El docente y los entornos virtuales de enseñanza-aprendizaje




descargar 3.23 Mb.
títuloEl docente y los entornos virtuales de enseñanza-aprendizaje
página6/6
fecha de publicación25.11.2015
tamaño3.23 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5   6

La experiencia
En el diseño de los cursos on-line ya citados se realizó una cuidadosa planificación del proyecto educativo, se plantearon y eligieron los objetivos a lograr, se seleccionaron los contenidos a desarrollar, se eligieron las estrategias y las actividades de aprendizaje de acuerdo con el modelo didáctico asumido y se diseñó un mecanismo de evaluación acorde con

las actuaciones anteriores.
Los alumnos inscritos a estos cursos iban a ser preparados para ser profesores de Ciencias Sociales en el nivel de enseñanza secundaria, por lo que los objetivos y los contenidos estaban claros, pero era mucho menos fácil diseñar las estrategias, las actividades,

los materiales y el tipo de organización social que se iban a poder utilizar en los cursos. Se pretendía que estos cursos fueran el motor para fomentar ambientes de aprendizaje en el alumnado, que las actividades jugasen un papel esencial, fomentando el trabajo individual y el colectivo, que permitiese a los alumnos desarrollar nuevas estrategias de aprendizaje y les permitiese optimizar sus propias capacidades de desarrollo cognitivo. Igualmente, se esperaba que se estableciera un modelo de relación interactivo entre docentes y aprendices que fomentase la motivación y el aprendizaje. En cuanto a los contenidos, no se presentaban directamente, sino que era el aprendiz el que los iba creando y construyendo según sus intereses, actitudes o necesidades, y esto se podía conseguir de manera individual o, frecuentemente, con la colaboración de otros, en trabajo colaborativo.

La evaluación se basó en la realización de actividades, planificación, reflexión, análisis, crítica y aplicación de los contenidos, que podían ser resueltas en unas ocasiones de forma individual y en otras en grupo en colaboración con otros alumnos del curso. Los resultados parciales y la justificación de los mismos eran conocidos por los alumnos y las utilizaban como guías en la realización de las siguientes actividades, lo que les servía de retroalimentación.

Las herramientas de soporte
Dos fueron las herramientas utilizadas en estos cursos. Por un lado se utilizó el programa de teleformación de la Universidad de Alicante denominado Microc@mpus, programa que oferta una variedad de planteamientos didácticos al profesorado porque su estructura es fácilmente adaptable a todos los objetivos docentes, fundamentalmente porque hubo una comunicación directa entre el profesorado y los autores-mantenedores de la plataforma. Por otro lado se utilizó una plataforma especialmente diseñada para el curso y

válida para varios planteamientos didácticos. Su estructura y funcionamiento eran más rígidos que la primera y no hubo comunicación entre profesorado y autores de la plataforma informática, de manera que el profesorado hubo de adaptarse a lo planificado por aquéllos. Este hecho influyó en la consecución de los objetivos docentes.

El diseño de instrucción
Teniendo en cuenta las teorías del aprendizaje y las posibilidades que ofrece la E-A virtual, el diseño de los dos cursos se fundamentó en el aprendizaje por descubrimiento, ya que las estrategias se basaron, fundamentalmente, en la resolución de problemas, en la provisión de refuerzos y en la retroalimentación. Se utilizó el medio externo, informático, para mejorar la motivación y la información dándole al alumno pautas concretas de fácil aplicación. Esto le incitaría a reflexionar sobre sus propios procesos cognitivos, conocer sus errores y le brindaría la posibilidad de rectificarlos, lo que redundará en su propia metacognición, y en la confrontación de su conocimiento con el entorno virtual, circunstancia ésta que modificará la construcción de su propio conocimiento. Esto significa un cambio revolucionario en el estilo de aprendizaje y en la construcción del conocimiento

Por todo ello, el diseño de un curso virtual necesita, al igual que un curso presencial, tener en cuenta los siguientes principios de instrucción:

1. La motivación de los aprendices.
Si se acepta que la motivación está vinculada, entre otras, a las orientaciones motivacionales (extrínsecas e intrínsecas), a las percepciones de autoeficacia y al control del aprendizaje (Pintrich et al., 1991), el aprendizaje virtual tiene una alta motivación intrínseca, puesto que los estudiantes han optado por esa opción voluntariamente, ya que también existe

la posibilidad de hacer el curso en la forma presencial. Igualmente contribuye a la motivación
la conjunción de sus intereses profesionales con el curso y que conduce al estudiante a relacionarlos con el aprendizaje.

Supone también un aliciente a la motivación el diseño del curso por módulos o bloques
de aprendizaje, que parte de los conocimientos previos del aprendiz, y el hecho de que la flexibilidad sea una de sus principales características. El aprendiz construye sus conocimientos sobre los esquemas cognitivos que ya posee, y a ello le ayudan la estructura de

los contenidos del diseño en línea, simulaciones, gráficos, esquemas, actividades e itinerarios posibles.


Las expectativas de futuro que tiene sobre el propio aprendizaje y las percepciones sobre su capacidad para resolver las tareas del curso aumentan las creencias en su autoeficacia, de manera que el aprendiz se considera capaz y competente para llegar a las metas que se ha propuesto. Las investigaciones sobre el control interno del aprendizaje y el rendimiento escolar estiman que cuanto mayor es el control interno mejor es el rendimiento académico (Rinaudo, M.C., et al. 2004).

2. La planificación de objetivos y contenidos del aprendizaje.

Los aprendices deben conocer desde el principio por tareas, todo lo que se espera de ellos, tanto los objetivos mínimos como los de recuperación y mejora o ampliación.

Los contenidos, por tanto, deben estar claramente organizados y especificados, ofreciendo a los estudiantes itinerarios de aprendizaje para adaptarse a sus conocimientos previos, glosarios, páginas de ampliación o links donde puedan encontrar todo tipo de información que afecte a los contenidos.
3. Teorías del aprendizaje y metodología didáctica.
Este modelo se adapta a las características personales del alumno porque tiene en cuenta la forma de aprender, el estilo de aprendizaje de cada estudiante. Tiene en cuenta los ritmos de aprendizaje porque el factor tiempo es flexible y adaptable a las necesidades individuales. Desarrolla el aprendizaje significativo porque induce a modificar las propias estructuras cognitivas (relacionar, analizar, memorizar, aumentar la capacidad crítica), afectivas (motivación, juicio personal, evaluación y emoción) y reguladoras (planificar, comprobar, evaluar y reflexionar), revisándolas, ampliándolas y enriqueciéndolas.

La interacción es el fundamento del nuevo modelo, que se basa en la información, la crítica, la reflexión y la colaboración. El aprendizaje es significativo, metacognitivo y holístico, y abarca los campos del conocimiento, comprensión, aplicación, análisis, síntesis, evaluación, habilidades, destrezas, valores y actitudes. Su modelo de aprendizaje es el Holiconstructivismo. Este paradigma está fundamentado en la construcción de un conocimiento total (distinto de la suma de las partes que lo componen) en el aprendiz, conocimiento que está condicionado por las posibilidades iniciales del que aprende y que ha sido adquirido a través de la aprendizaje virtual (Vera, 2003).


El alumno desarrolla estrategias de aprendizaje que le ayudan a controlar y planificar
su aprendizaje. Una de las estrategias que más se presta a este tipo de aprendizaje es la de búsqueda de solución de problemas. La red ofrece las mejores posibilidades que el aprendiz pueda encontrar, para su ayuda, de textos, datos, mapas, esquemas, etc., relativos a la problemática planteada; también posibilita que el docente pueda incluir sus propias opiniones, gráficos, mapas conceptuales, etc. del problema en cuestión para que el aprendiz pueda consultarlo.

La utilización de la estrategia de resolución de problemas fomenta, por este medio, la formación del pensamiento crítico, porque obliga al aprendiz a discriminar entre todo aquello que

le ofrece la red y a tomar únicamente lo que es relevante para el problema. También desarrolla el pensamiento para la solución de problemas, al permitirle aplicar propuestas de otros problemas para solucionar los propios. Y, finalmente, desarrolla el pensamiento creativo, porque fomenta enormemente la interactividad, permitiendo que el individuo pueda encontrar nuevas propuestas

y nuevas soluciones al problema planteado (Orlich, 1995)
La riqueza de actividades, recursos y material didáctico que oferta la red es, por sí misma,
un factor clave en la motivación del aprendiz, ya que permite que cada uno los adapte y seleccione según sus necesidades e intereses, reforzando la estimulación cognitiva defendida por Bruner.

4. Desarrollo del curso u Organización.
Sobre la gestión social del aula, la metodología en red permite, además, que el aprendizaje sea flexible en el tiempo y en el espacio. No hay horarios preestablecidos para el aprendizaje, el aprendiz selecciona el tiempo de entre las 24 horas del día, y el aula se convierte en virtual, lo que le hace extender sus límites por varios continentes.

El tiempo se limita al inicio y fin, el alumno gestiona el intermedio según sus necesidades de aprendizaje.

5. Evaluación o control del aprendizaje.
A través del modelo virtual el alumno puede seguir su propio proceso de aprendizaje y
la evolución de su conocimiento, de manera que se fomenta una metacognición de su situación cognitiva.

Dentro de las tareas de aprendizaje, el alumno puede tomar decisiones sobre el nivel de
su propio aprendizaje al disponer de actividades obligatorias y optativas e itinerarios que se adapten a sus demandas.

Respecto a la evaluación de los aprendizajes se amplía también el abanico de posibilidades para llevarla a cabo de manera que satisfaga a docentes y aprendices. El control de

las propias actividades realizadas por el aprendiz, o la forma en que éste planifica y lleva a cabo
la búsqueda de soluciones a los problemas planteados pueden servir como referente en el momento de evaluar el aprendizaje. Lo que no debe olvidarse es que el modelo evaluativo debe estar en clara consonancia con el modelo de aprendizaje. A este respecto se ha comprobado que

los resultados de las primeras evaluaciones de los cursos realizados on-line han ido mejorando conforme avanzaba la planificación educativa, lo que hace pensar en una mayor motivación por

el aprendizaje a medida que los estudiantes se adentraban en el mundo del aprendizaje virtual y la retroalimentación comenzaba a dar sus frutos (Urbina, 2004). Hay, además, muchas actividades que permiten el autocontrol del aprendizaje por parte del aprendiz, y que fomentan la metacognición del propio aprendizaje, un elemento más a tener en cuenta en la motivación que fomenta la formación telemática.

6. Tutoría y cooperacn
Capítulo aparte merece la acción tutorial, que es mucho más intensa y frecuente que en el aula presencial, y la labor de interacción entre pares que permiten los chats, los tablones de anuncios o foros sobre temas seleccionados para debatir entre todos –docentes y aprendices.

7. Interactividad.
La E-A virtual desarrolla las capacidades comunicativas del aprendiz al permitirle y facilitarle la posibilidad de relacionarse con otros, como el profesorado, los compañeros, u otras personas que le puedan ayudar en su aprendizaje.

Ofrece todo tipo de facilidades para discutir o aceptar las opiniones de los otros, lo que redunda en un mejor y mayor desarrollo de la capacidad crítica.

El desarrollo del trabajo cooperativo y colaborativo tiene lugar en este proceso de una forma más extensa y profunda. El entorno virtual fuerza al aprendiz a buscar ayuda de otros,

de manera que no sólo se aporta el trabajo para que otros puedan aprender, sino que el propio aprendizaje es fruto de la negociación y de la discusión entre las diversas formas de entender

el conocimiento. Fomenta la alteridad y solidaridad entre diferentes entornos socioculturales,
y su grado de interacción es más alto que en el aula convencional, ya que en ésta suelen estar presentes todos los prejuicios personales y sociales de los que adolece nuestra sociedad y que, con la virtualidad del aula, quedan minimizados para dar una mayor importancia a todo lo relacionado con el aprendizaje, el conocimiento y las formas de desarrollo del pensamiento.




8. Adaptabilidad y disponibilidad del entorno de aprendizaje
Cada vez se revaloriza más el papel del entorno respecto al propio aprendizaje
(Rinaudo, M.C. et al., 2004)). Es importante que los estudiantes perciban el entorno virtual como una plataforma que les proporciona conocimientos múltiples sobre cualquier parcela del conocimiento, y recursos variados, asequibles y amigables que le ayuden en su propio aprendizaje. Desde este punto de vista, un curso virtual fomenta la iniciativa y el autoaprendizaje al permitir al aprendiz que avance según sus posibilidades e intereses, y le proporciona información sobre los aciertos o errores de sus acciones, a la vez que le facilita todo tipo de acciones para reforzar sus conocimientos o ayudas para conseguirlos. El planteamiento contextual que permite el curso virtual de disponibilidad en todo momento del profesor para proporcionar información, resolver consultas o ayudar a solucionar problemas parece proporcionar a los alumnos una mayor seguridad en sí mismos que otros cursos. Igual sucede con la flexibilidad de los horarios y de la presentación de tareas, que facilita que cada estudiante pueda avanzar a su propio ritmo, alejando del entorno de aprendizaje la presión y la ansiedad por cumplir plazos y tareas.
1   2   3   4   5   6

similar:

El docente y los entornos virtuales de enseñanza-aprendizaje iconResumen El presente trabajo es un estudio sobre las necesidades detectadas...

El docente y los entornos virtuales de enseñanza-aprendizaje iconResumen la organización de un curso basado en nuevas tecnologías...

El docente y los entornos virtuales de enseñanza-aprendizaje iconConocimiento docente necesario para utilizar eficazmente las tecnologías...

El docente y los entornos virtuales de enseñanza-aprendizaje iconConocimiento docente necesario para utilizar eficazmente las tecnologías...

El docente y los entornos virtuales de enseñanza-aprendizaje iconDiseño e implementación de objetos virtuales de aprendizaje para...

El docente y los entornos virtuales de enseñanza-aprendizaje iconFactores del proceso enseñanza- aprendizaje para un aprendizaje matemático significativo

El docente y los entornos virtuales de enseñanza-aprendizaje iconResumen : Los autores revisan los problemas que plantea la enseñanza...

El docente y los entornos virtuales de enseñanza-aprendizaje iconLos estilos de aprendizaje en la enseñanza del inglés utilizando las tic

El docente y los entornos virtuales de enseñanza-aprendizaje iconResumen El aprendizaje basado en problemas, abp, es a la vez, una...

El docente y los entornos virtuales de enseñanza-aprendizaje iconResumen: La enseñanza y el aprendizaje de todos los conocimientos...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com