Mejor prevenir que curar por Orlando Valega Apicultor de Apícola Don Guillermo Mail




descargar 123.42 Kb.
títuloMejor prevenir que curar por Orlando Valega Apicultor de Apícola Don Guillermo Mail
página1/9
fecha de publicación07.01.2016
tamaño123.42 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Química > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9

MEJOR PREVENIR QUE CURAR



Por Orlando Valega Apicultor de Apícola Don Guillermo

Mail: apicoladonguillermo@yahoo.com.ar

ENFERMEDADES DE LAS ABEJAS


Desde hace millones de años, antes de iniciarse la vida del hombre, las abejas ya sabían defenderse de las adversidades de la vida y en muchos lugares aun hoy viven sanas, vigorosas, en los huecos de los árboles o colgadas de las ramas, sin necesidad de la intervención del hombre para lo más mínimo. Parece ser que la intervención del hombre produjo el efecto contrario, criamos abejas fármaco-dependientes. Muy buen negocio para algunos pero muy malo para las abejas, los apicultores, y lo que es peor, malo para los que consumen los valiosos productos de la colmena, contaminados con los más diversos e inimaginables productos nocivos para la salud. Por suerte hoy el consumidor se defiende, rechaza este producto contaminado y sin darse cuenta, está defendiendo a la abeja del uso indiscriminado de drogas, y alimento chatarra. Muy pronto y para bien de la humanidad, el apicultor que no aprenda a realizar un manejo natural y ecológico de sus colmenas va a desaparecer con sus abejas.

Es muy difícil que una colmena fuerte, bien manejada, -con abundante reservas, reina prolífica, relación optima de cría y abejas nodrizas, con abundante espacio- contraiga enfermedades. Y si además reproducimos las colmenas que sobreviven airosas los momentos de crisis. Seguramente que hemos logrado el camino correcto en el manejo de las colmenas.

Mi padre crió abejas por más de 70 años y jamás necesitó tratar a las colmenas con fármacos. Los sapos y los saqueadores de colmenas eran los principales depredadores. Nunca se quejó de tener pérdidas de colmenas en invierno a pesar de hacer un manejo más bien poco profiláctico, ya que muy pocas veces renovaba los cuadros viejos de cría. La invasión de la abeja africana le trajo grandes complicaciones, pero se superó con perseverancia. Se eliminaron sistemáticamente a las colmenas muy agresivas y se reprodujeron por división a las más prolíficas. Trabajó al igual que nosotros ahora, con la abeja autóctona de la zona, la “abeja criolla”, que posiblemente tenga su origen en la abeja alemana Apis mellifera mellifica. Recuerdo que intentó criar abejas de la raza italiana y a pesar de que todavía no había hecho su aparición la varroa y otras enfermedades, esas abejas no toleraron las asperezas de nuestro clima.

Yo sé que en muchos lugares y en especial con ciertas razas de abejas muy susceptibles a contraer enfermedades es imposible criar abejas sin la utilización de fármacos Así como también estoy seguro que en gran parte del planeta todavía sobreviven abejas resistentes a las enfermedades que no necesitan de las drogas para desarrollarse vigorosamente. Que algunas son algo agresivas es cierto, pero si las abejas no tuvieran aguijón, cualquiera seria apicultor y en especial, los dueños de lo ajeno.

La varroa, diseminada por todo el mundo, es sin duda el problema sanitario más importante de la apicultura en la actualidad. En esta publicación no tengo interés en hacer un estudio profundo sobre las principales enfermedades de las abejas, más bien deseo compartir parte de mi experiencia, comentar sobre algunas investigaciones realizadas que buscan demostrar que se pueden criar abejas sanas y resistentes a las enfermedades sin utilizar métodos curativos y sobre todo, recordar algunas técnicas de manejo natural y ecológicas que pueden evitar las enfermedades sin necesidad de curar. Comencemos por Varroa.

VARROASIS:

Varroa Destructor o Varroa jacobsoni fue descubierto por Jacobson, pero el primer reporte del parásito lo dio un científico de apellido Oudemans.

Varroa jacobsoni es un parásito natural de Apis cerana una abeja asiática que convive sin problemas con el ácaro pero debido a la trashumancia varroa pasó a Apis mellifera aproximadamente en la década de (1940 1950), en principio en países de clima templado como Alemania, Francia e Italia entre otros, donde hizo estragos en las colmenas matando gran cantidad de ellas. Desde entonces varroa es considerada una enfermedad parasitaria grave de Apis mellifera no solo por el efecto directo que produce debilitando a las colmenas sino también por bajar las defensas de las abejas que quedan expuestas a contraer otras enfermedades micóticas, bacterianas y virales. En 1971, apicultores de Paraguay importaron abejas desde Japón, introduciendo el parásito en América del Sur. En Argentina se detectó por primera vez en 1976 en colmenas de Laguna Blanca en la provincia de Formosa, aunque se cree que el ácaro había ingresado al país unos años antes (Apinet)

En general se coincide en afirmar que las abejas de origen europeo son muy sensibles a varroa jacobsoni, prácticamente no subsisten sin un tratamiento que combata a varroa. Se han utilizado una variedad de productos de síntesis que fueron produciendo resistencia en los parásitos, resultando cada vez más difícil su erradicación, además el uso de productos de síntesis trajo aparejado el gran problema de la contaminación de los productos de la colmena.

Ante este panorama, grupos de apicultores Italianos, Franceses o Suizos han puesto a punto métodos de control con moléculas naturales, en particular el ácido fórmico, el ácido oxálico, el timol y rotenona, con la idea de que estos productos no contaminarían la miel y los demás productos de la colmena. Se utilizan además otros métodos de control alternativo con vaselina (J. M. Flores, J. A. Ruíz, F. Puerta, F. Campano y E. García Centro Andaluz de Apicutura Ecológica.) Córdoba (España).
, Propóleos: (1º- Resumen de un artículo aparecido en la revista Apidologie, nº 33, de enero-febrero de 2002. Un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Berlín (Alemania) que la aplicación de propóleos a las colmenas causa la muerte de las Varroas) ( 2ª-Apicultores del sudeste de Mendoza utilizaron una solución alcohólica de propóleos para controlar “Loque Americana” con buenos resultados y simultáneamente encontraron que la varroa había desaparecido o disminuido notablemente Apiterapia hoy en Argentina y Cuba 2001 pag. 73 “Dr. Julio Cesar Días), cría dirigida de zánganos (Jorge Augusto Marcangeli(1) Laboratorio de Artrópodos. Facultad Cs. Ex. y Nat. Universidad Nacional de Mar del Plata. República Argentina), calor: (El apicultor Daniel Rivitti (Apicultura.entupc.com (16/12/03) consiguió eliminar varroa levantando el calor interior del nido de la colmena a una temperatura de 38º),etc.

Evidentemente es una carga pesada para el apicultor tener que combatir este parásito ya que es necesario hacer más de un tratamiento al año y cada tratamiento requiere de 4 a 7 aplicaciones según los casos. Tiempo, dinero, riesgos de contaminación y lo que es peor que a veces, a pesar de haber tratado a las colmenas con algún producto, estas se debilitan o mueren a consecuencia de la infección provocada por otro patógeno que infecta la colonia aprovechando las bajas defensas del sistema inmune de la colonia provocada por el acaro. Hoy día con los precios que tiene la miel es imprescindible producir a bajos costos un producto de calidad, libre de contaminantes y si es posible, con valor agregado. Es evidente que debemos hacer un replanteo del camino que hemos andado en el manejo de nuestras colmenas utilizando todo tipo de productos químicos para curar dos y tres veces al año, alimentando con productos que por lo general contaminan la miel, bajan su precio y elevan el costo de producción. Cuanto más nos distanciemos de un manejo natural, ecológico y orgánico de las colmenas, tanto más difícil, riesgosa y costosa será nuestra explotación. Los productos de síntesis destinados al tratamiento de enfermedades producen resistencias de los parásitos que estamos eliminando y cada vez resulta más difícil el tratamiento de las colmenas. El uso de moléculas naturales seguramente que mejora la situación actual, aunque todavía hay poca experiencia y es probable que con el tiempo surjan dificultades nuevas. En el seminario internacional de miel llevado a cabo en Rafaela 2004 En las disertaciones se indicó que no es correcto que Europa permita el uso de ácido oxálico ya que es “muy tóxico para los riñones”. En consonancia con lo anterior, también se manifestó en el Simposio que el timol puede ser retirado del mercado porque podría ser cancerígeno y que se están realizando estudios en ese sentido en la Unión Europea (Portal Apícola (04/10/04).El uso de la rotenona también tiene sus riesgos ya que se descubrió que aplicada a las ratas produce síntomas idénticos a la enfermedad de Parkinson. (The New York Times (Noviembre 5, 2001).

Investigadores mejicanos ( Rémy Vandame1.2, Marc Colin1 y Gabriel Otero Colina2)han comprobado que hay cierta tolerancia en algunas colmenas a la varroa y que las colmenas africanizadas son mucho más tolerantes a varroa que las de razas europeas. Tolerancia que seguramente se puede aumentar con la selección genética. Remy Vandame y colaboradores concluyeron en sus investigaciones determinando que son dos los principales factores determinantes de la tolerancia de la abeja africanizada a varroa: 1ª- que las crías de abejas africanizadas son dos veces menos atractivas para Varroa que las crías de abejas europeas. 2º- Finalmente, el comportamiento de limpieza de la cría infestada por las abejas africanizadas parece ser de real eficacia; constituye una segunda vía de investigación mayor.

Hay otros casos en que se descubrió resistencia a varroa en algunas colmenas como es el caso del apicultor: Juan Carlos Gutiérrez, pertenece al Centro Apícola El Chaja, de 9 de Julio Bs.As. y al grupo fundacional de éste, "Apicultores del Chaja".

Los entomólogos del ARS John R. Harbo y Jeffrey W. Harris, en la unidad de Investigación de la Selección, Genética y Fisiológica de Abejas de Miel en Baton Rouge, Luisiana, descubrieron el rasgo SMR mientras buscaban la razón para la población disminuida de ácaros observada en algunas colonias de abejas. Aunque las abejas pueden rechazar los ácaros por medio de su comportamiento higiénico, otro factor parecía estar presente en esas colonias. Martín Eguaras descubrió que ciertas abejas de razas no estudiadas de la Argentina eran resistentes a Varroa. (Revista Vida Apícola de España1994).

El apicultor y criador de reinas Daniel Rivitti descubrió que sometiendo a las colmenas a una temperatura de 38 grados las varroas morían y entonces fabricó un calefactor especial y mediante ese tratamiento natural controla la parasitósis. El Dr. Julio Cesar Díaz comentó que las colmenas “criollas” que cría, mantienen el nido constantemente a 38 grados mientras que la Italiana mantiene 32 grados en el nido y que seguramente por eso tiene poca infección con varroa. Apicultura.entupc.com (16/12/03) Abejas Enfermeras. Las abejas que han conseguido reproducir por inseminación artificial Marla Spivak y Gary Reuter, de la Universidad de San Paul de Minesota, son capaces de mantener durante más de un año sus colmenas sin rastro de los ácaros, lo cual significa que los apicultores no dependerían del uso de los caros y contaminantes pesticidas para mantener la producción.

Los apicultores Lusby, profesionales Norteamericanos, han constatado que al reducir el tamaño de la celdilla, la presión de varroa en ciertas colmenas(1) disminuye fuertemente hasta el punto de no tener necesidad de administrar ningún tratamiento. Nadie parece conocer las causas exactas que provocan una disminución de varroa en la celdilla de talla natural. Algunos hablan de falta de espacio, otros, como yo, piensan que la reducción del tamaño de la celdilla tendría como consecuencia un ligero aumento de la temperatura del nido de cría ( Raymond Zimmer)

Son muchas las experiencias y ensayos que sugieren que hay abejas resistentes o tolerantes a varroa, que pueden desarrollarse sin la necesidad de aplicar fármacos o tratamientos alternativos. La cuestión es encontrarlas y multiplicarlas.

Nosotros hace cuatro años que no usamos tratamiento alguno sobre las colmenas y la única vez que usamos un producto, fue un jarabe con propóleos que redujo la infesta de 5% al 1% en algunos apiarios y en otros desapareció por completo. Hicimos tres aplicaciones semanales de 50 cc c/u de una solución azucarada al 66 % con 10% de tintura alcohólica de propóleos al 7% de sustancia activa.. “Entiendo que el propóleos mejoró la capacidad innata de defenderse de la abeja aunque el estudio realizado en la Universidad de Berlín indica que el propóleos mata a varroa. De todas maneras el ensayo que hemos realizado en nuestras colmenas no significa que aporte pruebas contundentes de su efectividad y hasta que los organismos e instituciones de investigación no den un resultado positivo y oficial, no aconsejo su utilización; y si lo hacen, que sea como ensayo y bajo la responsabilidad de cada apicultor.”

Hacemos nuestras reinas seleccionando madres del lote de colmenas que terminó el invierno con mayor cantidad de abejas y tuvo el desarrollo primaveral mas rápido. Utilizamos abejas locales “criollas” como dice el Dr. Díaz que seguramente están cruzadas con las africanizadas. Eliminamos las colmenas más agresivas nucleándolas y colocándoles reinas seleccionadas. Para evitar la consanguinidad tenemos la precaución de llevar los núcleos de fecundación en forma rotativa a lugares distintos de manera que siempre sean fecundadas por zánganos de distinto origen. Además incorporamos las mejores colmenas de la zona que obtenemos de los enjambres que cazamos.

Para que quede claro, no curamos las colmenas, no damos suplementos energéticos ni proteicos. Hacemos un manejo natural de las colmenas seleccionando a las que realmente manifiestan un buen comportamiento productivo al salir del invierno. Las colmenas que se bloquean con miel o polen se descartan. No hacemos un cambio sistemático de las reinas, cambiamos cuando la colonia manifiesta indicios de tener una reina improductiva. Permitimos el recambio natural de reinas en colmenas que por su calidad así lo ameriten. Después de la cosecha que termina a fin de marzo y como máximo hasta el 10 de abril, dejamos a las colmenas con abundantes reservas de miel y polen. Hacemos mucho hincapié todo el año y en especial en otoño invierno en dar a las colmenas una buena ventilación.

Últimamente cada vez que controlo la infesta de varroas no las encuentro (solución jabonosa) y tenemos muy pocas pérdidas de colmenas en invierno.

En realidad nuestra selección no apuntó específicamente a buscar colmenas resistentes a varroa pero es evidente que las colmenas tienen una tolerancia especial a varroa. Vamos a continuar seleccionando las colmenas e incorporando nuevas reinas para evitar consanguinidad. Voy a controlar la temperatura del nido y prestar más atención a la infesta de varroa. El hecho de que no se curen las colmenas facilita la selección de colmenas resistentes a las enfermedades.

Seguramente que en distintos lugares del país hay colmenas resistentes a varroa, es cuestión de encontrarlas y reproducirlas, pero una golondrina no hace verano, esta tarea hay que realizarla entre todos, y en especial, los organismos oficiales especializados. Yo estoy convencido de que es el único camino que queda por recorrer. El PROAPI selecciona cepas adaptadas a cada zona del país tomando en cuenta la capacidad de comportamiento higiénico de la abeja y esta es solo una de las líneas de investigación que deberíamos seguir. Falta seleccionar las cepas que tienen menos atractividad de la cría para varroa, el efecto de la temperatura del nido, del tamaño de las celdillas, la capacidad de despiojarse de algunas abejas, etc.

Sin ánimo de polemizar, yo observo una actitud contradictoria en el manejo sanitario de la mayoría de los criadores de reinas. Por un lado buscan seleccionar colmenas resistentes a varroa, nosemosis, y otras enfermedades y sin embargo realizan tratamientos preventivos contra nosemosis y varroa. Le quitan a la abeja su capacidad innata de defenderse y vuelven cada vez mas resistente a los fármacos a los protozoos y a los ácaros. No se puede seleccionar resistencia a las enfermedades y hacer simultáneamente tratamientos preventivos.

Varroa es por lejos el problema sanitario más importante de la apicultura mundial y cada vez resulta más difícil controlar la infesta porque las varroa adquieren resistencia a los fármacos y además, por contaminar la miel cada vez se restringe mas el uso de productos curativos, muy pronto no se va a poder usar ninguno.

Puede ser que el propóleos resulte efectivo en el control de varias afecciones de las abejas pero además de investigar seriamente en ese sentido, deberíamos buscar abejas resistentes a las enfermedades, especialmente a varroa.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9

similar:

Mejor prevenir que curar por Orlando Valega Apicultor de Apícola Don Guillermo Mail iconPor Orlando Valega de “Apícola Don Guillermo”

Mejor prevenir que curar por Orlando Valega Apicultor de Apícola Don Guillermo Mail iconDesde curar un catarro hasta prevenir el cáncer, pasando por el rejuvenecimiento...

Mejor prevenir que curar por Orlando Valega Apicultor de Apícola Don Guillermo Mail icon1 Juan Manuel Guillermo Contreras Sepúlveda, 2 Miguel Krassnoff Martchenko,...

Mejor prevenir que curar por Orlando Valega Apicultor de Apícola Don Guillermo Mail iconPor Don Croft (Traducido por José B. Editado por Ismael V.)

Mejor prevenir que curar por Orlando Valega Apicultor de Apícola Don Guillermo Mail iconPor Guillermo Hernando Rodríguez Duque

Mejor prevenir que curar por Orlando Valega Apicultor de Apícola Don Guillermo Mail iconAdministración de líquidos por vía oral o parenteral, para prevenir...

Mejor prevenir que curar por Orlando Valega Apicultor de Apícola Don Guillermo Mail iconPor el cual se dictan disposiciones para prevenir riesgos en los...

Mejor prevenir que curar por Orlando Valega Apicultor de Apícola Don Guillermo Mail icon@ explorar un poco más. Don Omar es uno de las figuras musicales...

Mejor prevenir que curar por Orlando Valega Apicultor de Apícola Don Guillermo Mail iconConvenio internacional para prevenir la contaminación por los buques,...

Mejor prevenir que curar por Orlando Valega Apicultor de Apícola Don Guillermo Mail iconBrindar la mejor atención desde la primera vez con la mejor calidad...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com