre ha vencido obstáculos naturales para comunicar en menor tiempo y costa a todos los pueblos del mundo, aunque también son evidentes las diferencias, producto de un desarrollo económico desigual, que traen como consecuencia el aislamiento de numerosas comunidades. Hace 30 años, en algunos países europeos, las carreteras ya atravesaban las montañas; en contraste, en América Latina hay todavía localidades en las que las distancias relativamente cortas tardan en recorrerse hasta tres o más días.


3.8 El agua
Es difícil imaginar la vida biológica y social en la Tierra sin agua, que abarca toda la pirámide de las actividades económicas. A continuación se señalarán las formas en que el hombre aprovecha el agua tanto en estas actividades económicas, como en la vida cotidiana.
3.8.1 el agua en al agricultura
El agua es el elemento básico para el sostenimiento de los cultivos. La escasez de lluvias en diversas regiones del planeta se ha solucionado, de manera parcial, gracias a que el hombre ha concebido la tecnología capaz de trasladar el agua desde lugares lejanos para satisfacer las necesidades de riego de las áreas cultivadas; también ha sabido almacenar el agua de deshielos o de las precipitaciones de los meses más lluviosos.
3.8.2 El agua en la explotación forestal
La explotación forestal siempre ha aprovechado las corrientes fluviales, pues han sido el transporte más importante, por económico y funcional, de las maderas a los aserraderos y de éstos al mercado. Por lo general los aserraderos se encuentran a poca distancia de los litorales para facilitar el traslado de sus productos por vía fluvial o ferroviaria. También el agua es un elemento importante en el procesamiento de la madera para obtener celulosa y otros productos.
3.8.3 Suministro de energía hidroeléctrica
La construcción de las centrales hidroeléctricas tiene como objetivo transformar la energía cinética del agua en electricidad. El levantamiento de presas en ríos caudalosos y con gran pendiente se volvió indispensable para el desarrollo de la industria, ya que, además de la electricidad que generan para el funcionamiento de la maquinaria, también suministran el agua necesaria para los procesos de transformación.
Hay tres formas naturales que se prestan para la construcción de centrales hidroeléctricas:
1.- Los ríos caudalosos, cuya pendiente puede incluso ser ligera, pues las cortinas de la presa permiten la gran caída del agua

2.- Los depósitos de agua natural. Los lagos también son un recurso hidroeléctrico, ya que en su vaso pueden construirse compuertas con caída rápida para captar energía y transformarla en corriente eléctrica

3.- Los ríos de bajo caudal que se desplazan sobre terreno con grandes pendientes

.





similar:

Estructura de las actividades económicas iconInstrucciones: Lee atentamente el contenido de esta guía y realiza...

Estructura de las actividades económicas iconSistema general de riesgos profesionales legalidad de la tabla de...

Estructura de las actividades económicas iconClasificador de actividades económicas. Creación

Estructura de las actividades económicas iconEl plan de estudios de las telesecundarias, incluye además de las...

Estructura de las actividades económicas iconLa vigente Clasificación Nacional de Actividades Económicas data...

Estructura de las actividades económicas iconLee atentamente el contenido de esta guia y realiza las actividades...

Estructura de las actividades económicas icon1. 2 Establecerá el nombre y la fórmula de los compuestos inorgánicos...

Estructura de las actividades económicas iconAnalisis del informe n. 0423-2006-minem-dgm-fm/ma- direccion de fiscalizacion...

Estructura de las actividades económicas iconEn nuestros días, el estudio de las ciencias de la salud no puede...

Estructura de las actividades económicas iconRegistro de todas las transacciones económicas efectuadas entre un...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com