La Revolución Industrial tuvo como principal




descargar 40.56 Kb.
títuloLa Revolución Industrial tuvo como principal
fecha de publicación05.12.2015
tamaño40.56 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Economía > Documentos
Como afirmara Kriedte, la Revolución Industrial tuvo como principal CONSECUENCIA ser el final del proceso de transición del feudalismo al capitalismo, el tránsito de una sociedad estamentaria-feudal a otra en la que se eliminaba toda posibilidad de ocultación de los caracteres clasistas, pues la relación de apropiación se generaba claramente en el proceso productivo. A partir de ahí puede hablarse del desarrollo y consolidación del nuevo sistema socioeconómico capitalista, desarrollo cuya primera etapa será precisamente la II FASE DE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL.
Esta fase, que supuso la intensificación y profundización de las transformaciones acaecidas durante la I Fase, se desarrolló entre la segunda mitad del siglo XIX y 1914/1929 (según consideremos unos factores u otros). Es la época de mayor apogeo político y económico de la civilización europea, de sus nuevas sociedades capitalistas que, a través del IMPERIALISMO, afirmaron su hegemonía sobre el resto del Planeta. Como afirmara Rosa Luxemburgo, “lo que distingue el modo capitalista de producción de todos los anteriores es, principalmente, que él tiene la tendencia interna a expandirse sobre todo el globo terrestre, desplazando todo otro orden social anterior.” (Rosa Luxemburgo, “Las tendencias de la economía capitalista”)
Analicemos muy brevemente diversos aspectos:
EVOLUCIÓN DEMOGRÁFICA. Observamos la consolidación del “nuevo régimen demográfico” y de la “revolución urbana” (en 1911, la población urbana en Gran Bretaña era ya el 78.1%, en Alemania el 60%, y en Francia el 44.2%), así como un aumento de las migraciones, tanto entre el campo y la ciudad (éxodo rural), como internacionales.
TRANSFORMACIONES TECNOLÓGICAS. A partir de 1850-1860 los avances técnicos se centraron en la sustitución del carbón por dos nuevas fuentes de energía:

1. La ELECTRICIDAD, cuyo uso fue resultado de toda una serie de descubrimientos: pila de Volta, acumulador de Planté, dinamo de Gramme, saltos de agua (“hulla blanca”), generador, turbina de vapor,… Su aplicación se materializó en: alumbrado de ciudades (a partir de la bombilla de Swam y Edison); telégrafo (Morse, Cooke), teléfono (Bell, Marconi) y radiotelefonía; líneas electrificadas, metros, tranvías; la generalización de la energía eléctrica en las fábricas a partir de 1890 y los primeros motores eléctricos; aumento de la velocidad de los barcos; y la utilización de la electrolisis en la metalurgia, que permitió la fabricación de aluminio.

2. El Petróleo que, con un mayor poder calorífico que el carbón, es a la vez fuente de energía y materia prima de la industria petroquímica. Fue el desarrollo del motor de explosión (Daimler, Benz, Diessel) lo que permitió su uso a gran escala, revolucionando los transportes por carretera, mar y aire (con la invención de dirigibles y aeroplanos).
TRANSFORMACIONES EN LA INDUSTRIA. Si en la I Fase de la Revolución Industrial fue la industria textil la que ejerció como “motor de arrastre” del resto de industrias, en esta segunda fase será la industria sidero-metalúrgica la que ocupe el lugar más destacado. Y es que, desde 1850, el descubrimiento de nuevas aleaciones metálicas e incluso de nuevos metales revolucionó de nuevo la texnología industrial. A lo que se unía que la industria textil tenía una mayor productividad, lo que llevaba aparejada una disminución de la mano de obra empleada en el sector.
Así, vemos como se generalizó el uso del acero, desarrollándose enormemente la industria siderúrgica, en lo que tuvo gran importancia el convertidor de Bessemer (mejorado después por Thomas y por Siemens-Martin), incrementándose la producción, pudiéndose explotar más tipos de hierros, y mejorando la calidad y dureza del acero. También se desarrollaron industrias asociadas a nuevos metales, como el niquel y el aluminio. Por su parte, las indistrias de bienes de equipo y de consumo se sumaron al desarrollo general de la industria pesada. La industria química y sus derivadas pudieron ahora desarrollarse, en un contexto que permitía las grandes inversiones y la producción a gran escala que necesitaban para ser rentable.
Vinculadas a las nuevas energías, a su producción y distribución, y a los derivados de la electricidad, observamos como se desarrollan las industrias del cobre y del plomo, así como las refinerías de petróleo, y aparecen nombres que marcan aún hoy el desarrollo capitalista: Philips, Siemens, AEG, ITT, Rockefeller,… También se desarrollará la industria automovilística, en la que tendrá especial relevancia Ford, que aplicará los principios tayloristas e implementará la producción en serie y el trabajo en cadena.
Por último, debemos reseñar que también se introdujeron cambios en la industria alimentaria, muy vinculados a la expansión imperialista, desarrollándose el maquinismo, los abonos, la conservación y refrigeración de alimentos, los envases metálicos, e introduciéndose nuevos cultivos en muchas zonas de los imperios coloniales.
EVOLUCIÓN DEL SECTOR TERCIARIO. Unido al proceso industrializador vemos un desarrollo de los servicios, lo que es lógico si pensamos que éstos sirven (de un modo u otro) a la producción. Así, habría que entender fundamentalmente el crecimiento de los servicios como una conclusión necesaria de la complejidad de la división social y técnica del trabajo, y lo que hoy se denomina <economía de servicio> no sería sino un conjunto de elementos (indirectos) del proceso de producción, lo cual se demuestra en su previsible colapso fuera de su fundación industrial.
Los sistemas de comunicaciones y transportes (aprovechando y desarrollando a un tiempo las innovaciones tecnológicas que hemos visto, y creando infraestructuras como las redes ferroviarias o los canales de Suéz y Panamá) se expandieron a nivel mundial mediante la construcción de complejos sistemas y redes internacionales. Evidentemente, esto estuvo unido a la internacionalización del comercio que produjo el Imperialismo, iniciándose incluso un sistema mundial de precios. La fluidez de los intercambios internacionales se basó en la abundancia de metales preciosos, y en el desarrollo de mecanismos como créditos, sociedades, acciones, obligaciones, seguros,…
ESPECIALIZACIÓN TÉCNICA Y DIVISIÓN SOCIAL DEL TRABAJO. En relación a la I Fase, observamos un ahorro de costes en la producción (sobre todo en mano de obra, pero también en materias primas) y una satisfacción de una demanda multiplicada. Se desarrollaron la producción en serie (intercambiabilidad o producción standard) y la producción en cadena (lo que supone que la fábrica se convierta en una unidad de producción altamente organizada), al principio sobre todo en las industrias armamentística y automovilística. En este desarrollo tuvieron gran importancia los planteamientos que se engloban bajo los términos “Taylorismo” y “Fordismo” (busca información sobre estos conceptos, empleando internet).
Las empresas, ante el carácter cada vez más complejo del proceso productivo, se reorganizaron: observamos una mayor especialización y mayores conocimientos técnicos por parte de los trabajadores (lo que estará en la base de los sistemas educativos); consejos de administración de sociedades anónimas sustituyeron las anteriores figuras del empresario/propietario/director; ejecutivos (economistas e ingenieros principalmente) se sitúan al frente de equipos jerárquicamente estructurados; se desarrolla una estructuración global y “racional” de las empresas, atendiendo a sus complejas funciones (administrativas, técnicas, comerciales, financieras,…); el trabajo (y el trabajador) dependerá absolutamente de las máquinas y el proceso productivo (vid. “Tiempos Modernos”), lo que debe ponerse en relación con el proceso de alienación.
CONCENTRACIÓN EMPRESARIAL Y FINANCIERA. Al ser los procesos productivos cada vez más complejos, se precisaba de la canalización de enormes capitales hacia la industria. Esto se logró a través de un mayor desarrollo del sistema bancario que, al fusionarse con el capital industrial, generará el conocido como capital financiero, que será clave en el proceso de concentración industrial y en el desarrollo del imperialismo. Vemos cómo se desarrolla también la competitividad, espoleada por las mayores necesidades de inversión, por las crisis económicas y por los propios sistemas de gestión. Y se realizan pactos entre empresas (incluyendo mecanismos conspirativos y especuladores) que darán lugar a auténticos oligopolios (tendencia al monopolio). Esto se puede obsevar especialmente en el proceso imperialista, en el que esos oligopolios tendrán como objetivo arruinar a las empresas autóctonas, vía abaratamiento de los precios de las exportaciones (dumping), para después controlar los mercados y subir los precios. A fines del XIX vemos como coexisten la internacionalización de la economía (vía imperialismo) con políticas proteccionistas en los países más desarrollados (y en sus áreas de influencia).
Las principales tipologías de la concetración empresarial y de capitales son:

  • Pool, cartel: convenios por los que se regulan la oferta, los precios, el reparto de mercados,…

  • Holdings: ensamblaje entre la industria y la banca.

  • Trust: fusiones empresariales

  • Monopolios: grado más alto de concentración.

Busca las definiciones concretas de estos términos. Para ello puedes usar un diccionario específico o internet.
CICLOS ECONÓMICOS Y CRISIS. El desarrollo del sistema capitalista no ha sido lineal, sino que se ha producido a través de los llamados “ciclos económicos”. Cada ciclo contemplaría una serie de etapas o fases: Depresión (durante la cual habría menor producción, consumo y empleo) – Recuperación (en la que esas variables comenzarína a crecer) – Auge (cuando se alcanzaría una recuperación general, y que acabaría al evidenciarse las fricciones que dificultan nuevos crecimientos) – Recesión.
Fue Kondratieff quien analizó la evolución del capitalismo y determinó que podían distinguirse una serie de ciclos de larga duración:

  • 1730-1790, durante el que serían determinantes las revoluciones demográfica y agraria.

  • 1789/90-1848/50, durante el que tiene lugar la I Revolución Industrial propiamente dicha.

  • 1848/50-1890, durante el que se desarrollan sobre todo la revolución de los transportes, la expansión comercial y el imperialismo.

  • 1890-1929/30, durante el que tiene lugar el grueso de la II Revolución Industrial.

Evidentemente, otros ciclos han sido propuestos tras este autor.
La teoría económica ha tratado de buscar explicaciones a las crisis del capitalismo. Podemos distinguir varias interpretaciones básicas:

  • La ortodoxia liberal (en la que hay que incluir al neoliberalismo que hoy domina el mundo académico y político) las achaca a las especulaciones bursátiles.

  • También hay teorías (muy marginales en teoría, pero muy arraigadas en la práctica) basadas en el comportamiento humano (psicologismo) y en la aparición de situaciones nuevas (economicismo idealista).

  • Keynes planteó como causa fundamental la inadecuación entre inversión, producción y consumo. Y propuso el intervencionismo reformista estatal como salida a las crisis.

  • Schumpeter consideraba que los ciclos eran el medio de “progreso” del capitalismo.

  • Para el marxismo, las crisis son componentes esenciales del capitalismo, algo inherente a este sistema, y por tanto inevitables mientras exista. Pero dentro del marxismo se han desarrollado diversas concepciones, desde las más “orodoxas”, que ponen el acento en la superproducción de capitales por la ausencia de planificación, a las que se centran en el subconsumo, o las que se centran más en la dinámica clasista (sobreexplotación).


Las distintas REVOLUCIONES INDUSTRIALES. Es preciso considerar que el proceso se desarrolló en cada país de una forma y en unos plazos diversos. Si tomamos las fechas en las que el grueso del proceso se desarrolla y el capitalismo se convierte en el modo de producción predominante, podríamos establecer la siguiente cronología:

  • Inglaterra: entre 1770/1780 y 1830/1850

  • Francia: entre 1790/1800 y 1860/1870

  • Alemania y USA: más tardías, pero más rápidas, entre 1830/1840 y 1870/1880

  • Japón: entre 1875/1880 y 1914


Gran Bretaña: abundancia de materias primas; sistema financiero evolucionado; legislación favorable a la libertad económica (liberalismo); “revolución” política del siglo XVII; imperialismo, expansión de mercados y exportación de capitales (es el país que más capitales exportó a través de empréstitos). Estos factores explican su papel predominante: Pero la ausencia de modernización y de desarrollo de nuevas industrias (en comparación con USA y Alemania) marcan su pérdida relativa de posiciones durante la II Fase de la Revolución Industrial.
Francia: su crecimiento fue mucho más lento, pero sostenido. Lo mismo que ocurrirá con Bélgica, Holanda,…

Europa Meridional: industrialización escasa, parcial y regional (Norte de Italia, Cataluña, Euskadi), y muy vinculada a inversiones extranjeras.

Rusia: inversiones alemanas y francesas.

Japón: revolución Meiji; imperialismo; intervención estatal (concentración empresarial) y posterior privatización.
Europa Central (Prusia-Alemania): a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX se convertirá en la primera potencia económica, a través de lo que se conoce como “vía prusiana” al capitalismo: la nobleza terrateniente (junkers) por medio de un Estado que controla absolutamente desarrollará la industrialización. El Estado se ocupará de: crear una legislación y una fiscalidad favorables; desarrollar infraestructuras (ferrocarril); actuar como empresario; dar créditos a empresas; apoyar instituciones de investigación y apoyo técnico; formar a los futuros obreros (enseñanza); y controlar y reprimir al proletariado. Este modelo generó altísimas concentraciones empresariales y financieras.
Producción de hierro colado (1860-1913) Producción de acero (1870-1913)

(Millones de toneladas) (Millones de toneladas)

Años

R. Unido

Francia

Alemania

1860-4

4,219

1,065

613

1875-9

6,484

1,462

1,770

1890-4

7,402

1,998

4,335

1900-4

8,778

2,665

7,925

1910-13

9,792

4,664

14,836

Años

R. Unido

Francia

Alemania

1870-4

0,49

-

-

1880-4

1,82

0,46

0,99

1890-4

3,19

0,77

2,89

1900-4

5,04

1,70

7,71

1910-13

6,93

4,09

16,24


USA: será a comienzos del siglo XX cuando aspire a ser la primera potencia económica mundial, un papel que logrará definitivamente con la I Guerra Mundial y la derrota alemana. Hasta 1870 había desarrollado industrias de equipo y bienes de consumo para un enorme mercado (el consumo masivo será una de las causas de su desarrollo). Pero a parir de esa fecha se desarrollan el ferrocarril (lo que impulsó enormemente la siderurgia y articuló los mercados –el Este industrial y el Oeste agrícola y ganadero-), las industrias químicas y eléctricas, las industrias automovilística y armamentística (en las que se implementan los sisteams de produccion en serie y en cadena). Fueron sustituidos los capitales extranjeros por propios. Y se produjo una enorme concentración empresarial, pese a unas leyes antimonopolio que se demostraron inoperantes.





similar:

La Revolución Industrial tuvo como principal iconTema 3 : la revolución industrial que es la rev industrial = un cambio economico y social

La Revolución Industrial tuvo como principal iconLa revolución industrial

La Revolución Industrial tuvo como principal iconOrígenes de la Revolución Industrial en Inglaterra

La Revolución Industrial tuvo como principal iconHistoria La Segunda Fase de la Revolución Industrial

La Revolución Industrial tuvo como principal iconEconomia y sociedad en la era de la revolucion industrial

La Revolución Industrial tuvo como principal iconLa segunda revolucion industrial y el gran capitalismo

La Revolución Industrial tuvo como principal iconDiferencias y semejanzas entre la 1ª y 2ª revolución industrial (I)

La Revolución Industrial tuvo como principal iconSegunda Revolución Industrial (siglo XIX)

La Revolución Industrial tuvo como principal iconLa revolución industrial en Gran Bretaña (Antonio Escudero)

La Revolución Industrial tuvo como principal iconII. 1 Hasta mediados del sigloXX: El fracaso de la revolución industrial


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com