Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto)




descargar 1.32 Mb.
títuloFormación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto)
página6/23
fecha de publicación14.08.2016
tamaño1.32 Mb.
tipoBibliografía
med.se-todo.com > Economía > Bibliografía
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23

aprovechar las ventajas de este proceso, evaluando al mismo tiempo

desde una óptica realista las posibilidades y riesgos que plantea.

La globalización ofrece grandes oportunidades de alcanzar un

desarrollo verdaderamente mundial, pero no está avanzando de manera

uniforme. Algunos países se están integrando a la economía mundial

con mayor rapidez que otros. En los países que han logrado

integrarse, el crecimiento económico es más rápido y la pobreza

disminuye. Como resultado de la aplicación de políticas de apertura

al exterior, la mayor parte de los países de Asia oriental, que se

contaban entre los más pobres del mundo hace 40 años, se han

convertido en países dinámicos y prósperos. Asimismo, a medida que

mejoraron las condiciones de vida fue posible avanzar en el proceso

democrático y, en el plano económico, lograr progresos en cuestiones

tales como el medio ambiente y las condiciones de trabajo. En los

años setenta y ochenta, muchos países de América Latina y África, a

diferencia de los de Asia, aplicaron políticas orientadas hacia el

sector interno y su economía se estancó o deterioró, la pobreza se

agravó y la alta inflación pasó a ser la norma. En muchos casos,

sobre todo en África, los problemas se vieron agravados por factores

externos adversos. No obstante, al modificarse las políticas en estas

regiones, el ingreso comenzó a aumentar. Actualmente se está

produciendo una importante transformación. Alentar esta

transformación --y no dar marcha atrás-- es la mejor forma de

fomentar el crecimiento económico, el desarrollo y la lucha contra la

pobreza.

Las crisis desencadenadas en los mercados emergentes en los años

noventa han mostrado a las claras que las oportunidades que ofrece la

globalización tienen como contrapartida el riesgo de la volatilidad

de los flujos de capital y el riesgo de deterioro de la situación

social, económica y ambiental como consecuencia de la pobreza. Para

todas las partes interesadas --en los países en desarrollo o los

países avanzados y, por supuesto, para los inversionistas-- esta no

es una razón para dar marcha atrás sino para respaldar reformas que

fortalezcan las economías y el sistema financiero mundial de modo de

lograr un crecimiento más rápido y garantizar la reducción de la

pobreza.

¿Cómo se puede ayudar a los países en desarrollo, especialmente a los

más pobres, a recuperar el terreno perdido? ¿La globalización agrava

la desigualdad o puede ayudar a reducir la pobreza? ¿Se exponen

inevitablemente a la inestabilidad los países integrados a la

economía mundial? Estas son algunas de las preguntas a las que se

procura responder en las secciones siguientes. ¿Qué es la

globalización? La "globalización" económica es un proceso histórico,

el resultado de la innovación humana y el progreso tecnológico. Se

refiere a la creciente integración de las economías de todo el mundo,

especialmente a través del comercio y los flujos financieros. En

algunos casos este término hace alusión al desplazamiento de personas

(mano de obra) y la transferencia de conocimientos (tecnología) a

través de las fronteras internacionales. La globalización abarca

además aspectos culturales, políticos y ambientales más amplios que

no se analizan en esta nota. En su aspecto más básico la

globalización no encierra ningún misterio. El uso de este término se

utiliza comúnmente desde los años ochenta, es decir, desde que los

adelantos tecnológicos han facilitado y acelerado las transacciones

internacionales comerciales y financieras. Se refiere a la

prolongación más allá de las fronteras nacionales de las mismas

fuerzas del mercado que durante siglos han operado a todos los

niveles de la actividad económica humana: en los mercados rurales,

las industrias urbanas o los centros financieros. Los mercados

promueven la eficiencia por medio de la competencia y la división del

trabajo, es decir, la especialización que permite a las personas y a

las economías centrarse en lo que mejor saben hacer.

Gracias a la globalización, es posible beneficiarse de mercados cada

vez más vastos en todo el mundo y tener mayor acceso a los flujos de

capital y a la tecnología, y beneficiarse de importaciones más

baratas y mercados de exportación más amplios. Pero los mercados no

garantizan necesariamente que la mayor eficiencia beneficiará a

todos. Los países deben estar dispuestos a adoptar las políticas

necesarias y, en el caso de los países más pobres, posiblemente

necesiten el respaldo de la comunidad internacional a tal efecto.

Tendencias de la Globalizaciòn en el siglo XX La globalización no es

un fenómeno reciente. Algunos analistas sostienen que la economía

mundial estaba tan globalizada hace 100 años como hoy. Sin embargo,

nunca antes el comercio y los servicios financieros han estado tan

desarrollados e integrados. El aspecto más sorprendente de este

proceso es la integración de los mercados financieros, que ha sido

posible gracias a las comunicaciones electrónicas modernas. En el

siglo XX hubo un crecimiento económico sin precedente, que casi

quintuplicó el PIB mundial per cápita. Sin embargo, este crecimiento

no fue regular, ya que la mayor expansión se concentró en la segunda

mitad del siglo, período de rápida expansión del comercio exterior

acompañada de un proceso de liberalización comercial y, en general un

poco más tarde, de la liberalización de las corrientes financieras.

El siglo en cuatro períodos: En el período entre las dos guerras

mundiales, el mundo le dio la espalda a la internacionalización --o

la globalización como se la llama actualmente-- y los países cerraron

su economía y adoptaron medidas proteccionistas y un control

generalizado de los capitales. Este fue el principal factor

determinante de los devastadores resultados de ese período: el

crecimiento del ingreso per cápita se redujo a menos del 1% entre

1913 y 1950. Durante el resto del siglo, aunque la población creció a

un ritmo extraordinario, el aumento del ingreso per cápita superó el

2%, principalmente durante la fase de expansión de que disfrutaron

los países industriales después de la guerra. El siglo XX estuvo

marcado por un notable crecimiento del nivel medio de ingresos, pero

los datos muestran a las claras que este crecimiento no estuvo

repartido de manera igualitaria. La brecha entre los países ricos y

los países pobres, y entre los sectores ricos y pobres dentro de cada

país, se amplió. Para la cuarta parte de la población mundial más

rica el PIB per cápita casi se sextuplicó durante el siglo, en tanto

que para la cuarta parte más pobre no llegó a triplicarse (gráfico

1b). Sin duda, la desigualdad de ingresos se ha agravado. Sin

embargo, cabe señalar que el PIB per cápita no explica totalmente la

situación

¿En qué medida están integrados a la Globalizaciòn los países en

desarrollo? La globalización supone una integración cada vez mayor

del comercio mundial y los mercados financieros. Pero, ¿en qué medida

han participado los países en desarrollo en esta integración? Los

esfuerzos de estos países para ponerse a la par de las economías

avanzadas han tenido resultados dispares. En los años setenta, en

algunos países --sobre todo asiáticos-- el ingreso per cápita se

aproxima con rapidez a los niveles alcanzados en los países

industriales. Un mayor número de países en desarrollo sólo ha

avanzado lentamente o ha perdido terreno. Específicamente, en África

el ingreso per cápita se redujo en comparación con los países

industriales, y en algunos países disminuyó en términos absolutos. El

gráfico 2b explica en parte esta evolución: los países que

recuperaron terreno son aquellos en los cuales el comercio exterior

registró una vigorosa expansión. Considérense cuatro aspectos de la

globalización:

Comercio exterior. La participación del conjunto de países en

desarrollo en el comercio mundial aumentó del 19% en 1971 al 29% en

1999...¿Se acrecientan la pobreza y la desigualdad debido a la

globalización?. En el siglo XX, el ingreso medio mundial per cápita

registró un fuerte aumento, pero con considerables variaciones entre

los países. Se observa claramente que la brecha de ingresos entre los

países ricos y los países pobres se ha ampliado a lo largo de varias

décadas. En la última edición de Perspectivas de la economía mundial

se analizan 42 países (que representan casi el 90% de la población

mundial) sobre los que se dispone de datos para la totalidad del

siglo XX.

La conclusión a la que se llega es que el producto per cápita creció

apreciablemente, pero la distribución del ingreso entre los países

muestra hoy una mayor desigualdad que a comienzos del siglo. Sin

embargo, el ingreso no lo explica todo; una medición más amplia del

bienestar que tiene en cuenta las condiciones sociales muestra que

los países más pobres han logrado considerables avances. Por ejemplo,

en algunos países de bajo ingreso, como Sri Lanka, los indicadores

sociales son extraordinarios. En un estudio reciente se llega a la

conclusión de que, si se comparan los países utilizando los

indicadores del desarrollo humano (IDH) elaborados por las Naciones

Unidas, que tienen en cuenta la educación y la esperanza de vida, el

panorama es muy diferente del que muestran los datos referidos

solamente al ingreso. En realidad, es posible que la brecha se haya

reducido. De este estudio se infiere sorprendentemente que existe un

contraste entre lo que podría denominarse la "brecha de ingresos" y

la "brecha entre los indicadores del desarrollo humano".

Actualmente, el nivel de ingresos (ajustados por la inflación) de los

países pobres es aún mucho más bajo que el de los grandes países en

1870, y además la brecha de ingresos se ha ampliado. No obstante, a

juzgar por los indicadores del desarrollo humano, la situación de los

países pobres es hoy mucho mejor que la que existía en 1870 en los

grandes países. Esto se debe en gran medida a que los avances médicos

y el mejoramiento de las condiciones de vida han aumentado

considerablemente la esperanza de vida. Sin embargo, aunque la brecha

entre los indicadores del desarrollo humano se ha reducido a largo

plazo, son demasiadas las personas que están quedando a la zaga. La

esperanza de vida puede haber aumentado, pero para muchos la calidad

de vida no mejoró, y muchos aún se encuentran sumidos en la

indigencia. A esto se suma la propagación del SIDA por toda África en

el último decenio, que está reduciendo la esperanza de vida en muchos

países. Nuevamente es urgente aplicar políticas orientadas

específicamente a combatir la pobreza... Cómo pueden los países más

pobres recuperar con mayor rapidez el terreno perdido? Las

condiciones de vida mejoran como consecuencia de la acumulación de

capital físico (inversiones) y capital humano (mano de obra) y de los

avances en la tecnología (lo que en economía se

denomina "productividad total de los factores de producción". Muchos

elementos pueden facilitar o entorpecer estos avances. La experiencia

acumulada por los países que han registrado un crecimiento del

producto más acelerado revela la importancia de crear condiciones

conducentes al aumento del ingreso per cápita a largo plazo. La

estabilidad económica, el desarrollo institucional y la reforma

estructural son al menos tan importantes para el desarrollo a largo

plazo como las transferencias financieras, con todo lo indispensables

que éstas puedan ser. Lo que cuenta es el conjunto de políticas,

asistencia financiera y técnica y, en caso necesario, alivio de la

deuda. Forman parte de este conjunto:

La estabilidad macroeconómica para crear condiciones que favorezcan

la inversión y el ahorro. • Políticas de apertura al exterior que

fomenten la eficiencia a través de la expansión del comercio y la

inversión. • Reformas estructurales que estimulen la competencia

dentro de cada país. • Instituciones sólidas y una administración

eficaz que propenda al buen gobierno.• Educación, capacitación e

investigación y desarrollo para estimular la productividad. • Una

gestión de la deuda externa que garantice la disponibilidad de

recursos suficientes para el desarrollo sostenible. Todas estas

políticas deben inscribirse en el marco de estrategias elaboradas por

cada país para combatir la pobreza mediante políticas que beneficien

a los pobres --y para las que se preverán recursos presupuestarios

suficientes--, por ejemplo, en lo que respecta a la salud y la

educación y la creación de redes de protección social eficaces.

Un enfoque participativo, en el que se consulte a la sociedad civil,

acrecentaría enormemente las posibilidades de éxito...¿Perjudica la

globalización a los trabajadores de los países avanzados? También en

las economías avanzadas la globalización suscita inquietud. ¿En qué

medida existe, como se piensa, el riesgo de que los trabajadores de

alta remuneración pierdan su empleo y que la demanda de trabajadores

menos calificados disminuya debido a la competencia que plantean

las "economías de bajos salarios"? ¿Son los cambios que se están

produciendo en estas economías y sociedades el resultado directo de

la globalización? Las economías están en constante evolución y la

globalización es una de las diversas tendencias que caracterizan esta

evolución. Hay otras tendencias que pueden destacarse: a medida que

las economías industriales maduran, se orientan cada vez más hacia

los servicios para atender las cambiantes necesidades de sus

habitantes y, además, necesitan mano de obra más calificada. No

obstante, todo lleva a pensar que estos cambios tendrían lugar --

aunque no necesariamente al mismo ritmo-- con independencia de la

globalización.

En realidad, la globalización facilita el proceso y reduce su costo

para la economía en su conjunto gracias a los flujos de capital, a

las innovaciones tecnológicas y al descenso de los precios de los

bienes importados. Tanto el crecimiento económico como el empleo y

las condiciones de vida alcanzan niveles más altos que en una
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23

similar:

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconFormación profesional III (Trabajo terminado, sin índice ni glosario...

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconFormación profesional IV (Trabajo en elaboración)

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconResumen El trabajo explica la articulación de la formación profesional...

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconBibliografía Glosario

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconBibliografía Glosario

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconResumen El trabajo describe el sistema aplicado en la asignatura...

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconEl problema del trabajo productivo
«Trabajo productivo y trabajo como prestación de servicios». Ya en el texto se refiere al «trabajo que crea valor, o sea, el productivo»,...

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconSegunda formación profesional

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconEstudiantes de formación profesional

Formación profesional II (Trabajo terminado sin índice ni glosario y la bibliografía indicada en el texto) iconLa formación profesional basada en


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com