Desafíos educativos para la formación de las nuevas generaciones




descargar 1 Mb.
títuloDesafíos educativos para la formación de las nuevas generaciones
página1/26
fecha de publicación21.12.2015
tamaño1 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   26
DESAFÍOS EDUCATIVOS PARA LA FORMACIÓN DE LAS NUEVAS GENERACIONES
Carmen Larraín1

Ana María Cerda2


OBJETIVOS:


Tomar conciencia de la necesidad de cambio en la educación a partir de los nuevos requerimientos y desafíos que exige la sociedad actual.
Comprender en profundidad concepciones pedagógicas actuales para promover la formación de sujetos autónomos, críticos, flexibles y comprometidos con la sociedad.
Reflexionar acerca de las nuevas temáticas que surgen producto de la globalización y la sociedad de mercado en la perspectiva de enfrentarlas y trabajarlas.
Analizar críticamente los criterios educativos que están presentes en la espiritualidad SSCC, en la perspectiva de comprender el tipo de hombre que se está formando, a partir de la entrega de elementos teóricos.



UNIDAD 1
LOS NUEVOS REQUERIMIENTOS A LA EDUCACIÓN

INTRODUCCION
El sentido de este capítulo es entregar un panorama general acerca de los planteamientos de cambio que se están realizando en los sistemas educativos latinoamericanos a través de las reformas actuales, en la perspectiva de poder reflexionar acerca de los nuevos requerimientos y desafíos que exige la sociedad actual.
Para ello hemos seleccionado dos artículos. El primero es un documento del Sr. Juan Eduardo García Huidobro, Jefe de la División de Educación General, del Ministerio de Educación de Chile sobre “Las Reformas Latinoamericanas de la Educación para el siglo XXI” que presentó en un encuentro del Foro Andrés Bello de Integración como un documento de discusión.
En este texto plantea los nuevos desafíos que se le presentan a la educación en todas partes del mundo, a partir de la nueva fase del proceso de industrialización, que es denominado por algunos como sociedad de la inteligencia. Período caracterizado por la rapidez de los cambios y proliferación de la información que implica transformar los contenidos de la formación. Releva la importancia de enseñar a aprender en forma autónoma, de brindar formación moral, de centrarse en la formación social y personal que requiere un cambio de lo pedagógico y redefinir la profesión docente.

Destaca la importancia de una educación que promueve la equidad y plantea algunas estrategias para superar la pobreza. El documento termina con algunos planteamientos sobre la integración latinoamericana tomando los temas de la cultura e identidad.
El segundo texto es del Sr. Cristián Cox, encargado de la División de Curriculum y Evaluación del Ministerio de Educación de Chile. En el texto focaliza la necesidad del cambio en las prácticas tradicionales de enseñanza, dadas las demandas por nuevos conocimientos, competencias y valores, que exigen los vertiginosos cambios que se producen día a día en la sociedad.


Las Reformas Latinoamericanas de la Educaci—n para el siglo XXI3

Juan Eduardo Garc’a-Huidobro S.4

Resumen ejecutivo.
Uno de los fen—menos destacados de este fin de siglo es la gran valoraci—n que se concede a la educaci—n en todas partes del mundo y, de un modo especial, en AmŽrica Latina.
Se arguye que lo anterior se debe a una nueva fase del proceso de industrializaci—n que es posible llamar sociedad de la inteligencia; per’odo caracterizado por la rapidez del cambio y la proliferaci—n de la informaci—n y en el cual las ideas son el mayor capital de las naciones.
Ahora bien, pedir m‡s educaci—n no es pedir m‡s de lo mismo. La educaci—n que se requiere en este momento hist—rico es distinta a la escuela tradicional, la que naci— en otro momento y para otros desaf’os.
Hoy es preciso cambiar los contenidos de la formaci—n. M‡s importante que ense–ar determinados temas es el ense–ar a aprender en forma aut—noma, a manejar y buscar informaci—n, a crear y dise–ar. Entre los nuevos asuntos alcanza gran importancia la educaci—n moral y, en general, la formaci—n personal y social. Lograr todo lo anterior requiere cambiar la pedagog’a y redefinir la profesi—n y la responsabilidad docente.
TambiŽn se abre una nueva era para las escuelas y los liceos. Las instituciones educativas est‡n llamadas a ser el lugar en las que las reformas se realizan. En efecto, para producir una transformaci—n den la calidad de la educaci—n, muchas decisiones que se tomaban en el centro de los sistemas educativos pasan a los establecimientos educacionales y a los docentes.
En AmŽrica Latina hay que lograr lo anterior partiendo de una realidad que contiene grandes riquezas, pero tambiŽn fuertes retrasos. La educaci—n latinoamericana presenta avances en su cobertura y, al mismo tiempo, serios problemas de calidad y equidad.
La equidad es un tema central en las reformas educativas de la regi—n. Ella se exige en primer lugar como instrumento para superar la pobreza, pero incluye tambiŽn el establecimiento de la igualdad de oportunidades -base de legitimidad de las sociedades democr‡ticas- y la movilidad social. Para lograr la equidad se requiere dotar a las Reformas de instrumentos espec’ficos: por ejemplo la discriminaci—n positiva.
La interrelaci—n entre las Reformas Educativas en curso y la integraci—n latinoamericana se analiza a travŽs de cuatro pasos. (i) La situaci—n actual de la integraci—n latinoamericana. (ii) El tema de la cultura y de la identidad latinoamericana como desaf’o abierto a la educaci—n. (iii) Las razones por las que la educaci—n debiera ocuparse de la integraci—n. (iv) Los modos posibles de ocuparse.
Al fin de cada cap’tulo, se retoman algunos de los temas de discusi—n que surgen del texto y de la realidad de las Reformas en curso.
* UNA INTRODUCCIîN... QUE ES UNA INVITACIîN.
Este texto quiere ser instrumental a una invitaci—n que nos hace el Convenio AndrŽs Bello (CAB).
Los pa’ses signatarios del CAB vienen desarrollando Reformas Educativas, que tienen por finalidad "lograr una educaci—n pertinente para un desarrollo que compatibilice crecimiento econ—mico, equidad social y democratizaci—n pol’tica"5, Situaci—n en la que el Convenio ha considerado oportuno la creaci—n de un espacio de reflexi—n de car‡cter integrador que posibilite la interacci—n de los responsables y de diversos actores de los procesos de reforma educativa. A este espacio se le ha llamado Foro AndrŽs Bello de Integraci—n.6
La tem‡tica del Foro est‡ clara: las Reformas Educativas en curso en AmŽrica Latina. Sin embargo, este Foro, quiere tambiŽn tener un foco espec’fico que no es otro que el del CAB: se pretende estudiar e intercambiar sobre las Reformas Educativas con un enfoque principalmente pol’tico-cultural que, adem‡s, pone el tema de la integraci—n como contenido cultural necesario a esas Reformas y como oportunidad para enriquecer muchos aspectos de las mismas.
Los pa’ses estamos lanzados en aventuras semejantes de transformaci—n de nuestra educaci—n. Se est‡ creando e inventando mucho en cada uno de nuestros pa’ses. Los problemas que se busca solucionar presentan grandes similitudes; tambiŽn hay bastante paralelismo en las soluciones. ÀC—mo no aprovechar los logros del vecino o como no aprender de sus errores para no repetirlos? ÀC—mo no utilizar los progresos diferenciados de modo que quienes est‡n retrasados en algunos aspectos reciban la cooperaci—n de quienes est‡n m‡s adelantados, al mismo tiempo que cooperan con otros en aquellas materias en que ellos son fuertes? ÀPor quŽ dejar de emprender acciones que exceden las posibilidades cada pa’s aislado, pero que pueden ser fruto de operaciones conjuntas? ÀPor œltimo, c—mo mirar juntos y mirarnos para poner el tema de la integraci—n latinoamericana en el centro del empe–o cultural que estas reformas representan?

Las conversaciones que sobre experiencias, pol’ticas y materiales educativas pueden hacerse son infinitas: tejer’amos una gran red de integraci—n. Ser’an mœltiples las oportunidades de intercambio educativo que se nos abrir’an, los mundos que podr’amos estar construyendo juntos.
El Foro podr‡ recurrir a diferentes mecanismos de di‡logo e intercambio orientados a dos prop—sitos fundamentales, aunque no œnicos.

¥ En primer lugar se trata de constituir una masa cr’tica capaz de aportar y mantener el debate sobre los temas fundamentales que dan sustento a las reformas en curso.

¥ En segundo lugar se quiere abrir oportunidades a actividades de apoyo mœtuo y promover iniciativas importantes para las reformas y que requieren del concurso de varios pa’ses para su consecusi—n.
Entre sus actividades el Foro est‡ programando varios eventos7. El primero de ellos ser‡ un encuentro de "investigadores" que hayan hecho un aporte a la generaci—n de las actuales Reformas y de "pol’ticos o gestores" de las mismas sobre:"Las Reformas y la Integraci—n latinoamericana".
* Prop—sito de este texto:
Este texto pretende ser un material de trabajo para este evento. A continuaci—n se se–ala algunos de sus alcances y de sus l’mites. En Žl se pretende:
(i) Caracterizar las Reformas, se–alando su justificaci—n, sus peculiaridades y sus principales desaf’os. Se ha preferido relizar una caracterizaci—n que enfatiza la naturaleza "fundacional" de estas reformas, mostrando los nuevos prop—sitos que la educaci—n que surge con ellas est‡ llamada a realizar, y no un estudio comparativo de las formas concretas como las reformas se est‡n llevando a cabo, ya que este segundo aspecto se podr‡ trabajar mejor con posterioridad e interactivamente a travŽs del Foro.
(ii) Relacionar las Reformas con la reflexi—n actual sobre integraci—n y cultura latinoamericana.. Hay al menos tres niveles de esta relaci—n que importan. Las Reformas son procesos sociales que, con muchas semejanzas, surgen al mismo tiempo en los distintos pa’ses de la regi—n; un primer nivel de preguntas tiene que ver con los ‡mbitos en los que el intercambio y la integraci—n ayudan al Žxito de estos procesos. Adem‡s, puede constatarse que estas Reformas se dan en un momento en el que se asiste a un renacer de procesos de integraci—n econ—mica en la regi—n,un segundo nivel de preguntas tiene que ver con las relaciones que tienen estos procesos con procesos culturales que pueden profundizarlos y ampliarlos hacia perspectivas m‡s completas. Por œltimo, es imposible pensar perspectivas serias de integraci—n cultural y educativa sin volver a revisar la cuesti—n de la cultura latinoamŽricana.
Este enfoque que, por una parte, insiste m‡s en el norte, que en el camino para llegar a Žl, y por otra, se pone en una perspectiva m‡s cultural que administrativa, conlleva algunas limitaciones y silencios inevitables. As’, por ejemplo, falta en el texto el an‡lisis de los aspectos administrativos y fianancieros de las Reformas, lo que obviamente no significa de ningœn modo desconocer la importancia crucial de la gesti—n y de los recursos para tener Žxito en las reformas.

Por œltimo, se trata de un texto que busca sugerir una discusi—n e introducir un debate, pero de modo alguno acabarlo. Las preguntas y sugerencias de puntos de debate manifiestan esta intenci—n.


1. NUEVOS AIRES PARA LA EDUCACIîN.

Basta una mirada somera a la realidad de nuestros pa’ses para advertir que la situaci—n de la educaci—n se ha modificado fuertemente en los noventa. Si la dŽcada pasada fue un decenio de postergaci—n para la educaci—n, el tiempo actual es Žpoca de cuidado y preocupaci—n.
Se ha conceptualizado la educaci—n y el conocimiento como la palanca para un cambio del sistema productivo que lo haga capaz de entregar simult‡neamente desarrollo econ—mico y m‡s equidad social8. Y no se trata de un mero discurso. Por doquier se emprenden reformas y se est‡ avanzando y mucho. Es verdad que el cambio en educaci—n es un cambio cultural y que las transformaciones en este dominio de la vida social siempre son m‡s lentas que las mudanzas en la esfera econ—mica o aœn pol’tica, pero hay avances. Muchas ideas "nuevas" que hasta hace poco eran s—lo propuestas: la educaci—n activa, la educaci—n por el descubrimiento, la educaci—n que ense–a a aprender y no se contenta s—lo con trasmitir conocimientos prefijados..., constituyen hoy un discurso compartido y empiezan a ser pr‡ctica en un nœmero significativo de escuelas. Las inversiones y las innovaciones se repiten de pa’s a pa’s, as’ se advierten esfuerzos por doquier para proveer de libros de texto a todos los alumnos; para instalar bibliotecas de aula o rincones de lectura en los primeros grados; para aumentar el tiempo escolar, alargando la jornada diaria o prolongando el a–o escolar; para mejorar la cobertura de la educaci—n preescolar... Por el lado de las innovaciones se establecen nuevos curr’culos; se incorporan talleres de reflexi—n de los docentes sobre sus pr‡cticas, se introducen mŽtodos activos; se instalan fondos de recursos financieros concursables ante los cuales los establecimientos pueden presentar proyectos; surge una nueva era de la nuclearizaci—n educativa para atender a las escuelas rurales multigrados... Se busca enmarcar todo este esfuerzo en pol’ticas de estado, que se basen en acuerdos nacionales suprapartidarios, de modo que las reformas educativas logren, de una parte el apoyo y la prioridad que necesitan y sean, de otra parte, programas de largo plazo con independencia de los cambios de signo pol’tico de los sucesivos gobiernos9.
Ahora bien, no se trata s—lo de un fen—meno latinoamericano sino mundial. Desde 1990 a la fecha en diversos foros y discusiones se ha enfatizado, m‡s que en las dŽcadas anteriores, el rol de la educaci—n para el logro de un desarrollo humano equitativo y sustentable; armonioso y genuino. La dŽcada se abre con la reuni—n internacional m‡s significativa que se haya hecho nunca sobre educaci—n, la Conferencia Mundial sobre Educaci—n para Todos (Jomtien, Tailandia; marzo 1990) promovida por una Comisi—n Interinstitucional del PNUD, UNESCO, UNICEF y BANCO MUNDIAL y que cont— con la presencia de delegaciones oficiales de la mayor’a de los pa’ses y de las m‡s variadas organizaciones no gubernamentales. Muy recientemente se ha difundido La educaci—n encierra un tesoro , Informe de la Comisi—n Internacional sobre la educaci—n para el siglo XXI (Delors, 1996).
ÀPor quŽ esta revalorizaci—n de la educaci—n?
La perspectiva ofrecida por los dos documentos aprobados en la Conferencia Mundial sobre Educaci—n para Todos , la Declaraci—n y el Marco de acci—n para Satisfacer las Necesidades B‡sicas de Aprendizaje est‡ patente en sus t’tulos. Se subray—, cuarenta a–os despuŽs de la proclamaci—n de la educaci—n como un derecho humano, la universalidad que Žsta debe tener: "educaci—n para todos"; y se present— a la educaci—n como un tipo especial de necesidad humana, que hoy es tan indispensable de satisfacer como la alimentaci—n o la vivienda: "las necesidades b‡sicas de aprendizaje" de las personas, sean ni–os, j—venes o adultos10.
Las necesidades b‡sicas de aprendizaje se vinculan ’ntimamente con la equidad, ya que su satisfacci—n entrega a las personas capacidades para desenvolverse en sus vidas y para lograr la autonom’a en el campo del conocer. Ellas son descritas como los conocimientos, capacidades, actitudes y valores necesarios para sobrevivir, mejorar la calidad de la propia vida - lo que incluye trabajar con dignidad y participar efectivamente en la vida de las comunidades y naciones- y seguir aprendiendo11.

A esta perspectiva que subraya la obtenci—n de educaci—n como una necesidad humana primaria para vivir hoy (concreci—n de un derecho humano b‡sico), se suma la mirada m‡s estratŽgica de la CEPAL que propone una relectura de la realidad social y econ—mica de AmŽrica Latina y de su ubicaci—n en el contexto internacional 12.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   26

similar:

Desafíos educativos para la formación de las nuevas generaciones iconSi la historia es el espejo donde las generaciones por venir han...
«Manzanares», destinada, después, a residencia veraniega de Su Señoría Ilustrísima

Desafíos educativos para la formación de las nuevas generaciones iconNuevas tecnologías en contextos educativos Nivel II

Desafíos educativos para la formación de las nuevas generaciones icon1º archivo (documento word): Realizar y enviar a nuevas entregas de videos educativos

Desafíos educativos para la formación de las nuevas generaciones iconResumen : En esta comunicación presento una experiencia de utilización...

Desafíos educativos para la formación de las nuevas generaciones iconLa formación de los docentes y su perfeccionamiento resulta necesario...

Desafíos educativos para la formación de las nuevas generaciones iconInforme sobre las perspectivas de futuro en el abordaje de las actuales...

Desafíos educativos para la formación de las nuevas generaciones icon6. Generaciones y clasificaciones de las computadoras

Desafíos educativos para la formación de las nuevas generaciones iconGeneraciones y clasificaciones de las computadoras

Desafíos educativos para la formación de las nuevas generaciones iconGeneraciones y clasificaciones de las computadoras

Desafíos educativos para la formación de las nuevas generaciones iconAnálisis y desafíos para la política pública


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com