Cómo crecer hacia su máximo potencial




descargar 0.6 Mb.
títuloCómo crecer hacia su máximo potencial
página6/23
fecha de publicación08.03.2016
tamaño0.6 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Finanzas > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23

Su actitud decide su enfoque del viaje

Hace varios años se realizó un experimento en una escuela de la Bahía de San Francisco. El director convocó a tres profesores y les dijo: «Como ustedes son los tres profesores mejores del sistema y tienen la mayor experiencia, vamos a darles noventa estudiantes seleccionados por su elevado coeficiente intelectual. Vamos a dejar que ustedes se encarguen de estos estudiantes el próximo año y los lleven a su velocidad y vean cuánto pueden aprender.

Los tres miembros de la facultad, los alumnos y los padres de los alumnos pensaron que era una gran idea. Todos disfrutaron en forma especial ese año escolar. Al final del curso, los alumnos habían tenido un rendimiento entre 20 y 30% más que los demás estudiantes de la zona de la Bahía de San Francisco.

El director llamó a los tres profesores y les dijo: «Tengo que hacerles una confesión. Ustedes no tenían a noventa alumnos con alto coeficiente intelectual. Eran alumnos del montón. Elegimos al azar noventa alumnos del sistema y se los entregamos a ustedes.

Naturalmente, los profesores llegaron a la conclusión que sus excepcionales dotes pedagógicas eran responsables del gran progreso de los alumnos.

«Tengo que hacerles otra confesión», dijo el director. «Ustedes no son los profesores más brillantes. Sus nombres fueron los tres primeros que sacamos del sombrero».

Entonces, ¿por qué los alumnos y los profesores tuvieron ese excepcional nivel de rendimiento por todo un año? La respuesta se puede encontrar en sus actitudes. Tenían una actitud de expectación positiva. Profesores y estudiantes creían en sí mismos y los unos en los otros. Tuvieron ese buen rendimiento porque creyeron que podían. *

Su modo de pensar afecta
poderosamente su enfoque en el
viaje al éxito


Su actitud hacia la vida determina la actitud de la vida hacia usted. Su modo de pensar afecta poderosamente su enfoque en el viaje del éxito.

Lo que creo sobre la vida determina

mi percepción de la vida, lo que a su vez determina

lo que recibo de la vida.

Si espera lo peor, eso recibirá. Si espera lo mejor, aun cuando tropiece con circunstancias negativas—y así será, pues una actitud positiva no las detiene—puede hacer lo mejor de ello y seguir adelante.

Mientras mejor sea su actitud, más lejos llegará

Si conversa con personas de las principales organizaciones del país, mientras más arriba vaya, mejores actitudes encontrará. Un estudio de Fortune 500 encontró que el noventa y cuatro por ciento de los ejecutivos entrevistados atribuían su éxito más a la actitud que a otro factor. * Eso le muestra que si quiere ir más lejos debe tener una buena actitud.

La actitud afecta mucho más que solo su habilidad para tener éxito en los negocios. Afecta cada aspecto de su vida, aun su salud. Leí de un estudio hecho en el Hospital King’s College, en Londres, Inglaterra. Fue hecho entre pacientes de cáncer a quienes se le había practicado mastectomías. Los investigadores del hospital siguieron el progreso de cincuenta y siete mujeres. De las que habían tenido una actitud positiva cuando se les diagnosticó cáncer, siete de cada diez todavía luego de diez años. Pero de las que se dejaron llevar por la desesperación durante el diagnóstico, ocho de cada diez habían muerto. * Otras investigaciones médicas siguen encontrando resultados similares. Usted puede ir más lejos en la vida—y vivir más—con una buena actitud que sin ella.

Su actitud establece la diferencia entre el éxito y el fracaso

Una buena actitud hace posible que usted sea exitoso. Le da la energía para que pueda seguir su propósito, haga crecer su potencial, y siembre semillas que beneficien a otros. Pero también hace que el viaje sea más agradable en el camino sin importar a donde le lleve. John Wooden—ex entrenador de baloncesto de UCLA—dijo: «Las cosas resultan mejor para la gente que hace lo mejor de la forma como resultan las cosas».

Hace un tiempo atrás jugaba golf con mi amigo Zig Ziglar, una de las personas más positivas que conozco. Me contó la historia de un muchacho llamado Jeb. Durante su crecimiento, su madre entraba en el dormitorio y lo despertaba a las 5:30, diciendo: «Jeb, va a ser un gran día».

Pero eso no era lo que el niño deseaba oír a esa hora de la mañana. Su primer trabajo cada día era salir y traer el carbón para encender el fuego y calentar la casa. Lo aborrecía. Un día cuando ella entró y dijo: «Va a ser un gran día», Jeb respondió bruscamente:

—No, mamá. Va a ser un día asqueroso. Estoy cansado. La casa está fría. No quiero levantarme y traer carbón. ¡Es un día horrible!

—Querido—ella contestó—no sabía que te sentías así. ¿Por qué no vuelves a la cama y duermes otro poco?

—¿Por qué no pensé en esto antes?—se dijo creyendo que había dado en el clavo.

Despertó dos horas después. La casa estaba caliente, y podía oler el desayuno que estaban preparando. Salió de la cama, se vistió y fue a sentarse a la mesa de la cocina.

—Estoy hambriento—dijo. He descansado bien. Ya está listo el desayuno. Esto esta perfecto.

—Querido—dijo la mamá—, hoy no hay comida para ti. ¿Recuerdas que dijiste que iba a ser un día horrible? Como madre, voy a hacer lo mejor que pueda para que tengas un día horrible. Vuelve a tu dormitorio y quédate allí todo el día. No tienes permiso para salir de allí, y no vas a tener nada para comer. Nos veremos mañana a las cinco y media.

Jeb regresó a su dormitorio desanimado y se acostó. Pudo dormir más o menos otra hora. Pero eso era todo lo que una persona puede dormir. Pasó todo el día deprimido en la habitación, con un hambre que crecía con el paso del tiempo. Cuando oscureció volvió a meterse en la cama y trató de dormir.

Despertó varias horas ante del amanecer. Se vistió. Estaba sentado a la orilla de la cama cuando la mamá abrió la puerta de su habitación a las cinco y media. Antes que ella dijera algo, Jeb se puso de pie de un salto y dijo: «Mamá, ¡va a ser un gran día!»

Lo que era cierto para Jeb es cierto para usted también. Usted puede cambiar su actitud. Quizás no pueda cambiar las demás cosas, pero definitivamente puede hacer que su actitud sea más positiva. Si lo trata, pronto descubrirá que la mejor mano de ayuda está en el extremo de su propio brazo.

Siete señales de una gran actitud

¿Qué significa tener una gran actitud? Probablemente haya escuchado la antigua expresión de que una persona positiva ve un vaso medio lleno en lugar de medio vacío. Esto es cierto, pero solo cuenta una pequeña porción de la historia. Creo que las personas positivas comparten siete cualidades:

1. Creen en sí mismos

Herb True dijo: «Muchas personas tienen éxito cuando otros no creen en ellas. Pero muy rara vez una persona que no cree en sí misma alcanza el éxito». Tenía toda la razón. La primera característica de una persona con una buena actitud es que piensa positivamente de su valor personal.

Cuando cree en sí mismo, es libre
para enfocarse en mejorar y
alcanzar su potencial.


Aquel que no cree en sí mismo espera lo peor no solo de sí, sino también de los demás. Si tiene una autoestima baja, probablemente tendrá que luchar por enfocarse en cualquier cosa que no sea usted mismo, porque siempre estará preocupado por su aspecto, por lo que otros piensen de usted, y si va o no a fracasar. Sin embargo, cuando cree en sí mismo, es libre para verse bajo una luz más objetiva y enfocarse en mejorar y alcanzar su potencial. Y eso hace toda la diferencia. No es de extrañar que el psicólogo Dr. Joyce Brothers dijera: «No es una exageración decir que una imagen positiva y segura es la mejor preparación para el éxito en la vida».

2. Están dispuestos a ver lo mejor en los demás

Nunca he conocido una persona positiva que no aprecie a las personas y trate de ver lo bueno en ellas. Una forma efectiva de ayudarle a ver lo mejor en los demás es hacer lo que llamo poner un «10» en la cabeza de las personas. Esto es lo que quiero decir: Todos tenemos expectativas de los demás. Pero podemos decidir si las expectativas serán positivas o negativas. Podemos pensar que los otros no valen nada o absolutamente maravillosos. Cuando decidimos esperar lo mejor, y buscamos lo bueno en lugar de lo malo, los estamos viendo como un «10».

La capacidad de hacer esto con los demás es importante por un par de razones. Primero, usted normalmente ve en los demás lo que espera ver. Si constantemente espera ver cosas buenas en otros, es mucho más fácil tener una actitud positiva. Segundo, generalmente la gente mejora para alcanza su nivel de expectativa. Si los trata positivamente, la tendencia es que lo tratarán de la misma manera. Si espera que hagan el trabajo y muestra su confianza en ellos, usualmente tendrán éxito. Y en las ocasiones relativamente raras cuando la gente no lo trata bien, es fácil que no tome esta conducta en forma personal pues usted sabe que ha hecho lo mejor posible, y puede seguir adelante sin permitir que afecte su actitud.

3. Pueden ver oportunidades dondequiera

El filósofo griego Plutarco escribió: «Como las abejas extraen miel del tomillo, la más fuerte y seca de las hierbas, los hombres sensibles suelen sacar ventaja y provecho de las circunstancias más extrañas». Sin importar las circunstancias, la gente positiva ve oportunidades en todo lugar. Entienden que las oportunidades no se basan en la suerte o en la posición. Son el resultado de una actitud correcta. La oportunidad existe donde usted la encuentra.

Una declaración en la revista Success hecha por Lois Wyse—presidenta de Wyse Advertising, Inc.—me impresionó porque muestra el entendimiento de la importancia de una actitud positiva y el modo de aplicarla cada día. Ella dijo: «Le digo a mi hija, “siempre di sí, porque nunca les pasa nada a los que dicen no”». Ese puede ser un buen consejo comercial. Es obvio que ella cree que hay oportunidades que esperan ser alcanzadas.

4. Enfocan en las soluciones

De igual manera, la persona con actitud positiva dedica su tiempo y atención a las soluciones, no a los problemas. Casi todas las personas pueden ver los problemas. Para ello no se requiere nada especial. Pero la persona positiva tiene su mente puesta en las soluciones, y ve una solución ante cada problema y una posibilidad en cada imposibilidad. Como lo hace notar Louis D. Brandeis, juez de la Corte Suprema, y en honor a quien se puso nombre a la Universidad Brandeis: «En este mundo, la mayoría de las cosas dignas de hacerse habían sido declaradas imposibles antes de que fueran hechas».

5. Desean dar

Nada tiene un impacto más positivo que el dar a otros. Karl Menninger, psiquiatra, autor, y uno de los fundadores de la Fundación Menninger, dijo: «Rara vez la gente generosa es gente mentalmente enferma». Y es raro que sea gente negativa. Las personas con un espíritu dadivoso son las personas más positivas que conozco, porque dar es el más elevado nivel de vida. Ponen su tiempo y energía en lo que pueden dar a otros y no en lo que pueden obtener de ellos. Mientras más da la persona, mejor su actitud.

Dar es el más elevado
nivel de vida.


La mayoría de la gente que no es exitosa no entiende este concepto. Creen que la cantidad que la gente da y su actitud al respecto se basa en lo mucho que tienen. Pero eso no es así. Conozco a muchas personas que tienen muy poco pero son grandes dadores. Y conozco personas que sido bendecidas con dinero, buena familia y maravillosas carreras que son tacaños y sospechan de los demás. La diferencia no está en lo que usted tiene. Está en lo que hace con lo que tiene. Esto se basa completamente en la actitud.

6. Persistencia

Don B. Owens, dice: «Mucha gente fracasa en la vida porque creen en el adagio: Si no tienes éxito, prueba otra cosa. Pero el éxito elude a los que siguen ese consejo … Los sueños que se han hecho realidad son el resultado de personas que se aferraron a sus ambiciones. Se negaron a desanimarse. No permitieron que el desaliento les pusiera la mano encima. Los desafíos solo los estimularon a un mayor esfuerzo». Esas características—la habilidad de aferrarse a sus sueños, vencer el desánimo y seguir adelante a pesar del desaliento—son todos resultados de una buena actitud.

Cuando usted tiene una actitud positiva, es más fácil ser persistente. Si piensa que el éxito está a la vuelta de la esquina, sigue adelante. Cuando cree que todo obra para bien, no le importará una pequeña incomodidad. Y cuando todo se desbarata, usted persiste si tiene una actitud positiva; después de todo, cree que la ayuda ya viene en camino.

7. Responsabilidad por sus vidas

La característica final de una persona positiva es su disposición de asumir la responsabilidad de su propia vida. Una persona sin éxito evade la responsabilidad. Pero una persona de éxito entiende que nada positivo ocurre si no está dispuesto a dar un paso adelante y asumir plena responsabilidad por sus pensamientos y acciones. Solo cuando usted es responsable por usted mismo puede mirarse con honestidad, evaluar sus puntos fuertes y sus puntos débiles, y comenzar a cambiar.

Consejos para mantener su actitud en óptima condición

W. W. Ziege dijo: «Nada puede detener que un hombre con una actitud mental correcta alcance sus metas; y nada en el mundo puede ayudar al hombre con una actitud mental incorrecta». Si solo pudiera compartir una cosa de las que poseo, sería mi modo de pensar, pues esto es lo que más me ha ayudado en el viaje al éxito. Mi actitud ha sido mi mayor activo, y puede ser el suyo también. Andrew Carnegie afirmó: «El hombre que adquiere la habilidad para asumir plena posesión de su mente puede tomar posesión de todo lo demás a lo que tiene derecho».

Si usted está en una lucha constante por mantener una actitud positiva, puede utilizar alguna ayuda. Estos son algunos consejos prácticos que le ayudarán en la tarea de tomar plena posesión de su mente y de dar poder a su pensamiento positivo:

Pida responsabilidades, no derechos

La lucha por asegurar sus derechos es una importante fuente de descontento en la gente. Piense en su situación. ¿Ha sido alguna vez tratado injustamente? ¿Ha habido ocasiones en las que no ha recibido todo lo que merece? Es casi seguro que su respuesta a estas preguntas es sí. Vivimos en un mundo imperfecto, y debido a eso, mientras vivamos, no recibiremos una recompensa justa por todo lo que hacemos.

Por lo tanto, tiene que tomar una decisión. ¿Va a desperdiciar tiempo y energía en lo que pudo haber sido , o va a enfocarse en lo que puede ser ? Aun cuando la verdad y la justicia estén de su lado, quizás nunca pueda rectificar las injusticias que ha padecido. El luchar continuamente por sus derechos en un mundo imperfecto pueden convertirlo en un hombre resentido, irritado, rencoroso y amargado. Estas emociones destructivas agotan sus energías y le vuelven negativo. Además, cuando se enfoca en sus derechos, usted mira hacia atrás y no hacia adelante. No puede progresar cuando va por el camino equivocado. Glenn Clark destacó: «Si quieres viajar lejos y con rapidez, viaja con pocas cosas. Despójate de todas tus envidias, celos, rencores, egoísmos y temores».

Cuando deja de preocuparse por sus derechos, va en la dirección correcta y puede continuar con su viaje. Reconoce los errores pero los perdona y se preocupa por lo que puede controlar: sus responsabilidades. Hacer esto aumenta su energía, edifica su potencial y mejora sus perspectivas.

Asóciese con gente positiva

Charles «el tremendo» Jones dijo que la única diferencia entre lo que usted es hoy y lo que será en cinco años viene de los libros que lee y las personas con las que se relaciona. Las personas con las que pasa su tiempo influyen mucho en su actitud. El antiguo adagio es cierto: «Dime con quién andas y te diré quién eres».
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23

similar:

Cómo crecer hacia su máximo potencial iconCómo crecer hacia su máximo potencial
«Nada te conmueve. Solo te dejas arrastrar por la vida». Él guarda silencio largo rato y entonces, más para sí mismo que para ella,...

Cómo crecer hacia su máximo potencial iconCómo crecer hacia su máximo potencial
«Nada te conmueve. Solo te dejas arrastrar por la vida». Él guarda silencio largo rato y entonces, más para sí mismo que para ella,...

Cómo crecer hacia su máximo potencial iconDirectorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos
«¿Quién soy?» «¿Cuáles son las fuerzas que actúan en mí?» «¿Qué capacidades hay ocultas en mi?» «¿Cómo puedo explotar al máximo todo...

Cómo crecer hacia su máximo potencial icon¿Cómo saben nuestros huesos que deben crecer?

Cómo crecer hacia su máximo potencial iconCómo sacarle el máximo provecho a “La trampa de la felicidad”

Cómo crecer hacia su máximo potencial iconOdilon redon
«El ojo como un globo extraño se dirige hacia el infinito» también conocida como «El ojo globo»

Cómo crecer hacia su máximo potencial iconProducto desarrollado como estimulante natural, para deportistas...

Cómo crecer hacia su máximo potencial iconOrgánica diodos emisores de luz (oled) son considerados por muchas...

Cómo crecer hacia su máximo potencial iconResumen: En máximo 200 palabras resuma el contenido del ensayo teniendo...

Cómo crecer hacia su máximo potencial iconEl saludo es un símbolo de respeto hacia el profesor y hacia los compañeros


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com