Dirección general de educación media superior




descargar 309.67 Kb.
títuloDirección general de educación media superior
página1/7
fecha de publicación02.01.2016
tamaño309.67 Kb.
tipoDirección
med.se-todo.com > Química > Dirección
  1   2   3   4   5   6   7
BENEMÉRITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE PUEBLA
VICERRECTORÍA DE DOCENCIA



PLAN DE ESTUDIOS 06
NIVEL MEDIO SUPERIOR



DIRECCIÓN GENERAL DE EDUCACIÓN MEDIA SUPERIOR
COMISIÓN DE REFORMA DEL BACHILLERATO

VERANO DE 2006




Integrantes de la Comisión de Reforma del Bachillerato




Nombre Preparatoria Academia Tipo de Representación
Maldonado lima Georgina DGEMS Directivo
Santos del Prado González Gabriel DGEMS Directivo
Aguilar Aguilar Gabriel EZ Filosofía REA
Aguirre Luna Gerardo ACM Psicología UA
Astete Huerta Juan José EZ Física UA
Bautista Luna Julieta 2O Psicología UA
Campi Reyes Patricia BJ Biología Directivo
Castillo Suárez Manuel RSB Historia U. CD
Cozatl Sánchez Maria Guadalupe BJ Lenguaje REA
Cruz Romero María de la Luz BJ Química RED
Díaz Prieto María Cristina BJ Química RED
Fernández Zamora Icela ECR ESEM UA
García Castillo María Felicitas BJ Química RED
García Mendoza María Isabel LC Química UA
Garduño Navarrete Roberto 2O Física REA
Gómez Arazúa Daniel BJ Lenguaje REA
Grande Coronel Mauricia EZ Historia de M. REA
Hernández Hernández Jesús CL Filosofía UA
Herrera Mora Maria Trinidad LC Química CD
Hurtado Figeroa Martha Lilia RSB Psicología REA
Lara Carrasco Virginia EZ Psicología UA
López Rivera Maria Magdalena Adela BJ ESEM REA
Marroquín Bravo Tomasa Eleazar 2O Química RED
Morales Morales Guillermo Hugo ECU Psicología UA
Parrales Gómez Marvin RSB Psicología CD
Peña Asenjo Juan Ramiro 2O Inglés REA
P


érez Cabrera Miguel EZ Matemáticas REA

Pérez de León García Ricardo ECU Arte REA
Pinto Parada Sara Virginia ACM Lenguaje CD
Ramírez Obregón María Félix ECR Filosofía REA
Ramos Vera María Dolores 2O Biología REA
Ronquillo Onofre Cleotilde 2O ESEM UA
Ruiz Hernández María del Rocío BJ Psicología CD
Sánchez Castillo María Yolanda ECU Física Directivo
Sandoval Robles Jorge ACM Computación REA
Tapia Rojas María Amelia ACM Inglés CD
Toxqui Hernández José 2O Matemáticas CD
Varela Olguín Alma ECU Inglés CD
Vargas Rangel Oscar RSB Física RED
Vallejo Romero Walter Fernando RSB Psicología UA
Zenteno Flores Miguel Ángel ECR Física RED

Integrantes de la Comisión de Redacción Final
Maldonado lima Georgina DGEMS
Santos del Prado González Gabriel DGEMS
Herrera Mora Maria Trinidad LC Química CD
López Rivera Maria Magdalena Adela BJ ESEM REA
Pérez Cabrera Miguel EZ Matemáticas REA
Pinto Parada Sara Virginia ACM Lenguaje CD
Vargas Rangel Oscar RSB Física RED
Vallejo Romero Walter Fernando RSB Psicología UA
Zenteno Flores Miguel Ángel ECR Física RED

Asesores externos
Mtro. Hoyos Medina Carlos Ángel Investigador del cesu de la unam
Dr. Muñoz Nava José Refugio Investigador de la UPN


Las siglas de Preparatoria y Tipo de representación, son las siguientes:
Preparatoria

ACM Alfonso Calderón Moreno

BJ Benito Juárez García

ECR Enrique Cabrera Barroso, Regional

ECU Enrique Cabrera Barroso, Urbana

EZ Emiliano Zapara

LC Lázaro Cárdenas del Río

RSB Regional Simón Bolívar

2 O 2 de Octubre de 1968

CL Campus Libres
Tipo de representación

CD Consejero de docencia

REA Representante extraordinario de academia

RED Representante de Redes Académicas

UA Representante de unidad académica

DIRECTIVO Representante de la Dirección de su UA

ÍNDICE
Introducción 1
Justificación 12
Marco legal 16
Filosofía 18
Misión del Bachillerato 18
Visión del Bachillerato 18
Perfil de Ingreso 18
Perfil de Egreso 19
Perfil del Docente 20
Objetivos del Bachillerato 21
(Mapa Curricular 23)
Características Generales del Nuevo Mapa Curricular 24
Aportaciones del Nuevo Mapa Curricular 25
Áreas 28
Ciencias Sociales 29
Lenguaje 35
Humanidades 44
Ciencias Naturales y Exactas 57
(Asignaturas Propedéuticas 66)

PROPUESTA DE PLAN DE ESTUDIOS 06

NIVEL MEDIO SUPERIOR


Introducción

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, como institución educativa se encuentra inmersa en una sociedad cambiante y, como parte de esta, ha sufrido transformaciones de acuerdo con los diferentes escenarios sociales por los que ha transitado el país y que han repercutido en su desarrollo, sin descartar que también la Universidad ha influido en diferentes momentos históricos en la sociedad, en sus ya más de 400 años de historia
Actualmente, en el marco del comercio mundial se han dado transformaciones económicas, y es a partir de la formación de bloques económicos que el mundo vive un proceso de cambios vertiginosos. Estos pueden observarse en el terreno científico y tecnológico a través de la incorporación de las innovaciones que se han dado en los ámbitos productivo y educativo. A este proceso histórico del capitalismo se le conoce como Globalización.
Aunado a esto, las tendencias educativas de los países de menor crecimiento económico están marcadas por los lineamientos que deciden los países hegemónicos, a través de las políticas que diseñan los organismos multilaterales tales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (ocde), el Banco Mundial (bm) y el Fondo Monetario Internacional (fmi); esta perspectiva influye directamente en la educación y en particular en la universidad.
Uno de los cambios por los que ha transitado la buap se dio en la década de los noventa cuando se desarrollaron diversos esfuerzos para la consolidación de las funciones sustantivas de la Universidad, plasmadas en diversos proyectos de docencia, investigación e integración social, con el propósito de incidir positivamente en la formación de sus egresados, a fin de responder a las necesidades surgidas de los cambios sociales, económicos y políticos.

Hoy nuevamente, ante este panorama cambiante y frente a las políticas educativas actuales, la buap considera necesario reestructurar su modelo académico y educativo para fortalecer la formación de sus egresados y acceder a estándares internacionales de acreditación, con una visión de futuro y una flexibilidad organizacional que permita no sólo dar respuesta a las demandas sociales inmediatas, sino trascender favoreciendo el desarrollo mismo de la sociedad. Es en este contexto que el bachillerato se reestructura para ser congruente con este proceso.
Antecedentes históricos del bachillerato en México
La enseñanza media superior mexicana ha tenido una larga trayectoria, desde su origen hasta nuestros días. A través de su historia ha sufrido múltiples transformaciones en lo que se refiere a su concepción, función educativa, ubicación administrativa y duración.
Este nivel educativo tiene sus antecedentes más remotos en el bachillerato, que fue el primer grado universitario durante la época colonial.
Durante la Colonia, la enseñanza estaba en manos de profesores particulares, que contaban con licencia de un maestro mayor nombrado por el virrey y que se dedicaban a la enseñanza de las primeras letras, tarea que compartían con algunas órdenes religiosas, entre ellas la de los jesuitas. El siguiente nivel consistía en el aprendizaje de la lengua romana, a cargo de un latinista reconocido. Esto era necesario pues en la Universidad las clases se impartían en latín y todos los textos académicos estaban escritos en ese idioma. Quienes aprobaban los cursos de latinidad y ciencias básicas recibían el grado de bachiller y esto los capacitaba para ingresar a los estudios superiores.
La orden religiosa que más se destacó por su labor educativa fue la de los jesuitas que durante el período de 1527 a 1767 fundaron una gran cantidad de instituciones educativas, entre ellas el Colegio del Espíritu Santo, antecedente de la hoy Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Como consecuencia de la expulsión de los jesuitas de España y sus colonias, su tarea educativa fue encomendada a otras órdenes y, en algunos casos, a particulares.
El término “escuela preparatoria” comenzó a utilizarse en 1833, durante el gobierno de Valentín Gómez Farías quedando incluida en los estudios superiores y, por lo tanto, a cargo del estado.
En 1854 fue organizada la educación preparatoria como antecedente de las licenciaturas, con un plan de estudios de cinco años.
El 2 de diciembre de 1867, Benito Juárez promulgó la Ley Orgánica de Instrucción en la que se incluyó la creación de la Escuela Nacional Preparatoria. A propuesta del pedagogo poblano Gabino Barreda, que en Puebla fue director del Colegio del Estado de 1867 a 1878, en 1870 se introdujo la doctrina positivista en nuestro país, que representó un significativo avance para la educación nacional, dominada hasta entonces por el clero.
En 1906, el ministro de Instrucción Pública Justo Sierra determinó que la educación preparatoria fuese “uniforme, gratuita y laica”. Este educador se contrapuso con el licenciado Francisco Vázquez Mercado que proponía separar a la preparatoria de la Universidad. “¿Por qué la preparatoria –Preguntaba Justo Sierra– no ha de estar dentro de la Universidad si es una institución donde se va a preparar a quienes van a continuar sus estudios en ésta? La Universidad se encargará de regirla y gobernarla”
Ya en la década de los setenta del siglo xx, como resultado del Movimiento Estudiantil y Popular Pro Libertades Democráticas de 1968, se hicieron cambios estructurales en el sistema educativo nacional. La unam tuvo un papel destacado al impulsar la reforma del bachillerato, fundando el Colegio de Ciencias y Humanidades (cch), con un plan de estudios tendente a eliminar el enciclopedismo y a fomentar una preparación que permitiera al estudiante tener la experiencia de aplicar los métodos experimental e histórico; de utilizar las matemáticas y el español como lenguajes y de desarrollar las habilidades para aprender a aprender, a informarse, despertar curiosidad por la lectura y el estudio de grandes autores (González, 1986).
Más adelante, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (anuies) realizó diversos eventos en las que se llegó a acuerdos y declaraciones de gran trascendencia para el bachillerato, destacando el congreso de Villahermosa (1971), en donde emanó la recomendación de que el nivel medio superior tuviera una duración de dos años, con carácter formativo, ubicándolo con una doble función: ciclo terminal y antecedente propedéutico para estudios de licenciatura y, de manera paralela, capacitar al estudiante para su incorporación al trabajo productivo (Documentos Memorias de las Reuniones de Educación Superior, 1977).
En 1972, los acuerdos de Tepic establecieron la conveniencia de implantar el sistema de cursos semestrales para el bachillerato en todas las instituciones, la creación de salidas laterales y un sistema de créditos (180 como mínimo y 300 como máximo), la adopción de una estructura académica y la creación de comisiones estatales del nivel medio superior (Memorias de las Reuniones de Educación Superior, 1977).
En la década de los ochenta se puso en práctica una política de homogeneización en el nivel medio superior con planes de estudio de tres años, el establecimiento de un tronco común, un área propedéutica y otra de asignaturas optativas. La sep expidió programas maestros del tronco común aplicables a todas las preparatorias del país y estableció los procedimientos de evaluación.
En 1981, se realizó el Congreso Nacional del Bachillerato en Cocoyoc, Morelos, en cuyas conclusiones se resaltó que el bachillerato es una fase de la educación con carácter formativo e integral, cuya finalidad era la de generar en el joven el desarrollo de una primera síntesis personal y social que le permitiese acceder tanto a la educación superior como a la comprensión de la sociedad de su tiempo y su posible incorporación al trabajo productivo (Cocoyoc, 1981). En esta misma década el bachillerato pasó de uno cuatro semestres o dos años a otro de seis semestres o tres años.
En la década de los noventa se plantearon cambios profundos en todo el sistema educativo. La masificación de la educación superior iniciada dos décadas atrás sufrió un notorio retroceso (Olac Fuentes, 1991); por otro lado se conformó una agenda política de la educación superior que incluyó la evaluación institucional y de su personal académico, con efectos sobre las remuneraciones, así como la eliminación del carácter gratuito de la educación y el establecimiento de formas de selección estandarizadas para ingresar al nivel medio superior y superior.
En 1991 se llevó a cabo el Seminario Nacional de Intercambio de Experiencias en Evaluación Curricular en el Bachillerato Universitario, donde se manifestaron algunas coincidencias discursivas en lo que se refiere a la función y propósito del mismo, pero también se puso de manifiesto la gran diversidad existente en la organización curricular. Además, se mencionó la escasez de investigación educativa, ya que eran pocos los trabajos sobre trayectorias escolares, perfiles de ingreso, etc. así como la investigación sobre los contenidos y los métodos de las diferentes áreas y asignaturas (Velázquez, 1989).
Todos estos cambios y transformaciones han repercutido en el bachillerato de la buap.
El bachillerato de la buap.


En abril de 1578 el cabildo de la ciudad de Puebla solicitó al provincial de los jesuitas la fundación de una institución educativa; el 9 de mayo los jesuitas tomaron residencia en esta ciudad en un edificio especialmente adaptado.
Ese mismo año, en el Edificio San Jerónimo, se fundó el Seminario de esta orden y el 15 de abril de 1587, merced a un donativo del mercader en grana Melchor de Covarrubias, fue fundado el Colegio del Espíritu Santo, que es el antecedente más remoto de nuestra Universidad.
A la expulsión de los jesuitas de la Nueva España, ocurrida en 1767, los colegios de esta orden sobrevivieron precariamente hasta 1790, fecha en que el obispo Francisco Fabián y Fuero los reunió en uno solo, naciendo así el Real Colegio Carolino, cuyo nombre le fue conferido en honor del rey Carlos iii, denominación que conservó hasta 2 de octubre 1820 cuando, al regreso de los jesuitas, pasó a denominarse Real Colegio del Espíritu Santo, de San Gerónimo y San Ignacio de la Compañía de Jesús.
Ya en el período independiente, durante el efímero Imperio de Iturbide la institución recibió el nombre de Colegio Imperial y al constituirse nuestro país en república, la institución adoptó en 1825 el nombre de Colegio del Estado, mismo que conservó hasta el 4 de abril de 1937, fecha en que la institución quedó legalmente constituida como Universidad de Puebla.
El 23 de noviembre de 1956 fue publicado en el Periódico Oficial la Ley Orgánica en la que se concedió la autonomía a la Universidad y el 1° de abril de 1987, el Congreso del Estado aprobó la iniciativa de declarar Benemérita a la Universidad.
Respecto a los antecedentes del bachillerato, en 1935 fue concretada la división de la preparatoria, que hasta entonces constaba de un plan de estudios de 5 años, en dos niveles diferentes: el medio básico denominado secundaria, de 3 años, y el medio superior de 2 años y que conservó la denominación de preparatoria.
Es el periodo de 1938-1961, después de que el antiguo Colegio del Estado fue transformado en Universidad, la institución mantuvo un carácter marcadamente conservador. En esta etapa la preparatoria adquirió el carácter vigente; destacándose el proyecto de reorganización del bachillerato aprobado en 1947, que se mantuvo en vigor hasta los primeros años de la década de los setenta; su núcleo fue un plan de estudios que abarcaba 30 asignaturas distribuidas en dos años, dando a lo propedéutico un carácter de profundización que permitiera al estudiante seguir una carrera profesional de manera más adecuada. Se fortaleció lo formativo, aspirando a crear en los alumnos una visión amplia y profunda de los problemas culturales.
El movimiento de Reforma Universitaria que se inició en 1961, llevó a la institución a la transición de una universidad conservadora, autoritaria y dogmática, al surgimiento de un nuevo modelo ligado a la ciencia y la cultura, así como a la satisfacción de necesidades sociales, a partir de la puesta en práctica de una política de puertas abiertas para el ingreso a la uap.
En el tiempo comprendido entre 1965 y 1984, se reforzó la creación de preparatorias universitarias, como respuesta a la creciente demanda de educación media. El nacimiento de estas unidades académicas posterior a la existente desde el siglo xix correspondió a las siguientes fechas:


  1. La Preparatoria Nocturna fue creada en 1952 como escuela para trabajadores.

  2. Las Preparatorias “Benito Juárez” Diurna y “Benito Juárez Nocturna” nacieron el 13 de agosto de 1965, al trasladarse las dos escuelas preparatorias que funcionaban en el Edificio Carolino a su nueva sede de San Baltazar Campeche.

  3. La Preparatoria “Benito Juárez” fue producto de la fusión de las dos preparatorias precedentes, acordada por el Honorable Consejo Universitario el 28 de septiembre de 1991 y concretada el 25 de marzo de 1994.

  4. La Preparatoria "Emiliano Zapata" fue creada en 1969 como preparatoria popular e integrada a la Universidad por acuerdo del Honorable Consejo Universitario del 30 de enero de 1970.

  5. La Preparatoria "Enrique Cabrera Barroso" Regional fue fundada por acuerdo del Honorable Consejo Universitario del 19 de julio de 1973 en Tecamachalco, con la finalidad de atender a las necesidades educativas de este nivel de los campesinos de dicha región.

  6. La Preparatoria "Alfonso Calderón Moreno" fue creada en julio de 1975, para absorber la matrícula que no tenía cupo en las otras preparatorias. Su existencia fue oficializada en la sesión del Honorable Consejo Universitario del 29 de octubre de 1975.

  7. La Preparatoria "Enrique Cabrera Barroso" Urbana nació en 1973 como escuela por cooperación incorporada a la Universidad y fue integrada a ésta por acuerdo del Honorable Consejo Universitario del 6 de septiembre de 1977.

  8. La Preparatoria Regional "Simón Bolívar" nació en la ciudad de Atlixco a partir de la fusión e integración a la Universidad de tres preparatoria precedentes acordada por el Honorable Consejo Universitario el 13 de julio de 1981.

  9. La Preparatoria "2 de Octubre de 1968” nació para atender una demanda creciente de educación a nivel medio superior. Su creación también ocurrió también en la sesión del 13 de Julio de 1981 del Honorable Consejo Universitario.

  10. La Preparatoria "Lázaro Cárdenas del Río" surgió por acuerdo rectoral del 7 de agosto de 1984 para dar cabida a los alumnos que no alcanzaron inscripción en las unidades académicas existentes. Su creación fue ratificada por el Honorable Consejo Universitario el 24 de septiembre de 1984.

  11. La Preparatoria de la Universidad Regional Universitaria de Libres, antes denominada “Mártires de 1973” fue creada en 1972 a instancias de las autoridades municipales, los padres de familia y los egresados de secundaria de aquel municipio. Su incorporación a la Universidad fue autorizada por el Honorable Consejo Universitario el 5 de marzo de 1973 y su integración a la institución fue concretada el 4 de julio de 2002 al crearse la Unidad Regional Universitaria de esa población. Actualmente funciona en lo académico como una extensión de la “Benito Juárez”.


En este contexto se realizaron cambios de importancia, tales como: la transformación de periodos anuales a semestrales, la introducción de materias que fortalecieron el área social y humanística, la realización de congresos generales internos de las preparatorias y se participó en congresos nacionales.

Una segunda etapa se puede establecer entre 1986 y 1999 en donde se realizaron las más importantes revisiones curriculares dadas hasta ese momento, difundiéndose ampliamente a los sectores interesados. Se incrementó la participación y colaboración de la comunidad preparatoriana en la elaboración de los planes de estudio, se inició la vinculación con el nivel superior, se consideraron los recursos existentes y se prefiguraron las condiciones para una posterior evaluación de los programas de estudio, en donde aparecieron claras muestras de cambios pedagógicos y didácticos para su puesta en práctica.
El plan de 1986 desempeñó un papel importante como punto de partida para la participación de las academias en los trabajos de renovación curricular. De hecho, para muchos docentes, la participación en esta reforma (donde se modificó la duración del plan de estudios del bachillerato de 2 a 3 años) fue su primera experiencia en lo referente a la planeación del proceso educativo.

En 1991 se presentó el Informe Coombs (1993) en el que se recomendó a la sep separar las preparatorias de las universidades, a partir de los resultados de la evaluación aplicada a la educación media superior y superior del país (la buap fue una de las instituciones evaluadas).
Un hecho de importancia al inicio de los noventa en la ciudad de Puebla fue la creación de una gran cantidad de instituciones de nivel medio superior, lo que repercutió en una baja generalizada de la matrícula en las preparatorias de la Universidad. Esto llevó en 1992 a profesores, directivos y autoridades universitarias a la revisión del proyecto que se tenía como preparatoria, replanteándose los objetivos del nivel. Cada academia estableció el contenido programático de su asignatura y colectivamente diseñaron el plan de estudios. El producto final fue denominando Plan de Diseño Curricular del Bachillerato Universitario.
Entre 1994 y 1995 se dieron un conjunto de elementos y circunstancias que llevan nuevamente a replantear el plan del bachillerato universitario, a saber:


  1. La política salinista que dio origen al Tratado de Libre Comercio con el Norte de América (tlc), y su impacto en los diferentes sectores, incluyendo el educativo, a partir de las necesidades planteadas por el tlc se hizo énfasis sobre la competitividad de los egresados universitarios, tomando en consideración los criterios internacionales, manifestándose que nuestros egresados se encontrarían compitiendo con los norteamericanos y canadienses en el corto plazo, de ahí la necesidad de formar egresados de primer mundo.

  2. La aprobación del Plan de Desarrollo Institucional conocido como Proyecto Fénix, que definió las líneas de trabajo para el nivel:

  1. La excelencia académica como eje fundamental del quehacer universitario.

  2. La instalación de laboratorios de cómputo e inglés para los tres años del bachillerato.

  3. La elaboración de un nuevo modelo académico para el sistema educativo a partir de la implementación de una amplia reforma curricular.

  4. La definición de un programa de capacitación y fortalecimiento de la planta docente.

  5. La vinculación de manera adecuada del bachillerato con los niveles de licenciatura, postgrado e investigación.

  6. La meta de crear un bachillerato de excelencia con alcances a nivel internacional (Proyecto Fénix, 1994).

  1. La reducción drástica de la matrícula del nivel superior en universidades públicas, en particular la buap, y otras escuelas superiores como los tecnológicos y normales, a partir de la implantación de exámenes de admisión para el ingreso a las mismas.

  2. En 1994 y 1995 los egresados del bachillerato universitario estadísticamente se ubicaron en el penúltimo lugar de ingreso a escuelas superiores (34%), de entre los diferentes subsistemas de bachillerato del estado (Dirección de Administración Escolar - dae)

  3. En 1994 la rectoría contrató al Instituto de Investigaciones Educativas de Masachusetts (incre), como encargada de desarrollar un nuevo modelo curricular y establecer una nueva metodología en el proceso enseñanza-aprendizaje para el bachillerato universitario, cuyo trabajo se mantuvo durante tres años.


A partir de 1995 se generó por parte de los profesores de las ocho unidades académicas, integrados en 12 academias, una dinámica de trabajo que persiste hasta la fecha (dems, 1996).
En 1996 se concretó un nuevo cambio plasmado en un documento llamado: Plan General de Re-diseño Curricular, emitido por la Dirección de Educación Media Superior, y la Vicerrectoría de Docencia. Con este cambio se pretendió resolver parte de la problemática existente en este nivel y se señaló como una finalidad brindar una alternativa de educación media superior de la más alta calidad, excelencia académica que permitiese formar egresados que estuvieran sólidamente preparados para continuar estudios superiores y/o integrarse productivamente a la sociedad, conforme a criterios de eficacia y eficiencia y de acuerdo con parámetros internacionales del conocimiento establecidos en las distintas disciplinas y áreas del conocimiento, las artes y las técnicas (Plan General de Rediseño Curricular, 1996)
Este cambio planteó diversas innovaciones dentro de las que se pueden señalar: un cambio de plan anual a semestral, una disminución en los contenidos de las diferentes asignaturas, el desarrollo de habilidades y actitudes, un cambio de metodología de la enseñanza encaminada hacia el constructivismo y la erradicación de los métodos tradicionales de enseñanza. A la par se estableció un programa de capacitación y actualización docente, se fortaleció la integración de las academias, la producción de materiales didácticos y la creación de comisiones de seguimiento curricular. No obstante, la integración de grupos de investigación educativa se encuentra aún en formación.
Por otra parte, a nivel interinstitucional el bachillerato de la buap ha fortalecido su presencia en la red de anuies, participando en eventos de carácter académico con propuestas a nivel nacional para orientar las funciones y propósitos de las preparatorias al interior de las universidades públicas.
A partir de la segunda mitad de 2005, el nivel medio superior entró en un trabajo colectivo de reflexión acerca de su hacer y quehacer académico, incluyéndose la planta académica del bachillerato en el programa denominado Construcción del Proyecto Participativo del Modelo Académico y Educativo (copamae) “Minerva” de la buap, siendo el presente documento la concreción final de este trabajo.
JUSTIFICACIÓN PARA LA REFORMA DEL BACHILLERATO.
La presente reforma de los planes de estudio del nivel medio superior de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla se justifica en función de los siguientes criterios:
1. Tiempo transcurrido sin revisión de los planes de estudio.

La última revisión general hecha al plan de estudios del bachillerato de la buap, que dio origen al Plan 05 fue realizada el año de 1996 mediante un documento denominado Plan General de Re-diseño Curricular, emitido ese año por la Dirección de Educación Media Superior y la Vicerrectoría de Docencia en el que se recogieron los últimos avances conocidos en materia pedagógica y los requerimientos sociales en materia educativa vigentes ese año.
Por otro lado, el plan de estudios denominado Para una Formación Pertinente, también conocido como Plan 62, fue introducido el mes de agosto de 1999 como programa piloto en la Preparatoria “General Lázaro Cárdenas del Río”, haciéndose extensivo a la Preparatoria de la Unidad Regional Universitaria de Libres el mes de julio de 2002. Este programa surgió como producto de un convenio de la buap con la sep en el que se incluyeron diez universidades públicas del país, para atender a las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (ocde).
En el tiempo transcurrido desde la introducción de ambos planes han ocurrido avances significativos que es necesario integrar a la educación media superior universitaria de nuestra institución además de que, de acuerdo con las necesidades planteadas por el proceso educativo, es necesaria la evaluación y revisión frecuente de los planes a fin de evitar su desactualización.
2. Cambios nacionales e internacionales.

En contrapunto con lo expresado en el inciso anterior, los cambios generados en el contexto económico y político nacional e internacional obligan a llevar adelante una revisión integral del plan de estudios del bachillerato a fin de que sus egresados se mantengan con un adecuado nivel de actualización respecto al mundo contemporáneo.

3. Requerimientos sociales.

Los requerimientos de la sociedad hacia la institución han hecho hincapié en la necesidad de elevar de manera consistente la calidad y actualidad de la educación que se imparte en la Universidad, incluyendo en esta exigencia al nivel medio superior.
4. Evaluación del bachillerato en la buap.

Durante los años 2004 y 2005, el bachillerato universitario fue sometido a una evaluación integral en la que se conocieron sus fortalezas y debilidades, mismas que fueron dadas a conocer a la totalidad de los directivos e integrantes de las academias de las preparatorias.
De los resultados de esta evaluación se desprendió la necesidad de proceder a una revisión completa del bachillerato, tanto en su estructura curricular, como en sus objetivos y procedimientos, a fin de poner al día la educación que los estudiantes reciben en este nivel.
5. Necesidad de unificación de planes de estudio.

La dualidad de planes de estudio del bachillerato (Plan 05 y Plan 62), vigente desde 1999 en la institución, dio pie a una problemática que era necesario solucionar, tal como se denota en los aspectos siguientes:


  • Se generaba un perfil del egresado con marcadas disparidades entre los estudiantes de ambos planes de estudio.

  • Los estudiantes que cursaban uno de dichos planes quedaban impedidos para continuar y/o revalidar sus estudios en las escuelas que seguían el otro.

  • No existía equivalencia entre asignaturas de un mismo nivel de la misma institución pues los objetivos diferían de uno a otro.

  • En el caso de la Preparatoria de la Unidad Regional Universitaria de Libres, se generaba además el problema de que sus certificados eran expedidos por la Preparatoria “Benito Juárez”, misma que oficialmente lleva un plan de estudios diferente.


Todos estos aspectos han hecho necesario que dichos planes sean unificados en uno en el que se recojan los mejores elementos de ambos y en el que, además, se integren los últimos avances en materia educativa del nivel medio superior.
6. Adecuación del bachillerato al nuevo modelo institucional.

A partir de los cambios sociales ocurridos en los últimos años, la comunidad de la buap entró en una profunda reflexión acerca de los objetivos y procedimientos del quehacer institucional, concluyendo en la necesidad de proceder a la realización de una nueva reforma universitaria, lo que quedó contextualizado y avalado en la votación para la renovación rectoral de 2005.
En concordancia con ello, en la segunda mitad de 2005 comenzó a discutirse de manera sumamente participativa el Modelo Académico y Educativo Minerva con el que se pretende renovar la actividad universitaria para ajustarla a los requerimientos que plantea el mundo contemporáneo.
La preparatoria, como parte integral de la comunidad universitaria, no podía quedar al margen de este proceso, ya que es necesario que cuente con un plan de estudios que se ajuste en todos sus términos a lo planteado por el nuevo modelo institucional.
Conclusión de justificaciones.
Como conclusión de los puntos anteriores, la renovación del nivel medio superior universitario es necesaria y pertinente en los momentos actuales, de manera que, acorde con los requerimientos sociales en materia educativa y los últimos avances en cuestiones didácticas, pedagógicas y administrativas, sea implantado un plan de estudios en el que queden resueltas las debilidades y sean renovadas las fortalezas del actual, introduciendo además los mejores resultados de la reflexión y aportaciones de la comunidad académica preparatoriana.

Marco Legal.
La actividad académica y administrativa del bachillerato de nuestra Institución se rige por los preceptos emanados del Artículo 3º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley General del Educación, además de la Ley y el Estatuto Orgánico de la buap.
Los lineamientos jurídicos en que se basa el presente Plan de Estudios se fundan en los artículos de la Ley de la buap que se consignan a continuación:
Respecto a la inclusión del bachillerato en la institución universitaria.
Artículo 1. La Universidad Autónoma de Puebla es un Organismo Público Descentralizado del Estado, con personalidad jurídica y patrimonio propio. Tiene por objeto contribuir a la prestación de los servicios educativos en los niveles Medio Superior y Superior; realizar investigaciones científica, tecnológica y humanística y coadyuvar al estudio, preservación, acrecentamiento y difusión de la cultura. La atención a la problemática estatal tendrá prioridad en los objetivos de la Universidad y la Institución contribuirá por sí o en coordinación con otras entidades de los sectores público, social y privado al desarrollo nacional.
Respecto a la facultad para elaborar autónomamente sus planes de estudio.
Artículo 3. La Universidad como organismo constitucionalmente autónomo tiene libertad para organizarse y gobernarse a sí misma, definir su estructura y sus funciones académicas, así como sus planes y programas, fijar los términos de ingreso, promoción y permanencia, de su personal académico y administrar su patrimonio.
Respecto a los fines que el bachillerato se propone en el presente Plan de Estudios.
Artículo 4. La educación que imparte la Universidad tenderá a desarrollar armónicamente las facultades del universitario y fomentará en él, a la vez el amor a la patria y a la conciencia de la solidaridad internacional en la independencia y en la justicia. La Universidad examinará todas las corrientes del pensamiento científico y los procesos históricos y sociales sin restricción alguna, con el rigor y objetividad que corresponden a su naturaleza académica. Los principios de libertad de cátedra, de expresión y libre investigación, normarán a las actividades universitarias.
Respecto a las funciones sustantivas que se propone realizar el bachillerato.
Artículo 5. La Universidad tiene facultades para:

  1. Planear, programar, impartir y desarrollar actividades de docencia, investigación y difusión de la cultura.


Acerca de este mismo aspecto, el Estatuto Orgánico de la buap establece que:
Artículo 25. Las unidades académicas de tipo medio superior tendrán por objeto impartir estudios con carácter general, integral y formativo. Se denominan Preparatorias y tienen como responsabilidad formar bachilleres.


Filosofía

La buap se ha caracterizado por una concepción filosófica humanista arraigada a lo largo de sus más de cuatro siglos de existencia, tradición que ha impactado a sus egresados. En este contexto el Nivel Medio Superior debe regirse por un humanismo integral que considere al ser humano como un ser bio-psico-social y, por tanto, inserto en una compleja red de relaciones simbólicas y ecológicas, de acuerdo con los aportes de la ciencia actual: un eco-humanismo crítico.
Consecuente con esta filosofía humanista y consciente de las características propias de los adolescentes que conforman al estudiantado, el bachillerato universitario se convierte en una opción que les brinda los espacios de reflexión para que se conozcan y reconozcan, obtengan los conocimientos, los valores éticos y estéticos que les lleven a enfrentar la problemática de su entorno con esta mentalidad.
Misión

En el nivel medio superior formamos a nuestros bachilleres preparándolos para acceder a estudios superiores, y para una vida más plena fundamentada en valores conscientemente asumidos, como miembros responsables y comprometidos con ellos mismos, con su sociedad y con el medio ambiente.
Visión

Somos un bachillerato que forma a sus estudiantes con una base amplia de conocimientos en las áreas sociales, humanas, naturales y tecnológicas, que norman su ser y su quehacer con valores éticos, capaces de experimentar y promover la armonía de su entorno, respetuosos de su identidad y de valorar la multiculturalidad.
Perfil de ingreso.

Los alumnos que ingresan al bachillerato de la BUAP son jóvenes adolescentes cuyas edades fluctúan principalmente entre los 14 y 16 años de edad. Provenientes de diferentes medios socioculturales y que han concluido sus estudios de enseñanza media básica en diversas modalidades educativas, lo que se traduce en una pluralidad de niveles de maduración, niveles de conocimientos, habilidades y actitudes ante la vida.
Perfil de egreso

Los alumnos que egresan de la Institución han logrado un conocimiento y comprensión de sí mismos, una formación académica que les ha familiarizado con los avances científicos y tecnológicos, que les permite una visión interdisciplinaria e integral, que los hace sensibles a las problemáticas sociales, económicas, políticas, éticas, estéticas y ecológicas, que los prepara para su ingreso al nivel superior; capaces de interactuar en equipo, con una actitud fraterna, libre, justa, pacífica, tolerante y de respeto a la pluralidad.
De manera que nuestros egresados poseen:

Conocimientos

Metodologías para detectar los orígenes más comunes del error en las diferentes disciplinas

El carácter complejo multidimensional e interconectado de la realidad.

Los fundamentos de las ciencias naturales y sociales, así como de sus relaciones con lo cultural.

La multiculturalidad planetaria y nacional, para reconocerla y apreciarla más allá de los prejuicios etnocéntricos.
Habilidades

Hablar y escribir de manera clara, precisa y correcta, en registro académico.

Tener una comprensión lectora suficiente para emprender con éxito estudios de licenciatura.

Leer comprensivamente textos en lengua extranjera.

Capacidad de análisis y síntesis

Hábitos de estudio autodidactas.

Destrezas básicas en alguna actividad artística.

Capacidad de apreciación estética.

Práctica sistemática de alguna disciplina deportiva o psicofísica (integración mente–cuerpo).

Desarrollo de su inteligencia emocional

Capacidad para el manejo pacífico de conflictos
Actitudes y valores

Capacidad de asombro ante la realidad interna y externa.

Apertura a las incertidumbres en el conocimiento.

Búsqueda permanente del autoconocimiento.

Empatía con sus semejantes y apertura al diálogo.

Apertura, comprensión y tolerancia hacia la diversidad.

Respeto y aprecio por la diversidad biológica y su integración ecosistémica.

Participación activa en asuntos colectivos de su competencia.

Independencia de criterio.

Aprecio y respeto por las expresiones artísticas de las más diversas culturas.

Actitud responsable y crítica de los hábitos de consumo por sus implicaciones éticas, políticas, ecológicas y para la salud.
  1   2   3   4   5   6   7

similar:

Dirección general de educación media superior iconDirección general de educación media superior y superior

Dirección general de educación media superior iconDirección general de educación media superior

Dirección general de educación media superior iconDirección general de educación media superior

Dirección general de educación media superior iconDirección general de educación media superior

Dirección general de educación media superior iconDirección de Educación Media Superior y Superior

Dirección general de educación media superior iconDirección de Educación Media Superior y Superior

Dirección general de educación media superior iconDirección de educación media superior

Dirección general de educación media superior iconDirección de educación media superior

Dirección general de educación media superior iconDirección de educación media superior

Dirección general de educación media superior iconDirección de educación media superior


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com