Resumen diferenciando entre factores extrínsecos o intrínsecos, son muchas las variables o fenómenos que pueden influir, positiva o negativamente, en el consumo de oxígeno del corredor a velocidad estable




descargar 107.37 Kb.
títuloResumen diferenciando entre factores extrínsecos o intrínsecos, son muchas las variables o fenómenos que pueden influir, positiva o negativamente, en el consumo de oxígeno del corredor a velocidad estable
página2/3
fecha de publicación21.10.2015
tamaño107.37 Kb.
tipoResumen
med.se-todo.com > Economía > Resumen
1   2   3

3. EC Y ENTRENAMIENTO
Morgan y Craib (1992), en la revisión que presentan sobre el efecto de diversos tipos de entrenamiento, ya avisan de lo equívoco de los resultados presentados por los diferentes autores, por la gran cantidad de variables implicadas y la dificultad a la hora de poder comparar unos trabajos con otros, además de las anteriormente citadas limitaciones metodológicas. Estos autores encontraron estudios que han conseguido modificar o no la EC con diversos tipos de entrenamiento, no pudiendo definir los mecanismos implicados, pues hasta ese momento no existían evidencias que confirmasen la validez o no de las hipótesis explicativas. Lo que sí parece más claro es, según Daniels y Daniels (1992), la pertinencia de la evaluación de la EC en la velocidad específica de competición, pues los corredores de medio fondo parecen más económicos que los de fondo largo a velocidades mayores y viceversa, con lo que, a la hora de interpretar los resultados, es necesaria una caracterización más precisa de la población estudiada para poder extrapolar esos datos a nuestra propia realidad.
Ya más recientemente, Paavolainen et al. (1999b) mejoraron la EC y el rendimiento en 5 km, en 10 corredores de campo a través, mediante un entrenamiento de fuerza explosiva basado en saltos y carreras de velocidad, demostrando que la mejora de las características neuromusculares en corredores de fondo es altamente efectiva. En este mismo experimento mejoraron la VMART (velocidad en el test máximo de carrera anaeróbico), cuyo rendimiento viene determinado por la capacidad y potencia anaeróbicas y las características neuromusculares (Rusko y Nummela, 1996). Además, estos cambios no fueron acompañados de mejora en el consumo máximo de oxígeno en el grupo experimental, aunque sí en el grupo control. Con este trabajo, quedaba por primera vez demostrada la efectividad de un entrenamiento de este tipo en la EC, aunque ya había sido sugerido previamente por otros autores en estudios de tipo descriptivo (Bulbulian et al., 1986; Noakes, 1988; Houmard et al., 1991).
Es a partir de este primer trabajo cuando surgen otros que, basados en la potenciación de las características neuromusculares, consiguen mejorar la EC. Así, los trabajos más vanguardistas de Turner et al. (2003) y Spurrs et al. (2003), confirman la efectividad de un entrenamiento de tipo pliométrico a la hora de mejorar la EC. Turner et al. (2003), con un entrenamiento de saltos, sentadillas y carrera en cuesta, durante seis semanas, mejoraron la EC en 18 corredores entrenados en resistencia sin cambios en el . En este estudio, sin embargo, no pudieron determinar el mecanismo implicado ya que no hubo mejora en la altura de los test de salto ni en variables relacionadas con la eficiencia. En otro trabajo, Spurrs et al. (2003), mejoraron la EC y el rendimiento en 3000m en 17 corredores varones con un entrenamiento pliométrico de 6 semanas, consistente en diferentes tipos de saltos. Aquí tampoco hubo cambios ni en el ni en el Umbral anaeróbico, sugiriendo la mejora del “stiffness” musculotendinoso como mecanismo explicativo.
Otro tipo de estudio es el publicado por Millet et al. (2002) en el que observaron los cambios en la cinética de oxígeno y la EC en 15 triatletas que realizaron aleatoriamente o un entrenamiento de fuerza y resistencia simultáneo, o un entrenamiento de resistencia sólo. Señalar que el entrenamiento fue definido por los investigadores como de fuerza máxima (3-5 series de 3-5 repeticiones al fallo) y duró unas 14 semanas. Los resultados fueron una mejora de la fuerza máxima, la EC y la potencia de salto, no afectando ni al , el “stiffness” de la pierna o la cinética de oxígeno. Los autores indican que los factores limitantes en deportistas entrenados en resistencia son más de tipo local/periférico que central, sugiriendo que el reclutamiento de unidades motoras de tipo II, como consecuencia de una mejora de la fuerza máxima, si la frecuencia de zancada permanece invariable, como así sucedió en este experimento, permite un pico de tensión relativo menor en cada ciclo, volviéndose de esta manera más eficiente el movimiento. Este mecanismo ya fue determinado por Hoff et al. (1999) en una mejora de la economía de trabajo en ergómetro, en 15 esquiadoras que realizaron un entrenamiento de fuerza máxima durante 9 semanas. Además de una reducción en la carga relativa, Hoff et al. (1999) encontraron una anticipación del tiempo del pico de fuerza, sin cambios en el Umbral anaeróbico, mejorando significativamente (p < 0.001) el tiempo hasta la extenuación. Lamentablemente este trabajo no ha sido realizado con corredores, con lo que debemos tener cierta cautela con las conclusiones.
Además de estos últimos estudios en los que se observa una mejora de la EC mediante el entrenamiento de los factores neuromusculares, existen otro tipo de trabajos que nos apuntan estrategias diferentes y originales. Mencionaremos a Caird et al. (1999) que consiguieron una mejora en la EC mediante entrenamiento con “biofeedback” consistente en técnicas de relajación y control de variables fisiológicas tales como el , la FC o el , intentando reducirlas durante el entrenamiento de EC al 70% de la VAM. Los siete corredores de fondo participantes consiguieron mejorar estas variables y así la EC, sin modificar otros parámetros como la VAM, , el Umbral de lactato o la eficiencia de los ciclos estiramiento-acortamiento.
Por otro lado, y referidos a la VAM, citaremos el trabajo de Franch et al. (1998) en el que la mejora de la EC se relaciona con una reducción de las demandas ventilatorias () (r = 0.77; p < 0.0001), resultando muy efectivos tanto el método continuo como el interválico largo, mientras el interválico corto fracasaba. Estas mejoras se acompañaron de una mejora de la VAM en estos dos métodos, y el Tlim en los tres métodos empleados, permaneciendo inalteradas variables cinemáticas y la composición muscular. En la misma línea, Billat et al. (1999), empleando un entrenamiento interválico a la VAM durante cuatro semanas, a razón de una sesión por semana, mejoraron la EC, la VAM, y disminuyeron la FC, en ocho atletas entrenados en resistencia, sin alterar el Tlim y el Umbral de lactato. Posteriormente aplicaron cuatro semanas de sobreentrenamiento, con tres sesiones semanales, que no tuvieron repercusiones relevantes sobre los parámetros investigados. Este tipo de estudios nos dan una idea de la utilidad de la VAM como parámetro a utilizar en el entrenamiento de la EC, aunque son muchas, todavía, las cuestiones planteadas por resolver.
4. CONCLUSIONES
En este trabajo hemos visto como, tanto factores extrínsecos como intrínsecos al corredor, pueden influir de manera notable en la EC, destacando de entre todos ellos a los factores neuromusculares.

Mientras el control de los factores extrínsecos es fundamental para una correcta valoración de la EC y el rendimiento, el control de los factores intrínsecos nos pueden orientar, tanto en la selección de talentos, como en la orientación de las cargas de entrenamiento. Sobre este último punto, parece interesante la relación que la EC y el tienen en un parámetro como la VAM, que además de ser un buen predictor del rendimiento, es muy útil para la prescripción y el control del entrenamiento.

5. BIBLIOGRAFÍA
Aguado, X. (1993). Eficacia y técnica deportiva. Barcelona: Inde.
Allor, K.M., Pivarnik, J.M., Sam, L.J., and Perkins, C.D. (2000). Treadmill economy in girls and women matched for height and weight. J. Appl. Physiol. 89: 512-516.
Anderson, T. (1996). Biomechanics and running economy. Sports Medicine 22: 76-89.
Äriens, Geertje A.M., Van Mechelen, W., Kemper, Han C.G., and Twisk, Jos W.R. (1997). The longitudinal development of running economy in males and females aged between 13 and 27 years: The Amsterdam Growth and Health Study. Eur. J. Appl. Physiol. 76: 214-220.
Bailey, S.P., and Messier, S.P. (1991). Variations in stride length and running economy in male novice runners subsequent to a seven-week training program. Int. J. Sports Med. 12 (3): 299-304.
Bergh, U., Sjödin, B., Forsberg, A., and Svedenhag, J. (1991). The relationship between body mass and oxygen uptake during running in humans. Med. Sci. Sport and Exerc. 23(2): 205-211.
Billat, V.L., Flechet, B., Petit, B., Muriaux, G., and Koralsztein, J-P. (1999). Interval Training at : effects on aerobic performance and overtraining markers. Med. Sci. Sports Exerc. 31(1): 156-163.
Bosco, C., Montanari, G., Ribacchi, R., Giovenali, P., Latteri F., Iachelli, G., Faina, M., Colli, R., Dal Monte, A., La Rosa, M., et al. (1987). Relationship between the efficiency of muscular work during jumping and the energetics of running. Eur. J. Appl. Physiol. Occup. Physiol. 56(2): 138-43.
Bourdin, M., Belli, A., Laurent, M., Arsac, and Lacour, J.R. (1993). Mechanical effect of loading on energy cost of running. En Huiskes, R. and Brand, A. (Eds.). Pág. 657. Abstracts of the XIVth ISB Congress: Paris.
Caird, S.J., McKenzie, A.D., and Sleivert, G.G. (1999). Biofeedback and relaxation techniques improve running economy in sub-elite long distance runners. Med. Sci. Sports Exerc. 31(5): 717-722.
Capelli, C., and Di Prampero, P.E. (2000). Physiological factors affecting running perfomance. En Bangsbo J. y Larsen, H.B (Eds.) Running and Science. An interdisciplinary Perspective (67-84). Copenhagen: University of Copenhagen.
Cavanagh, P.R., and Williams, K.R. (1982). The effect of stride length variation on oxygen uptake during distance running. Med. Sci. Sports Exerc. 14: 30-35.
Chang, Y-H., and Kram, R. (1999). Metabolic cost of generating horizontal forces during human running. J. Appl. Physiol. 86(5): 1657-1662.
Coetzer, P., Noakes, T.D., Sanders, B., Lambert, M.I., Bosch, A.N., Wiggins, T., and Dennis, S.C. (1993). Superior fatigue resistance of elite black South African distance runners. J. Appl. Physiol. 75(4): 1822-1827.
Coyle, E., Sodissis, L.S., Horowitz, J.F., Beltz, J.D. (1992). cycling efficiency is related to the percentage of Type I muscle fibers. Med. Sci. Sports Exerc. 24: 782-788.
Craib M.W., Mitchell V.A., Fields K.B., Cooper T.R., Hopewell R., and Morgan, D.W. (1996). The association between flexibility and running economy in sub-elite male distance runners. Medicine & Science in Sports & Exercise 28(6): 737-43.
Crews, D.J. (1992). Psychological state and running economy. Med. Sci. Sports Exerc. 24(4): 475-482.
Cureton, K.J., and Sparling, P.B. (1980). Distance running performance and metabolic responses to running in men and women with excess weight experimentally equated. Med. Sci. Sports Exerc. 12(4): 288-294.
Daniels, J.A. (1985). A Physiologist´s view of running economy. Medicine & Science in Sports & Exercise 17: 332-338.
Daniels, J., and Daniels, N. (1992). Running economy of elite male and elite female runners. Med. Sci. Sports Exerc. 24(4): 483-489.
Davies, C.T.M. (1980). Effects of wind assistance and resistance on the forward motion of a runner. Journal of Applied Physiology 48(4): 702-709.
Dick, R.W., and Cavanagh, P.R. (1987). An explanation of the upward drift in oxygen uptake during prolonged sub-maximal downhill running. Med. Sci. Sports Exerc. 19(3): 310-317.
Dixon, S.J., Collop, A.C., and Batt, M.E. (2000). Surface effects o ground reaction forces and lower extremity kinematics in running. Medicine and Science in Sports and Exercise 32(11): 1919-1926.
Farley, C.T., and González, O. (1996). Leg stiffness and stride frequency in human running. J. Biomechanics 29(2): 181-186.
Franch, J., Madsen, K., Djurhuss, M.S., and Pedersen, P.K. (1998). Improved running economy following intensified training correlates with reduced ventilatory demands. Med. Sci. Sports. Exerc. 30(8): 1250-1256.
Frederick, E.C. (1985). The energy cost of load carriage on the feet during running. En Winter, D.A., Norman, R.W., Wells, R.P., Hayes, K.C., and Patla, A. (Eds.). Biomechnics IX-B. Champaign: Human Kinetics.
Frederick, E.C. (1992). Economy of Movement and Endurance Performance. En Shephard R.J. y Åstrand, P.O. (Eds.) Endurance in Sports (179-185). Oxford: Blackwell Scientific Publications.
Greene, P.R., and McMahon, T.A. (1979). Reflex stiffness of man´s anti-gravity muscles during kneebends while carrying extra weights. J. Biomech. 12: 881-891.
Heise, G.D., and Martin, P.E. (1998). "Leg spring" characteristics and the aerobic demand of running. Medicine & Science in Sports & Exercise 30(5): 750-4.
Heise, G.D., and Martin, P.E. (2001). Are variations in running economy in humans associated with ground reaction force characteristics? Eur. J. Appl. Physiol. 84: 438-442.
Heise, G.D., Morgan, D.W., Hough, H., and Craib, M. (1996). Relationship between running economy and temporal EMG characteristics of bi-articular leg muscles. Int. J. Sports Med. 17(2): 128-133.
Helgerud, J. (1995). Consumo máximo de oxígeno, umbral anaeróbico y economía de carrera en hombres y mujeres con un nivel similar de rendimiento en maratón. En Instituto Andaluz del Deporte (ED.) Actas del Congreso Científico Olímpico. Bioquímica, Fisiología del ejercicio y Medicina del Deporte. Vol. IV: Malaga.
Hill, D.W. y Rowell, A. (1996). Running velocity at . Medicine and Science in Sports and Exercise, 28 (1): 114-119.
Hoff, J., Helgerud, J., and Wisløff, U. (1999). Maximal strength training improves work economy in trained female cross-country skiers. Med. Sci. Sports Exerc. 31(6): 870-877.
Horowitz, J.F., Sidossis, L.S., and Coyle, E.F. (1994). High efficiency of type I muscle fibers improves performance. Int. J. Sports. Med. 15 (3): 152-157.
James, S.L., and Jones, D.C. (1990). Biomechanical Aspects of Distance Running Injuries. En Cavanagh, P.R. (Ed.) Biomechanics of Distance Running. (249-269). Champaign: Human Kinetics.
Jones, A.M, and Doust, J.H. (1996). A 1% treadmill grade most accurately reflects the energy cost of outdoor running. J. Sports Sci. 14(4): 321-327.
Jones, A.M. (2002). Running economy is negatively related to sit-and-reach test performance in international-standard distance runners. Int. Journal of Sports Med. 23(1): 40-43.
Kaneko, M., Fuchimoto, I.T., Shishikura, I.T., and Toyooka, J. (1985). Influence of running speed on the mechanical efficiency of sprinters and distance runners. En Winter, D.A., Norman, R.W., Wells, R.P., Hayes, K.C., and Patla A. (Eds.) Proceedings of the IX Int. Congress of Biomechanics. (307-312). Waterloo, Ontario, Canada.
Klein, R.M., Potteiger, J.A., and Zebas, C.J. (1997). Metabolic and biomechanical variables of two incline conditions during distance running. Med. Sci. Sports Exerc. 29(12): 1625-1630.
Krahenbuhl, G.S., and Williams, T.J. (1992). Running economy: changes with age during childhood and adolescence. Med. Sci. Sports Exerc. 24(4): 462-466.
1   2   3

similar:

Resumen diferenciando entre factores extrínsecos o intrínsecos, son muchas las variables o fenómenos que pueden influir, positiva o negativamente, en el consumo de oxígeno del corredor a velocidad estable iconResumen diferenciando entre factores extrínsecos o intrínsecos, son...

Resumen diferenciando entre factores extrínsecos o intrínsecos, son muchas las variables o fenómenos que pueden influir, positiva o negativamente, en el consumo de oxígeno del corredor a velocidad estable iconSolución, la complejidad de la reacción, y otros factores pueden...

Resumen diferenciando entre factores extrínsecos o intrínsecos, son muchas las variables o fenómenos que pueden influir, positiva o negativamente, en el consumo de oxígeno del corredor a velocidad estable iconSolución, la complejidad de la reacción, y otros factores pueden...

Resumen diferenciando entre factores extrínsecos o intrínsecos, son muchas las variables o fenómenos que pueden influir, positiva o negativamente, en el consumo de oxígeno del corredor a velocidad estable iconMuchas veces es necesario expresar la naturaleza de la relación existente...

Resumen diferenciando entre factores extrínsecos o intrínsecos, son muchas las variables o fenómenos que pueden influir, positiva o negativamente, en el consumo de oxígeno del corredor a velocidad estable iconDe análisis tienen en cuenta las relaciones entre los fenómenos químicos...

Resumen diferenciando entre factores extrínsecos o intrínsecos, son muchas las variables o fenómenos que pueden influir, positiva o negativamente, en el consumo de oxígeno del corredor a velocidad estable iconResumen En el siguiente trabajo se hará una exposición de relaciones...

Resumen diferenciando entre factores extrínsecos o intrínsecos, son muchas las variables o fenómenos que pueden influir, positiva o negativamente, en el consumo de oxígeno del corredor a velocidad estable iconResumen el presente trabajo surge a razón que se quiso hacer una...

Resumen diferenciando entre factores extrínsecos o intrínsecos, son muchas las variables o fenómenos que pueden influir, positiva o negativamente, en el consumo de oxígeno del corredor a velocidad estable iconResumen Tradicionalmente el consumo máximo de oxígeno ( ) y el umbral anaeróbico (U

Resumen diferenciando entre factores extrínsecos o intrínsecos, son muchas las variables o fenómenos que pueden influir, positiva o negativamente, en el consumo de oxígeno del corredor a velocidad estable iconResumen Tradicionalmente el consumo máximo de oxígeno ( ) y el umbral anaeróbico (U

Resumen diferenciando entre factores extrínsecos o intrínsecos, son muchas las variables o fenómenos que pueden influir, positiva o negativamente, en el consumo de oxígeno del corredor a velocidad estable iconResumen Tradicionalmente el consumo máximo de oxígeno ( ) y el umbral anaeróbico (U


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com