Requisito parcial para optar al título de




descargar 0.74 Mb.
títuloRequisito parcial para optar al título de
página17/20
fecha de publicación21.12.2015
tamaño0.74 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   ...   12   13   14   15   16   17   18   19   20

5.1.5 Logística, plan de producción y plan de rodaje. Cuando todo el proceso de preproducción se ha planeado, se llega a la parte organizativa en sí, donde se debe hacer todo el plan logístico de producción, que incluyen los contratos, reservaciones y elección de transporte, alojamientos, alimentación, materiales y equipos necesarios, permisos, fechas de grabación y todos los demás ítems necesarios para el perfecto funcionamiento del rodaje.
Si el guión lo permite, se puede hacer un desglose de éste por locaciones, fechas, tipo de plano, encuadre, sonido, equipo, material, personal que se necesita, informantes, etc. Cada producción y cada director tiene su estilo propio de hacer este plan de rodaje y de producción, que puede ir desde los story boards y planeación minuciosa de muchos de los documentales de la BBC, hasta otros que se van construyendo en el mismo momento del rodaje. No obstante un alto grado de planeación es indispensable en esta actividad que involucra altos presupuestos.
En esta etapa es importante tener en cuenta todos los imprevistos que se pueden presentar y conocer a fondo las condiciones en que se va a trabajar. Los cambios climáticos y los ciclos de los animales, plantas, o procesos que se desean documentar, deben ser cuidadosamente estudiados antes de hacer cualquier calendario de actividades. Así mismo la parte legal y autorizaciones para grabar ciertos lugares o testimonios debe adelantarse, para no llevarse sorpresas en el rodaje.
En los Parques Nacionales de Colombia por ejemplo, existen normas que son muy difíciles de cumplir por la mayoría de documentalistas, pues exigen presupuestos demasiado altos y restricción al derecho de información, según algunos de los documentalistas entrevistados. En ellas se exige pagar dos salarios mínimos por día de grabación y se piden todos los guiones, para ser revisados y aprobados previamente por la Unidad de Parques de Minambiente. Este tipo de circunstancias deben ser previstas por la producción, para encontrar las soluciones y alternativas más apropiadas.
El plan de producción llevará consecuentemente a un cronograma de trabajo y a un presupuesto del rodaje, donde se deben incluir entre otros, los recursos humanos en cada etapa de la producción, el alquiler y compra de equipo de rodaje, el transporte, los gastos operativos (alimentación, alojamiento, etc.), la administración (contabilidad, papelería, teléfono, correo), la distribución (publicidad, copias) y los gastos diversos e imprevistos.


5.1.6 Redacción del proyecto. Todos los elementos vistos hasta ahora, son de suma importancia para aclarar y concretar las ideas del proyecto documental y así poderlas comunicar fácilmente al grupo de producción. Sin embargo existe otra importante razón de seguir todos los pasos descritos anteriormente y es la de redactar un resumen claro y conciso de todo el proceso en un proyecto, el cual será el documento clave para conseguir la financiación necesaria.
El tipo de proyectos y el estilo de presentación varían de acuerdo a la clase de empresa o ONG a la cual se va a presentar este. Sin embargo cuando se trata de las grandes productoras internacionales, su primer criterio de selección es la dramaturgia y el interés que despierte la historia contada.

De igual manera el proceso de presentación del las diferentes partes del proyecto depende de la empresa. En National Geographic y Discovery Chanell, por ejemplo, solo se pide un resumen muy corto de la idea, el presupuesto tentativo de investigación inicial y guionización, la hoja de vida de los realizadores y el desarrollo dramatúrgico. Ello en solo dos o tres hojas, que de ser aprobadas, se les asigna un productor asociado que ayuda a desarrollar el proyecto y a realizar unas tomas iniciales en video (todo esto financiado por la National o Discovery). Este será el material final sobre el que los ejecutivos decidirán si financiar o no el proyecto
No obstante las diferencias de presentar los proyectos, estos deben ser lo más concisos, claros y contundentes que sea posible y deben tener como mínimo los siguientes ítems:
Asunto y grandes temas de la producción

Tratamiento: tipo de estructura, sinopsis

Características técnicas. Duración, formato

Público

Presupuesto de producción

Hoja de vida de los miembros del equipo.
El paso siguiente es la financiación de la película, donde existen dos alternativas básicas: Ser inamovible con un proyecto, que se buscará como venderlo o investigar lo que necesita cada una de las empresas financiadoras sin que ello quiera decir que se pierdan las ideas originales propias, y las ideas o principios del equipo de realización. Los festivales de documentales de vida silvestre y los ambientalistas, se constituyen en uno de los mejores sitios para promocionar las ideas a nivel internacional.
5.2 LA PRODUCCION O RODAJE

Esta es la etapa más esperada por todo el grupo de producción. Es la acción, la aventura y el trabajo en equipo. Talvéz por esta razón algunos documentalistas dedican la mayor parte de la atención a esta única tarea, olvidando que el rodaje es en realidad un engranaje dentro de la cadena que va desde la preproducción hasta la edición y comercialización.

En esta etapa se debe poner en práctica todo lo que se había planeado y concebido desde la preproducción. Durante el rodaje se debe tener claridad acerca de la propuesta de la película, lo que realmente se quiere que ella diga. Con ello se consigue estar enfocado y no perder el rumbo. Este foco además ayudará a marcar la visión personal o estilo, el cual se debe reflejar de una forma consistente en la manera de narrar, en la iluminación, la fotografía y todos los demás elementos que componen la película.
Al llegar al rodaje de la película ya se debe tener mucha familiaridad con el tema, buenas relaciones con las personas con las que se va a grabar, y se tienen en la cabeza o inclusive en un guión, algunos de los planos, ángulos y acciones, es decir, qué imágenes se van a buscar, dejando todo el campo posible también a la realidad y lo que esta revele nuevo.

De igual forma la edición juega un papel clave en el rodaje. Aunque es un paso posterior, debe marcar toda la producción, pues a todo momento se debe tener en cuenta que las imágenes y sonidos van a ser usados después en el proceso de posproducción, lo que exige un conocimiento preciso del lenguaje audiovisual.
Uno de los elementos más importantes en muchos documentales ambientales, sobretodo en los de carácter más social, es la entrevista. En ella se busca revelar la personalidad del entrevistado o datos significativos para el tema. Se deben realizar preguntas inteligentes, de fondo, y que logren sacar del entrevistado respuestas reveladoras a manera de una conversación. Ello solo se logra si se ha tenido un considerable período de inserción, donde se crea un clima familiar y se establecen los acuerdos entre las partes. Lo más importante es saber muy bien los objetivos y estar enfocado, lo que se consigue conociendo muy bien al tema y a la persona.
Durante el rodaje la responsabilidad recae más aun en los hombros del director. El o ella debe ser el punto de confluencia de todo el equipo, el vértice que orienta y coordina el trabajo. Debe por lo tanto, tener una visión de conjunto que le permita motivar, mantener informado y proveer de lo que necesita, al grupo. Para el documentalista Alan Rosenthal el director debe tener como cualidades básicas la inteligencia, la paciencia y la capacidad de trabajo. Además debe tener la habilidad de escuchar, pues muchos documentales dependen de las entrevistas y sonidos; la habilidad de tomar decisiones rápidamente, ya que en el documental todo es impredecible y tener un muy buen ojo, para aprovechar todo el potencial visual del cine o el video140.

5.2.1 La imagen. En el documental de medio ambiente, la fotografía juega un papel fundamental. Es este tipo de películas una de las que más exige a los camarógrafos, por lo tanto éste debe tener una gran capacidad estética, especializarse en la narración documental, pero sobretodo conocer muy bien lo que va a filmar.
Si se trata de un documental de vida silvestre, es esencial conocer a fondo el comportamiento natural. Para el fotógrafo Alemán, Konrad Wothe, el estudio de la etología, es el verdadero secreto para lograr buenas imágenes del mundo animal. “Para mi lo ideal es observar atentamente y tratar de comprender el comportamiento del animal. Para fijar en la película una escena espectacular, necesito conocer todas las señales que anuncian un cierto comportamiento. Si no me doy cuenta a tiempo de lo que va a ocurrir, de inmediato para mi sería demasiado tarde”141.
En la etapa del rodaje el problema fundamental ya no debe ser tanto el qué filmar, (se debe haber reflexionado sobre ello anteriormente) sino el cómo filmar. Tanto el director, como el camarógrafo deben estar atentos a la mejor manera de expresar la escena. El director debe ser el guía, pues sabe mejor que nadie como se va a ser usada la escena en la edición; sin embargo el camarógrafo debe poseer también el mayor conocimiento posible de lo que se quiere con la película. Ambos deben conocer a la perfección la gramática audiovisual para aprovecharla al máximo.
Algunos de los elementos básicos del lenguaje audiovisual que deberían tenerse en cuenta, son los siguientes:

  • Movimientos de cámara: El paneo, tilt, dolly, zoom, travelling, se deben conocer, saber como se hacen y que motiva su uso (significado). Los movimientos de cámara son esenciales en el documental ambiental, pues le dan significados y acción. Muchas veces en estas producciones se deben inventar nuevas técnicas para realizarlos, como el manejo de cuerdas y arborismo en las tomas del dosel de la selva, grúas improvisadas, etc.

  • Continuidad: igual que en cualquier otro producto audiovisual, el documental necesita mantener los ejes correctamente y la continuidad entre las secuencias.

  • Motivar al espectador: Esta es la primera regla de la dirección de cámaras. Se debe pensar en guiar al público por la historia, creando suspenso , drama, humor, ansiedad, y esto solo se logra en la edición si tanto la imagen como el sonido fueron pensados anticipadamente con estos fines. Los planos de referencia, de corte y de acción, deben ser bien concebidos desde la filmación y para ello se necesita tanto la buena técnica del camarógrafo, como la decisión rápida de un director que debe saber donde hacer un plano secuencia de una situación que no se repetirá jamás, o descomponerla en múltiples planos. La carencia de diferentes planos, sobretodo los de corte, es un problema que puede ocurrir muchas veces en los documentales ambientales.

  • Impacto de la toma: los diferentes encuadres, ángulos, y composición tienen diversos significados, que deben ser conocidos, para que cada toma tenga una intención precisa.

  • Elementos técnicos: los lentes, filtros, iluminación y manejo de la cámara, son los recursos materiales con que se cuenta para realizar una buena imagen. Conocer a fondo su funcionamiento y posibilidades ayudará a aprovecharlos de la manera más creativa.


Las imágenes deben no solo captar la belleza por sí misma, sino que deben ser concebidas para una posterior edición, pensando en la gramática audiovisual y sobretodo en el terreno conceptual, donde deben aportar siempre elementos importantes al documental. Un buen camarógrafo es entonces el que combina la técnica y la estética, con una visión amplia del quehacer audiovisual.


Con la cámara hay días en los que uno ve venir los movimientos aun antes de que estos hayan comenzado, en cuadro y fuera de cuadro. Uno está ahí donde se debe estar, en el ángulo y distancia adecuados como para seguir a la gente y las cosas en la totalidad de su recorrido. Se consigue, sin demasiada dificultad, mover con una sola mano el diafragma, el zoom y el foco; hacer travellings a pie de manera estable y tranquila; y panorámicas largas y lentas sin titubeos ni sobresaltos. Se tiene tiempo, mientras se rueda, de apoyarse contra un árbol o una pared cuando uno está por resbalarse; de sentarse y levantarse para cambiar de altura de plano; de agacharse para evitar golpearse la cabeza cuando se pasa bajo un puente excepcionalmente bajo… y mientras que uno realiza todo esto, se va pensando, sin reflexionar demasiado, en la continuación de los encuadres, de la acción, de los encadenamientos y de las paradas que deben determinar la composición de la película, pensamiento que será retomado, aclarado y extendido durante la fase de edición142
En los documentales la función que se cumple con cada toma debe ser igualmente importante para el equipo de producción. Para el fotógrafo George D. Lepp toda imagen tiene un significado y este debe ser consciente. “He descubierto que la fotografía de la naturaleza es una ventana que mira hacia la vida silvestre. Su propósito es que nos demos la oportunidad y observemos más de cerca la complejidad de ese mundo que pasa inadvertido para muchos. Nuestro oficio nos hace detenernos para estudiar el comportamiento de los animales, advertir los diseños de la naturaleza y contemplar la magnificencia del siempre cambiante paisaje. Una fotografía también puede obligarnos a considerar y a compartir con otros, esa reflexión a cerca del terrible poder que ejercemos en los ambientes naturales y en sus habitantes, para que si tenemos suerte, podamos revertir los daños. La fotografía de naturaleza es una ventana a la que pueden asomarse otros para compartir nuestro punto de vista, tan claro como nuestra técnica y tan importante como nuestro compromiso143
5.2.2 La banda sonora en el documental ambiental. El sonido debe estar presente durante todas las etapas del documental. Debe ser cuidadosamente planeado desde la preproducción y manipulado adecuadamente en la posproducción, para lograr el mejor efecto. A pesar de eso, es en la etapa del rodaje donde debe prestarse especial atención, pues una buena grabación del sonido, asegurará calidad auditiva al documental.
El sonido es en cualquier producto audiovisual, un componente básico, que al igual que la imagen posee un altísimo valor comunicativo. Puede revelar elementos diferentes a los visuales, complementar, reforzar el sentido de las escenas, localizar, crear emociones, contrastar situaciones, ambientar, unir los planos en el tiempo y el espacio, dar ritmo, darle una “tercera dimensión” o “textura” a la imagen, motivar, inducir.
La banda sonora construye una historia paralela a la visual y directamente relacionada con ella, donde ninguna de las dos tiene mayor importancia que la otra, complementándose, para lograr un producto comunicativo y estético coherente.

No obstante, muchas veces el sonido es subutilizado en el documental, y se cae en la monotonía de reiterar con una narración sin mayor interés, lo que la imagen ya está mostrando, mientras una música de fondo y algunos sonidos ambientes suben y bajan para darle paso al locutor en off. También es común todavía, la visión de que el documental es un testigo totalmente objetivo, donde el sonido debe ser registrado directamente de la realidad sin ser intervenido, olvidando así que quien capta el sonido siempre tendrá una selección subjetiva del entorno. El micrófono al igual que la cámara, registra en determinados planos y encuadres.
El sonido documental, entonces, a pesar de su función de documento, jamás es totalmente objetivo. De esta forma el responsable de la banda sonora debe partir de los elementos que le brinda la realidad, modificándolos según su punto de vista y posibilidades creativas, pero siendo ético y veraz con la realidad sonora que escucha.
Desde el ángulo de la banda de sonido qué significa partir de los elementos que ofrece la realidad? Significa a nuestro juicio, no descuidar ninguno de esos elementos: reflexiones, comentarios, críticas, ironías, anécdotas, voces radiofónicas, encuestas, estadísticas, murmullos, sonidos y ruidos reales, silencios... Todo ello ejerciendo funciones múltiples: como información didáctica, como contraste enfatizador, como impacto emocional... No hay reglas para ello, salvo mantener la claridad expositiva, el interés del espectador y la fidelidad de los objetivos144.
Es importante tener muy claro lo que se quiere decir y ello solo se logra luego de un intensivo trabajo investigativo donde tanto el sonidista y el músico, como el director, conocen a fondo la realidad sonora a la que se van a enfrentar. Así desde la concepción misma del guión, se debe involucrar la banda sonora como un elemento indispensable. Aunque un documental no permite una planeación tan estricta como el dramatizado, un buen director debe pensar en el sonido, es decir en como sonarán las imágenes o como se verán los sonidos. Debe planear como podría ser el sonido, con que situaciones se puede encontrar y ya en el rodaje se van encontrando nuevos elementos que la realidad misma ofrece.
No obstante, cuando se va a pensar en el concepto sonoro en un audiovisual, lo primero que se debe hacer es enfrentarse al carácter de la obra, de la historia que se está narrando, y a la sensación que ella genere en el corazón. Esta última relación es la que realmente importa, de lo contrario se puede saber toda la teoría del sonido, sin servir de mucho. Debe existir una relación directa entre el sentido estético del sonido como tal, con los referentes que se desean mostrar. El sonido entonces se basa en una subjetividad que debe partir de un conocimiento objetivo previo.
Teniendo esta planeación inicial y un estilo narrativo sonoro definido, hay que adaptarse a lo imprevisto, aprovechando todas las posibilidades de la banda sonora, que solo a través de la visualización y audición temprana del trabajo, podrá controlarse y explotarse bien pues cualquier elemento del sonido o la música tomado a la ligera puede cambiar todo el sentido de la película.
La visualización ayudará a formar una idea cada vez más clara de la dramaturgia que se quiere dar con la imagen y el sonido. Así, se pasa a un proceso de posproducción donde cada elemento sonoro es tratado como parte de una gran partitura. Ambientes, música, silencios, efectos y palabras se van editando contrapuestas o disueltas o una tras otra, para crear la obra sonora. Aunque existen algunas corrientes documentalistas que están en desacuerdo con la intervención en la posproducción del material grabado de la realidad, en nuestra opinión es válida esta intervención, siempre y cuando haya un respeto por la verdad. Se debe reforzar entonces la verosimilitud del documental, aclarar sentidos, generar sentimientos, puntualizar acciones y narrar.
En el documental ambientalista la banda sonora compuesta por los sonidos ambientes, los efectos, la narración, los testimonios, la música y el silencio, cumplen unas funciones narrativas semejantes a las de cualquier otro tipo de película. “Yo diría que no existe una diferencia extrema del sonido de un documental con el de otros audiovisuales. Simplemente hay una combinación diferente de los elementos sonoros. Si en un noticiero o una telenovela casi toda la carga narrativa se encuentra en la palabra, en un documental lo puede ser menos, dándole una mayor participación a otros elementos. La banda sonora del documental ambientalista es muy flexible, pues permite jugar tanto con los sonidos y los ritmos de los ambientes naturales y sus protagonistas (animales por ejemplo), como con los testimonios, música y efectos. Es mucho más libre, más suelta y dependiendo de la propuesta la carga narrativa la puede llevar el locutor en off, o no”.
5.2.2.1 El sonido ambiente. Los documentales poseen unas características propias de narración que le impone su necesidad de mostrar alguna realidad de la manera más veraz posible. Así la banda sonora debe tener un carácter realista, que asocie directamente y de testimonio. Al igual que la imagen, su función principal es la de documentar y para ello los sonidos grabados en directo son fundamentales. “Al ser imágenes de documento es importante trabajar con sonido directo ya que al contrario se perderían los silencios, los ruidos, las respiraciones, los diálogos, que son un lenguaje más rico que el de un texto leído por un locutor que está ajeno a las situaciones vividas por un personaje”.145
Normalmente el sonido ambiente de un documental es sincrónico con la imagen dándole mayor realismo, sin embargo las posibilidades creativas son infinitas, pudiendo ambientar con sonidos creados en postproducción, con sonidos que se encuentran fuera del campo visual, o inclusive con sonidos ajenos a la toma pero que le aportan profundos significados desde el punto de vista narrativo. Un ejemplo clásico de este último aspecto se da en el documental Song of Ceylan del inglés Basil Wright. En una de las secuencias, se narra en imágenes la recolección del té en Ceylan, mientras tanto el sonido ambiente se traslada a la bolsa de valores de Londres, creando un contraste explicativo de la dura labor de los campesinos.
El sonido ambiente es un elemento narrativo que al igual que la música crea los ritmos y las tensiones de la película, pero sobretodo le da una sensación espacio-temporal real, otorgándole a la imagen una tercera dimensión que no posee.

Lo esencial en el documental es la observación y escucha de la realidad y no su transposición mecánica. Se debe tener en cuenta que el encuadre sonoro frente al encuadre visual brinda mayores posibilidades de recreación de la realidad porque enriquece la narración, creando múltiples imágenes en negativo, gracias a la capacidad sugestiva del sonido. Se pueden mezclar entonces varios sonidos para crear un ambiente que no se ve pero se imagina.
No obstante la importancia del sonido ambiente para el documental, este debe ser moderado para que no sature la banda como único elemento, ni se convierta en un limitante para la creación de sonidos por fuera de lo que se supone como real y documentable.
Cuando se graba el sonido ambiente en directo, hay varios factores físicos (ondas, frecuencia, timbre...) que son difíciles de manejar. Por ello si no se tiene claro como grabar ni los recursos técnicos adecuados, el registro quedará mal realizado y se podrá convertir en ruido, generando sensaciones diferentes a las que se querían transmitir.
Para el sonidista antioqueño José Roberto Jaramillo existen dos tipos de dificultades a la hora de grabar el sonido directo de un documental ambientalista. Primero una dificultad técnica importante: las fuentes sonoras normalmente son difíciles de localizar en este tipo de documentales y ello implica pensar en unos equipos adecuados que no limiten la movilidad, tengan buen alcance y que además sean resistentes a climas extremos. Segundo dificultades estéticas, que tienen que ver con los imprevistos que se dan a la hora del rodaje y que pueden cambiar la narración que se había preconcebido ya en la posproducción.
En este tipo de documentales la planeación solo permite ir hasta cierto punto, pero de ahí en adelante, cuando ya estás en el campo rodando, te vas a encontrar con muchas cosas que no estaban planeadas, que tal vez estaban calculadas, pero que se te salen de las manos en cierto momento. Entonces hay que tener una capacidad de reorientar el barco sobre la marcha, Se necesita versatilidad y flexibilidad con lo que está sucediendo y se tiene que pensar mucho en el producto terminado, pues así uno se puede cubrir en la grabación de sonidos con largas duraciones que luego puedan servir para crear atmósferas o servir de colchón que de continuidad a varias escenas146.

Muchas veces también se presentan problemas estéticos o narrativos por omisión. No se deben subestimar sonidos, pues en el rodaje se pueden encontrar elementos que pueden parecer insignificantes. Por ejemplo no se graba el canto de determinada ave de una región y en pos producción se mete el canto de otro animal parecido. Un ornitólogo o alguien de la región puede darse cuenta fácilmente de un detalle como este. Las pequeñas cosas que se subestiman empiezan a atentar contra la calidad de la banda sonora, porque pierde credibilidad, sentido de documento y ética.
5.2.2.2 El silencio. El silencio en el documental ambientalista es más importante quizás, que en cualquier otro producto audiovisual, pues la esencia de la naturaleza es el silencio. No obstante no lo debemos entender como la ausencia de sonidos, pues llegar a este estado es imposible técnicamente (ruidos internos de los aparatos) y además el ambiente está siempre lleno de sonidos que aunque muchas veces no son fácilmente percibidos, siempre estarán allí. Debe entenderse más bien el silencio como un elemento narrativo compuesto de sonidos a muy bajos decibeles.
El silencio en el documental es la mayoría de las veces de ambiente, y es importante, porque puede generar tranquilidad luego de escenas donde la música o el sonido han generado momentos de tensión fuertes, preparando al público para emociones posteriores. También le da al público un respiro para poder digerir mejor la información antecedente, pues el silencio si es bien manejado permite una mayor conciencia y concentración, o convertirse en un recurso dramático importante, para generar suspenso, paz, intriga, etc. El silencio es más importante de lo que se piensa, bien utilizado puede incluso tener más fuerza que la música, debido a que estamos atiborrados de sonido
5.2.2.3 La música. En los tiempos del cine mudo la música fue un acompañamiento sonoro que se podía interpretar independientemente a la película. Hoy la música y el cine están íntimamente ligados, cada uno aporta al mensaje final elementos importantes.
En el documental la música ha sido utilizada como elemento narrativo, sin embargo desde la corriente del cinèma veritè, se revalúa esta función, pues la música puede quitarle realismo a las secuencias. Para nosotros la música debe ser usada o no, dependiendo de los objetivos narrativos propuestos, el carácter de la historia y el tema.

Dentro del documental pueden haber dos tipos de música: una que es propia -del tema o del lugar- y otra que es ajena a ese tiempo y ese espacio pero que se edita en la post producción. Cumple una función emotiva y otra de continuidad en el tiempo. Así como se arma la imagen dándole una continuidad en el espacio, la música le da a esa imagen la dimensión temporal, uniendo tomas realizadas en tiempos y espacios diferentes en una unidad, en una secuencia que posee continuidad.
No debe ser usada como “tapa huecos”, debe tener la misma importancia narrativa que los otros elementos de la banda sonora. Lo importante es saber cuando usarla y porqué, teniendo una justificación lógica y una funcionalidad narrativa. Dependiendo del producto también es posible prescindir de la música y ello genera nuevos sentidos. Cada espacio, cada ambiente tiene su música propia.
5.2.2.4 Efectos sonoros. En el documental deben ser usados con mucho cuidado, por su carácter artificial. No obstante es un recurso que puede reforzar el sentido de la película. La ética, basada en el conocimiento profundo de la realidad a documentar, debe ser el punto de partida para utilizar cualquier tipo de efecto sonoro, buscando no tergiversar la realidad. Por ejemplo se quiere magnificar el terror que se siente en la selva cuando se escucha a un jaguar en la noche. Una grabación distorsionada, una rever gigantesca, da un sentido muy concreto, aunque así no suene realmente en la selva.
“Yo no soy partidario de aquella corriente documentalista que habla de una cámara y un micrófono que tienen que ser testigos mudos, pues a la hora de la verdad ambos son subjetivos al parcializarse en planos y encuadres. Me parece entonces válido la intervención en post producción”147.
5.2.2.5 Narración y testimonios. El manejo de la locución y las entrevistas se da de formas totalmente diferentes en los distintos tipos de documental ambiental. En los de vida silvestre ha sido muy común el estilo que impuso la National Geographic, de un narrador en off, solo interrumpido por algunos testimonios muy cortos de científicos o nativos. En los de la BBC, la voz recae normalmente en un presentador en in y en off, que guía toda la película. En estas dos fórmulas, bien manejadas, ha descansado buena parte del éxito de ambas compañías.
Los documentales ambientalistas utilizan muchas veces estos mismos métodos, sin embargo, presentan normalmente una mayor predominancia de las entrevistas. Inclusive existen muchos documentales de este tipo que solo utilizan los testimonios para guiar la película, o se van a los sistemas del cine verdad y la cámara participante, propia de los documentales de temas sociales.
En términos generales se abusa un poco del texto y de los testimonios. “Yo no creo que todos los productos en televisión tengan que caer en la logorrea. Hay productos que están diseñados para eso como los noticieros, las telenovelas, algunos comerciales, pero hay otros productos netamente visuales donde la palabra como tal es una invitada que solamente ayuda y acompaña, como los documentales. Entonces yo creo que el valor de los documentales está en la capacidad de compartir mundos visuales y/o sonoros y en medio de los sonidos y las imágenes se encuentra un mediador, que es el mundo de la palabra. No considero que un documental se tenga que estructurar basado en la palabra porque la esencia del documental como tal no es la transmisión de palabras sino que para mi comparte un mundo”148.
5.3 LA POST-PRODUCCIÓN

Esta etapa es la continuación de la producción, es el momento final y crucial donde todos los elementos se ordenan y se transforman en la película final que el público va a ver. En el documental esta etapa es tal vez la más importante, pues es donde realmente se va a desarrollar una estructura y a imprimir el estilo narrativo. Es por esta razón que el editor se convierte en un segundo director en este tipo de producciones. El director debe supervisar constantemente el trabajo, pero lo más recomendable es que siempre sea el editor el de la mayor responsabilidad en esta etapa, pues imprime una mirada fresca y sin prejuicios del material rodado.
El editor debe ser una persona con un gran conocimiento de la gramática audiovisual y con experiencia en el documental, no simplemente un técnico.

El proceso de la posproducción, comienza con el inventario del material rodado. Se debe pietar el material, conocerlo muy bien, clasificarlo, examinarlo y relacionarlo entre si. Es la etapa para anotar entrevistas, planos ilustrativos, da acción, de archivo, estéticos, de transición de ubicación y a partir de ahí se pueden organizar dramáticamente las escenas, escogiendo los puntos fuertes y los de transición.

A partir de esta organización, se pasa a estructurar la trama del documental. Si se rodó la película siguiendo firmemente el guión, ya se debe tener una estructura básica, sin embargo, normalmente aparecen elementos nuevos que requieren ajustes parciales o completos del guión inicial. Es en esta etapa donde se necesita un mayor conocimiento de las reglas dramatúrgicas discutidas ya al principio de este capítulo.
La elaboración del guión de edición es importante en este punto, donde se debe pensar ya en tiempos exactos y donde debe existir un profundo interés por el público. Desde los primeros minutos se debe mostrar lo que el documental va a decir, sobretodo si es para televisión. Debe a su vez, mantener y renovar el interés, despertar curiosidad y provocarle el deseo de saber algo más al espectador. Al mismo tiempo debe ser entendible, con transiciones coherentes, partiendo de lo conocido y general, a lo desconocido y particular y subiendo gradualmente hacia el clímax.
Con estos elementos conceptuales, todo esta listo para recorrer el último camino; el de ensamblar plano por plano los elementos visuales y sonoros mecánica, electrónica o digitalmente.

1   ...   12   13   14   15   16   17   18   19   20

similar:

Requisito parcial para optar al título de iconTesis o trabajo de investigación presentada(o) como requisito parcial para optar al título de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis o trabajo de investigación presentada(o) como requisito parcial para optar al título de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis o trabajo de investigación presentada(o) como requisito parcial para optar al título de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis presentada como requisito para optar al Grado de

Requisito parcial para optar al título de iconTrabajo de graduación sometido a consideración del tribunal evaluador...

Requisito parcial para optar al título de iconTesis para optar el titulo de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis para optar por el Título de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis para optar el título de economista

Requisito parcial para optar al título de iconProtocolo de investigación para optar al título profesional de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis para optar el titulo profesional de Ingeniero Químico


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com