Desde curar un catarro hasta prevenir el cáncer, pasando por el rejuvenecimiento de la piel, los últimos estudios científicos han hecho que los tratamientos con plantas verdes se pongan de moda también entre los médicos




descargar 6.51 Mb.
títuloDesde curar un catarro hasta prevenir el cáncer, pasando por el rejuvenecimiento de la piel, los últimos estudios científicos han hecho que los tratamientos con plantas verdes se pongan de moda también entre los médicos
página2/103
fecha de publicación28.11.2015
tamaño6.51 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   103

Abrotano hembra (Santolina chamaecyparissus)

El abrotano hembra es una pequeña mata que

no crece más de 3 palmos.

Posee numerosos tallos delgados y empinados.

Las hojas son lineales y van desapareciendo a

medida que se asciende por la sumidad, hasta

dejar un trecho completamente desnudo.

Las cabezuelas tienen todas las flores iguales,

algunas veces muy velludas y otras veces

muy verdes, casi sin pelo.

Se cría en los collados pedregosos de los terrenos

calcáreos de gran parte del país, desde

la costa hasta altitudes próximas a los 2000

m.

Escasea por Asturias y Galicia.

Florece en junio, más o menos por San Juan,

y esta época se prolonga durante gran parte

del verano.

En algunas zonas del sur suele echar las flores

un poco antes.

De la recolección interesa la sumidad florida,

que se recoge en verano, poniéndose a secar

a la sombra o en secadero.

Como la planta posee una esencia, el envasado

debe ser hermético para no perderla.

El abrotano hembra es muy rico en esencia,

aunque la cantidad que presenta varía mucho

en función de la raza, el lugar en donde se

desarrolla y el estado en que se encuentre.

La composición de la esencia todavía está por

definir; se cree que contiene cetonas terpénicas

y azuleno, además de un alcohol, pero no

hay nada confirmado, ya que algunos estudios

que se habían realizado correspondían a las

esencias de otras especies.

En España, a las cabezuelas del abrotano

hembra se les atribuyen virtudes parecidas a

la manzanilla, esto es, se consideran aperitivas,

digestivas, antisépticas, expectorantes y

cicatrizantes.

En realidad, las primeras virtudes que se atribuyeron

a las sumidades floridas del abrotano

fueron las de la manzanilla, siendo más tarde

cuando se observó que era también vulneraria,

emenagoga e incluso vermífuga.

Está perfectamente indicada en digestiones

lentas, gases intestinales, dolores menstruales,

bronquitis, asma, anorexia y espasmos

gastrointestinales.

En uso externo se usa sobre todo en infusión

para la conjuntivitis, inflamación de los párpados

o blefaritis, estomatitis y vaginitis.

Como siempre que tenemos una esencia, hay

que guardar las debidas precauciones, sobre

todo en niños, por ser los más susceptibles de

sufrir intoxicación.

En nuestra Península crecen varias especies

de santolina -por el momento han sido poco

estudiadas- muy parecidas al abrotano hembra.

Al no disponerse de documentación sobre las

otras especies, cabe pensar que podría haber

alguna tóxica, por lo que la recolección debe

dejarse en manos de expertos.

Si queremos aprovechar sus virtudes, lo mejor

es acudir a algún experto en la materia a fin

de que pueda asesorarnos.

.- Infusión. Se recogen unos 5-8 capítulos florales

y se añaden a una taza de agua hirviendo.

De esta tisana se pueden tomar hasta 3 tazas

al día.

.- Esencia. La esencia ya preparada se puede

tomar a razón de 3-4 gotas, añadidas sobre

un terrón de azúcar, 3 veces al día.

.- Uso externo. La misma infusión anterior pero

más concentrada se puede emplear en

forma de colirios, baños oculares, enemas o

irrigaciones vaginales.

Antiséptico. Digestivo. Expectorante

Acanto (Acanthus mollis)

El acanto es una hierba gigante perteneciente

a la familia de las acantáceas; tiene una forma

graciosa, elegante y muy armoniosa.

Posee unas bonitas hojas grandes reunidas

en una mata, con la punta rizada hacia abajo.

Cada mata da lugar a una larga espiga, erecta

y recubierta de pequeñas hojas espinosas, de

cuyas axilas salen las flores, con pétalos de

color amarillo pálido.

Se cría en torrentes y zonas sombrías, húmedas

en invierno.

En España es relativamente fácil encontrarlo

por cualquier lugar, sobre todo en las regiones

centromeridionales del país.

Florece a partir del mes de mayo, secándose

totalmente en verano.

Luego con las lluvias vuelve a renacer y pasa

todo el invierno vegetando.

De la recolección interesan las hojas, que se

deben recoger y poner a secar a la sombra o

en secadero, a temperaturas no muy elevadas.

De esta familia en nuestro país solo se da

esta especie, por lo que es difícil confundirse

al ir a buscarla.

Además, su belleza es muy singular.

Cuenta la leyenda que el célebre escultor y

arquitecto de Corinto, Calímaco, se inspiró en

la planta del acanto cuando creó el capitel corintio.

Toda la planta, desde las raíces a las flores,

segrega un líquido viscoso de propiedades

emolientes, astringentes y detergentes muy

eficaces.

En realidad, la composición de la planta no se

conoce en profundidad.

Se sabe que contiene abundante mucílago,

taninos, glúcidos, sales minerales y algún

principio amargo.

De lo que no cabe duda es de que se trata de

una planta con propiedades emolientes, esto

es, que tiene la capacidad de ablandar tejidos

y tumores.

También se le atribuyen otras virtudes como

astringente, antidiarreico y expectorante.

Está indicado en diarreas, bronquitis, catarros,

problemas de hígado y en uso externo en estomatitis,

faringitis y vaginitis.

.- Decocción. Se hierven 100 g. de agua con

10 g. de hojas de acanto, y con el líquido obtenido

se practican pinceladas sobre aquellas

partes inflamadas de la boca. Si se mantiene

un poco más en agua hirviendo y se filtra

posteriormente a través de un pedazo de tela

de lino, esta preparación se puede utilizar para

hacer gargarismos en caso de inflamación

de garganta.

Enciclopedia de Plantas Medicinales

- 3 -

.- Infusión. Poniendo 1 g. de raíces y hojas

secas en una taza de agua hirviendo, se obtiene

un excelente astringente y cicatrizante

de heridas. El lavado se debe hacer justo antes

de poner el vendaje, y es conveniente repetirlo

un par de veces al día.

Emoliente. Antidiarreico. Astringente

Acebo (Ilex aquifolium)

El acebo es un pequeño arbusto que puede

alcanzar fácilmente los 10 m. de altura.

Lo más característico de esta especie son sus

hojas, muy duras y tiesas, de forma parecida a

las del laurel, pero onduladas y con espinosos

dientes en su contorno; son lampiñas y bastante

relucientes.

Es un arbusto que permanece verde todo el

año.

El fruto es globuloso, del tamaño de un guisante,

pero liso y brillante; se trata de un fruto

carnoso muy tóxico, que suele ocasionar problemas

en niños que lo comen atraídos por su

atractivo color, lo que da lugar a intoxicaciones

que en muchos casos devienen mortales.

Se cría de forma espontánea en las zonas

umbrías de nuestros bosques, más frecuentemente

en el norte de la Península.

Florece de abril a junio y sus frutos maduran a

finales de septiembre.

Estos frutos se mantienen en el árbol durante

gran parte del año, pero desde el punto de

vista terapéutico lo único que interesa de ellos

es que no lo consuman los niños, ya que las

intoxicaciones a que dan lugar -con cantidades

relativamente pequeñas- pueden ser

mortales en muchos casos.

Para uso medicinal se recolectan las hojas,

que están presentes todo el año, siempre verdes.

En Navidad suele ser muy típico recoger algunas

ramitas de este árbol para adornar, junto

al muérdago, mesas y cestos.

Conviene tener cuidado y no pincharse con

las espinas.

Las hojas de esta planta leñosa contienen trazas

de teobromina, que es una sustancia parecida

a la cafeína en cuanto a sus virtudes;

también tienen rutina, taninos, resina, ilicina y

ácidos ilexico y ursólico. Estas hojas se consideran

desde hace tiempo diuréticas, aperitivas

y sudoríficas.

Las plantas de esta familia pertenecen casi en

su totalidad al género ilex, que comprende

unas 270 especies que viven en Asia y América,

mientras que en Europa existen apenas 2

ó 3 especies.

Por esta razón es una familia prácticamente

desconocida en nuestras latitudes.

Si a esto unimos el hecho de que en el caso

del acebo la toxicidad de sus frutos supera a

las virtudes de las hojas, no es difícil concluir

que su uso se halla muy limitado.

Las hojas están indicadas en reumatismo,

gota, inapetencia, fiebre y gripe.

Las bayas del acebo -esos frutos que resultan

tan atractivos para los niños- en dosis relativamente

bajas actúan como purgantes drásticos;

si la dosis consumida es mayor, entonces

aparecen diarreas, vómitos y convulsiones.

En el caso de los niños esto puede ser mortal,

por lo que conviene conocer bien el arbusto

para evitar su consumo.

En nuestra Península es una especie protegida,

pues está en peligro de extinción; por ello

hay que evitar recolectarla y, si estamos interesados

en ella, acudir a un especialista que

nos asesore cómo cultivarla o dónde conseguir

unas cuantas hojas.

.- Decocción. Una cucharada de postre por taza

de agua. Se deja hervir 2 minutos y se toman

2 tazas al día. Nunca se debe hacer la

decocción a partir de los frutos.

.- Polvo. Las hojas reducidas a polvo se pueden

consumir a razón de 1-2 gr. al día, bien directamente

o encapsulado.

Tóxico. Antipirético. Antidiarreico

Acedera (Rumex acetosa)

La acedera es una planta vivaz de la familia

de las poligonáceas, con una cepa tuberosa

de la que arrancan numerosas raíces finas.

No suele alcanzar más de 1 metro de altura.

Las hojas inferiores están sostenidas por un

largo rabillo que se va acortando en las hojas

superiores, hasta casi desaparecer por completo.

Son hojas carnosas y de bordes enteros.

Es una planta con flores masculinas y femeninas.

Se cría en prados y lugares con mucha hierba,

a orilla de ríos, acequias, etc., en todo el norte

de la península y por todas las montañas del

resto del país, aunque a medida que avanzamos

hacia el sur se va haciendo más escasa

su presencia.

La acedera florece en primavera y verano.

De la recolección interesan principalmente las

hojas y la raíz; ésta se puede recoger durante

la floración.

Posteriormente, se deseca al sol y se conserva,

tal cual o reducida a polvo con un mortero.

Si las hojas se destinan al consumo humano

entonces deben recogerse durante la época

de vegetación, en pleno verano.

La planta contiene principalmente oxalatos,

sobre todo oxalato potásico, que es el que

comunica a las hojas y los tallos su característico

sabor.

También tiene antraquinonas, taninos, quercitina,

sales de hierro y vitamina C.

A la acedera se la considera sobre todo aperitiva

y diurética, de ahí que antes se la tomara

como planta purificadora de la sangre, aludiendo

a su acción estimulante sobre el aparato

urinario.

Además tiene cierta acción laxante.

Desde antiguo ha sido bastante apreciada

como antiescorbútico, por su alto contenido en

vitamina C.

Otras acciones a tener en cuenta son: antianémica,

remineralizante, mucolítica, descongestionante

de la piel y estimulante de las

defensas orgánicas.

Cuando se destina a la alimentación humana -

sobre todo aquellas variedades cultivadas

como hortalizas- se deben hervir las hojas

como si fueran espinacas, siendo muy importante

tirar el agua utilizada, ya que es en ella

donde se encuentran los oxalatos.

Esta agua sobrante se denomina "sal de acederas"

y se suele usar para quitar manchas de

tinta, nunca para consumo humano -sobre todo

en aquellas personas con problemas de

formación de cálculos renales, pues el ácido

oxálico favorece esta formación.

.- Polvo de raíz desecada. 1 g. de raíz de acedera,

bien encapsulado, bien en cualquier otra

forma sólida.

Se toma una vez al día, por la noche antes de

acostarse o por la mañana al despertar.

.- Vino de acedera. Se vierten en un litro de

vino de buena calidad 15 g. de raíz de polvo;

se deja en maceración durante siete días y

después se filtra el líquido con el papel adecuado.

Se toma un vasito pequeño en las dos principales

comidas.

.- Infusión. La dosis a utilizar es de una cucharadita

de postre por cada taza de agua hirviendo.

Se pueden tomar hasta dos tazas al día.

Diurético. Laxante. Descongestionante

Acelga (Beta vulgaris)

La acelga es una planta sobradamente conocida

por todos.

Sus hojas son muy grandes, carnosas y constituyen

la parte comestible de la planta.

Son de color verde oscuro y presentan betas

blancas por toda la hoja.

Los tallos son erguidos, pero cuando se llenan

de semillas suelen doblarse por los extremos.

La raíz es muy derecha, bastante carnosa y

de forma cilíndrica.

Enciclopedia de Plantas Medicinales

- 4 -

Se cría en las huertas de todo el país, pues se

utiliza abundantemente en la alimentación.

Su origen proviene de una planta de la misma

especie, la denominada acelga marina, que

nace espontáneamente en las marismas.

Su aspecto y propiedades mejoraron al criarse

y cuidarse en huertas.

Son oriundas de Asia.

Sus flores son bastante pequeñas y de diferentes

colores, verdosas o rojizas.

El fruto se adhiere al cáliz y llega a hacerse

leñoso.

Las semillas son muy abundantes y se encuentran

en el extremo de los tallos.

La parte recolectada son las hojas y en algunas

ocasiones también las raíces.

Desde que se empezó a cultivar su principal

uso es el alimenticio, y así se encuentra en

todas las mesas de nuestro país.

Aunque no es excesivamente sabrosa, existen

infinidad de platos que la combinan con los

alimentos más variados, haciendo de ella algo

indispensable.

Se utiliza mucho en los regímenes de adelgazamiento,

ya que no engorda nada, sirve para

"engañar al vientre" y al ser algo diurética hace

que se pierdan los líquidos sobrantes por

medio de la orina.

Es muy difícil que alguien se indigeste tomando

acelgas, pues es una comida ligera que

suele sentar bastante bien al estómago.

Antiguamente se utilizaban como remedio casero

en numerosas dolencias: para sanar heridas,

curar la sarna, aliviar quemaduras, en

dolencias del hígado y bazo.

Actualmente su único empleo es como alimento,

aunque también se utilizan para relajar

el vientre en algunas ocasiones; pero lo más

normal es que se la sustituya por otras plantas

más eficaces que ella para estos menesteres.

.- Cocinadas. Se pueden realizar todo tipo de

platos con esta planta; normalmente se toman

hervidas y aliñadas con aceite o rehogadas,

con patatas o sin ellas.

.- Zumo. Se prepara un zumo con las hojas de

la acelga y se echa gota a gota por la nariz.

Antiguamente utilizaban este preparado para

curar dolores de cabeza y de oído.

.- Cocimiento. Se pone 1 litro de agua a hervir

y se añaden de 40 a 50 gr. de hojas y raíces.

Lavándose la cabeza con este preparado se

consiguen eliminar caspa y liendres.

Hepatoprotector. Diurético. Colerético
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   103

similar:

Desde curar un catarro hasta prevenir el cáncer, pasando por el rejuvenecimiento de la piel, los últimos estudios científicos han hecho que los tratamientos con plantas verdes se pongan de moda también entre los médicos iconEs un término que se ha puesto muy de moda en los últimos 20 años:...

Desde curar un catarro hasta prevenir el cáncer, pasando por el rejuvenecimiento de la piel, los últimos estudios científicos han hecho que los tratamientos con plantas verdes se pongan de moda también entre los médicos iconLa ciencia química surge en el siglo XVII a partir de los estudios...

Desde curar un catarro hasta prevenir el cáncer, pasando por el rejuvenecimiento de la piel, los últimos estudios científicos han hecho que los tratamientos con plantas verdes se pongan de moda también entre los médicos iconPara otros usos de "Vegetal", véase Vegetales
«plantas» y a otros grupos adicionales, mientras que éstas son un subconjunto que incluye a los organismos fotoautótrofos terrestres....

Desde curar un catarro hasta prevenir el cáncer, pasando por el rejuvenecimiento de la piel, los últimos estudios científicos han hecho que los tratamientos con plantas verdes se pongan de moda también entre los médicos iconResumen En los últimos decenios han sido profundos los cambios que...

Desde curar un catarro hasta prevenir el cáncer, pasando por el rejuvenecimiento de la piel, los últimos estudios científicos han hecho que los tratamientos con plantas verdes se pongan de moda también entre los médicos iconA continuación presentamos a los 8 colombianos destacados y los trabajos...

Desde curar un catarro hasta prevenir el cáncer, pasando por el rejuvenecimiento de la piel, los últimos estudios científicos han hecho que los tratamientos con plantas verdes se pongan de moda también entre los médicos iconLos contactores se utilizan en aplicaciones desde el interruptor...

Desde curar un catarro hasta prevenir el cáncer, pasando por el rejuvenecimiento de la piel, los últimos estudios científicos han hecho que los tratamientos con plantas verdes se pongan de moda también entre los médicos icon¿Somos lo que comemos? Las plantas se han convertido en uno de los...

Desde curar un catarro hasta prevenir el cáncer, pasando por el rejuvenecimiento de la piel, los últimos estudios científicos han hecho que los tratamientos con plantas verdes se pongan de moda también entre los médicos iconLos motores a gasolina han sido pieza fundamental en el desarrollo...

Desde curar un catarro hasta prevenir el cáncer, pasando por el rejuvenecimiento de la piel, los últimos estudios científicos han hecho que los tratamientos con plantas verdes se pongan de moda también entre los médicos iconEl cáncer y los tratamientos alternativos

Desde curar un catarro hasta prevenir el cáncer, pasando por el rejuvenecimiento de la piel, los últimos estudios científicos han hecho que los tratamientos con plantas verdes se pongan de moda también entre los médicos icon1. Enumera las causas que han incrementado los casos de obesidad...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com