Requisito parcial para optar al título de




descargar 0.74 Mb.
títuloRequisito parcial para optar al título de
página15/20
fecha de publicación21.12.2015
tamaño0.74 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   ...   12   13   14   15   16   17   18   19   20

5.1.3.1 Dramaturgia. Para Aristóteles128, la dramaturgia es la creación del drama (de la raíz griega “dran” que significa acción). Por tanto, la dramaturgia es en esencia la disposición de las acciones del relato en un orden que logre obtener el mayor efecto posible sobre el espectador y la organización de estos hechos conforme a la manera más apropiada en que se los debe expresar.

De esta forma, según Eugene Valè 129 la construcción dramática depende y está condicionada por tres factores: la forma, los hechos del relato y las peculiaridades de la mente del espectador. Para él, la construcción dramática se puede definir de una manera casi matemática, ya que sus principios básicos son pocos. Dicha afirmación puede parecer limitativa y conservadora, pero es una realidad que han tenido presente, conciente o inconcientemente, los grandes dramaturgos, novelistas y guionistas en la historia. La televisión y el cine no han inventado una nueva forma de narrar. Simplemente han adaptado y utilizado de manera creativa antiguas y poderosas fórmulas dramatúrgicas.
En nuestro medio y sobre todo en lo que se refiere a las producciones documentales, muchas veces se desconocen (por ignorancia, “búsquedas creativas” o mediocridad) los principios básicos sentados desde la antigüedad clásica, olvidando que una buena dramatización, garantiza que cualquier relato se pueda seguir con emoción. “Al confiar demasiado en el poder dramático de los acontecimientos relatados, ya que han ocurrido realmente, se olvida dar una lógica dramática interna”130. Es importante pues, conocer y aplicar con calidad y creatividad las reglas clásicas, para a partir de allí experimentar con nuevas posibilidades.
La dramaturgia del guión busca organizar los diferentes elementos de una película, de la mejor manera posible, para que el conflicto central sea planteado, desarrollado y resuelto y, a la vez, cree expectativa y emoción en el espectador. Una metáfora muy apropiada para visualizar la dramaturgia clásica, es compararla con un collar de cuentas irregulares131. Las cuentas más gruesas representan los momentos de clímax, de mayor intensidad, que soportan y movilizan la acción. Estos cada vez deben ser mayores, siguiendo la ley de la progresión dramática, para llegar a un gran clímax final. Las cuentas menores representan los momentos de transición y las acciones menores que enriquecen y le dan color a la historia. El collar a su vez está hilvanado por cuentas regulares que representan en esta metáfora los momentos cotidianos, aportando información necesaria para poder llegar a las cuentas gruesas. El hilo en el que todas las cuentas están ensartadas representaría la estructura o columna vertebral del relato, que es la que le da la forma final y la unidad.
En la dramaturgia siempre se parte de una anécdota, de una síntesis de los momentos seleccionados para contar una historia. Allí se establecen personajes y conflictos en un tiempo y un espacio, es decir, se escoge un principio significativo y un final significativo, que a su vez debe llevar a un desarrollo significativo.
La anécdota da una línea de ordenación lógica o ruta, que es el punto de partida para el guión. Busca que el antes y el después se reúnan en forma dinámica y con algún sentido. Lo contrario seria empalmar situaciones sin ninguna relación preestablecida, e inclusive en estos casos podría haber una cierta forma de anécdota automática, no pensada y espontánea, como en el caso de los surrealistas o en el video arte o cine experimental, donde se puede rastrear la anécdota en la capacidad de recuperación sensorial de su sentido que tenga el espectador.
“Podría decirse que en lo argumental, la cualidad de la anécdota consiste en que el espectador pueda recuperarla como cuento; en lo documental, que intuya el orden dado y en lo abstracto, que pueda sentirla, percibirla, obtener una noción del sentido de movimiento de las imágenes y los sonidos”132.
En la dramaturgia clásica los personajes siempre deben tener un conflicto. Ello es necesario para crear movimiento. Pero lejos de estereotipaciones, la dramaturgia enseña que el conflicto es simplemente algo opuesto a algo y que se mueve en virtud de esa oposición, es un juego dialéctico que hace surgir la acción. El conflicto se puede dar entre humano y humano, entre humano y medio que lo rodea, entre hombre y cualquier tipo de fuerza que lo agreda en tanto protagonista, e incluso entre personajes de la naturaleza.
5.1.3.2 La estructura. La estructura del relato fue el primer concepto de la dramaturgia sobre el que empezaron a trabajar los pensadores griegos. Se define como la disposición y orden de las partes de un todo, es decir, la columna vertebral que guía el relato en forma progresiva y lo hace comprensible y coherente.
La estructura es la clave de una buena película. Todo buen libro, obra teatral, narración, necesita una estructura y lo mismo debe hacer un documental, presentando una historia interesante de una manera bien organizada y narrada, con buen ritmo y una satisfactoria conclusión. Ello lo saben muy bien los ejecutivos de las grandes productoras internacionales de documentales, quienes lo primero que revisan y estudian en los proyectos que les son enviados es la manera de estructurar el relato. Por estas razones, se dedica en este capítulo un espacio importante a analizar diferentes estructuras observadas en los diferentes documentales, con la intención de que puedan aportar algo a la realización de unas películas con mayor sentido dramático, carencia que tienen muchos documentales. “Un documental sin algo de lucha por conseguir un movimiento, acabará siendo solamente un catálogo de episodios”133.
Aristóteles dividió el arte dramático en dos géneros básicos: la tragedia y la comedia. A grandes rasgos, la primera hace referencia a los sentimientos “nobles” y la segunda a los sentimientos “vulgos” o manifestaciones prosaicas. Sobre esta diferenciación empezó a trabajar el teatro y luego el cine para construir las diversas estructuras sobre las cuales se monta la historia. El documental mismo, fue concebido desde las leyes dramáticas desde su comienzo. Flaherty, era un gran estudioso de los griegos y aplicó sus conocimientos en magistrales tragedias documentales.
El hecho de responder a reglas universales no hace de la estructura un elemento inamovible; por el contrario, se trata de una de las partes dramatúrgicas más relevantes, donde los realizadores deben mostrar mayor sensibilidad. Muchas veces se cuenta con excelentes historias y el hecho de escoger determinada estructura le puede quitar toda su fuerza. Elegir la estructura marca el estilo de la producción y la puede convertir en una obra maestra o en una mediocre.
Esta elección tiene que ver con la sensibilidad del guionista y del director, pero en especial con la estructura interna que cada historia siempre tiene implícita. De esta forma, el gran logro en un documental es encontrar la estructura o la combinación de estructuras más apropiada para el tema y el relato que se quieren narrar. Muchas veces puede funcionar una sola estructura, otras se puede escoger entre varias que funcionarían e incluso se pueden mezclar o hacer cientos de variantes que enriquecen el relato.
“En qué medida puede elegirse la estructura adecuada para desarrollar un tema? Puesto que existen infinidad de temas y muchos géneros, deberíamos comenzar considerando que la cuestión debe manejarse con la imprescindible dosis de flexibilidad e imaginación para que la sujeción a una estructura predeterminada no termine asfixiando al libre curso de las ideas”134.
Las estructuras esbozan el manejo del tiempo, el espacio, el tipo de narrador, los personajes y ayudan a organizar los temas de una manera coherente y dramática. En Occidente, la división clásica del relato corresponde a tres momentos bien definidos que son la exposición, el conflicto y el desenlace. Esto quiere decir que debe haber un comienzo, un desarrollo y un final. No obstante, hay que tener en cuenta dos cosas básicas: la primera es que este orden no siempre tiene que ser este mismo y segundo, que realmente ninguna historia tiene ni comienzo ni final, sino un momento en que se inicia la narración y otro en el que la narración hace catarsis y se deja en este punto135.
Exposición, conflicto y desenlace, son los elementos básicos de cualquier estructura. La exposición busca situar y “enganchar” de una manera breve y contundente al espectador frente a los personajes y el tema. El conflicto o desarrollo es el cuerpo del relato, donde suceden las acciones y se confrontan los protagonistas y el desenlace es la resolución o resultado final de la historia. En la vida real, a diferencia de la ficción, los conflictos no se resuelven de una manera clara y definitiva. Estos pueden continuar durante largos períodos, parecer que no tienen solución o no tener ni vencedores ni vencidos y ello es importante tenerlo muy en cuenta en el documental ambiental, donde los finales normalmente son abiertos y es un deber ético presentarlos de esta forma.
Las estructuras pueden ser naturales (dictadas por el tema mismo) o inventadas por el realizador. Dentro de los clásicos del documental se encuentran dos tipos de estructuras naturales: “estructura de la crisis” y “estructura del cambio”. La primera se basa en un acontecimiento crítico que irá a suceder en un corto período de tiempo, el cual marca el clímax y después del cual termina el filme. El segundo se basa en un cambio brusco que sufre un individuo en un corto período y que puede ser interesante y fílmico.
En cuanto al manejo del tiempo existen varios tipos de estructuras que dibujarán el argumento, determinando que momentos irán sucediéndose unos antes que otros, para hacer que la película evolucione con coherencia y verosimilitud. Conocerlas a fondo puede ayudar considerablemente a elaborar un excelente relato. El guionista colombiano Juan Camilo Jaramillo136 identifica las siguientes:
Estructura continua: aquella que sigue de manera lineal la evolución del tiempo, siguiendo el desarrollo de un suceso y descubriendo siempre el inmediato presente. Es una forma de narrar compleja porque no admite descargas novedosas de información ajenas al acontecer directo de la acción, lo que la hace casi siempre apasionante puesto que implica un descubrimiento de lo nuevo como en la vida misma.
Estructura paralela: Da cuenta de dos o más tiempos que avanzan independientes pero relacionados por algún factor dramatúrgico; porque van a confluir, porque inciden entre sí o porque suponen información para uno u otro. Es una estructura de contrastes que, por lo general, mantiene su acontecer paralelo hasta el remate mismo, aunque también puede darse como recurso dramático momentáneo al interior de otras estructuras más complejas.

Supone un incremento de la tensión y una diversificación del punto de atención de la acción, que puede traer buenos resultados con respecto al interés del espectador, el cual se convierte en un cómplice de la narración, pues posee un mayor conocimiento que aquel que poseen los personajes, lo que le puede otorgar un poder superior. Es una estructura que obliga a cierta lectura, que exige al espectador algo más que pasión por el desarrollo de los acontecimientos.
Estructura de la evolución: Construye un tiempo onírico, tan preciso como el realizador quiera pero tan frágil como la memoria. Abre grandes espacios para tratar tiempos que el espectador habrá de leer como diferentes al presente de la historia. Es una estructura poética, en consecuencia depende del carácter evocador y referencial de las imágenes logradas. Admite el sueño que ha sido una de las modalidades más utilizadas; el relato, donde la voz de un personaje es seguida por la recreación en imágenes de sus palabras; el flashback o salto al pasado y el flashfoward o salto al futuro. Por lo general esta estructura se apoya en un tratamiento continuo del tiempo base de la narración. Implica un relato lineal sobre el cual se moldea la evocación en cualquier dirección. En este sentido es compleja, necesita de apoyos narrativos muy sólidos.

Estructura circular: Es quizás la forma más depurada de la retórica narrativa en los medios audiovisuales cinéticos. Representa un punto de partida que es a la vez punto de llegada. Abre un enorme paréntesis en el cual el realizador, se arriesga a dar una pista del final, para envolver al espectador en el tiempo y regresarlo de nuevo al presente del cual se partió. Es una estructura que congela el presente para abrir un poderoso flashback que constituye la narración.
Estructura encadenada: Para Juan Camilo Jaramillo es como un caleidoscopio que es el resultado de la combinación de todas o algunas de las estructuras ya mencionadas. Es una opción narrativa complicada y difícil que exige la presencia del narrador como principio de organización y que no admite ligereza en la correspondencia de los tiempos construidos sobre el presente fílmico de la narración.
En el documental ambiental y sobretodo en el de vida silvestre es poca la experimentación que se hace en cuanto a estructuras temporales. La estructura continua es la única que se utiliza en la mayoría de los casos. Mostrar los procesos de vida - muerte de los seres o los cambios lineales que sufren durante las diferentes estaciones del año, son fórmulas que se vienen dando en el mundo de los documentales de vida silvestre desde hace varias décadas. Algunas veces se utilizan paralelismos entre cazador y presa, o entre rivales, pero son escasas las películas que lo utilizan como una estructura temporal en sí. Lo mismo acontece con las estructuras circulares, donde a veces se busca en estos documentales llegar en el final a escenas parecidas a las del comienzo.

En los documentales ambientales hemos encontrado algunas constantes en cuanto a estructuras narrativas utilizadas. Hemos observado que estas producciones muchas veces se pueden clasificar dentro de ciertas estructuras que determinan quien va a ser el narrador (primera persona, tercera persona, narrador omnisciente, presentador, locutor.), los personajes principales (científico, viajero, animales, una montaña, un nativo…), en que orden se presentarán los contenidos (cronológico, por temáticas…) y como es el manejo del tiempo y del espacio.
A cada una de estas formas de organizar el relato, le dimos un nombre -que responde muchas veces a los que algunos productores utilizan, pero que en general son escogidos en este trabajo de una manera arbitraria- para poderla diferenciar de las otras. Sin embargo, casi nunca se pueden encontrar estas estructuras de una manera pura. La tendencia es combinarlas entre si, utilizando por ejemplo a un presentador y organizando los contenidos de manera enciclopédica; o un locutor que relate a manera de crónica, el drama de un animal en su medio ambiente. Ello dificulta tener unos límites bien diferenciados, entre las estructuras propuestas aquí, sin embargo entender como son utilizadas, es uno de los primeros pasos para lograr una buena dramaturgia en los documentales ambientales.
Estructura del investigador: Esta es quizás la estructura más utilizada en el documental ambiental y principalmente en el de vida silvestre. Toda la narración está basada en las acciones o expediciones de un investigador o científico especialista en el tema tratado.
Este personaje da pie para mostrar a través de sus investigaciones, sus hallazgos, sus testimonios, sus recorridos y sus actividades diarias, la problemática ambiental, el comportamiento de una especie, el valor de un ecosistema o cualquier otro tema que se haya elegido.
La estructura del investigador es la que mayor éxito ha logrado y es por esto que se utiliza hoy como una fórmula en la National Geographic, BBC, ABC, Discovery y otras grandes multinacionales del documental. Básicamente comienza con una visión general, donde se presenta a grandes rasgos el tema y se caracteriza al personaje (investigador). Luego se intercala durante todo el documental los testimonios y acciones de este, con los comentarios de un locutor en off, que narra en tercera persona.
En esta estructura muchas veces se utiliza en vez de un investigador, a un grupo de viajeros, a un nativo de la región documentada y últimamente se esta utilizando mucho tener como personaje a un camarógrafo o fotógrafo de naturaleza famoso, el cual, al igual que el investigador, es solo una disculpa narrativa para abordar el tema.

1   ...   12   13   14   15   16   17   18   19   20

similar:

Requisito parcial para optar al título de iconTesis o trabajo de investigación presentada(o) como requisito parcial para optar al título de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis o trabajo de investigación presentada(o) como requisito parcial para optar al título de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis o trabajo de investigación presentada(o) como requisito parcial para optar al título de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis presentada como requisito para optar al Grado de

Requisito parcial para optar al título de iconTrabajo de graduación sometido a consideración del tribunal evaluador...

Requisito parcial para optar al título de iconTesis para optar el titulo de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis para optar por el Título de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis para optar el título de economista

Requisito parcial para optar al título de iconProtocolo de investigación para optar al título profesional de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis para optar el titulo profesional de Ingeniero Químico


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com