Requisito parcial para optar al título de




descargar 0.74 Mb.
títuloRequisito parcial para optar al título de
página4/20
fecha de publicación21.12.2015
tamaño0.74 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20

Documental de historia natural (documentales de vida silvestre, documentales de naturaleza). Estas producciones documentales son herederas de la tradición de los Magazines Ilustrados de geografía, viajes, naturaleza y aventura. Por tanto, en su contenido caben temas netamente geográficos, como los referentes a documentar volcanes, nevados, ríos, cataratas, cuevas, desiertos, selvas; los que pueden ser narrados a través de una aventura, como en las populares películas de viajes de los años 30; o tomar temas de tipo naturalista y ecológico, donde se describe todo un ecosistema (marino, terrestre), o se le hace un seguimiento a determinada especie animal o vegetal.


Para el documentalista inglés Christopher Parsons de la Unidad de Historia Natural de la BBC, este tipo de documental es principalmente el retrato de un animal: “Yo defino a los documentales de vida silvestre como aquellas películas que verdaderamente retratan, total o parcialmente, la vida animal en su hábitat natural - usando el término “animal” en su sentido salvaje. En orden de presentar este retrato verídico, el cineasta necesita asegurar que los actos de fotografiar y editar no tergiversen el comportamiento natural en ninguna manera”31
Los documentales de vida silvestre han tenido gran acogida en todo el mundo, pero es en los años 90, donde ha existido el mayor apogeo de estas producciones, que se han convertido en uno de los mejores negocios de la televisión mundial, al contrario del documental ambientalista, que junto con otras producciones de carácter crítico, de denuncia, educativos o sociales, son relegados a espacios televisivos de poca importancia o al cine “underground”.
En la British Broadcasting Corporation -BBC- de Londres, una de las más poderosas cadenas de documentales, la diferenciación es muy clara, pues mientras la Natural History Unit recibe miles de dólares para sus películas y posee unos plazos de entrega largos, los productores de temas ambientalistas son relegados al área periodística, a la cual le han asignado mucho menos recursos.32
Esta discriminación se debe, al parecer, a la diferencia entre los objetivos y la temática de una y otra producción. Mientras los documentales de vida silvestre presentan normalmente la belleza en la naturaleza y relajan a un público hastiado de problemas (en el capítulo 4 se puede observar que al mismo tiempo estas películas han tenido gran trascendencia a nivel ambientalista), los de corte ambientalista analizan la sociedad actual de una manera profunda, buscando la raíz de los graves problemas ecológicos por los que atraviesa el planeta, denunciando los atropellos que se cometen contra la naturaleza o concientizando a la población para proteger el medio ambiente. Esta función social fiscalizadora y educativa es molesta para el establecimiento y puede ser menos aceptable y asimilable dentro del público medio, acostumbrado a programas de corte netamente recreativo o de distracción.
1.5.2 Documental ambientalista (documental ecológico, environmental documentary). Si bien estas producciones no desechan visiones naturalistas y biologistas, toman más en cuenta la interacción del ser humano con el medio. Por tanto, recurren a disciplinas sociales tales como la economía, la sociología, la política, la antropología, la filosofía, la historia y otras, para analizar determinado ecosistema o alguna problemática ambiental.
Aunque no puede negarse la influencia de los documentales de vida salvaje en la formación de una sensibilidad ecológica y de despertar un interés audiovisual por la naturaleza, los documentales ambientalistas se desarrollaron de una manera independiente. Nacieron en los años 70, como producto de las preocupaciones ambientales de los activistas y las ONG’s (varias han producido innumerables documentales) y como un experimento de periodistas ambientales, que quisieron llevar su exitosa labor de los diarios y los noticieros, al mundo de lo documental. Estas producciones nunca han poseído grandes índices de sintonía, debido posiblemente a su carácter crítico, pero cada vez toman mayor fuerza, por la creciente preocupación sobre la problemática ambiental a nivel mundial.
La temática de los documentales ambientalistas es muy amplia y abarca desde temas urbanos como el reciclaje, la energía atómica, la polución, hasta asuntos muy cercanos a los documentales de vida silvestre.
Diferenciar estos subgéneros es a menudo difícil, pues se confunden entre sí. Los realizadores de documentales ambientalistas cada vez utilizan más la táctica de darles a sus producciones un carácter naturalista, para hacerlos más accesibles al gran público y de otro lado, cada uno de estos documentales ha ingresado al campo de acción que pareciera ser de su homónimo. Así, varias producciones ambientalistas han hecho el seguimiento de especies o de ecosistemas silvestres, para denunciar o mostrar amenazas existentes. A su vez, varios realizadores de vida silvestre se han dedicado a mostrar la biodiversidad y las aventuras de una gran urbe. No obstante las diferencias, ambas perspectivas del documental han logrado un compromiso con la naturaleza y han contribuido significativamente a dar a conocer la biodiversidad del planeta, sus características y sus amenazas, sensibilizando de esta forma la opinión pública mundial.
2. HISTORIA DEL DOCUMENTAL AMBIENTAL

2.1 ANTECEDENTES HISTÓRICOS DEL DOCUMENTAL

Arte y ciencia nunca han dejado de mantener extrañas y mutuas relaciones benéficas. Esta ha sido una constante en la cultura occidental desde que los hombres de las cavernas pintaron las primeras bestias en las paredes de sus cuevas. Los motivos que los inspiraron a representar a los animales no son muy comprendidas, pero ciertamente tienen un grado de ambigüedad. ¿Pintarían estos diseños como una forma de investigación , enumerando lo que eran las especies existentes y la forma de vida humana? ¿O sus simbólicos dibujos eran expresiones rituales o de carácter mágico? Nunca se sabrá a ciencia cierta. Cualquiera que sea el caso estas dos aproximaciones seguirán siendo una constante en el arte realista occidental.
Las pinturas rupestres pueden convertirse, al ser estudiadas por la ciencia en documentos visuales de admirable perfección técnica, que dan cuenta de las formas de vida humana y de la fauna y flora existentes en épocas prehistóricas, pero su carácter mítico parece ser inseparable.
Durante varios milenios el arte continuó estrechamente ligado a la religión, pues además de que el proceso de creación era considerado de carácter sobrenatural, era a su vez una forma fácil y directa para la instrucción (teniendo así que ver con la concepción medieval de documento). Las culturas de todos los continentes recurrieron a los frescos, los mosaicos, la talla, los vitrales, los tejidos, la escultura, la escritura, la música, la tradición oral y otras formas de arte, para representar a sus divinidades o los hechos históricos, pero sin dejar de lado la descripción de su entorno. En la actualidad algunas de estas obras de arte pueden ser estudiadas por la ciencia para conocer algo de la cultura, la fauna, la flora o la geografía de cada época, aunque no son documentos en sí mismos, por su alta carga subjetiva.
Entre las obras de la edad antigua, se pueden destacar la criptografía egipcia y los tapices europeos del medioevo, que se convirtieron en las primeras formas de narración lineal con imágenes y son un antecedente importante del lenguaje audiovisual y del documental.
Con el Renacimiento, la cultura occidental sufrió un profundo cambio. Surge un creciente espíritu científico y las artes tienden a representaciones realistas. Se convierten ellas mismas en métodos de conocimiento de la realidad: Se estudian materiales, formas, proporciones, perspectivas, combinaciones cromáticas, se realiza un modelo de la figura humana, reglas matemáticas de la apreciación visual y representaciones muy exactas de arquitectura, batallas, fisionomía humana e incluso de la naturaleza. Para Leonardo Da Vinci, por ejemplo, el dibujo no fue un fin en si mismo, más bien significaba investigación científica desde el cual descubría los misterios de la física, la botánica, la zoología, la geología y otras ciencias.
El desarrollo de la pintura de historia natural fue paralelo a los avances en la ciencia. Los grandes descubrimientos marinos y expediciones de los siglos XV y XVI generaron una expanción imprecedente de la cultura científica: especies raras de plantas de tierras distantes fueron cultivadas en jardines medicinales y exóticos animales adornaron los palacios de Europa. Reyes, princesas y clérigo crearon salas de exibición para estas curiosidades naturales y comisionaron a artistas para grabarlos en magistrales obras, para asi tener una memoria constante del mundo natural.
La pintura llega a puntos tan altos de perfeccionismo, que hoy existen muchas obras de arte que pueden ser consideradas documentos, en el sentido estricto de la palabra, pues representan la realidad con una fidelidad casi fotográfica. Un ejemplo de ello se da con Albert Eckhout, un holandés, discípulo del maestro Rubens y formado en la escuela Flamenca de los Von Eick, quien pinta enormes óleos en Mauricio de Nassau (Brasil holandés), detallando elementos tan pequeños como el número y la forma de los pistilos de algunas flores y que hoy es utilizado para corroborar medidas de la antropología física, o para investigar acerca de la flora que en ese momento cubría a esta región del Brasil.33
Con el descubrimiento de América y los grandes viajes a tierras desconocidas que emprenden los europeos a partir del siglo XVI, las crónicas de viajes toman un gran valor como medio de información sobre las costumbres de los nativos, el medio ambiente y en especial de las riquezas que tanto interesaban a la Corona Española y a los patrocinadores de las diferentes expediciones. Así, aparecen escritos como las Crónicas de Indias, de gran valor documental en algunos casos y muy poco en otros, pues tras el afán de la fama o de que sus empresas fueran apoyadas, los conquistadores recurrían a la fantasía y la ficción. Es en este panorama cuando las ilustraciones (utilizadas desde hacía varios siglos atrás) empezaron a cobrar gran relevancia, como una forma más directa de descripción de las nuevas tierras.
A medida que Europa se expandía y que las ciencias naturales avanzaban, fue necesario conocer mejor los recursos propios y los de las colonias. Las expediciones científicas cumplieron esta misión, en la cual la pintura fue un importante medio para documentar la realidad natural “con ojos de artista”. Las ilustraciones tenían que ser fieles a la realidad para ser estudiadas luego como documentos fidedignos, sin que eso les quitara todo el valor artístico que hoy es reconocido. Ciencia y arte estuvieron emparentados y mutuamente se complementaron. De esta forma los relatos e ilustraciones de los viajeros, exploradores, botánicos, zoólogos, geólogos y naturalistas de los siglos XVIII y XIX constituyen uno de los antecedentes más directos de los actuales documentales de vida silvestre.
La Revolución Francesa, de finales del siglo XVIII, trae consigo nuevos cambios en Occidente. Si antes el conocimiento era patrimonio de ciertos estamentos, (nobles y religiosos), con el movimiento de la Ilustración, la burguesía busca democratizar el conocimiento. Es así como, con sentido pragmático, busca propagar los libros por medio de la imprenta y las ilustraciones a través de la litografía. Sin embargo, muchos de los grabados de los exploradores franceses no han servido de documentos por sí mismos, pues al contrario de los viajeros ingleses, tomaban solo bosquejos y en los talleres de grabado se interpretan y cometen errores que le quitan la posibilidad de ser utilizados como objeto de investigación.
Este proceso de popularización del conocimiento y del arte, lleva también a buscar métodos para hacer perdurable la imagen de la naciente burguesía. Los miniaturistas reemplazan a los grandes retratistas de la nobleza, por ser más económico el método. Luego los franceses inventan y comercializan la cámara fotográfica (en Inglaterra se da el invento por la misma época, pero la sociedad conservadora no lo acogió rápidamente)34. Con este nuevo instrumento se empieza a pensar en la función de la imagen como documento y se deja el campo abierto para desarrollar los medios audiovisuales de comunicación.
La fotografía es punto de arranque de “mass media” tales como el cine, la televisión, y los video-cassettes (...) Es el típico medio de expresión de una sociedad, establecida sobre la civilización tecnológica, consciente de los objetivos que se asigna, de mentalidad racionalista y basada en una jerarquía de profesiones. Al mismo tiempo, se ha vuelto para dicha sociedad un instrumento de primer orden. Su poder de reproducir exactamente la realidad externa -poder inherente a su técnica- le presta un carácter documental y la presenta como el procedimiento de reproducir más fiel y más imparcial de la vida social 35.

Con la fotografía se genera un gran interés por reproducir y documentar la vida real. Cientos de fotógrafos empiezan a captar imágenes de una forma cada vez más profesional y artística. Se prepara el terreno para la fotografía y el cine documental.
La naturaleza fue, desde los comienzos de la fotografía, uno de los sujetos más populares. Los paisajes en blanco y negro de impresionantes áreas naturales fueron los primeros intentos de documentar la vida silvestre y sirvieron para promover la creación de los primeros parques naturales en el mundo. Posteriormente, la fotografía de animales silvestres causó un gran furor y ayudó a crear un sentimiento de apropiación y protección hacia algunas especies y sus hábitat.
Alan G. Wallihan retrató el primer animal silvestre, en estado de libertad, de que se tiene registro. Se trataba de un ciervo americano captado en 1888.36 Nacen entonces revistas que utilizan la fotografía como elemento de primer orden, como es el caso del Magazín de la National Geographic Society, que desde 1889 usa la fotografía de animales salvajes, paisajes naturales, culturas desconocidas y grandes aventuras, para atraer a sus lectores.
No se puede negar que uno de los antecedentes importantes del documental geográfico y de vida silvestre, se puede buscar en algunas formas del periodismo y en las primeras revistas ilustradas de exploración. Así mismo, existen algunos reportajes de finales de siglo pasado que se acercan también al documental social, pues dejan que el pueblo se exprese con sus propias palabras a través de la entrevista. Sin embargo, la pasividad en la narración que se maneja en los primeros años de este tipo de periodismo, hace que sean más bien las artes plásticas las que se acerquen más al documental cinematográfico.
“La pintura y la caricatura son, probablemente, los verdaderos antecedentes del documental, y sus valores e inquietudes pueden verse en los trabajos de artistas como Bruegel, Hogart, Goya, Daumier y Toulouse- Lautrec. Su forma de representar la actualidad, desde una perspectiva individual basada en sus propias emociones, ayudó a trazar el camino que debía seguir el documental, el ojo que debía posarse, sin pestañear, sobre la terrible belleza del siglo veinte”.37

2.2 APROXIMACION AL DOCUMENTAL CINEMATOGRÁFICO
Las primeras imágenes cinematográficas de los Hermanos Lummière, proyectadas públicamente en París el 28 de diciembre de 1895 en el Salón Indien del Gran Café, del Boulevard des Capuchines, son considerados los primeros documentos cinematográficos de la vida cotidiana, pues se trataba de la realidad tomada “sin ningún trucaje”, con “objetividad” y “espontaneidad”. Sin embargo estas primeras tomas de la humanidad, no son tan objetivas e ingenuas como siempre se las ha querido presentar, pues existe cierta puesta en escena e intervención de quien filma.
De “La Salida de las Fábricas Lummière” (La sortie des usines Lummière), existen tres versiones, en las cuales se notan cambios de vestuario (saliendo en la proyección final al público el uniforme más nuevo), rutas predeterminadas de los obreros y miradas a la cámara que son reprochadas por los realizadores. En “La demolición de un muro” (La Demolition d'un Mur) es el mismo Auguste Lummière quien dirige el trabajo de demolición.
Aunque las películas de los Lummière no son documentales, son las primeras en buscar en la realidad sus imágenes y hoy son consideradas documentos visuales de la vida cotidiana del París de finales del siglo pasado y las primeras imágenes de la vida cotidiana grabadas por la humanidad.
En poco tiempo, el naciente cine buscó en la ficción, nuevas formas de expresarse. Melièse fue pionero con exitosas películas de una enorme e ingenua fantasía. Fue el apogeo de comedias teatrales, reconstrucciones históricas, ilusiones mágicas, farsas y melodramas. No obstante la acogida de la ficción por el gran público, los cineastas continuaron capturando la realidad para los también populares noticieros. Estos tuvieron su punto más alto durante la primera guerra mundial, pues eran la mejor forma de comunicación y propaganda entre los gobiernos y sus poblaciones.

Estas filmaciones captaron la realidad de manera fragmentaria, mostrando episodios de las batallas y la vida de aquella época, de forma inconexa y manteniendo posturas ingenuas o patrioteras. Aunque los noticieros o las imágenes de la primera guerra puedan ser hoy documentos valiosos, existe en ellos una evidente tergiversación de los hechos, con fines políticos. Además, les faltan ciertas características del documental-género, como son una narrativa más fluida y una visión interpretativa de la realidad, características que la ficción ya venía realizando. Ejemplo de ello es la película “El Nacimiento de una Nación” (1915) y muchos otros clásicos que han tratado la realidad de una manera creativa.
Al mismo tiempo que el cine era utilizado con fines recreativos y periodísticos, la ciencia empezó a ver en él una herramienta objetiva para observar la realidad y comprobar sus hipótesis. Se investigan las manifestaciones de la naturaleza, para crear un archivo visual susceptible de ser analizado en términos científicos. La antropología, la etnología, la botánica, la zoología, la cinética, la arqueología, la lingüística, el folclor, la historia y la geografía, se interesan por el cine. Surgen grandes organizaciones, como el Instituto del Film Científico de la República Federal Alemana en 1935, que luego se difundió a varios países. Este Instituto nace como un laboratorio para analizar, con la reciente técnica de la cámara de cine, diferentes fenómenos químicos, físicos, naturales y sociales.
El film científico está al servicio de la ciencia, es decir, de la investigación y la enseñanza científica. De una parte, ayuda a la investigación a fijar procesos cinéticos desconocidos, haciéndolos visibles y, por consiguiente, más fácilmente investigables; de otra, ayuda a los estudiantes en las clases a comprender mejor y retener más fácilmente en la memoria los contextos relacionados con el movimiento. De ahí la necesidad de distinguir entre filmes de investigación y didácticos.38
Es el nacimiento del cine documento y el filme científico. Las películas etnográficas serían dentro de estos géneros, el principal motor del documental cinematográfico. Desde 1884 Félix Regnault y Charles Comte, los primeros etnógrafos que trabajan desde la antropología visual, deciden utilizar la cronofotografía en ciertos dominios de la joven disciplina, con la idea de convertirla en una ciencia exacta.
Se puede decir que el film etnográfico nació antes de la invención del cinematógrafo, su evolución está íntimamente ligada a la historia de la etnografía y a la historia del cine. Sin embargo el diálogo iniciado por los visionarios de finales del siglo, sólo se retomó después de la primera guerra mundial, cuando se encendió la discusión entre ver y saber, artes de la imagen y ciencias del hombre.39
En Gran Bretaña, los trabajos de cine etnográfico que se dan desde 1900 hasta 1930, están fuertemente influenciados por la Escuela Morganiana, de carácter evolucionista. Las primeras películas realizadas por antropólogos, tienen una mirada profundamente etnocéntrica y colonialista. De manera similar, el Museo del Hombre en París realizó varios filmes que no dejaban de lado su carácter de potencia colonial, elemento que aún no han logrado olvidar las grandes productoras de documentales en el mundo, para las cuales muchas veces los animales, plantas y personas de países del tercer mundo, no pasan de ser sujetos exóticos que el público quiere ver en la pantalla, como en un pequeño diograma de museo, lleno de estereotipos.
Con los importantes intereses que tanto franceses como ingleses tenían en sus colonias de África, este continente se convirtió en un campo de investigación etnológica importante. De igual forma, con la llegada de varios animales africanos a los zoológicos europeos y el desarrollo de la zoología, el interés por la vida salvaje de estas “inhóspitas tierras” se volvió creciente.
Los cientos de metros de película rodados en África, captaron extraños rituales, el medio ambiente de la zona y en general, la cultura de los grupos estudiados. En los filmes aun no había narración, era cine con carácter científico y analítico, pero pronto empezó a interesar a un público ávido de nuevas aventuras.
“En los años veinte los camarógrafos estaban viajando a lugares exóticos para filmar la vida salvaje y la aventura. Los lugares más espectaculares estaban en África. En casa, los norteamericanos que jamás habían visto imágenes como estas, se entusiasmaban. Esta fue la era dorada de la fotografía exploratoria”.40
Muchos cineastas querían mostrar sus aventuras en las lejanas y peligrosas tierras de África. Se combinaba lo etnográfico, lo naturalista, lo geográfico e incluso lo ficcional, para atraer al público de todo el mundo. Los Johnson fueron uno de los ejemplos más sobresalientes de esta era de cineastas aventureros.
En las filmaciones, los Johnson estaban más interesados en la diversión que en la documentación. Corrían por toda África en safaris fotográficos, buscando emociones y escapadas peligrosas, acomodando sus aventuras cuando fuera necesario con decepcionantes ediciones o actuaciones y ocasionalmente utilizando tácticas que vistas hoy parecen sátiras de una era pasada. Aún con toda su aparatosidad, los Johnson son considerados hoy como intrépidos y talentosos camarógrafos. Ellos desarrollaron la filmación en el lugar de los hechos y se sobrepusieron a una serie de problemas logísticos y de penalidades personales. Sus películas, aún con momentos que hoy parecen ridículos, fueron extraordinarios logros.41
Por aquella misma época, el taxidermista norteamericano Carl Eirclin, comienza a realizar las primeras filmaciones serias y científicas sobre animales, antecedente importante para los posteriores documentales de vida salvaje africanos, que todavía tienen gran éxito. Eirclin fue al África por sus propios especímenes para la taxidermia. Su insistencia por grabar los detalles exactos para su trabajo, lo llevaron a la fotografía. Dado que los movimientos de los animales eran extremadamente rápidos, desarrolló una mejor cámara para las tomas de acción. La distintiva cámara redonda de Eirclin, revolucionó la fotografía de la naturaleza y también fue usada para noticieros, combates durante la primera guerra y películas de Hollywood 42.
El belga Armand Denis se convertiría también en uno de los pioneros, realizando los primeros documentales de vida silvestre en la Africa de los años treinta. Dos décadas después, él y su esposa Michaela harían un gran suceso en los programas televisivos de la Unidad de Historia Natural de la BBC, donde tuvieron una prolífica producción.
Aunque África era el paraíso de la nueva cinematografía de exploración, otros recónditos lugares del mundo no dejaron de llamar la atención a los intrépidos cineastas. El monte Everest por ejemplo, atrajo al Capitán John Nohel, quien llevó las primeras cámaras de cine al Himalaya, en la expedición británica que no tuvo éxito a comienzos de los años veinte. Los paisajes submarinos por su parte, tentaron al norteamericano John Willienson, quien en 1913 tomó desde su Fotoesfera (tubo flexible de acero, con 10 metros de profundidad, diseñado para la recuperación de naufragios), una serie de fotografías del mundo subacuático. Un año después haría las primeras filmaciones bajo el agua.
A finales de los años treinta en Australia, el zoólogo marino Hans Hass43 y a principios de los cuarenta, el comandante de la Marina Francesa Jacques Cousteau, empezaron a experimentar con equipos autónomos de buceo y con cámaras sumergibles de cine. Con una tecnología improvisada y desconociendo los peligros submarinos, se realizaron las primeras tomas submarinas que emocionaron al público e inspiraron a futuros buzos. Eran los primeros pasos del documental de vida silvestre y de exploración, producciones que tuvieron gran importancia en el desarrollo del cine y el surgimiento del documental.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20

similar:

Requisito parcial para optar al título de iconTesis o trabajo de investigación presentada(o) como requisito parcial para optar al título de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis o trabajo de investigación presentada(o) como requisito parcial para optar al título de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis o trabajo de investigación presentada(o) como requisito parcial para optar al título de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis presentada como requisito para optar al Grado de

Requisito parcial para optar al título de iconTrabajo de graduación sometido a consideración del tribunal evaluador...

Requisito parcial para optar al título de iconTesis para optar el titulo de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis para optar por el Título de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis para optar el título de economista

Requisito parcial para optar al título de iconProtocolo de investigación para optar al título profesional de

Requisito parcial para optar al título de iconTesis para optar el titulo profesional de Ingeniero Químico


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com