Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto)




descargar 1.32 Mb.
títuloFormación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto)
página17/23
fecha de publicación14.08.2016
tamaño1.32 Mb.
tipoBibliografía
med.se-todo.com > Economía > Bibliografía
1   ...   13   14   15   16   17   18   19   20   ...   23
los más justos, válidos, completos y eficientes. Pero,

tradicionalmente, se ha concebido la evaluación desde una perspectiva

centrada en los resultados finales a partir de una instancia

evaluadora, se ha utilizado no al servicio del proceso educativo como

práctica que retroalimenta el accionar, sino como sancionadora final

del mismo, aplicándose generalmente no a todos los ámbitos en que se

debería, sino casi con exclusividad a los alumnos. Sin embargo, la

evaluación no tendría que ser un apéndice del proceso educativo, sino

que es parte del mismo como un continuo formativo.
Con un enfoque crítico y cualitativo, se intenta centrar la atención

en comprender que y como están aprendiendo, para que la evaluación

deje de ser el modo de contrastar el grado en que los estudiantes han

captado la enseñanza, para pasar a ser una herramienta al servicio de

todos los implicados en el proceso de enseñanza- aprendizaje, que

retroalimenta la práctica, permite tomar decisiones a partir de los

logros y las dificultades para aportar y profundizar dicho proceso.

Obtener información es solo una parte de la evaluación, es necesario

darle un lugar importante a las reflexiones, interpretaciones y

juicios que se llevan a cabo con los datos obtenidos. La evaluación

es la reflexión permanente del educador sobre sus prácticas, sobre el

trayecto del alumnos en la construcción del conocimiento, a lo que le

podemos agregar, que también es una reflexión del mismo alumnado

sobre sus trayectos, logros y dificultades.

Así la evaluación deja de ser un momento terminal del proceso para

transformarla en la búsqueda de comprensión de las dificultades y en

la dinamización de nuevas oportunidades de conocimiento, a partir de

una toma de decisiones que ajusta las prácticas educativas.

Lo que es criticable de la evaluación clasificatoria, es que se

plantea como una discontinuidad, una segmentación, un parcelamiento

del conocimiento, una información incompleta de los aprendizajes de

los alumnos. Así se determina una nota o concepto que es dado al

alumno y a los padres, sin interpretación, quedando a un lado el

proceso de autoevaluación y la capacidad de promover cambios

positivos.
Este modo de calificar sigue viciando las relaciones normales del

alumnos y el docente, comprometiendo la motivación por aprender y

aprender a aprender y la imagen que hacemos que los alumnos tengan de

sí mismos. Las calificaciones en sí sólo aportan información sobre el

lugar que ocupa cada alumno y su rendimiento en una escala numérica,

lo que no nos dice es qué y porqué no anda bien, y menos aún que es

lo que se debería modificar.

No se trata de observar la evaluación como elemento que no contiene

juicios de valor, pero sí que los mismos sean a partir de una

elaboración seria y rigurosa, lo más objetiva posible, a partir de la

información obtenida durante el proceso educativo, que le sea útil no

sólo al docente, sino también a los alumnos para que ellos puedan

también comprender su propio camino, y aprender sobre todo a

autoevaluarse..."
Para el lector desprevenido, ya sea que se encuentre fuera o dentro

del país, esta definición de EVALUACIÓN EDUCATIVA es, bastante

completa, descontando la falta de identificación del autor, sobre lo

que no pretendemos especular, pero es un elemento a tener en cuenta,

como VARIABLE DESCONOCIDA. En segundo lugar, el que se encuentre

escrita en primera persona, no excluye que se trate del trabajo de un

equipo o gabinete. De todas maneras nos indica una forma de GESTIONAR

en Educación, en este país, en donde no todo es claro y mucho menos

se puede identificar a los actores del elenco gobernante . Lo que

implica no mencionar a los DIRECTORES, siguiendo lo expresado sobre

dirección de cine y teatro, en relación con el perfil docente al que

apuntamos en estos escritos.
Por otra parte, debemos comprender que el Ministerio Nacional del

sector, es un organismo de actividad casi exclusivamente burocrática,

con algún desarrollo intelectual teórico, casi sin expresión

práctica, si consideramos el DESPRENDIMIENTO de la gran mayoría de

las escuelas e institutos, motorizado por las ideas neoliberales de

nuestros gobernantes en el pasado. A lo que debe sumarse la reciente

creación de otros organismos, incluido el Instituto de Formación

Docente, que se estructura en posición de EQUILIBRISTA, entre

sistemas que no pertenecen a la jurisdicción, pretendiendo liderar la

actividad. Casi diría que se trata de la quinta esencia de la

dramatización. A esto ya lo estudiaron los intelectuales del

PENSAMIENTO NACIONAL ARGENTINO y lo describieron como ACTITUD

FAROLERA, que significa que se PRENDEN FAROLES, para impedir, con sus

luces DIRIGISTAS, que se vea la oscuridad que no se quiere mostrar.

En definitiva se trata de iluminar un escenario, en donde se

desarrolla una OBRA DE GESTIÓN, sin mostrar el fondo y considerando

al resto de los mortales, como simples espectadores, en las sombras

de la oscuridad, que no pueden participar, pero que deben acatar lo

que se muestra. Esta es otra de las falacias en la que vivimos los

sufridos habitantes de nuestro país.
De esa forma, los Estados Provinciales, pre-existentes al Estado

Nacional, se deben conformar con administrar la práctica y las

miserias presupuestarias, que se desprenden de esta situación, en

donde el Nacional recauda y participa en mínima expresión. Llegando

al caso testigo, en una provincia, como la de Santa Fe, donde sobre

mil escuelas de educación media o secundaria nuevas, necesarias para

cumplimentar lo dispuesto en la reciente Ley de Educación Nacional,

vinculado con lo obligatorio de esta educación, solo se presupuesta

la construcción de tres, lo que en todo el mundo significa tres por

mil, con fondos nacionales, generados en las mismas provincias, a las

que se les aplica el TORNIQUETE NEOLIBERAL. Lo que se traduce en la

más cruel demostración del MODO DE PRODUCCIÓN ASIÁTICO. Para decirlo

diferente y mirando con ojos argentinos, podemos decir que se trata

de una versión superior de POLÍTICA FAROLERA.
Pasemos a estudiar lo que nos dice este organismo dirigista y lo

primero que salta a la vista es la UNIDIRECCIONALIDAD, las cosas

FLUYEN DEL DOCENTE AL ALUMNO, no existe participación del alumno,

como elemento activo del proceso, ya que no ABRE EL JUEGO a la

crítica del alumno, sobre las actitudes-aptitudes del docente y mucho

menos sobre la influencia de VARIABLES Y CONSTANTES, con lo que el

aprender a aprender, el APREHENDER, que debe ser el norte y motor de

la acción educativa, queda vedado. Es solo el docente, en su fuero

íntimo el que evalúa, agregando, sin integrar, las correcciones

necesarias para IMPARTIR EDUCACIÓN. Muy lejos de la PLANIFICACIÓN

PARTICIPATIVA que postulamos en estos escritos. Se queda a mitad de

camino, no completa la acción y, por consiguiente, se priva de

optimizarla, descartando la excelencia que sostenemos. Sin descartar

que puede ser una expresión más del HAGAN LO QUE YO DIGO, PERO NO LO

QUE YO HAGO, propio de la MENTALIDAD FAROLERA. Lo que significa otra

falacia de nuestro macro sistema educativo, que permite el

AUTORITARISMO, al mismo nivel que el DEJAR HACER, DEJAR PASAR, que

podemos ver en nuestras instituciones de casi todos los niveles y

modalidades.
Siguiendo lo postulado en la Planificación Participativa, debemos

apuntar a una Evaluación Participativa, que ya se encuentra integrado

en el APRENDER HACIENDO, el aprender a aprender, en definitiva el

APREHENDER, que es propio a la FORMACIÓN PROFESIONAL, pero no

exclusivo de esta rama de la Educación, en la relación Educación-

Trabajo, liberando el PENSAMIENTO CRÍTICO y el SENTIDO COMUN, en todo

el circuito, para que funcione como tal, como circuito y

retroalimente nuestra propia acción. Ya que al liberar la crítica

reglada y ordenada, plasmada en un cuestionario con preguntas

específicas, para los elementos objetivos y un apartado para la

ampliación personal libre y anónima de nuestros alumnos, para los

elementos subjetivos, sobre nuestras propias actitudes-aptitudes,

nos permitirá la excelencia en la acción educativa, al evidenciar el

error y el defecto de nuestra puesta docente, lo cual facilita la

detección certera de los motivos internos o externos de las fallas,

de lo que estamos desarrollando, como docentes, que no es otra cosa

que la transferencia de conocimientos y valores integrados al

APREHENDER. En definitiva, la esencia misma de nuestra profesión,

reflejada en el espejo del otro y no solo del padre del alumno, de

nuestro colega o supervisor, es conocer y comprender lo que generamos

en el otro, en una especie de JUEGO DE ROLES, que nos permite

desarrollarnos, como seres humanos y profesionales, en completa

armonía con lo que nos circunda, influyendo y siendo influidos en y

con la propia vida, que es una forma de vivenciar el ecosistema que

nos sustenta.
Lo mismo parece ocurrir, en línea con el PENSAMIENTO UNIDIRECCIONAL,

con el concepto que tienen funcionarios de organizaciones

internacionales, nacionales y provinciales, en relación con la

conformación de Cooperativas de Trabajo, a las que se caracteriza

como seguros vehículos de fraude laboral, cuando es un problema de

los Estados y de los CONTROLES que estos implementan en base a sus

propias LEYES. Si existen errores en unas u otras , es

responsabilidad de los mismos órganos del ESTADO. Pero lo que no

puede hacer es publicitar que, la existencia de estas organizaciones

de la economía social de mercado, es un índice de FRAUDE LABORAL,

cuando, en realidad, lo único que demuestra es la propia

incompetencia de los ESTADOS y de los seres humanos que en ellos

trabajan, con funciones de máxima responsabilidad, o, para decirlo de

otra manera, de los mismos funcionarios, que intentan vedar la

creación de COOPERATIVAS DE TRABAJO, es la obligación de

verificar que exista legislación y controles acordes, para terminar

con el problema, sin liquidar la organización social. Esa postura

negativa UNIDIRECCIONAL, se puede caratular como POLÍTICA FAROLERA,

en donde la culpa es siempre de los otros. Los otros son

fraudulentos, los otros conspiran, los otros delinquen y, para

evitarse el trabajo de hacer las cosas bien, con PENSAMIENTO CRÍTICO

y SENTIDO COMUN, es necesario que se impida la creación de organismos

de BIEN COMUN, nunca se deben reconocer errores y, mucho menos, si el

obrar con pensamiento crítico atenta contra los intereses de amigos y

patrocinadores, en el más puro y fiel reflejo de ACTITUD FAROLERA.
7.- La Evaluación Permanente y Participativa corre pareja, en Educación

y, con mayor razón en Formación Profesional, en esta rama de la

Educación, en la relación Educación-Trabajo, con la SUPERVISIÓN

EDUCATIVA, veamos lo que nos dice: Ana Marcela Solís Torres,

en "Supervisión Educativa y Evaluación de Desempeño", para

Monografías.Com, 2.006: "...El término supervisión tiene significados

diferentes, toda persona que lee o escucha esta palabra, la

interpreta según su experiencia, necesidades y propósitos. un

supervisor puede considerarla como una fuerza positiva para mejorar

un programa o proceso dentro de una empresa. en el ámbito educativo

un maestro puede verla como una amenaza a su individualidad; otro

puede buscarla como una fuente de ayuda y de apoyo... La buena

enseñanza no puede depender de maestros excepcionales o de la

fortuna, es entonces cuando la supervisión educativa se impone como

órgano interesado en el desempeño de la escuela, para que la acción

de ésta mejore constantemente y los buenos resultados estén

garantizados de manera objetiva y científica... El origen de la

palabra supervisión se deriva de "super" sobre y de "visum" ver,

implica por lo tanto, "ver sobre, revisar, vigilar".

La función supervisora, supone "ver que las cosas se hagan como

fueron ordenadas".

La supervisión apunta al mejoramiento del proceso enseñanza-

aprendizaje, para lo cual tiene que tomar en cuenta toda la

estructura teórica, material y humana de la escuela (Nerici; p.54)...

podemos entonces, definir a la supervisión docente de la siguiente

manera:

Servicio de ayuda y asistencia al educador, destinado a lograr el

mejoramiento de los resultados del proceso enseñanza-aprendizaje, que

atañe a todas las actividades y a todas las personas que concurren en

el proceso educativo y que se realiza mediante un trabajo

cooperativo..."
Generalmente se tiene la idea de la Supervisión ejercida por una sola

persona, el Supervisor, pero en la práctica diaria, en la Empresa o

la Escuela, existe una supervisión intra escuela o empresa y otra

supervisión extra escuela o empresa. En el sistema que postulamos

funcionan los dos tipos de supervisiones la intra escolar y la extra

escolar. El Supervisor intra-escolar (regencia), por excelencia, en

el sistema que estamos describiendo, es el Profesor de Formación

Profesional, el que debe supervisar, "ver que las cosas se hagan como

fueron ordenadas" y brindar un "servicio de ayuda y asistencia al

educador", "para lo cual tiene que tomar en cuenta toda la estructura

teórica, material y humana de la escuela". Esta actividad se realiza

no solo sobre el Formador, sino sobre el Instructor. De esta manera

el Licenciado en Formación Profesional, con rango de Director de la

Institución, debe dedicarle mucho menos tiempo a los problemas

diarios educativos y canalizar ese "ahorro de energías", en el

proceso de estudio, investigación y DISEÑO, de nuevos programas en la

interrelación Escuela -Comunidad (considerando lo que dijimos sobre

el "ecosistema que nos sustenta").
Para el proceso general vertebrado desde un organismo ministerial,

existió desde siempre, al menos en nuestro país, el Supervisor (extra-

escolar), en algún tiempo con muchísimo protagonismo y excelencia y,

hoy en día, no tanto, por diversos motivos, que no podemos analizar

en estos momentos, en particular, aunque ya se puede leer entrelíneas

en lo que ya escribimos, en forma general, porque dejaríamos de
1   ...   13   14   15   16   17   18   19   20   ...   23

similar:

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconFormación profesional III (Trabajo terminado, sin índice ni glosario...

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconFormación profesional IV (Trabajo en elaboración)

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconResumen El trabajo explica la articulación de la formación profesional...

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconBibliografía Glosario

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconBibliografía Glosario

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconResumen El trabajo describe el sistema aplicado en la asignatura...

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconEl problema del trabajo productivo
«Trabajo productivo y trabajo como prestación de servicios». Ya en el texto se refiere al «trabajo que crea valor, o sea, el productivo»,...

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconSegunda formación profesional

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconEstudiantes de formación profesional

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconLa formación profesional basada en


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com