Requisito parcial para optar al título de




descargar 0.74 Mb.
títuloRequisito parcial para optar al título de
página11/20
fecha de publicación21.12.2015
tamaño0.74 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   20

4. COMPROMISO SOCIAL Y AMBIENTAL

4.1 FUNCIÓN Y ÉTICA EN EL DOCUMENTAL AMBIENTAL

Los medios masivos de comunicación y en forma específica los documentales ambientales, han tenido una gran influencia en la configuración de una conciencia ecologista, a nivel nacional e internacional. Estos materiales han sido la semilla para el surgimiento de organizaciones y líderes en el campo ambiental, como también para el desarrollo de acciones concretas, cumpliendo una función social de gran importancia en el mundo actual, regido por el despliegue en las comunicaciones. La promoción y aplicación de nuevos valores éticos, respetuosos del entorno y de la vida misma, se abren paso entre las posiciones contemporáneas más comprometidas que debe tener hoy la humanidad.
Aunque no existe ningún estudio acerca del impacto real que los documentales ambientales han tenido en la opinión pública, su poder persuasivo ha sido reconocido por la mayoría de instituciones gubernamentales y ONG ambientalistas, que en numerosas ocasiones han basado sus estrategias educativas, publicitarias y de denuncia, en estos productos audiovisuales. Así mismo, la mayoría de los documentalistas entrevistados para esta investigación, coinciden en afirmar que, tanto los documentales de vida silvestre, como los ambientalistas, influyen positivamente en la conciencia ambiental de las personas, convirtiéndose éste en su principal compromiso con la naturaleza y con la audiencia.
La fotografía y el cine ambiental han unido a los visionarios, a los activistas, a los científicos y especialmente a los biólogos con la sociedad y es la sociedad quien ha dado fuerza al movimiento ecologista. Desde el siglo XIX, la fotografía de lugares naturales y animales silvestres contribuyó de una manera determinante a la creación de los primeros Parques Nacionales en el mundo y a que se empezara a crear una opinión pública favorable hacia la conservación. La belleza particular del planeta, de los animales y paisajes, despiertan la capacidad de asombro y sensibilizan al espectador. Estas emociones básicas fueron las que hicieron en un principio que muchas personas se acercaran a la naturaleza y se convirtieran en ecologistas, incluso sin saber realmente lo que esto significaba.
Quién no ha sentido la emoción que produce ver una especie silvestre indeleble, fijada en una película?. Ya sea el momento en que un chimpancé empuña una herramienta en Tanzania, la imagen de un leopardo de las nieves en Nepal, la fotografía aérea de la línea de deforestación de un bosque tropical húmedo o un in memoriam de una matanza de elefantes o rinocerontes por cazadores furtivos. Sea cual sea el sujeto representado podemos estar seguros de que ha ayudado a formar y definir lo que es la conservación en la actualidad92.

4.1.1 La Sociedad de la información y el ambientalismo. Los medios de comunicación son, sin duda alguna, un agente socializador de primera línea, que ha contribuido tanto a la consolidación de la cultura consumista moderna - que tiene al planeta en una crisis ecológica sin precedentes - como a la creación de un movimiento de opinión de contracultura, que busca nuevos valores para la sobrevivencia.
La segunda mitad del siglo XX ha impulsado un cambio crucial en la historia de la humanidad, al transformar la historia de la etapa industrial en una aún más compleja, basada en el conocimiento y la difusión de la información. Los medios de comunicación ocupan un lugar central en esta nueva sociedad que, de alguna manera, se propone destruir las barreras del tiempo y del espacio, para la circulación del conocimiento y la realización de los negocios, los cuales se han abierto hacia una economía cada vez más global. Esto a su vez, ha posibilitado una basta red de comunicaciones que une con tal rapidez a todo el mundo, que se van acortando las distancias entre los pueblos y sus problemas, de manera vertiginosa.
Los conflictos bélicos, económicos, étnicos, financieros y particularmente, los ecológicos, provocan nuevos contextos en la información, que tienden hacia la estandarización de las fórmulas e instrumentos de comunicación, que permiten mayor cobertura, provocando nuevos comportamientos y concepciones de la globalización, del sistema de economía mundial, del estado de alerta ambiental analizado por científicos e intelectuales de todo el mundo, en fin, de las nuevas dimensiones que la humanidad enfrenta en esta etapa que Alvin Toffler ha llamado, la del cambio de poder.”93
Dentro de este escenario, la revolución en las telecomunicaciones y sus aplicaciones sociales han estado aportando a los procesos de conservación ambiental en cuatro escenarios de socialización ecológica:94
Sensibilización: Los medios de comunicación, como grandes formadores de la opinión pública, han ayudado a originar una conciencia global frente a los problemas ecológicos. Los informes sobre desastres ecológicos, reportajes sobre los límites del crecimiento del planeta y seguimiento de procesos industriales perjudiciales para la salud, se convirtieron en instrumentos de expresión y denuncia, e indirectamente el núcleo originario de diferentes ONG de carácter ambiental.
Educación: Los medios de comunicación han construido una infraestructura que permite la educación a distancia y han creado tecnologías “multimedia”, que agilizan los procesos de enseñanza aprendizaje, lo cual ha permitido que se lleve más fácilmente a la población la educación ambiental y al personal técnico se le ha facilitado el conocimiento de procesos de conservación ambiental.
Información y conectividad: Las tecnologías modernas de telecomunicaciones e informática, han creado un vasto mercado de información, con redes especializadas de servicios integrales, que permiten el intercambio de información técnica, el establecimiento de nuevas asociaciones de profesionales especializados en la conservación del medio ambiente, así como la promoción de tecnologías y procesos productivos anticontaminantes. Estos mismos canales de información han creado inmensas bibliotecas electrónicas, con inventarios de fauna y flora de las áreas y especies en peligro, artículos ambientales y nuevas tecnologías limpias. Esta infraestructura informativa, es el principal instrumento de la gestión ambiental en sus diferentes sistemas de acción en contextos internacionales, nacionales, regionales y locales.
Gestión integrada y global: La tecnología creada a partir del desarrollo de la cultura de las comunicaciones, ha permitido la creación de sistemas integrados de monitoreo automático de calidad atmosférica, fluvial, de vientos y contaminantes, que reportan las condiciones ambientales de las zonas más importantes del ecosistema planetario, los cuales ofrecen una valiosa información para el público y sobre todo para la evaluación de los progresos o dificultades de la gestión ambiental en la totalidad del planeta.
En este panorama comunicativo los documentales ambientales han jugado quizá el papel más crucial. Desde las primeras películas de viajes, de los años veinte y las primeras grandes producciones de historia natural en televisión, han gozado de una enorme popularidad. Hoy son usados en colegios, museos, zoológicos, empresas, ONG, instituciones gubernamentales, en educación popular y, en especial, en las televisiones locales e internacionales, convirtiéndose en uno de los productos audiovisuales más observados en el mundo y en uno de los mejores negocios de la televisión.
El basto público que se maneja y la gran capacidad de cubrimiento hacen que se deba pensar de una manera urgente en el quehacer de los profesionales del documental ambiental, regidos cada vez más por las leyes del mercado masivo y la productividad, donde la posibilidad para la expresión y la educación son relegadas a un segundo plano. Definir unos criterios mínimos en el manejo de la información, de la ética y de la responsabilidad social, es esencial. Estos se deberían realizar fomentando relaciones de mutuo apoyo entre documentalistas, científicos del medio ambiente, sociedad civil, gobierno y ambientalistas, con el fin de establecer prioridades temáticas y realizar propuestas comunicacionales de mayor impacto y beneficio. Hay que recordar además, que la comunicación por sí sola, no podrá ser una alternativa de solución, debiéndose asociar a propuestas de carácter integral que otras disciplinas y entidades generen.
De esta forma, el presente capítulo se considera uno de los más importantes en la reflexión sobre el documental ambiental, temática que se aborda en este trabajo de grado. Se trata de presentar algunos puntos de partida para que el debate sobre el deber ser de estas producciones, se comience a desarrollar cada día con mejores resultados, teniendo en cuenta que un buen documental siempre es la convergencia de una función muy bien definida, de un respeto a ciertos principios éticos que deben regir al documental ambiental y sobre todo de una gran pasión y sensibilidad por el tema documentado.

4.2 EL DOCUMENTAL Y SU FUNCION SOCIO-AMBIENTAL

Los documentales ambientales no tienen una única función en la sociedad. Ellos poseen múltiples formas que van entrelazando las diferentes funciones asignadas a los medios de comunicación como agentes socializadores de la cultura contemporánea. Muchas veces esas funciones básicas, que deberían ser el alma y sentido de los documentales, son olvidadas, dejadas de lado, o simplemente se le da todo el peso a un entretenimiento frívolo, que según algunos ejecutivos, genera mayor aceptación en el público y por consiguiente mayores ganancias.
Nunca en la historia del documental ambiental se había observado semejante proliferación de productos de tan mala calidad conceptual y expresiva, realizados únicamente para el consumo rápido, sin mayores pretensiones que la obtención de lucro económico. Es esencial entonces, que las funciones asignadas por la sociedad a los medios frente al tema ambiental no sean trivializadas y más aún, cuando se trata del tema ambiental, uno de los más críticos en este final de milenio.
Dentro de las distintas clasificaciones que han surgido del documental, el cubano Jorge Fraga propone una muy práctica, basado en la función predominante del discurso: observar, analizar, persuadir y expresar, las cuales presentan ciertas correspondencias con estructuras narrativas y alternativas técnicas:
El documental de observación pretende filmar los sucesos sin intervenir en ellos; el montaje se limita a preservar la continuidad material; en esta categoría cabe el “Cine-Directo”, el documental etnográfico. Son comunes los planos secuencias, lentes de focal variable, cámara en mano, narración en off.
El documental de análisis hace evidente la interpretación del emisor en los hechos que narra, su función es explicarlos; acude con frecuencia al montaje retrospectivo; incluye el documental de compilación; “cine-verdad” y documental épico.
El documental de persuasión promueve ideas o valores, incluye la denuncia y la propaganda; estimula la identificación del espectador con una idea, valoración, persona o causa, apela a sus sentimientos e imaginación. El montaje ejerce una función determinante, incluye distintas técnicas y procedimientos: títulos, animaciones, fotografías, fragmentos de películas o videos.
El documental de expresión, mediante el uso de procedimientos dramáticos, o poéticos acentúa las propiedades estéticas de los sucesos filmados95.
Las funciones mencionadas por este autor, se dan de igual forma en los documentales ambientales, donde dependiendo de la tendencia cinematográfica del director, su ideología político-social-ambiental, el público y los objetivos de la película, elige o combina estas alternativas retóricas de presentar sus documentos audiovisuales.
El documentalista del medio ambiente debe tener en cuenta además, las cuatro funciones básicas que la televisión cumple frente al público, para definir sus prioridades: estimula sensaciones (función estimulante-recreativa), proporciona información (función informativa), ofrece modelos de comportamiento social (función modelante - formativa) y enseña nuevos conocimientos (función educativa). La legislación colombiana tomó en cuenta estos elementos y es por esto que está definida como un servicio público que tiene como fin formar, educar, informar y recrear de manera sana...96.
Realizar un documental significa encontrar una forma para que estas cuatro funciones se cumplan, pero sobre todo, proponer una adecuada relación de prioridad y matices entre ellas, porque forzosamente toda producción para televisión habrá de colocarse predominantemente en una de estas funciones y apoyarse en las otras tres. Todos los documentales a su vez, poseen un poco de cada función y el hecho de enfatizar una de ellas no demerita su calidad. No obstante, frente a la preocupante problemática ambiental por la que atraviesa el planeta, es casi un compromiso ético del documentalista sensibilizar y llamar a la acción al público en la protección y recuperación del medio. Todas las demás funciones deberían confluir de alguna manera a este gran objetivo de la humanidad.
La función formativa se constituye en un pilar básico para cambiar una cultura que ha demostrado su guerra declarada contra la naturaleza. Se debe difundir entonces, una ética de respeto por la vida, el ser humano y su entorno; reto de invaluable importancia para el planeta.
Estos nuevos modelos de comportamiento socio-ambiental se deberían construir colectivamente por toda la sociedad y es el documental uno de los primeros responsables en la transmisión de ellos. Los ejemplos de personas que trabajan por la causa ecologista, de culturas que han sabido respetar y vivir en mayor armonía con su entorno natural, e incluso la dinámica ecológica de supervivencia en la naturaleza, son ejemplos y puntos claves que van modelando lentamente otras visiones de la vida y que deben motivar a la acción individual.
La función educativa por su parte, debe proporcionar las herramientas conceptuales y teóricas para comprender a fondo las relaciones hombre - naturaleza. Así, unas rigurosas bases científicas, técnicas, éticas y sociales, que se transmitan por los medios masivos de comunicación, podrán ayudar a formar una cultura más armoniosa. La toma de las decisiones se hará basada en el conocimiento y no en la ignorancia, la cual se constituye en el peor enemigo de la causa ambiental, tanto a nivel de las acciones individuales, como de las grandes obras realizadas por los estados o gobiernos.
Los medios de comunicación se constituyen en instrumento básico para la educación ambiental, tanto en el ambiente escolar, donde son un elemento pedagógico de gran receptitividad, como en la educación no formal, donde es clave para llegarle a los más amplios sectores de la población. El reto es educar al individuo en el entendimiento y utilización racional de los recursos del planeta. Desde un sentimiento de apropiación y respeto, se garantizará la conservación de espacios naturales y urbanos que cada vez se consideran un patrimonio público estratégico. Es necesario educar en tecnologías apropiadas para cada región, en acciones que cada individuo pueda realizar por sí mismo y especialmente, dar a conocer la diversidad biológica y geográfica más cercana.
Una de las formas contemporáneas de conocer un país y sus recursos, es por medio del documental. Es una imagen física imborrable que debe descubrir el tiempo y el espacio de cada región. No obstante, esta función educativa local es descuidada, imponiéndose modelos foráneos. Por ejemplo, la gran mayoría de los colombianos, no conoce los elementos más característicos de su flora y fauna, ya que la educación, los medios de comunicación y en especial los documentales, les citan y muestran con frecuencia ejemplos y situaciones de otras partes del planeta. El común de las personas conoce más acerca del oso panda y del oso polar, que del oso de anteojos andino, se conoce más de las lejanas sabanas africanas, que de los llanos orientales colombianos, de las historias de animales en el Parque Yellowstone, que de las de los propios Parques Nacionales. La educación ambiental por medio del documental tiene, desde luego, todo un gran campo por ocupar todavía.
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   20

similar:

Requisito parcial para optar al título de iconTesis o trabajo de investigación presentada(o) como requisito parcial para optar al título de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis o trabajo de investigación presentada(o) como requisito parcial para optar al título de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis o trabajo de investigación presentada(o) como requisito parcial para optar al título de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis presentada como requisito para optar al Grado de

Requisito parcial para optar al título de iconTrabajo de graduación sometido a consideración del tribunal evaluador...

Requisito parcial para optar al título de iconTesis para optar el titulo de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis para optar por el Título de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis para optar el título de economista

Requisito parcial para optar al título de iconProtocolo de investigación para optar al título profesional de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis para optar el titulo profesional de Ingeniero Químico


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com